junio  2004                                                

          Nanos...

Hemos publicado material precursor sobre los nanos en estas páginas etéreas, todo muy bonito y muy teórico. En la revista Compendium de septiembre 2003, el Dr. Nicholas Davis encaró un aspecto práctico, muy adecuado para esta sección.

Dice allí este colega de la Academia Norteamericana de Odontología Estética que un nanocomposite, el Filtek Supreme, pertenece a una nueva categoría de estos materiales. Contiene dos rellenos: (a) nanopartículas, que son partículas individuales de entre 20 y 75 nanómetros (0,02-0,075 micrones), y (b) nanorracimos, que son grupitos de nanopartículas unidos pero más o menos sueltos. Cuanto menor es la partícula, mejor y más duradero es la restauración.

El tratamiento de un caso descrito por Davis, sirve de ejemplo para practiquísimas.

1. Ante una fractura mesioincisal de los dos centrales, en una adolescente, toma de color y toma de impresiones para preparar una matriz.

2. Modelo de yeso y reconstrucción en él de ambos ángulos, con excedente y recorte posterior.

3. Toma de impresión con pasta consistente que cubra ambos dientes.

4. Creación de una ventana lingual en la matriz, con bisturí.

5. Preparación de los dientes mediante remoción de los restos irregulares del esmalte fracturado, redondeo de los ángulos agudos y creación de un ancho bisel con piedra de diamante; no requiere anestesia.

6. Se inicia la reparación por el diente menos dañado, hasta completarla, pulido incluido, con cuidado de que no resulten asimétricos.

6. a. Acondicionamiento con ácido fosfórico al 35% y aplicación de resina sin relleno

6. b. Procedimiento por capas, con ayuda de la matriz para lingual, comenzando por ejemplo con A4, en cantidad como para cubrir toda el área fracturada y fotopolimerización.

6. c. Retiro de la matriz y fotocurado por lingual.

 

Incisivo provisorio sobre implante

Jean-Michel Gonzalez (Revue d’Odontostomatologie, sept 2003) presenta una paciente portadora de removible para remplazo del central superior izquierdo, en la que se ha de reproducir el diastema central que tenía antes de la pérdida dentaria.

·              Impresión y modelo, que servirá de guía quirúrgica y para confeccionar dos hemnigoteras, a ambos lados del edentulismo.

·              Como separador que evite la fricción entre yeso y acrílico utiliza una lámina de plomo de paquete de R-x.

·              Colocación de un implante (Biocare RP 11,5 mm).

·              Ubicación de elemento de transferencia.

·              Se solidarizará éste a las goteras y se logrará un registro más estable, más preciso.

·              Retiro de la llave de resina y ubicación de una réplica del implante sobre el transferidor.

·              Modelo de yeso y silicona queda con la réplica ubicada.

·              En un segundo tiempo quirúrgico, es cuando se coloca la corona provisoria de resina acrílicia sobre componente provisorio antirrotacional.

·              Se ubica el provisorio y se controla la oclusión.

·              Se obtura el acceso con una bolita de algodón para proteger la cabeza del tornillo pilar y se recubre con resina de endurecimientop lento (tipo Systemp.inlay).

·              Después de semanas de cicatrización, se retira el provisorio para la impresión definitiva y se observa que se generó un receptáculo ideal para el logro de una restauración estética y para poder trabajar con el elemento definitivo sin molestias o dolores.

 

 

SFF: por qué, cuándo, cómo y con qué...

 

El sellado de fosillas y fisuras es un procedimiento aceptado hoy hasta por los peores mercaderes de la salud, tras apenas 40 años de su primera indicación. Mucho ha evolucionado desde entonces, pero sigue sin ser suficientemente realizado. La indicación depende de dos ámbitos de criterios: el paciente (riesgo de caries, edad y comportamiento) y el diente (tipo y anatomía, etapa de erupción, estado de caries).

¿Por qué sellar? Porque una gran cantidad de lesiones se inician en los surcos oclusales, adonde no llega la eliminación de la placa.

¿Cuándo?

Cuando el riesgo de caries sea elevado, con la reserva señalada por Hausen (2000) de que no es una indicación inmediata; en particular, porque puede haber caries de F y F en progreso y no hay convicción total de que se las pueda dejar bajo el sellador. Se aplican todas las otras medidas preventivas y tras un período de observación del cumplimiento y del progreso, entonces sí se pueden aplicar los SFF.

El caso ideal es el de riesgo moderado, con higiene perfectible, índice CAO medio y una lesión de caries nueva como máximo en un año. La edad ideal estaría entre los 6,5 y 7 años, cuando esté completamente desarrollada la cara oclusal del molar.

¿Cómo?

No se aconseja abrir los surcos, salvo en casos de caries evidentes; en cuyo caso, se procederá como en cualquier restauración, con resinas fluidas. Pero es cierto que en fisuras muy cerradas queda el riesgo de una aplicación insuficiente del material y caries.

·        Aplicación de dique de goma. Método ideal, pero no ineludible en caso de dificultades.

·        El aeropulido sería el mejor método para preparar la superficie, aunque se puede limpiar con piedra pómez.

·        Grabado, preferentemente con ácido fosfórico (30-40%), 15-30 segs. Sin olvidar las fosillas palatinas y vestibulares.

·        Lavado, el mismo tiempo.

·        Secado, muy eficaz pues no es en dentina.

·        Aplicación del sellador, según estrictas indicaciones de fábrica.

·        Polimerización, por lo menos por 20 segundos.

·        Control de la oclusión.

¿Con qué? (a) Resinas tradicionales, o “selladores”, con relleno (Delton FS, Helioseal F, Ultraseal XT) o sin él (Concise White Sealant, Clinpro Sealant), con F o sin él. Son preferibles las resinas opacas.

(b) Los cementos de IV (Fuji II LC) y compómeros (Dyract Seal), aun cuando sus actividades anticariosas tengan una duración no demostrada.

(c) Las resinas “flow”, fluidas, son viscosas y podría no quedar asegurada la penetración en las fisuras. (Patrick Missika y Jean Michel Stroumza, Rev d’Odontostom, sept 2003)

 

 

VOLVER