http://estaticos01.elmundo.es/elmundosalud/imagenes/2009/03/31/1238524801_0.jpg

 

Un beso de los más famosos,, de Roy Lichtenstien.

Me recuerda, por  lo apasionado, una frase de Albert Einstein:

"Un hombre que puede manejar con seguridad mientras besa a una hermosa joven, simplemente no le está  prestando al beso la atención que se merece".

 

 

El asno de oro, de Lucio Apuleyo

Las Metamorfosis, de Lucio Apuleyo, que según Agustín de Hipona se conocían como El asno de oro (Asinusaureus), es la única novela latina completa que se ha podido hallar.

 

Y de ninguna manera recomendamos su lectura, a algunos porque pueden ofenderles las escenas eróticas y picarescas que abundan; a otros, por su rechazo intestino a los clásicos, y a otros porque no hay crímenes ni detectives, ni corazones rotos de un balazo (sólo con flechas de Cupido). Lo incluimos porque viene muy a propósito para nuestro tema: El beso.

Fue escrita en el siglo II d. C., adaptación de un original griego, cuyo texto se perdió.

Su texto prefigura el género de la novela picaresca (Quevedo, Rabelais, Bocaccio, Voltaire, Defoe y muchos otros). Es una obra imaginativa, irreverente y entretenida que consigna las ridículas aventuras de Lucio, joven viril obsesionado con la magia.

Encontrándose Lucio en Tesalia, “cuna de la magia”, busca fervientemente la oportunidad de ser testigo del uso de la magia. Su entusiasmo desmedido lo lleva a verse transformado accidentalmente en asno. Bajo esta forma, Lucio, miembro de la aristocracia romana, se ve forzado a ser testigo y víctima de las miserias de los esclavos y desposeídos, reducidos —al igual que él— a poco más que bestias de carga debido a su explotación a manos de ricos terratenientes.

El asno de oro es la única obra de literatura greco-romana antigua en examinar de primera mano la terrible condición de las clases bajas. Sin embargo, a pesar de la seriedad del tema que aborda, la novela no deja de ser imaginativa, ingeniosa, y a menudo sexualmente explícita.

Historia y estilo

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/0/0a/Apuleius1650.jpg/220px-Apuleius1650.jpg

 

 

  Portada de la edición en latín de John Price de la obra de Apuleyo

Las metamorfosis o El asno de oro

(Gouda, Netherlands, 1650).

 

 

En la historia principal se insertan varias narraciones divertidas, muchas de las cuales parecen estar basadas en relatos folclóricos, y que incluyen los tópicos comunes de esposas adúlteras y amantes sagaces, además de las transformaciones mágicas que caracterizan a la novela. La más extensa de éstas es la historia de Cupido (Eros) y Psique, que encontramos aquí por primera vez en la literatura occidental.

La obra consta de una estructura muy particular dividida en once libros o capítulos, con una serie de cuentos hilvanados mediante diferentes recursos, que sin embargo consigue un efecto de unidad tanto de narración como argumental.

El estilo de Apuleyo es tan ameno como sus historias, pues a pesar de no ser romano de nacimiento, fue un maestro de la prosa latina capaz de jugar con el ritmo y la rima del idioma como si fuera el propio.

Premio Alfaguara

Para quienes prefieren ver libros un poco más recientes, va la recomendación de una novela recién salida del horno, El mundo de afuera, del escritor colombiano Jorge Franco.

Se trata de un autor ya consagrado con varias obras previas, como Rosario Tijeras, llevada al cine.

¡Qué bueno sería que un lector de U.O. nos enviara el comentario de este libro!

  

                                         VOLVER