abril 2012

Así se quejó una colega

 

Así se quejó una colega, Marcela Pedraza, de la atención médica. Pongamos nuestras barbas en remojo, que están afeitando las del vecino.

Pregunto yo para que pagamos un servicio de emergencia??? por ejemplo Ecco !!!que en urgencias no tengo nada que decir pero en atencion de medicos a domicilio dejan mucho que desear por lo menos el medico [aquí va nombre y apellido]  que desgraciadamente cada vez que llamo viene este tipo con una mala onda !! porque se olvido del juramenteo hipocratico mas de la etica de la psicologia para tratar con un paciente anciano !! por ejemplo este tipo es capaz si no esta enferma la paciente enfermarlos !!! y hasta matarlos !!! lo llame 4 veces en dos meses !! la primera me dijo que mi vieja tenia una gastritis las segunda me dijo que no tenia nada y que no llame mas cuando no hay nada porque le quito atencion a otros enfermos que lo necesitan

la tercera le dijo que esta todo bien que solo era una enferma psiquiatrica !! asi suelto de cuerpo !!!

y la cuarta fue hoy pero voy a asentar una queja se ve que este tipo es el unico que tienen para mandar !! a esta zona

esta fue la mas grosa para que no lo molestemos mas !!! delante de una mujer con acv !! con dolor abdominal!!! le dijo que el no podia hacer nada porque seguramente y sin estudios previos !! sin biopsas !1 de por medio y si tenes algun indicio de la situacion jamas se tira un diagnostico de cancer de estomago ante una persona disminuida !! fisicamente !!! pedazo de animal!! [aquí va nombre y apellido]  me cago en la psicologia!! en la delicadeza !!! en el don de gente!!! para atender a personas te hace falta educacion !!! etica profesional!! el lunes te asiento la queja porque ya no esta atencion al cliente !! a ver si te haces mas humano!!! y aparte los afiliados pagamos por el servicio y a vos tambien te lo pagan !!! asi seas un m,edico !! sos un empleado!!! y te debes a tus pacientes !!! si alguien lo conoce haganle leer esto!!! a ver si por lo menos le da verguenza!!! por supuesto fui a un medico que vale la pena !! en la clinica de la cañada que orgullo que buena atencion y que hermoso lugar !!!!el cual no quiso hablar mal del susodicho porque no es etico pero que dejo entrever que fue una burrada lo que hizo!!!de hijos de puta estamos llenos es este mundo

[textual de Facebook la muestra de justa indignación]

 

 

VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Apostillas sobre la salud en Argentina

                                                   Por Juan Carlos Jaitt

En una reciente entrevista realizada al Dr. Pedro Saturno, destacado sanitarista español, entre las numerosas preguntas que se le realizaron, se le requirió su opinión sobre el sistema de salud en la República Argentina, a lo que respondió : "...es bastante inequitativo. Están la salud, la privada, las Obras Sociales, las prepagas.......un laberinto. El sistema sanitario argentino, salió bastante mal parado en varios ránquings ( el general, el de resultados de salud, el de nivel de salud de la población y el de respuesta a las necesidades de la gente )".

Cuando se le preguntó ¿ que recomendaría para la Argentina ?, contesta : " ...la idea general es caminar hacia un sistema unificado desde el punto de vista de los derechos de la población, y por lo tanto más equitativo, con decisiones de políticas sanitarias centralizadas y universales. Esto no quiere decir que la gestión del sistema tenga que estar también centralizada; creo que la gestión descentralizada es útil y necesaria. Hay estrategias de mejora, que pueden lograrse en el nivel local o de centro asistencial, incluso dentro de un sistema de salud adverso. Equidad y accesibilidad dependen mayoritariamente del sistema, pero las demás dimensiones pueden mejorarse sólo con el compromiso de los encargados de prestar servicios, sean públicos o privados.

Hugo Arce, autor de varios libros y publicaciones sobre el tema, se refiere al sistema de salud de nuestro país, cómo : " una organización fragmentada, con múltiples centros de decisión y diversas fuentes de financiamiento ".  Remarca al mismo tiempo, algunas falencias del sistema, cómo la " falta de provincialización del PAMI, el manejo discrecional de los fondos de las Obras Sociales, la distribuición y comportamiento contradictorio de los servicios públicos y privados, y una marcada diferencia en la calidad técnica entre ambos tipos de servicios, a favor del sector público."

Estas afirmaciones, no son nuevas, ni para nuestro país, ni para el mundo en general.  El informe de la O.M.S sobre salud mundial en el año 2000, ponía el acento en dos características que debieran atenderse:

 1.- La responsabilidad de los gobiernos en la conducción de todo el sistema sanitario ( público, privado y de la seguridad social.

2.- La equidad en la atribución y distribución de los                          recursos.

Este mismo aspecto, era abordado en profundidad en la "Publicación Científica y Técnica N° 578- 2000- O.P.S-O.M.S."

