La página de la odontóloga

El papel cada vez más preponderante de la mujer dentro de la odontología nos lleva a considerar la creación de esta sección exclusiva para las colegas

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

             diciembre 2012  

Odontóloga con vocación de artista

 

Silvana Anduaga Lescano es Magister en Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Barcelona y Licenciada en Odontología de la Universidad de San Martín de Porres. Perú.

Ella cuenta que siempre le gustó la pintura y, cuando le tocó elegir una carrera en la universidad, sintió que en la Odontología podía conbinar su pasión por el arte con su vocación de servicio. Percibe la Odontología como una ciencia y también como un arte. [U. O. cree que el arte de la definición de odontología no se refiere a las bellas artes; a lo sumo, alude a ellas.]

Podría ser interesante, colega lectora, que veas un video de ella o la escuches hablar de esto. Bastará con un clic en estas direcciones:

http://www.youtube.com/watch?v=L47SwbyC0fY

http://mp3download.ws/mp3/L47SwbyC0fY/Vocacion2/Silvana+Anduaga+Lescano+Odont%C3%B3loga+Con+Vocaci%C3%B3n+De+Artista/

 

Comentario de un poema de Robert Burns, aludido en un famoso libro de Salinger

 

Estimada colega, en digresiones hallará la referencia a Catcher in the rye. Acá va el poema y una interpretación que puede interesarle como mujer moderna.

 

Comin Thro the Rye

por Robert Burns

(más o menos traducido de latraducción al inglés moderno de Michael R. Burch)

Oh, Jenny, tan mojada, pobre chica, / Jenny, rara vez seca; / arrastra sus enaguas / cruzando el campo de centeno / cruzando el campo de centeno, pobre chica, / si un chico encuentra a una chica / cruzando el centeno / Jenny rara vez seca / Jenny rara vez seca /  arrastra sus enaguas / Si un ser besa a otro ser / ¿hay por qué llorar? /  cruzando el campo de centeno, pobre ser, / cruzando el centeno, /  arrastra sus enaguas, / cruzando el centeno.  //  Si un chico besa a una chica / cruzando el campo / si los dos se besan /y ¿por qué el mundo ha de saberlo? / Cruzando el campo de centeno, pobre chica, / Cruzando el campo de centeno, / arrastra sus enaguas, /  cruzando el centeno.

 

Oh, Jenny's all wet, poor body,

Jenny's seldom dry;

She's draggin' all her petticoats

Comin' through the rye

Comin' through the rye, poor body

Should a body meet a body

Comin' through the rye

Jenny's seldom dry;

Jenny's seldom dry;

She's draggin' all her petticoats,

Should a body kiss a body,

Need anybody cry?

 

Comin' through the rye, poor body,

Comin' through the rye.

She's draggin' all her petticoats

Comin' through the rye.

 

Should a body meet a body

Comin' through the glen,

Should a body kiss a body,

Need all the world know, then?

 

Comin' through the rye, poor body,

Comin' through the rye.

She's draggin' all her petticoats

Comin' through the rye

(Robert Burns, nacido en Alloway, Escocia, n 1759.)

 

Jenny está en el campo de centeno con el cuerpo mojado, arrastrando sus enaguas – y tiene un  "encuentro" (tiene sexo) con alguien. ¿Necesita llorar por eso (i.e., ponerse emocional)? ¿Necesita el mundo enterarse? Si no, el sexo casual está OK. Eso es lo que el poema pregunta – ¿está el sexo casual OK?

 

Y el sexo casual es un tema iomportante en Catcher in the Rye.  Holden no está demasiado seguro sobre el sexo en general, porque piensa que entrar en lo sexual con una chica es degradarla, o tratarla como un objeto. Por lo tanto, no puede entrar en ese juego con alguien que le importa. El sexo casual es entonces la única opción, pero esto tampoco lo dejo demasiado tranquilo. La solución, sería al parecer evitar el sexo por completo.

 

                                   VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Médicos católicos irlandeses dejan morir a una dentista por negarse a practicarle el aborto de un feto inviable

 

Leímos en el Diario EL PAÍS, de España, del 15 de noviembre de 2012, lo siguiente:

“SilviaHalappanavar, una dentista india de 31 años, embarazada de 17 semanas, falleció el 28 de octubre en el Hospital Universitario de Galway (oeste de Irlanda) porque los médicos se negaron a practicarle un aborto pese a que estaba muy enferma y el feto no podría sobrevivir. Los médicos esperaron hasta que éste dejó de latir; cuatro días después de ese diagnóstico, y la madre murió de septicemia. ¿Por qué no le practicaron antes el aborto que ella pedía con insistencia? ‘Porque, por desgracia, Irlanda es un país católico y la ley lo prohíbe.’”

Y sigue, contando que el viudo reclamó porque la dentista no era católica. Le contestaron que la ley es igual para todos.

No sigo. Me da asco.

 

 

                                    

                                          VOLVER