diciembre 2014

 

Beneficios de la inteligencia emocional en el consultorio yen  las organizaciones

Para el odontólogo es vital el buen manejo de las emociones que experimenta en su día a día, pues está sometido a infinidad de situaciones de trabajo, personales, académicas y en las instituciones profesionales que afectan directamente sus logros. Ha de conducirse con inteligencia emocional en las relaciones personales en esos campos de la odontología y de la vida toda. (Ojo: no me refiero a la hipocresía habitual.)

La inteligencia emocional representa:

https://encrypted-tbn3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSbRbynlecCZe3UXGgaxf8o7evqXssObA68qVX1urDFEDLSy1BOKczEafw a. controlar los impulsos,

b. empatizar y confiar en los demás,

c. ser capaz de la propia motivación,

d. diferir las gratificaciones,

e.  perseverar pese a las frustraciones,

f. regular los propios estados de ánimo,

g. evitar que la angustia interfiera con las facultades racionales y la capacidad.

No espere una []medición de la inteligencia emocional: no existe un test capaz de determinar el “grado de inteligencia emocional”, a diferencia de lo que ocurre con los testes que miden el cociente intelectual. Bastará con que se analice a sí mismo, pero en serio y sin indulgencias.

Odontología emocional:

https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSiZ88DxEv_ToGRNRgoa-Lfozp0Q_3hUnCkPVxWLhKQ8OId4-Ya6BoH5vA El dentista que la posee y la utiliza se conecta con sus emociones y las del paciente y crea lazos que le permitirán aplicar sus conocimientos. Si empáticamente capta las necesidades del paciente, podrá llevar a cabo el trabajo de la mejor forma posible.

Las emociones no son una debilidad, sino un potencial para logros profesionales. Sistematizamos demasiado nuestra labor como dentistas y no ahondamos en el problema del paciente a tratar.

·     Captar el ánimo del otro debe ser una constante en nuestro trato habitual: evitará malos entendidos, equivocaciones diagnósticas y nos permitirá concretar las demandas, expresadas verbalmente o no.

·     Saber adaptarse y tener capacidad para dar respuesta a posibles dificultades y efectos secundarios de nuestros tratamientos.

·     Transmitir tranquilidad con argumentos persuasivos y buenas explicaciones, lo que resultará en poder llevar el tratamiento a feliz término.

·    Desarrollar la inteligencia emocional da un profesional de alta competitividad, aumenta sus destrezas conscientes para encontrar una alternativa válida para hacer frente a los múltiples problemas que plantea la atención del paciente.

Agregar al trato sabio la inteligencia emocional permitirá establecer con nuestro entorno, profesional, académico, social y personal, relaciones de respeto, afecto y cordialidad que con el tiempo resultarán enriquecedoras.

·     Incrementar los niveles de inteligencia emocional, de empatía motivándose para lograrlo. Al reconocer las emociones negativas se evita que afecten la calidad de los servicios.

nicubunu jingle bells  SVG Recomendación personal de los Directores de U. O.: el mejor curso para contactarse con la propia inteligencia emocional sólo requiere aprender a observarse con ojo crítico e ir de a poco dejando en libertad las emociones, sin avergonzarse de ellas.

 

Tampoco la pavada

…la inteligencia humana es mucho más que el coeficiente intelectual. El principal problema de la pregunta sobre inteligencia es que la ciencia no cuenta hoy con herramientas para medir la inteligencia en toda su extensión y complejidad. ¿Cómo asignar un coeficiente al humor, a la ironía y, aún más, a la diversificada y plástica capacidad del ser humano para responder de manera creativa a los desafíos que la sociedad y la naturaleza le plantean?Ho Ho Ho Jingle Bells SoundFacundo Manes (La nación – 18-7-2014)

Según el Daniel Goleman, a algunos se les fue la mano con lo de la I. E. Va una traducción algo traidora del artículo de élsobre ese exceso.

¿Se enteraron? Andan diciendo que el C. E. cuenta más que el C. I. para el éxito: hasta un 80%. Yo puedo decirles  que están fatalmente equivocados.

https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTgW1MMBp3yk3bbr0vjgot0xkjfmdf0Z8MiCvWz81cg1A8TzUZW1mfUNA Este mito pudo surgir de una mala lectura de mis libros, pues allí señalé que la mayoría de los investigadores concluyen que el CI aporta entre el 10y el  20% del  éxito, es decir que hay una vasta gama de otros factores — la familia o el estatus social en que se nace, la suerte, y, entre tantos, la inteligencia emocional —. Está mal saltar de ahí a la conclusión de que el CE solito hace ese 80% —  no es así.

El error de interpretación se inició casi al mismo tiempo de la pregunta de tapa de la revista TIME: “What’sYour EQ?”(¿Cuál es su C.E.?), cuando  apareció mi libro EmotionalIntelligence, en 1995. Es hora de darle el retiro.

Éstos son los hechos.

Nadie dude de que el CI sea lejos el mejor determinante del éxito de una carrera, en el sentido de predecir qué ocupación podrá uno tener. 

Pero, he aquí la paradoja: una vez que se alcanza una alta posición por CI, el  intelecto pierde su poder determinante de quién emergerá por sobre sus pares. Una vez allí, cómo se maneje usted consigo mismo y con sus relaciones — es decir, con su conjunto de aptitudes de inteligencia emocional — eso importará más que su C.I.

Otro hecho es que la necesidad de creer en la supremacía del CE por sobre el CI tiene demasiados impulsores. Para algunos, es un consuelo para sus bajas notas escolares; para otros es un código para humanizar el lugar de trabajo; también puede ser un argumento para mayor acceso de las mujeres al liderazgo.

Quizá algún día se encuentren pruebas de esa superioridad; pero por ahora, no. Por el momento, la lenta marcha de esas investigaciones se encuentra muy lejos del entusiasmo de los marquetineros de la I. E.

[Como dijo un sabio anónimo: Ni tanto ni tan poco]

¿Somos confiables? Vea misceláneas

 

El amor de hermanos puede ser más poderoso que el odio y

la miseria humana de dentistas contra dentistas,

como lobos contra lobos.

Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER