junio   2003            

Iluminando la aclaración

“Aclaremos”, decía el dentista, y echaba peróxido al diente, como la abuela que se lo echaba en el pelo y quedaba “oxigenada”. Tema de conveniente moda éste y merece que echemos un poco de luz al aclarar.

Se puede aclarar los dientes con una cantidad de sistemas comerciales y hasta con receta en una buena farmacia. Lo aclarado dependerá de las variaciones químicas individuales y de las instrucciones.

Hay sistemas cuyos fabricantes dicen que el uso de luz es optativo y dieron el mismo resultado que los que era imperativo. Es más, dentro de cada sistema se obtiene un resultados comparable con luz y sin ella.

Para los investigadores de la CRA, los mejores resultados fueron obtenidos con Opalescence Xtra Boost, LumArch y Zoom. Las diferencias con los aclaradores pasados es que actualmente a los geles usados en el consultorios se les agregan activadores químicos para acelerar el proceso (LumaArch lo logra en 24 min) o para reducir el ingrediente activo (Zoom).

Con todos puede producirse sensibilidad, con luz o no, y se debe al gel y se resuelve dentro de las 48 horas.


VOLVER