noviembre 2012

 

 

Conspicuo ex dirigente de la AOA

 alquiló su imagen para publicidad engañosa

 

El Dr. Javier Canzani, M.16146,  ex alto dirigente de la Asociación Odontológica Argentina aparece en una publicidad televisiva recomendando un producto, anunciado no con absoluta falsedad, pero sí de modo engañoso y sesgado. Dice en el aviso periodístico: “Para nosotros es algo revolucionario, algo diferente. Yo la recomiendo.”  En el aviso de TV afirma que los elementos de Sensodyne forman parte natrural del diente.

¡Falso!

Los elementos activos de este dentífrico, el estroncio y el flúor, NO forman parte natural de los tejidos dentarios,  salvo en zonas donde las aguas contengan ese halógeno. El estroncio, presentado como acetato, usado como cloruro de estroncio tiene historia como desensibilizante, y el cloruro de hexahidrato de estroncio, como obturador de los túbulos. El fluoruro de sodio, como los diversos fluoruros que se vienen utilizando para reforzar el diente, aporta sus iones para la fluorapatita, que da resistencia a las caries por diversos mecanismos. [

De rancia (bastante) prosapia institucional, cometió una evidente falta de ética, por dinero o por amabilidad, aun sin querer, pues su promoción publicitaria está expresamente rechazada en el Código de Ética de la Asociación Dental Norteamericana,* al igual que en todas las instituciones serias.

Pero éste es un problema de él y de su conciencia. Tampoco importa el valor del contenido del aviso.

Lo que importa es qué actitud tomará la AOA con esta transgresión a sus estatutos fundacionales. ¿Castigará la falta con la máxima pena que corresponde o como ya hizo con otro “halitósico” amigo de algunas autoridades hará la vista gorda?

Hemos visto colegas jóvenes cuyo número de matrícula aparece en las publicidades y no hemos oído que hayan sido castigados como corresponde, salvo que ni sean socios de la AOA.

Pero esperamos ver en la nueva Revista Institucional de la AOA si procedieron correctamente o si como buenos políticos procuran (inútilmente) poner mantos de olvido sobre una mancha perdurable digna de condena ejemplificadora.

*5.F.1. PUBLISHED COMMUNICATIONS (ADA)

If a dental health article, message or newsletter is published in print or electronic media under a dentist’s byline to the public without making truthful disclosure of the source and authorship or is designed to give rise to questionable expectations  …  the dentist is engaged in making a false or misleading representation to the public in a material respect.3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ética… ¿lo qué?

o

Aspectos éticos de la publicidad masiva de tratamientos odontológicos

 

Un profesional no sólo debe ser honesto, sino que además debe parecerlo (cualquiera que sea su estatus en la sociedad).

Un mercader  de la salud no sólo es deshonesto, sino que además trata de no parecerlo.

Una ley no sólo debe proteger al público de la deshonestidad manifiesta, sino hasta del engaño disimulado.

Una ley  no debe sólo poner trabas a las estratagemas publicitarias de los mercaderes de la salud (obras sociales, prepagas, laboratorios farmacéuticos, etc), sino además asegurarse de que los consumidores puedan confiar en que los galardones en la materia sean auténticos, quienquiera que sea el propagandista. Si no, la ley alienta la falacia.**

Un profesional ético (no sólo legal o reglamentariamente) no debe patrocinar productos sin estar al día en el tema o asesorado por especialistas.

La ley no debe exigir que sea un odontólogo con  matrícula quien respalde productos, cuando cualquier actor puede decir que los profesionales recomiendan y usan, por ejemplo, un dentífrico.

[Para decir que la leche de La Serenísima es mejor, la empresa contrató a Pancho Ibáñez, un culto locutor, no a la vaca misma.]

Los guardianes de la ética deben medir con igual vara a amigos que a cualquier otro socio, para no terminar pasando por alto los pecadillos de promotores de la halitosis, propulsores de implantes que pagan por mostrar la cara o autores de avisos personales para enfermedades secretas.

La comunidad odontológica argentina espera que los guardianes de la ética* procedan en el caso que tienen entre manos con la decencia con que siempre actuaron los  fundadores, que se avergonzarían algunos descendientrs suyos. Bastará para una decisión pensar si Saizar, Maisto, Carranza, Muruzábal, Egozcue, Parula y otros maestros (aun con sus imperfecciones) hubieran incurrido en tan dudoso accionar.

                                                     H. M.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ética y moral

 

Aunque etimológicamente "ética" y "moral" tienen el mismo significado, algo suena distinto en nuestros oídos y por ello las Comisiones de Ética se llaman así y no de mora.

Sin entrar en sesudas disquisiciones, las diferencias elementales entre ética y moral serían las siguientes.

Moral es el conjunto normas establecidas en el seno de una sociedad, principios, criterios y valores que dirigen nuestro comportamiento. La moral nos nos permite saber qué debemos hacer en una situación concreta, es como una brújula que nos orienta hacia el camino a seguir. La brújula nos indica el camino. En la vida hay que intentar no perder el norte.

Ética es la reflexión teórica sobre la moral. La ética es la encargada de discutir y fundamentar reflexivamente ese conjunto de principios o normas que constituyen nuestra moral.

Moral y ética se plantean cuestiones distintas. La moral tiene que ver con el nivel práctico de la acción y trata de responder a la pregunta ¿qué debo hacer?; la ética con el nivel teórico de la reflexión y trata de responder a preguntas del tipo ¿qué es la moral? ¿cómo se fundamenta? ¿cómo se aplica la reflexión a la vida cotidiana para actuar moralmente?

La conducta de un individuo se juzga, en verdad, por si fue moral o no; pero no se dice “fue inmoral”, es cuestión de hábitos en el vocabulario, pues no suena tan mal declarar que alguien “faltó a la ética.” Aunque sea lo mismo y la distinción puramente teórica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Falacia de autoridad

Para que un argumento sea considerado falacia, debe parecer correcto, lógico, pero que luego de un análisis cuidadoso resulte ser incorrecto. Los argumentos que no engañan a nadie no son considerados falacias. Es decir, se reserva el término para aquellos argumentos que parecen correctos,

La falacia es un recurso ampliamente utilizado por la publicidad a la hora de vender productos, por ejemplo, cuando se contrata a un famoso o a un profesional universitario o a una persona que por determinada cuestión resulta servir de modelo (Maradona, p ej) para el común de la gente, para que el públioco así sutilmente engañado compre  un producto o servicio que nada tiene que ver con lo que hace el susodicho promotor.

Por supuesto, el actor no es un experto en la materia con lo cual resulta una falacia que se compre el perfume tan solo porque Antonio Banderas lo dice, es decir, no hay un reconocimiento previo como experto en perfumes que avalen sus recomendaciones como ciertas. A este tipo de falacia se la conoce como falacia de autoridad.

Por supuesto, ningún odontólogo y ningún médico está al día en todos los recovecos de sus profesiones y, por lo tanto, es tan falacia que la recomendación la haga Banderas como un ex presidente de cualquier organización profesional, o cualquier dentista o médico.

Por supuesto, esto no lo ignoran los publicitarios y, una vez más, por supuesto lo ignoran los legisladores, que no saben nada de nada y no cuentan con asesores capacitados. Así producen leyes supuestamente protectoras de la población que, en verdad, están dando sustento a falacias publicitarias de autoridad.

 

SENSODYNE, COMPOSICIÓN :

Agua, Sorbitol, Hydrated Silica, Glycerin, Strontium Acetate, Sodium Methyl Cocoyl Taurate, Xanthan Gum, Titanium Dioxide, Aroma, Sodium Saccharin, Sodium Fluoride, Sodium Propylparaben, Sodium Methylparaben, Limonene.

Los dos únicos componentes a los cuales se atribuye acción terapéutica son el Fluoruro de Sodio 0.23% p/p (equivalente a 1040 ppm de Flúor) y Acetato de Estroncio 8% p/p, ninguno de los cuales forma parte del diente natural. Véase qué dicen al respecto los investigadores en el actual tema del mes.

 

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER