PERIODONCIA

(hacer clic en el tema elegido)

 

 agosto 2012  El espacio biológico y su importancia en periodontología y prostodoncia

  abril 2012     El periostio es cosa seria y está subvalorado


   mayo 2010  Dolor y tratamiento en las enfermedades periodontales (haga clic en el texto)

 

VOLVER (al índice)


 

  diciembre 2007     Brevísima                                              

 Mountouris G, Anagnostou M y Papazoglou E (J Prosthet Dent  2007 sep;98(3):235), como todos nosotros, nos encontramos con que los dientes móviles por compromiso periodontal pueden desplazarse de su posición liberada de carga mientras se procede a la ferulización. y terminar estabilizados en una incorrecta  posición, con interferencias oclusales e innecesarios  ajustes. Presentan entonces una técnica con un aparato de vacío para crear un molde sobre modelo con férula metálica que permita transferir ésta a la boca para adherirla allí. La hoja termoplástica mantendrá los modelos en posición durante la adhesión.

  VOLVER (al índice)

 

noviembre 2007     Perioprótesis

La enfermedad periodontal avanzada significa pérdida severa de soporte dental y de dientes, incluidos los de diagnóstico dudoso. Los dientes remanentes, por su movilidad habitual, requieren una ferulización para comodidad del paciente. Una prótesis ferulizante restaurará la función y la estética, y ayudará a prolongar la sobrevida de los dientes remanentes. Aporta rigidez, distribuye más favorablemente la carga masticatoria por todo el arco dentario y evita la sobrecarga de algunos dientes. Por sus pocas complicaciones pueden resultar muy útiles, siempre que se respeten las condiciones básicas. Los costos se han reducido y con ventajas desde el uso de aleaciones de cobalto/cromo.

Extensos puentes bilaterales que no cumplían con la ley de Ante de 1926 han venido teniendo éxito desde la década del 70 en la rehabilitación de estos pacientes. Ley de Ante: “al planificar y diseñar dentaduras parciales fijas, el área pericementaria remanente en los dientes pilares debe ser igual o superior a la de los dientes a remplazar.”

Se pueden realizar las perioprótesis con un número reducido de dientes remanentes siempre que: 1) las preceda una adecuada terapéutica periodontal, 2) la siga un programa de control de placa efectivo para  prevenir la recidiva, 3) los pilares estén bien distribuidos y la infección periodontal esté bajo control, que con apenas 20-30% del soporte original puede ser suficiente y 4) se respeten los siguientes principios.

Principios de perioprótesis

I. El paciente debe estar plenamente consustanciado con los objetivos y los medios. Siendo así, los pasos son:

1.   Examen / diagnóstico / pronóstico / motivación

2.                Tratamiento periodontal

3.                Nuevo examen a los 3 a 6 meses

4.                Fin de tratamiento y correctivo

5.                Extracción de dientes irreparables y remplazo con férula  temporaria

6.                Cirugía periodontal para eliminación de bolsas, cuando necesaria, y para alargamiento coronario

7.                Terapia periodontal complementaria por 3 a 6 meses

8.                Reevaluación

9.                Realización de la férula final.

10.           Mantenimiento (revisión a los 3 a 6 meses).

 

II. El diseño requiere:

1.   Modelos montados en articulador semiajustable y encerado de diagnóstico de la férula futura

2.   Una plantilla al vacío ayudará a generar la férula provisoria.

3.   Considerar el número y distribución de los dientes pilares y las extensiones, donde:

a) El objetivo es un puente de 10 a 12 unidades, para lo cual suele ser más seguro usar por lo menos 4 a 6 pilares

b) La distribución simétrica de los pilares, p ej una situación de incisivos centrales maxilares, caninos y segundos premolares sería ideal para obtener óptima distribución de la carga.

c) Lo deseable es un mínimo de 30% remanente de soporte periodontal

d) Un máximo de dos unidades a extensión (cantilever), uni- o bilaterales

e) La extensión posterior de uno o dos premolares asegura la estabilidad oclusal al prevenir la inclinación anterior

f) Es preferible que el pilar distal adyacente al cantilever no esté  endodóncicamente tratado, para reducir el riesgo de fractura.

g) Si hay postes, conviene un efecto férula de por lo menos 3 mm.

g) Suele ser posible realizar márgenes supragingivales, lo que simplifica los procedimientos y facilita el control de la placa.

h) Un chanfle o, mejor, una preparación en filo de cuchillo es lo más apropiado, pues sobre las raíces un chanfle o un hombro pueden provocar exposición pulpar. Un cuello entero metálico no suele ser problema estético por la retracción grande, salvo labios muy cortos.

i) Las coronas clínicas largas de estos casos aumentan la retención y la resistencia.

j) Se debe poner cuidado y empeño en las caras distales de los posteriores para que sean paralelas a las caras vestibulares de los dientes anteriores; para lo cual sirven los modelos de diagnóstico.

k) Conviene que el esqueleto metálico sea fuerte, sobre todo, en distal de las coronas distales, con unos 5 mm de altura y 4 mm de ancho.

l). Las caras oclusales deben guiar las fuerzas masticatorias en sentido axial

m) Es importante dar morfología funcional a las caras posteriores de los dientes anteriores para contribuir a esa dirección de las fuerzas

n) Deben ser mínimas la sobremordida y el resalto anterior.

o) Los movimientos laterales deben tener guía anterior, sin contacto de las extensiones.

p) Se debe controlar periódicamente si no hay desgastes anteriores que generen mayor carga indebida sobre las extensiones.

Indicaciones.  Se desprenden de lo visto y deben tomar en cuenta las posibles complicaciones biológicas: caries, endodóncicas (por el tallado), periodontales;y las poco frecuentes técnicas: pérdida de retención (3,3% - por incorrecta preparación), fractura protética (2,1%) y fractura de pilares (2,4%)

Las fallas en este tipo de perioprótesis (i) aumentan con el tiempo, (ii) son más comunes con extensiones y (iii) son más frecuentes en pacientes tratados por generalistas.

Contraindicaciones. i)La falta de motivación y de cumplimiento del paciente; ii) sus exigencias poco realistas funcionales y estéticas; iii) una relación intermaxilar que no permita los contactos oclusales anteriores (Clase II, div 1); y iv) una distribución desfavorable de los pilares.

Se puede resumir con las palabras de Sture Nyman “...ningún  tratamiento de esta clase debe ser provisto a pacientes mal dispuestos o incapaces de mantener un alto nivel de control de placa, o por dentistas indispuestos o incapaces de diagnosticar la presencia de depósitos bacterianos en las superficie dentarias.” (Sobre la base de: S. Kourkouta1, K. W. Hemming y L. Laurell, British Dental Journal 2007, 203, 189) 

VOLVER (al índice)

 

                                                                              febrero 2007


Los antiácidos comunes en la gingivitis 

Las sustancias químicas (no los “químicos”, mal traducidos) que se utilizan para calmar la acidez estomacal podrían servir para luchar contra las bacterias que enferman las encías, dicen en Rochester y Gotenburgo. [N de la R. Es curioso que los anglófonos llamen a este padecimiento heartburn, es decir, quemadura de corazón.]

Un estudio de noviembre de Archives of Oral Biology indagó en los ingredientes activos de los antiácidos populares, como el compuesto denominado lansoprazol (LZ), parte de la familia de los bencimidazoles, destinados a reprimir la acidez estomacal y a eliminar los Helicobacter pylori (las bacterias responsables de las úlceras estomacales). Pero se concentraron en el Fusobacterium nucleatum, la bacteria que más complica la situación gingival con su papel crucial en generar las enfermedades periodontales. Cuando el medio bucal se acidifica, el LZ químicamente modificado entra en acción, incapacitando al Fusobacterium nucleatum e impidiendo que produzca sus toxinas o que sirva de lugar de asentamiento. Cuando el medio bucal vuelve a la normalidad, el LZ simplemente “se apaga.”

El Dr. Robert Marquis, de Rochester, afirma que “los bencimidazoles ya no son apenas un medio para el reflujo ácido,” como ya “esenciamos” en U. O. No sólo son una promesa en la prevención de caries, como ya demostramos, sino que tienen efectos protectores para mantener controlada la gingivitis. No es loco pensar que algún día serán promovidos más universalmente para la salud dental en dentífricos y colutorios.”

Agregó que en una sociedad dedicada a chupar barras de caramelo y deglutir gaseosas azucaradas hay un ciclo de erosión ácida y reparación que no da tiempo a ésta y es preciso intervenir contra los gérmenes responsables y el medio que los favorece. British Dental Journal (2006); 201, 620

G.F.

“Salvo que uno sea un cretino, se muere siempre en la incertidumbre de su propio valor y del valor de la obra que ha escrito.”

Y entonces sale fresquita del horno, o del JAMA, que tomar antiácidos durante más de un año en forma continuada puede elevar el riesgo de producir fracturas de cadera en personas de más de 50 años.(Dic 27 2006)

volver (a índice)

                                            Setiembre 2002

Para no dejar cicatrices visibles, P. Velvart (Int Endo J 2002;35,may [5]:453) 
propone la técnica siguiente.


1.              Dos incisiones verticales liberadoras, un diente por distal y un diente 
     por mesial del afectado.

2.              Incisión marginal, iniciada en la base de la papila, con dos incisiones 
         diferentes: (a) corte en la base de la papila, horizontal, con 1,5 mm de 
         profundidad, ligeramente convexo hacia apical, para terminar en ángulo 
         recto con el diente; (b) con el bisturí casi paralelo al eje longitudinal del 
        diente se hace el segundo corte, dirigido hacia la cresta ósea (dientes
        periodontalmente sanos), donde se convierte el colgajo dividido en 
        colgajo pleno.

3.          Se unen las incisiones verticales con un corte en el fondo del surco.

4.          Levantamiento del colgajo.
 
5.         Descenso del colgajo y sutura comenzando por las incisiones verticales, 
        con cuidado de lograr el perfecto enfrentamiento a nivel de las bases de 
        las papilas.

6.-         Sutura de las papilas con tres puntos de polipropileno fino.

        El resultado de su investigación clínica fue excelente.

 

         

VOLVER