febrero 2005

El tema gremial merece una mirada especial al comenzar el año, que quizá viene con más bríos de los jóvenes. Incluiremos mucho, un poco de todo, con algún comentario de la Redacción y por este mes quedará relegada, un poco, la sección científica..

Comencemos por la Reunión de Fociba en AOA, según un mensaje de la activa gremialista Débora Kreisler. De su lista gremial, de Internet y de mensajes privados proviene todo el material, apenas ordenado.

Una de las cuestiones que se trataron en la reunión de Fociba fue que todos estaban de acuerdo en que las empresas inducen a la mala praxis y que debíamos unirnos frente a ellas y Devoto dijo que la fociba está luchando junto con la cora, etc...... y en eso Sara Ratti (que estaba sentada al lado mío) dijo:

¿y cómo se hace con la CORA que sólo permite 2 prestaciones por mes?

JA, JA, JA, JA,.....................

Devoto empezó a dar una explicación de unos colegas que son pobres y que necesitan comer entonces.... bla....bla......

Devoto presentó a los abogados laborales como que eran asesores de empresas y que uno de ellos se negó a darle su currículo.

Inmediatamente Sara Ratti me dijo: si son asesores de empresas, ¿qué estamos haciendo acá? 

Bueno, no voy a entrar en detalles ya que en parte me pareció bastante interesante.

Pero la abogada insistía que éramos autónomos y no veía la relación de dependencia y cada uno le preguntaba cosas y que nos fijan los honorarios y la fecha de pago y la garantía, etc.y ella seguía diciendo que éramos autónomos.

Yo me pregunto para qué enviaron el email promocionando la charla diciendo:

¿Sabía usted que estamos en relacion de dependencia no reconocida?......bla bla......

La mitad de los 50 concurrentes se fueron antes de la mitad de la charla...

Inés Bassani leyó una parte del contrato de OSDE que a ella le parecía humillante, pero los abogados no le dieron una solución en concreto.

La conclusión final fue que nuestro problema es institucional y político (chocolate por la noticia).

Por otro lado Devoto comentó que estuvieron averiguando varias cuestiones, entre ellas la homologación de contratos en el ministerio de trabajo o en la superintendencia de salud y que la FACO (Federación de Colegios) lo logró en el sur de Santa Fe. Y además dijo que hay una comisión donde está Rapaport y otros que están elaborando artículos para agregar a un proyecto que regularía a las prepagas a nivel nacional y que lo tiene el diputado o senador Moreau (así entendí yo)

Un colega contó algo sobre la obra social DIBA (no recuerdo qué era, pero era alguna cláusula abusiva) y le entregó el papel a Devoto y éste dijo que la fociba se iba a ocupar de hacer algo y yo lo felicité (aunque creo que Devoto no me entendió ya que últimamente anda distanciado conmigo... y le dije que me parecía muy bien que la fociba se ocupe de cuestiones particulares de colegas ya que Castellaro nos había dicho en un email que la fociba no se tenía que ocupar del problema de Alpha Salud ya que era un tema privado de algún colega y ahí saltó Castellaro y desmintió todo, negó haber enviado ese email, yo me quedé helada y le dije que lo envió a la lista y/o en forma privada y Devoto saltó diciendo que fociba no está en ninguna lista de internet...(como desprestigiando internet) y yo le dije que deberían estar.... en fin, subió la temperatura por unos minutos hasta que se volvió a la tranquilidad. Para entonces Sara Ratti ya se había ido.

Yo le pregunté a la abogada si la imposición de un honorario, más todo lo que ya sabemos (lo que pasa en las clínicas y demás cuestiones) no significaba estar en relación de dependencia encubierta y me respondió que eso no era determinante para establecer la dependencia y entonces le pregunté qué era determinante y no me pudo responder (tal vez hice una pregunta muy complicada)...

Algunos colegas preguntaron cuánto tiempo tenían para reclamarle a la empresa por cuestiones abusivas, etc. en forma privada y los abogados les respondieron que tenían 10 años y se tranquilizaron, sin embargo Devoto apoya el proyecto que disminuye el período de prescripción en materia de responsabilidad contractual.... en fin......... Si es para ir en contra de la salud de la población y encubrir las reglas ilegales de las empresas, 10 años es un abuso y hay que bajar el período..... y si es para reclamarle a la prepaga por incumplimiento de contrato 10 años está muy bien....

Antes de que termine y llegando al final de la reunión me retiré.

A Hernán Cristobal no lo ví, a Aloise sí.

Lo que noté es que el motivo por el cual estábamos convocados y que lo envié en el boletín muy bien decorado.... con hermosos recuadros de colores y sombras en 3 D fue desmentido punto por punto por los abogados quienes dijeron que no estábamos en relación de dependencia encubierta sino que eran las reglas del capitalismo de los últimos 10 años y bueno,...... qué le vamos a hacer.......... es institucional y político.....etc.........

Otra cosa que dijo el abogado es que las prepagas son compañías de seguro, o sea que son todo ellos mismos ej: OSDE tiene AFJP y seguro propio y Swiss Medical Group tiene la aseguradora Mass life etc.... HSBC tiene Máxima AFJP y Docthos, está todo concentrado junto con bancos son todo uno mismo.

Lo que no se dijo es que varias instituciones médicas también tienen su tajada con los seguros de mala praxis ya que hacen intercambios con las aseguradoras y la cápita de profesionales que les encajan el seguro ya desde la misma institución..... en fin un quilombo total.

 

Bastante jugoso el comentario de Débora sobre la reunión. Bastante curioso que fociba no haya difundido su propia versión. Las mencionadas normas de Osde son las siguientes

Normas operativas que estarán en vigencia a partir del 01-01-05

Les recomendamos que los cupones firmados, Rx y modelos deben ser guardados para presentarlos en el momento requerido.

 Capítulo I

 01.01      Consulta de primera vez se facturará con odontograma completo y plan de tratamiento.

Este código también podrá facturarse por un mismo profesional y en un mismo paciente una vez por año con el odontograma actualizado.

 Capítulo II Operatoria Dental

En caso de recidiva de caries los códigos de este capítulo se reconocerán nuevamente pasados los tres años de su facturación en la misma cara de una misma pieza. Durante este lapso se reconocerán restauraciones en la misma pieza en distinta cara.

Odontopediatría

Los códigos de operatoria dental se reconocerán en piezas temporarias una vez por año.

Las piezas temporarias en período de exfoliación no requieren la presentación de radiografía para su facturación.

Capítulo III: Endodoncia

Los códigos 03.02 y 03.01 se reconocerán en una pieza ya tratada pasados los 3 años del tratamiento, en caso de contingencias que ameriten una nueva práctica se solicitará historia clínica y Rx.

Capítulo IV Prótesis

En caso de eventual retratamiento en una pieza dentaria los códigos de prótesis fija se aceptarán nuevamente a partir de los 5 años de efectuada la práctica.

Los códigos de prótesis removible y completa podrán repetirse cada tres años en el mismo maxilar.

La placa miorrelajante se facturará a $200 y se reconocerá 1 vez por año.

En caso de tratamiento antes de la fecha estimada se solicitará la documentación necesaria (historia clínica, Rx, etc.) para evaluar.

Capítulo V Prevención

El código 05.04.01 podrá facturarse cada 6 meses como mantenimiento del tratamiento periodontal.

El código 05.05 se reconocerá en primeros y segundos molares, como así también en primeros y segundos premolares.

Capítulo VI Ortopedia y Ortodoncia

Se cubrirá hasta la finalización del tratamiento y en caso de dentición mixta se aceptará un tratamiento de ortopedia y ortodoncia en el mismo paciente.

Capítulo VIII Periodoncia

Los códigos 08.03 y 08.04 se podrán facturar cada 12 meses, en todos los sectores de la boca y de ser necesario en un mismo período. para la facturación de estos códigos deberán mediar no menos de 6 meses de la presentación del código 05.04.01.

La realización del tratamiento periodontal no condiciona la facturación de otras prácticas en el mismo paciente en un mismo período de presentación. (operatoria, endodoncia, cirugía)

Capítulo IX Radiología

Las Radiografías no están incluidas dentro de las prácticas (endodoncia, cirugía, operatoria, etc.)

Las mismas podrán facturarse con las prestaciones correspondientes.

Que cada cual juzgue esto según su propia experiencia. Sólo se incluyen las modificaciones para el 2005. Tiene que ver con lo que sigue.

Dijo Sara Ratti:

1º.Un respetado colega de la zona Norte (por razones obvias, no daré el nombre); cansado de los atropellos de OSDE, hizo un juicio a la empresa; lo ganó. La "poderosa " debió pagar una suma con varios ceros.

Este uno de los varios juicios, que obligaron a la empresa a replantearse su trato con los odontólogos

2º Una colega fue querellada con un juicio de mala praxis; que se extendió a la clínica para la que trabajaba y a OSDE.

¿ A que no saben quiénes debieron pagar? Sí, OSDE y la clínica .

Esto es un secreto a voces; que nuestros dirigentes tratan de ocultar ; nos llaman a una reunión con una abogada que nos dice " Si no le convienen las condiciones, renuncie".

Es muy importante que nos mantengamos comunicados .

Quiero informarles que el Doctor Devoto aún no encontró el tiempo o el argumento para contestar mi mail.

Pero la respuesta llegó y asombra la habilidad dialéctica del dirigente para eludir y disfrazar puntos clave. Obsérvese cuánta hojarasca e historia superflua. Los problemas los tenemos hoy, no ayer y miramos al mañana. [Va con breves apotillas o subrayados de U.O.

Sra. Dra. Sara Ratti :    Le escribo a los efectos de responder el E-mail que usted nos hiciera llegar.

La Federación Odontológica de la Ciudad de Buenos Aires (FOCIBA), es una entidad sin fines de lucro creada en los años setenta por un grupo de visionarios, que tenían sentido solidario y estaban imbuidos de cooperativismo. En ese momento las autoridades nacionales destinaban gran cantidad de dinero al sistema de salud en virtud de la reciente creación por leyes de congreso de gran cantidad de obras sociales y la FO. CI. BA tal como figura en sus estatutos tenía dos fines la creación y administración de listas de trabajo para los profesionales con convenio directo con las mismas y una función gremial (¡) en salvaguarda del libre ejercicio profesional de los colegas. Estos objetivos se cumplieron muy bien por más de una década, a pesar que en su momento también se generaban gran cantidad de críticas a la conducción que visto a la distancia, hoy nos damos cuenta que eran cosas mínimas y perfectamente corregibles. Al llegar los ochenta, las cosas cambiaron y comenzó el negocio de las “Gerenciadoras de Salud”, con lo cual la FO .CI. BA prácticamente quedó fuera del sistema ,con algunas pocas obras sociales en sus listas de trabajo, en razón que los “mercaderes de la salud” no podían hacer negocios espúreos  (sic) con nuestra entidad. Al llegar los noventa todos conocemos lo que ocurrió en nuestro sistema de salud tanto sea en obras sociales como empresas pre-pagas y la implantación de un sistema perverso de garantías y débitos indebidos utilizados como sistema de financiamiento de obras sociales y empresas pre-pagas.

Ante estos hechos de público conocimiento entre los colegas ya que todos los que vivimos de nuestra profesión los padecemos sin excepciones, las seis entidades primarias que forman la Federación iniciaron un cambio formando una comisión directiva donde además de estar representadas todas ellas, colocaron profesionales idóneos para la difícil tarea de lograr un cambio en nuestro ejercicio profesional y mejorar las listas de trabajo. [Todo es Historia ¡sabida!]

Al leer su carta en la que tomó el esfuerzo de realizarla, cosa que muy pocos odontólogos hacen, es decir aportar ideas o su trabajo para ayudar a mejorar nuestra calidad de vida . En lugar de ser su carta  un aporte de ideas o una critica sana y constructiva con elementos que fundamenten sus dichos, es por el contrario una nota maliciosa. [Un dirigente arremete a la socia que critica. ¡dan muchas ganas de hacer aportes!]  

La FO.CI.BA al igual que muchísimas otras entidades del país que nuclean a los odontólogos en todas las provincias del País junto con la CO. RA, han trabajado muchísimo en todos los aspectos del ejercicio profesional., quitando sus dirigentes horas a su consultorio, horas a su descanso y horas a su familia. Todo esto no es conocido por los odontólogos en razón que no existe una publicación que divulgue todo lo actuado y los pequeños logros conseguidos en razón que las entidades como la FO.CI.BA no cuentan con recursos económicos para editar un boletín o revista sobre ejercicio profesional. [Cuesta muy poco hacer la lista en Internet, a lo que hacen oídos sordos. Y siendo tan pequeños los aportes, con poco bastaría]

    Los odontólogos según expertos en temas laborales del derecho civil y comercial trabajamos en la mayoría de los casos en una relación de dependencia encubierta  a pesar que el mismo estado nacional la disfrace como monotributistas, cosa que hace con un afán simplemente recaudador de impuestos.

