La página de la odontóloga

El papel cada vez más preponderante de la mujer dentro de la odontología nos lleva a considerar la creación de esta sección exclusiva por y para las colegas

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

         marzo 2012  

 

Vida de mujer en la Edad Media

 

Cuando uno siente que la vida y las tareas cotidianas lo0 abruman puede servir de algún consuelo mirar alrededor o atrás y ver que otros lo están o estaban pasando peor. Querida colega, artista del torno, de la sartén y del pañal, así lo pasaban las mujeres de la Edad Media, muy duramente.

 

 

                                                     ¡Todo un parto!

 

Las mujeres debían ayudar a sus maridos campesinos en las tareas de ellos, además de ocuparse de las provisiones, de la cocina de todos los días y demás deberes considerados femeninos.

Era algo así:

·                   En verano, las actividades del día comenzaban a las 3 de la mañana.

·                   Lo primero era preparar el desayuno, generalmente unas gachas o chuño de cereales

·                   La mujer acompañaba el trabajo en los campos, que se iniciaba al alba, cuando eran tiempos de mayor actividad, como en la cosecha.

·                   Se ocupaba de las preparaciones necesarias para la comida de cada día.

·                   Las campesinas tenían a su cargo los animales pequeños: gansos, gallinas, etc.

·                   Tejían, hilaban, cosían y remendaban las ropas.

·                   Se ocupaban de tener listas las luces para cuando hicieran falta.

·                   Hacían las conservas.

·                   Atendían a los niños y debían entender de medicina y de hierbas curativas básicas.

·                   El trabajo fuera de casa terminaba en el crepúsculo, con lo que se prolongaban las horas en verano.

·                   Las aldeanas comín sólo cuando el marido y los chicos habían terminado.

Y así terminaba el día de la campesina en la Edad Media. ¡Qué tal!

 

                                                                                  H.M.

 

                                   VOLVER

  ------------------------------------------------------------------------------