HISTÓRICAS     

       Hipócrates solo para curiosos

 

Sin volver a su odontología [ver abril], una breve historia hasta nuestros días de las peripecias del voluminoso cuerpo de sapiencia hipocráticas podría interesar... a curiosos de las historias.

Ese Corpus Hippocraticum tuvo su núcleo original en una biblioteca que había en la escuela médica de Cos. Dicen que incluyó obras de otros Asclepíadas, familiares y discípulos. Con añadidos, fue recogido en la más grande biblioteca de la Antigüedad, la muy quemada de Alejandría, con sus 700.000 obras.

Entre la muerte de Alejandro Magno (323 a. C.) y el suicidio (30 a. C.). de Cleopatra, o época helenística, los restos del incendio rebrotaron  con glosarios, como el Lexeis Hippokrátous de Baqueo de Tanagra (s. III a.C.) y el aporte de Filinos de Cos, más comentarios de Zuexis y Heraclides de Tarento (s. II-I a.C.). Más adelante, Glauquias Empírico y Dioscórides  o Erotiano (s. I d.C.), que redactó un compendio de las expresiones hipocráticas (s. I d.C) a partir  de la obra de Baqueo.

En el s. II d.C, en el Renacimiento de los Antoninos, aparecen dos ediciones del texto: una de Dioscórides el Joven y otra de Artemidoro Capitón. Constituyen la base textual de las versiones latinas y árabes posteriores. En ese período, Galeno no sólo recibió el corpus sino que le dedicó comentarios y abordó la cuestión de la autenticidad de algunas obras.

En Constantinopla, en el siglo X, el corpus queda con los tratados con un número y orden fijos. Sesenta libros conservados, según el léxico Suda.

Los manuscritos básicos para establecer el texto que conocemos son cinco anteriores al siglo XIII: Laurentianus, Marcianus Graecus, Vindobonensis Med. Gr. 4, Parisinus Gr. y Vaticanus Gr.

El gran momento en la transmisión de los textos tiene lugar con la aparición de la imprenta. La primera edición impresa del Corpus Hippocraticum completo en griego es la edición aldina realizada en Venecia en 1526, un año después de que M. Fabio Calvo publicara una versión latina en Roma.

Todo el corpus está escrito en dialecto jonio. Este dialecto, emparentado directamente con el ático, se hablaba en Jonia, claro,  y pasó a ser una lengua de prestigio hasta tal punto que fue utilizada para los textos científicos, filosóficos e históricos.

El mismo Hipócrates de Cos, que habría aprendido desde niño el dialecto dorio, escribió en jonio. El prestigio del jonio fue desplazándose a lo largo del siglo V a.C. al ático con el auge económico, político, militar y cultural de la ciudad de Atenas. Aun así, el apogeo del ático no impidió que los autores de las obras que tiempo después aumentaron el Corpus Hippocraticum siguieran escribiendo en jonio.

                                                                    

                                     H. M.

                                                                         

                                           

                                                                       VOLVER 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                         LA LLAVE DE GARANGEOT     

                                           

 Creada por René Jacques Croissant Garangeot (cirujano francés 1688-1759).

Dispositivo que constaba de:

1-Mango ,que podía ser de metal o de madera( ébano)

2- Cuerpo

3- Apoyo convexo

4-Garra

5-Bisagra (de la garra)

Se utilizaba en extracciones de molares, con el intercambio de la garra según la hemiarcada, trabajaba por movimiento de rotación.

Solo se tenia éxito si las raíces del molar a extraer no eran demasiado

divergentes o la pieza tenía problemas periodónticos para  su extrac-

ción completa sin fracturas.

                                                             VOLVER