noviembre 2009

Una bien educada respuesta

 

Nada aguza la flecha del sarcasmo tan filosamente como la cortesía que lo pule; ningún reproche es como aquel que vestimos con una sonrisa y que presentamos con una reverencia.

4th Earl of Chesterfield, Philip Dormer Stanhope

 

Envié un breve mail a la American Dental Association. Me remitieron al día siguiente un acuse de recibo. Y en un día más me llegó una respuesta.

Envié un breve mail a la Embajada de Francia en Buenos Aires.  Me despacharon al día siguiente un acuse de recibo y una promesa de ocuparse del asunto planteado.

Envié un breve mail a la Asociación Odontológica Argentina. Nunca  acusaron recibo.

Soy socio vitalicio de esa institución a la que nunca dejé de querer en cualesquiera manos haya estado. Cuando se usaba el correo “papelado “ los bien educados dirigentes que alguna vez tuvo la AOA por lo menos acusaban recibo, porque tenían buenos modales hasta para un sarcasmo cortés (a lo Chesterfield), pues les daban los sesos para lograrlo.

En el mail sin contestar (y espero que no ignorado) sugería que tomaran buenos correctores en sus publicaciones como remedio a los desatinos idiomáticos que cometen los autores, colegas que no tienen por qué dominar el castellano (o el inglés de los resúmenes). Hubiera bastado un simple acuse de recibo. Hasta quizá  haber agradecido la intención de colaborar. Un sarcasmo cortés podría haber agradecido una colaboración “sin la cual no se sabe cómo podría subsistir la institución.”

No hicieron nada de eso.

Es tal la importancia alcanzada por la institución que se  controla la entrada de personas en la sede peor que en la SIDE. Hasta se obliga a dejar un documento, cuando legalmente no se debe retener documentos. Es mala educación e ignorancia de la ley.

Elija el lector en qué nivel de educación ubicaría a los dirigentes de nuestra máxima organización gremial.

¡¿Qué se hizo de los Lueje y los Calle, ay?!

                                                                     

 

                                       H.M

 

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los mercaderes de la salud están bien educados

 

Los mercaderes de la salud están bien educados, por sus madres, por la sociedad, por el ejemplo, por lo que sea, pero están muy bien educados, como para saber si vale la pena invertir en salud o, mejor, en enfermedad.*

Pongamos por caso, ¿qué preocupa más a la población, el gasto que podría llegar a significar la – poco frecuente – terapia intensiva o prevenir enfermedades más frecuentes de lo que imaginan?

No lo decimos el Dr. Bruzzo o yo, lo dice el Dr. José Carlos Escudero, que de esto sabe mucho más que nosotros:

si usted adepta como política la manera en que se canaliza el excedente social hacia un objetivo u otro, la salud depende de una decisión política. Un país pobre, como Cuba, puede tener buena atención de la salud pública [allá no hay mercaderes], y un país rico, como Estados Unidos, todo lo contrario. [Le costó la vida a Kennedy, casi el cargo a Clinton y se las ve negras el meritorio Obama, por oponerse a los intereses de los mercaderes.] Por eso, Cuba tiene menos casos de muertes evitables que EE.UU.

El problema no es el conocimiento ni el monto de dinero dedicado a la salud, sino su utilización política. La medicina preventiva, la atención primaria, el cuidado del niño sano, son, en general, baratos. Requieren, básicamente, trabajo humano. Prevenir enfermedades sigue siendo una actividad que necesita mano de obra intensiva. El problema es que por ser barato ningún empresario de la salud quiere colocar capital para eso, porque esas inversiones son bajas, pero no rinde beneficios económicos. Lo que es barato y eficaz en salud suele no convenirle al mercado de capítales.

¡¡¡¿¿¿¿Está claro, sordos???!!!

¿oyeron, señores dirigentes?

*El autor de 1984 y Rebelión en la granja, George Orwell, en una novela menos conocida escribió: El dinero es lo que Dios solía ser. El bien y el mal ya no tienen significado, sino éxito y fracaso…. Lo único fatal es adorar el dinero y fracasar en conseguirlo.(“Keep the aspidistra flying”. Comentada el mes próximo.)

para más detalles, pueden leer La Nación del miércoles 26 de agosto.

 

 

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mercaderes de la salud y gremio (“¿lo qué?”)

 

El rol (papel, función, tarea, etc., en buen castellano) de las instituciones gremiales fue considerado durante un reciente congreso odontológico. Mal podía  esperarse algo positivo y productivo cuando la tarea estuvo originariamente en manos elemmentales de reconocida trayectoria de inoperancia absoluta en medio de gran ostentación y boato.

Se proponían estudiar las estrategias para alcanzar los  objetivos que plantean los estatutos gremiales (¿lo qué? ¿qué es eso de “gremio”?), estatutos que desprecian la esencia del gremialismo (ver más abajo). Mientras siga el viejo elemmento entre bambalinas, quizá para el tricentenario surja alguna minucia irrelevante. A la vieja manera, la actividad de los “líderes” se desarrolló a puertas cerradas. ¡Qué miedo le tienen a la gente!

Gremio es la unión de personas de un mismo oficio o profesión, para la defensa de los intereses gremiales del grupo y debiera siempre regirse por el principio democrático de la libertad de afiliación.

 Es fundamental que comience por fomentar el espíritu de solidaridad y de relaciones amistosas entre colegas. En nuestro caso, incluye objetivos tales como  propender al mejoramiento científico, cultural y económico, y, dentro de esto, proponer a los poderes públicos las medidas que tiendan a esa superación en todas sus facetas humanas y profesionales.

