La página de la odontóloga

El papel cada vez más preponderante de la mujer dentro de la odontología nos lleva a considerar la creación de esta sección exclusiva para las colegas

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

                                                                                                      octubre 2014 

 Marie Curie y el amor fraternal

http://intlimg.demandmedia.com/DM-Resize/photos.demandstudios.com/getty/article/129/61/92846361.jpg?w=600&h=600&matte=1 Las mujeres han sido protagonistas de muchas páginas de la historia universal. Son tan cuantiosos y valiosos sus aportes, que en OCTUBRE hemos pensado en las hermanas Sklodowska y en la enorme científica Marie Curie,  punto de partida de todos los avances actuales en la especialidad de las imágenes. Viene al caso incluir su biografía muy abreviada por la buena relación entre las hermanas, como debe ser, y por el amor a la ciencia.

En realidad, aunque siempre se hable de Marie Curie,  nació como Maria Sklodowska (Varsovia, 1867- Francia, 1934). Se suele nombrar con el apellido del marido, Pierre Curie,  a ella y a sus tres hermanas: Sofía, Bronia y Hela.

Marie era la menor de cinco hijos: Zofia (1862), Józef (1863), Bronisława (1865), Helena (1866) y finalmente ella, Marie (1867). En aquel tiempo, la mayor parte de Polonia estaba ocupada por Rusia. No obstante, en clandestinidad, junto con su hermana Helena, Marie asistió a clases secretas ofrecidas en un pensionado en las que se enseñaba la cultura polaca.

Vivió con dolor la muerte de su hermana Zofia, por tifus, y, a los dos años, la de su madre, por tuberculosis. Tras esto, Marie perdió la fe en la religión católica romana y se volvió agnóstica.

En 1891, Marie se inscribió en la Facultad de Ciencias Matemáticas y Naturales de la Universidad de la Sorbona. Pudo hacerlo gracias al esfuerzo de su hermana Bronya, que trabajó de institutriz para juntar dinero para poder  enviarla a Francia, porque la familia había caído en la pobreza.

En 1893 consiguió la licenciatura de Física y obtuvo el primer puesto de su promoción; en 1894 también se licenció en Matemáticas, la segunda de su promoción. Para financiarse sus estudios de matemáticas, Marie aceptó una beca de la Fundación Alexandrowitch. El dinero de la beca (600 rublos) fue restituido por Marie más tarde. En 1894 también conoció al que sería su marido, Pierre Curie, que era profesor de Física. Los dos trabajaron juntos en los laboratorios.

El físico Henri Becquerel había descubierto que las sales de uranio transmitían rayos de naturaleza desconocida. Este trabajo estaba relacionado con el reciente descubrimiento de los rayos X por parte del físico Wilhelm Röntgen. A Marie Curie le interesó y, con la ayuda de su esposo, decidió investigar la naturaleza de tales radiaciones.

Dirigida por el propio Becquerel, el 25 de junio de 1903 Marie defendió su tesis doctoral, titulada Investigaciones sobre las sustancias radiactivas. Obtuvo el doctorado y la mención cum laude.

Marie Curie y Pierre Curie vieron que la pechblenda, donde se hallaba el uranio, tenía la curiosa propiedad de ser más radiactiva que el uranio extraído. La suposición lógica fue que la pechblenda contenía trazas de algún elemento mucho más radiactivo que el uranio.

También descubrieron que el torio podía producir radiactividad. Tras varios años de trabajo constante, a través de la concentración de varias clases de pechblenda, aislaron dos nuevos elementos químicos. El primero, en 1898, fue nombrado polonio en referencia a su país nativo.

El otro elemento fue llamado radio (Ra) debido a su intensa radiactividad. Durante años trabajaron en un cobertizo y Pierre era el encargado de suministrar todos los medios y artilugios para que Marie investigara. Pierre tenía temporadas de una gran fatiga que incluso le obligaban a reposar en cama, además de que los dos sufrían quemaduras y llagas producidas por sus peligrosos trabajos radiactivos.

Su matrimonio duró hasta la trágica muerte de Pierre (1906), once años en total. El 19 de abril, Pierre fue atropellado por un carruaje y murió y Marie quedó muy afectada; pero quería seguir con sus trabajos y rechazó una pensión vitalicia. Además, asumió la cátedra de su marido, y fue la primera mujer en dar clases en la universidad en los 650 años transcurridos desde su fundación. Obtuvo la cátedra de Física en la Sorbona que había sido dictada por Pierre desde 1904.

El 15 de noviembre de 1906 Marie Curie dio su primera lección. La expectación era máxima ya que se trataba de la primera vez que una mujer impartía una clase en la universidad. Acudió un gran número de personas; muchas de ellas ni siquiera estudiantes. Marie habló sobre radiactividad.

Junto con Henri Becquerel y Pierre Curie, Marie había sido galardonada con el Premio Nobel de Física en 1903, «en reconocimiento por los extraordinarios servicios rendidos en sus investigaciones conjuntas sobre los fenómenos de radiación descubiertos por Henri Becquerel». 

Pero por ser mujer no la habían querido incluir en una primera instancia. Fue la primera mujer que obtuvo tal galardón. Los 15 000 dólares ganados les permitieron contratar a un ayudante de laboratorio.

La fama los abrumó y se encerraron en sus trabajos. En 1910, Marie Curie demostró que se podía obtener un gramo de radio puro. Al año siguiente recibió en solitario el Premio Nobel de Química «en reconocimiento por sus servicios en el avance de la Química por el descubrimiento de los elementos radio y polonio, el aislamiento del radio y el estudio de la naturaleza y compuestos de este elemento». Con una actitud desinteresada, no patentó el proceso de aislamiento del radio, dejándolo abierto a la investigación de toda la comunidad científica.

Marie Curie fue la primera persona a la que se le concedieron dos Premios Nobel en dos campos diferentes.

En 1921 visitó los Estados Unidos, donde fue recibida triunfalmente. El motivo del viaje era recaudar fondos para la investigación.

Sólo unos meses más tarde de su última visita a Polonia, en la primavera de 1934, Curie, después de quedarse ciega, murió, el 4 de julio de 1934

En 1995, sus restos fueron trasladados, junto con los de Pierre, al Panteón de París,.

http://www.viajeuniversal.com/francia/paris/imagenes/panteon/criptapanteon_mariecurie.JPG

Marie Curie en la Cripta del Panteón de París, Francia

En el discurso pronunciado en la ceremonia solemne de ingreso, el 20 de abril de 1995,[8] el entonces Presidente de la República, François Mitterand, dirigiéndose especialmente a sus nietos y bisnietos, destacó que Marie había sido la primera mujer en ser doctora en Ciencias, en ser profesora en la Sorbona, y también en recibir el Premio Nobel, y ahora lo era nuevamente al reposar en el famoso Panteón de París por sus propios méritos (en el que sigue siendo la única al día de hoy).

Estimada colega, esto es sólo una pequeña parte de lo que hizo Marie Curie por el mundo. Quizá ustedes, sus hermanas en el sexo, puedan instar a toda la profesión a unirse por el bien propio y por el de la población de nuestro país.

 

                                                      VOLVER

  ------------------------------------------------------------------------------