 Cualquier odontólogo que inicie un juicio por garantías o débitos indebidos o por ser quitado de una empresa prepaga sin una causa justa puede hacer un Juicio laboral y es muy probable que salga victorioso del mismo. [¿Cómo se vincula esto con los dichos de los abogados en la reunión?]

 Lo que ocurre es que no se realiza por tres causas, la primera es por desconocimiento ,la segunda es por tener miedo que al hacerlo no le den otras obras sociales y la tercera es simplemente por cobardía. [¡Bieeeen! Ya les pasó la culpa a los dirigidos, como si los dirigentes no estuvieran para dirigir, para guiar, para educar.]

 El día 29 de Noviembre se invitó a una abogado experto en estos temas para dar una conferencia el Dr. Jorge Siber quién nos sugirió que también invitásemos a la abogada Dra. Hirsch  para hablar sobre derecho laboral.

 La Dra. Hirsch que tiene grandes conocimientos de su especialidad ,en lugar de hablar en un idioma llano para que la entendiéramos vino a dar una charla para alumnos de la Facultad de Derecho en Post-Grado laboral utilizando una terminología desconocida por los odontólogos con lo cual se hizo muy difícil entender lo que decía. (¿Y quién los invitó? Critica y pasa a otra cosa, como si no hubieran sido los culpables.)

 Lo importante es valorar el esfuerzo que se realiza sin recursos económicos para buscar una solución a los problemas sin bajar los brazos y seguir intentándolo tantas veces como sea necesario junto a otras medidas a tomar, un tropezón no es caída y todo deja su enseñanza y ayuda a corregir el rumbo si es necesario. [Más blablá]

 Los dos profesionales abogados no trabajan para ninguna empresa pre-paga u obra social. 

Respuesta [¡Por fin!] a su pregunta Nro  1 :

      l- ¿Qué hizo o está haciendo FOCIBA ante la AOA para lograr un lugar adecuado de sus oficinas, en el que no tengamos que subir escaleras los profesionales que no podemos hacerlo? [Sarita, yendo a lo personal, no gremial, se la hacés fácil.]

     En su caso personal los empleados de la Federación le han ofrecido bajar hasta la planta baja a buscar sus papeles y evitar que usted suba por el ascensor hasta el cuarto piso y luego uno por escalera, ofrecimiento que usted ha desestimado.

 La AOA, está en un plan de construcción y ampliación de su sede, con tareas de demolición que comenzarán en el 2005, esa es la razón por la cual estamos provisoriamente en el quinto piso y es probable que durante las obras de construcción la Federación sea trasladada provisoriamente a otro lugar dentro del edificio, una vez terminado el mismo la idea es colocar la Federación en la Planta Baja de la AOA para evitar el ingreso a los pisos superiores de los odontólogos que tengan que concurrir a la misma.

 2— ¿A esta comisión se le paga el celular y los $ 300 de viáticos mensuales como a la anterior (Dres  Rubacha,  Perez Goette, Loperfido) con el 9 % que se nos descuenta de un nomenclador de 1991- ?

    Al asumir la presidencia de la Federación mi primer acto fue cancelar los teléfonos celulares Nextel que permitían intercomunicarse  a los miembros de la Mesa directiva, sistema que es muy útil pero  consideré que debíamos ahorrar dicho importe que sumaba $6.000 anuales para solventar otros gastos.

 Además yo no cuento tampoco con teléfono celular propio ni de Fociba.

   La anterior comisión directiva aprobó el abonar en concepto de viáticos la suma de $ 200 por mes a los integrantes de la mesa directiva, si bien la filosofía con la cual se paga es correcta debido a que un dirigente al ir a entrevistarse con un legislador o al Ministerio de Salud etc, tiene gastos de viáticos o tiene que invitar a tomar un café al entrevistado para conversar informalmente de un proyecto de ley etc y además tiene un lucro cesante ya que ese día no puede atender su consultorio., en razón que la Fociba no cuenta con recursos económicos suficientes, la actual Mesa Directiva NO ESTÁ COBRANDO dicho viático el cual se encuentra suspendido.

 Para que usted tenga una idea , a pesar que la Federación  no tiene sede propia y estar el lugar que ocupa prestado por la AOA como antes le prestaba el espacio el CAO, en sueldos cargas sociales elementos de oficina, papelería etc tiene un gasto de aproximadamente 5.000 pesos ´por mes.

 Un mes de facturación de por ejemplo Colegio de Escribano es de $ 5000 , el 9% es la suma  de pesos 450, como usted verá el importe que queda para la Federación de cada obra social no alcanza para el autofinanciamiento de la misma y el resto es abonado por las entidades primarias de la Federación.

 Si usted u otra persona lo desea, las puertas de la Federación están abiertas para ver con nuestro contador todos los números y valores que usted desee.  

En su pregunta incurre en un error los aranceles no son de 1991 ,están congelados por el entonces Ministro Cavallo a Marzo de 1992- [Otra vez se la hacés fácil. ¡¿Qué importaría que se garroneen un par de llamadas, si hubieran hecho algo?] 

3-¿Cuándo va a hacer un debate entre diversas instituciones sociales, la universidad y la población en general? Ya que lo que se debe lograr no pasa por el nomenclador sino por que se pueda dar una prestación de excelencia con respeto por el profesional y al paciente.

   Estoy de acuerdo con usted y no lo digo por decir sino que lo puede encontrar en el libro de responsabilidad Civil del Odontólogo de la Dra.Celia Weingarten Ed Astrea o en el fallo de la Camara D en lo Comercial Firmado Enrique Butty Juez. En que con sus disposiciones las Obras Sociales y empresa pagas inducen a la mala praxis con lo cual se afecta a la salud de la población.

 Ahora bien no debemos colocar a todas las Obras Sociales y empresas pre-pagas en un mismo grado de comparación. Ya que existen empresas pre-pagas serias y Obras Sociales eficientes, es por eso que es necesario una ley seria que regule a estas entidades para que no vuelvan a existir Medical-Top ,Alpha salud y cualquier otro nombre de fantasía sin respaldo patrimonial. [Es cierto, contestan, pero no dicen haber hecho nada para subsanarlo.]

 Dra. Ratti, está usted si lo desea formalmente invitada a trabajar en la Fociba para mejorar el ejercicio profesional en alguna de las subcomisiones que dirige nuestro Vice-presidente el Dr .Isaac  Rapaport, siendo el único requisito pertenecer a alguna entidad primaria.

 Cualquier aclaración sobre este u otros temas me encuentro a su disposición para reunirnos y tratarlos.

 Esta carta se la contesto a título personal, tal como usted me dirigiera su E-mail, el cual será leído en nuestra próxima reunión de comité. como usted lo solicitara oportunamente.

Y como nobleza obliga le solicito publique la presente en su lista de odontólogos por Internet debido a haber publicado en esa lista la por usted enviada.

 Quedando a sus ordenes. [¡Y habiendo zafado sin decir nada!!!!!!!!!]

                                                                   Dr. Eduardo Luis Devoto.

Obviamente da para mucho esta respuesta que, al hacer historia, no recuerda que los dirigentes siempre tuvieron gastos, que debieron afrontar solos, por ejemplo. Pero dejemos las reflexiones a los lectores. Pasemos al e-mail de una joven colega preocupada por lo que sucede en provincia.

   Lo que sigue fue difundido por medio de una lista gremial y fue criticado con conocimiento de causa. No tuvieron ningún éxito. Huelga médica en todo el país

El Consejo Confederal de COMRA declaró el estado de alerta y
movilización en todo el país. Los médicos en asambleas que
se realizarán el 29 de diciembre de 2004 en las Federaciones y
Colegios Médicos de todas las provincias determinarán las medidas de
acción directa, definiendo los alcances del paro de actividades
asistenciales.
Reclamamos:
-Por una asignación correcta y transparente de los recursos
económicos a los hospitales y centros de salud para acciones fundamentales de
preservación de la salud y atención de la enfermedad.
-Reconocimiento de la Carrera Médica Hospitalaria.
-Denuncia de los contratos ?basura?, sin aportes previsionales, que
establecen condiciones laborales y salariales denigrantes.
-La resolución por parte del Poder Legislativo de la injusta
situación que viven los médicos ante la industria de los juicios de mala
praxis.
-Aranceles mínimos éticos DIGNOS.
-La activa participación por parte de las entidades representativas en
las políticas de Recursos Humanos para el sector.

Comentario de Débora

Si analizás el mensaje que enviaste te darás cuenta que tanto la COMRA como las demás empresas de salud e instituciones médicas y odontológicas que adhirieron a la solicitada de Clarín del 2/12/04 tienen un doble discurso. Y utilizan a los profesionales como carnada para enfrentarlos con los pacientes y no dejar que nada ni nadie les arruine el negocio que ellos mismos crearon y que ahora le pusieron de título "Industria de la mala praxis".

La industria del juicio es la que armaron las empresas prepagas junto con las compañías de seguros de mala praxis y si un paciente decide reclamar por daños ocasionados en su salud o en su vida, les arruina el negocio a estas empresas y cuando digo empresas, en la misma bolsa de gatos se meten las instituciones médicas que encubren y son cómplices de las empresas de salud y que tienen  jugosos negocios con las compañías de seguros pues les venden cápitas de pólizas de médicos, por lo tanto a la COMRA tampoco le conviene que alguien haga juicio porque la aseguradora deberá pagar y como la aseguradora es como socia de la COMRA en las ganancias, se perjudican ambos.

Fijate que en una parte del discurso hablan de las condiciones laborales injustas y con esto los enganchan a los médicos y odontólogos y luego de remate le agregan los juicios (que es donde está la verdadera y única preocupación de ellos).

¿Cómo es posible que se unan a las empresas que tienen esas condiciones laborales injustas en una misma solicitada? Cuando debieran publicar una solicitada denunciando a las empresas de salud, se unen a ellas para hablar de la mala praxis y esto mantiene el encubrimiento y les permite continuar con sus normas de trabajo que inducen a la mala praxis con tal de bajar costos.

Quien no lo entiende yo lo lamento enormemente pero esa es la realidad.

Los invito a que relean el artículo Inducción a la mala praxis  (Aparece más abajo y es muy bueno.)



Respuesta a Débora:

Estimada:

Muchas gracias por aclararme el tema
de los medicos, la verdad no sabia como  venia la
historia, solo lei que estaban en huelga.. motivos
tienen de sobra, como los tenemos nosotros..los
odontologos. las empresas nos usan como esclavos ,se
llenan los bolsillos a costa de nuestro trabajo y
tenemos que correr con todas las cargas impositivas
seguros etc ..pero ¿hay solucion? Si nuestros
propios colegas..nuestros ex compañeros de
cursada...ahora se la dan de empresarios...y te clavan
el puñal por la espalda. Creo que se olvidaron de
porque y para que estudiaron una carrera para servir y
no para someter...creo que pasa por un problema de
conciencia ,de tipos mal paridos, no importa que
titulo universitario tengan.
no se si se arregla con una huelga, Pero nosotros..
¡¡¿¿ no hacemos nada por nuestros derechos??..ninguno
se mete...todos cuidamos nuestra quintita...y si
algunos estan haciendo algo...los resultados no se
ven.
en provincia de bs as la caja de jubilaciones esta
quebrada pero sigue haciendo juicios por falta de pago
..y seguimos pagando comei..(mas de 130$).la o.social
obligatoria ,a menos que estes trabajando en relacion
de dependencia con el estado(uba por ej)...sino no
podes laburar, y es un desastre...
la asociacion odontologica del oeste nos cobra 1200$
para darnos o.sociales que no sirven y..te ponen en
lista de espera para  ioma..tim y galeno.pero si
queres trabajar con o.sociales no tenes otra que
asociarte.los contratos directos son imposibles...y
una vez que te asocias te prohiben tener contratos
directos.el presidente hace mas de 30 años que es el
mismo y nadie lo toca, todos hablan pero nadie hace
nada.
lei  cada unos de los mensajes del grupo.,.se que
hace años la vienen peleando y que sabes muy bien de
que te hablo,no se cual es la solucion para
nosotros...y no se si la hay..es muy dificil..siempre
digo que los odontologos se dividen en 2 grupos los
explotadores y los explotados.pero no hay que perder
las esperanzas y seguir adelante...otra vez gracias
por la aclaracion.
y como digo siempre..la unica lucha que se pierde es
la que se abandona. ( e.g ) (Ernesto Guevara)
un saludo dra.ivana sandra kruse

 

Siguen dos mensajes de Ivana, conectados:

Hola, colegas: ¿alguien sabe si la caja esta quebrada? ¿son rumores?
¿es constitucional que no podamos elegir nuestra obra social y estemos
obligados a asociarnos a comei? ¿es legal que la asociacion
odontologica del oeste.,..por ejemplo...pida 1200$ para poder trabajar
con o.sociales, cuando los pone en lista de espera para ser
prestadores de ioma y de tim.galeno etc?...Nuestros propios
colegas nos explotan. Yo me pregunto ¿hasta cuando lo vamos a permitir?
¿cuando nos vamos a unir de una vez por todas contra estas
injusticias en favor de nuestros derechos y nuestra digna profesion..
Llamo a la reflexion...a ver si se acuerdan de cuando teniamos 17 o 18
años..y decidimos ser profesionales de la salud y elegimos una
profesion independiente..jajajaja que ironia¡¡¡...
 Dra.Ivana Sandra Kruse

si mi estimada: leyo bien..1200$ para entrar a la
asociacion odontologica del oeste presidida hace mas
de 30 años por el dr. mario di leo. pero no termina ahi.. su hijo.mario luis di leo..es uno de los capos de la caja de jubilaciones de
provincia.todo armadito¡¡¡¡
lo mas interesante es que los 1200$ podes pagar en
cuotas..que te descuentan de tus liquidaciones de
hambre ya que al no tener ioma (lista de espera)..las
que liquidas no te alcanzan ni para la cuota.a eso
sumale la couta mensual.y como sabras no podes hacer
contratos con obras sociales. (la asociacion pertenece
a la federacion odontologica  de provincia.) la unica
posibilidad es hacer un contrato a traves de la solp(
sociedad odontologica de la plata)..que ya no admite
mas miembros..jajajajajaaa
pero nadie dice nada..nadie se mete....todo sigue
igual desde que recuerdo cuando me recibi y cai en
provincia.el colegio..el cual esta
dibujado, inoperantes totales..te cobran la matricula
mas cara de todos los distritos de provincia.y??
nada..
este año le di de baja a mi matricula provincial y
nunca fui socia de la asociacion ya que siempre me
parecieron una manga de ladrones.y me da pena de los
pobres socios que le dan de comer a unos pocos
hdp.lastima que son nuestros propios colegas
odontologos frustrados empresarios o politicos. me
despido con mi frase preferida .la unica lucha que se
pierde es la que se abandona.(e.g)
un saludo .dra.ivana sandra kruse


“Inducción a la mala Praxis”

Rev. AOA vol 82 nº2 Abril/Junio 1994 pág.146-147

 

Por  Rodolfo Elías Hilú

Muchas veces, necesidades económicas y apuros contradicen al objetivo de brindar un tratamiento conveniente. El autor sostiene que en hechos tales como la prohibición de realizar algún tipo de radiografías se puede observar una inducción a la mala praxis. El sentido de la práctica endodóntica es el tratamiento de seres humanos y desde esa perspectiva deberá planificarse.

 

    Recientemente recibí una llamada telefónica de una colega, especialista en endodoncia, quien me comentó en tono angustiante y con dejo de impotencia un hecho que bajo todo punto de vista constituye un acto que atenta contra la salud de los pacientes. Se le había notificado desde una institución prestataria de salud que,  a partir de determinada fecha, no se aceptarían más radiografías de conductometrías en los tratamientos de conducto realizados a sus afiliados y que tampoco aceptarían el cobro de plus o adicional por esa prestación.

La colega consultó. le contestaron – para compensar su exigencia -  que, si quería, podría tomar la radiografía para la conductometría, pero sin realizar la preoperatoria.

Este es un requisito indispensable para realizar una endodoncia.

La colega no se prestó a seguir trabajando bajo esas condiciones.

La radiografía constituye un medio auxiliar de ayuda en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. Junto a otras evaluaciones clínicas darán el diagnóstico correcto y un plan de tratamiento adecuado; cabe destacar su valor cito a Grossman, quien al respecto nos dice: “ dota al hombre de un sexto sentido que le permite penetrar en las fronteras de lo desconocido, ayuda a salir de la oscuridad como ningún potro medio de diagnóstico... sin la ayuda de la radiografía difícilmente pueda practicarse una odontología de manera adecuada y se pueda proporcionar al paciente un servicio de salud satisfactorio” y a Cohen: “es de primordial importancia para la localización de todos los conductos, determinación de sus longitudes y curvaturas”.

Este hecho, junto a otros, y una constante preocupación por la calidad de la odontología toda y en particular por la de la endodoncia, me llevaron a preguntar:

¿Qué es lo que lleva a un profesional de la salud a realizar un acto de mala praxis?

Es indudable que el caso anteriormente descripto constituye un claro ejemplo de inducción a cometer mala praxis.

De este modo el que hace o impone las reglas ante el hecho consumado, se convierte en cómplice.

Es notorio el divorcio existente entre lo que los claustros dictaminan qué es correcto y aconsejable realizar y lo que los entes encargados de brindar una protección social en salud bucal proponen. El abismo entre ambas propuestas es importante pero además muy preocupante.

Una odontología exigida por profesionales cuyo objetivo esté sólo junto al dinero, es una odontología que muy poco tiene que ver con la tradicional.

Esto nos plantea un interrogante.

¿El odontólogo debe pensar y actuar como un comerciante?

Indudablemente la respuesta es compleja, pues en una sociedad  consumista donde pensar en el dinero es una constante no se puede pretender que el odontólogo escape a esta tesitura.

Lamentablemente el abandono de una atención personalizada ha conducido a una odontología de masas en la que la burocratización, la mecanización, y el estancamiento sólo favorecen la proliferación de la mediocridad. Es muy común ver cómo son explotados nóveles odontólogos y no tanto por colegas, instituciones o simplemente otros, ajenos a la profesión.

Trabajar por migajas es moneda corriente, las condiciones y condicionamientos en cantidad y calidad del servicio prestado son lamentables y realizar una endodoncia sin el dique de goma y en sólo 20 o 40 minutos, dependiendo de si es un diente uniradicular o mutiradicular, es lo más habitual.

El profesional que debe trabajar en esas condiciones para poder subsistir queda atrapado en un callejón. Pues si hace lo correcto no cubrirá el costo de lo que se le abona por el acto quirúrgico que realiza y si se ajusta a las normas y códigos de atención y aranceles propuestos (que le regulan su actividad profesional), es muy probable que no pueda brindar un buen servicio, exponiéndose a una mala práctica.

Con esto no quiero afirmar que estemos frente a la única causa de mala praxis, pero sí constituye un causal que, sumado a otras circunstancias, generan el potencial necesario para cometer errores (falta de capacitación y actualización, trabajar contra reloj, utilizar elementos de mala calidad, reciclar material descartable, etcétera). Dentro de la endodoncia es alarmante el porcentaje de retratamientos que se realizan, que en nuestra clínica de extensión docente alcanza una cifra cercana al 25% (4).

Quizás esto reconozca causas que junto a lo expuesto en primer lugar, ayuden a atender el problema.

Desde hace años se viene proponiendo una endodoncia simplificada, que nunca pude llegar a comprender de qué se trataba 8salvo que se quisieran suprimir pasos y tiempos de tratamiento) y que la endodoncia es para que la practiquen todos los odontólogos. No quiero desmerecer al práctico general grupo en el que indudablemente existen numerosos y talentosos endodoncistas, pero no cabe la menor duda de que un conducto radicular será siempre mejor entendido por quienes han dedicado años a su estudio y tratamiento. Aunque la especialización no debe conducir a saber mucho de algo  e ignorar el resto. No se le puede exigir al odontólogo general más que al promedio de los odontólogos, salvo que se trate de un especialista.

Como profesional tuve la suerte de formarme junto a grandes maestros, para quienes la excelencia fue siempre un objetivo que sólo claudica ante lo que cada caso clínico nos propone y nos permite hacer.

Debemos hacer comprender que la odontología es una ciencia dinámica, en constante evolución, que incorpora día a día elementos y técnicas basados en estudios e investigaciones que apuntan a elevar el bienestar general de la población que atendemos.

Un paciente no es un número ni un caso, es un ser humano que merece ser tratado del mejor modo posible y todo lo que atente a este principio debe ser desterrado de la práctica diaria.

Posiblemente todos seamos en alguna medida responsables de haber permitido que esto sucediera, pero es hora de comenzar a revertir esta situación.

Con estas impresiones quiero llamar la atención de quienes tengan en sus manos las decisiones y de todos aquellos que realmente vean con preocupación este angustiante tema.

Tomado de Débora Kreisler:

Inducción a la mala praxis:

La aplicación de ciertas normas que figuran en los contratos de trabajo de los sistemas de medicina prepagos y obras sociales, no se condicen con las correctas prácticas terapéuticas ni con sus consiguientes interpretaciones. A continuación un cuadro con las reglas más destacadas que podrían entorpecer el libre ejercicio profesional.

Cuando una persona está sentada en un sillón odontológico, no importa quién sea, su condición económica, su condición social, ni si viene por Obra social o en forma particular. Lo que importa es poner lo mejor de sí para curar su dolencia. (No olvidemos que esa persona podemos ser nosotros...).

Ante determinadas reglas destinadas a bajar los costos empresariales, cabe preguntarse a qué contrato debe responder el odontólogo. ¿Al contrato verbal que tiene con el paciente o al contrato escrito que tiene con la empresa?

De todas formas, en general, las empresas no suelen incorporar en sus contratos este tipo de reglas/normas. Sino que se suelen enviar en anexos extracontractuales.

Topes:

a  En el monto a facturar

a  En la cantidad de prestaciones por mes

Inclusión

  Se incluye un código en el otro.

 Ej.: El código 0802/03/04 incluye al 0504

No incorporación

Falta incorporar técnicas que no están nomencladas

Código desactualizado

El avance científico ha desactualizado varios códigos que se siguen usando

La prevención sin límite de edad no está contemplada en ningún nomenclador

No es lo mismo una amalgama oclusal que un composite de fotocurado en una reconstrucción de ángulo.

Garantía

Art. 30: Queda prohibido a los profesionales que ejerzan la odontología:

  3. Anunciar tratamientos a término fijo.

  4. Anunciar o prometer la conservación de la salud

 

Comentario y aporte:.

Lo que muchos profesionales aún no comprenden es que por ley tienen todo el derecho de pedir cuanto estudio consideren necesario para llegar a un correcto Diagnóstico-Pronóstico y Plan de Tratamiento porque una vez realizado será su responsabilidad. De no permitirsele cumplir con las normas puede hacer una denuncia en la secretaría de salud

 

La ley 17.132 que en nuestra ley marco habla en su reglamentación en el artículo 40

Art. 40º - Son deberes del Director, en su carácter de tal:

d) velar por que los pacientes reciban el más correcto, adecuado y

eficaz tratamiento;

f) promover a que se envíen a otros establecimientos a los

pacientes para cuyo diagnóstico y/o tratamiento, se requieran

elementos humanos y/o materiales con los que no cuenta el de su

dependencia;

Art. 28º - Los profesionales odontólogos no podrán ejercer su profesión y ser simultáneamente propietarios totales o parciales, desempeñar cargos técnicos o administrativos aunque sean honorarios, en establecimientos que elaboren, distribuyan o expendan elementos de mecánica dental, medicamentos, especialidades medicinales y odontológicas, productos dieté ticos, agentes terapéuticos, elementos de diagnóstico, aparatos ortopédicos y artículos de uso radiológico.

Se exceptúan de las disposiciones del párrafo anterior los odontólogos que realicen labores de   asistencia odontológica al personal de dichos establecimientos.

 Perdimos la referencia del autor de las siguientes consideraciones. Si nos lo hacen saber, lo mencionaremos. Mientras tanto, vale la pena la lectura

 

Esquema sobre la problemática profesional

 

 

No se puede plantear ningún proyecto de cambio estratégico en una organización, menos aún de las características de un sistema sanitario público, sin reflexionar profundamente en el papel de los profesionales. Dicho papel o participación se ha de entender en dos sentidos. Por un lado, en tanto en cuanto su importancia estratégica en el servicio que se presta. Los profesionales son los auténticos hacedores de cualquier cambio, y por tanto, sin ellos, éste resultaría inviable. Por otro lado, porque la propia organización del recurso "persona", tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo, es una de las primeras premisas y/o consecuencias de un cambio en las formas de trabajo.

Nicolás Maquiavelo advertía “No hay cosa más difícil de manejar, ni cuyo acierto sea mas dudoso, ni se haga con mas peligro que el tratar de introducir nuevos estatutos. Tiene el introductor como enemigos a cuantos sacaron provecho de los viejos estatutos, mientras que quienes defienden los nuevos lo harán con tibieza. Semejante tibieza proviene en parte que ellos temen a sus adversarios, y en parte en la poca confianza que los hombres tienen en la bondad de las cosas nuevas, hasta que haya hecho una sólida experiencia de ellas”

A nivel mundial los procesos económicos repercuten en los diversos sistemas generando un impacto que se traduce en la alteración de las distintas variables del mercado de salud, el mismo se encuentra caracterizado por fallas diferentes a los demás mercados por lo tanto se dificulta la planificación como consecuencia de estas características.

Este mercado se maneja con información asimétrica dado que los que demandan servicios de salud carecen de la información técnico-científica que poseen aquellos que ofertan los servicios.

 

Todo sistema de salud puede ser pensado como la articulación de tres componentes :

a) político, b)   económico  c)  técnico

Otra de las características es el impacto provocado por la innovación tecnológica, que determina un incremento incesante de los costos.

La incertidumbre y el constante cambio son características comunes en la aldea global

 La falta de planificación de las áreas de atención, que no estipulan un modelo adecuado y suelen copiar de otros países modelos sin adaptarlos a su contexto, sólo por ser exitosos.

Definir cual será el modelo de atención, cual el de financiación y el de gestión son puntos primordiales para poder gerenciar adecuadamente.

 Analizar y estudiar la población es el punto de partida para definir una política de salud.

Modelo universalista

Este modelo se caracteriza por tener financiación pública con recursos procedentes de impuestos y acceso universal a los servicios que son suministrados por proveedores públicos. Los trabajadores profesionales y no profesionales dependen del Estado, que tiene una gran responsabilidad en la conducción y gestión del sistema. Con frecuencia en su financiación existen otras fuentes además de los impuestos, como el pago directo de los usuarios y otros aportes, y lo mismo sucede en su organización y gestión, que está tomando formas más participativas y comunitarias. No obstante, siguen siendo básicamente estatales en su financiación, organización y gestión. En comparación con los otros este modelo privilegia la función del Estado como proveedor.

Modelo del seguro social

El concepto de seguro social implica un seguro del cual los participantes no se pueden substraer es decir donde la participación es compulsiva. Este modelo destaca las características básicas del sistema desarrollado en Alemania, y se caracteriza por un menor protagonismo estatal, una gestión mucho más descentralizada y una organización basada más en la regulación que en la planificación. La financiación es por aportes y contribuciones de los empresarios y de los trabajadores. Estos aportes son por lo general obligatorios y los administran los propios interesados. Por definición, sólo cubren a los aportantes y su grupo familiar aunque en los últimos años han tendido a universalizar su cobertura

Modelo de Seguros Privados

En este modelo hay ausencia del sector público tanto en las funciones de financiador como de prestador. Tiene una organización típicamente fragmentada, descentralizada y con escasa regulación pública, si bien esta tendencia se esta revirtiendo. La situación real  más aproximada a este modelo es la de los Estados Unidos, donde hay más de 1.500 seguros privados, lo que revela la característica organizacional de la fragmentación.

En comparación con los otros modelos este el modelo de seguros privados limita la acción del Estado a una escasa regulación

Modelo asistencialista

La concepción liberal clásica plantea a la salud como cuestión individual. A partir de ella no corresponde al Estado asumir funciones relativas ni a la prestación, ni al financiamiento ni a la regulación sectorial. De forma inversa que en el modelo universalista, desde esta óptica la salud no es un derecho del pueblo sino una obligación de los ciudadanos.

 

Los modelos expuestos conforman tan sólo una descripción teórica. En la realidad, no se encuentran sistemas nacionales puros como los mencionados. En general, predominan las formas mixtas, con algunas tendencias según las particularidades de cada región. Por ejemplo, podría decirse que Estados Unidos de Norteamérica presenta un modelo de seguro voluntario ya que hay más de 1.500 seguros privados que cubren aproximadamente al 75% de la población. Sin embargo, también existen dos programas públicos de seguros: Medicare y Medicaid. Podría mencionar también como ejemplos los casos de Inglaterra, Suecia o Dinamarca en donde predominan modelos estatales en cuanto su financiación, organización y gestión pero además conviven con algunas formas de seguros privados, así como también con el pago directo de los usuarios

 

El extenso trabajo que sigue es de una claridad y lucidez admirables. Algo lo hemos cortado (no lo merecía), para estimular la lectura d4 los más remisos.

 

PRÁCTICA ODONTOLÓGICA

Por el Prof. Roberto J. Beltrán  

Resumen de U. O.

 

La salud de la población y la dignidad del ejercicio de las profesiones sanitarias dependen de las políticas económicas y sociales vigentes y en consecuencia de las leyes que las regulan, así como del poder público que hace cumplirlas. La diferencia entre un pueblo bien atendido en sus necesidades de salud, como derecho universal, y otro que no lo es,  reside en el monto del producto nacional como expresión de los recursos del país, de la proporción que se destine a la salud, en su administración, en la propiedad de la organización sanitaria y en la calidad profesional del personal encargado de la atención.

Cuando el Estado prefiere destinar los recursos del erario nacional a otros rubros se ve precisado a desatender sus obligaciones sociales  para cederlas a terceros. Es lo que ocurre cuando las funciones sociales se entregan al sector privado, donde prevalece el propósito de lucro. Las dos áreas sociales críticas para el desarrollo del país, salud y educación, se prestan  fácilmente a la intervención privada. En el área de salud ello ocurre especialmente a través de la intermediación de los llamados seguros privados de salud y de las empresas prestadoras de servicios de salud.

 

Conocer las condiciones en que se ejerce la práctica odontológica es una de las obligaciones de las facultades y escuelas de Odontología. La misión de la universidad no termina con la graduación del profesional,  tiene que ver también con su inserción en la práctica. La universidad no es un ente ciego a la realidad convertida en una fábrica de  excedentes. El número de odontólogos y otros profesionales que no ejercen la actividad para la cual se han preparado va en aumento, con la frustración personal y la pérdida económica que  conlleva.

 

 

La práctica odontológica en el pasado

 

A partir del desarrollo de la Odontología como profesión universitaria al promediar el siglo XIX, y luego durante buena parte  del siglo pasado, los servicios odontológicos profesionales se prestaron a través de dos canales principales. Los servicios públicos, a cargo de los ministerios o secretarías de salud, de las municipalidades o de la seguridad social del Estado, y los servicios privados prestados por profesionales independientes en sus consultorios, mediante el denominado ejercicio liberal. En los países subdesarrollados, las capas medias y de altos ingresos de la sociedad recibían atención en la práctica privada según honorarios que se convenían entre el profesional y el paciente.

 

Los servicios públicos proporcionaban atención odontológica a través de la contratación de  odontólogos para que practicaran en instalaciones públicas, o de la retribución económica por servicios prestados por profesionales independientes en sus propias instalaciones.

 

Según la organización de cada país los servicios odontológicos públicos tenían una composición de mayor o menor amplitud en su oferta a la población, de acuerdo con la capacidad del país y su política de distribución de recursos en regiones, ciudades, pueblos y comarcas. En los países subdesarrollados la oferta en salud bucal se limitaba a la atención del dolor y de la infección de origen dental. La Seguridad Social para los trabajadores  comprendía, además,  atenciones de operatoria dental, incluyendo, a veces, otras especialidades de la Odontología.

Cuando la organización de la atención de salud por parte del Estado contemplaba la participación de la práctica privada  mediante el reembolso por  los sistemas públicos, la atención de carácter público y privado alcanzaba cierto grado de integración y armonía. Mediante esta modalidad el Estado no necesitaba ampliar la red de servicios públicos, pues contaba con la infraestructura instalada en la práctica privada. Solo quedaba pendiente la negociación respecto de los montos reembolsables, para un gama siempre limitada de atenciones.

 

Mientras que ningún sistema público excluye especialidades de la medicina, ni siquiera  las de mayor complejidad; sí lo hace, respecto de las especialidades de la Odontología. En parte este fenómeno discriminatorio es el resultado del abandono del sistema hospitalario por parte de nuestra profesión, una de cuyas expresiones es la existencia de clínicas docentes odontológicas separadas y muchas veces distantes y sin ninguna relación con la red hospitalaria. Al parecer la profesión tampoco mostró interés en integrarse con todas sus especialidades en la red hospitalaria. Con ello se reservaba para el ejercicio privado las especialidades mejor remuneradas. Aunque este fenómeno no ha sido bien estudiado, es probable que la ausencia de un servicio odontológico integral en la red pública de salud haya contribuido a restarle legitimidad social y apoyo por parte del Estado.

 

Otra característica del modelo del pasado pero aún vigente es su direccionamiento a la atención del daño instalado. Contradictoriamente a lo que resulta lógico, las medidas preventivas, que podrían a mediano y largo plazo reducir los costos y  mejorar la calidad de vida, merecen poca atención. El resultado del modelo esbozado para los países subdesarrollados, es la presencia de una gran masa de población de bajos ingresos con alta prevalencia de enfermedades bucales,  que es  atendida cuando el avance del proceso solo deja lugar para intervenciones radicales que conducen a la mutilación y sus secuelas.

 

A una forma de modelo mixto se acomodó el trabajo de una importante proporción de odontólogos. De esta manera el profesional destinaba una porción de su tiempo a la atención institucionalizada y el resto del día lo dedicaba a su práctica privada. Por otra parte, era conocido, que tanto en la práctica médica como en la odontológica, el empleo público mal remunerado se compensaba en la realidad, pues servía para derivar pacientes al consultorio particular, donde se completaba la atención con los servicios especializados que no se proporcionaban en el sector público.

 

La práctica odontológica en el presente.

 

A partir de la década de los ochenta la irrupción del neoliberalismo con su orientación privatizadora acentúa la brecha que separa a los pobres de los ricos en el sector educativo y la captura de la clase media en el sector salud.

 

Obviamente, el propósito lucrativo y concentrador de los operadores del neoliberalismo dirige su interés al sector de la práctica privada desde donde pueden extraer y exportar capital. En ningún caso se interesa por la gran masa de población de menores recursos.

 

El mecanismo utilizado por la política neoliberal en el caso de la Odontología consistió en propiciar la creación de numerosas escuelas y facultades incentivando el afán de lucro en sus organizadores, pertenecientes mayormente al sector privado. El número creciente de nuevos odontólogos  satura en la actualidad las posibilidades adquisitivas de la población, de esta manera se genera un excedente de oferta odontológica, incapaz de funcionar según el modelo tradicional. Una vez instalada esta situación, resultó relativamente fácil constituir sistemas de seguros privados dirigidos al sector de medianos ingresos, que tradicionalmente concurría a los consultorios y clínicas privadas de costos moderados, para captarlo como clientela de formas de prepago, aparentemente ventajosas para el paciente.

 

Los seguros privados que captan a la población de medianos ingresos proceden luego a contratar los servicios de odontólogos individuales, o mejor para sus intereses, de empresas intermediarias, para ofrecerles la remisión de sus asegurados, sobre la base de una escala de precios impuesta unilateralmente por ellos, gracias al poder de negociación que posee quien cuenta con los pacientes y con el capital proveniente de las pólizas. Uno tiene derecho a preguntarse cuál es la inversión neta de estas compañías de seguros, frente al pingüe beneficio que obtienen gracias a una legislación permisiva que mal protege los intereses de las personas y del país.

 

Los odontólogos sin capacidad de negociación por el exceso de oferta, situación agravada por la reducción de la capacidad adquisitiva en grandes segmentos de la población en la década de los noventa, se ven en la necesidad de aceptar condiciones de trabajo y retribuciones que llegan a ser denigrantes. Por su parte, las empresas de intermediación clínica aprovechan del rango limitado de servicios pagados por los seguros para prestar el resto de intervenciones cuyo producto económico se reparte inequitativamente con el clínico. Insistimos, los seguros sin invertir un solo céntimo en la habilitación de la infraestructura clínica retienen para sí grandes sumas de dinero a costa de la educación, el trabajo y la inversión en equipo que hacen los profesionales.  Esta abominable situación tiene un nivel mayor de injusticia cuando el odontólogo trabaja para un intermediario entre él y los seguros. Obligado por la necesidad de trabajar y por su incapacidad para negociar directamente con los seguros -que prefieren tratar con intermediarios- no tiene otra alternativa que engancharse como trabajador a destajo en una empresa, generalmente en manos de otros odontólogos o médicos, convertidos en intermediarios (brokers) de un sistema concentrador de capital, a expensas de la explotación del trabajo de sus colegas.

Estas nuevas formas de atención no pudieron ser contenidas en general en América Latina por las profesiones organizadas en colegios profesionales, sindicatos y federaciones, principalmente, por el carácter individualista del profesional tradicional, por su escasa presencia política y por el interés económico de los médicos, administradores e inversionistas, propietarios de las redes de hospitales y clínicas privadas

 

La profesión odontológica y la población enfrentan en América Latina una de las agresiones más nefastas de la codicia organizada, puesto que atenta contra la vida y la salud de la población. Al parecer el reto es tan enorme que para muchos no queda otra cosa que agachar la cabeza y someterse al poder financiero, o mejor aún auparse a la forma dominante según el grito de sálvese quien pueda.

 

Tomemos el caso del cual tengo un conocimiento más cercano, pero que de una u otra manera  se repite en varios países de América Latina, como en Colombia donde la denominado ley 100 introducida por el neoliberalismo en 1993 está por acabar con la dignidad de las profesiones de la salud.

 

Un ejemplo: El caso de la práctica privada en el Perú.

 

Hagamos algunos cálculos aritméticos para apreciar la magnitud del abuso que bajo amparo legal realizan los sistemas de seguros privados.

 

Tomemos como ejemplo una de las acciones más sencillas y comunes de la operatoria dental, la reparación del daño causado por la caries dental mediante una reconstrucción con amalgama de una superficie.

 

Los seguros se rigen por una tabla, construida por ellos sin participación de la profesión organizada, para el pago de los servicios prestados a sus clientes. En dicha tabla figuran hasta tres cantidades para cada atención, que manejan arbitrariamente, utilizando de ordinario la más baja. La cantidad promedio por superficie es de 27 nuevos soles que al cambio del día equivale a US $8.18. De esa suma retiene el 60%, es decir US $4.91 dejando para el operador US $ 3.27. En esta cantidad están incluidos los costos –cubiertos por el profesional- que se calculan en US $ 1.67. Deducidos los costos e impuestos el odontólogo recibe US $ 1.22. En el supuesto que esta intervención se haga en 20 minutos, incluidos los tiempos muertos, el total en una hora sería de US $3.67. Monto semejante a lo que gana un chofer de taxi en ese mismo tiempo.

 

Supongamos ahora que este profesional trabaja seis horas diarias, con un total de 120 horas mensuales, su ingreso será de US $ 440.64. Como veremos más adelante, comparable a los US $ 500  que en promedio percibe un dentista brasilero trabajando para intermediarios.

 

Examinemos  qué pasa con el dinero que produce el dentista en esas 120 horas mensuales.  El odontólogo habrá producido US $2,945.45 de estos, el seguro tendrá un ingreso bruto de 2,504.81 dólares. Como hemos visto al dentista corresponden los US $ 440.64 de ingreso líquido. Lo cual equivale al 14.96% del ingreso total. La diferencia corresponde a costos e impuestos.

 

Sin la intervención de terceros el honorario mensual del profesional sería casi cinco veces mayor. En lugar de US $441 sería de US $ 2,001 que, según el valor adquisitivo en el Perú es lo mínimo que una familia de clase media de cuatro personas, necesita para vivir.[1]

         

 

La consecuencia negativa para el paciente y para el odontólogo es la deshumanización y mercantilización del ejercicio profesional. El profesional se transforma en un operador apremiado por realizar el mayor número de atenciones a fin de obtener el más alto ingreso posible. El paciente es un individuo prácticamente anónimo que se somete a la  decisión del profesional, y a la autorización del seguro sobre cuánto pagará por  el tratamiento que requiere el asegurado. El odontólogo, empujado a actuar al margen de la ética profesional, confecciona un plan de tratamiento que le rinda las mayores utilidades. Para ello ejecuta sobretratamientos,  extrae piezas que pueden conservarse y prepara al paciente para tratamientos adicionales no contemplados por el seguro y que pueden significar para la clínica intermediaria un buen negocio. Podemos decir, sin exagerar, que este modelo de servicios odontológicos es de una perversidad intrínseca, pues lleva a delinquir en todos los escalones del sistema.   

 

Futuro de la práctica odontológica

 

La estrategia consistiría en recuperar de las  compañías de seguros la capacidad de gestión para ofrecer  planes de atención en manos de la profesión organizada, que por consiguiente esté libre de dependencia y explotación mercantilista. Este movimiento debe producirse en forma simultánea con una acción política frente al Estado, a fin de generar una legislación que defienda realmente la salud y contribuya a mejorar el ahorro nacional.

Laserna, de la Argentina, al referirse a los sistemas de atención odontológicos aclara que por su misma naturaleza no reúnen las condiciones que debe tener un riesgo asegurable.

                Estas son:

 

1.    Infrecuente.

2.    Definible de forma precisa.

3.    De suficiente magnitud como para que constituya una pérdida o un costo importantes.

4.    De naturaleza indeseable, como son un accidente de coche o un robo.

5.    De tal naturaleza que el hecho de poseer el seguro no lleve a un mayor uso de éste.

 

Es evidente que el tratamiento dental es difícil de asegurar, ya que casi todo el mundo necesita algún tratamiento y la necesidad es frecuente en muchos casos. El costo rara vez es muy importante, comparado, por ejemplo, con los costos de hospitalización. En muchos casos el tratamiento dental es deseable, por ejemplo la estética, y desde luego el tener un seguro aumenta la utilización de servicios.

 

Hay una diferencia fundamental entre los seguros dentales y otros seguros. En la mayoría de los seguros, todos los asegurados, pagan una cantidad relativamente pequeña en comparación con el riesgo cubierto, pero solo unos pocos utilizan el servicio. Esto es lo que permite mantener los costos.

 

En la mayoría de los seguros dentales la mayoría de los asegurados harán un uso regular de los servicios, por lo cual, más que de un seguro se debería hablar de un método de prepago o de pago fraccionado y periódico por los servicios que reciben.

 

Debido a estas características del riesgo odontológico las compañías de seguros se muestran reticentes a incluirlo en sus planes. Entonces, la estrategia de las compañías es el limitar el abanico de servicios incluidos en el plan respectivo y ajustar al mínimo el pago al dentista. Esto lo están logrando en América Latina mediante el creciente número de dentistas vía la creación indiscriminada de escuelas de Odontología privadas con propósitos de lucro.

     

En los EEUU los dentistas se han defendido del imperio de los seguros privados creando corporaciones que pertenecen a la misma profesión.

 

En la propuesta que hacemos hablamos de la emergencia de un nuevo modelo de práctica clínica, según el cuál, grupos de odontólogos se  asocien para ofrecer a comunidades, delimitadas territorial y poblacionalmente, un sistema de prepago con énfasis preventivo-promocional, pero con tendencia a ser integral. Sabemos que cuando la intervención es temprana en la población infantil la atención integral de la salud bucal no es un problema de costos inaccesibles. La profesión tiene necesidad de organizarse mediante formas asociativas innovadoras, estrechamente vinculadas a los planes de desarrollo de las comunidades. Una comunidad de fácil acceso y de elevado costo-beneficio económico y social es la escuela, mediante planes que vayan desde la etapa más temprana posible hasta el término de la adolescencia. Un modelo progresivo de atención dental tendría mayor factibilidad económica si se iniciara con la población infantil. Los servicios serían de bajos costos y las medidas preventivas asegurarían una población adolescente y adulta con menos necesidades en los años futuros.

 

En la búsqueda de explicación al deterioro de la práctica profesional afectada por las corrientes neoliberales, encontramos una contradicción aparente en la forma como encaja  en el neoliberalismo, convertido en doctrina, la liquidación progresiva del ejercicio liberal de las profesiones de la salud.

 

El odontólogo es, a la luz de la organización económica, un pequeño empresario que opera directamente sus instrumentos de trabajo al servicio de las personas. Desde la óptica liberal esta forma de actividad responde a  uno de los principios fundamentales del liberalismo clásico, cuál es, la libertad de empresa frente al Estado ¿Cómo se entiende entonces que se trate de transformar el ejercicio libre de la profesión en una forma de trabajo intermediado, según el cual, el profesional se transforma en un empleado precario que trabaja sometido a una escala de precios, que lo obliga a aumentar su productividad a expensas de la calidad técnica y del ejercicio humanizado que debe caracterizar la atención de la salud? ¿Será que el absolutismo del Estado ha sido sustituido por el absolutismo del capital?

El ejercicio liberal de las profesiones se opone al fenómeno concentrador, pues dispersan el capital a través de su tenencia y manejo por miles de profesionales que favorecen la circulación interna del dinero. El ejercicio libre de las profesiones de la salud no es concentrador de capital. El odontólogo puede ser ubicado en el estrato medio de la sociedad, cuyos ingresos son recirculados rápidamente.

La perversidad de las nuevas formas de intermediación entre el odontólogo y sus pacientes tiene una doble faceta corruptora del ejercicio profesional. Primero es la merma en la calidad del trabajo a manos de un modelo en el cual el paciente es un número en la nómina de una compañía de seguros. Y, segundo, es la merma de la condición profesional del odontólogo y su autoestima pues el profesional, generalmente un joven graduado, agobiado por esta forma de explotación, se ve en la necesidad de hacer caso omiso de las prescripciones éticas y deontológicas. En suma, se daña al paciente y se daña al odontólogo, con el único fin de contribuir  a la economía del gran sector financiero de los países más desarrollados, según el modelo de globalización financiera.

 

Lo que llama la atención es que los gobiernos no adviertan estas formas de extracción de capital y aún la faciliten produciendo una legislación que auspicia y protege a tales organizaciones y a  sus intermediarios.

 

Existen felizmente algunas muestras de reacción por parte de la población descontenta con los seguros privados que regresa a su antiguo odontólogo y con la profesión que se organiza en grupos de colaboración para defender su trabajo. En el Perú hace ya una década se organizó un Programa Nacional de Servicios Odontológicos (PRONASOD) con el respaldo institucional del Colegio Odontológico. Esta experiencia se frustró por la carencia de un capital inicial, indispensable para lanzar un modelo de atención que comprende una serie de actividades organizativas previas a la puesta en marcha de la atención a pacientes. Actualmente estamos preparando el relanzamiento del  programa. 

 

Para un fenómeno de alta complejidad como es la práctica odontológica, como parte de la problemática social, económica y política, la estrategia que se adopte tendrá que ajustarse a tal complejidad. Es decir, no tendremos éxito si esperamos, atrapados en un pensamiento lineal, que las cosas se vayan arreglando una tras otra.

 

De ahí que:

Cuando hablemos de educación tenemos la obligación de formar en nuestra aulas no sólo buenos odontólogos si no, al mismo tiempo buenos ciudadanos, capaces de actuar  políticamente como personas y como profesión organizada para defender el derecho a la salud.

Cuando hablemos de investigación hagamos un gran espacio en la universidad  para la búsqueda de información  que sirva para construir alternativas, nuevos modelos organizacionales, nuevas formas de financiación, nuevas formas de interesar a la población de medianos y bajos ingresos para que dé a la salud la atención que se merece en el presupuesto familiar.

 

            Lima, Perú. Octubre de 2004.

 

Este artículo fue publicado originariamente bajo el título “The uses of the poor” en “Capitalism, Nature, Socialism”,Vol. 12, No. 45, Santa Cruz,California, 2000. Se presenta aquí una versión reducida al castellano. Aclaración: NO habla de dientes. Pero abre los ojos.
LA UTILIDAD DE LOS POBRES
                                         Dr. José Carlos Escudero 

                                  Médico sanitarista (Argentina)

El neoliberalismo lleva ya 25 años de implementación y quedan pocas dudas acerca de sus tristes resultados. La práctica neoliberal es cada vez más implacable – si lo sabremos en Argentina – pero este cambio que se está viviendo en la legitimidad intelectual del modelo, que ha alcanzado a muchos de sus antaño defensores, es una buena noticia, aunque ocurra hasta ahora exclusivamente en el campo de las ideas.

Simplificadamente, la premisa básica del neoliberalismo es que lo que beneficia a los ricos beneficia a la larga a todo el mundo, vía el efecto “goteo” o “derrame”.

Los ricos ciertamente se han beneficiado, ¿y dos mil millonesde los más pobres? Estos últimos son los que no se han beneficiado, porque son, cada vez más pobres, porque los fenómenos de mercantilización , destrucción de redes sociales y marginación que acompañan al neoliberalismo contribuyen a empeorar su situación, aunque no tengan necesariamente una expresión cuantificable.

La situación de los pobres está también agravándose por razones más sutiles. Parte de la ideología neoliberal descansa en creer que el consumo de mercancías es una pulsión humana fundamental, se ha desarrollado una industria de la publicidad que es cada vez más omnipresente. El objetivo de esta ciencia es que la gente consuma lo más que puede, cosa problemática si esta gente tiene que usar sus escasos recursos para comprar comida y otras necesidades básicas. Sin embargo, ellos también reciben los mensajes, que en ese contexto se traducen en una constante frustración en el mejor de los casos, en el desvío de su consumo de elementos esenciales a elementos secundarios en un caso intermedio, en una tentación para delinquir en el peor de los casos.

Esta pobreza es, en gran parte, eliminable, sobre todo aquellos de sus componentes que inciden más directamente en la muerte evitable: estos componentes son la salud, la nutrición, la educación, el saneamiento ambiental. Bajo el Pensamiento Unico del neoliberalismo no se habla de nada de esto. En momentos buenos, se pone como objetivo: aumento del PBI, del comercio, de las inversiones. En momentos malos, de los Ajustes que son necesarios ( a costa de los pobres ) para mantener la confianza de los Capitales y poder pagar la Deuda sin vacilaciones. Mientras tanto aumentan los pobres, la inseguridad, el miedo, la desesperanza... pero esto tiene beneficios secundarios para el capitalismo, y de ellos hablaremos a continuación.

Si el monto de trabajo social necesario (inclusive del trabajo que el capitalismo crea para satisfacer las necesidades del consumo superfluo ) se repartiera parejamente en la población, casi nadie (exceptuando unos casos, comparativamente pocos, de gente que desee no trabajar nada o trabajar en exceso) estaría desempleado o se sentiría mal por trabajar demasiado. Lo que hace el neoliberalismo es concentrar el exceso de trabajo en una fracción de los trabajadores y el desempleo en otra fracción. Hay razones económicas para esto: los sobreexplotados pueden hasta cierto punto sobreconsumir, y además están demasiado cansados para protestar, y los desempleados están desesperados por trabajar, al precio que sea, no importa lo magro de los salarios, la insalubridad, la falta de seguridad en el contrato, o la falta de jubilación. Los pobres en esta situación son “útiles” en la gran estrategia del sistema.

Aparecen otros subproductos útiles. La pobreza y la desesperación, el debilitamento de las redes sociales que la acompañan, generan violencia, que suele canalizarse de forma más o menos aleatoria y “horizontal” en las familias, y en los ámbitos donde viven los pobres. Esto es recogido por los Medios y por los políticos que aprovechan este miedo difundido en la sociedad para instrumentarlo políticamente y se hace más fácil militarizar a la sociedad, con estructuras represivas.

La trama de poder y la infraestructura electoral de los partidos políticos convencionales en países con altos niveles de pobreza residen en gran parte en el clientelismo. El partido político mayoritario tiene una base de “punteros”, intermediarios entre una gran cantidad de necesidades de los pobres y su satisfacción selectiva si estos pobres pueden ofrecer servicios de contrapartida, algunos personales al “puntero”, pero otros (los más importantes) servicios políticos al partido al que el “puntero” pertenece: el voto en elecciones internas y generales, presencia en actos y manifestaciones, etc. Obedecen casi sin discutir las directivas del capitalismo y la macrológica de un sistema mundial de acumulación. Para todo esto es necesario que haya pobres.

Además, la existencia de pobres justifica el gasto de dinero en sueldos y retribuciones de expertos en su situación. Este es el papel reservado a intelectuales provenientes de la clase media, que pueden ser disuadidos de criticar vehementemente la situación sociopolítica ( que ofende la cosmovisión en general progresista que sustentan) si se les aseguran contratos en la miríada de Consultoras que acompañan los proyectos del Banco Mundial y otras agencias financiadoras en los países donde éstos se aplican. Por contraposición a esta operación fragmentaria sobre la realidad, y observando lo que sucede en el mundo, queda claro que los programas sociales universales, basados en el concepto de ciudadanía , y con acceso universal son más eficientes y más económicos que esta colcha de retazos de decenas de programas focalizados... pero ¿ quien necesita la eficiencia cuando se trata de mantener contentos a intelectuales potencialmente desafectos, y de aumentar los préstamos del Banco a países que tanto los “necesitan”?

Como repitió hace poco un ex presidente argentino, pobres habrá siempre. Es bueno que así sea para la lógica macro del capitalismo actual.

Leímos en alguna parte que en CHILE existen los siguientes tipos de sindicatos, que contradicen a nuestros dirigentes que niegan esa posibilidad.

A.  Sindicato de Empresa: Es aquel que agrupa a trabajadores de una misma empresa;

B.   Sindicato Interempresa: Es aquel que agrupa a trabajadores de dos o más empleadores distintos;

C.  Sindicato de trabajadores independientes: Es aquel que agrupa a trabajadores que no dependen de empleador alguno, y que no tengan trabajadores a su servicio.

D. Sindicato de trabajadores eventuales o transitorios: Es aquel formado por trabajadores que realizan labores bajo dependencia o subordinación en períodos cíclicos o intermitentes.

El que sigue es un documento preparado por

Comisión Nacional de Defensa de la Competencia y resumido por U. O.

 

1. INTRODUCCION

Este trabajo tiene por objeto definir pautas de interpretación de la ley de defensa de la competencia aplicadas a los mercados de prestaciones de servicios para la salud.

La teoría económica suele considerar a la salud como un sector de actividad que no se puede confiar enteramente al libre accionar del mercado, ya que el mismo presenta una serie de elementos cuya provisión eficiente escapa a la capacidad de los mecanismos de precios; así, por ejemplo, el nivel global de salud de la población o el control de la difusión de las enfermedades. Estos factores generan la necesidad de que el Estado ejerza una función activa en la prestación y en la regulación de los servicios de salud. Sin embargo, los mecanismos competitivos son capaces también de contribuir al funcionamiento de estos mercados, por la promoción de valores tales como la eficiencia en el uso de los recursos, el estímulo a la innovación y al mejoramiento de la calidad y la disminución de los costos.

La aparición de entidades que intermedian entre los oferentes básicos del servicio y los demandantes finales del mismo toman en general la forma de "asociaciones de prestadores" (colegios, agremiaciones y círculos de profesionales, federaciones de clínicas, etc. = AP) y de "administradores de fondos para la salud" (obras sociales, asociaciones mutuales, empresas de medicina prepaga, etc. = AFS). Su interrelación genera conflictos y se presta a la aparición de conductas anticompetitivas.

Se entenderá por "asociación de prestadores" a cualquier entidad que nuclee un conjunto de prestadores de salud y que los represente en algunas de sus relaciones con los demandantes directos o indirectos de sus servicios. "Administrador de fondos para la salud” es una entidad que administra los aportes que (obligatoria o voluntariamente) sus afiliados le proporcionan para que la misma contrate en su nombre con un grupo de prestadores de salud.

La legislación vigente impide a las entidades que tengan a su cargo el control de la matrícula (los colegios) actuar en estas contrataciones, por lo que en la práctica las mismas se han ido trasvasando a entidades como asociaciones o agremiaciones con mayor o menor vinculación a los colegios. Estas asociaciones suelen manejar un padrón de prestadores, al que los profesionales se adhieren voluntariamente y que no guarda en principio relación con la matrícula.

En lo que hace a las condiciones de ingreso o accesibilidad al padrón de prestadores para los profesionales, el mismo puede tener características de "libre acceso" (cuando sólo se deben cumplir requisitos formales para adherirse) o bien de "acceso restringido" (cuando el acceso está supeditado al cumplimiento de requisitos adicionales establecidos por un órgano directivo). Por otro lado, en lo que hace a las limitaciones que le impone a los profesionales que se adhieran en su posibilidad de ofrecer sus servicios a los administradores de fondos para la salud por otras vías distintas, el padrón de prestadores puede ser "exclusivo" o "no exclusivo", entendiendo por "exclusivo" la condición de que el profesional inscripto pierda ese carácter cuando contrata con administradores de fondos para la salud por otras vías distintas de la propia asociación de que se trate.

Las obras sociales se organizan a partir de una ley que instaura un sistema solidario de aportes obligatorios, en virtud del cual los jubilados y la población que trabaja en relación de dependencia obtienen cobertura médico-asistencial mediante la contribución de una parte proporcional de sus ingresos. La norma que actualmente regula el funcionamiento de estas instituciones es la ley 23.660, sancionada en el año 1989. Un régimen similar al de las obras sociales es el de las asociaciones mutuales, que también organizan servicios de asistencia médica financiándolos con los aportes de sus afiliados. El tercer tipo de administrador de fondos para la salud lo constituyen las empresas de servicios de medicina prepaga, que ofrecen al usuario que adhiere voluntariamente un seguro por el cual se cubren determinados riesgos, obteniendo coberturas que abarcan servicios médicos, hospitalarios y de medicamentos.

Un cierto grupo de obras sociales (las de carácter "sindical") ha pasado a un sistema de cierta competencia, a través de la posibilidad que se les dio a los afiliados de optar entre las diferentes entidades pertenecientes al grupo en cuestión. Es semejante a lo que sucede en entidades tales como mutuales, empresas de medicina prepaga y obras sociales de afiliación voluntaria compiten entre sí por la captación de aportantes a sus distintos sistemas de seguro de salud.Del gasto total en salud en la Argentina, los administradores de fondos para la salud representan alrededor de un 49%. Si excluimos los gastos del sector público, esa participación alcanza el 64%, lo que evidencia la gran significación de ese canal en la demanda de las prestaciones de salud

Los administradores de fondos para la salud tienen planes "cerrados", por contar con instalaciones propias y profesionales que trabajan en forma exclusiva para ellas, o contratan en forma más o menos directa con clínicas, profesionales y farmacias. Otros han estructurado sistemas abiertos o "de libre elección", en los que se ofrece al afiliado una cobertura que abarca los servicios de médicos, clínicas y farmacias de modo no restringido.

Ventajas y desventajas. Los sistemas abiertos otorgan una mayor variedad de elección, con un valor innegable por la confianza y la continuidad en las relaciones prestador-paciente. Trae también aparejado un costo de contratación necesariamente mayor, particularmente visible en los planes de atención con diferentes "grados de apertura", donde los planes con más posibilidad de elegir tienen un costo mayor.

Las contrataciones pueden ser "por prestación" o "por acto médico", que conlleva la necesidad de una ardua labor de auditoría, a fin de evitar sobreprestaciones, sobrefacturaciones u otros abusos. Otra alternativa se efectúa sobre una base "capitada", en la cual las prestaciones se negocian y se contratan en base a una suma mensual fija por afiliado. El esfuerzo de auditoría se centra en asegurar la calidad y evitar subprestaciones.

En algunos casos hay doble intermediación, si el administrador de fondos derivó en una empresa especializada la contratación de las prestaciones, y esa empresa a su vez contrató a través de las asociaciones o entidades que las nuclean. Una contratación en base capitada entre el administrador de fondos y el intermediario puede entonces coexistir con un mecanismo de liquidación por prestación o por acto médico entre el intermediario y los prestadores individuales.

Los mercados de prestaciones de salud y la competencia

La explicación económica se basa en fuerte incertidumbre sobre la importancia que el gasto en salud puede alcanzar, lo que hace que resulte eficiente la aparición de mecanismos de seguro, con aportes en buena salud a cambio de asegurarse una cierta asistencia en circunstancias eventuales de enfermedad.

Este mecanismo, en el caso de la salud presenta problemas de información asimétrica que pueden resumirse así:

a) Los demandantes (pacientes = D) tienen un conocimiento mucho menor acerca de las características de los servicios que los oferentes (médicos y otros prestadores = O).

b) El asegurador tiene un conocimiento más reducido aún, ya que en principio desconoce tanto la condición exacta del servicio demandado como las alternativas disponibles del lado de la oferta.

c) Ciertas acciones que influyen en el resultado final de la prestación no son observadas directamente por algunas de las partes (por ejemplo, el acatamiento de las pautas de prevención y tratamiento, el modo en que se efectúan algunas de las prácticas médicas, etc.) y muchas veces son difíciles de inferir a través de elementos que sí son observables.

d) Las relaciones paciente-médico-asegurador se establecen muchas veces por plazos prolongados, a través de contratos que no son capaces de precisar todas las posibles contingencias (por ejemplo, pueden aparecer enfermedades o tratamientos nuevos) y que por lo tanto no están exentos del riesgo de comportamientos oportunistas por parte de alguno de los actores involucrados.

e) El volumen de las prestaciones comerciadas y de los riesgos asegurados es difícilmente ajustable por intermedio de los precios, ya que los aportes de cada paciente asegurado tienen generalmente una relación muy indirecta con los servicios que el mismo demanda.

Esto ha hecho necesario que la administración de los seguros de salud recaiga en entidades especializadas, que puedan montar todo un sistema de incentivos y de control para posibilitar que el sistema funcione.

Muchas veces la cobertura médico-asistencial adquiere un carácter obligatorio y los sistemas de seguro de salud suelen tener un componente redistributivo o "solidario" en la forma de efectuar los aportes. Calculan los aportes en base a los ingresos de cada aportante y no al valor del servicio asegurado (como en las obras sociales), y logran que los aportantes financien en conjunto los servicios de salud que demandan. La alternativa opuesta es hacer que cada uno pague por los riesgos específicos por los que se asegura, como sucede en general en los sistemas de medicina prepaga.

Las asociaciones de prestadores se justificarían por consideraciones de eficiencia: intercambio de información y mejoramiento de la capacitación de los prestadores, con ahorros de costos en actividades administrativas, con economías de escala en el uso de recursos tales como servicios de emergencia y derivaciones a especialistas, etc. Un padrón de prestadores reduciría los costos de transacción, facilitaría la contratación con los pacientes y permitiría que éstos tengan un acceso más directo a un número más amplio de prestadores.

El poder de mercado puede aparecer en tres segmentos básicos del universo de la salud:

en la relación entre los AFS y los D finales (los aportantes),

en la relación entre las AP y los prestadores individuales, y

en las relaciones entre los O (asociados o individuales) y los D (AFS o individuales).

El poder de los AFS en relación con sus afiliados puede ser particularmente fuerte en los casos de obras sociales que tienen un "mercado cautivo". Por eso, se suelen establecer mecanismos reguladores de la actividad de la OS, con niveles mínimos de cobertura y montos máximos de aportes.

Las asociaciones pueden ser vehículo de prácticas anticompetitivas concertadas, tales como fijación de precios y reparto de mercados, cuyo objetivo es incrementar los beneficios de los prestadores a costa del interés de los demandantes. A veces, las asociaciones son capaces de utilizar su poder de mercado para excluir a sus asociados de ciertos beneficios, por ejemplo, de su padrón de prestadores.

Al encararse estas contrataciones, se establece una suerte de monopolio bilateral y la capacidad negociadora que cada una suele servir para contrarrestar los efectos negativos del poder de mercado de la otra. Los convenios entre AFS y AP pueden generar indirectamente prácticas anticompetitivas tales como la prohibición de que los prestadores contraten con administradores de fondos por fuera de su asociación, la asignación de ciertos mercados cautivos de una obra social a un prestador de salud determinado, etc.

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) es el organismo nacional encargado de investigar y aconsejar sancionar las infracciones y delitos contra la libre competencia en los mercados en la Argentina. En tal carácter, es el órgano de aplicación de la ley 22.262 de defensa de la competencia, ley en 1980.

Esta ley establece en su artículo 1º la prohibición de todos aquellos actos que "limiten, restrinjan o distorsionen la competencia o que constituyan abuso de una posición dominante en un mercado, de modo que pueda resultar perjuicio para el interés económico general" A su vez, el artículo 2º de dicha ley define la posición dominante en un mercado como una situación en la cual una persona "es la única oferente o demandante (...) o cuando, sin ser la única, no está expuesta a una competencia sustancial". Dicha definición se extiende además al caso de un grupo de personas, si se da que "no existe competencia efectiva entre ellas, o sustancial por parte de terceros".

Se destacan dos grandes grupos de casos:

de fijación de precios, aranceles y honorarios profesionales

de imposición de exclusividad en la contratación de servicios de salud. Al primero pertenecen los siguientes ejemplos:

1.- CNDC c/ Asociación Argentina de Anestesiología (1983): Este caso se inició de oficio en virtud de una comunicación de la Asociación Argentina de Anestesiología de una lista de precios mínimos de los distintos servicios anestesiológicos destinada a entidades privadas que no pertenecían al sistema nacional de obras sociales. Dichos precios resultaban superiores a los establecidos por el nomenclador nacional que existía en aquel entonces. Luego de su investigación, la CNDC concluyó que la asociación habría infringido el artículo 1° de la ley 22.262, al poner en marcha un mecanismo tendiente a fijar precios mínimos y uniformes por los servicios de los médicos que agrupaba, y aconsejó la imposición de una multa y la emisión de una orden de cese para que la mencionada entidad se abstuviera de fijar aranceles.

2) CNDC c/ Asociación Rosarina de Anestesiología (1988): La conducta analizada en este caso fue la difusión por parte de la Asociación Rosarina de Anestesiología de un listado de aranceles diferenciales, superiores a los establecidos en el nomenclador nacional entonces vigente. Como resultado de la correspondiente investigación de mercado, se comprobó que los médicos anestesiólogos que pertenecían a la asociación denunciada se negaban a atender a los beneficiarios de obras sociales que no aceptaran los aranceles diferenciados.

3) Instituto de Seguridad Social de Neuquén c/ Colegio Médico de Neuquén (1988): En este caso, una asociación de prestadores (Colegio Médico de Neuquén) fue denunciada por un administrador de fondos para la salud (ISS de Neuquén) por la realización de prácticas abusivas que impedían la libertad de trabajo de los profesionales y por la imposición de aranceles por encima del nomenclador nacional entonces vigente. En este caso, la CNDC consideró que, si bien la asociación de prestadores había fijado los precios a cobrar por los servicios de sus asociados y controlaba el cumplimento de dichos precios, los honorarios en cuestión habían surgido de la puja entre partes que representaban franjas considerables de la oferta y la demanda, y que además no afectaban al resto del mercado de prestaciones médicas. Por ello, se decidió aceptar las explicaciones del Colegio Médico de Neuquén, considerándose que su conducta no infringía la ley 22.262.

4) INOS c/ Círculo Médico de Tandil (1995): En este caso, el Círculo Médico de Tandil fue denunciado por el INOS por establecer un sistema de "aranceles mínimos éticos", por el cual los pacientes de las obras sociales debían pagar a los prestadores un adicional en efectivo que se sumaba a lo que les reconocía su plan de cobertura. Una vez comprobada la ocurrencia de la conducta y la importancia de la participación de los médicos afiliados a la entidad denunciada dentro del mercado de prestaciones médicas de su ciudad, la CNDC aconsejó imponer una multa al Círculo Médico de Tandil por abuso de posición dominante, así como emitir una orden de cese de la práctica de fijación de aranceles.

Por imposición de exclusividad en la contratación de servicios de salud:

1) Staff Médico c/ FeMeBA (1982): En esta denuncia, una empresa de medicina prepaga (Staff Médico) se presentó aduciendo una situación de imposibilidad de contratar médicos o sanatorios sin hacerlo a través de la Federación Médica de la Provincia de Buenos Aires (FeMeBA), así como la negativa de dicha entidad de suministrarle tales prestaciones. De la investigación efectuada, surgió que los estatutos de la denunciada establecían que los médicos afiliados a FeMeBA que desearan atender pacientes de obras sociales sólo podían hacerlo a través de los contratos que la denunciada firmara, comprometiéndose a no contratar directamente con ningún administrador de fondos de salud. Por otro lado, FeMeBA habría creado su propia empresa de medicina prepaga (Femeba Salud), trasladando su posición dominante en el mercado de prestaciones al mercado de seguros médicos voluntarios. Como consecuencia de todo esto, FeMeBA fue multada por abuso de posición de dominio en el mercado de servicios médicos de la Provincia de Buenos Aires, y se emitió una orden de cese para que en el futuro se pusiera fin a la prohibición que pesaba sobre los médicos federados de contratar con entidades de medicina prepaga. Este caso fue de este modo pionero, al establecer la pauta de que las asociaciones de prestadores de servicios de salud que tuvieran una posición dominante en un mercado y establecieran este tipo de cláusulas de exclusividad para sus afiliados estaban violando la ley de defensa de la competencia.

2) Al Colegio Médico de la Ciudad de Córdoba se decidió imponerle una multa porque obligaba a los sanatorios a desvincularse de la AFS denunciante para poder participar en la atención de los usuarios que atendía aquél, generando limitaciones en la oferta de prestaciones de servicios médicos.

3) Grupo de médicos c/ Círculo Médico de Misiones Alto Paraná (1992): En este caso, un grupo de médicos denunció al Círculo Médico Alto Paraná por incluir en el reglamento de su padrón de prestadores dos cláusulas restrictivas de la competencia, que obligaban a los profesionales que desearan prestar servicios a los administradores de fondos de salud más importantes de la zona a inscribirse en el mencionado padrón (debiendo los médicos no asociados al Círculo pagar para ello una suma sustancial) y establecían la remoción automática del padrón de aquellos miembros que prestaran sus servicios a administradores de fondos para la salud sin contar con la conformidad del Círculo Médico. Una vez confirmadas dichas prácticas en la investigación del caso, la CNDC concluyó que el Círculo, al concentrar la oferta de servicios médicos e imponer fuertes restricciones en su reglamento, estaba haciendo un abuso de posición dominante en el mercado, por lo que se le impuso una multa y se le emitió una orden de cese.

4) Grupo de médicos c/ Círculo Médico de Misiones Zona Sur (1995): En circunstancias similares a las del caso anterior, dos médicos denunciaron aquí a otro círculo médico de la provincia de Misiones por serles denegada la inscripción a esta entidad y a su padrón de prestadores, aduciendo que los denunciantes no eran hijos de médicos ya inscriptos en dicho padrón. A partir de la investigación, se concluyó que el círculo médico no sólo restringía el acceso al padrón de prestadores sino que también obligaba a las obras sociales a cumplir con cláusulas de exclusividad, negando toda posibilidad de acceso a este mercado a los profesionales que no integraran el padrón y constituyendo un abuso de posición de dominio en el mercado.

Principios de interpretación de la ley 22.262 aplicables en la generalidad de los casos:

que las asociaciones profesionales no están excluidas del ámbito de aplicación de la ley de defensa de la competencia

 que la defensa de la libre elección de los prestadores de salud por parte de los pacientes no puede invocarse como excusa para justificar conductas económicas concertadas por parte de dichos prestadores para fijar precios o impedir contrataciones entre oferentes y demandantes

que el hecho de que una AP o un AFS (por ejemplo, una obra social o una asociación mutual) no persigan fines de lucro no hace que dichas entidades no puedan afectar con sus actos el interés económico general.

De este modo, la Dirección de Bienestar de la Armada denunció a la Sociedad Odontológica de La Plata y a la Agremiación Odontológica de La Plata, Berisso y Ensenada por haber prohibido a sus socios la atención de los afiliados de aquélla.

Pautas generales de conductas en principio condenables como anticompetitivas.

Pauta 1ª: Las asociaciones de prestadores que nucleen más del 25% de los prestadores no deberán fijar honorarios mínimos ni precios de sus servicios. La idea es que, en estas circunstancias, la asociación actúa estableciendo un mecanismo concertado entre los diferentes prestadores a los efectos de acordar precios por encima de los que regirían en un mercado competitivo.

Pauta 2ª: Las asociaciones podrán convenir precios para los servicios de sus asociados y/o cuotas para sistemas de capitación cuando los mismos surjan de negociaciones con AFS. Dichos precios podrán surgir también de negociaciones entre dichos AFS y prestadores independientes.

En esta negociación entre una AP y una AFS, la fijación de precios sirve además como una garantía para los prestadores básicos y para los demandantes finales del servicio y no suele presentar objeciones para la ley de defensa de la competencia.

Pauta 3ª: Las AP que nucleen más del 25% de los prestadores en alguna especialidad en algún mercado relevante no deberán establecer cláusulas de exclusividad que impliquen la obligación de que sus afiliados sólo puedan celebrar contratos con administradores de fondos para la salud a través de la asociación.

El principio detrás de esta pauta es el de evitar que la asociación funcione como un mecanismo de concertación que limite el acceso al mercado de los prestadores en forma independiente.

Las cláusulas de exclusividad son una forma de preservar el poder de mercado que la AP ha adquirido y de imponer condiciones a los AFS que dejan de tener la alternativa de contratar independientemente con un grupo significativo de prestadores. Sus efectos sobre la competencia son por lo tanto restrictivos, perjudicando además el interés de los demandantes y el de los prestadores que estarían dispuestos a ofrecer independientemente sus servicios si dicha acción no significara perder la posibilidad de participar en los contratos que su asociación ha celebrado.

Pauta 4ª: Los AFS que, individualmente o en conjunto, representen más del 25% de la demanda privada en un mercado relevante deberían contratar con los prestadores a través de sistemas de libre elección de los afiliados o de licitación o concurso competitivos.

Esta pauta está pensada para ser aplicada en casos en los que las restricciones a la competencia provengan de una posición dominante ejercida por el demandante de los servicios, y de eventuales acuerdos a los que puede llegar con algunos oferentes en perjuicio de los restantes y del interés económico general.

Pauta 5ª: Los convenios entre AP y AFS no deberán contener cláusulas de exclusividad que impidan a la asociación contratar con otros demandantes de sus servicios, ni al administrador contratar independientemente con otros prestadores o asociaciones de prestadores.

Esta pauta busca impedir la ocurrencia de un efecto anticompetitivo surgido como consecuencia de las relaciones verticales entre dos entidades y que se conoce con el nombre de "cierre del mercado"( inciso "f" del artículo 41 de la ley 22.262), destinado a "impedir u obstaculizar, mediante acuerdos o acciones concertadas, el acceso al mercado de uno o más competidores" de alguna de las partes involucradas.

Cabe señalar que, por otro lado, el decreto 9/93 de desregulación de las obras sociales establece en su artículo 6 la inadmisibilidad de las cláusulas de exclusividad por parte de los prestadores, por lo que estas disposiciones resultan sancionables tanto desde el punto de vista de la defensa de la competencia como desde el punto de vista de la regulación de la obras sociales.

Pauta 6ª: Cuando una asociación nuclee más del 50% de los prestadores de algún mercado y, por circunstancias propias del funcionamiento y de la estructura del mismo, la no pertenencia a la asociación represente una barrera importante para el ejercicio de la actividad de prestación para la salud, la asociación no puede establecer cláusulas que impidan la afiliación de los prestadores que cumplan con los requisitos de idoneidad que resulten relevantes para la actividad de que se trate.

La existencia de normas arbitrarias de incorporación a la asociación (como puede serlo, por ejemplo, la exigencia de que el prestador interesado en incorporarse al padrón deba aportar una cantidad sustancial de dinero) tienen el efecto de cláusulas restrictivas mencionadas.

Si la concentración de la oferta por parte de una asociación no es tan grande y existen canales usuales de contratación independiente entre prestadores particulares y administradores de fondos para la salud, entonces este tipo de cláusulas de ingreso a los padrones de la asociación no resultan ser tan significativas, ya que el acceso de los prestadores al mercado no depende esencialmente de la pertenencia a la asociación en cuestión.

Septiembre de 1997. Fin del resumen

Tras esta lectura se captan mejor algunos puntos planteados en listas de correo electrónico. "DINASTIA DI LEO".

 

Hace unos años fui a pedir trabajo al CEMIC y me dijeron que iban a abrir una nueva clínica en Santa Fe y Talcahuano y que si quería trabajar allí debía poner alrededor de 5.000 pesos que luego me devolverían con las prestaciones, etc... me quedé congelada y les pregunté si ante tanta ilegalidad laboral encubierta había acaso algún colega que haya aceptado semejante barbaridad y la empleada, sonriendo, (quien no tuvo que poner un mango para trabajar de empleada de cemic) me mostró una lista con algo más de 11 sacamuelas (digo sacamuelas pues el término dentistas, odontólogos o profesionales de la salud les queda demasiado grande...) Entre los nombres del listado estaba el presidente de la fociba Guillermo Lopérfido.

 

En su momento consulté con abogados laboralistas y me dijeron que era algo completamente ilegal, salvo que los “prestamistas” pasen a ser socios de la clínica, pero más que simples empleados no reconocidos como tales no iban a ser y además una vez que les pusieron el dinero para que cemic abra la clínica, si querían los echaban al mes y listo.....

Pero como los dentistas tienen la mente limitada por las paredes de la cavidad de la caries, algunos me dijeron, no seas tonta, dale, es un buen negocio, agarrá viaje.....

Por lo visto, Ivana, lo primero que tenés que tener es una prueba, sí, una prueba de que te están cobrando para poder trabajar, ya que esto atenta contra la Constitución Nacional. Pero lo peor de todo es que quien te cobra es tu propia asociación sin fines de lucro y quien maneja los contratos con las empresas de salud, esto me suena a delito y a que debe intervenir la policía del trabajo.

El tema es cómo se reparte la riqueza y no se puede determinar quién trabaja en donde ni cuánto mediante un ilícito que desvía fondos de dinero a una determinada familia atornillada al sillón de Rivadavia... Si me dijeran en qué se invierte ese dinero tendría más claro el panorama, pero así me suena a negocio sucio y con un solo beneficiado la flia DI LEO y  su pandilla (no deben estar solos en esto).

Yo pensé que para asociarte tenías que pagar la cuota como en la AOA que son alrededor de 10, 20 o 30 pesos por mes o algo así y luego el tema de los 1.200 son si querés entrar al negocio de la salud (en otras palabras, si pretendés trabajar), pero parece, según los emails, que ¿sólo para asociarte ya tenés que pagar 1.200 pesos? ¿y la cuota mensual de cuánto es? no entendí bien. ¿Con los 1.200 ya sos socio de por vida? ¿Esa cuota sirve para hacer curros en esa asociación?

Concretamente, ¿para qué carajo son los 1.200 pesos?

Yo que vos les doy 1.200 patadas en el tujes, ja, ja, ja..... luego consulto a un abogado laboral y/o penal y luego les hago una denuncia a él y a todos los colegas que se callan la boca y los encubren.

Te repito esto es completamente ilegal y nada tiene que ver con los estatutos. Al margen, acercate a esa asociación o comercio (no se qué nombre ponerle) y pediles copia del estatuto, no te lo pueden negar, si sos socia, aunque parece que para ser socia es lo de los 1.200, en fin....... que alguien te pase el estatuto y lo enviás a la lista y lo estudiamos entre todos ¿qué te parece?

Otra cuestión: si vos no sos de esa zona geográfica y sólo lo hacés por preocupación personal y/o comunitaria y/o por tus colegas y/o por la salud de la población, te felicito, adelante, ya que no sólo se deben denunciar cosas que le pasan a uno.

Otra cosa: ¿Te dan un recibo por los 1.200 donde dice para qué son? ¿O encima los tenés que pagar en negro sin nigún comprobante?

Para que haya vivos tiene que haber zonzos

Débora

 

ASOCIACIÓN POR LA SALUD BUCAL INFORMA

REUNIÓN ENTRE LA A.S.B.  Y LA C.O.R.A.

GACETILLA DE PRENSA

 

                                                 El pasado 23 de Diciembre de 2004 en horas de la mañana en la sede da la CORA en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se mantuvo una reunión entre el Presidente de nuestra asociación por la Salud Bucal -ASB- Dr.Alejandro Dávila,  y el Dr. Scholnicov Presidente de la Confederación Odontológica de la R.Argentina -CORA- junto a dos integrantes de la misma que también participaron.

El motivo principal de la reunión fue una carta enviada por la ASB con motivo del “7º Simposio de Prevención y Educación para la Salud y el 1º Congreso Nacional Interinstitucional”  en la ciudad de Buenos Aires, organizado por la C.O.R.A. que se realizará en el 2005 de carácter interinstitucional y que debido a esto la  ASB solicito su participación por escrito por entender ser una institución que brega por la salud bucal .( Ver carta en www.asaludbucal.com.ar )

La respuesta de la CORA fue que no podrá sumar a la ASB al mencionado simposio por cuestiones de " espacio , organización, y tiempo "  ya que ( según se dijo ) ya estaba todo organizado.

La CORA en voz de su presidente invitó  igualmente a concurrir a la ASB a dicho simposio (¡) , lo cual se agradeció pero se aclaro que ese no era el sentido de nuestro pedido.

También  el presidente de la CORA Dr. Scholnicov solicitó  participar en alguna  reunión de la ASB,  a lo cual se le respondió que no habría ningún inconveniente ya que la ASB estaba abierta a la participación de todos los odontólogos como así de otras profesiones y demás ciudadanos preocupados por la salud de la poblacion.

También se invito formalmente a la CORA a participar en el Primer Encuentro Latinoamericano de la Salud Bucal que organiza la ASB a realizarse en la ciudad de Paraná para el 2005 .

Por otro lado y debido a varias preguntas al respecto el Presidente de la ASB -Dr.Alejandro Dávila- explico a los miembros de la CORA ( evidentemente por falta de información sobre la ASB )   el carácter de nuestra organización ya que existían algunas confusiones o información errónea acerca de este tema. El Dr. Dávila explicó que la ASB no es una organización de odontólogos solamente ya que estatutariamente esta abierta a cualquier ciudadano que quiera y  este preocupado por la salud bucal , y así lo solicite ;  convencidos que la salud bucal no es patrimonio de ninguna organización odontológica,  ni no odontológica, la salud y dentro de ésta la bucal es patrimonio de todos los pueblos. - También se explicó el carácter americano de la ASB  ( no solamente argentino ) y que la ASB no pretende  ni quiere depender de ninguna organización de tipo Odontológico  ni en la Argentina ni fuera de ella , que la ASB es una organización  no gubernamental -ONG- independiente, que pretende tener buenas relaciones institucionales no solo con las organizaciones de odontólogos en la Argentina sino también con las organizaciones de trabajadores de la salud  , de médicos ,psicólogos y de todos aquellos que quieran y estén preocupados por la salud y la salud bucal en Argentina y en el mundo.-

También  remarcó el Dr. Scholnicov  el hecho político que significa la aparición de la ASB en la escena de la salud bucal , aclarando el Dr. Dávila - por parte de la ASB-  que : "- nuestra asociación no es perjudicial para la Odontología y sus institucionestodo lo contrario :  es buena para la salud y para todos los ciudadanos  , remarcando que  : -"· ...ojala existieran más organizaciones que se preocuparan por  temas de salud y de salud bucal ,.... es que las soluciones a los problemas de la salud bucal , como de la salud y los propios de la odontología no se resuelven ni se van a poder resolver solamente entre los odontólogos , sino que hay que hacer participe a toda la ciudadania..."- ."- ...solo así se podrán hacer visibles estas y otras cuestiones.."- Ante los indicadores epidemiológicos alarmantes debemos de centrar nuestro análisis y debate en estas cosas que son las verdaderamente importantes desde un punto de vista institucional pensando en la salud de nuestra gente.

Se converso también en este sentido sobre la Campaña de Fluoración de la ASB . 

El presidente de la CORA informo sobre una reunión que tuvo con el Ministro de Salud sobre este tema sin ningún compromiso concreto de resolverlo por parte del Ministro.

 El Dr. Dávila explico que solo se pueden resolver algunas cuestiones que hacen a la aplicación de  medidas de tipo epidemiológicas si estas se hacen visibles y se  sensibiliza a la población,  y que la Campaña Nacional de firmas por la fluoración del Agua que ha lanzado la ASB tiene ese importante objetivo. ( Ya en un comunicado de la ASB se hace un llamado a todas las organizaciones a sumarse a esta iniciativa)

El Dr.Dávila comentó sobre la falta de inclusión de programas de tipo APS Odontológico en el Plan Federal de salud y la falta o ausencia de políticas Nacionales al respecto , no así en algunas provincias .

Se dio por terminada la reunión aclarando que se daría difusión de la misma a través  de una gacetilla de prensa de la ASB .-

 

 

Nota de la ASB:

                          A pesar de la respuesta negativa de la CORA , la ASB seguirá manteniendo la promoción de dicho evento en su pagina Web por entender que el mismo aporta en un sentido prevencionista,  independientemente de las dificultades existentes propias y ajenas en poder mirar y visualizar con  mayor amplitud  los problemas de salud y la necesidad imperiosa de unir y participar a los actores interesados en prosecución de objetivos que nos superan a todos individualmente .- (28/12/04).-

 

Este mensaje va en respuesta a los que últimamente se han enviado a la lista.

Creo que la aclaración de Coco ya no debe dejar lugar a dudas con respecto a CORA, pero por las dudas:

el Simposio es para todos los odontólogos que se inscriban sin distinciones ,

el congreso es solo para las instituciones (dirigentes)

Por lo tanto, en el simposio podremos participar libremente y

en el congreso podrá participar la ASB (dirigentes), supongo que limitado a las 90 plazas disponibles.

No veo de que manera se nos pueda impedir la participación o ingreso al simposio, habrá entonces que evaluar el programa de actividades y ver en que charlas deberíamos estar presentes para poder expresarnos y hacer oir nuestra voz, como modo de darnos a conocer con todas nuestras conocidas inquietudes y ejercer en algún modo presión indirecta sobre  el congreso. Para eso es fundamental hacerlo organizadamente, con reuniones previas para definir estrategias, discursos breves pero contundentes en las salas o charlas adecuadas.

Personalmente no descarto la idea de Ivana de la pancarta en la entrada, y comunicación a los medios de prensa, creo que reforzaría la presión sobre los dirigentes achanchados y llegaría mas directamente a los "invitados" diputados, ministro de salud, etc.

Particularmente quiero aclarar que no soy dirigente de la ASB, ni tengo pasta para ello, (si las veces que hablé en los congresos hasta se me aflauta la voz) simplemente estoy asociado a ella desde un primer momento y colaboro un poco con la pagina web.

Con respecto al congreso esperamos que se confirmen esas dos plazas y si no, tu intervención ante el presidente del Simposio. Débora ya se anotó como voz y registro de lo que allí se trate, el 2º ya aparecerá.

Abrazos, Emilio

 

Hasta aquí llegamos con el mensaje de Emilio Bruzzo y el siguiente mensaje del otro Director de U. O.

Puntualizo algunos temas:

1. entre los 200 de la lista gremial, unos cuantos son alcahuetes de la dirigencia. Si se difundieran todos los nombres podríamos desenmascarar a los mercaderes y a los dirigentes. Es preferible perder algún miembro (de la lista. claro) en vez de tenerlo como topo.

2. Las pancartas  de denuncia me encantan. Me gustaría ocuparme de las RRPP (que tengo muchos años de experiencia). Lo esencial, lo que atrae a los medios es la salud bucal y la plata que cuesta o que se puede ahorrar. Por lo tanto, pancartas con eso y pasearse delante como los yanquis atraerá a los medios. Me anoto para desplegarlas Espero tener mi fractura de hombro curada para entonces.

3. Las palabras simposio y congreso en sí no diferencian nada. La distinción la hacen los organizadores como se les canta y a joderse, que para eso tienen la sartén por el mango y el mango también.

4. Sugiero anotarse el mismísimo día 19 en el simposio después de reuniones de planeamiento. ¿Se dan cuenta de que esto lo están leyendo los topos de la lista? Reservemos los puntos clave para los encuentros previos y tras haberse difundido los temas del S.

5. Vale lo de Emilio: No veo de que manera se nos pueda impedir la participación o ingreso al simposio, habrá entonces que evaluar el programa de actividades y ver en que charlas deberíamos estar presentes para poder expresarnos y hacer oír nuestra voz, como modo de darnos a conocer con todas nuestras conocidas inquietudes y ejercer en algún modo presión indirecta sobre  el congreso. Para eso es fundamental hacerlo organizadamente, con reuniones previas para definir estrategias, discursos breves pero contundentes en las salas o charlas adecuadas.

6. Dávila DEBE estar en el Congreso y DEBE pelearlo. Ellos tienen de su lado el ser reunión de dirigentes de la cora. No sirven de la AFA, la AMA (médicos y meretrices),  pero moralmente DEBEN darle un lugar. ¿O por ser dirigentes no tienen sentido moral?

(Topos mercaderes y topos dirigentes, contesten desde su madriguera si tienen sentido moral, si tienen vergüenza, si tienen decencia, pues desde estos tres puntos DEBEN dar un lugar a la dirigencia de ASB. Prometen llevar sus propias sillas para que quepan 92))

A los ¿190? amigos destopados, les pido que denuncien a los topos, como "fociba", "opsa", etc y que propuestas candentes las hagan por vía privada

H. M.

 

                        Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                              A índice gremiales

                                                                 VOLVER