abril 2010

  

Il giuramento di Ippocrate

 

Un comentario de Irene Capuani sobre el juramento hipocrático en Italia de hoy merece un lugar en las enaltecidasJ páginas de Universo Odontológico, aun cuando repita un juego de palabras (Hipocrático > hipócrita) que hice acá y lo creí original y luego vi en revistas de distintos orígenes.

“Hay que tener presente que el Juramento de Hipócrates, primer acto oficial de quien se inicia en la profesión de médico, devino consuetudinario cuando no existían los servicios de salud públicos, y tal empeño estaba justificado por el hecho de que todas las prestaciones médicas eran pagadas y que, si un ciudadano no tenía dinero para pagarle, el médico se encontraba obligado – por el juramento – a intervenir cualquiera que fuera la atención, y a aceptar en compensación aquello que el ciudadano pudiera ofrecerle a cambio, o en el límite de un caso de indigencia, gratuitamente.

“Por lo tanto, gracias al Juramento de Hipócrates, el médico en algunos casos debía renunciar a la propia recompensa personal por el bien del prójimo y, en fin, de la sociedad.

“En vez, el aspecto absurdo de la cuestión, que no ha sido puesto en evidencia ni mínimamente, es que hoy la enorme mayoría de los médicos que protestan apartándose de su propia conciencia y de los deberes impuestos por el juramento, son precisamente aquellos que no cobran privadamente, sino del servicio de salud del Estado.

“En efecto, cada vez que un médico que trabaja en la estructura pública brinda su atención profesional a un inmigrante clandestino [… ] no sólo no renuncia para nada parte de su propio beneficio, sino que además atiende en su horario de trabajo pagado por el Estado, y carga el costo de la prestación “gratuita” a los contribuyentes italianos […] [dentro de una estructura pública]

“Prácticamente, al día de hoy en Italia, el médico formula el Juramento de Hipócrates pero se lo hace respetar a los ciudadanos italianos.

[…]

“Los principios contenidos en su juramento debieran ser observados siempre, pero no es así.

“La medicina moderna, o mejor, los médicos modernos, pueden separarse en dos grandes categorías:

la medicina y los médicos “buenos” y

la medicina y los médicos “malos”.

“En la primera categoría entran todos los del arte de curar, hombres de ciencia que dedican su vida a salvar vidas humanas, que practican el aborto “terapéutico”, que buscan una cura para las enfermedades más terribles y mortales, como el sida y el cáncer, que  dejan todo y parten gracias a las organizaciones no gubernamentales como “Médicos sin fronteras” o como el alto comisariato para refugiados de la ONU, y van adonde se los necesita, adonde sea necesario a socorrer a las víctimas de la poca inteligencia humana.

“En la segunda categoría, entran […] los que se hacen llamar médicos sólo porque tienen un trozo de papel donde está escrito “graduado en medicina” [u odontología] y que, evidentemente, nunca siquiera han leído el juramento.”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mejora el Noticiero AOA

 

No es mucho mérito del actual Director del Noticiero AOA hacerlo mejor que el elemmental anterior responsable (¿responsable?). Pero tiene utilidad, muestra un interés por el colega y socio que antes era inexistente. ¡Vamos por más, Señor Director!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No mejora RAOA

 

RAOA sigue despachando artículos según le llegan, sin un plan, sin encargos especiales para satisfacer las necesidades de la mayoría de los lectores (no las de una ínfima minoría interesada en la vida íntima de las ratas). Sigue con editoriales que no editorializan, sino propagandizan (qué buenos que somos, cuán bellos son nuestros congresos, necesitamos más socios, etc). Persisten en reproducir los artículos sin corregir ni estilo ni gramática (que no tienen por qué saberlos los autores, que son dentistas no escritores ni directores).

Doy un ejemplo de muestra. Los títulos no son artículos condensados, para eso están los resúmenes y las palabras clave.

Donde dice Instrumentos con nuevas características metalográficas en níquel titanio rotatorio: Sistema Twisted File, dejemos de lado que estando rotatorio en singular, concuerda con “níquel” y no con “instrumentos,” podría haber dicho: Sistema rotatorio Twisted File de níquel y titanio: características y quizá más breve aun. Ahora, entreténgase el lector recortando lo mucho que le sobra a otro título: Acción de un medio de fijación autocondicionante sobre esmalte y dentina: observación con MED. Tiene una virtud: los AA no caen en el uso de burdas castellanizaciones de términos ingleses. Normas internacionales que se encuentran en textos de la excelente Biblioteca de la AOA exigen reducir a la mitad esa cantidad de palabras.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una joyita para el final. Esa gran persona que fue el Dr. Ricardo Barrancos Mooney merecía una nota necrológica más digna de él, que tuvo muchos más  méritos que el de ser “amigo” de la autora. Supongo que los enemigos de la gente fallecida no escriben las notas laudatorias: no recuerdo haber visto ese agregado “a lo Victoria Ocampo” en los obituarios.

Poco es lo que dice de todo cuanto hizo y bien el lamentado Dicky, porque el espacio concedido se va en la autorreferencia (personal e institucional) y en frases típicas de quien rozó otras disciplinas y quiere exhibir las plumas que se le pegaron. La autora se luce ante colegas que, en su mayoría, no saben ni tienen por qué saber de lingüística, sociología, etc. Le aseguro que los que realmente conocen esas ciencias se reirían ante frases sin sentido como Esta conducta se convirtió en semántica, en signo que construyó la imagen… Explico: la conducta de una persona NO se convierte en “semántica” (o ciencia de los aspectos del significado, sentido o interpretación del significado de un determinado elemento, símbolo, palabra, expresión o representación formal). Un “signo” NO construye nada (combinamos los signos y la mente atribuye relaciones permanentes entre estas combinaciones de signos y otros hechos no relacionados).

Dejo a los descifradores de arcanos entender para qué incluyó esta frase “de ave de Juno”: Si la aparición del lenguaje modifica la relación del hombre con el entorno, Ricardo estructuró su mundo en un diálogo con la odontología condicionado con un aprendizaje preverbal. Recuerdo a Dicky por el gusto que daba compartir tiempos con él, lo recuerdo por la dedicación a lo suyo sin olvidar el tiempo para la diversión y demás placeres. ¡Fue un gran tipo! ¡No se merecía estas lucecitas de Bengala puestas no para iluminar sino para iluminarse!

                                        

                                           H. M.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El lunar de la perfección.  Cuando una revista tiene una Dirección de calidad tal como la que otorga el Dr.Orestes Walter Siutti a la óptima Revista del Museo, un lunar como el que solían fijarse las damas otrora puede realzar aun más sus méritos.

Así, que un señor profesor de Historia de la Medicina  diga que “no se sabe si Fauchard nació en Francia o Inglaterra” nos propone un grato acertijo para amenizar la ya interesante lectura de la querida publicación. Es cuestión de descubrir si el autor no sabe francés y confunde la Bretaña, que es francesa – donde podría haber nacido Fauchard – con la Gran Bretaña, la codiciosa Albión, o si realmente se piensa que este “héroe” galo pudo haber nacido entre las brumas británicas, o si creyó que para sacamuelas podía hacer una notita “de taquito.”

Seguramente el increíblemente memorioso Siutti no quiso enmendarle la plana al profesor de historia. O le gustó el lunar.

                                                      HM

 

 

                      Tengamos presente hoy más que nunca, las palabras de ¨Martín Fierro¨ Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera.. porque si así no lo hicieran los devoran los de ajuera

                                                  

                                                         VOLVER