Debe el gremio, evidentemente, defender a los agremiados en los asuntos de carácter profesional que dañen su dignidad o sus intereses en la relación con las entidades patronales, públicas y privadas. Y ha de encarar y resolver los problemas con ellas suscitados que afecten el ejercicio de su vocación y la salud pública; como el control de las condiciones de trabajo de profesionales en relación de dependencia.

Y habría más. Voy a esperar la publicación de las conclusiones para hacerlas conocer y que todos los lectores puedan comentarlas. Confío en la sangre nueva (si les dejan hacer). Pero la experiencia dice que de gente de raíz elemmental no se puede esperar más que un poco de teorización (quizá) y nada de realización.

 

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Batido de ideas

                                                                         La gente no puede descubrir nuevas tierras hasta que tiene el valor de perder de vista la orilla. André Gide

 

En vez de batirse por las ideas, quizá sea más productivo batir las ideas y todos mezclados, negros y blancos, ver si sale algo constructivo de ese batido.

Quizá no aferrarse a las propias orillas y ver qué frutos crecen en las orillas allende los usuales pensamientos. Se me ocurría esto asistiendo a “brain-stormings” elemmentales y sin cerebros, con la frase de Gide presente y con la memoria de los mensajes de dos inteligentes colegas, que quizá coinciden más de lo que ellos mismos suponen... seguramente en los buenos objetivos. Dejo en manos de los lectores ver qué batido nutritivo se puede lograr con sus propuestas bien intencionadas.

El gremio debe asumir la responsabilidad de denunciar a los mercaderes como ladrones de la salud, y la sociedad se les echará encima.

Su primer objetivo es prevenir a la sociedad de las acciones iatrogénicas que estos mercaderes obligan a realizar a los jóvenes dentistas, defraudando a la sociedad y explotándolos económicamente.

 El segundo es recobrar la dignidad de los odontólogos, para que actúen en la sociedad en bien de la salud bucal, que es para lo que fueron preparados.

En un momento el menemismo obligó a las instituciones a sacar la denominación “gremial” a la que la tuviera, y les prohibió tener un departamento de insumos y vender a sus asociados a mejores precios contra los pulpos del comercio [“liberalismo” que protege a los ricos[.  Con su supuesta “libertad” produjeron el ejercicio profesional más feroz que se pueda recordar. Logrado mediante el quiebre de los gremios de trabajadores, atacando su única fuente de lucha y recursos, sus asociaciones gremiales.

Sólo una organización  de tipo gremial, representativa, puede amparar y proteger los intereses de cada  colega y la salud de cada integrante de la población. La entidad gremial seria el eje de la lucha en unidad contra los mercaderes de la salud bucal. La defensa de los derechos e intereses del odontólogo no tiene por qué ser contraria a los derechos e intereses de la población.

Pruebe el lector este batido y diga si sabe bien o puede hacerlo mejor, pero abandone la orilla del mentido confort de la OS y demás mercaderes para pelear como gremialista por usted mismo y por sus colegas, para alcanzar las tierras de la verdadera felicidad, la de todos.

                                                   H. M.

 

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pinti y los mercaderes de la salud

 

¿Qué cosa puede ser más importante que la preservación de la salud de los habitantes de cada país en este atribulado globo terráqueo? Sean cuales sean las ideologías, las tendencias políticas y estructurales de cada sistema y el poder adquisitivo de las distintas clases sociales que forman el abigarrado grupo de seres humanos que tienen en común raza, idioma y demás ingredientes que producen una nacionalidad básica, más allá de diferencias y enfrentamientos circunstanciales, la salud, su atención y su cuidado deben estar asegurados para todos.

Esto se ha conseguido en Europa, donde gobiernos de muy distinto signo se alternan con suertes varias en la administración del poder. Hay países modelo (España y Francia, por ejemplo) en los que no se abandona a su suerte a nadie. Hasta un extranjero que se enferme en suelo español será atendido con los mismos derechos de cualquier ciudadano loca].

… básicamente se “incluye” a la mayor cantidad de personas con problemas de salud y no se “excluye” a nadie por ningún motivo.

La salud no tendría que utilizarse para tener como rehenes a los “beneficiarios” que, a cambio de una atención médica adecuada, deban entregar su libertad de opinión y su derecho al disenso al “prestador” de turno, y no tendría que ser el privilegio del rico y la quimera del pobre.

Obama está tratando de reformar el impiadoso sistema de salud norteamericano, Los sectores conservadores se niegan aduciendo que una andanada de nuevos impuestos hundiría al país Y Europa, ¿como hizo y hace entonces?

Si no fuera por médicos heroicos y gente solidaria, no sé qué seria de nosotros.

Nota: Me gusta como escribe Enrique Pinti y seleccioné los párrafos sobresalientes de un reciente artículo en La Nación, por eso y porque él dice lo que quienes debieran hacerlo no se atreve a expresar aunque sea una verdad de a puño.

 

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Brasil  hace merecida historia

 

El Dr. Roberto Vianna asumió la presidencia de la Federación Dental Internacional. Es la primera vez en la historia que un latinoamericano es elegido a la posición más importante de la odontología. Dado el papel relevante que la odontología brasileña desempeña cada vez con más visibilidad y merecimiento en la literatura dental, esto es un reconocimiento a los méritos. Los brasileños no integran la FDI como medio de turismo, sino como real aporte a la ciencia odontológica.

 

 

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER