HISTÓRICAS     

  Cirujano dentista, ¿qué es eso? II...

 

 

Por otra parte, el cirujano dentista era un cirujano general calificado perteneciente al Colegio de San Cosme que optaba por limitar su práctica quirúrgica a las enfermedades dentarias y bucales. Pierre Fauchard habría tenido ambas calificaciones, tal como figura en listados del Colegio, y consagró esa denominación para la Historia con su famoso tratado de 1728: El cirujano dentista, o Tratado sobre los dientes.

En medio del reciente surgimiento de la francmasonería en Francia, oficialmente establecida allí en 1725, con colegas participantes a la par de miembros de la nobleza, del clero y de otras profesiones, Pierre Fauchard podría haber sido uno más. Pero no.

Actuó como si lo fuera, pues su libro fue ejemplo para los autores de la Enciclopedia, de entre los cuales Denis Diderot fue destacado filósofo y masón. La idea de poner los conocimientos -hasta entonces secretos de una profesión- sólo podía nacer de quien ya tuviera arraigados los principios que Francia donaría a la humanidad, básicamente el concepto de Fraternidad. ¿Cómo esconder secretos para con los hermanos?

Así nacimos los cirujanos dentistas, devenidos odontólogos con el tiempo hasta ser hoy implantadores de implantes y prótesis varias. En el ínterin, como escribió François Vidal, “si el siglo XVIII ha sido el gran siglo de la dentistería francesa, si Fauchard realizó su primera y gran enciclopedia, si Bunon abrió la vía a lo que llamamos la pedodoncia, si la implantología con Bourdet, la cirugía bucal con Jourdain y la prótesis con Ricci y Dubois de Chemant se impusieron con fulgor, es porque las instituciones útiles ya estaban allí.” Los círculos parisienses de la cirugía admiraron el tratado de Fauchard, reconocieron que el cirujano dentista había asumido el cuidado de los dientes para sacarlo de las manos de aficionados y charlatanes y conferirles un lugar en las artes de curar.

En 1743, el rey decidió hacer de los maestros de San Cosme [ver # I] los iguales de los médicos, tal como repetidas veces se lo venía solicitando el Primer Cirujano. El primer paso había sido dado en 1731, con la creación de la Academia de Cirugía a la cual siguieron como etapas naturales la creación de los colegios reales de cirugía, facultades laicas contraparte de las pontificales para la medicina. Quienes llevaron al hijo entenado, la cirugía, a los primeros planos fueron Mareschal, confidente íntimo de Luis XV, y La Peyronie, primeros cirujanos del reino y presidentes de la Academia. Con su energía y dedicación contribuyeron al pronto desarrollo de la cirugía dental. Sin duda, con la base del aporte fundamental efectuado por Pierre Fauchard, con su libro, en 1728.

                                        

                 Horacio Martínez

                                             VOLVER