HISTÓRICAS     

     ¿Qué hay en un nombre? ‘Patafìsica

Aunque la llamáramos por cualquier otro nombre, igual seguiría sonando extraña: patafìsica. Así desde su origen histórico en el título de la obra "Gestas y opiniones del doctor Faustroll, ‘patafísico" de Alfred Jarry. O quizás antes en Guignol, el 28 de abril de 1893 en L'Écho de Paris littéraire illustré.

Científicos serios como Jarry y sus huestes, debían tener su Colegio, y fundaron el de ‘Patafísica, el 11 de mayo de 1948 (22 Palotin, o segundón, del 76, según el calendario ‘patafísico), en París, en la librería de Adrienne Monnier (editora 26 años antes del Ulises de Joyce). 

Tomando de pelo a los colegios profesionales y academias el artes y ciencias,  se dedicó a difundir la ‘patafísica y a conceder títulos aparatosos a sus miembros (sátrapas, proveedores, regentes, vicecuradores, enfiteutas). Existen estos colegios por todo el mundo, incluido uno porteño que, en septiembre, 2009 celebró los 19.141 días de existencia, y es el más antiguo después del parisiense: Novísimo instituto de altos estudios ‘patafísicos de Buenos Aires», Argentina

El Collège de ‘Pataphysique se postuló como una "Sociedad de Investigaciones Eruditas e Inútiles" (me recuerdan las de revistas odontológicas que nadie lee ¿o no?), cuyos nombres no eran más que meros retruécanos rimbombantes y provocativos.

Véanse si no algunas Comisiones y Subcomisiones del Collège:

·        Subcomisión de las Soluciones Imaginarias (presidente Boris Vian)

·        Subcomisión de las Formas y de las Gracias (Marcel Duchamp)

·        Subcomisión de las Ciencias Inexactas (Janvier Mauvoisin)

·        Subcomisión de la Incompetencia realizadora (Lié Lutembi), del Grande extraordinario (Joan Miró)

·        Subcomisión de Epifanías e itifanías (Raymond Queneau)

·        Subcomisión de las Anonfalias (Philippe Dumarçay)

·        Subcomisión de las Leyes que regulan las excepciones (Luis Shilton)

·        Subcomisión de las Pirámides y los Poliedros (Marcel Poujois)

·        Subcomisión de los Infinitidecimales y de las Leptologías (Marcel Maigret)

·        Subcomisión de Metástasis, Diadosis y Rotaciones (Rafael de Luc)

Otros artistas adoptados por el colegio: Raymond Queneau, Eugène Ionesco, Jean Genet y Jacques Prévert.

Desde 1960, la 'patafísica fue incorporada a formas artísticas, incluidos el pop art y la cultura popular, enfocadas en el proceso creativo e integrados elementos de azar o arbitrariedad como hicieron Marcel Duchamp y John Cage.

Quizás la más famosa mención a la ‘patafísica sea de los Beatles con su canción de 1969 "Maxwell's Silver Hammer," del álbum Abbey Road, donde menciona a Joan, como  estudiante " cuestionante / que estudió ciencia 'patafísica en su hogar."

A fines de 1974 (debido a la muerte de muchos de sus miembros e investigadores), el Colegio francés decide ocultarse, por un tiempo indeterminado. Este acontecimiento es recordado como "Periodo de Ocultación".

 En abril de 2000 (1 Palotín 127, y San Cocodrilo, del calendario ‘patafísico), luego de 25 años, se produce la "Desocultación" del Colegio, y se elige como "Presidente Transitoriamente Perpetuo" a Lutembí, un cocodrilo que habita en las orillas del lago Victoria y mira desde allí con ojos de sabio saurio. Reaparecen con una exposición de Agujeros, Nadas y Espejismos, lógicamente inhallables, alentada por el escritor Fernando Arrabal, Transcendant Satrape du Collège de ‘Pataphysique. Amigo de Andy Warhol y de Tristan Tzara pasó tres años en el grupo surrealista de André Breton.

 

Actualidad de la ‘patafísica

Para reforzar síntomas y rumores circulantes entre vasijas parlantes y simios pensadores, la pasada primavera fueron formalmente inauguradas las Primeras Jornadas ‘Patafísicas Universales en Buenos Aires, que se desarrollaron en el MALBA, el Centro Cultural de España y la Alianza Francesa. El 21, a las 19, en el Malba, Rafael Cippolini dio un curso sobre "Sex appeal de las soluciones imaginarias". Y Grassa Toro, sobre "La ‘Pataphysique al alcance de todos y de nadie".

El organizador, Rafael Cippolini, director del Longevo Instituto de Altos Estudios ‘Patafísicos de Buenos Aires, es responsable e introductor de la muy ilustrativa (e ilustrada) antología  ‘Patafísica (epítomes, recetas, instrumentos y lecciones de aparato), que acaba de editar Caja Negra (Ver Editorial y gremiales.). Incluye texto, ensayos y algunos precursores y sucesores inintencionales.

El Curso Superior de ‘Patafísica de Cippolini, que duró 4.290 segundos, fue cronometrado: 4.290 segundos, ni uno más. Los controlaron, reloj en mano, en ese día de la era ‘patafísica, contada desde el nacimiento de Jarry. Por el calendario vulgar, primavera porteña.

Cippolini sostuvo que el cruce de dos extraordinarios (E) produce un vínculo que subraya la singularidad (S) de cada objeto: un recipiente hermético (E) charlatán o una olla (E)  con tapa de maldad desatada generan excepciones (S) ‘patafísicas: bidones locuaces y marmitas vandálicas. Se construye así una realidad paralela que responde al único mandato de la ‘patafísica, que justifica su vigencia en una "exploración profunda de la inutilidad.”

Como su calendario (que U. O. piensa utilizar), inventado con un lenguaje plagado de esdrújulas y juegos de palabras.

Cierro la historia recordando que Krzysztof Penderecki escribió una ópera, Ubu Rex, y que destacadas figuras actuales adhieren a este movimiento: Umberto Eco, Jean Baudrillard, Dario Fo, Man Ray, René Clair  y Fernando Arrabal. La seriedad y la locura ‘patafìsicas de ellos podrían alentar las nuestras.

 

                                                                                      HM

                                           

                                                              VOLVER