HISTÓRICAS     

   Gerrit Dou pintó en 1672

  un dentista con técnica irreprochable, increíble sensación de profundidad y realismo asombroso. Este pintor nació en Leiden en 1613 y se inició en las artes como discípulo de Rembrandt, hacia 1627, de quien aprendió mucho, como los contrastes de luces y la minuciosidad en las texturas. Fue premiado en 1641 y presidió su gremio en 1648 Nunca se casó y murió en su ciudad natal en 1675. Su fama decayó inmerecidamente con el tiempo.

 


Sin embargo, su retrato del dentista, en el cuadro llamado “La extracción dentaria"y el del charlatán con una muela en la mano merecen el reconocimiento de colegas y legos.

 

                                             VOLVER