noviembre 2008

    

CARIES

“Stronzo” ¿es estroncio?...  Thuy TT et al (Arch Oral Biol 2008 jul 29) probaron cual es el efecto del estroncio (Sr) combinado con el del flúor  como remineralizadores in vitro. Desmineralizaron esmalte de premolares humanos para imitar caries y cubrieron la mitad de cada lesión con esmalte de uñas. Formaron 2 grupos de muestras: el F, expuestos a soluciones de F con 1 ppm y 0,1 ppm.  El grupo Sr+F fue expuesto a la misma solución remineralizante, más 10 ppm de Sr. Observaron una significativa reducción de la pérdida de mineral en todos los grupos, igual que la profundidad de la lesión. La remineralización se vio significativamente afectada por la concentración de F, y el agregado de Sr produjo un efecto sinérgico. Conclusión.- El proceso remineralizante se ve afectado favorablemente por la interacción de Sr y F usados conjuntamente.

 

Secundarias, ¿las escuelas o las caries?…    Para Paradella TC, Koga-Ito CY y Jorge AO (Eur J Oral Sci 2008 jul;116(4):375) las caries secundarias son la causa principal de reemplazo de restauraciones directas. Para iluminar este tema usaron luz polarizada y escaneo electrónico en la microscopía y rayos X de dispersión de energía  (PLM), (SEM) y (EDS). En especímenes de esmalte incorporados a placas removibles efectuaron restauraciones con composite Z250, composite Freedom, cemento de ionómero vítreo FujiIX  o Vitremer IV modificado por resina por 14 días.Tras estimular caries, hallaron diferencias entre Z250 y Vitremer, y entre Z250 y FujiIX,con PLM. Con EDS hallaron diferencias entre estos materiales con respecto del Ca.. En conclusión, el esmalte adyacente al IV presentaba un mayor valor de Ca, pero este material no prevenía por completo la caries secundaria ante el estímulo cariogénico in situ

 

¿Tooth Mousse o Tooth Mouse?….  Fu H, Liang R, Xiao Y, y Zhang X J (Hua Xi Kou Qiang Yi Xue Za Zhi. 2008 Jun;26(3):301) evaluaron la eficacia del Tooth Mousse para reducir en el esmalte la desmineralización adyacente a brackets ortodónticos adheridos y para promover la remineralización in vitro. A 60 dientes bovinos les  aplicaron por separado agua destilada, barniz Duraphat y Tooth Mousse. Con luz polarizada y escaneo electrónico en la microscopía (PLM), (SEM) y sonda electrónica estudiaron los 3 grupos. La PLM mostró que la superficie del esmalte del grupo experimental presentaba las áreas de birrefringencia positiva se reducían obviamente. El SEM mostró que una gran cantidad de  depósito llenaban la pequeña cavidad cóncava superficial. Comparando con el grupo control, el análisis con la sonda mostró que la concentración de calcio y fosfato superficial en esmalte era superior en el grupo experimental. Conclusión: Tooth Mousse puede reducir la desmineralización y promover la remineralización in vitro.

 

CIRUGÍA

 

¿Gramos de gnomos o nomograma para escamosos?…   Gross ND et al (Head Neck 2008 ag 21) señalan que para decidir la aplicación de un tratamiento posterior a la cirugía de un carcino de células escamosas de la cavidad bucal (OCSCC) se requiere una precisa estratificación de los riesgos. Sobre la base de una cohorte de 590 pacientes con OCSCC elaboraron un nomograma para estimar la supervivencia libre de recidiva locorregional (LRFS). Para validarlo usaron otra serie de 417 pacientes de otro hospital y hallaron que, pese a las diferencias significativas entre las cohortes de ambos centros, el nomograma pudo predecir la LRFS con un índice de concordancia de 0,693 y, más análisis estadísticos, mostraron que el nomograma estaba bien calibrado.

 

Corticoesteroides y tercerización…    Markiewicz MR  et al (J Oral Maxillofac Surg 2008 Sep;66(9):1881) reducen la morbilidad postoperatoria tras la extracción de terceros  molares mediante la aplicación perioperatoria de corticosteroides (CS) contra el edema, trismo y dolor posteriores. El dolor en promedio no fue significativamente diferente entre la administración temprana y la tardía. El resultado positivo es de leve a moderado. Y leímos en el British Dental Journal (205, 193, 2008) que la extracción del tercer molar no está asociada al síndrome temporomandibular.

 

CLÍNICAS

 

¿Herpes o Hermes?…   Modi S et al (Ther Clin Risk Manag 2008 abr;4(2):409) deben de haber evocado a Hermes, el de los pies ligeros, para intentar reducir el tiempo de presencia del herpes bucolabial y genital, por su alta morbilidad y ocasional mortalidad. Casi la mitad de los pacientes infectados con HSV experimentan por lo menos una recidiva en su vida. Para no depender del cumplimiento del régimen extenso indicado por parte del paciente, se concentraron en opciones más breves, menos complicadas y más al alcance. Buscaron trabajos con método de doble ceguera que usaran valacyclovir y famciclovir como terapia de un solo día contra el HSV. Ambos regímenes produjeron significativas mejoras en el tiempo de curación y de resolución de los síntomas respecto del placebo. Esto simplifica el régimen y el cumplimiento del paciente. Además, permite la administración completa de la medicación en el inicio de los síntomas, cuando la reproducción  viral está al máximo y se logra el mayor efecto. Por fin, se reduce el costo del tratamiento.

 

La periodontitis fatal de Ludwig (angina)...  Marcus BJ, Kaplan J y Collins KA (Am J Forensic Med Pathol 2008 sep;29(3):255) probablemente piensan como todos los forenses, es decir, que “los muertos habla.” Por ello presentan el caso de un joven de 25 años, hospitalizado por padecer angina de Ludwig secundaria a abscesos periodontales de los dientes #17 y 32 (sist amer), a quien se le administraron antibióticos. En el hospital mostró dificultades para tragar y se babeaba; de repente, comenzó a tener actividad del tipo de ataques y se pensó en un mioclonus anóxico. El enfermo fue resucitado y llevado a la sala de operaciones para una exploración del cuello y una traqueostomía. Se encontró una severa inflamación aguda necrosante de los tejidos blandos profundos y músculos del cuello. Se lo mantuvo en asistencia respiratoria por 7 días, hasta que se lo declaró muerto. La progresiva celulitis de la angina de Ludwig a menudo lleva a la muerte por asfixia. Puede haber complicaciones por la infección profunda del cuello. Se puede describir la Ludwig como una celulitis necrosante del piso de la boca (submaxilar, submandibular y sublingual) que progresa rápidamente y puede tener consecuencias letales por la obstrucción de las vías respiratorias. Se ha responsabilizado a varios microorganismos aerobios y anaerobios, como los estreptococos y estafilococos de la flora bucal, y menos a hongos, la identificación pronta y el uso precoz parenteral de antibióticos puede prevenir la mortalidad y la morbilidad.

 

.Genes y ATM…   Oakley M y Vieira AR (Orthod Craniofac Res 2008 ag;11(3):125) hicieron una amplia revisión de la literatura sobre ATM y sus trastornos, de 1966 a 2007, incluidas las consideraciones genéticas. Los genes considerados incluyeron los de variaciones individuales en percepción del dolor, género y  etnia, citoquinas proinflamatorias, hormonas femeninas, ruptura de la matriz extracelular y formas sindrómicas de TATM. Observaron, en fin, que la mayoría de los estudios con variación genética que contribuyera a los TATM enfocaban la enfermedad desde una perspectiva inmuno-inflamatoria. Las recientes investigaciones de las variables genéticas que pueden predecir niveles de percepción del dolor identificables que podrían conducir a nuevos abordajes respecto de las modalidades terapéuticas tradicionales paa el paciente con dolor crónico.

 

ENDODONCIA

 

Barro y giratorios más química…   Yang G et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2008 ag 12) instrumentaron 55 conductos curvos con Pro Taper (20), con Hero Shaper (20) y controles no instrumentados. Todos combinados con irrigación con NaOCl 5% y EDTA 17%. Los tercios medios y coronarios de los grupos instrumentados estaban libres de barro y residuos, o casi. En el tercio apical los había, sin mayores diferencias por el tipo de instrumentación. Alguna diferencia hubo entre las paredes internas y externas de esas áreas, que mostraban menos residuos con Pro Taper, y menos barro en todas.

 

¿Tratación o extramiento?¿O cómo era?…Zadik Y et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2008 ag 19) con endodoncia se logra la retención de hasta el 97%  de los dientes tratados. El 3% requiere mayor tratamiento, o extracción. Revisaron los casos de 547 dientes tratados en una clínica multidisciplinaria. Anotaron género, educación, cigarrillo, además de tipo de diente y de restauración. Se extrajeron sobre todo primeros molares, superiores (20,5%) e inferiores (44,6%). Tenían corona el 15%, mientras que el 57,4% no tenían restauración alguna permanente. Razones: caries irreparable (61.4%), fracaso endodóncico (12.1%), fractura radicular vertical (8.8%), perforación iatrogénica (8.8%), enfermedad periodontal (4.6%),  fractura cuspídea irreparable (2.4%), ortodoncia (1.3%), consideraciones protéticas (0.2%) y traumatismos (0.5%). Fumar influyó sólo para periodontitis. Género y educación no influyeron. Sí la falta de restauración. Lo más común fue la extracción del primer molar  mandibular permanente sin restauración, con la consiguiente destrucción por caries.

 

Sumando antibióticos…   Siqueira JF (h) et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2008 ag 19) encontraron que usando un protocolo que incluía la terapia antimicrobiana en la endodoncia de dientes con lesión periapical. Los primeros 100 pacientes tratados en forma estándar (más el antibiótico) fueron evaluados clínica y radiográficamente, con estos resultados: 76% de los dientes habían sanado, 19% estaban sanando y 5% nada.. A los 2 años ya se podía apreciar el resultado. Opinaron que se comprobaba el buen resultado de la estrategia antimicrobiana adjunta.

 

ESTÉTICA

 

Salteando el fluorhídrico...   Rüttermann S  et al (J Adhes Dent  2008 jun;10(3):197) mostraron que se puede evitar el uso del ácido fluorhídrico sobre las cerámicas feldespáticas y obtener una buena resistencia adhesiva del cemento de resina si se emplean técnicas de siliconado y triboquímicas, que son rápidas, libres de complicaciones y eficaces. A 20 especímenes cerámicos de bloques Vita Mark II, los trataron: grupo 1: (control) grabado con ácido hidrofluórico por 60 s, grupo 2: abrasionados con CoJet; éste y el 3 dieron mayor adhesión que los otros, sin diferencias entre sí; grupo 3: Tratado con PyrosilPen y silanizado; grupo 4: grabado con ácido fluorhídrico por 60 s y silanizado con dos silanos experimentales, iual que el grupo 5; grupo 6: grabado con ácido fosfórico por 15 s. y tratado con Nexus, que redujo la adhesión; y grupo 7: grabado con ácido fosfórico por 15 s. y tratado con Panavia F 2.0. No hubo significativas diferencias entre el control y los grupos 4, 5, 6, y 7.

 

 

Adhesión a la pura cerámica…   Janda R et al (Dent Mater 2003 sep;19(6):567) buscaron obtener la adhesión a la pura cerámica con un nuevo tratamiento de la superficie de Empress II, InCeram-Alumina, InCeram-Zirconia y Frialit (ZrO2). Las gastaron bajo agua con papel grano 400, las pulieron luego con grano 800 y las secaron con aire. Cada material fue dividido en 3  grupos de 10 especímenes: Grupo 1 fue tratado a la llama con PyrosilPen por 2.5 s, Grupo 2 por 5 s y grupo 3 por 10 s/cm2. Después les aplicaron un composite cementante. Como control, Empress II  fue grabada y silanada. Hallaron que el tiempo óptimo era 5 s/cm2. Concluyeron que la tecnología del PyrosilPen es un método eficaz y fácil para tratar la superficie de las cerámicas de  silicato, óxido de aluminio y óxido de y obtener buena adhesión con el cemento de composite. Obsérvese que los valores obtenidos fueron en 5 s: Empress II 23 (5)MPa, InCeram-Alumina 23 (5)MPa, InCeram-Zirconia 13 (8)MPa, y Frialit 16 (6)MPa. El control, 27 (6)MPa.

 

¿Sonrisa espontánea o pose?…   Van Der Geld P et al (Acta Odontol Scand  2008 ag;66(4):207) analizaron las caras de 122 varones, filmadas con risa espontánea (lograda con un filme cómico) y posada. Con un método digital videográfico para análisis de la sonrisa, midieron la altura de la línea labial superior y la inferior, el despliegue de dientes y el ancho de la sonrisa. La línea superior fue mucho más alta en espontaneidad, la visibilidad del área (pre)molar fue un 30% superior y el ancho claramente mayor. Durante la sonrisa posada, la línea labial se elevó por estar más cubiertos los dientes. Recomiendan obtener registros espontáneos de sonrisa junto a la posada y, cuando sea posible, obtenerlos en video.

 

GERODONTOLOGÍA

Paladeando con paladar...   Tanaka A et al (J Oral Rehabil  2008 ag 18) probaron en 11 varones y 7 mujeres sanos (edad media, 24 a = 20 a 30), 4 tipos de paladares: i) uno con la superficie palatina lisa (SP); ii) con superficie arrugada (WP); iii) un paladar con papila incisiva, sutura palatina y las rugas palatinas corrientes (en Japón) (AMP); iv) un paladar de medida hecho sobre modelo individual (TMP). Como comida de prueba de la percepción de los alimentos, usaron cubos de queso de bavaria de 15 mm de lado que contenían 4 semillas de mostaza c/u. Se pidió a los jóvenes que aplastaran esos cubos con la lengua contra el paladar y que dijeran cuántas semillas había. Se tomó el tiempo de percepción y la cantidad de veces erradas. Hubo diferencias significativas entre los paladares AMP y los otros. No las hubo entre TMP y SP, TMP y WP, o SP y WP. El peor fue el AMP, el que dio el peor nivel de percepción de los alimentos.

Champignons...  Vanden Abbeele A et al (Gerodontology  2008 jul 26) examinaron las prótesis de 87 portadores sin evidencias de estomatitis protética u otras afecciones bucales. Recogieron muestras de la superficie palatina de las dentaduras y de la mucosa en contacto con ellas. Hallaron Candida en el 75.9% de los individuos. Lo más  frecuente de las especies aisladas fue Candida albicans (77.9%), Candida glabrata (44.1%) y Candida tropicalis (19.1%). Había más de una especie en el 48,5% de las dentaduras contaminadas. Como verificaron la correlación con el grado de higiene y eficiencia del paciente, las muestras podrían servir para controlar el cumplimiento de los pacientes.

 

IMPLANTOLOGÍA

Implantes e infección periapical...   Chang SW et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod  2008 ag 26) explicaron a sus perros que les convenía hacerse una cirugía perirradicular de las infecciones periapicales que ellos mismos les habían causado (recuerdan el accionar de algún odontólogo en su consultorio). Después les extrajeron esos dientes y colocaron implantes inmediatos con membrana y sin ella y usaron como controles alvéolos sanos. Resultaron aceptables tanto los controles como los experimentales, aun cuando aquéllos mostraran mayor contacto hueso-implante. Es decir, este estudio piloto mostró la posibilidad del implante inmediato de tener éxito en extracciones de dientes con lesiones periradiculares.

 

Llenando el vacío...   Fickl S  et al (J Clin Periodontol  2008 ag 16) se preocuparon por la mejor manera de llenar el vacío que deja una extracción para no colapsar el reborde alveolar. Utilizaron: Tx 1: BioOss Collagen. Tx 2: BioOss Collagen e injerto de tejido blando. Tx 3: Nada. Tx 4: membrana colágena experimental por vestibular, relleno del alveolo con BioOss Collagen y cubrimiento del injerto con la membrana plegada sobre él. Todos los grupos mostraron reducción del lado vestibular. Ningún método evitó el defecto. Pero el BioOss Collagen tendría el potencial de limitarlo.

Fumadores inmediatados...   Romanos GE y Nentwig GH (Int J Oral Maxillofac Implants  2008 jun;23(3):513) colocaron implantes, les conectaron los emergentes e inmediatamente los ferulizaron con restauraciones temporarias a arco cruzado en los maxilares edéntulos de fumadores frecuentes. Las prótesis tenían contactos oclusales céntricos y función grupal en los movimientos laterales (carga oclusal inmediata). Se indicó dieta blanda por las primeras 6 a 8 semanas. Hacia las 8 semanas se colocaron las prótesis definitivas cementadas temporariamente, Se efectuó evaluación clínico-radiográfica al comienzo y a los 3 meses. A los 33.7 +/- 19.0 meses (6 a 66 meses), Un implante estaba móvil. Los índices clínicos tienen valores normales. Comprobaron la seguridad de los implantes en el hueso. La cresta ósea se mantuvo estable, cpn sólo 2 sitios con mínima pérdida  vertical y 6 mínima horizontal. Y nada más. En las condiciones del estudio se pudo tener un 98% de éxitos.

 

Medidas grandes en extracciones o no...   Peñarrocha-Diago M et al (Int J Oral Maxillofac Implants 2008 jun;23(3):497) compararon 100 pacientes a los que se les habían colocado 162 implantes de diámetro grande en el área molar entre 2003 y 3005, en 2 grupos: en hueso maduro(130) y post-extracción (32). Los controlaron a los 12 meses. Fallaron 4 implantes en hueso maduro de 4 pacientes y ninguno del otro grupo. Es decir que, en su estudio, los resultados fueron similares en hueso maduro y en hueso post-extracción.

MATERIALES

Con el material en bandeja...   ...o cubeta (tray), de resina fotopolimerizante o de polimetil metacrilato, y con hidrocoloide irreversible, es donde  Shafa S, Zaree Z y Mosharraf R (J Contemp Dent Pract 2008 sep 1;9(6):49) buscaron si había diferencia en los modelos resultantes. No hallaron diferencias significativas con esos dos materiales, ni entre el modelo maestro y el resultante. Pero hubo diferencias significativas en la dimensión vertical En cuanto al ancho, hubo diferencia en el modelo maestro usando el material autopolimerizante. En conclusión, no encontraron diferencias según el material de la cubeta; pero los troqueles provenientes de la cubeta fotocurada eran mejores bucolingualmente. El mayor costo podría quedar compensado con la mayor precisión.

Polimerización en primarios...   Tosun G et al (Dent Mater J  2008 mayo;27(3):466) demostraron que la elevación de la temperatura que se produce durante la polimerización de adhesivos y resinas es mayor cuando se la produce sobre dentina cariada que sobre sana. Es mayor con los adhesivos (excedió los 5°C) que con las resinas.

 

MISCELÁNEAS

 

La fabricación de un diente natural...   Yu J, Shi J y Jin Y (Tissue Eng Part B Rev 2008 jul 29) concuerdan en que un diente natural, biológico, o biodiente, hecho de las propias células del paciente en el lugar deseado sería la mejor elección para resolver la pérdida de dientes. Este sueño de la bioingeniería de dientes ha sido tal desde hace siglos. Recientemente, los significativos progresos ligados en la ingeniería de tejidos, biología de células madre, biología evolutiva, genética molecular y biónica nos han acercado a la realización de ese sueño de un biodiente. Para su reconstrucción aún quedan temas como la determinación de la forma, la regulación del tamaño, la erupción y aun el rechazo por los maxilares. Rachel Sartaj y Paul Sharpe, del Kings College, Guy's Hospital, Londres, RU, hace poco aportaron al tema lo que sigue, traducido y algo resumido.

Los dientes se desarrollan a partir de una serie de acciones recíprocas entre el epitelio y el mesénquima durante el desarrollo de la boca, que se produce tempranamente en la embriogénesis mamífera. Cada vez se está comprendiendo mejor la regulación molecular de los procesos clave en la evolución del diente, como la iniciación, morfogénesis y diferenciación celular, al punto que esta información puede ser utilizada como base para los enfoques de reposición dentaria biológica, el biodiente.

 

¿Por qué dientes?      

 

La posibilidad de obtener órganos humanos ab ovo en el laboratorio y transplantarlos es obviamente una idea muy atractiva. Sobre todo, si se los puede hacer con las propias células del paciente (autólogos), lo cual revolucionaría los transplantes de órganos al no ser necesaria la inmuno-supresión de por vida u se convertiría en un  rutinario procedimiento quirúrgico.

 

Los dos desafíos

Son dos los desafíos más evidentes por superar.

Un enorme desafío es el plantado por la necesidad de reproducir la disposición altamente especializada y compleja de células  diferenciadas que constituyen un órgano.

No menos enorme es el desafío de probar esos órganos en seres humanos, en el supuesto de que fuera posible crearlos en el laboratorio. Los órganos internos vitales requieren cirugía mayor en pacientes con frecuencia muy enfermos y avizoran un largo y tortuoso camino. Como los procesos de ingeniería son similares, se puede experimentar con órganos que sean necesarios, pero no en sí vitales – como los dientes.

 

Los dientes son órganos ectodérmicos y tienen en común con los demás de su tipo que están localizados cerca de extremos del cuerpo. Se desarrollan en el embrión vía interacciones entre ectodermo y el  mesénquima subyacente. Son fácilmente accesibles y visibles. No requieren cirugía mayor y no son esenciales para la vida.

 

¿Necesitamos una reposición biológica?

      

Lo más moderno son los implantes, practicados ya por egipcios, mayas y romanos (Fig. 1). Con sus grandes progresos, no son una reposición biológica. Los biodientes, sí. Pero para la ingeniería es preciso tener en cuenta que no son un órgano, sino 16 ignorando la diferencia entre izquierda y derecha, que si no serían 32 órganos distintos.

 

 Fig. 1 Cráneo de un antiguo romano hallado en Londres, con un implante dental de hierro clavado en el maxilar. Una reciente encuesta nuestra, mostró que el 70% de los Implantólogos usarían un  Biodiente si lo hubiera.

 

Cómo se llega al diente

El siguiente es material para mentes curiosas [hasta la marca].

Los dientes evolucionan a partir de acciones recíprocas entre el   ectodermo (epitelio) bucal y el mesénquima de la cresta neural (Fig. 2). La forma específica queda determinada muy pronto en el desarrollo por la expresión de diferentes genes en diferentes regiones del mesénquima maxilar primordial. Estos genes, principalmente  con homeobox [u homeóticos], actúan para proveer células con información posicional que dirige las células que participan en la morfogénesis dentaria (Tucker & Sharpe, 2004). El mejor ejemplo de  esto involucra el gen homeobox Barx1, que si se expresa mal en el mesénquima de donde debieran desarrollarse incisivos resultarán molares. [Recordemos que un homeobox es una secuencia de ADN que forma parte de genes implicados en la regulación de la morfogénesis; pues codifican proteínas que indican a las células "qué clase de estructuras tienen que hacer" (por ejemplo, dientes para la boca]. La expresión ectópica del Barx1 en el mesénquima incisivo ha redireccionado las células para que sigan la vía molar de la morfogénesis. Todo esto precede a la formación propiamente dicha del diente, de modo que el primordium ya sabe qué forma deberá tomar.

 

  Fig. 2 Representación de la vía NF-κB estimulada por EDA en el nudo adamantino primario durante el desarrollo dentario. PEK, nudo adamantino primario;  SEK, nudo adamantino secondario; EDA, ectodisplasina; EDAR, receptor de ectodisplasina; EDARADD, ectodisplasina asociada a muerte; TRAFs, factor de necrosis tumoral asociada al  receptor (Frs); NFαB, factor nuclear kappa (B); IαB, inhibdtor de kappa B; NEMO, modificador esencial del factor kappa B; IKKα, inhibidor of kappa kinasa alfa; IKKβ, inhibidor of kappa kinasa beta.

 

 

La distribución espacial de la expersión genética del mesénquima provee la “información posicional” para la vía hacia la morfogénesis. El Barx1, por ejemplo, es necesario y suficiente para la molar. Los genes homeobox como éste actúan sobre las células mesenquimáticas antes de iniciarse el diente y las células interpretan la información posicional para orientar el pliegue epitelial hacia la forma debida..

El desafío es la ingeniería de un biodiente con la forma deseada, para lo cual es importante comprender este papel de los genes. Los mecanismos de estas proteínas homeobox no está aún claro; pero habría evidencias de la importancia de la vía NF-κB [NF-κB (nuclear factor-kappa B = factor nuclear kappa B) es una proteína hallada en casi todos los tipos de células animales y participa en su respuesta a los estímulos].

El nivel de activación de esta vía regularía las pautas cuspídeas en las formas molares y por lo tanto estaría “aguas abajo” del Barx1 [regiones que se encuentran mucho después de los sitios de trascripción]. Dicho más claro, la presencia o ausencia de éste determina la forma monocuspídea o multicuspídea. Para hacer premolares, molares, etc., potencialmente se regularía el nivel de la activación NF-kB durante el desarrollo, para lo cual hay varios moduladores de molécula pequeña disponibles (Brennan & O'Neil, 1996).

[hasta acá, ¿quién leyó?]

  

Cómo hacer un Biodiente

      

 

Básicamente hay cuatro maneras de hacer un Biodiente: 1. tratar de reconstruir el diente maduro como aparece en la boca; 2. tratar de reproducir el desarrollo embrionario en la boca; 3,  tratar de 'inducir' una tercera dentición; y 4. crear una matriz (andamiaje) con la forma de un diente, introducirle algunas células y confiar lo mejor (Fig. 3).

 

  Fig. 3 Representación de 4 diferentes posibles abordajes de la ingeniería de dientes. (A) Estimulación de una tercera dentición (diente terciario)). (B) Construcción deuan diente adulto de novo). (C) Sembrado de células de germen de tercer molar disociadas sobre andamiaje de forma dentaria.. (D) Generación del primordium dentario desde células madre cultivadas. T: tertiario; P: primario; D, deciduo.

 

 

Obviamente, la idea de 'inducir' una tercera dentición localmente es un atractivo concepto (Fig. 3A). Sería añadir moléculas para inducir de novo la iniciación dentaria en la boca adulta después de la pérdida del diente permanente. Tendrían que ser las moléculas involucradas en la inducción dentaria embrionaria o en la formación sucesiva del diente. Se llegó por la observación de que los pacientes con displasia cleidocranial pueden tener un tercer juego de dientes y la identificación de las mutaciones sugirió una posible ruta para biodientes. Hay que cuidarse porque esos genes participan con un papel clave en otros procesos celulares, incluida la formación de hueso. Además, las células que formarían dientes no existen en el maxilar adulto y las moléculas inductoras no tendrían sobre qué actuar.

La idea de construir un diente adulto completo (p. ej. Robey, 2005) (Fig. 3B), las partes constituyentes serían formadas individualmente, de modo similar a la construcción de un edificio. Pese al alto nivel de dificultades técnicas, la ventaja está en el control y aun la posible automatización. Apenas (!) hay que reunir células del estroma medular e hidroxiapaptita/ fosfat tricálcico (HA/TCP) para ingeniería de hueso; células pulpares y HA/TCP para generar pulpa y esmalte, dentro de un molde con forma coronaria; y el ligamento periodontal con células madre del propio ligamento. ¡Sencillito!

 

El ratón de la oreja en la espalda de 1997 fue una prueba vívida de la posibilidad de andamiajes descartables para una ingeniería en que se siembren las células y tomen su forma. La posibilidad de construir órganos complejos como los dientes hace medio siglo que está siendo investigada: el primordium dentario embrionario en su primera etapa tiene una plasticidad inherente y capacidad de regeneración. Ésta fue usada por Young et al. (2002) para generar andamiajes para los distintos dientes y sembrar en ellos células disociadas del germen del tercer molar (Fig. 3C). Pese al éxito de lograr un pequeño diente en los ratones, habría otras explicaciones coherentes  y la cuestión es: ¿tiene esto algún potencial como método para producir Biodientes? Por ahora, no logró el objetivo principal, pero este método mostró que las células pueden reorganizarse y tienen un cierto potencial de generar un biodiente.

Biodientes con células madre  (Fig. 3D).

El punto de partida para la formación de los dientes está en las primeras interacciones epitelio-mesénquima en el primordium maxilar. Entonces (6 semanas embrionarias), las células mesenquimáticas no están diferenciadas y pueden responder de distintas maneras a las señales epiteliales. El razonamiento motorizante es que uno puede tratar de reproducir esta etapa simple in vitro a partir de células cultivadas.

El primer desafío sería identificar las poblaciones celulares que pueden reemplazar las mesenquimáticas embrionarias derivadas de la cresta neural e interactuar con epitelio bucal para formar ese tipo mesenquimático dentario.

Un rasgo de las células de la cresta es su multipotencialidad, capaces de al tiempo que reciben las primeras señales del epitelio no están comprometidas y son capaces de seguir diferentes vías de diferenciación.

Usando una mezcla de células madre embrionarias, neurales fetales y de médula  ósea adulta de ratones más epitelio bucal embrionario se llegó a la etapa de odontogénesis y se dejó que el desarrollo siguiente transcurriera como explantes en la cápsula renal. Se formaron dientes del mismo tamaño aproximado al de los molares de los ratones con todas las células normales.

Actualmente, la investigación está dirigida a encontrar una fuente  celular que remplace el epitelio bucal embrionario para producir Biodientes enteramente a partir de células cultivadas.

 

 

ODONTOPEDIATRÍA

Adolescentes erosionados...   El Aidi H, Bronkhorst EM, Truin GJ (J Dent Res  2008 ag;87(8):731) efectuaron un estudio longitudinal para estimar el prevalecimiento, la incidencia, distribución  y progreso de la erosión en 622 jóvenes adolescentes (edad media, 11.9 +/- 0.9). La tenían ya un 32,2% y al 1,3 año llegaba al 42,8%. Su presencia en esmalte profundo o dentina aumentó del 1,8% al 13,3%. Se planteó la hipótesis de que la padecerían más los varones que las mujeres. Al principio no había diferencias, mientras que al 1,5 a, eran más los varones con erosión. Quienes no la tenían, la sufrieron en ese lapso en un 24,2 %. El progreso en número y profundidad fue del 61%. Predominaron las caras oclusales, sobre todo la cúspide mesiovestibular, y las caras palatinas de los dientes anteriores.

 

Juventud protegida...   ... es lo que deseamos nosotros y también Matalon V, Brin I, Moskovitz M y Ram D (Dent Traumatol  2008 ag;24(4):462), allá en Israel, o donde sea. Pero ¿cumplen los jóvenes con el uso del protector? Les dieron gratis protectores bucales a 80 niños y adolescentes de la clínica de la Hadassah School of Dental Medicine. Al año, contestaron 69, ellos con sus padres, una encuesta para medir su cumplimiento y su comodidad. Tomaron en cuenta edad, sexo, edad y educación paterna, cantidad de hermanos, posición del niño en la familia, estado socioeconómico y viejos traumatismos propios o en la familia. Hubo un 29% que nunca usó el protector, un 32% a veces, un 15,9% cuando lo creyeron necesario al comienzo y al mes abandonaron y un 23,2% lo usó siempre que correspondía. El 68% lo tenía todavía al año, 44,9% respondió que no lo usaba por olvidarse, un 42% no lo usó porque no era cómodo. De los padres, un 79% no sabía de la existencia de los protectores previamente. Ni se lo había sugerido su dentista (47%), o sabían pero era caro (20,8%) o porque no gastarían en algo que el hijo no habría de usar (39.6%). Los varones estaban más cómodos usándolo que las niñas. Cuanto menor la edad y cuanto más tarde en orden de nacimiento, más probable era que perdiera el protector.

 

PERIODONCIA

 

¿Y usted qué opina?...   ...sobre la relación entre nutrición y estado periodontal, que es lo que pretendieron averiguar S. A. M. Kelly y P. J. Moynihan (British Dental Journal 205, E9, 25 julio 2008) entre odontólogos generales e higienistas del R. U. mediante un cuestionario enviado junto con la revista y el boletín de la BDA. Incluía sobre prepago. Completaron 879 cuestionarios. Un 69% opinó que la nutrición tiene un papel en el estado periodontal y un 70& señaló como muy importante la vitamina C, las frutas y vegetales  un 64% y las vitaminas antioxidantes un 45%. Recomendaban suplementos minerales y multivitamínicos en un 37% y la vitamina C fue el más popular, 30%. Se notó cierta inseguridad sobre la evidencia existente. Surgió que es necesario aumentar la conciencia sobre el estado actual de la evidencia en cuanto al papel de la nutrición en el mantenimiento de la salud periodontal.

 

Resultados del uso del hilo  en mellizos: análisis molecular de la microflora interproximal...   Patricia M.A. Corby et al (J Periodontol 2008;  79: 1426–1433), en la New York University, efectuaron en 51 pares de mellizos (12 a 21 a), un estudio controlado doble ciego, aleatorio, con 2 semanas en las que uno de cada par de mellizos hizo cepillado solo, con pasta, y el otro agregó hilo dental. Al término, las bacterias patógenas periodontales y cariógenas abundaban en el grupo que no usó hilo con respecto del otro (Treponema denticola, Porphyromonas gingivalis, Tannerella forsythia, Prevotella intermedia, Aggregatibacter actinomycetemcomitans (ex Actinobacillus actinomycetemcomitans), y Streptococcus mutans. En cambio, en quienes usaron el hilo, abundaban las bacterias que no aparecen como causantes de periodontitis o caries. También importó el cepillado de la lengua. Los AA declararon: 'Nuestro estudio mostró que la combinación de cepillado de diente y lengua más uso del hilo tiene un significativo efecto en la supresión de los patógenos periodontales y cariogénicos.”.

El Dr Kenneth Kornman, editor del Journal of Periodontology, comentó: 'Tlos mellizos suelen compartir factores similares como hábitos dietarios y de salud y vida, así como la  genpetica. En este caso la única diferencia fue el uso del hilo y el resulyado fue significativo'. Esto contra lo que suelen pensar los pacientes de que no sirve para nada, agregó la Dra Susan Karabin, presidenta de la American Association of Periodontology

 

 

PREVENCIÓN

 

Mal aliento

LEÍMOS...
Todo el mundo, absolutamente todo el mundo, tiene mal aliento,  aliento fuerte o aliento que no es perfumado ni  atractivo.
Una (1) de cada cuatro (4) personas tienen mal aliento evidente. Casi siempre su problema está en la boca.
PERO otras dos (2) de cada cuatro (4) tienen aliento fuerte, el de la mañana, el del cigarrillo, el del café, el del ajo y la cebolla, o, simplemente, el de no cumplir estrictamente con las reglas de buena salud y de buenas costumbres.
La cuarta persona no tiene ni mal aliento ni aliento fuerte, ¿pero lo tiene siempre perfumado, da siempre gusto sentirlo?

El buen aliento suele indicar buena salud bucal y, además, agrada, atrae y muestra respeto por los interlocutores. Cuando se está muy cerca esto es evidente.

¿Se aparta la gente cuando usted comienza a hablar?

¿Le dan bien vuelta la mejilla cuando va a darles un beso de saludo?

Pruebe a pasar la lengua por el lado interno de la muñeca, deje secar la saliva y huela; si huele mal, también su aliento.

O si hay una persona muy amiga confiable, pídale como favor que le diga la verdad sobre su aliento.

No basta con no tener los gases repelentes que miden los aparatos y tests, hay que provocar el agrado de la persona con quien se conversa, cualquiera que sea el fin de esa charla. Un beso profundo NO transmite el mal aliento.

 

¿Qué hace falta?

 

Punto de partida inevitable para el restablecimiento y mantenimiento del buen aliento será siempre

la regularidad en el cepillado dental,

el uso del hilo dental,

la limpieza de la lengua y

la visita frecuente al dentista.

Hay mucho más que decir, pero nada sustituye y todo complementa el punto de partida básico. No siga leyendo si no podrá cumplir al pie de la letra con este abecé del buen aliento. Deberá ser un hábito para toda la vida.

Olvide al dentista que no reconoció su falta de buen aliento o la descalificó. Usted tiene derecho a tener buen aliento, como a tener dentadura sana y hermosa. Y no es difícil, salvo por la constancia que exige.

El mal aliento es tan común como desagradable y reduce la confianza de la persona en su vida de relación personal, laboral y social y disminuye su potencial de éxito.

Cuando decida visitar al dentista, durante unos días lleve un diario de absolutamente todo lo que ingiere en el día, medicamentos incluidos.

El mal aliento matutino tiende a desaparecer, pero persiste en las personas con verdadera halitosis. A éstos no se les pasa ni con breves cepillados o buches, ni a veces con la comida.

 

 

PRÓTESIS

 

Retención del irreversible...    Al-Athel MS (J Contemp Dent Pract  2008 sep 1;9(6):57) elaboraron 240 placas de acrílico para cubetas autopolimerizable y otras tantas de resina compuesta fotopolimerizada; la mitad de cada material fue polimerizada contra cera para placas y la otra mitad contra hoja de estaño.  Las hechas sobre cera fueron tratadas así: 1. control, sin nada; 2. perforadas; 3. pintadas con adhesivo, y 4. perforadas y pintadas. Lo mismo, con las hechas sobre hoja metálica. Mezclaron y utilizaron un material de impresión hidrocoloide irreversible y lo dejaron fraguar 5 minutos. Con ambos materiales, la fuerza adhesiva fue mayor con el grupo 4 (perforado y pintado). El mejor de los resultados se obtuvo con las cubetas de resina compuesta, hechas sobre metal, perforadas y pintadas.

 

Los contactos son importantes...   Watamoto T (J Dent  2008 sep 12) investigaron en 19 adultos la influencia de los contactos proximales y oclusales de coronas únicas (con forma anatómica, con cara oclusal plana y con contactos y con cara oclusal plana y sin contactos) ejercida sobre la suavidad de los movimientos masticatorios. Todas restauraban los contactos proximales y fueron cementadas con cemento provisorio. A la semana, registraron la trayectoria mandibular mascando goma, con los ritmos masticatorios y picos de velocidad. El movimiento masticatorio más prolijo se produjo en las personas con corona inferior que en los portadores de superior. Resultó evidente la menor variabilidad de los movimientos masticatorios y se confirmó la importancia de los contactos correctos.

 

El perno muñón...   ....según el British Dental Journal (205, 257, 2008) alcanza mejores resultados si está dotado de una férrula. Mientras tanto, Cao J, Wang SA, Tang BH (Hua Xi Kou Qiang Yi Xue Za Zhi. 2008 ag;26(4):374) investigaron la intensidad y distribución de los esfuerzos en la dentina de dientes intactos con endodoncia (segundos premolares mandibulares) con diferentes restauraciones: 1.  corona entera directa: 2. corona entera tras rellenar la cavidad perforada con resina; 3. perno muñón de niquel cromo (NiCr) más corona entera; 4. perno muñón de fibra más corona entera. Concluyeron que comparado con el perno muñón de niquel cromo, el de fibra es más apropiado de los materiales. En casos con suficiente tejido coronario, no es necesario el perno y basta con llenar la cavidad con resina más la corona.

 

 

TERAPÉUTICA

 

Dolor bucofacial crónico...   Foreman PA (N Z Dent J  2008 jun;104(2):44) sostiene que, pese a que la mayor parte del dolor bucofacial se origina en la cavidad bucal y tejidos anexos, la neurofisiología ha mostrado que transmisiones nociceptivas aferentes convergentes provenientes de fuentes extrabucales no trigeminales pueden entrar en el sistema trigeminal. Esto puede  confundir el diagnóstico presentándose (o contribuyendo) como dolores dentarios, sinusales, temporomandibulares y de otras áreas de cabeza y cuello. Los diagnósticos incorrectos pueden conducir a procedimientos inapropiados o invasores, creando con ello nuevos problemas. Se han visto muchos pacientes dentales  enviados a clínicas multidisciplinarias, muchas veces de años de intentos fracasados de manejo del dolor sin el diagnóstico preciso. La máxima "sin correcto diagnóstico, no puede haber pronóstico" fue enfatizada repetidamente por el Profesor Richard Kroening, ex Director del Centro de Manejo del Dolor de la UCLA.

El Centro similar de la USC tocó el tema (Using oral medications, infusions and injections for differential diagnosis of orofacial pain Ram S, Kumar SK, Clark GT. J Calif Dent Assoc  2006 ag;34(8):645) para señalar que hay una rápida evolución, que es todo un desafío, en el manejo del dolor originado en las estructuras neurogénicas, óseas, musculares o vasculares de cabeza y cuello. El reto está en el diagnóstico preciso, difícil de diferencias en muchas situaciones clínicas. El dolor no es visible, ni mensurable y no siempre es localizable en el espacio y obliga a confiar en la descripción del paciente sobre el tipo, duración y ubicación. Ningún progreso médico, de los muchos producidos, servirá de nada, sin un diagnóstico exacto. Aunque varias pruebas de diagnóstico desarrolladas no son 100% exactas, pueden servir: las medicaciones tópicas, anestésicas y antiinflamatorias; las medicaciones por boca, como relajantes musculares y antiinflamatorios; las inyecciones, como anestésicos locales y corticosteroides, y refrigerantes manejan el dolor y ayudan a diferenciar su origen. En casos especiales, las medicaciones tipo triptanos, carbamazepina e indometacina pueden ayudar pueden confirmar hemicráneas, neuralgias o jaquecas punzantes. En este plano, contribuyen al diagnóstico las infusiones intravenosas de lidocaína, morfina y ketamina ayudando a probar la respuesta a analgésicos y al dextrometorfano bucal.

T. Renton (British Dental Journal 205, 140, 9 ag 2008) se preguntaba si es posible el diagnóstico precoz del dolor bucofacial inexplicable, para así evitar procedimientos invasores cruentos e innecesarios. Se puede hacer la derivación a tiempo, sin necesidad de consultas múltiples. De acuerdo con cuestionarios y exámenes clínicos que desconocían las respuestas previas, Renton observó que los sujetos ubicados en el grupo de dolor inexplicado habían manifestado las siguientes características de su padecimiento: dolor molesto, machacante, resonante; o que empero con el estrés; o cuya ubicación no se define, o si es persistente o crónico, si incapacita, exige múltiples consultas o se presenta con otros problemas como bruxismo y otros síntomas no explicados.

En el mismo número del BDJ, D. W. McNeil y B. N. Kyle advirtieron que la ansiedad puede declarar más dolor en casos de anestesias locales. Es útil saber cómo fueron las experiencias anteriores, usar anestesia tópica previa y dejar la para el final la inyección dolorosa (palatina, p ej) [Éste no es el lugar, pero todo colega conoce maneras de manejar estos factores]

Una luz apareció en el número siguiente del British Dental Journal (205, 193,  23 agosto, 2008), donde se afirma que la toxina botulínica puede aliviar el dolor crónico facial.

 

 

General del ejército de salivación, Dr.Irwin D. Mandel, armado contra el mal aliento

 

El llamado General del Ejército de Salivación, Dr.Irwin D. Mandel, armado contra el mal aliento con una enorme sapiencia, voluntad de servicio y amor a la profesión, entre sus muchas tareas incluyó la de elevar el papel del odontólogo dentro de la sociedad mediante la educación del soberano y recolectando material escrito y audiovisual que contribuyera a ese fin.

Hace un año, Irwin D. Mandel, camada 1945, Profesor Emérito en odontología, recibió el premio a la trayectoria del  Colegio de Medicina Dental por una vida activa y provechosa, entre otras cosas, como Director del primer Departamento de Odontología Preventiva (1971), Decano Asociado para la Investigación y Profesor Emérito desde 1992. En ese trayecto probó su interés en la investigación de caries, enfermedcad periodontal, odontología preventiva, saliva y las relaciones de la saliva con las enfermedades bucales y generales. Todo en una Facultad que él consideró “un segundo hogar durante 50 años.”

En febrero de este mismo año, Consumer Reports on Health le dedicó un artículo denominado A Dental Hero (Un héroe odontológico), a quien dedicó múltiples columnas a aconsejar al consumidor sobre mal aliento, temores, boca seca, flúor o cuál es un buen cepillo. Es por su dedicación al estudio de la saliva y su importancia que, con afecto, sus colegas de la U de Nueva york lo llamaron  “General del Ejército de Salivación” por poner el mismo entusiasmo que los miembros del E de Salvación.

Mandel fue asesor en odontología preventiva de la NASA en el proyecto de misión tripulada a Marte.

Hace 10 años, publicó un artículo en la línea de mi El diente secreto (que con seguridad no conocía) y que transcribo algo resumido y sin incluir los textos que ya cité en mi libro.

 

Imagen de la Odontología en la Cultura Contemporánea

(Publicado en Journal of the American Dental Association, mayo, 1998)

La imagen de una sonrisa perfecta se está convirtiendo rápidamente en un icono de la sociedad estadounidense. Dientes parejos, blancos, relucientes, asentados en encías rosadas y firmes, algo que antes estaba reservado a los usuarios de dentaduras postizas y a las estrellas de Hollywood con sus jackets Ahora se convierto en el sello de una sociedad pudiente, que invade todos los medios y es requisito básico para cualquier presentación en público.  Y el New York Times Magazine, número especial sobre How The World Sees Us (Cómo nos ve el mundo), comienza así: "Tecnología y otros progresos. Nuestros dientes parejos, brillantes, ortodontizados en ordenadas filas  blancas, son la envidia del mundo."

La contraparte estaría en un libro que incluye Mandel, Cafe Europa: Life After Communism, de Slavenka Drakulic, al que comentó Michiko Kakutani en el New York Times. Dice allí que si hay una imagen que lo invade todo es la de una " nación de malos dientes." La autora, a su regreso tras una visita a USA observó algo que antes nunca había notado: sus amigos, parientes, conocidos y vecinos tenían todos dientes desastrosos. La Sra. Drakulic reconoce que: "los malos dientes son el resultado de los malos dentistas y de la mala alimentación, pero además de una cultura del pensamiento específica, de no verse a sí mismo como un individuo. Lo que necesitamos aquí es una revolución de la autopercepción.."