En 1991, Márgaret Whithead decía : " Idealmente todos deben tener la oportunidad justa de alcanzar todo su potencial en salud. Nadie debe estar en desventaja a la hora de alcanzarlo, si ello se puede evitar ".

En 1978, en la Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de la Salud, llevada a cabo en ALMA-ATA, se aprobó una declaración, que lleva dicho nombre, y que en algunas de sus consideraciones previas, se hacía mención a " las desigualdades en salud y asistencia sanitaria que afligen a todas las naciones del mundo ", proponiendo una serie de metas que dieron orígen a la frase emblemática de la O.M.S : " SALUD PARA TODOS EN EL AÑO 2000 ".

En 1988, casi a mitad de camino para la cumplimentación de dichas metas, la O.M.S convocó la 41° Asamblea Mundial de la Salud, que se llevó a cabo en la ciudad de RIGA, de la que surgió un documento llamado " Reafirmación de Alma-Ata en Riga ", en el que se exponían los fracasos en el fortalecimiento de la organización y gestión de los sistemas de salud.  A diez años de Alma-Ata, se reconoció un escaso avance en los índices de " salud para todos ", y una " pervivencia de privilegiados y desposeídos en materia de salud ", tal como fuera expresado por el Dr. Mahler, director de la O.M.S.

El compromiso que asumieran los estados en todas éstas reuniones de la O.M.S, no se vió plasmado en la práctica, y como ya viéramos al comienzo, las falencias se mantienen intactas.

El Dr. Horacio Rodriguez Castells, ex ministro de salud, y ex presidente de la Academia Nacional de Medicina, expresó al respecto en 1978 : " Nadie puede discutir la estricta justicia del derecho a la salud incluido en la Declaración Internacional de los Derechos Humanos, derechos tan recitados y publicitados, y en general tan poco satisfechos.  Tampoco se puede discutir hoy en día, el innegable derecho que tienen todos los integrantes de una comunidad, cualquiera sea su ubicación y situación económica, a recibir una atención médica igualitaria en lo que hace a su calidad técnica, así como el deber del Estado en brindarla ".

El actual gobierno, a través de los ministros del área, enunció numerosas acciones tendientes a normalizar el sistema de salud.  Se trató en todos los casos de apelar al consenso con los variados sectores de la comunidad, a los efectos de dar sustentabilidad científica y política a las distintas medidas.  Hasta ahora no se logró quebrar la fragmentación de los múltiples efectores en que se distribuye porcentualmente el sistema, que, números más o menos, se mantiene casi inalterable. Así la cobertura en éstos momentos, mantiene la siguiente distribución :

1.-   Efectores públicos         40,2 %

2.-   Obras Sociales               43,2 %

3.-    Pami                               6,6  %

4.-    Medicina prepaga           10  %

 

Estos porcentajes, no toman en cuenta lo que aportan los ciudadanos en forma directa de su bolsillo como copagos, porcentajes no cubiertos, prestaciones fuera de convenio, o directamente, la totalidad de la cobertura por parte de quienes no se hallan alcanzados por ninguno de los sectores descriptos.

Estos diferentes sectores, representan también distintos intereses y concepciones dispares que resulta harto difícil doblegar.

Así las promesas siempre vigentes de un verdadero sistema de salud, quedan reducidas a medidas espasmódicas, como la regulación de las empresas prepagas, y algunos ajustes en los fondos distribuidos por el estado, como así también, algunos planes e inversiones en infraestructura que encaran las jurisdicciones provinciales y municipales, no actuando coordinados; en última instancia, sin garantizar soluciones ni totalizadoras ni permanentes.

Ni siquiera el peso de voluntades históricas, como las expresadas por Perón, Illia o Alfonsín, a través de sus equipos de salud liderados por expertos comprometidos con la reforma, como Liotta, Oñativia o Neri, pudieron romper el cerco de los intereses arraigados, que lograron impedir y hacer fracasar los intentos, más bien todo lo contrario, llegando a desencadenar hasta la caída de un gobierno.

¿ Qué siniestro conjuro de voluntades, puede más que la disposición de gobiernos democráticos con amplio respaldo popular en su deseo de tan solo intentar devolver a la población el derecho a una cobertura digna de su salud ?.

¿Qué mentes tan poco ideologizadas en la equidad y en la justicia, pueden impedir el acceso igualitario al derecho a la salud de nuestros pueblos ?

Estos interrogantes, requieren de respuestas concretas que apunten a señalar las deficiencias intrínsecas de nuestro sistema de salud, y los factores externos que impiden encaminarlo racionalmente.

Esas y no otras, son las asignaturas pendientes que constituyen la deuda crónica de nuestro sistema democrático. Ese sistema, cuyos gobernantes apelan a Dios para aminorar el peso que sobre sus hombros representan los intereses sectoriales, cuando en realidad, lo que deben pretender es que Dios, o su conciencia moral, los provea de hombros fuertes para soportar y sortear los enormes pesos de las conductas facciosas y los intereses que operan a contrapelo de las grandes mayorías.

[Transcripto casi textualmente.]

 

 

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER