julio 2010

 

Uso de un diente natural como póntico

 

Abhishek Paroli et al, en el Australian Endodontic Journal, prtesentaron el caso de un hombre de 40 años, con fractura oblicua del 1.1, por una caída días antes (Fig. 1). Dientes adyacentes, vitales, normales. Se imponía la extracción, más uso de prótesis temporaria para rehabilitar función y estética. Se consideró la posibilidad de usar la corona clínica como póntico.

 

 

   Fig 1 Preoperatoria, 1.1 corona fracturada en cervical

 

Los criterios indicados para el uso de un diente natural como póntico adherido con resina compuesta más fibra para ferulización, son:

1. el deseo del paciente de tener su diente natural, tras la  extracción;

2. el deseo del paciente de mínima invasión;

3. el deseo del paciente de una rápida e inmediata fijación en área estética tan importante;

4. la corona extraída y los pilares deben estar en una  razonable buena condición [aquí se ven serias abfracciones];

5. el diente natural para el póntico no debe participar en una oclusión céntrica o funcional excesivas;

6. buena relación costo efectividad;

7. dientes periodontalmente involucrados que respalden la  extracción;

8. dientes con raíces fracturadas;

9. dientes reimplantados sin éxito después de su avulsión; y

10. fracaso endodóncico.

 

Contraindicaciones:

 

1. hábitos parafuncionales;

2. corona clínica corta para una buena adhesión;

3. inadecuado espacio interoclusal para el refuerzo con fibra o alambre ortodóncico;

4. imposibilidad de mantener el aislamiento del campo  durante la adhesión

5. dentición primaria.

 

Técnica

  

1.    Plan de tratamiento

2. impresiones de alginato (Zelgan 2000 DENTSPLY) de ambos arcos

3. modelos en yeso piedra (Kelrock)

4. extracción atraumática y hemostasia (Fig. 2).

  

Fig 2 Post-extracción 1.1

 

5. La corona extraída se separa del sitio de fractura con  diamante y se pone en solución fisiológica (Fig. 3).

 

   Fig 3 Corona separada de la raíz

 

6. Limpieza y ensanchamiento del resto de conducto en la corona y sellado con resina compuesta.

7. Modificación de la porción cervical para que se adapte al reborde remanente, para facilitar la limpieza y dar  apariencia de perfil emergente.

 8. Prueba de este póntico en el modelo e índice demasilla elastomérica (Fig. 4).

 

     Fig 4 Póntico natural en el modelo

 

9. Medición de la tira de fibra de vidrio (Polydentia SA) de   canino a canino, que se deja en una superficie limpia para evitar la contaminación.

10. Prueba en boca y ajustes necesarios

11. Asperización de los pilares y el póntico con piedra en llama

12. Aislamiento, limpieza y secado de todo lo involucrado.

13. Grabado de estos mismos con áciodo fosfórico (Mission Dental), 30 s, lavado y secado.

 14. Aplicación de resina sin relleno (Adper Single Bond 2, 3M ESPE) y curado.

15. Aplicación de una fina capa de composite fluido (3M ESPE, FiltekTMZ350) sobre los pilares y el póntico (Fig. 5).

 

   Fig 5 Póntico (1.1) en posición

 

16. Se empapa bien la tira de fibra de vidrio medida con la   resina sin rellenar, es la pone en posición y se polimeriza.

17. Se coloca otra capa de composite sobre la tira, para asegurarse de que toda la tira esté bien cubierta y se polimeriza.

18. Eliminación de excesos de composite y de interferencias oclusales en protrusión y lateralidad

19. Terminación y pulido.

Pese a ser una técnica exigente, que requiere más tiempo de sillón que una removible, tiene ventajas:

a. excelente estética;

b. preservación de la situación natural;

c. una sola visita;

d. sin laboratorio;

e. menor impacto psicológico;

f. técnica reversible para otras opciones [o para colocar un reimplante y reinsertarla hasta la oseointegración];

g. puede ser interina o definitiva;

h. la microrresiliencia del póntico permite la estimulación del tejido subyacente y evita la excesiva reabsorción.

 

         

VOLVER