HISTÓRICAS     

 

 

                                                                                                       

 

 

Antecedentes inmediatos de la inteligencia emocional

Hace tiempo que investigadores de la inteligencia comenzaron a reconocer la importancia de los aspectos no cognitivos.

Ya en 1920, Robert L. Thorndike, utilizó el término inteligencia social para describir la capacidad de comprender y motivar a otras personas.[

En 1940, David Wechslerafirmóque existen factores ajenos a la intelifgencia misma que influyen sobre el  comportamiento inteligente y sostuvo, además, que los tests de inteligencia habrían de tomarlos en cuenta para ser completos y que era preciso descubrirlos.

Esis factores fueron descritos, en 1983, por Howard Gardner, en su libro “Inteligencias múltiples: la teoría en la práctica”, como “inteligencia interpersonal” (capacidad para comprender las intenciones, motivaciones y deseos de otras personas) e “inteligencia intrapersonal” (capacidad para comprenderse uno mismo, apreciar los sentimientos, temores y motivaciones propios). Para él, los indicadores de inteligencia, como el coeficiente intelectual, no explicaban plenamente la capacidad cognitiva, porque ignoran esas otras inteligencias.

El primer uso del término inteligencia emocional es atribuido a Wayne Payne, en su tesis doctoral Un estudio de las emociones: el desarrollo de la inteligencia emocional (1985).

Sin embargo, esta expresión ya había aparecido antes en textos de Beldoch (1964) y Leuner (1966). Stanley Greenspan también propuso un modelo de inteligencia emocional en 1989, al igual que Peter Salovey y John D. Mayer.

De todos modos, no se popularizó hasta la publicación en 1995 del libro de Daniel Goleman, “Inteligencia emocional” y de un artículo que le dedicó – con tapa y todo – ese mismo año, la revista "Time". Fue el primer medio de comunicación de masas interesado en la IE que publicó una relevante nota de Nancy Gibbs sobre el texto de Goleman [Ver gremiales].

 

VOLVER