PERFIL DE LOS QUE TIENEN ÉXITO

Atento a los detalles para componer el todo

 

Antonio Inácio RIBEIRO (*)

 

Es el conjunto de rasgos de la personalidad y del carácter que componen la silueta de quien tiene éxito y nos permite tener una medida exacta de quien ya está en el nivel deseado de los que lo merecieron y conquistaron. No hay redil. No se compra ni se presta. Sólo se conquista por todos aspectos abordados en este artículo y en los demás. Sirve para tenerse en cuenta, como forma de preparación y composición, para su candidatura al éxito.

 

EDUCACIÓN

Resultado de acciones para desarrollar aspectos intelectuales, psíquicos y morales de una persona abarcando conocimientos, hábitos sociales aceptados y buenos modales. Por ella se despiertan aptitudes naturales y se las orienta según patrones y exigencias de la finalidad propuesta. En un aspecto que se traduce por el lenguaje y con vistas al éxito se recomienda evitar jergas y malas palabras, al tiempo en que la comunicación debe tener como medio el uso de frases bien construidas. En el aspecto de la etiqueta, el conocimiento de las formas más ceremoniales debe guiar la conducta, siendo recomendado el conocimiento de sus reglas y estilos.

 

ATENCIÓN

Los que tienen éxito siempre están atentos, concentrando su mente siempre que están en   acción, mostrándose ponderados, cuidadosos y demostrando que pensaron sobre lo que están haciendo. De esta manera aplicándose mejor. Actúan con solicitud, consideración, respeto, cortesía y afabilidad considerando el bienestar de los demás, revelando pulidez y caracterizándose casi siempre por ser obsequiosos. Demuestran interés a partir de una curiosidad para las cosas ajenas además de una apertura y disposición para acompañar las cosas de los que les son caros.

 

PREPARACIÓN 

Acción de los que con antelación se disponen al conocimiento previniéndose para las necesidades de la vida competitiva que van a enfrentar. En el concepto tradicional abarca la secuencia estudiantil hasta la graduación complementada con cursos de actualización, perfeccionamiento y especialización, que pueden culminar en una maestría o doctorado. Es completado con la experiencia por las actividades personales y profesionales y muchas veces cuenta con el auxilio de consultores y orientadores que pueden ser profesionales o no. De su conjunto y aplicación depende en grande parte el camino al éxito.

 

DISCRECIÓN

Considerada como calidad que bien puede constituirse en condición para los que pretenden no arriesgarse por el camino del éxito porque éste envuelve convivencia social. Denota prudencia y sensatez de los que efectivamente preparados, en la medida que envuelve comportamiento recatado y guarda de secretos. No es necesario llegar a extremos como circunspección, pero es de buen tacto mantener siempre alguna reserva, no exponiéndose demasiado y estando a gusto cuando posible y controlado cuando necesario.

 

MODERACIÓN

Mientras algunos se arriesgan con petulancias y arrogancias imaginándose exentos de crítica por el éxito pretensamente conquistado,  otros, de forma inteligente, usan su capacidad de permanecer en su exacta medida. Algunos, con altruismo y comportamiento intrépido, se   disminuyen, exentándose de falsas imágenes o interpretaciones. Ser reglado, comedido y sin exageraciones minimiza la posibilidad de exponerse por exageraciones, demostrando prudencia. En la apariencia son suaves y amenos los que tienen éxito de verdad, sin afectaciones.  

 

RESPONSABILIDAD

Obligación asumida por aquellos que se saben responsables por sus actos y consecuencias, capacitándose a rendir cuentas de sus compromisos y obligaciones. Es propia del carácter de quien fue entrenado o educado para asumirla. Actualmente cuenta, además de las responsabilidades de cuño personal y profesional, la social, diferente de los que están al día con su tiempo. Crece aquel que, además de sus propias responsabilidades, asume también aquellas relativas a su grupo de colaboradores.

 

IDONEIDAD

Calidad o capacidad de quien es suficientemente capaz de ejercer su función de forma correcta y competente. Aptitud y facilidad de desarrollar las cosas correctamente. Por instrucción y entrenamiento se conquista la condición de estar apto para actitudes idóneas. Es un valor con el cual cada vez más se juzgan los candidatos al éxito, en virtud de tendencias de degradación moral, cada vez más presente en nuestros días.

 

CREDIBILIDAD

Característica de los que son creíbles. Para considerar a alguien candidato al éxito se hace necesario poder creer en qué lo postula. Ser creíble es una exigencia a aquellos que se proponen atender a los demás, razón por la cual las verdades para ellos tienen que ser absolutamente verdaderas, sin lugar para cualquier cosa que no sea verídica. Con su constatación se transmite seguridad y algunas de las características de quienes la posee son la calma y el equilibrio. 

 

AGILIDAD

Abarca ligereza, presteza y desembarazo. Por la primera, los que tienen ese perfil se muestran rápidos y veloces, llegando a ser listos. Por la segunda, se perciben la inmediatez y la disponibilidad con que rápidamente se manifiestan. Finalmente, por el desembarazo se percibe la facilidad y desenvoltura de manejarse con cosas difíciles o importantes.

 

PUNTUALIDAD

Quizás la exigencia de puntualidad tenga más justificativa en nuestros país por la tendencia de una grande parte insistir en no ser puntual y tener aceptadas, por la mayoría,  sus ridículas y repetidas disculpas. No sólo con las cosas del clima, pero también con relación a la exactitud de los hechos, puesto que muchos no puntúan por la constancia y regularidad, alternando aciertos y errores. El respeto al cliente es fundamental para lograr éxito tornando con que quizás lo más correcto fuera poner este último rasgo del carácter como primero. Sin ser puntual y sin corrección no hay éxito que perdure.

 

 

 (*) doctorando en administración de marketing por la ULR / España, MBA en marketing por ISAE / FGV, especialista en marketing por la PUC / PR, postgrado en marketing por la ADVB / SP, licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidad MACKENZIE / SP, autor de 25 libros, teniendo ya  publicados más de 500 artículos y columnas, 200 en Brasil y 300 en el exterior, ministrador de casi 200 cursos y conferencias. ribeiro@odontex.com.br

 

                                                                    VOLVER

 

 

 

DESMITIFICANDO EL ÉXITO

Dónde lograrlo más, mejor y rápido

Antonio Inácio RIBEIRO (*)

 

Muchos no salen en búsqueda del éxito imaginándolo propio de los jugadores, cantantes, actores y otros artistas. Una minoría, aún menor si consideramos sólo los que son famosos. Otros tantos se juzgan incapaces porque lo ven sólo en los atletas campeones sin acordarse  de todos los otros que somos atletas, por la simple condición de luchadores por la vida. Los que lo odian  son más por imaginar a los políticos como ejemplo diciendo que de ejemplar pocos de ellos tienen algo a mostrar. En común todos ellos tienen la constante exposición en la prensa y, por consiguiente, la notoriedad de su imagen, algunos incluso llegan a venderla, en el gran negocio que es hoy el derecho de imagen. Para las personas comunes, sin oportunidades de disputar lugar en la prensa, también hay lugar al éxito. Porque  no es propio sólo de los anteriormente mencionados. Tampoco es exclusivo de los grandes. De verdad, él es incluso más fácilmente conseguido en las pequeñas cosas, como vamos a ver a seguir. En estas menores es bien más fácil y rápido, constituyéndose un entrenamiento ir haciéndolo en las menores, pues  el éxito definitivo será más duradero si representa una suma de varios pequeños éxitos en diferentes sectores. Parece que está más a mi alcance, pero, ¿dónde tenerlo?

 

EN CASA

¡Así es! En su propia casa. Si usted es padre o madre, acuérdese que sus hijos vibran siempre que usted conquista algo. De verdad desean que usted consiga y porque usted les da más atención ellos le imaginan entre sus ídolos. En este objetivo colabora que se comente siempre en los horarios de la familia reunida, las victorias conseguidas y se muestre algún indicador para que se entiendan mejor. Y siempre. Puede ser unas zapatillas nuevas que el marido ha comprado a sus hijos con el dinero del sueldo de un nuevo trabajo. En las pequeñas conquistas todos van a vibrar y van a esperar por otras, y seguro que vendrán   incluso porque pequeñas son más fáciles de ser obtenidas.

 

EN FAMILIA

Ahora en la línea ascendiente y horizontal. Entre sus padres, abuelos, tíos, primos y hermanos. Experimente tener éxito junto a ellos y verá como es fácil tenerlo. Nuevamente  basta revelar sus pequeños hechos y él estará conquistado. Fácilmente. Con derecho a incentivo y ayuda para hacer más y siempre. A veces con hinchas y colaboración. Sintiéndose más seguro, arriesgue con su suegro antes y después con su suegra, que en el  concepto popular es más difícil conquistar. Pero teniendo éxito en casa, ya es motivo para ella considerarle un ídolo. Y así todo es más fácil.

 

CON DESCONOCIDOS 

Este es aún más fácil. Basta darles atención. Con este poco ya le conquistarán y le darán tratamiento especial como imaginarían dar a los de éxito que ellos raramente ven en vivo. Entrene con los peatones, con las personas mayores, con los niños, con los de funciones más simples y verá como es fácil lograr pequeños  éxitos. Y su imagen quedará marcada para siempre. Intente hacerlo y verá como será más fácilmente reconocido por ellos siempre. Todo por pequeñas cosas. Recibidas como si fueran grandes hechos.

 

CON AMIGOS

Nueva cobardía. Basta tenerlos para serlo. Tener éxito entre los amigos es fácil. Solamente manténgase fiel a ellos, no los olvidando en los momentos de victorias, glorias y alegrías. Infórmelos, pues así harán parte en las conmemoraciones y ellos harán usted sentirse aun con más éxito. Sus pequeños éxitos con ellos servirán aun para conquistar nuevos amigos. Y como tal, nuevos clientes. Que van a traer más motivos de conmemoraciones, profesionales o no.

 

EN EL TRABAJO

Ha empezado a dificultar. Pero recuerde que en este lugar usted es pagado para tener éxito lo que, seguro, aumenta su motivación y sus oportunidades. Incluso porque cuanto más éxito tenga, más le pagarán. Para conquistarlo acuérdese solamente de hacer mejor lo que usted hace siempre. Intentando mejorar estará rompiendo la rutina de hacer todo siempre igual. Esmerándose tendrá más orgullo de su propia producción. Su trabajo será notado y el resultado llamará la atención, ayudándole a tener más éxito. Y a ganar más.  

 

EN EL DEPORTE

Sólo no hace quien no lo practica, porque en los deportes amadores todos tienen más éxito. Así es, porque es más fácil. Y sirve para cualquier deporte, diferente de aquel que usted aprecia más, donde sólo pocos pueden sobresalir profesionalmente. Revece con sus amigos el gusto del éxito alternando en ellos los que tienen éxito en su grupo, si posible aumentándolo. El grupo y el éxito.

 

EN EL CLUB

Si es donde usted tiene éxito e el deporte aun más fácil. Si no, aquí es el lugar correcto para practicarlo. Acuérdese que es necesario que usted busque nuevos lugares para tener éxito. Para que él sea más difundido y encuentre otras fuentes generadoras de clientes. Sólo evite tener éxito por beber demasiado porque en este caso su éxito sólo durará mientras esté de borrachera. Y cuando pase la borrachera, además de no haber nadie para aplaudirle, algunos que le cercan quizás dañen la imagen que de usted tienen.

 

CON EL SEXO OPUESTO

Cuidado. Nuevamente podrá ser más fácil conquistarlo y difícil de librarse de él. Más difícil que la borrachera. Y muchas veces con efectos nocivos bien más duraderos. En el primer tiempo conquiste todas, para que cuando vuelva, en el segundo, practique la conquista de la preferida. Salvo si usted  tiene el dominio de conquistar  y hacer de su encanto y capacidad un arma para conquistar personas, no preocupándose si son del sexo opuesto, o sin hacer sexo, ya que en este último el éxito es distinto.

 

EN EL EDIFICIO

Puede que sea en la calle, e el barrio o en su ciudad, si es pequeña. Lo que importa es que en ella o en él sepan que usted existe. No por las intrigas que se envuelve, pero por sus hechos y conquistas. Conquístelos fácilmente sólo reservando un pequeño tiempo de su  semana para ellos.  ¿Qué le parece un fin de semana? Mejores si son en beneficio de la colectividad, pues de esta manera usted tendrá un contingente que le prestigiará en sus otras actividades. Principalmente en las profesionales.

 

EN LA IGLESIA

Sea en aquello que usted cree o en lugar que le parezca apropiado. Porque allí usted se sentirá bien y todos estarán luchando por su éxito. Muchos le ayudarán y este mucho le abrirá puertas que, si no son la llave del éxito, al menos se abren con ella. No se preocupe mucho con hacerlo aquí pues con todo éxito que conquiste, por los lugares por donde pasa, este de aquí estará garantizado. Será consecuente.

 

EN LA VIDA

Una  vida entera de éxito es difícil. Tener éxito en la vida, no tanto. Basta con que se dedique a él sin desperdicios. Importante es tener éxito en vida, porque muchos sólo lo consiguen después de muertos. Quizás por no haber divulgado, permitiendo que la mayoría sólo se entere tarde. Aproveche que hoy son más ágiles y fáciles los medios de comunicación, además de bien más accesibles y divulgue su éxito en vida para poder disfrutarlo mejor, permitiendo que las calles tengan nombres más cortos y fáciles de grabar.

 

 

(*) doctorando en administración de marketing por la ULR / España, MBA en marketing por ISAE / FGV, especialista en marketing por la PUC / PR, postgrado en marketing por la ADVB / SP, licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidad MACKENZIE / SP, autor de 25 libros, teniendo ya  publicados más de 500 artículos y columnas, 200 en Brasil y 300 en el exterior, ministrador de casi 200 cursos y conferencias. ribeiro@odontex.com.br

 

                                                                      VOLVER      

 

 

 

 

 

 

IDENTIFICADORES DEL ÉXITO

Antônio Inácio RIBEIRO (*)

 

Es fácil identificar el éxito entre los que actúan en las profesiones liberales. Son dos sonrisas: la del cliente por la satisfacción con el resultado del trabajo y del profesional, consecuencia del trabajo realizado en alto nivel y su resultado.

Existen, casi en la forma de convención social, algunos identificadores objetivos o subjetivos del éxito. Además de ser bueno conocerlos es importante practicar su identificación en compañeros y colegas para ir acostumbrándose con sus características e ir incluyendo algunos entre sus objetivos: desarrollar capacidad para merecer el éxito; ya habiendo conocimiento en ministrar ponencias, conferencias o cursos en congresos, entidades o facultades; tener algún cargo o función en estas, ser citado en periódicos o revistas por obras o ideas a favor de la clase, publicar artículos, materias, capítulos de libros, hasta que tenga el suyo,  ser comentado por compañeros como ejemplo profesional o dedicación, tener buena salud para enfrentarse a arduas jornadas, indumentaria apropiada y adecuada a los momentos ciertos; objetos personales (reloj, carpeta, teléfono móvil, agenda, gafas); buena clientela tanto en el aspecto cuantitativo como cualitativo; acertar secuencialmente las buenas inversiones que una carrera de suceso exige; clínica o oficina, por su porte, organización y belleza; coche característico; casa o departamento  coincidente con buen nivel presentado en los otros quesitos; chacra y/o casa en la playa y viajes por el país y al exterior, desde que bien divulgadas y comentadas.

 

CAPACIDAD

Para quien va a exponerse y candidatarse al éxito, este es un indicador que es punto de partida o condición sin la cual no debe postularlo; tener capacidad efectiva y reconocida  en el área que eligió para tener éxito. Eso ya a partir de la propia elección, puesto que algunas se propician más y otras no tanto, como catalizadores del éxito. Estar en el máximo de la calificación  cuando el éxito esté por llegar, a punto de poder sustentarlo con una continuidad en forma de actualización.

 

PRESENTACIONES

Disponiendo que conocimientos y calificación apropiados a quien se pretende incluir entre los que están en la vanguardia, debe disponer de material y documentación para perfeccionamiento en el arte de presentar ponencias, conferencias, clases hasta llegar a tope, que es ministrar cursos. Los que así lo hacen, están credenciándose al reconocimiento como profesionales con éxito.

 

FIGURACIONES

Empeñados en las actividades de clase, sea en asociaciones, colegios, consejos, sindicatos, cooperativas u otras agremiaciones que participen compañeros de profesión o en clubes, instituciones u otras entidades legas, los que tienen éxito hacen con que su trabajo sirva como divulgación de su capacidad y elemento fomentador de su concepto e imagen.

 

 

CITACIONES

A medida que van destacándose entre sus colegas, habiendo trabajos, iniciativas, descubiertas y publicaciones que le mantiene entre los que tienen éxito, siendo éstos los que son comentados en su categoría profesional, o en reportajes y artículos, o en la forma de citaciones verbales, tiene  la ventaja de agregar valor a su nombre, que en publicidad / marketing profesional es su marca.

 

APARICIONES

Por conocimiento, actividades, cargos e iniciativas, los que tienen éxito son normalmente los más invitados a participar en programas de entrevistas o debates, en la radio, televisión abierta o por cable como en páginas de Internet, como las de instituciones de destaque.

 

PUBLICACIONES

Tanto materias y reportajes en la prensa lega sobre temas de su profesión como artículos científicos publicados en revistas de la clase son producciones de los que tienen éxito, ayudando a divulgar su profesión o especialidad, bueno como su propio nombre.

 

EDICIONES

Capítulos de libros, libros con a colaboración de otros compañeros o, después de mayor vivencia y experiencia, escribir su propio libro, dentro o fuera de la profesión, se destacan  a punto de llevar al éxito o aumentar el de los que ya o hacen.

 

COMENTARIOS

En las ruedas de colegas de profesionales de otras áreas como alguien efectivamente competente o capacitado dentro de su actividad y no sólo forma de identificación de éxito, bien como fomentador de más éxito junto a su propia clientela.

 

BUENA SALUD

La mayoría de las personas que tienen éxito gozan de buena salud. Por eso es importante cuidarse lo suficiente, a punto de permitir su conquista, además de aumentar su longevidad, pudiendo así usufructuarlo el éxito más y mejor, impidiendo que alguna enfermedad, a veces simple, le impida de participar de algo que sea importante en su carrera.

 

INDUMENTARIA

Los profesionales de éxito no se identifican por estar llenos de etiquetas famosas, sino por portarse  siempre de manera adecuada al ambiente y a la ocasión. Se preocupan con detalles del tipo combinar la corbata con la camisa, el abrigo con el pantalón y el cinturón con los zapatos. Igual pasa a las mujeres de éxito, que no exageran en el maquillaje y, sin ostentaciones, consiguen arreglarse de forma apropiada sin recurrir a sumas de grifes.

 

OBJETOS PERSONALES

Aquí pueden entrar marcas famosas o algunos detalles de destaque, como por ejemplo, un reloj que se destaca, un bolígrafo de marca, una bolsa o carpeta de nivel, unas gafas de marca o modelo conocidos u otros objetos como un teléfono móvil moderno, una agenda o un ordenador portátil actual.

 

BUENAS INSTALACIONES

Incuestionablemente este es el tópico característico de los profesionales del éxito. Probablemente uno de los indicadores más destacados y definitivos de los que llegaron a él o de los que quieren alcanzarlo. No necesariamente por el tamaño, pero por lo adecuado y compatible de sus instalaciones.

 

BUENA CLIENTELA

Cuantitativa y cualitativamente. Quien ha vencido o está por vencer merece o tiene una clientela a su altura y de acuerdo con el tamaño de su éxito, que aumenta a medida que se consolida. Consecuentemente.

 

BUENOS AMIGOS

En la vida es importantísimo tenerlos. Para tener éxito ellos son fundamentales. Serán ellos que nos ayudarán a tener éxito, a hacer más que eso, o mejor, a sustentarlo y a usufructuarlo. Los mejores son los de toda la vida pues con el éxito aparecerán los de última hora, que no siempre son amigos, aunque parezcan.

 

INVERSIONES

Seguro que los bien sucedidos tienen resultados excelentes que, cuando bien aplicados, generan más imagen. Invertir en sí mismo, en su lugar de trabajo y en su carrera son las prioridades que, después de conquistadas pueden dar lugar a otros indicadores de éxito.

 

COCHE

Encuadra un profesional de éxito, sin necesidad de ostentación, pero siempre compatible y proporcional al nivel atingido. Si los importados están de moda, los nuevos tiempos harán de los nuevos modelos, de las incontables nuevas fábricas y marcas, los preferidos.

 

CASA

O apartamento, depende de las características y exigencias de la ciudad, es elemento de evaluación, a medida que los colaboradores de su éxito sean invitados a usufructuarla.

 

FINCA

Considerando que el éxito no ocurre al acaso y por muchas veces a paga de mucho trabajo, el descanso se hace necesario, haciéndose otro complemento entre los indicadores del éxito.

 

PLAYA

Opción más ostensible en los períodos de vacaciones y también opción para disfrutar de los festivos con puentes, o tener un inmueble en el mar o en el río son conquistas y permite conveniencias que posibilitan aumento en el número de nuevos clientes.

 

VIAJES

Necesidad de los que conquistaron el éxito en nuestros tiempos, los viajes que antes daban prestigio ahora ya no son los preferidos. Rutas turísticas dentro del país, se destacaron más que los viajes clásicos a Europa o EUA, por ejemplo. Para cumplir la característica de indicadores de éxito deben ser comentados y bien divulgados. Incluso con tarjetas postales enviados o recuerdos traídos.

Viaje en uno a uno de los indicadores arriba, además de otros que usted identifique, haciendo de  cada uno de ellos y de las ganas de usufructuarlos un motivador a más para su conquista.

 

 (*) doctorando en administración de marketing por la ULR / España, MBA en marketing por ISAE / FGV, especialista en marketing por la PUC / PR, postgrado en marketing por la ADVB / SP, licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidad MACKENZIE / SP, autor de 25 libros, teniendo ya  publicados más de 500 artículos y columnas, 200 en Brasil y 300 en el exterior, ministrador de casi 200 cursos y conferencias. ribeiro@odontex.com.br

 

                                                                      VOLVER

 

 

 

 

 

 

FACTORES DE ÉXITO

Antonio Inácio RIBEIRO (*)

 

Nada pasa al acaso y los casos de quien no merecía y tuvo éxito son meramente excepciones para confirmar la regla. Cuentan como elemento comprobatorio el hecho de que la mayoría de las veces no duran. Tan pasajeros como el pequeño tiempo derrochado para conquistarlo. Excluidos de estos éxitos accidentales, lo que envuelve méritos y merecimiento viene precedido siempre de muchos los factores que serán abordados a seguir de manera objetiva y práctica para que cada uno, a medida de sus potencialidades los desarrolle como manera de mejor prepararse para lograr el éxito.

 

CONOCIMIENTO

Aquí no hay lugar para engaño. Puede ocurrir pero por poco tiempo. Aparecerá  como un malo producto cuya mejor manera de matar es venderlo bastante. Identifique en qué usted es bueno o en qué podrá venir a ser e invierta en si mismo, profundizando sus conocimientos más que la media de los que militan en su área.

 

FORMACIÓN

Básica e indispensable. Cada vez más exigida de los que entran en el mercado con pretensiones de quedarse en él. Lo que era mediano ahora es fundamental. Nivel superior no es más sinónimo de empleabilidad. Al menos a los que postulan éxito. MBA’s, postgrados, maestrías y doctorados son, cada vez más, los diferenciales entre los que consiguen y los que sólo pretendían.

 

ACTUALIZACIÓN

Conquistados el conocimiento y la formación hay que mantenerse bien informado y actualizado con visitas a Internet, cursos, simposios, encuentros, congresos y otras actividades en este sentido para mantenerle al día con lo que es exigido para alguien de prestigio. Disfrútelos también para afirmar e informar su éxito.

 

MODERNIDAD

En la vida personal y profesional busque saber todo lo que se está usando y cual es identificador de éxito. Cuando posible adopte progresivamente de forma que los que le acompañan se enteren de su evolución interior, que no siempre es vista y entendida por los que saben de sus propósitos.

 

OBJETIVOS

No están permitidos errores sólo eventuales correcciones. Hay que definirlos bien considerando donde se pretende llegar. Acuérdese que si algunos de los atingidos no le llevan al éxito serán considerados fracasos, de manera que no se debe evaluarlos, definiéndose con claridad, cautelosa y exhaustivamente antes de la adopción.

 

DETERMINACIÓN

Funciona como el motor de un coche, la turbina de una avión o como el propulsor de un juguete. A partir del momento en que usted se ha definido por un camino para conducirlo el éxito, sus energías y fuerzas deben ser accionadas al máximo de sus potencialidades. Todo el tiempo necesita ser aprovechado y todos los recursos, apoyos y medios deben ser utilizados.

 

OPORTUNIDAD

Algunas veces aparece pegado a la identificación de los de los objetivos siendo que, en algunos casos es su sustituto. Bien como los objetivos, que deben ser uno, dos o tres, las oportunidades difícilmente pasan esas cantidades. Por eso tenemos que concentrarnos de manera a identificarlas y no perderlas.

 

PERSEVERANCIA

Nos mueve y sustenta al rumbo cierto, aunque las adversidades que siempre se presentan en el camino de los candidatos al éxito. Para conquistarla primero crea en sí mismo, segundo que usted va a conseguir y tercero que nada le quitará del rumbo cierto para alcanzar su conquista mayor.

 

AMISTADES

Al inicio pocos sabrán sus propuestas para una vida con más sentido y resultados. Para algunas evaluaciones y apoyos es importante tener un grupo selecto de amigos próximos con quienes usted pueda comentar y evaluar sus proposiciones. Funcionan como hinchas que muchas veces participan en la manutención de su máxima motivación.

 

RELACIONES

Todo el éxito es traducido por reconocimiento. No tenemos que lograrlo solos. Por eso es fundamental desde el inicio de nuestra carrera, montar una red de relaciones que en la hora cierta será primordial para evidenciar, difundir y sustentar el éxito.

 

SEGUNDONES

Algunas cosas hoy son importantes sin parecer, como: dominio y uso constante de la informática, fluencia en español o inglés para facilitar accesos y posibilitar vuelos más altos y enrolarse en términos de responsabilidad social, como un diferencial entre los que hacen del éxito un medio de dividir las conquistas.

 

PRESENTACIÓN

Aunque para algunos no sea prioritaria es, sin duda, una buena segundona. Si usada en exceso motivará socarronería  de los que no quieren o no aceptan su éxito. En buena dosis ayudará a muchos a identificar mejor su éxito. Importante atentar a los detalles.

 

HUMOR

Bueno ya que el malo es característica de los que no consiguieron éxito o no lo merecen. Busque alejarse de cosas y personas malas. Evite periódicos y revistas que se pautan por abusar de la desgracia ajena. Identifique  los buenos que, seguro, estarán de buen humor. Conviva con ellos y asimile sus fluidos positivos.

 

HABILIDADES

Serán fundamentales en la conducción de su carrera al éxito. Identifique sus puntos fuertes y busque potenciarlos. No tenga recelos en conocer sus puntos débiles para minimizarlos. Por ellas usted será siempre un buen negociador de sus propuestas y gestor excelente de su trayectoria.

 

HONESTIDAD

No sucumba a las tentaciones de los caminos cortos, tortuosos o de los atajos. El camino arduo y lleno de espinos es la seguridad del duradero. Paute sus actitudes por principios claros y que lo caractericen. Sea defensor de la moral, de la ética y de los valores máximos de su pueblo. Estimule la orden y el progreso siempre.

 

HUMILDAD

Conquistado con éxito usted, seguro, querrá mantenerlo. Para asegurarse de eso no deje que el éxito se le suba a la cabeza. Continúe humilde y evite ostentaciones, pues en estas horas es el falso éxito. El verdadero tiene una grandiosidad mayor en la medida que lo guardamos bien, dejando que los demás lo anuncien.

 

 

(*) doctorando en administración de marketing por la ULR / España, MBA en marketing por ISAE / FGV, especialista en marketing por la PUC / PR, postgrado en marketing por la ADVB / SP, licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidad MACKENZIE / SP, autor de 25 libros, teniendo ya  publicados más de 500 artículos y columnas, 200 en Brasil y 300 en el exterior, ministrador de casi 200 cursos y conferencias. ribeiro@odontex.com.br

 

                                                                      VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

LOS DIEZ MANDAMIENTOS AL ÉXITO PROFESIONAL

Antônio Inácio RIBEIRO (*)

   

Todos nosotros anhelamos el éxito. No sabemos lo que él es exactamente, pero en intensidades diferentes nosotros lo ambicionamos. A veces, incluso sin saber exactamente en que área de nuestra vida o por qué razón y, algunas personas hasta inconscientemente, pero todos lo deseamos. Lo cierto es que él es parte de nuestros anhelos.   

Profesionalmente, no se enseñan los medios para alcanzar el éxito en las universidades. No existe una disciplina o un curso, formadores de personas de éxito. Los cursos de autoayuda son buenos motivadores, son palancas para optimizar la autoestima e instrumento para la mejora del aspecto psicológico.   

Ciertamente el éxito no pasa por casualidad. Salvo excepciones, es la paga por lo que hacemos, o en caso de fracaso, el castigo por lo que nosotros dejamos de hacer, cuando éramos capaces. Tenemos que verlo así para poder conquistarlo, así como no perder el éxito parcial ya obtenido, que es nuestra formación.   

Él no es privilegio de ricos, ni exclusividad de los genios. Es derecho de todos los que lo buscan. Entendiendo sus mecanismos y funcionamiento, se vuelve más fácil su conquista. Si usted anhela obtenerlo, usted lo merece. Para conquistarlo seguir algunos mandamientos puede ayudar. En esta intención, describiremos algunos que nos ayudaran a construirlo.   

    1. Crea en usted mismo.   

Sí, porque si usted no lo hace, los otros tampoco creerán. En su capacidad, en su talento, en su experiencia, en su determinación y en la fuerza de voluntad que usted tiene para ser un ganador y no pasar por la vida sin dejar su marca. Muestre y demuestre siempre que posible, porque puede usted dar cuenta de lo que le están confiando, no necesariamente hablando, pero siempre haciendo lo que debe hacerse y siempre que sea posible sorprendiendo por hacer un poco más, un poco mejor y un poco más rápido. No espere que otros lo motiven, sea usted la razón de su motivación, por la enorme voluntad que usted tiene de ser un ganador.   

    2. Crea en su producto o servicio.   

Conozca profundamente lo que usted tiene para ofrecer. Sepa todo acerca de sus características, aplicaciones, usos, ventajas y beneficios. Siendo un profundo conocedor, usted lo dominará y, por consiguiente gustará de él, resultando más fácil hablar siempre de él, no cansándose nunca de detallar las razones que lo llevan a creer que esta es la mejor alternativa para quién lo está buscando o necesitando. Intente entender porque las personas, compañías e instituciones tendrán ventajas con él y concentré sus argumentos en éstos, porque es esto lo que las personas están buscando: soluciones, beneficios, seguridad y facilidades. Procediendo así,  usted estará influenciando a otros en creer en él también, lo que facilitará mucho su aceptación.   

    3. Crea en sus amigos.   

Quién tendrá éxito, ciertamente encontrarán en el camino algunos que lo criticarán, contestarán o cuestionarán, sobre todo porque usted estará tomando algún espacio que imaginan que es de ellos. De éstos, algunos se volverán sus enemigos u oponentes declarados. No los menosprecie, pero tampoco le preste mucha atención. Recuerde quién es y posiciónese exactamente en la situación opuesta. Con usted, a su lado: sus amigos, sus aliados. A éstos usted debe de escuchar, confiar, inclusive sus secretos e intenciones. Intente mantenerlos informados de sus actuaciones y conquistas, para que ellos puedan adelantar hechos positivos a su respeto. Es cierto que ellos lo defenderán en todo lo bueno que hace. Y no olvide de defenderlos y prestigiarlos siempre que tuvieran algo para ser acompañado.   

    4. Crea en sus colegas de trabajo   

Nunca permita dejarse llevar por los chismes y habladurías, principalmente sin conocer su veracidad. Intente esclarecer directamente en la fuente y después mostrar su verdadera posición, aunque no sea totalmente concordante. De esta manera usted estará rompiendo una cadena que de otra manera seguiría creciendo. Recuerde siempre que procediendo bien  estará conquistando cada vez mas amigos, que por cuenta de esto, también se encargarán de formar otros que hablarán bien de usted, de su conducta y su trabajo. Tenga para ellos una consideración en la misma intensidad que le gustaría que ellos la tuvieran con usted mismo. Dé motivo para que ellos crean en sus intenciones, creyendo en todo aquello que ellos, en una relación abierta, confían.   

    5. Crea en el trabajo en equipo.   

Solos, poco o casi nada conseguiremos y así mismo lo que alcanzáramos será de dominio de una minoría o sólo de nosotros mismo. Todo lo que hacemos individualmente tardará mucho más para acontecer y muchas veces hasta nuestros propios errores costarán ser identificados y corregidos, haciendo que nuestros logros demoren en verificarse y ser enaltecidos. A su tiempo acepte liderazgos o delegue funciones y actividades. Intégrese y relaciónese cada vez más con el grupo, principalmente identificando o definiendo sus objetivos y prioridades. Siempre comunique el aprendizaje de sus actividades en beneficio del grupo y su disposición para continuar ayudando. Habitúese a celebrar las victorias alcanzadas por los otros miembros de su equipo, para que cuando llegue el momento de sus grandes conquistas, muchos estén presentes para reconocer y difundir sus hechos.   

    6. Crea en el lugar dónde usted trabaja.   

No importa que sea una pequeña empresa, una clínica, un consultorio, una oficina o una gran compañía o institución. Intente percibir claramente la importancia que ella tiene para su comunidad, medio o mercado. Si es pequeña, imagine en todo lo que puede crecer con su dedicación y éxito. Si es grande, como es importante su participación así como la de todos que lo llevaron al éxito. Todo esto porque él es su elemento de referencia en la búsqueda del éxito. Buena parte de sus chances de llegar a donde usted planea están vinculadas a su lugar de trabajo, de ahí la importancia de valorizarlo. Para completar haga todo para que sus amigos también lo valoren, mostrándoles la importancia de que todos piensen de la misma manera.   

    7. Crea en los valores de su ciudad   

No importa si es donde usted nació o si la adopto como lugar para vivir. Ella es la que hará su día a día mejor o peor. En ella usted vivirá sus grandes conquistas, así como es en ella en la que vive la mayoría de las personas que le reconocerán su éxito. No haga lo de muchos que sólo saben criticar el lugar dónde viven. Algunos imaginando erróneamente que así se valorizan. Para quién lo hace tengo sólo una sugerencia: múdese de ciudad y busque una mejor. Muchos lo hicieron y se sintieron bien, inclusive porque estar en una ciudad en la cual usted ve potencial, es un factor de mayor dedicación y una motivación mas para en ella salir bien. Por lo tanto trate de conocer bien y de mostrarla siempre que alguien fuera a visitarlo, exaltando sus virtudes.   

    8. Crea en la importancia de su provincia.   

Él es su mercado en una escala más amplia. De su potencial depende el desarrollo de sus negocios o actividades. Buena parte del sentimiento de orgullo que tenemos por la provincia en que vivimos depende de cuanto la conocemos, no sólo lo turístico, también económicamente. Por esto no pierda fines de semana o feriados para conocerla de punta a punta. Si no es posible, lea todo sobre ella. Infórmese sobre sus potencialidades y tendencias. En el caso, que cuando la conozca mejor, usted llega a la conclusión que no es una provincia que le pueda permitir el éxito que anhela, no la critique. Múdese a otra, permitiendo que en ella permanezcan los que en ella crean, pues así será más fácil establecer una unión en nombre de su progreso.   

    9. Crea en el futuro de su país.   

Más importante es creer en su presente, porque es en él que podemos construir algo mejor para nuestro mañana. Estudie su historia, sepa su geografía y principalmente sepa mucho sobre su economía y potencialidades. Sintiendo su pujanza y su grandeza, cante su himno, ame su bandera, acompañe sus hechos, deportivos, culturales y económicos. Lea sobre su desempeño pasado, presente e imagine su futuro. Sepa cuanto estará creciendo y cuando podrá desarrollarse más. Si encuentra alguien criticándolo, intente primero disuadirlo de lo que está haciendo, mostrándole otro lado. Si no obstante continua hablando mal, no dude en sugerirle que se mude a otro país, después de todo tantos compatriotas dan una buena imagen de nuestra gente afuera, que él bien pudiera ser uno más, para que vivan aquí los que efectivamente crean en nuestro futuro. Y debido a esto, haga nuestro país mejor y más creíble por otros y por nosotros mismo.   

    10. Crea en algo superior.   

El hombre y el mundo son demasiados perfectos para ser frutos de una mera generación espontánea. Así como son especiales, la mayoría de los animales y vegetales que nos rodean. Los ríos y océanos, los campos y las montañas, la vida, en fin, nos coloca pequeños ante tanta grandeza. Y belleza. Si alguien nos hizo superiores y diferentes, dándonos la inteligencia para disfrutar el conocimiento, necesitamos saber usarla en el sentido de reconocer la grandeza infinita de algo más grande, perfecto, eterno y misterioso. Que nos hace creer y que nos permite por nuestras acciones y obras, merecer el éxito que anhelamos. Y que por nuestra dedicación y trabajo, hacemos por merecer. Y creer.   

   

 (*) doctorando en administración de marketing por la ULR / España, MBA en marketing por ISAE / FGV, especialista en marketing por la PUC / PR, postgrado en marketing por la ADVB / SP, licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidad MACKENZIE / SP, autor de 25 libros, teniendo ya  publicados más de 500 artículos y columnas, 200 en Brasil y 300 en el exterior, ministrador de casi 200 cursos y conferencias. ribeiro@odontex.com.br

 

                                                                       VOLVER    

 

 

 

 

 

UNA HISTORIA DE ÉXITO

Antonio Inácio RIBEIRO (*)

 

            Usted me ve en su pantalla comentando de “MARKETING PARA EL PROFESIONAL LIBERAL” como fórmula para encontrar los “SECRETOS AL ÉXITO PROFESIONAL LIBERAL”  usando el “MARKETING PARA EL ÉXITO PROFESIONAL” y pretendiendo que usted, además de leer mis artículos, compre mis libros y asista mis cursos, me parece oportuno contar un poco de mi historia, como forma de transmitir  más credibilidad a mis teorías, conocimiento de mi formación y dar a conocer mi trayectoria, para que pueda servir de incentivo a todos aquellos que se preparan y trabajan con ahínco, que postulan y merecen el éxito.

PORTO ALEGRE

Buscaré atenerme más en la trayectoria con los libros, que son mi grande pasión, fuente de inspiración y medio de vida más antiguo. Comencé a los 16 años vendiendo de puerta a puerta una colección de 3 pequeños libros sobre culinaria: “GOLOSINAS DE TÍA MARILÚ”. Los vendía por  cinco dólares y me permitían la independencia financiera ya a partir de aquella joven edad. Los vendía en las tardes que no tenía clases y por la noche cuando hacía falta algún dinero para algún capricho, como comprar un traje o hacer un pequeño viaje como ir a la playa, por ejemplo. Ellos me sustentaron por cerca de un año, hasta que decidí alzar un vuelo más alto.

 Atendiendo a un anuncio de periódico me presenté candidato a vendedor del Editorial José Olympio, que en esa época estaba por lanzar una nueva enciclopedia titulada “BIBLIOTECA CIENTÍFICA LIFE”. El supervisor que me entrevistó no creyó en mi potencial. Quizás porque yo llevaba el pelo largo (quien me conoce personalmente o por foto probablemente esté riéndose porque hoy estoy pelón). Completando el aire raro con largas patillas y un bigote ralo y una camisa roja que hoy, estoy de acuerdo que no combinaba con los pantalones a cuadros color naranja que me encantaban. El gerente de nombre Coelho me llamó para completar la entrevista y quizás se animó con una lista de todos los profesores de la Universidad Federal de Río Grande del Sur, mi provincia, que conseguí por influencia de mi padre que era profesor de allí.

Probablemente aquél tenga sido mi primer lance de marketing usado sin saber que lo estaba usando. La verdad es que conseguí el trabajo y a los 17 años era el más joven vendedor del editorial. Como segundo destello de marketing, decidí solamente visitar a los candidatos después marcar citas por teléfono, claro que identificándome como hijo del profesor Ribeiro, mi padre. Estudiando en un cursillo para rendir vestibular, la prueba de acceso a la Universidad, junto con el último año de secundaria me restaba poco tiempo y tenía que optimizar mis visitas. La estrategia iba bien y en poco tiempo yo era quien más vendía en el departamento, motivando el supervisor a preguntarme cómo conseguía un desempeño superior a otros vendedores veteranos en el arte de vender. Le conté mi secreto y el si sorprendió, como lo sorprendí por haber sido el único de los vendedores a visitarlo en el hospital cuando estuvo internado, conociendo otro lado de mi personalidad.

 Aprobado en el concurso de ingreso a la universidad (estudié Ciencias Agrarias antes de estudiar Ciencias Empresariales) mi vida cambió mucho, lo que me hizo cambiar de producto por cuenta de haber quedado sólo con pocos huecos en el currículo escolar para visitar algunos clientes, necesitando resultados diarios, algo que la cara enciclopedia no permitía. Hice la opción por vender los libros del Odontólogo de nuestra familia, uno de los diez primeros brasileños a escribir libros de Odontología. Sin saber que me estaba influenciando escribió tres de ellos que me garantizaron el sustento no sólo en Porto Alegre como también en las ciudades donde mi padre iba a ministrar cursos de capacitación a las matemáticas modernas, que fue por él introducidas en Río Grande del Sur y en parte de Santa Catarina. Por más de dos años sobreviví bien con las ventas de los libros del Profesor de Periodoncia, Francisco de Paula Azzi.

 SAN PABLO

Un día le conté mis ganas de ir a Río de Janeiro en autostop: muy común entre los jóvenes de mi edad en aquella época. Él me alertó para los riesgos del viaje y de las dificultades de no conocer a nadie en Río, tal vez tener que dormir en algún banco de plaza. Me propuso algo interesante: me iba a dar el equivalente a 100 dólares para ir en autobús a San Pablo donde me quedaría dos semanas vendiendo sus libros y con el dinero de estas ventas tendría cómo ir a la ciudad maravillosa, Rio de Janeiro, en autobús y hospedarme en un hotel. Concordé y en la primera semana ya había ganado más de 200 dólares en la capital de São Pablo. No fui a Río y en un mes había contabilizado 1.100 dólares que me permitieron comprar un auto Alfa Romeo, una referencia en aquellos tiempos en que empezaba la industria automovilística brasileña.

Volví a Porto Alegre y para poner triste a mi madre y orgulloso a mi papá que pensaba que la vida en una ciudad grande como San Pablo era una oportunidad de crecimiento. Decidí trasladarme. En fines de agosto de 1972 estaba viviendo en definitivo en la tierra de la llovizna. Vendiendo libros del Dr. Azzi y otros más que él consiguió presentándome a otro Odontólogo, Haroldo Cauduro, dueño de la Revista Gaucha de Odontología, que tenia otros cinco libro editados. Como no conocía bien la ciudad, cada día cogía un autobús diferente yendo hasta la última parada y volviendo a pie por mismo camino que el autobús había hecho, vendiendo libros de los autores de mi provincia.

Vendía tanto que pronto los editoriales pasaron a ofrecerme sus libros, dándome crédito y más opciones para atender al exigente mercado de los Odontólogos de San Pablo, la provincia más desarrollada de mi país. En el año siguiente, 1973, ya había montado una oficina y conseguido dos vendedores para ayudarme a cubrir la mayor metrópolis del hemisferio sur. De golpe ya tenía un equipo de ventas en la capital y otro en el interior y luego estaba participando de congresos por todo país, aprovechando para hacer otra cosa que me gusta: viajar y conocer lugares distintos. Empecé a recibir pedidos por teléfono y a enviar libros por Correos. De 1973 a 1978 estudié Ciencias Empresariales en la Universidad Mackenzie, una de las más bien conceptuadas de San Pablo. En uno de los cursos de postgrado que hice en la Asociación de los Dirigentes de Ventas de Brasil, aprendí qué eran y cómo se hacían las malas directas (folletos promociónales para envío por correo) y empecé a enviar informaciones sobre nuevos libros a los clientes del interior y de otros estados que iba conociendo en los congresos. En poco tiempo era conocido en casi todo el país como Ribeiro, el librero, profesión que me orgulla.

 CURITIBA

Con el éxito en las ventas de libros, crecí y monté una tienda de artículos dentarios y después una de reventa  de equipamientos odontológicos. Pero tan grande era mi pasión por  los libros que, en 1983, después de nueve meses de trabajo publiqué mi primer libro, un  guión odontológico de 251 páginas, con orientaciones sobre todos los productos del ramo dentario, algo inédito. No fue un éxito en ventas pero me ayudó a conquistar dos representaciones de implantes dentarios en 1987 y 1989, período en que me trasladé a para Curitiba, donde obviamente abrí otra librería. Con los implantes crecí y en 1991 estaba de nuevo en la escrita, lanzando un libro de pistas en implantodontía. El año siguiente un libro de preguntas y respuestas y otro de problemas y soluciones, todo sobre implantes dentarios, hasta que, en 1993, escribí mi primer libro de marketing en implantodontía y al final de 5 años ya tenía 10 libros publicados. En Curitiba estudié un curso de especialización en marketing y un postgrado en proceso pedagógico con habilitación en magisterio superior. Después de ese postgrado hice un MBA – Master in Business Administration, en el Instituto Superior de Administración y Economía de la Fundación Getulio Vargas, la más importante de mi país y empecé en 2002 mis créditos para el doctorado, que concluí en 2004 y empecé la preparación de la tesis que será presentada en la Universidad La Rioja, España.

 En esta fase además de escribir mucho, pues comencé  a cambiar cartas semanales con mis clientes buscando informar todo lo que de nuevo ocurría en el mundo de los implantes. Empecé a dar clases, conferencias y cursos sobre marketing odontológico, que me obligó a continuar estudiando y a hacer cursos. Empecé a escribir los libros, primero a lápiz, que después de listo una secretaria digitaba, me tocando a mí hacer las revisiones. Con la llegada de los ordenadores mi producción aumentó y al inicio del milenio ya tenía veinte libros publicados. Algunos de ellos en  tercera o cuarta edición: el Asistente de Consultorios Dentarios completando 25.000 ejemplares vendidos, el Marketing Odontológico 15.000 y Todo sobre Implantes Dentales atingiendo 12.000 ejemplares. Al completar cincuenta años, reuní todos mis amigos de la adolescencia, algunos que no veía hace más de treinta años y aproveché para lanzar mi 20º libro con el cual atingí 50.000 ejemplares vendidos: Odont’humor, una colección de 50 divertidas historias de mis 43 viajes a Argentina, 7 a los Estados Unidos y 3 a Alemania, llevando Odontólogos brasileños para hacer cursos de implantes dentales en el exterior.

 Pero aun faltaba algo mayor. Fue así que surgieron los cuatro últimos: “100 motivos para ir al dentista”, donde presento un plan de gastarse menos con los dentistas, exactamente visitándoles más; “Marketing para el Profesional Liberal”, mi primer libro fuera de Odontología, con una propuesta de marketing más amplia, abarcando todos los que trabajan como profesionales liberales y finalmente, mis dos proyectos mayores: “Secretos al Éxito Profesional” y “Marketing para el Éxito Profesional” donde, basado en un buen trabajo de marketing, propongo una postura para llegar al merecido éxito. En la época de sus lanzamientos tuve la satisfacción de atingir los 60.000 ejemplares vendidos, lo que me pone como uno de los autores más vendidos de la Odontología Brasileña, además de ser quien más libros publicó en esta área.

 Me gusta tanto escribir que me siento útil en hacerlo, por imaginar que así estoy dando más sentido a todo que tengo aprendido a la medida en que los otros pueden beneficiarse y de los conceptos que voy desarrollando a partir de los cursos que hago y de las lecturas que me entretienen. Así que últimamente estoy trabajando en tres proyectos: la 6ª edición de las “Pistas en Implantología” la versión para profesionales liberales del libro “Condominios Odontológicos” y un proyecto audaz: un atlas de publicidad para el profesional liberal.

 BRASIL

En 2000, para innovar con el nuevo siglo, nuevamente introduciendo algo inédito, pasé a enviar correos-electrónicos de gratis con reproducciones de pistas, preguntas y respuestas, además de soluciones a problemas relacionando implantes dentales, a un registro de direcciones electrónicas, en un marketing innovador en la Odontología, que tal vez por ser uso original, creció en ritmo frenético, llegando en 2005 a 176.000 Odontólogos brasileños, 23.700 Odontólogos de habla hispana y más de 60.000 otros profesionales liberales, que reciben actualmente mis textos de marketing. Luego mis amigos argentinos Pedro Soler y Horacio Kippes pasaron a traducir estos artículos al español y a enviarlos también a Odontólogos de la América del Sur, empezando así una sorprendente secuencia de publicaciones en otros países.

 EXTERIOR

En 2003 Odontomarketing de Perú me publicó por la primera vez afuera de Brasil, después Geodental en España. A seguir Universo Odontológico de Argentina, Odontólogos.com de Colombia y Odontomarket de España. A la continuación Éxito Dental de Venezoela, Dentópolis de España y Costos en Odontología de Argentina. En 2004 aparecí en Mundo Dental de Chile, Salud Bucal de Uruguay y Odontodos de Argentina. Se seguiran publicaciones en Dental World, Gerencia Salud y Orion Dental. Para en 2005 aparecer en Dental Tribune de Alemania, Tu Odontólogo de Venezoela, Academia Internacional de Odontología Integral y en Visión Dental de Peru. También en Odontoweb de Colombia, Odontólogos.com de México, Formula Odontológica de Ecuador y muchos otros a quien pido perdon por no citar, para no llenar la página. A todos que me publicaron, soy muy grato por la posibilidad de compartir conocimientos y así hacer amigos por la Internet, que apalanco mi carrera.

 Para completar aun más mi satisfacción con este arte, necesito su ayuda. De manera simple, comprando mis libros e de forma compuesta, después de tenerlos,  recomendándolos a todos sus parientes, amigos y vecinos profesionales liberales, de suerte que pueda formar una corriente de conocimiento sobre el marketing como medio de levantar las carreras profesionales,  que permita a muchos lograr el éxito y la satisfacción que yo tengo por poder servir a tantos que buscan en el conocimiento, un medio para atingir sus propósitos mayores.

 Este es el placer mayor del éxito y para poder usufructuarlo necesito contar con su colaboración y que para atingir su propósito al éxito, usted no podrá prescindir del marketing y de la lectura. Vamos a dividir ese secreto y tener aun más éxito todavía. Leyendo cada vez más. Practicando el marketing. Conquistando mentalidad ganadora.

 

(*) doctorando en administración de marketing por la ULR / España, MBA en marketing por ISAE / FGV, especialista en marketing por la PUC / PR, postgrado en marketing por la ADVB / SP, licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidad MACKENZIE / SP, autor de 25 libros, teniendo ya  publicados más de 500 artículos y columnas, 200 en Brasil y 300 en el exterior, ministrador de casi 200 cursos y conferencias. ribeiro@odontex.com.br

 VOLVER