septiembre 2007

La “nueva” operatoria dental…  

 Gordon J. Christensen (J Am Dent Assoc 2006, 137, (4), 531), maestro indiscutido de la odontología práctica con la base de la evidencia, asistió a la muerte anunciada de la caries… que aún goza de “buena” salud. Pero se ha modificado y, en general, ha habido una reducción de la frecuencia en algunas áreas más que en otras. Se redujeron las caries de Clase I, con aumento de la Clase V. Esto sobre todo en mayores. Por eso, este artículo práctico se centra en la Clase V en pacientes maduros con actividad de caries.

Primero, prevención.- A estos pacientes se los debe alentar a que usen dentífricos ricos en flúor (5000 ppm) todos los días. Si hubiera muy gran actividad de caries, hay técnicas para aumentar la prevención.

Técnica de suministro de fluoruros en gel en concentración elevada y pastas remineralizantes.- 

– Impresión de alginato y modelos de ambos arcos.

– Matriz rígida aspirada en cada modelo, recortada como para que se extienda 1 mm sobre el borde gingival. Servirá para pastas fluoradas y remineralizantes por igual.

– Instrucción sobre cómo colocar bien repartido en las cubetas  el gel de fluoruro en 5000 ppm y su colocación en la boca por lo menos por 5 minutos todos los días, mejor si es antes de acostarse. Si en la zona el agua está fluorada, deberá enjuagarse después la boca, aunque en verdad casi todos toman agua embotellada, jugos, café, té y bebidas carbonatadas., que contienen poco o nada de  flúor.

Es aconsejable complementar con una buena instrucción en higiene dental y asesoramiento dietético, pero es muy difícil cambiar los hábitos de higiene y comida después de largos años de hacerlo de determinada manera. No ceje por ello en sus esfuerzos, aunque pueden ser más eficaces las aplicaciones fluoradas y remineralizantes.

Cuando la situación de la boca torna difícil la higiene, por prótesis fijas, implantosoportadas, removibles y viejas coronas o restauraciones, están indicados los recursos auxiliares como unidades de lavaje con agua, cepillos mecánicos y enjuagues bucales.

El uso de las pastas remineralizantes de fosfato/calcio, como la PROSPEC MI Paste (GC ), es recomendable, en las cubetas vistas o con cepillo durante un mínimo de tres minutos. Un plan  simple diario es la aplicación de las cubetas con pasta  remineralizante y el empleo continuado de dentífrico corriente de  1,000 ppm de fluoruro o los materiales con 5,000 ppm, en cepillo o en cubeta. La discapacitación física y psicológica que pueden generar los años exige el empleo de todos los recursos preventivos incluidas restauraciones de ese tipo..

Las restauraciones en pacientes maduros.- El uso de la amalgama de plata se ha reducido mucho en los EE.UU. (la emplean un 32 por ciento de los profesionales). Es de suponer que sea a causa del oscurecimiento grisáceo que genera. Podría sumarse el color del material mismo y los daños a la salud que se le atribuyen. La elección lógica son materiales estéticos que liberen bastante flúor.

Lesiones de Clase V en dientes relativamente intactos.- Si la ubicación de la cavidad no fuera muy visible, el material de elección es un ionómero vítreo modificado con resina compuesta. Los materiales más eficaces y populares son Fuji II LC (GC) y Vitremer Restorative Material (3M ESPE). Ambos dan un resultado estético adecuado, no excelente, longevidad aceptable y liberan cantidades significativas de flúor.

Lesiones de Clase V en áreas de exigencia estética.- En las áreas estéticas, es posible aplicar los mismos materiales vistos en el fondo de la preparación, cubiertos con una capa de resina compuesta en la superficie. Esta técnica da un excelente resultado estético con el potencial de reducción de caries.

Restauraciones en los márgenes de coronas o prótesis fijas existentes. Mi material de elección para estos casos es un ionómero vítreo modificado con resina compuesta.. Por el momento no existe una técnica buena para la reparación estética de estos márgenes.

Los pacientes maduros con severas caries o incapaces de tolerar la atención física que requieren pueden estar bien servidos por unos pocos años by con la aplicación de un IV reforzado  convencional (Fuji IX GP, GC). Da buenos resultados en pediatría y geriatría, con un servicio aceptable y capacidad preventiva.

 

VOLVER