febrero 2014

Los odontólogos se ven enfrentados

a una compleja realidad laboral

 

Entrevista del Diario la nacion, en el día de 2005 de la Odontología Latinoamericana, al Decano de la Facultad de Odontología de la UBA, al Presidente de la Confederación Odontológica Argentina, al Presidente de la Asociación Odontológica Argentina y a la Presidenta del Ateneo Argentino de Odontología; todo comentado por esta última en la RAAO.

¿Qué porcentaje de la población argentina recibe hoy atención odontológica?

No hay datos actualizados. Pero debemos enfatizar que la mitad de la población no tiene ningún tipo de cobertura y hay carencia de programas de prevención de las enfermedades evitables a nivel boca, salvo excepciones “En el país solo recibe atención odontológica el 15 % de la población, cualquiera sea su cobertura: nacional, provincial, municipal, sindical, de prepagas y privada”.

 

¿Cual es la carga nacional de enfermedades bucales prevalentes?

La prevalencia de enfermedad esta indisolublemente ligada a la calidad de vida de las personas. La asociación entre pobreza y salud bucal ha sido extensamente demostrada, por eso a pesar de no contar con datos certeros podemos presumir cual es la situación de nuestra población que viviendo entre la pobreza y la indigencia, no están incluidos en ningún programa sistemático de prevención de salud bucal.

Los únicos estudios existentes son parciales y resultantes de trabajos de investigación realizados en las universidades, y en instituciones profesionales, o de algunos servicios. Por otra parte recordemos que contamos con un numeroso y calificado plantel de Odontólogos, conviviendo con una mala salud bucal de la población, con una marcada concentración en Buenos Aires y una dispersión significativa en el resto del país.

Participación de la odontología a nivel nacional con respecto al total de profesionales matriculados: 6.8 %

-Total de odontólogos matriculados en el país: 53.011

-Habitantes por profesional odontólogo matriculado, a nivel nacional: 728

-Según la Federación Dental Internacional relación aceptable 1 odontólogo cada 1100

-Dispersión significativa

Bs. As con 121 habitantes por profesional y Santiago del Estero 2876 habitantes por odontólogo

 

¿Qué porcentaje de la población argentina tiene cobertura odontológica a través de prepagas u obras sociales?

Las obras sociales y prepagas tienen en general incluido el componente odontológico con diferentes capacidades de resolución, de acuerdo con los distintos planes de aseguramiento.

La población total del país asegurada por cobertura de Obra Social y/o plan de salud privado o mutual es alrededor del 50%.

Población total de 36.260.130l - asegurada 18.836.120 – no asegurada 17.424.010

¿Qué porcentaje son urgencias, qué porcentaje es prevención y qué porcentaje es estética?

La atención de la urgencia prima en vastos sectores, a pesar de la existencia de medidas de prevención eficaces y de bajo costo, como la fluoración de las aguas y/o la sal.

Afortunadamente existen excepciones, se da en aquellos servicios que han adoptado la decisión de reconvertir el perfil de prestaciones transformándolo en “atención odontológica integral con fuerte componente de prevención”.

Ejemplos de ese encuadre, existen en algunos servicios articulados con las universidades ya sea para atender o para formar recursos humanos con otro perfil. En la ciudad de Bs. As. existen ejemplos de esta modalidad.

Por otra parte, la odontología no escapa al mandato cultural de alta demanda de los aspectos estéticos. En este sentido los adelantos científico-tecnológicos y la alta capacitación de nuestros profesionales puede atender satisfactoriamente este pedido que en general es atendido en las practicas privadas. Salvo excepciones, estas prestaciones no están cubiertas ni por las obras sociales ni por las empresas pre-pagas.

¿Cuáles son los principales desafíos que enfrenta el ejercicio profesional de la odontología en la actualidad?

Lograr un cambio sustantivo en la modalidad de asistencia odontológica.

En este momento la atención esta centrada en atender la enfermedad, por demanda espontánea de los pacientes. Este es un rasgo común a la población con cobertura y sin ella: sin embargo está totalmente demostrado que un cambio sustantivo y sustentable en salud bucal, está directamente relacionado con el desarrollo de programas de atención, con contenidos de promoción y prevención.

“Se necesitan odontólogos generalistas con excelencia académica y con una formación pertinente a las necesidades sanitarias del país”.

A este respecto existen dos grandes grupos de problemas inherentes al perfil de la atención:

a. En general el 1er nivel de atención, promoción y prevención, no se cumple. Por lo tanto no hay reconversión del perfil de patologías evitables.

b. Tampoco hay programas adecuadamente formulados y evaluados. Existen excepciones como por ejemplo los programas articulados con universidades, tanto en Bs. As. como en Tucumán, La Plata, Rosario, etc., o el programa desarrollado por la Comisión de Prevención de la Confederación Odontológica de la República Argentina

Estos programas apuntan al control de las enfermedades evitables a nivel boca y al monitoreo en salud para su mantenimiento.

Son programas eficaces y de bajo costo, ya sea en la atención masiva o individual. Por lo tanto son aplicables indistintamente cualquiera sea el subsector involucrado: empresas prepagas, públicos, obras sociales, etc.

Son sustantivos para el control de caries y enfermedad periodontal de los grupos de riesgo sin ninguna cobertura.

Como es bien sabido la prevalencia de enfermedad esta indisolublemente ligado con la calidad de vida de las personas. Por lo tanto estas reformas deben ser incorporadas a todos los programas materno-infantiles, y resultar de sencilla aplicabilidad en la población escolar.

En los estudios de evaluación de resultados en población escolar, los cambios son altamente satisfactorios.

¿Sigue siendo una profesión liberal? ¿por qué sí o por qué no?

“La profesión ha dejado de ser liberal. Los odontólogos están a merced de las prepagas, obras sociales y clínicas privadas”. El Decano

La mayoría de los profesionales están vinculados con formas de pago indirectas.

Si entendemos por profesión liberal aquella que puede concertar libremente sus honorarios profesionales con el paciente, está clarísimo que la odontología dejó de ser una profesión liberal.

Si bien la mayor estructura y equipamiento esta en los consultorios privados, la mayoría de los odontólogos están insertados en una relación de dependencia no muy clara con las Obras Sociales y/o empresas Pre-pagas.

Estas fijan aranceles, normativas de trabajo, límite en las prestaciones, etc. y además, las auditorías en su mayoría responden a criterios de rentabilidad y escasamente a criterios biológicos.

En esta relación de semi-dependencia, el profesional no tiene ninguna de las ventajas de la seguridad social, ni de la estabilidad laboral.

Por otra parte la población cubierta por el sistema de prepagos, en muchos casos abona altos costos, y considera que el profesional, (que cobra aranceles bajísimos) debe dar respuesta a todas sus demandas, ya que entiende, equivocadamente, que su seguro le da cobertura total.

¿Qué porcentaje de la población se atiende aún en forma privada?

No se sabe con exactitud, se supone que menos del 10% “el paciente privado es una especie en extinción”. El Decano

¿Es una profesión cara?

Si. Quizás de las más caras. Requiere de equipamiento e instrumental muy específicos, y materiales sofisticados, en general importados. Como agravante, no se cuenta con ninguna excepción impositiva ni aduanera.

A los costos hay que sumarle los gastos de mantenimiento de vivienda, servicios, impositivos, etc.,

etc. De allí que muchos jóvenes comienzan su actividad profesional en clínicas o servicios odontológicos, en general trabajando a un porcentaje de las prestaciones realizadas.

También debe considerarse los costos de actualización en cursos, carreras de especialización y Congresos.

¿Sigue siendo atractiva para los más jóvenes? ¿Por qué sí o no?

“La Facultad de Odontología de la UBA está a la altura de las mejores del mundo” Pero en la UBA, el ingreso a la Facultad de Odontología viene descendiendo significativamente.

Si bien se ha atribuido este fenómeno a múltiples factores, tales como la aparición de Universidades privadas y la existencia del CBC, no parecen ser estas las únicas causas, ya que ambas variables son comunes a las restantes carreras de la UBA y no se verificó una reducción de la matrícula.

Podríamos estar frente a un fenómeno de desprofesionalización, sumado a los altos costos de la carrera o acaso a una oferta que no responde a las demandas sociales respecto de la atención de la salud bucal.

 

[Los mercaderes de la salud esperan que los profesionales jóvenes se bajen los calzones ante ellos. Tal como se ve aquí:

Extra: ¿Qué hombre puede matar a otro sin ser castigado?

El médico (antes de proliferar los juicios por mala praxis, porque sí, es mala praxis hacer esas cosas, caramba. Y cuesta dinero, señores mercaderes.]

 

¿Cómo es la inserción laboral en la actualidad?, ¿Cuánto ganan estos profesionales?

Los odontólogos aún trabajan de odontólogos, pero las condiciones se van convirtiendo cada vez más perversas.

Existen mecanismos de regulación del mercado laboral que en lugar de ser académicos son exclusivamente económicos.

Muchas Instituciones arancelan el ingreso a la lista de prestadores. Estas instituciones son las que contratan su cartera profesional, con las obras sociales; las prepagas son intermediarias que tercerizan la atención.

Están a porcentaje de las prestaciones realizadas. Existen diferentes porcentajes. El promedio va desde un 50% a un 60%, con diferentes modalidades, referidas al costo de insumos y uso de instrumental.

Conviene agregar que en clínicas y/o servicios odontológicos, no tienen relación de dependencia, seguridad social ni estabilidad laboral.

¿Cuáles son los puntos más conflictivos en la relación con las obras sociales y prepagas?

- La dificultad de ingresar por mérito a las distintas listas de prestadores.

- La exigencia de arancelamiento para el ingreso de algunas listas de prestadores.

- Aranceles congelados a pesar de los aumentos considerables de los materiales y servicios

- demora en efectivizar los pagos.

- asimilarse a las condiciones del mercado

- carencia de seguridad social

- carencia de estabilidad laboral

- carencia de una legislación que regule la relación Obras Sociales, Prepagas – Prestadores

Por lo tanto es imprescindible el análisis de la legislación de regulación de prepagas y obras sociales con participación de los prestadores profesionales,   empresas y asegurados. ¿Hay experiencia en otros países. ¿Hay exigencias constantes de actualización? ¿en qué áreas?

No siempre. En general se requiere Título de Especialista para anunciarse como tal, en la cartilla de prepagas y Obras Sociales o para ganar concursos en los servicios.

Algunas prepagas prefieren contratar a profesionales de prestigio.

La categorización por antecedentes debe considerarse, ya que debe haber un reconocimiento a la formación profesional, que además funcione como incentivo para la formación y actualización permanente.

 

 

 

Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER