noviembre 2002

BLANQUEAMIENTOS

Recopilado por el Dr. Emilio Bruzzo

 

El peróxido de hidrógeno se presenta líquido y se puede adquirir en cualquier droguería o farmacia en cuyo caso solicito "gel de peróxido de hidrógeno al 35%" ya que también lo utilizo para los blanqueamientos en piezas vitales y es infinitamente más económico que en el mercado odontológico.

También hay set para blanqueamiento dental que traen como producto activo este peróxido y "Septodont" lo vende desde hace muchos años, quince por lo menos con el nombre comercial de "Endoperox" específicamente preparado para estos casos en no vitales y viene en forma de "pastillas" de muy fácil dilución y mezclado para darle la consistencia que uno desee. Si deseas que el tratamiento sea algo mas "efectista" y tal vez rápido se puede colocar también el peróx. por vestibular, aislando correctamente tejidos blandos, mientras haces las maniobras de colocación en cámara, ayudando con acción de calor o luz.

En cuanto a los blanqueamientos en dientes vitales hay distintas técnicas y productos.

Así serán en consultorio, ambulatorias o combinadas según el lugar de realización.

Hay también métodos aceleradores del proceso de blanqueamiento por acción de luz, laser, arco de plasma, o con las más modernas y potentes lámparas de fotocurado, para utilizar según sus fabricantes con un gel específico con mayor afinidad a la luz. (Igualmente entiendo que la acción de la luz siempre acelera algo el proceso, independientemente del gel o producto que se use, lo hace el calor, ya que se libera mucho más oxígeno, es por eso que algunos autores en los tratamientos de no vitales aconsejan introducir un instrumento caliente en cámara en contacto con el peróxido.)

Para los tratamientos en consultorio, los agentes blanqueadores más comúnmente utilizados son peróxido de hidrógeno 35% o peróxido de carbamida también al 35%. Hay otros productos pero no de tan probada eficacia y modernas técnicas de blanqueo mediante gases hiperoxidantes naturales (va un informe aparte).

En los trat. ambulatorios siempre el agente es peróx. de carbamida en presentaciones desde 10 al 22%.

En mi caso siempre empleo una técnica combinada para asegurar el mejor resultado posible, y para que el paciente le adjudique la importancia que realmente tiene, lo que no ocurre cuando solo le entregamos el material para tratamiento domiciliario.

 

1ra sesión-

               -evaluación del caso (debemos asegurarnos que la boca esté sana, no es aconsejable hacerlo, cuando hay presencia de caries u obturaciones con filtración), deteminar las características de la pigmentación (manchas u oscurecimiento provocados por amalgamas, aún cuando han sido reemplazadas no se blanquean, y los grados altos de fluorosis o pigm. severas por tetraciclinas son de difícil eliminación o necesitarán trat. más prolongados), 

               -hacer la mejor tartrectomía, higiene y cepillado mecánico posible. Instruir al paciente para su correcto mantenimiento.

               -toma de impresiones para realizar las cubetillas que se le entregarán al pacte. Estas se hacen con hojas o láminas de vinilo delgadas, termoformadas con máquinas estampadoras con bomba de vacío tipo Vacu-Press o Ultra-Form. El laboratorio para realizarlas deberá, sobre el modelo, adicionar sobre la cara vestibular de las piezas a blanquear y cubriendo (según mi criterio) todo el borde incisal hasta 1 mm por palatino, algún producto espaciador, para crear un reservorio donde el pacte. colocará el peróx. de carba. que nosotros le entreguemos.

Hay productos específicos para tal fin como Block-out de Ultradent, algunos laboratoristas han optado ingeniosamente por utilizar esmalte de uñas, cera de alto punto de fusión, etc.

Es preferible que ese reservorio no llegue hasta el margen gingival y que ese milímetro de la placa esté bien adaptado a la superficie dentaria, para evitar que el gel blqdr. fluya con demasiada facilidad hacia el vestíbulo. El contorno vestibular de la placa debe ser coincidente con todo el márgen gingival.

                  -tomar un registro del color actual y entregárselo al paciente (muy importante), también es necesario aclararle que no todos los casos son iguales, que algunos pueden demandar más tiempo y/o sesiones y asegurarle que sí habrá una modificación de color, pero no hasta que punto, para no generar falsas expectativas.

2da. sesión

                -Cepillado mecánico para asegurarnos la higiene bucal y ausencia de placa.

                -Aislamiento de tejidos blandos (encía marginal) para protegerla del contacto con el peróx. de hidróg,

Los kit de blanq. suelen traer estos productos (ej: block-out, el mismo que usamos para la cubeta, opal-dam, que además refleja intensamente la luz aumentando el efecto de ésta, sino se podría utilizar  vaselina sólida y goma-dique, pero es de difícil colocación y remoción)

                -Colocación del gel de blanq. por vestibular e incisal de todas las piezas a blanquear y dejar actuar no menos de 20 minutos. Mientras tanto se podrá exponer a intervalos a la luz de nuestra lámpara halógena o al calor de la proximidad del foco. En algunos casos el gel se "seca" por lo que se puede adicionar donde se necesite.

               -entrega al pacte. de la cubetilla y el peróxido de carbamida que hemos elegido para uso ambulatorio. (Sugiero hacer entrega gradual del gel domiciliario para mejor racionalización del mismo). El paciente deberá dormir con ella o utilizarla por lo menos durante tres horas diarias y no menos de diez a quince días. En algunos casos el resultado es muy rápido, pero el paciente siempre quiere más. El tiempo de utilización en días estará supeditado al resultado obtenido y al común acuerdo o por la detención del efecto.

Se le puede entregar también una crema dental a base de peróxido de carbamida para acompañar el proceso o indicarle su compra. (ej. opalescence, hexiben, rembrandt)

3ra. y 4ta. sesión

             -se limitará únicamente a la colocación del gel en consultorio, al control del proceso y a la entrega de nuevas dosis de p. de carb. (La realización de estas sesiones quedará a criterio nuestro, de acuerdo con los resultados que se vayan obteniendo) 

El control  de color se deberá hacer en cada una de las sesiones, yo trato de mostrarle el cambio recién al final del tratamiento. 

Se aconseja evitar durante todo el proceso el consumo en abundancia de alimentos o sustancias con alto contenido de pigmentos ej. café, té, mate, cigarillo, etc.

Es común la aparición de cierta hipersensibilidad ante estímulos térmicos durante el tratamiento, el paciente debe ser advertido de esta posibilidad, que desaparecerá como máximo al terminar el mismo. En este caso se pueden aconsejar cremas dentales desensibilizantes, o tratar con productos de aplicación tópica.

Existen muchos productos a base de peróxido de carbamida en distintas presentaciones y porcentajes.(Clarident, Contrast, Nigth-white, etc.)  La más común y práctica es en jeringas desde el 10 hasta 22%, algunas saborizadas (opalescence)

El peróxido de carbamida al 35% es de uso domiciliario, es un agente de acción rápida por su alto porcentaje.

Se realiza la cubetilla como para el de hidróg. pero es el profesional quién la instala en boca con p. de c y se le solicita al paciente esperar su efecto durante no menos de 1 hora en la sala de espera. Se puede combinar con la domiciliaria con bajo porcentaje.

Esta técnica no le quita tiempo al profesional en consultorio y permite controlar el proceso. Es también aconsejable para aquellos pacientes que no se sienten capaces de dorrmir con la cubeta o  de usarla el tiempo necesario para su correcta acción.

 

VOLVER