La página de la odontóloga

El papel cada vez más preponderante de la mujer dentro de la odontología nos lleva a considerar la creación de esta sección exclusiva para las colegas

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

             mayo 2014 

El segundo sexo en odontología

La historia nos recuerda que hasta ayer nomás la mujer, en vez de ser el otro sexo fue considerada un “segundo sexo”, porque el primero, el de todos los privilegios – hasta gramaticales – fue el hombre. Hoy no diremos en U. O. que se invirtieron los papeles… pero estamos cerquita.

Esto es lo que al respecto nos envían desde México, D. F., tomado de la Revista de la Asociación Dental Mexicana

Rosa María González Ortiz, Leticia Cuevas Guajardo, Martha Díaz de Kuri González y cols.

La participación de las mujeres en la odontología

http://gsdl.bvs.sld.cu/greenstone/collect/estomato/index/assoc/HASH7216.dir/fig_43_y.pngLas aportaciones que han hecho diversas mujeres en los diferentes campos del conocimiento universal; filosofía, medicina, matemáticas, alquimia, química, astronomía y otras áreas científicas, son significativas y relevantes. Sin embargo, sus registros en las fuentes de la historia son escasos y se necesita hacer una investigación exhaustiva para descubrirlas.1

Esto obedece a patrones culturales en donde se privilegia rescatar las aportaciones de los hombres y no de las mujeres.

“Las mujeres en la Historia son como una especie de muro de arena: entran y salen al espacio público sin dejar rastro, borradas las huellas.”2

Nuestro objetivo:“evaluar su presencia, su importancia y su significado en una sociedad y en un momento determinado”.3

Coincidimos con el planteamiento de los doctores González y Cabeza.“En odontología. Desde siempre hubo mujeres que empuñaron la tenaza. Madres que arrancaban los dientes de leche de sus hijos, monjas que hurgaban en las bocas de los pobres, campesinas que barbechaban encías, varonas que solaban quijadas, ninfas que aliviaban apostemas ... nunca faltó la mano femenina en este imprescindible menester ”.

Antecedentes

Las mujeres al incursionar en las prácticas de la odontología desde las formas empíricas y artesanales, hasta las formales, han enfrentado algunas de las siguientes posturas ideológicas:

Primera

Franca prohibición por escrito, a través de Leyes y Reglamentos, por ejemplo, cuando la francesa Mademoiselle Marie Madeleine Calais, quien había aprendido la práctica dental al lado de un famoso dentista y ejercido con él durante13 años, solicitó ser examinada para dentista en 1740.“El Cirujano Real, la rechazó, aduciendo principios de buenas costumbres y que jamás la corporación de Cirujanos de París había admitido mujer alguna ”.

Posteriormente, el cirujano del Rey llamado. La Peyronie, opinó que “aunque había inconvenientes por la novedad, no se debía rechazar la entrada de mujeres a la profesión ”4 y Calais consiguió el derecho a ser examinada.

En 1775 los Cirujanos y Dentistas de París, lograron una ley discriminatoria que prohibía a las mujeres el ejercicio de la cirugía.

 

Cien años después, la situación no mostraba cambios, en Estados Unidos en la revista “Dental Times” de abril de 1866, el Dr. George T. Baker, “deploró la entrada de las mujeres en la profesión y sugirió proponer una enmienda a la constitución de la American Dental Association en el próximo congreso de Boston, que permitiera sólo a los hombres ser elegidos como delegados de las sociedades locales ”.5

 

Segunda

 

Principios sociales que marcan las pautas de conducta y los roles que desempeñan los hombres y las mujeres en una sociedad, no se consideran una prohibición escrita, constituyen un conjunto de normas bien vistas en una determinada época. Dichas normas no necesariamente favorecen que las mujeres se desarrollen en los campos profesionales, como podemos advertirlo en un balance estadístico sobre la mujer mexicana realizado a finales del siglo XX, en el que se acepta que: “Actualmente en México como en casi todos los países del mundo, a pesar de la creciente incorporación de las mujeres a la actividad económica, la mayor aportación de las mismas es el quehacer que realizan en el contexto doméstico de la vida familiar”.

Por lo que su participación en una profesión se encuentra delineada por los diferentes roles que una sociedad le demanda. Por ejemplo, en México en el siglo XIX, algunos de los principios sociales para las mujeres fueron:

“Gracia y desenvoltura, conocimiento de la moda, agilidad y ritmo en los bailes, amenidad en la conversación y alguna habilidad musical constituían los elementos de una buena educación en las jóvenes aristocráticas, mientras que las indígenas o las muchachas de las clases pobres, humildad, pobreza, obediencia, paciencia ante los sufrimientos, tolerancia de las injurias, resignación y una fe inquebrantable ”.6

 

Tercera

 

Aceptación de las capacidades intelectuales de las mujeres.

 

En diversas historias observamos que las mujeres fueron impulsadas al conocimiento gracias a la ayuda de padres, hermanos, esposos, maestros etc. quienes vislumbraron sus méritos y les permitieron incursionar en la odontología.

