junio 2008

                              Favaloro

 

En una extensa carta final, el Dr. René Favaloro explica las razones que lo llevaron a tomar su vida e ingresar en el santoral cotidiano, y a veces anónimo, de los que piensan desde su puesto singular de hombres que todos merecen que se les tienda una mano fraterna, lejos del individualismo salvaje. Quienes tengan un par de minutos, lean la carta entera y quizá se le carguen los ojos de lágrimas, como a mí. Como pequeña muestra, salteando las perversidades y egoísmos que asolaron su Fundación y su vida, incluyo un párrafo que debiera tocar algún corazón dirigencial… pero lo dudo mucho.

La calidad de nuestro trabajo, basado en la tecnología incorporada más la tarea de los profesionales seleccionados hizo que no nos faltara trabajo, pero debimos luchar continuamente con la corrupción imperante en la medicina (parte de la tremenda corrupción que ha contaminado a nuestro país en todos los niveles sin límites de ninguna naturaleza). Nos hemos negado sistemáticamente a quebrar los lineamientos éticos, como consecuencia, jamás dimos un solo peso de retorno. Así, obras sociales de envergadura no mandaron ni mandan sus pacientes al Instituto.

 

¡Lo que tendría que narrar de las innumerables entrevistas con los sindicalistas de turno! Manga de corruptos que viven a costa de los obreros y coimean fundamentalmente con el dinero de las obras sociales que corresponde a la atención médica.

 

Lo mismo ocurre con el Pami. Esto lo pueden certificar los médicos de mi país que para sobrevivir deben aceptar participar del sistema implementado a lo largo y ancho de todo el país. Valga un solo ejemplo: el Pami tiene una vieja deuda con nosotros, (creo desde el año 94 o 95) de 1.900.000 pesos; la hubiéramos cobrado en 48 horas si hubiéramos aceptado los retornos que se nos pedían (como es lógico no a mí directamente).

 

Si hubiéramos aceptado las condiciones imperantes por la corrupción del sistema (que se ha ido incrementando en estos últimos años) deberíamos tener 100 camas más. No daríamos abasto para atender toda la demanda.

 

El que quiera negar que todo esto es cierto que acepte que rija en la Argentina, el principio fundamental de la libre elección del médico, que terminaría con los acomodados de turno.

 

Los mismo ocurre con los pacientes privados (incluyendo los de la medicina prepaga) el médico que envía a estos pacientes por el famoso ana-ana , sabe, espera, recibir una jugosa participación del cirujano.

Las últimas líneas dicen así
Estoy cansado de luchar y luchar, galopando contra el viento como decía Don Ata.

 

No puedo cambiar. No ha sido una decisión fácil pero sí meditada. No se hable de debilidad o valentía.

El cirujano vive con la muerte, es su compañera inseparable, con ella me voy de la mano.

 

Sólo espero no se haga de este acto una comedia. Al periodismo le pido que tenga un poco de piedad.

Estoy tranquilo. Alguna vez en un acto académico en USA se me presentó como a un hombre bueno que sigue siendo un médico rural. Perdónenme, pero creo, es cierto. Espero que me recuerden así.

 

En estos días he mandado cartas desesperadas a entidades nacionales, provinciales, empresarios, sin recibir respuesta.

 

En la Fundación ha comenzado a actuar un comité de crisis con asesoramiento externo. Ayer empezaron a producirse las primeras cesantías. Algunos, pocos, han sido colaboradores fieles y dedicados. El lunes no podría dar la cara.

 

A mi familia en particular a mis queridos sobrinos, a mis colaboradores, a mis amigos, recuerden que llegué a los 77 años. No aflojen, tienen la obligación de seguir luchando por lo menos hasta alcanzar la misma edad, que no es poco.

 

Una vez más reitero la obligación de cremarme inmediatamente sin perder tiempo y tirar mis cenizas en los montes cercanos a Jacinto Arauz, allá en La Pampa.

 

Queda terminantemente prohibido realizar ceremonias religiosas o civiles. Un abrazo a todos, René Favaloro

 

N de la R. La carta íntegra nos llegó de España por cortesía del siempre inquieto colega Coco Vignolo.

 

Andan por los cerros de Úbeda*

 

En la República Argentina, la Asociación Argentina de Odontología (AAO) tiene varios miles de odontólogos asociados directos y así es la mayor de todas las organizaciones y se podría suponer que ayuda a sus socios a cumplir con el juramento hipocrático (ése por el que se comprometen a proteger la salud bucal de todos los argentinos), pero no. No hacen un ápice, ni una pizca, ni un asomo, ni un quántum de lo que realiza desde hace décadas su par del Norte.

La AAO tiene una bonita página en Internet, donde se ocupa de múltiples temas institucionales y donde uno podría suponer que tendría su rincón el Departamento Gremial, o de odontología social, o como se llame el grupo interno que se ocupa o que debiera ocuparse  de los problemas laborales de los socios y no socios. Pero no. Ni unas líneas. Como si no existiera interés alguno por ese tema. Y quizá no existe. Los dirigentes están muy por encima de los “mezquinos” intereses económicos de la masa. No hay ni un ápice, ni una pizca, ni un asomo, ni un quántum: les importa un rábano. ¿Cambiará esto ahora que el tema dejó de ser elemmental? ¿Dejarán hacer a quienes quieran hacer?

 

*El dicho Los cerros de Úbeda  procede del s XIII, cuando el rey Alfonso VIII, pronto a tomar la ciudad, ubicó a sus jefes en diversas lomas y allí debían estar atentos a la orden del ataque. Uno de esos líderes, Álvar Fáñéz, descubrió a una mora que se bañaba en el río. Ambos quedaron cautivados, y entretenidos,  por lo que el bien distraído Fáñez ignoró la orden de ataque del rey.  Alfonso VIII pudo ganar la batalla sin él. Al otro día, el rey le preguntó aÁlvar Fáñez dónde había pasado la noche, a lo cual éste contestó: "Por esos cerros de Úbeda, Señor". También los dirigentes de la AAO anda gozando por los cerros, con moras y demoras, congresos e ingresos, ¿qué les importa el vulgo?

 

Cháchara.- Como la dirigencia no tiene nada que decir, transcribe en su página noticias de los diarios. ¡Qué absurdo! Ellos debieran generar las noticias, no copiarlas.

1.- Cuentan que el Colegio de Odontólogos de la Provincia de Buenos Aires denunció que gran parte de los mecánicos dentales bonaerenses, ejercen su profesión de manera ilegal (¡chocolate por la noticia!). Éstos transgresores estarían realizando trabajos bucales directamente sobre el paciente, lo cual está prohibido por la legislación bonaerense. Los odontólogos se quejan porque la Ley provincial 6137 no faculta al mecánico dental para realizar prótesis en boca, nunca puede tratarlo directamente.

No cuentan con matrícula de protesistas dentales, dicen los mecánicos, y agregan que trabajarían al amparo de los propios odontólogos, que les dan trabajo, pues lógicamente estos les cobran mucho menos que un protesista habilitado, se defendió Antonio San Juan, vicepresidente de la Federación de Protésicos Dentales bonaerense.

 

2.- Finalmente, después de un suspenso que les pareció interminable a los interesados, Diputados se apresta a transformar esta semana en ley el plan de salvataje para los prestadores privados y obras sociales del Sistema del Seguro de Salud. Buscan refinanciar las deudas de geriátricos, laboratorios, clínicas y obras sociales.

Todos beneficiados por un decreto de hace cinco años del gobierno transitorio de Eduardo Duhalde, resuelto en medio del caos. Pero prorrogado hasta fin de este año.

El médico santafecino Juan Sylvestre Begnis, presidente de la comisión de Acción Social y Salud Pública, procurará explicar la necesidad de votar a favor este plan de refinanciación de deudas impositivas y previsionales (retención de los aportes de los trabajadores) a 15 años con una tasa del 6% anual. Con lo cual se beneficiarán los dirigentes de la AAO que tienen intereses económicos en varias  de esas organizaciones en delito penal económico.

Para la bancada macrista es una amnistía encubierta de los delitos contemplados en la ley penal tributaria 24.769. "¿Cuál es el monto exacto? ¿Quiénes son los beneficiarios?", inquieren los diputados del sector Esteban Bullrich y Paula Bertol. ¿Qué dirán los de la AAO, que votaron a Macri? La deuda, recuerdan los del Pro, deriva de ese decreto (486/02) que impidió, lamentan, que las clínicas, sanatorios y PAMI fueran ejecutadas por no afrontar sus obligaciones. El polivalente ARI parece más comprensivo y plantea, entre otras modificaciones, la actualización de los aportes patronales no depositados en su momento.

 

3.- La Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales privados de la República Argentina (Adecra) amenaza con cortar la prestación de servicios a todos los afiliados del PAMI en la provincia de Buenos Aires, como consecuencia de que todavía no encontraron una respuesta a su pedido de incrementar sus honorarios un 29%. Jorge Cherro, directivo de Adecra, explicó que la medida se pondrá en práctica “cuanto antes”, y en tanto sigan sin recibir lo que reclaman. Luego, esto se extendería a todos los afiliados a la obras sociales a nivel nacional, unos cuatro millones

El objetivo, incluso, es mucho mayor. “La discusión que tenemos con el PAMI es la misma que la que mantenemos con el resto de las obras sociales y las prepagas. Si las respuestas siguen sin aparecer, las medidas las buscaremos por el mismo lado. Ya no podemos mantener más este atraso en los costos. Lo que pedimos sólo cubriría incrementos pasados; para ponernos al día precisaríamos un alza no menor al 50%”, anticipó Cherro. En síntesis, se pondría en riesgo la atención de los cerca de 20 millones de afiliados a alguna cobertura médica gremial o privada. [Para beneficio de dirigentes de la AAO propietarios de clínicas y demás.]

Ese señor se refiere a que a partir del 1 de diciembre 2007 regirían nuevos salarios entre los trabajadores de la Salud, con incrementos cercanos al 20 por ciento. [Que vienen con un atraso muy superior. Casualmente, como el que dicen tener los de Adecua, del 50% por lo menos.]

La Cámara de Instituciones de Diagnóstico Médico Asistenciales (Cadime) también pide mejoras del 30 por ciento. Las tratativas entre Adecra y Cadime con el resto de los protagonistas del mercado se llevan adelante por tres rumbos distintos. Para avanzar sobre el caso del PAMI, deben tratar en forma directa con Graciela Ocaña, titular de la obra social; por sus pares de otros gremios, las charlas son con Héctor Capaccioli, a cargo de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS). En cuanto a las prepagas, las negociaciones son en forma personal con cada empresa. En ninguno de los tres casos se lograron avances.

Las empresas de medicina prepaga – aunque no del mejor ánimo – se amoldarían a las pretensiones de Adecra y Cadime, previo visto bueno del Gobierno nacional para ellos poder aumentar sus cuotas en no menos de un 20 por ciento.

En 2006 lograron que el Gobierno accediera a subas del 22%  ¿Cuánto de eso vieron los odontólogos socios y no socios de la AAO? (De Matías Bonelli, adaptado.)

Mucha cháchara (del italiano, por onomatopeya, ciacciare, con igual significado; charla inútil y frívola, palique, parloteo, charla, charlatanería, locuacidad, palabrería, verborrea, charloteo, palique, verbosidad, floreo, habladuría) y poca sapiencia propia. Ni siquiera la cháchara (small talk, chinwag, chat, yapping, chitchat, gas, idle talk, rattle on) es propia.

N de la R.- Los agregados ilustrativos pretenden dar algún interés a tanta… cháchara al cuete.

 

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER