UNA PROPUESTA DE GRUPOS DE APOYO PROFESIONAL COMO ELEMENTO DE MAYOR INTERRELACION Y CONSECUENTE CONQUISTA DE NUEVOS CLIENTES

 Antônio Inácio RIBEIRO (*)

 

INTRODUCCION

En los momentos de dificultades profesionales, que normalmente están asociados a la falta de dinero y pacientes, una de las primeras cosas que suceden es la disminución de la auto estima en el lado personal y de la auto confianza en el lado profesional, llevando a dudas, cuestionamientos y a veces hasta a rebeldías. Estas situaciones son más fácilmente alcanzadas cuando el ejercicio profesional se realiza de manera solitaria, no teniendo con quien compartir problemas, tornándose inclusive más difícil encontrar soluciones, siendo estas situaciones, hoy, comunes en la mayoría de los profesionales liberales que trabajan de forma independiente.

La mejor y más rápida solución para estos problemas es trabajar mucho, para no dejar que estos problemas invadan nuestra cabeza. Pero cómo, si no tenemos más clientes y por eso estamos con poco dinero? La solución, de inmediato, puede parecer extraña, ya que la propuesta es crear una cadena de clientes. Dicha cadena está basada en el principio de la comunión de problemas y búsqueda de soluciones conjuntas. Funcionaría como los grupos de apoyo, donde un número aproximado de diez personas, intenta encontrar una solución común y conjunta para sus problemas, por medio de reuniones periódicas, en lugar prestablecido.

Como diferencial en el caso de los Cirurjanos Dentistas, éstos pueden perfectamente funcionar con especialistas o clínicos generales, a diferencia de los otros grupos de apoyo que normalmente reúnen personas del mismo interés o misma profesión. En este caso su constitución, en función de los objetivos, puede inclusive involucrar grupos multiprofesionales para alcanzar sus propósitos.

 MÉTODO

El funcionamiento de estos grupos tendría lugar por medio de reuniones semanales, donde los temas básicos serían el conocimiento más profundo de las áreas de actuación de las diversas profesiones involucradas, y sus interrelaciones e interdependencias en las profesiones afines de los demás participantes del grupo, como forma del mejor entendimiento de las posibilidades de ayuda mutua, especificamente en lo que se refiere a clientes. A partir de estos conocimientos, más específicos de las áreas que abarcan las demás profesiones relacionadas, todos los participantes del grupo, en sus variadas profesiones, estarían más atentos a un sentido sistémico de los problemas que afectan al ser humano como un todo y sus necesidades de estudio en otras áreas. Después de esta fase, en que las reuniones serían semanales, éstas podrían pasar a ser mensuales, en un día siempre fijo, como por ejemplo, el primer lunes de cada mes.

Para tornar el análisis de la idea más práctica, presentamos una sugerencia de algunas áreas profesionales que podrían formar parte de estos grupos de profesionales liberales, que se reunirían con el propósito de mutuo estudio; sugerimos una composición inicial básica, que puede ser ampliada y complementada con otros profesionales. Con el objetivo de obtener mejores resultados, el Cirujano Dentista debería hacer lo posible por gerenciar el grupo, estimulando sus objetivos y continuidad, procurando proveer sus necesidades básicas, tales como local, recordatorio de reunión del grupo por llamadas telefónicas, todas las semanas, alguna literatura para ilustrar y eventualmente administrar gastos tipo bebidas y meriendas, que serían prorrateadas.

Sugerencia de composición inicial de un GAP - Grupo de Apoyo Profesional: Cirujano Dentista, cirujano plástico, estético, otorrinolaringólogo, fonoaudiólogo, fisioterapeuta, educador físico (personal training), médico geriatra, oftalmólogo, dermatólogo, entre otros que puedan ser adicionados dentro de un concepto holístico de profesiones afines, todas estas dirigidas a la salud y a la cabeza.

Después de la etapa inicial de conocimiento de las áreas de actuación de las profesiones, los grupos pasarían a elegir temas afines o de interés del grupo, que a cada reunión serían debatidos. Para una mejor organización, en cada nueva reunión se designaría un expositor, el que sería elegido e forma rotativa. Este haría una presentación de las informaciones que posse sobre el tema, y a continuación se efectuarían preguntas y debates sobre el mismo, donde el elegido haría el papel de moderador, además de promover las respuestas. Esto haría de las reuniones algo más dinámico e interesante, con  el objetivo de mantener la motivación del grupo en participar.

En la práctica, estos profesionales, a partir de un mayor conocimiento de las habilidades y especializaciones de los participantes de su grupo, pasarían a prestar atención a      eventuales necesidades de sus pacientes desde otras especialidades, los orientarían y los estimularían a buscar tratamiento para aquellos problemas específicos y no teniendo el cliente un profesional en aquella área, indicarían al del grupo. En este sentido, algunas iniciativas prácticas serían oportunas, tales como tener una cantidad de 20 a 30 tarjetas de presentación de cada uno de los participantes del grupo, poseer algún folleto o literatura simple de las actividades de los demás participantes del grupo, colaboraría en las orientaciones e indicaciones.

 DISCUSIÓN

Gracias a iniciativas como ésta, muchas personas (cooperativas), empresas (asociaciones, uniones temporarias) y hasta naciones (Mercosur y Comunidad Europea), hoy tienen mayor campo de acción en sus actuaciones o buscan mejores opciones y condiciones para sus actividades. La propia idea de debatir y discutir el tema puede ser el propósito de las primeras reuniones, sin que eso signifique la creación de compromisos. Dichas intenciones iniciales, a medida que fueran evolucionando o madurando, llevarían naturalmente a los GAP’s a  consolidarse.

 CONCLUSIÓN

Los propios clientes se sentirán más agradecidos por la preocupación, en un sentido más amplio, para con su salud y eso será más una motivación para el éxito de los grupos. En las empresas y otras actividades profesionales, estas iniciativas son hoy lo más moderno en interrelación profesional. Y que normalmente llevan al éxito. Por eso deberían ser objeto de estudio más profundo por las entidades del sector, con la participación de contribuciones enriquecedoras de ambas partes.

 REFERENCIAS

Crandall, R, Marketing de Servicios, San Pablo, Makron Books, 1996 Kotler, P, Marketing de Serviços Profissionais, San Pablo, Manole, 2002 Ribeiro, AI, Condomínios Odontológicos, Curitiba,

Odontex, 2001 Ribeiro, AI, Marketing para el Profesional Liberal, Curitiba, Odontex, 2002 Ribeiro, AI, Secretos para el Exito Profesional, Curitiba, Odontex, 2003

 (*) Doctorado en Marketing por la ULR – Espanha, MBA en Marketing por el ISAE de la Fundación Getúlio Vargas, Especialista en Marketing por la PUC – PR, Post-graduado en Marketing por la ADVB – SP, Administrador por la Universidad Mackenzie – SP, autor de 25 libros, habiendo ya publicado más de 700 artículos y columnas, siendo 200 en el Brasil y 500 en el exterior, realizador como conferencista de más de 200 cursos, clases y conferencias.

 

 VOLVER