La página de la odontóloga

El papel cada vez más preponderante de la mujer dentro de la odontología nos lleva a considerar la creación de esta sección exclusiva por y para las colegas

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

           septiembre/10

 

 “La” píldora para ellos    Véase en misceláneas >  Esencias

 

Características cambiantes personales y profesionales de las cirujanas  bucales y maxilofaciales…    

Rostami F, Ahmed AE, Best AM y Laskin DM (J Oral Maxillofac Surg. 2010 feb;68(2):381-5)

 

 

En 1994, Risser y Laskin encuestaron mujeres en el ejercicio de la cirugía bucal y maxilofacial y las que estaban en programas de residencias de la especialidad (OMFS) para  determinar los factores que atraen a las mujeres a ese campo, sus actitudes con respecto de los varios aspectos de la especialidad, sus pautas actuales  de ejercicio profesional y cualquier tendencia o preferencia por una particular perspectiva, ideología o resultado, cuando dicha tendencia  interfería con su aptitud para ser objetiva; en otras palabras, el sesgo de una perspectiva unilateral con que pudieran haberse encontrado. Ahora, este estudio pretende determinar si ha habido cambios desde entonces. Invitaciones por e-mail enviadas a todas las odontólogas en la misma situación llegaron a todas las residentes en USA: Respondieron 156 de las 281 cirujanas en ejercicio (56%) y 60 de las 111 residentes (54%). Un 58% de las residentes eran solteras; el 63% de las en ejercicio eran casadas. La mayoría de las residentes no tenían hijos (88%), mientras un 46% de las clínicas no los tenían. Las residentes eran más racialmente diversas; 58% de caucásicas entre ellas y 75% entre las clínicas. Tanto residentes como prácticas se manifestaron satisfechas con su elección de la CByMF como carrera, 91% y  87%, respectivamente. Lo que más atraía de este campo a ambos grupos incluía el gusto por la cirugía en general, la combinación de odontología y medicina y los desafíos que propone la especialidad. Tanto  clínicas (61%) como residentes (60%) informaron de un sesgo contra las mujeres en esto. El 29% de las residentes y el 38% de las prácticas experimentaron asedio sexual. Es decir, desde 1994, ha habido un  decidido incremento de mujeres en ambos ámbitos. También mayor diversidad. Los factores de atracción no se modificaron. Y continúa el prejuicio contra las mujeres, no es raro el asedio sexual y no hay evidencia de mejoría desde 1994. El tiempo exigido y los compromisos sociales siguen siendo los mayores inconvenientes para abrazar esta carrera.

 

                                                                  H. M.

 

                            VOLVER

  ------------------------------------------------------------------------------