HISTÓRICAS     

     Obturaciones en tiempos de la Confederación

Richard A. Glenner (Journal of the History of Dentistry Vol. 46, No. 2/JulIO 1998 pp 71-75)

 

Antes de la Guerra Civil, los dentistas del Norte y del Sur de EE.UU. actuaban en dos organizaciones nacionales: la American Dental Convention (1855), y la American Dental Association (1859). En 1869, aún con los rencores de guerra, se creó la Southern Dental Association, que al fin se fusionó con la American Dental Association en 1914.

El Ejército Confederado había agregado  dentistas civiles para cuidar de los soldados. En los dos textos clásicos que los dentistas de Norte y Sur usaron durante la Guerra Civil, estaban A Practical Treatise on Operative Dentistry' de J. Taft (1859) y The Principles and Practice of Dental Surgery, de Chapin A. Harris (1863).

En estos dos constan los metales usados en el s XIX, en un proceso consistente en rotarlos entre los dedos para formar una bolita mayor que la cavidad a llenar. Se la colocaba en posición y se la comprimía contra las paredes cavitarias con instrumentos de mano rectos, se daba forma y se bruñía con bruñidor.Excavators utilized during the Civil Was period to prepare teeth for the insertion of dental filling materials.

 

 

 

Excavadores usados para

preparar las cavidades

 

 

 

 

 

 

 

Plomo.- Según Harris y Taft, rara vezl se usó plomo en el siglo XIX, por todos los defectos que ya entonces se le habían reconocido (mal que le pesara a Fauchard).

 

Oro.- Norte y Sur proclamaban al oro en hojas como el mejor material. Fue usado en E.UU. por primera vez alrededor de 1800. Es conocida su técnica de condensación, con el detalle de que a veces se lo dejaba en sobreoclusión para que se condensara más con la masticación. Hacia 1840, los dentistas enrollaban cintas de oro y formaban cilindros muy apretados y difíciles de condensar. En 1846 C.T. Jackson introdujo el oro en esponja  (cristal o cristalino), más fácil de condensar. La técnica del oro adhesivo, en hoja,  fue incorporada hacia 1850, cundo Robert Arthur, de Baltimore, introdujo el templado a la llama de la lámpara de alcohol para darle la cohesividad y después unir con porciones sucesivas el todo, bajo presión manual, que lo “soldaba”.

Es probable que además del popular oro cohesivo, se usara el no adhesivo en hoja para las obturaciones.

 

 

Estaño.- en forma de hojas, se usó en EE.UU. hacia 1820 y fue muy popular durante la Guerra Civil. Se recurría a él cuando el paciente pedía un material menos costoso. De hecho, es más adhesivo que el oro  no adhesivo. Autoridades hubo que lo defendieron, mientras otras sostenían que cualquier diente que pudiera ser obturado con estaño estaría mejor con oro.

Chapin Harris creía que para restaurar un diente apropiadamente, pero el costo era demasiado para el paciente, el dentista debía compartir el gasto antes que rebajarse a poner estaño. En cavidades, algunos ponían el oro sobre una base de estaño, para reducir el costo. Este procedimiento no funcionó, porque el estaño es más blando que el oro y no soportaba la masticación. Estando solo, si se gastaba era fácil y barato reponerlo prontamente. Porque se ponía negro por oxidación, se recomendaba solo para posteriores.

 

Platino.- Se lo usó ocasionalmente, según Taft, en los años previos a la Guerra Civil, porque era duro, inflexible y difícil para formar hojas.

 

Plata.- Taft dice que aun cuando la plata fue popular durante el s XIX, su uso fue raro en los años justo precedentes a la Guerra Civil por no ser maleable como el oro, carecía de  ductilidad, y se oxidaba en boca.

 

Amianto.- Harris, en el Dictionary of Medical Terminology and Dental Surgery, dice que el asbesto, por ser no conductor, podía ser colocado debajo de la obturación de un diente sensible.

 

El alumino, escribió Harris, fracasó como material restaurador, por falta de maleabilidad, imposibilidad de soldarlo aun bajo potente presión.

 

Amalgama.- La más popular durante la Guerra Civil, era entonces de plata, estaño y mercurio. De este tema y de las controversias, los lectores de Universo Odontológico han sido ampliamente informados.

En 1848, Thomas Evans introdujo una amalgama de puro estaño con un poco de cadmio. Tras experimentar con ella, se comprobó su excesiva contracción y su decoloración.

 

[Quedan para enero las obturaciones temporarias, los metales fundidos y la discusión anatómica y arqueológica.]

 

                                                                                                       VOLVER