octubre 2009

Odontólogos o qué

Nuestro trabajo fue definido así:

“La Odontología es una rama de las ciencias de la salud, de alto contenido científico y elevada trascendencia social: hecha para beneficio del hombre y para mejorar su calidad de vida. Cuando su ejercicio se aparta de estos lineamientos, pierde todo su valor intrínseco y puede llegar a convertirse en un vulgar negocio de venta de servicios de salud. Ningún odontólogo desea llegar al extremo de ser conceptuado como un mercantilista de la tecnología, pues se ha formado para desarrollarse en un entorno respetuoso de la sociedad, del hombre y de los principios morales y deontológicos.” (Otero, M. y Otero, I.)

Valga la cita que sigue para quien la siga:

Lamento la gente que no ama su ocupación, y no conozco desgracia más amarga. Georges Duhamel

El 3 de octubre se celebra, en verdad,  el Día de la Odontología Latinoamericana, por un congreso importante, pero de poco interés para el público general, de ahí que se haya preferido decir elípticamente "Día del Odontólogo".

Desde que el hombre tuvo uso de razón (¿lo tiene?), la odontología reconoce tres rasgos sincrónicos y evolutivos: el original y básico, el que nos ganó el mote de tiradentes, la mutilación extraccionista; el reparador, con el que devinimos dentistas, y el científico, con el que nos graduamos de odontólogos y que, necesariamente, debe incluir el concepto de prevención. Convivieron y conviven en distintas proporciones. Cuanto mayor la miseria, material, mental y moral, tanto más predomina la extracción y más se apaga el resplandor de la prevención y el destello de la reparación.

No es sólo cuestión de miseria en los bolsillos, pues las bolsas atestadas de los “clientes” convocan  la miseria moral del profesional que elige sugerir extracción e implante. Y la miseria mental puede apuntar a la exodoncia cuando el saber no da para más mérito que el propio del hombre de las cavernas.

Con la mano en el corazón, ¿puede alguien  atreverse a decir que no estamos en deuda (entiéndase que hablo de mi país, la República Argentina)? Con toda la tecnología de la era espacial, ¿puede alguien creer que los pacientes adultos ven la visita al dentista como “agradable”? Es cierto que hoy podemos lograr los más altos niveles de restauración de la función y de generación de belleza, ¿y la prevención?

En una “feliz” coincidencia con el Día del Vendedor, con la diestra en el pecho, ¿cuántos amalgamamos realmente ambas fechas y seguimos vendiendo reparación en vez de distribuir salud?

Es cierto, estamos en condiciones de satisfacer las más exquisitas exigencias de la población (adinerada) y, en general, lo hacemos bien y estamos a la altura de las circunstancias.

Pero cuando nos endilgan ser prestatarios de servicios, o prestaciones, a los usuarios que los precisan, ¿el lenguaje de los explotadores de los odontólogos, o mercaderes de la salud, no nos está recordando que estamos peor que los cavernarios? Cuando en una caverna, al hombre dolorido, otro hombre le extraía un diente con un golpe de piedra bien aplicado, a mí se me hace que ese ser primitivo – que quizá no sabía expresarse a la perfección – estaba ayudando a su semejante más que hoy el prestatario al usuario.

[No sé por qué me viene a la mente una propuesta que les gustará a los vendedores de odontología. Umberto Eco, Roma, 1993, burlándose de lo políticamente correcto, sugirió decir dentadura alternativa en vez de postiza]

El presidente de la Sociedad Odontológica de La Plata, Dr. Dardo Pereira, declaró que "el Ministerio de Salud provincial carece de una dirección […] para dar respuesta a la creciente demanda ciudadana, dando muestras al menos de una falta de interés o de compromiso con estos problemas. Pero esto no es un problema de ahora porque la Dirección de Odontología provincial se perdió durante la nefasta época de la dictadura militar y hasta el día de hoy no se la ha vuelto a colocar en las funciones que corresponden, para atender este flagelo social que es la caries dental y el resto de las enfermedades de la boca sobre todo para las poblaciones más carecientes". Inclúyanse las sociedades profesionales y estará todo dicho. Ni el Estado, ni las provincias, ni las organizaciones odontológicas hacen más que repartir espejitos de colores y no enseñan a pescar.1

¿Tiene entonces alguna importancia el día en que conmemoramos? ¿O qué celebramos? En México, por ejemplo, festejan el día de la odontología el 9 de febrero, que es el de la santa patrona de los dentistas y de los doloridos que le oran para que los libre de los padecimientos. En República Dominicana desean que ésta sea una fecha universal, aunque me parece que se les pasa que en el mundo son muchos más los habitantes no católicos, que no creen en la mediación de los santos.

                                                                                                  H. M.

1Un editorial de este año, de la Asoc Arg de Odont decía: “Queremos que nuestros asociados sean parte de estas actividades [todas pagas] y se beneficien con ellas [quizá lo harían si fueran  gratuitas, en homenaje al Día del Vendedor que ellos festejan. Y sería grato que los docentes no cobraran (como hacíamos cuando nos gobernaban en la institución los buenos) y que no por eso se vayan a den clases pagas por izquierdas (ironía, siendo ellos de derecha)]

Afirmaban también  que es intención de la institución hallar nuevas formas de participación. Les decimos que es muy sencillo:

1.                     Vuelvan a los buenos tiempos en que se publicaban cartas de lectores sin censurarlas.

2.                     Aprovechen estos buenos tiempos y permitan que todos los socios se expresen vía un facebook sin exclusiones, que es muy fácil de hacer… si se es honesto en las declaraciones.

 

 

 

       PROPUESTA DE              UNIVERSO   ODONTOLÓGICO

Proponemos formalmente que el Día del Odontólogo honre la memoria del cirujano dentista Pierre Fauchard, Padre de la odontología moderna, desaparecido el 21 de marzo de 1761.

Proponemos que el día del  aniversario del fallecimiento sea el Día Universal del Odontólogo. (No hay fecha cierta del nacimiento.)

Fauchard divulgó las bases de nuestra profesión y le dio estatus ya no de oficio con aprendices sino de trabajo con profesionales educados para servir, tratar y prevenir las enfermedades de la boca. Dondequiera que se ejerce la odontología como vocación, sobrevolando fronteras, idiomas y credos, su nombre es conocido y reverenciado.

Además, ese maestro indiscutible no se limitó a extirpar y reparar, sino que dentro de los conocimientos a su alcance aconsejó al público para que no llegara a una situación irreparable.

Pensó en la salud del paciente, no en qué podía venderle.

 

 

 

 

 

ADDENDA AD HOC

1.- Vital Aza, en Bagatelas, escribió este poema:

Te encontré, por mi desgracia,/en la calle el otro día,/a tiempo que yo salía/de comprar en la farmacia/de R. Coipe;, un frasquito/de magnesia efervescente,/que es una cosa excelente/para abrir el apetito./ -¿Tú en Madrid? -Aquí me tienes./-¿Con un empleo?-¿Estás loco?/-¿Has heredado? -¡Tampoco!/ Me he dejado de belenes/y de ser un perdulario;/cambié de rumbo y destino/y ya me encuentro en camino de ser pronto un millonario. ¡Soy dentista! -¿Tú? -¡Sí tal!/ ¡Doctor! -¿Doctor? -¡Sí, señor!/ -No sabía... -¡Soy doctor/en cirugía dental!/Opero divinamente/y sin usar la anestesia. ¿Qué frasco es ése? -Magnesia/granular efervescente./ -¿Magnesia? [...] Tendrás mala dentadura / y por eso no digieres... / ¿Mala dentadura yo? ¡Si es de primer orden!  [fuerza a subir a su consultorio y le inicia una extracción dolorosa con el gatillo] ... y con la boca aún abierta / a la calle me lancé. [no pensaba denunciarlo, pero recibe una esquela:] “Por intento de extracción / de un diente, quince pesetas.” [...] ¿No puedes sacar un diente / y quieres sacar tres duros? [...] Que aunque te llames doctor / en cirugía dental, / ¡serás siempre un animal / de los de marca mayor! (A un sacamuelas)

2.- El protagonista de este texto de Pierre Daninos, El viudo feliz, es un dentista, viajero, para quien los congresos fueron una excusa para los viajes, no el amor a la profesión. Dice:  “...el hecho fue que después de haber pasado cuarenta años de mi vida repitiendo ochenta veces por día: Abra... Cierre... Escupa... Enjuáguese... me había jubilado de cirujano dentista con gran alivio por cierto.”

    3.- “Philip gritó por repugnancia personal y con dolor. [...] ¡Un dentista! ¡Un dentista de Monteriano! ¡Un dentista del país mágico! ¡Dientes postizos, gas hilarante y sillón reclinable en la tierra que conoció la Liga Etrusca y la Pax Romana, y hasta a Alarico y la Condesa Matilda, la Edad Media, la guerra y la santidad, y el Renacimiento, la guerra y la belleza!”

    “Su propia posición social no estaba clara. Aun en Inglaterra, un dentista es un ser difícil de ubicar socialmente. Está entre las profesiones y los oficios; puede ser considerado apenas inferior a los médicos, o ubicarse con los farmacéuticos, o aun más abajo. El hijo del dentista sentía lo mismo.” (Forster, E. M.: Donde los ángeles temen hollar)

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los mercaderes  y la sabiduría de Bunge

 

Mario Bunge es una de las mentes más claras y bien ubicadas que ha dado nuestro país. Su capacidad está siendo aprovechada en el exterior (Canadá), pero cada tanto nos llegan libros y artículos que confirman su lucidez mental para ver lo que pasa en el mundo.

Veo con placer (La nación - 8 de septiembre) que este filósofo emplea la misma calificación que hace tiempo comencé a usar en mis protestas contra la gula, la codicia, la impiedad de los MERCADERES DE LA SALUD. Transcribo párrafos de esa nota, que incluye estas líneas:

Pese a sus méritos, la iniciativa del presidente Obama es torpedeada por los mercaderes de la salud: las grandes clínicas privadas y las compañías de seguros, sus voceros mediáticos y políticos, y la complicidad de la Asociación Médica Norteamericana.

Los enfermos son pacientes, no clientes

Por Mario Bunge  Para LA NACION

 

MONTREAL.- La principal noticia del día en Estados Unidos es la agitada campaña sobre la reforma del régimen de asistencia médica. Esta campaña se ha tornado tan violenta y ponzoñosa, que amenaza con dividir al país de manera más profunda que las guerras del ex presidente Bush.

……………….

La salud puede considerarse como un derecho en pie de igualdad con los derechos a la seguridad, la jubilación, la educación y el voto, o como un privilegio, a semejanza de la propiedad privada y la vacación paga. Si la salud es vista como un derecho humano, su cuidado será una carga pública y, por lo tanto, un deber del Estado. En cambio, si la salud es vista como una prerrogativa, el ejercicio de la medicina pertenecerá al sector privado.

 

En otras palabras, el enfermo puede ser considerado como paciente o como cliente. En el primer caso será atendido como cualquier hijo de vecino; en el segundo, será atendido solamente en la medida en que pueda pagar.

 

El ingreso de un enfermo en un centro médico privado se parece al ingreso de los antiguos egipcios a la inmortalidad: estaba reservado a quienes podían pagar al embalsamador. Mientras los ricos compraban una segunda vida, los pobres morían definitivamente. En tiempos modernos pasa algo parecido, en menor escala: las estadísticas muestran que los ricos viven varios años más que los pobres.

 

La disyuntiva público-privado en el terreno de la salud es tanto moral como política, de modo que pertenece a la filosofía política. Los liberales tradicionales coinciden con los socialistas en que el Estado es responsable, al menos en parte, de la salud de los ciudadanos. En cambio, los neoliberales (o neoconservadores) sostienen que la asistencia médica es una actividad privada y de organizaciones caritativas.

 

El nuevo gobierno de los EE.UU. ha propuesto reformar la asistencia médica norteamericana, en vista de que es la más costosa del mundo, no es accesible a todos, y se estima que en calidad ocupa el puesto 37 en el mundo.

 ……….

 

La reforma propuesta por el presidente Obama no es precisamente revolucionaria, ya que no estatiza la atención médica ni el seguro de salud. En este sentido, es mucho menos generosa y radical que el proyecto de seguro nacional de salud que, en 1936, presentara al Congreso argentino el diputado nacional Augusto Bunge, mi padre. El consideraba que la salud es un derecho, y que la mejor manera de administrar la asistencia médica pública es mediante la mutualidad o el seguro, ya que estos distribuyen las cargas en forma equitativa: hoy por ti, mañana por mí.

 

……………………..

 

El sistema canadiense, llamado Medicare, atiende gratuitamente a todos los residentes del país, aun sin ser ciudadanos. El resultado es que la esperanza de vida de los canadienses en 2006 era de 80 años, dos menos que en Japón; de 77, la de los norteamericanos y cubanos, y de 74, la de los argentinos y uruguayos.

¿Cómo funciona el Medicare canadiense? He aquí cómo lo veo yo desde hace cuatro décadas. Yo he elegido a mi internista y mis especialistas, y cuando me atienden no me cobran a mí, sino al gobierno de mi provincia. Este les retribuye conforme a una tarifa que depende del tipo de tratamiento: tanto por un examen de rutina, cuanto por una operación de apendicitis, etc. ………Yo no pago directamente por estos servicios: ellos son sufragados por el impuesto provincial a la renta.

 

………………

 Recientemente, el economista Paul Krugman, de la Universidad de Princeton, acusó a las empresas norteamericanas de salud por invertir un gran porcentaje de sus presupuestos en estudiar la manera de privar a sus asegurados de la mayor cantidad posible de servicios médicos, actividad que él considera antisocial.

…………………..

Los funcionarios provinciales de salud pública tienen interés en contener los aumentos de costos, porque compiten por fondos con sus colegas de los ministerios de educación, obras públicas, etc.  ……..

………………………….

 

Pese a sus méritos, la iniciativa del presidente Obama es torpedeada por los mercaderes de la salud: las grandes clínicas privadas y las compañías de seguros, sus voceros mediáticos y políticos, y la complicidad de la Asociación Médica Norteamericana. Al respecto, esta sociedad profesional se ha opuesto siempre a su homóloga británica, la que apoyó desde su comienzo la socialización de la medicina, llevada a cabo por el primer gobierno laborista de posguerra.

 

El presidente Obama instó a los médicos a cambiar de actitud. Fue en vano: don Dinero es más elocuente que Hipócrates. Obama también acudió a los dirigentes religiosos, pero por ahora sin resultado, tal vez porque deben consultar con su jefe máximo.

 

…………………

 

…. Casi todos los canadienses se felicitan de habitar un país que, aunque menos rico y poderoso que el vecino, es más civilizado, por gozar de asistencia médica gratuita y por no gozar de la libertad de circular armados.

  

                                                                      H. M.

 

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                 

 

              EL PUEBLO DE ODONTÓLOGOS QUIERE SABER

  (estamos ofreciendo la oportunidad de réplica a quien quiera utilizarla)
 

Carta a los delegados a la Asamblea de la FOCIBA y a todos los Odontólogos de la Capital

El Círculo Argentino de Odontología (CAO) y el Ateneo Argentino de Odontología (AAO), instituciones co-fundadoras de la Federación Odontológica de la Ciudad de Buenos Aires (FOCIBA), desean hacer pública su posición en oportunidad de la renovación de autoridades de nuestra federación:

·         Ante la pretensión de la Asociación Odontológica Argentina de presidir la FOCIBA por cuarto período consecutivo consideramos que no es saludable la falta de alternancia en el gobierno de la Federación. Pensamos que una cosa es ser una mayoría circunstancial y otra ser el dueño.

·         A pesar de la firmeza con que el CAO y el AAO planteamos este criterio, aceptamos realizar una reunión de consenso propuesta por el Dr. Roberto Lemme (AOA), Presidente saliente de la FOCIBA y por los Presidentes de las restantes Instituciones, a saber, la Sociedad Argentina de Ortodoncia (SAO) y la Asociación Argentina de Ortopedia Funcional de los Maxilares (AAOFM). Esto quedó expresado en el acta redactada por la Escribana María de las Mercedes Nacarato convocada por la AOA y refrendada con la firma de los cinco presidentes. Tal reunión de consenso se realizaría el día martes 15 de septiembre.

·         El Martes 15 se realiza la reunión en la cual se debaten intensamente dos puntos, a saber:

1.      Renovación de autoridades de la FOCIBA

2.      Distribución de los delegados a la Asamblea de la Confederación Odontológica de la República Argentina (CORA). Total tres delegados.

·         Finalizando el debate el Dr. Eduardo L. Ceccotti en nombre de la AOA plantea su anteúltima propuesta:

Presidencia de FOCIBA para el CAO y los tres delegados a la Asamblea de la CORA para la AOA.

Entonces preguntamos: ¿A la AOA no le interesa la problemática de los colegas de la Capital a quienes dice en gran parte representar? ¿Sólo le interesa los votos en la Asamblea de la CORA a la cual concurren en representación de los odontólogos de la Capital? Esta propuesta nos pareció curiosa e inaceptable.

·         Última propuesta del Dr. Eduardo L. Ceccotti (AOA)

1.      Nueva presidencia de FOCIBA para la AOA, 4º mandato consecutivo.

2.      Distribuir los tres delegados a la Asamblea de la CORA de la siguiente manera: uno para la AOA, otro para el CAO y el tercero para la SAO.

En estos términos, con acuerdo de SAO, AOA y AAOFM y desacuerdo del CAO y AAO finaliza la reunión.

Apelamos a la buena fe de la Dra. Adriana Pascual (SAO), del Dr. Mario O. Pistoni (AAOFM) y del Dr. Roberto Lemme (AOA) para que refrenden nuestro relato de lo planteado por la AOA en la reunión. Tenemos confianza en la palabra. No necesitamos contratar escribanos.

·         Dos caminos nos quedaban al AAO y al CAO ante esta situación:

1.      Aceptar nuestra exclusión de la FOCIBA.

2.      Aceptar como minoría esta imposición y seguir trabajando en la Federación desde puestos de vocales.

Optamos por la segunda opción.

·         Sorpresivamente, el día Viernes 18 el Dr. Alfredo Bruno (CAO),como resultado de los últimos intentos de lograr un consenso, recibe  como respuesta del Dr. Eduardo L. Ceccotti  que la AOA quiere la Presidencia de FOCIBA y los tres delegados a la CORA. Es decir, todo.
¿Es casual? No. La realidad es que para la Asamblea de la CORA parece que a la AOA no le dan los números a nivel Nacional para tratar de imponer sus candidatos. Necesita los tres delegados que voten lo mismo.

Nos preguntamos: ¿Què dice la Dra Adriana Pascual (SAO) a la cual le ofrecen un delegado y luego se lo sacan?

¿Qué dice el Dr. Mario Pistoni (AAOFM), que permanentemente apelaba al consenso?

Porque el que calla otorga.

·         Debemos agregar que el número de delegados de cada institución a la Asamblea, no se hizo de acuerdo a lo solicitado por el CAO y el AAO con la presentación de los padrones actualizados. El conocimiento del mismo es indispensable y público para cualquier elección y no se cumplimentó. Responsabilizamos al Dr. Néstor Rubacha por el incumplimiento de esta obligación por ser él, el secretario de FOCIBA y además candidato a Presidente por la AOA.

Colega delegado, cualquiera fuera la Institución a la que usted representa

Vote en la Asamblea conociendo estos hechos. No acepte ser un levanta mano.

Hagamos de FOCIBA una herramienta útil para la dignificación del trabajo en nuestra profesión.

Si algo le preocupa, proponga en la Asamblea el voto secreto.

Saquemos todos estos temas de “entre las cuatro paredes” y hagámoslo público.

                                                                                                                             Gracias

Nota: esta carta será difundida por todos los medios a nuestra disposición.

 

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER