febrero 2007

[Universo Odontológico da cabida con gusto a las nuevas voces que muestran que todavía queda alguna esperanza para la odontología. Por ello, transcribimos un breve texto de e-mail enviado por el colega que lo firma.]

Por la novedad para mí, me sorprendió el Dr. Alberto Bustamante, que, en unas Jornadas sobre gerodontología en la Asociación, se interesó por la manera adecuada de encarar la atención a los pacientes.

Aquí debo aclarar que desde los 70's en que me recibí, me he sentido inmerso en un ambiente profesional donde ha predominado un ejercicio al que con mucha delicadeza se lo puede denominar rústico, por lo casi salvaje.

En segundo lugar y considerando las muy humanas lacras que arrastramos los odontólogos argentinos, que somos unos maestros en el arte de engañarnos a nosotros mismos, tal vez con la falsa esperanza de poder engañar a los otros para que no se den cuenta de nuestra condición de menesterosos, me alegra este gran paso [sección “vocaciones”] que acaba de dar el U.Odontologico.

Conocernos mejor ayudará a que quienes compartimos una determinada actitud ante la vida, libre de ideologismos, conscientes de nuestras carencias y de lo que esperan de nosotros nuestros pacientes podamos mejorar nuestra labor para intentar satisfacerlos.

Tomar conciencia de que nuestro trabajo es realmente útil a nuestro prójimo es lo que le da sentido y valor a nuestra vida y nos habilita para disfrutar legítimamente los goces que ella reserva - abundantes - a los que hacen bien.

Por eso el profundo desprecio que inspiran algunos mercaderes que malogran a tantos colegas y que han sumido a una profesión hermosa en una confusión caótica.

¿Qué es un odontólogo?

¿Un "trabajador de la salud"?

¡Por favor!  
Eso de considerarnos arteramente "trabajadores de la salud" es una forma maliciosa de ningunearnos para que perdamos el respeto hacia nosotros mismos y poder manipularnos mejor.

                                     Dr. Ricardo Vázquez

 

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                              A índice gremiales

                                                                 VOLVER