junio 2005     

 

Pulpotomía con hidróxido de calcio

 

La pulpotomía con hidróxido de calcio consiste en la remoción parcial de la pulpa viva, generalmente la totalidad de la pulpa cameral y entrada de los conductos, con aplicación de hidróxido de calcio, que estimula la pulpa residual, favorece la formación de una barrera de neodentina;  permite la conservación de la vitalidad pulpar y el desarrollo radicular.

Está indicada en dientes permanentes con ápice abierto que han sufrido 1)  un traumatismo con exposición pulpar o de dentina prepulpar, como en las fracturas del ángulo de los incisivos ,o 2) una exposición pulpar operatoria, si la pulpa radicular no estuviera afectada (ausencia de signos clínicos y radiológicos).

TÉCNICA

·         Anestesia

·         Aislamiento absoluto y esterilización del campo operatorio.

·         Si hubiera, eliminación del tejido cariado.

·         Apertura de la cámara pulpar y entrada con fresa redonda (6 al 11) con contraángulo en baja velocidad.

·         Eliminación del techo cameral, con la fresa desde dentro de la cámara contra el techo e en impulsándola hacia fuera. Para que no qued dentina del techo de la cámara pulpar o los cuernos pulpares.

·         Eliminación del tejido pulpar cameral con una cucharilla afilada o un excavador, hasta la entrada de los conductos radiculares, donde será muy bien cortado para que no queden restos de tejido pulpar en el suelo de la cámara.

·         Lavado de la cámara pulpar con jeringa y bolitas de algodón impregnadas en agua de cal, suero fisiológico o agua oxigenada diluida, hasta eliminar los restos pulpares y conseguir cohibir la hemorragia. Debe comprobarse que se han formado coágulos a la entrada de los conductos radiculares.

·         Aplicación de la pasta de hidróxido de calcio puro sobre el remanente pulpar; se coloca con portaamalgamas una porción de la pasta sobre la entrada de cada uno de los conductos, se presiona ligeramente con una bolita de algodón en busca de que dicha entrada quede bien sellada.

·         Aplicación de una capa de óxido de zinc-eugenol (o IRM) de al menos de un espesor de 1 mm.

y 10. Restauración final

Cada 3 a 6 meses se comprueba la ausencia de signos clínicos y radiológicos y el desarrollo radicular normal. Se puede afirmar el éxito cuando se observa en la radiografía la formación de un "puente dentinario", comparada con la imagen radiológica del diente contralateral.

 El fracaso se produce con dolor espontáneo o inflamación o ambos, radiolucidez periapical con fístula o sin ella, o reabsorción dentinaria interna (complicación que endodoncia inmediata). En ocasiones puede producirse la obliteración del espacio pulpar por formación dentinoblástica exagerada (reparación atípica).

Alicia Jiménez Rubio-Manzanares y Juan José Segura Egea

Consejitos prácticos para endodoncia

Sugiere Doug Kase (1) que si se está usando EDTA líquido como irrigación durante la instrumentación final para limpiar el barro dentinario, hay que hacer un muy buen lavado posterior con clorhexidina en una jeringa con aguja irrigadora calibre 30. Se llenan los conductos con esta solución y se agita bien un instrumento y se vuelve a irrigar. (2) Si se usó NaOCl antes, no se debe usar la clorhexidina sin un buen lavado previo. La mezcla de esas dos sustancias producirá un color de óxido con tinción de la estructura dentaria interna.

 

  

Sistema de instrumentación Lightspeed

Características generales de Lightspeed                                       Lightspeed nº 20 y 57,5

TÉCNICA

·         Abrir, localizar conductos y permeabilizar

·         Determinar la longitud de trabajo (LT).

3. Introducir una lima K 15 en el conducto, hasta que encaje ligeramente.

4. Limar circunferencialmente con ella a LT hasta que se sienta holgada.

5. Irrigar profusamente con hipoclorito de sodio. El conducto deberá estar inundado de líquido durante todo el proceso de instrumentación.

6. Hacer girar un instrumento Lightspeed (LS) 20 a 2000 RPMy avanzar el instrumento ligeramente hacia apical (pero sin ejercer presión apical). Por lo general, alcanzará apical sin ninguna resistencia, o, a lo sumo, en el último milímetro. 

Repetir con el 22.5, 25, etc.. Si un instrumento se traba en las paredes, se           hace un movimiento de avance y retirada (1 mm. y retroceder 3 a 5 mm.), similar al atacado de una amalgama (sin presión apical). (Si se nota mucha resistencia, se          vuelve al número anterior. Se sigue aumentando el calibre del instrumento, pero              ya con precaución, mediante un movimiento de impulsión-tracción continuado,                hasta llegar a un  instrumento que trabaje en los tres milímetros más apicales del conducto (instrumento o lima maestra apical). Ello compensaría la sección oval de        los conductos, en gran parte de los casos. El encaje de la lima en el último            milímetro se produciría respecto al eje menor de la sección del conducto, por lo         que dejando ahí, quedarían paredes sin limpiar. Tres milímetros más a coronario,         el eje menor es ya equivalente al eje mayor del ápice, por lo que si la lima encaja              bien ahí, también limpiará bien todas las paredes del milímetro apical. Acabada la instrumentación con la lima maestra apical, procederíamos entonces al step-back.

7. Irrigar profusamente cada dos instrumentos. Sería recomendable alternar el hipoclorito de sodio con EDTA.

8. Proseguir hasta alcanzar el instrumento maestro apical (IMA) deseado.              Se suele instrumentar hasta un instrumento que dé una sensación táctil de trabajar           en las paredes del tercio apical del conducto, que podría ser un IMA 47,5 y la LT   21mm.

9. Darle conicidad al conducto, pues hasta este punto se lo preparó cilíndrico.          Para ello, se usa un 50 a 20 mm. (LT-1), 52,5 a 19 (LT-2), 55 a 18, 57,5 a 17,        60 a 16, 65 a 15, y así hasta donde se estime oportuno. En general, se ensancharán       por lo menos 25 centésimas de milímetro más que el IMA (p.e., si el IMA era un 40, ensanchar hasta un 65; si era un 30, hasta un 55). Para dar conicidad, a nivel de los tercios medio y coronario, el uso de los LS puede complementarse con el uso de los trépanos de Gates-Glidden.

10. Irrigar profusamente cada 2 instrumentos.

11. Pasar de nuevo el IMA (47,5) a LT (21), para asegurar la penetrabilidad             total del conducto.

12. Irrigar de nuevo. Obturar.

NORMAS GENERALES:

1. Aplicar una presión apical muy ligera.

2. Utilizar una velocidad entre 750 y 2000 RPM.

3. Mantener la RPM seleccionada constantemente.

4. Entrar en el conducto con el instrumento ya girando.

5. Utilizar un movimiento de avance-retirada cuando se encuentre resistencia.

6. Irrigar y mantener el conducto repleto de irrigante cada dos instrumentos.

7. No saltarse números. Es necesario pensar en los Lighspeed como unos ensanchadores, capaces de agrandar un espacio preexistente, en la medida que sean capaces de introducirse ligeramente en él. Si no hay vía de paso, carecen de capacidad para penetrar, y, por tanto, presionar sobre ellos es inútil, y a lo único a que puede llevarnos es a la fractura del instrumento.

8. No forzar apicalmente el LS.

9. No mover el LS continuamente hacia apical cuando se note resistencia.

10. No instrumentar conductos secos o semisecos.

11. No utilizar más de 8 veces las limas pequeñas (hasta el 47,5) y 16 las grandes (del 50 al 100).

12. No ejercer presión apical ante un obstáculo.

13. Volver a la lima anterior si existe alguna dificultad para la progresión apical del instrumento.

14. Si persiste la dificultad para progresar con el instrumento, probar con otro instrumento del mismo número (por pequeños problemas de calibrado del instrumental, aun así relevantes).

15. Si la dificultad hiciera sospecha la existencia de una curvatura importante,        se ha de instrumentar manualmente el conducto (con limas Lightspeed).

Se puede variar ligeramente la técnica, haciendo una preparación de la porción coronaria previa a la preparación de la porción apical (técnica step-down).

 

Miguel Roig Cayón, Carlos Canalda Sahli y Esteban Brau Aguadé. ( Barcelona. España)

 

VOLVER