HISTÓRICAS     

        ¿Sabe usted qué es la pasta de plata?

 

Decíamos ayer, o hace 3 años, que en China, en publicaciones médicas de 659 dC ya  se menciona pasta de plata para restaurar los dientes y que en el período Ming Lin (s XVI),  fue descrita una fórmula de amalgama como material de restauración durable.

El origen del término “amalgama,” se remonta a la alquimia medieval. A través del árabe الملغم al-malgham  llega desde el griego, “malagma,” usado para describir las mezclas de metales  con mercurio.

 

Foto poco conocida, algo fuera de foco

Greene Vardimman Black

Antes de la amalgama, en Europa y América, los dentistas obturaban los dientes con astillas de hueso, resina, corcho,  goma, plomo, y hojas de oro, por ejemplo. Ambrosio Paré (1510–1590) había usado plomo o corcho para las obturaciones dentarias. En Alemania, un Dr. Strockerus (c 1528) mencionó la amalgama. Más tarde, en 1603, otro alemán, Tobias Dorn Kreilius, describió un proceso creador de un material por  disolución de sulfuro de cobre con ácidos fuertes, con añadido de mercurio, y hervirlo para entonces vaciarlo en el diente.

 En Francia, en el s XVIII, se usaban ocho partes de bismuto, cinco partes de plomo y tres de zinc, con añadido de una parte de  mercurio para  acelerar el proceso. La mezcla, a 100°Celsius, era volcada directamente en la  cavidad. Esta mezcla fue conocida en Inglaterra como “Cemento Mineral de Arcet,” en honor de un químico de la época.

Fue un alivio para los pacientes cuando en 1818 Louis Regnart, considerado “padre de la  amalgama,” redujo la temperatura a 60 Celsius al incrementar la concentración de mercurio al 10%.

En 1816, el cirujano dentista francés Augustin-Onésime Taveau mezcló limallas de monedas de cinco francos, de plata, con mucho más mercurio, y eliminó el calentamiento previo, pero la aplicó en 1826, después de que Bell lo hizo en Inglaterra (1819) y a éste se le reconoció un inmerecido  mérito.

Un libro de 1846 (Notice sur M. Augustin-Onésime Taveau, chirurgien-dentiste, publiée dans les Archives des hommes du jour, por Tisseron y de Quincy), imposible de consultar, apuntaría a cierta notoriedad del colega en esa época. 

El símbolo alquímico de la amalgama es una cruz papal sobre un semicírculo. Y hay variantes, que dependerían del metal unido al mercurio. El proceso de dorado, por ejemplo, empleaba una amalgama de mercurio y oro.

             

                       

Símbolo alquímico de la amalgama

 

Los hermanos Crawcour promovieron la amalgama en los Estados Unidos en 1833. Y su uso y abuso degeneró en la "guerra de la amalgama," dura e inútil, como todas las guerras.

 

¿Quiere saber más de un inspirador de la independencia argentina?

 

Diderot nació el 5 de octubre de 1713, 35 años después que Pierre Fauchard, en el seno de una familia modesta, pero, gracias a los esfuerzos de su padre, pudo estudiar en el colegio de los jesuitas de su ciudad natal (Langres) y, luego, en el Louis-le-Grand y el D’Harcourt de París. A los 19 años ya era doctor en Artes y, desde esa edad, trabajó como profesor y traductor, entablando relaciones con Rousseau y con quien sería su futura esposa, Antoinette Champion. Mas, es sólo hasta 1746 cuando Diderot empieza a ser reconocido más ampliamente, primero, por la publicación de sus Pensamientos Filosóficos (obra que fue condenada a la hoguera por el Parlamento de París semanas después de editarse) y; segundo, porque ese mismo año recibió el encargo de traducir la Encyclopaedia de Chambers, lo que a la larga, significó para él y D’Alembert la dirección de L’Encyclopédie francesa.

Personalmente, y como amante de la ficción, tengo debilidad por dos de sus novelas, Jacques el fatalista y El sobrino de Rameau; Sus obras: Cuentos. El combate por la libertad, El hijo natural Carta sobre los ciegos para uso de los que ven, Los dijes indiscretos (desopilante, en torno de los “dijes”, que son los atributos masculinos),  Escritos sobre arte, El sueño de d'Alembert, Sobre la interpretación de la naturaleza, Pensamientos sueltos sobre la pintura, Esto no es un cuento, La Enciclopedia, Paradoja del comediante, Ensayo sobre la vida de Séneca,  Carta sobre el comercio de libros, La Religiosa, Cartas a Sophie Ward.

Palabras suyas escritas en 1771:

Cada siglo tiene su propio espíritu característico. El espíritu del nuestro parece ser la libertad. El primer ataque contra la superstición fue violento, desenfrenado. Es imposible detener al pueblo una vez que se ha atrevido de alguna manera a atacar esa primera barrera...

                    

                                                                                                       VOLVER