noviembre  2005

 

Utopía total 

El 15 de septiembre en Argentina las organizaciones que representan a los profesionales de la salud estudiaron durante mucho tiempo un paro, para llamar la atención del gobierno nacional de la actual situación.

El 50% de la reivindicación consistía en solicitar mejoras salariales en la actividad pública y mejoras de aranceles en la atención de las obras sociales, el otro 50%  una mejor salud para la sociedad siempre pasando por una mejora salarial. Nunca me gusto como dirigente, dice Coco Vignolo, colocar en una misma reivindicación problemas salariales y una salud digna para la población.

Después del resultado de la convocatoria de los supuestos dirigentes de la profesión organizada, se puede concluir que es una UTOPIA que resuelvan sus problemas y los de la sociedad en lo referente a la salud.

Están tan divididos, tan solos, tan desesperados sin saber qué hacer y todavía no reconocen que por una falta de  formación gremial empresarial acorde al  nuevo siglo, solamente les espera el caos. Los paros no solucionan nada, son del siglo pasado, los paros salen adelante si no los levantan hasta conseguir lo solicitado y negociar siempre una mejora. Lo otro es puro cuento testimonial creo que se llama ahora. Por eso los profesionales pasan olímpicamente y van a la suya. Como el dicho, más vale pájaro en mano que mil volando.

CORA la organización mayor de la odontología argentina se debate en estos momentos en problemas personales, si el presidente de la FOLA (prosigue, textualmente, Coco Vignolo) y su arribista señora actualmente en la Comisión Nacional del Prevención que vende una imagen de progresista y por otro lado "vende" sus servicios lavando los cerebros de los escolares a la multinacional Colgate y por supuesto seguidos por un sequito de colegas esperando la oportunidad de chupar de la teta estatal, socavan los cimientos de la CORA, pretendiendo hacerse con la CORA, el próximo 29 en elecciones de nuevas autoridades de CORA no para defender los derechos de los odontólogos y la salud bucal, todo lo contrario buscan un sello internacional para satisfacer sus veleidades personales (sigue diciendo Coco). Yo defiendo a la institución que se quiere utilizar y no defiendo a las actuales autoridades de CORA  ya que son unos impresentables,.

El caos esta más que servido en la odontología Argentina y me refiero a la supuestamente profesión organizada.

Muchos colegas argentinos de alguna manera habrán participado en la jornada del 15 de septiembre, y no es difícil ver sus puntos de vista y por eso va una sugerencia. Eso de que “a mi CORA no me importa, total no me da de comer”, ¡cuidado! este caos se debe a ese “no me importa”.

 Córdoba: baja adhesión a un paro

El siguiente articulo de la Voz del Interior, periódico de Córdoba, Argentina, es sumamente esclarecedor de que la lucha gremial es una UTOPÍA, escribe Coco Vignolo.

Médicos y profesionales de hospitales públicos y privados de todo el país realizaron ayer un paro de actividades en demanda de mejoras salariales y presupuestarias en el sistema de salud. A diferencia del resto del país, en Córdoba hubo una baja adhesión debido a que en los hospitales públicos la actividad fue casi normal, mientras que en las instituciones privadas el grado de acatamiento fue dispar.

Voceros gremiales señalaron que en los hospitales públicos la medida de fuerza tuvo escasa adhesión porque “gran parte de los integrantes de los equipos de salud son contratados, y su estabilidad corre riesgo de no cumplir con sus tareas”.

En tanto, en los establecimientos privados, en especial los de mayor capacidad, el ausentismo fue del 50 por ciento, pero en los más chicos “no se sintió el paro”, informaron voceros de las entidades. Según fuentes gremiales, en el interior se registro una adhesión del 50 por ciento.

El paro es en reclamo de mayor presupuesto para la salud pública y la seguridad social, un salario mínimo de 1.800 pesos con estabilidad laboral, además del pago de las deudas que mantienen las obras sociales, en particular el Pami.

          



Clínica por clínica

Un recorrido realizado por La Voz del Interior por algunas instituciones privadas mostró una adhesión dispar y, en general, baja.

Hospital Privado y Clínica Chutro. En estas dos instituciones, la atención fue normal tanto en en internación como en los consultorios externos. Hubo varias consultas telefónicas de los pacientes para confirmar los turnos.
Clínica de la Concepción. “La atención en la institución fue casi normal. De una planta de aproximadamente 30 médicos, sólo cuatro se han adherido al paro”, indicó Guillermo Mántara, direc
tor médico de la institución.
Sanatorio Allende. “La filosofía del sanatorio es no hacer paro, pero sí ha habido una adhesión al reclamo con un paro activo”, aseguró Marcos Losada, director administrativo de la clínica, quien agregó: “Obviamente, los médicos no están nada conformes. Hoy están ganando prácticamente lo mismo que en el año 2001, cuando en la parte administrativa hubo un 60 por ciento de aumento”.
Clínica Reina Fabiola. En esta institución, según su director médico, Nelson Montoya Jaramillo, en todo el plantel hubo “una adhesión del 50 por ciento”. “Algunos médicos no abrieron agenda y, en otros casos, no se tuvieron que suspender turnos. La parte más afectada fueron los consultorios externos”, puntualizó.
Según Mántara, hay muchos puntos de coincidencia con el reclamo nacional, pero la baja adhesión puede ser producto de que no haya “una cámara de instituciones que dé lineamientos precisos a seguir en los reclamos”.

Comenta Coco la noticia: NO se hace referencia a la odontología por que no tiene simplemente presencia esta UTOPÍA gremial. Es lo que yo veo con respecto de la profesión organizada y conociendo lo que se está cocinado en CORA  y conociendo el curriculum del Pres. de la Fola y su mujer, lamento que algunos dirigentes no salgan a denunciar y, mientras, la AOA espera agazapada para sacar tajada  de todo este caos. 

Los dirigentes del interior están todos medio prostituidos y los cordobeses se han apartado de esta lucha. Es un gran error, que deja libre la piedra (como cuando de chicos jugábamos a las escondidas). La odontología esta jugando a las escondidas y el problema es que se hacen trampas y nadie cuida la piedra de la dignidad, y se deja piedra libre para el caos y, para los mercaderes, es su agosto. 

Los dentistas merecen un trato más digno

En el siguiente artículo periodístico, reproducido parcialmente y escrito por un miembro de la Confederación Médica, el lector de esta revista virtual odontológica puede agregar el término dentistas cada vez que lea la palabra médico o profesional

Los médicos merecen un trato más digno

Vemos con pre­ocupación cómo se ha deterio­rado el prestigio de los profesio­nales, con gran segmentación de éstos y evidenciando desigualda­des dentro de un mismo sector.

A la vez, ha disminuido el po­der adquisitivo de los médicos, con una exagerada pauperiza­ción de los haberes que depen­den del subsector público. Los reclamos salariales en distintos hospitales de nuestro país re­flejan las condiciones laborales en que se encuentran. Debido a esta situación, muchos migran a otros subsectores. Aquellos que buscan ingresos más dignos, encuentran la salida en el multiempleo, lo que trae aparejado un menor grado de compromiso institucional donde desempeñan sus tareas y el no sentirse valo­rizados, con la consecuente pér­dida de motivación para realizar actividades esenciales.

Si a esto le sumamos la falta de una ley, en la cual estén contemplados no sólo los estí­mulos económicos, sino aquellos que promuevan la educación médica continua y permanente, sistemas de capacitación, incen­tivos para la superación laboral, para la dedicación a la inves­tigación y a la docencia, en un ámbito de trabajo que le asegure el desarrollo personal, todo esto atenta contra las condiciones equitativas de labor.


La voz de los trabajadores debe ser escuchada y tenida en cuenta.

Luchar por un trabajo digno es fundamental para el progreso social. Este derecho está con­templado en. nuestra Constitución Nacional y en la Declaración Universal de Derechos Humanos que establece que toda persona tiene derecho a condicio­nes equitativas y satisfactorias de trabajo y a una remuneración que le asegure una existencia conforme a la dignidad humana. El Pacto de San José de Costa Rica dice que toda persona tiene derecho a que se respete su inte­gridad física, psíquica y moral y agrega que nadie debe ser some­tido a tratos crueles, inhumanos o degradantes. Además, toda persona tiene derecho al respeto de su honra y al reconocimiento de su dignidad.

Sin embargo, algunas auto­ridades parecen haber olvidado estos principios, ya que someten a los trabaja­dores a ejercer en condiciones laborales límites, con sueldos indignos, con contratos por tiempo indefinido, sin apor­tes previsionales, mantenién­dolos en la incertidumbre de la inestabilidad laboral, sin tener expectativas ciertas de una carrera hospitalaria.

Al trabajar de esta manera, el médico está sometido a una pre­sión y tensión psicológica siste­mática durante un tiempo pro­longado y ve degradada su integridad física, psíquica y moral, con pérdida de respeto por su honra, sin reconocimiento de su dignidad, en lo que constituye un verdadero acoso moral.

La Confederación Médica de la República Argentina -Comra- viene reclamando desde hace varios años una asignación correcta y transpa­rente de los recursos económi­cos a los hospitales y centros de atención, para preservar la salud y posibilitar la atención de la enfermedad. También ha pedido el reconocimiento de la carrera hospitalaria, denunciando los contratos "basura". Ha reclamado, aranceles mí­nimos dignos, la resolución de leyes que protejan a los médicos contra la industria de los juicios de responsabilidad médica, y la posibilidad de par­ticipación activa por parte de nuestras entidades en las polí­ticas de recursos humanos.

De otra manera, sólo obten­dremos profesionales cada día más desmotivados, alienados en su trabajo, limitados en su creatividad para dar solucio­nes, que tengan escasa concien­cia de valores y de la dignidad que implica su actividad, y que se mantengan fragmentados, ajenos a la responsabilidad que la sociedad espera de ellos.

La única forma de lograr cam­bios en los sistemas de salud es por medio del consenso entre todos los actores del sector.

Por Jorge Coronel  La Nación  21/09/2005

 

N de la R.- ¿Vio usted alguna vez una nota similar por un miembro de su organización odontológica?

 

                           Universo

PORTAFOLIO 

Periódico financiero de Colombia

Se recomienda a los lectores que pongan sus barbas en remojo pues, créanlo o no, a su vecino lo están afeitando en seco y el tema es muy dientoso aunque no hable de amalgamas o composites.

19 de Septiembre de 2005

Empresas Promotoras, las más cuestionadas

Las quejas contra las Empresas Promotoras de Salud, EPS, son el común denominador de las clínicas, hospitales, médicos y demás profesionales de la salud.

Y uno de los motivos es la intermediación que realizan estas entidades que fueron concebidas inicialmente como aseguradoras del sistema y cuya función asignada por la Ley fue la de administrar los recursos para garantizar la salud de los trabajadores que cotizan al régimen contributivo y sus beneficiarios.

Según el presidente de Assosalud, Ignacio Ruiz, este papel se desdibujó cuando empezaron a construir clínicas propias por lo que han dejado de contratar servicios de las clínicas y hospitales contribuyendo de esta forma a la crisis de estas entidades. A eso se unen las demoras en los pagos lo cual ha tenido un efecto directo sobre los prestadores de servicios.

Otra de las quejas insistentes que recaen sobre las EPS es que los afiliados deben recurrir a los amparos para que les cubran procedimientos, tratamientos e incluso medicamentos.

En el primer trimestre de este año, el número de tutelas pagadas por tratamientos realizados aumentaron 27 por ciento y los cobros que debe realizar el Fondo de Solidaridad y Garantías, Fosyga, por medicamentos de marca se incrementaron durante este mismo período en 57 por ciento.

................................

Un estudio realizado por el Centro de Proyectos para el Desarrollo, Cendex, de la Universidad Javeriana, concluyó que las EPS se están quedando con las mayores utilidades, si se tiene en cuenta que los gastos se han disminuido en cerca de 50 por ciento por las economías de escala y ante exceso de oferta que hay en el mercado.

..................

 

19 de Septiembre de 2005

Médicos: el 50% no tiene acceso a la seguridad social

La privatización de los servicios de salud no solamente dio lugar a un sistema discriminatorio contra los usuarios sino que golpeó de manera directa a una de las profesiones que hasta hace un tiempo era lucrativas y respetable: la medicina.

Antes de la Ley 100 ser médico era rentable. Sin embargo, con la entrada en vigencia del sistema de seguridad social, las condiciones cambiaron. Hoy, la mayoría de los médicos están obligados a trabajar por horas en diferentes empresas, públicas y privadas, para alcanzar un nivel de ingresos aceptable.

Y es que en el antiguo sistema sólo existían hospitales o clínicas, médicos y pacientes. Con el nuevo régimen, nacieron toda clase de entidades intermediarias como las Empresas Promotoras de Salud, EPS, y las Administradoras del Régimen Subsidiado, ARS, que inicialmente se habían concebido como entidades aseguradoras, pero con el tiempo han modificado su papel y ahora son intermediarias. Incluso algunas de ellas han desarrollado infraestructura para la prestación de los servicios lo que ha permitido que actúen como reguladoras de tarifas, pese a el Gobierno fija a través de la Unidad Por Capitación los recursos que corresponden a cada afiliado a cualquiera de los dos régimen, el contributivo o el subsidiado.

Para el presidente de la Asociación de Profesionales de la Salud, Ignacio Ruiz, esta intermediación va deteriorando los ingresos para los prestadores de los servicios porque, por un lado, mantienen el control de las tarifas a la vez que se retrasan en los pagos correspondientes a las IPS, con lo cual, los ingresos de médicos, odontólogos, enfermeras, terapeutas, quirúrgicos, optómetras y bacteriólogos, entre otros, se han reducido.

Un médico general gana en promedio 16.000 pesos por hora (= 7 dóls) en una EPS y un especialista 25.000 pesos, lo que exige que un profesional de la salud deba prestar servicios en varias entidades. A pesar de su responsabilidad de manejar vidas humanas, las tarifas por hora son similares o inferiores a las de un catedrático en una universidad de nivel medio.

Por este motivo, los prestadores de servicios han tenido que recurrir a ... trabajar simultáneamente con varias EPS para redondear sus ingresos mensuales.

Justamente, esto ha generado una deslaboralización de la salud pues todos los profesionales relacionados con este servicio quedaron trabajando por contratos de prestación de servicios y muchos de ellos no tienen seguridad social.

Según cálculos de Assosalud en la actualidad la mitad de estos profesionales están por fuera del sistema de seguridad social tanto en pensiones como en salud.

La tasa de desempleo en las profesiones de la salud continúa aumentando. La mitad de los terapeutas, nutricionistas e instrumentistas, el 30 por ciento de los enfermeros, el 25 por ciento de los odontólogos y el 12 por ciento de los médicos está sin ocupación laboral.

En los últimos 12 años se abrieron 30 facultades de Medicina. En la actualidad hay 53 en el país y de ellas el año pasado se graduaron 2.935 médicos y en el 2003, 2.702. De ellos, un poco más de la mitad lograron conseguir trabajo ejerciendo su profesión.

.................................

"El problema de los médicos es evidente. Los profesionales de hoy no pueden aspirar a tener las mismas condiciones de antes, cuando eran 20 facultades y hoy son 53", aseguró el presidente de la Achc.

Un estudio de la Universidad de Antioquia revela que dentro de 10 años, si se continúa con esta tasa de crecimiento de profesionales de la medicina, el país tendrá 35.000 médicos de más.

Nota: Información remitida por el Dr.José Tovar

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                              A índice gremiales

                                                                 VOLVER