Por ejemplo, el caso de la doctora Margarita Chorné y Salazar, primera dentista en México y primera titulada en América Latina en 1886, quien aprende al lado de su padre y su hermano.

“Bajo la dirección de su padre el dentista, Don Agustín Chorné, había aprendido los secretos del laboratorio: lavar, pulverizar y calcinar los yesos que se empleaban para los vaciados en donde se fabricaban las prótesis.

Cuando solicitó su examen profesional, comprobó que había asistido, por casi dos años al gabinete dental del doctor Ignacio Chacón, quien avaló que Margarita tenía los conocimientos y la práctica necesaria para solicitarexamen.”7

También aprendieron con sus esposos, por ejemplo en España, en el siglo XIV, los encargados o “Mestres caxalés”“se hacían ayudar por sus esposas, a las que enseñaban el oficio, sobre todo el arte de limpiar la dentadura la prescripción de enjuagatorios y dentífricos ”.8

 

Hechos en la antigüedad9

 

En el Talmud, se habla de una mujer practicante pagana, experta, que para un dolor de muelas recomienda un tratamiento complicado y trabajoso.

Durante el Imperio Romano, en las filas de los practicantes médicos y boticarios, se acepta que se encontraban también mujeres.

Más tarde, en el territorio que es actualmente Alemania, la Abadesa de Bingen, Santa Hildegarda (1099-1179),escribe sobre los dientes, con información aristotélica. Con relación a la cirugía bucal, menciona la perforación de un absceso en encía para facilitar el drenaje de pus.

En Suecia, se cita a las “Trolkonorna”, como mujeres que curaban con brujería y se ocupaban también de los problemas bucodentarios, y fueron consideradas ilegales a partir del siglo XIII.

En Europa Occidental-Edad Media, en la ilustración de la glosa del siglo XIV de Rolando de Parma, se observa una mujer médico colocando un vendaje por debajo de la mandíbula, quizás para estabilizar una fractura o una luxación reducida.

 

 

En la obra “El dentista ambulante” de Lucas de Leyden en 1523, observamos a un practicante atendiendo a un cliente, mientras una mujer le esculca la bolsa de su saco, quizás para sacarle el dinero, en posible complicidad con el hombre practicante.

http://pictures2.todocoleccion.net/tc/2013/02/19/35885927.jpg

En la cultura Oriental, en Japón, es digna de mención la sacerdotisa budista, Nakaoka Tei, conocida como Hotokehime, o dama del Buda (1500), quien construye una dentadura total en madera de la manera siguiente:

Se tallaban de un único trozo de madera de boj, cerezo o albaricoquero. Se hacía un molde con cera del maxilar desdentado. Se tallaba la dentadura siguiendo el modelo. Se pintaba el interior de la boca del paciente con pigmento, a base de ir grabando los puntos prominentes, se tallaba ajustándola a la parte interior de la boca.

edigraphic.com

En el siglo XVII, los encargados de hacer sangrías con sanguijuelas, también hacían extracciones, al respecto encontramos en un grabado en madera de Willem van den Bossche (Historia Médica 1638), en el que vemos a una mujer mostrando sanguijuelas en uno de sus brazos y también en un frasco.

http://www.fauchard.org/system/publication_contents/photos/000/000/304/thumb/W-D02-300.jpg?1366810020

En Alemania, siglo XVIII, en un dibujo de la colección de “Libros Raros Boston”, muestra un charlatán alemán que sostiene enorme muela, su acompañante y posiblemente ayudanta, prepara un polvo medicinal y está rodeada de muelas extraídas.

En Francia, participaron las mujeres en prácticas dentales en diferentes épocas. En París (1550), en una xilografía, sobre madera deboj, en el gabinete de estampas de París, se representa a una señora sosteniendo en su mano derecha una muela que acaba de arrancar, en la mano izquierda la tenaza, a su lado su cliente al que le dice:

“En mi oficio no tengo semejante, yo arranco todos los dientes sin dolor lamentable. vos lo sabéis por el diente que veis aquí. Yo os lo he sacado estando completamente podrido. Si tenéis todavía (otros dientes) no tengáis cuidado. Yo vendré rápidamente, en tanto que esté aquí ”.

En el siglo XVIII, en los grabados titulados: “Un cirujano o barbero y la mujer del barbero”, de Martín Engelbrecht, en el Louvre París, podemos apreciamos la incorporación de la esposa a las prácticas dentales del marido.

En 1719, Mademoiselle Rezé, dentista que atendía al público todos los días excepto los domingos, escribió:

“Disertación apologética sobre los dientes”. Si bien solamentees un sencillo escrito propagandístico para promocionarel uso de un bálsamo, tiene el mérito de ser laprimera que escribe sobre odontología, además que esaprobado por el doctor Audry, censor real en la materia.

En 1814, Madame Ana, dentista de París, de personajesimportantes como la duquesa de Angulema, proclama:“extraer dientes y raíces, curar caries, úlceras y otrasenfermedades, colocar dientes artificiales de pivote y sinpivote, piezas compuestas de varios dientes y dentadurascompletas. Limpia los dientes, los emploma, los cauteriza,los repara, los iguala les devuelve la blancura yresplandor. Además posee elíxir para calmar el dolor eimpedir el mal olor, polvo dentrífico para conservar lablancura de los dientes, etc.”.

En 1824, Mademoiselle Ellen de Saint Hilaire se anunciabacomo “dentista para damas”, ejercía en la calle Rívolide París.

En 1880, Mademoiselle Héléne Purkis, dentista queejercía en elegante gabinete en París, se nombraba “dentistapara damas” y anunciaba “reemplazar dientes sindolor, cauterizarlos, orificarlos. Daba consultas gratuitas,también anunciaba el uso de su elíxir Diaphénix ”.

En España, a mediados del siglo XIX, se considera ados dentistas: Polonia Sanz, natural de Zaragoza quiense decía “La primera mujer que en España a tenido lafortuna de ejercer una profesión a que se cree no estarllamada su secso”, decía saber limpiar dentaduras, extraerdientes y muelas y practicar operaciones que correspondenal dentista.

En 1854, Manuela Aniorte y Paredes de Sales, reportaen su libro titulado “Arte del Dentista”, publicado en Valenciaen 1873, que operaba sarcomas, fungosidades ynecrosis alveolares. Pero el libro que decía suyo resultó ser un plagio de la obra del francés Maury, titulado “L. art du Dentiste.”

Lo que sí se le reconoce es la petición que hizo alGobierno en 1871, para la instauración de la enseñanzaoficial de la odontología.

En Estados Unidos de Norteamérica, las norteamericanas enfrentaron pensamientos adversos,por ejemplo un profesor “aseguraba que él no enseñaría anatomía a una mujer ” , pero fueron apoyadas porliberales que favorecieron su incorporación a la profesión. Para 1881 ya había 61 egresadas de algunas escuelasde Estados Unidos.

 

Bibliografía

 

1. Alic M. El Legado de Hipatia. México D.F.: Editorial Siglo

XXI, 1991: 13.

2. Amorós C. Feminismo: igualdad y diferencia. Universidad

Nacional Autónoma de México. Coordinación de Humanidades,

1994: 33.

3. Ramos Escandón C. Género e Historia. México D.F. Instituto

de Investigaciones Dr. José Luis Mora. 1992: 10.

4. González Iglesias J, Cabeza Ferrer L. Introducción al mundo

de la mujer en la odontología. I. Encuentro de mujeres

dentistas de España, Puerto de la Cruz, 1, 2, 3 de mayo.

Impresión Nueva Gráfica, España, 1996: 67.

5. Ring ME. Historia ilustrada de la odontología. Segunda

Reimpresión en Español, Barcelona España: Editorial

Doyma Libros, 1995: 267.

6. Gonzalbo P. La educación de la mujer en la Nueva España.

Antología. México: Ediciones El Caballito. 1985: 115. (Biblioteca

pedagógica). En: Sonia Flores Gutiérrez. La mujer y

la salud en el siglo XIX. Ponencia presentada en el VI Coloquio

Anual de estudios de Género en la UNAM, 1996: 4.

7. Martha Díaz De Kuri. Margarita Chorné y Salazar. Premios

DEMAC 1997-1998. México 1998: 26.

8. González IJ, Cabeza FL. Introducción al mundo de la mujer

en la odontología. op. cit, 38.

9. Datos obtenidos en: González IJ, Cabeza FL. Introducción

al mundo de la mujer en la odontología. Op. cit. 38, 41,

42, 48, 49, 60, 67, 83, 84, 101.

Malvin ER. Historia ilustrada. op. cit. pp. 30, 46, 58, 94,

107, 156, 267 y Lyons, Petrucelli. Historia de la Medicina.

Edición en Español. Barcelona España: Editorial Doyma

Libros 1994: 237, 480, 513, 541.

10. Martha Díaz De Kuri. El nacimiento de una profesión la odontolog

ía en el Siglo XIX en México. Primera edición. México

D.F.: Editorial Fondo de Cultura Económica, 1994: 34.

 

Estimada colega y “colego,”las Dras Rosa María González Ortiz, Leticia Cuevas Guajardo y Martha Díaz de Kuri presentan una segunda parte, que daremos en junio, sobre “La participación de las mujeres en la odontología mexicana. (Rev ADM 2000; 57 (2) donde dana conocer, de manera general, la participación odontológica femenina en México. Algunas preguntas que guiaron nuestro trabajo: ¿cuándo nos insertamos al campo profesional?, ¿cuántas somos?, ¿cuál es nuestro campo de trabajo?, ¿qué hemos hecho?, ¿qué factores inciden a favor y en contra de nuestro desarrollo?, ¿cómo somos?

Entendemos que las colegas y “colegos” de Hispanoaméroca, lectores o corresponsales, pueden querer aportar datos al respecto sobre su país

 

 

                                   VOLVER

  ------------------------------------------------------------------------------