marzo 2009

La importancia de ser dentista brasileño

 

Cuando me sumerjo en las revistas internacionales más sobresalientes en busca de las pepitas de oro que dan brillo a la importancia de ser dentista y que se reflejan en las múltiples  esencias de todos los meses de Universo Odontológico, me abruma la enorme cantidad de trabajos publicados por los distinguidos colegas brasileños de todas sus universidades y me deprime el escaso número de autores argentinos.

Se explicaría por un hecho penoso: "El único país que supera una inversión del 1% del PBI en ciencia es Brasil. El resto está lejos de ese nivel [la Argentina llega al 0,49%].” Nora Bär, en La Nación de Buenos Aires, toma sus datos de El estado de la ciencia, informe elaborado anualmente por la Red Iberoamericana de Indicadores de Ciencia y Tecnología (Ricyt), del Programa de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo, y el Observatorio Iberoamericano de Ciencia, Tecnología e Innovación, perteneciente al Centro de Altos Estudios Universitarios de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura, y de palabras del doctor Mario Albornoz, coordinador de la Ricyt y director del Centro Argentino de Información Científica y Tecnológica del Conicet; según él, América latina es la región que más crece en publicaciones en todas las bases de datos, y no sólo en el Science Citation Index(SCI)." Aunque no con el ímpetu de Brasil, la producción científica local medida por las publicaciones en revistas internacionales también creció vigorosamente; p. ej., en la última década pasó de 4262 a 5935 en el SCI.

En la Argentina estamos atrasados, igual que el resto de América latina. Y eso no es culpa del sistema científico, sino consecuencia del tipo de estructura económica de nuestros países, dice el artículo. Y, no nos engañemos, por la falta de estímulo económico, de paz mental y de tiempo de ocio y de tiempo útil que genera el perverso sistema de obras sociales y prepagas que paga mal, muy mal, sin reconocer la importancia de ser dentista también en nuestro país. Los dentistas de los mercaderes de la salud están demasiado ocupados en hacer a todo vapor su trabajo a destajo como para tomarse tiempo de meditación, paso previo ineludible de la investigación.

¡Ah, la importancia de ser dentista… brasileño!

                                                                      H. M.

N de la R.- Science Citation Index (SCI) es una base de datos documental donde se recogen todas las contribuciones que se puedan publicar a las revistas de ciencia y tecnología indexadas por Thomson Scientific (según la Wikipedia). A este índice de citación también se lo conoce como ISI ya que en un principio la institución que producía ese índice era el Instituto para la Información Científica, Institute for Scientific Information (ISI), fundado por Eugene Garfield en 1960.

Debido al gran volumen de información científica y técnica que se produce en nuestros días, esta base de datos selecciona muy atentamente las revistas que indexa, siendo muy cuidadosa con los criterios de selección para mantener una alta calidad de la información indexada. [más de 9300 revistas científicas y técnicas líderes de todo el mundo de 256 disciplinas] Publicar en una revista indexada por el ISI es valorado de manera muy positiva en las políticas de evaluación científica. [Todas las revistas incluidas satisfacen los estándares más elevados de un proceso de evaluación objetiva que elimina el abarrotamiento y los excesos y presenta datos que son exactos, significativos y oportunos. www.thomsonreuters.com ]

 

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER