abril 2005                                                  

               Puentes estéticos inmediatos

Las opciones tradicionales para la reposición protética de dientes anteriores presentan algunos disyuntivas: tallar tejido dentario sano, emplear varias sesiones y depender del laboratorio, más la confección de provisorios, costo, etc. Un método directo eliminaría muchos de esos obstáculos.

Se debe confeccionar inmediatamente un diente cuando se ha perdido el natural de un momento a otro. Usamos resina compuesta reforzada con fibras, con una técnica en la que se debe elegir cuidadosamente el caso.. Los criterios generales de selección son estrechamente paralelos a los de puentes Maryland. Serán tramos cortos, de no más de 8-10 mm. Las cargas funcionales sobre los pónticos deben ser mínimas y los pilares adecuados.

En proximal de cada pilar, se tallan ranuras con diamantes muy finos, conservando todo el esmalte vestibular y lingual posible con máxima retención para la cinta de fibra de polietileno (Ribbond bondable reinforcement ribbon, Ribbond Inc., Seattle, Wash.).

Se aplican dos o tres largos de cinta embebida en resina, mediante las técnicas adhesivas a esmalte actuales y resina fluida (Tetric Flow, Vivadent). Se utilizarán todas las fibras que sea posible y en direcciones variadas, para crear una subestructura fuerte, resiliente y muy retentiva.

Se puede usar también la retícula Ribbond que se corta de la medida del tramo y se insertará en las ranuras preparadas. Cuando el caso lo requiera, también se puede aplicar cinta en ranuras incisales. Se hace fluir la resina dentro de las ranuras. La Ribbond ya estará mojada en resina sin relleno, según instrucciones del fabricante.

Se deben usar guantes de algodón sobre los de goma para no alterar el material y se requieren tijeras fuertes para los cortes. La retícula deben ser cuidadosamente insertada en las ranuras con resina. No deben quedar poros debajo ni alrededor del refuerzo y ninguna parte debe quedar al descubierto. Se quitan los excedentes y se fotocura.

Para generar el póntico, se utilizará resina fluida (Flow-It, Jeneric Penetron Inc., Wallingford, Conn.) del color apropiado. Se puede crear una adaptación muy íntima si sobre la cresta se aplica una tira de celuloide bien tensa antes de poner el composite, y después se fotocura. La masa de resina se extiende entre la tira y la fibra endurecida, y establece y fija una relación suave entre póntico y cresta.

Se forma luego el núcleo del póntico con una capa más fuerte de resina mcrohíbrida (DiamondLite, DMR Laboratories, Inc., Branfort, Conn.). Esta capa “dentinaria” dio el color general al diente, a la cual se añadieron capas de resina microrrellenadas de alto pulimento (Renamel, Cosmodent, Inc., Chicago, Ill.), hasta lograr la forma y anatomía externa del postizo.

Se puede terminar con un recubrimiento de resina translúcida, “esmalte”, que dará naturalidad sobre todo en la región incisal. Se puede completar con una pequeña cantidad de resina rosada (Renamel Gingafill, Cosmodent, Chicago, Ill.),cuya aplicación recrea una estética de emergencia más natural. Se puede usar una fresa policorte en llama y, después, aplicarf una capa fotocvurada de resina sin relleno (Fortify, Bisco, Inc., Schaumburg, Ill.).

Ventajas.

·       Se puede hacer en el consultorio, en una sesión.

·       No requiere tecnología inusual o pesada.

·       Se puede remodelar a gusto el espacio interdental para la higiene.

·       No se invade el área periodontal de los pilares.

·       No impide otras soluciones futuras, por poco invasora.

·       Permite reparaciones directas, sin técnicas complicadas.

·       Se puede modelar un póntico cónico en el área de una extracción reciente.

Chafaie A y Portier R. (Pediatr Dent. 2004 dic;26(6):530) prefieren trabajar sobre un modelo de polivinilsiloxano rápido y consideran que los puentes de polietileno reforzados son un tratamiento duradero, no provisorio. Trushkowsky R. (N Y State Dent J. 2004 jun;70(5):34) aprovecha esta técnica como una buena solución para agenesias de laterales. Arteaga S y Meiers JC. (Gen Dent. 2004 dic;52(6):517) sugieren el uso de aletas linguales o vestibulares igualmente reforzadas. Prefieren usar dos sesiones. En 1997, Hornbrook DS. (Pract Periodontics Aesthet Dent. jul;9) recomendó el uso de cerómero (Targis) y composite reforzado con fibras (Vectris) en la zona posterior (Paul van Vijlen J Can Dent Assn 2000, 66, 367)

  

VOLVER