noviembre  2011

 

Adiós a Pierre Fauchard…

…que puso dientes a espiga, aunque no pernos de vidrio

Las espigas de fibra de vidrio aparecen en RAOA con un título desubicado ¿Deben los postes de base orgánica reforzados con fibras fijarse en forma adhesiva? (abril-mayo, 2011).

Permítanme los lectores un breve comentario previo a una practiquísima técnica de cementado de espigas de fibras (EF). O pasen directamente a donde dice técnica.

Según textos autorizados de redacción científica:

1.    Los artículos científicos no deben ser interrogativos

2.    Los artículos científicos deben ser breves y al grano

3.    Los artículos científicos deben ser indexables

4.    Los “postes” son yankófila traducción por espiga o perno (ver digrEsiones)

5.    No hace falta detallar cómo están hechas las espigas, conocidas por todos como pernos de fibras .

6.    Una alternativa sería: Adhesión de pernos de fibras, que a buen entendedor pocas palabras bastan.

 

técnica

Los pernos no metálicos tienen una matriz de resina que une fibras de vidrio, cuarzo o carbono. El conjunto pretende evitar las transparencias antiestéticas y asemejarse al diente en algunas propiedades físicas. La cuestión es cómo deben ser pegadas estas espigas dentro de la raíz que las albergará y cómo se les incorpora el muñón.

Se reducen las fracturas radiculares con estas EF, pero para su propia resistencia a la fractura conviene mantener el efecto zuncho [no férula, que es horrible traducción de ferrule = zuncho] y darles el mayor diámetro razonable sin debilitar las paredes radiculares.

Un problema reside en que los instrumentos trepanadores no pueden corregir un conducto acintado o con las diversas anomalías que pueden tener sus paredes; de modo que pegar cualquier perno no colado exige que la unión sea lo más eficaz posible. Para esto se han propuesto cantidad de técnicas, prueba de que ninguna es perfecta. Con buenas razones fundamentantes, los AA proponen la siguiente, que incluimos con aclaraciones.

1.                     Desobturación y ensanchamiento del conducto,  con instrumentos manuales y/o rotatorios, hasta 3 mm del ápice y considerando lo visto sobre el diámetro.

2.                     Eliminación de barro y restos de cemento endodóncico y guta que quedan adheridos en el conducto. [Sin microscopio, que no está al alcance de todos, no se ve si quedó todo esto, pero se debe suponer que sí.]  Si se usó Epiphany Resilon para obturar el conducto, no hace falta más y se emplearía una técnica aún no establecida y verificada.  Si no llega preparado y limpio del endodoncista, se limpiará el conducto.                                                            a) con agua y detergente y conos de papel o limas emboladas con algodón.                                                                                 b) con cloroformo u otro solvente de guta.                                  c) con diferentes concentraciones de EDTA

3.                     Acondicionamiento (10 segs) de las paredes limpias con ácido fosfórico al 37%, mediante limas finas con algodón

4.                     Aplicación con lima con algodón del adhesivo, según el procedimiento habitual para cementar, p ej, incrustaciones

5.                     Cuando reemplea un cemento resinoso (CR), se puede recubrir con él la espiga y se la inserta repetidas veces hasta el encastre final. O se emplea CR con jeringa aplicadora, o lentulo (que puede acelerar demasiado el fraguado).

6.                     A la par del acondicionamiento, se van ejecutando los pasos de preparación de la superficie del perno. Diversos autores propusieron distintas técnicas, pero la verdad es que no se requiere demasiada acción sobre la espiga de fibras. Bastará aplicar fosfórico unos 30 segs y dejarlo en espera en alcohol o en agua oxigenada. En todos los casos, se secará antes con aire y recién después se le aplica el adhesivo. No hace falta silanar.

7.                     Se aplicará la luz activadora desde la superficie, aprovechando la mayor o menor conducción del material de la espiga; se tendrá en cuenta, como para las restauraciones, la necesidad de más tiempo para alcanzar las profundidades y vencer las opacidades.

8.                     Sobre la porción emergente del conducto, se aplica el material de composite para muñones y se le va dando la forma apropiada y polimerizando sin más preparaciones previas.

El Prof. Alejandro Bertoldi Hepburn prefiere cementar con ionómero vítreo, el de Voco, porque brinda (1) manejo simple, (2) no requiere activación; (3) no se acelera el fraguado por usar lentulo; (4) también los IV se adhieren e integran como el material parea muñón.

Algunos autores aplican ácido suave acondicionador en las paredes del conducto, luego con cono de papel llevan IV para recubrir toda la dentina interna e inmediatamente aplican el perno cargado con el CR.

La idea general es simplificar, para poder incrementar el uso de los PF con sus ventajas estéticas y físicas.


 

                                                          VOLVER