 Tras la introducción pasa a considerar novelas, cuentos, teatro, cine y TV donde la imagen de la odontología ya no es más la gastadísima de los viejos chistes sobre dentistas – casi tan viejos y tan malos como los de islas desiertas.

Puede preceder su enumeración (recortada) este acápite.

I wrote a song about dental floss but did anyone's teeth get cleaner? Frank Zappa (Escribí una canción sobre el hilo dental, pero ¿obtuvo alguien dientes más blancos? escribió este famoso compositor de música sinfónica y de cámara, músico de rock, cantante, guitarrista, y artista satírico estadounidense).

 

Imágenes de odontología preventiva

Escribe Mandel, en 1998, que hasta hacía unas pocas décadas la imagen pública del dentista era primordialmente la de un extractor de dientes, nada sorprendente. Fue tema favorecido  por  artistas, caricaturistas, humoristas y fotógrafos de todo el mundo. Aunque los dentistas consideraron siempre la prevención y la  higiene bucal, sólo en los últimos tiempos, tras nutrida propaganda, se ha convertido realmente en parte de la percepción pública y diario ritual. Ahora el consejo de los periodistas científicos hablando de odontología es cuidarse de los dentistas “rápidos para sacar” ( "quick on the draw", como los pistoleros del Oeste).

La higiene bucal y sus rituales aparecen con creciente frecuencia en la literatura contemporánea, reflejando a menudo  la involucración personal del escritor. John Updike ha sembrado con sus experiencias toda su obra. [Por eso tiene un gran espacio en El diente secreto. Me parece sobresaliente su cuento "Dentistry and doubt", en: The Same Door: Short Stories. New York: Knopf; 1972 ]Su cuento Tristan and Iseut consiste en una descripción de su visita a una nueva higienista para la limpieza habitual (En: The After Life and Other Stories. New York: Knopf; 1994: 148). Todo es descrito en exquisito detalle. [También hay ricas descripciones en Claudius and Gertrude, tampoco incluido en El diente secreto.]

En su novela S, la narradora Sara Worth, ha dejado New England para unirse a una comuna en Arizona.( S - a novel. New York: Knopf; 1988: 21) Contiene cartas al dentista – para cancelar una cita de limpieza y posponer subsiguientes visitas de  mantenimiento – al mismo tiempo asegura que sigue usando el hilo regularmente, con cinta no encerada, y puntas de goma para masajear las encías para no tener que "¡pasar por toda esa cirugía de nuevo! ¡Una vez fue suficiente!!"

Son prominentes en Rameau's Niece (La sobrina de Rameau) de Cathleen Schine, la odontología preventiva y especialmente la higiene bucal. La relación de la protagonista con su dentista (profesional... y de la otra) se describe así: "Él tiernamente le entregaba muestras de hilo dental, como si fuera la  hostia y él profeta de un poderoso dios. Le reprochó sus pasadas agresiones contra sus dientes y, peor, sus encías. La alentó con la posibilidad de redención con curetaje trimestral." En este caso, el dentista está lejos de ser insípido – es más bien muy romántico. La escolástica protagonista, Margaret Nathan, lo desea, y lo describe como "hermosamente proporcionado y proselitizante escolasta dentario" ...  " extraordinariamente buen mozo, musculoso sin ser corpulento, su rostro a la vez suave y sensual” ... “una magnífica copia del David." Y hasta tenía un programa de cable sobre odontología.

Phillip Lopate escribió un largo poema, The Dentist's Chair, donde se rebela contra el régimen aconsejado mientras le hacen una profilaxis. [No me apetece traducirlo, caramba, de modo que va tal cual:  "Besides, I feel I've made enough concessions. / Let my teeth fall into rags / I won't become their slaves. And if she nags / me anymore, its tell them what I think of / their profession. / "Fanatical mechanics with their self-righteous airs -- / Anti-communists of the mouth, waging holy wars on plaque, / I wouldn't be surprised if it were all a quack! / and a century from now, some bright Lavoisier / "Will come along and prove / that plaque was an illusion, like phlogiston. / - Calm down, you're begging the question. / It's your reflex perversity you so love."]

En el cuento de A. Barker How I Came West and Why I Stayed, en. The Atlantic Monthly:, de 1991, se lee: Años de agua fluorada, pastas dentales para prevención de caries y ortodoncia hicieron su magia. Más blancos que la nieve, más uniformes que granos de maíz híbrido, más brillantes que Venus, Júpiter, y Marte alineados, con sólo sus dientes ya hubieran mostrado las porristas que eran.

Otro cuento es The Dentist, de Mary Gaitskill, que relata la historia de una mujer – periodista de revistas – obsesionada por el insípido y bondadoso dentista que le extrajo un tercer molar, se ve añorando en casa a su dentista con su centro de entretenimiento.

Una de las pinturas más realistas y eficaces de los dentistas como gente real está en la aclamada novela breve Age of Grief de Jane Smiley. Sus protagonistas, marido y mujer, son dentistas que se conocieron en la escuela dental y comparten la consulta y una familia.

Dentistas y Odontología – Cine y teatro

Dice Mandel que el estereotipo de los dentistas como paradigmas de respetable clase media fue tapado por los papeles exagerados que les asignaron en los medios.En una obra de 1938, Rocket to the Moon (Cohete a la Luna), de Clifford Odets toda la acción transcurre en el consultorio del Dr. Ben Stark, dentista desdichado que se siente limitado por su consulta  general  (una prisión-consultorio para el autor) y por su  insatisfactorio matrimonio. [Igual el primer acto de You never can tell, Bernard Shaw, que sucede en un consultorio]

El hilo dental se está ya insinuando en las películas. en Pretty Woman (Mujer bonita), Julia Roberts hace de prostituta de lujo. Una escena en el baño de su millonario cliente Richard Gere, hace pensar que se va a drogar. En vez, se la ve ocupadísima pasándose hilo por los dientes  -- mejor publicidad en 30 segundos que todos los avisos de Johnson and Johnson en 30 años. En otro filme, Robert Redford y un colega discuten a otro periodista de T.V. y Redford anota que: "No estuvo en la invasión de Grenada -- le coincidió con una impostergable cita con el  periodoncista." Contesta el otro: "Ahora mandan los ‘hiladores’".

[Varios filmes incluyen la temática odontológica. En algunos casos, con gran tomadura de pelo a los antiodontología, como ocurrió en esa hilarante película inglesa Dr Strangelove, donde un loco personaje que desata la guerra nuclear final (Robert Ryan) atribuye todos los males a la fluoración de las aguas. Peter Sellers estuvo genial en los varios papeles que desempeñó en ella.]

El trabajo del Dr. Mandel enumera varios filmes con detalles de cada uno. Daré algunos y omitiré la minucia. Quien esté interesado, seguramente podrá agenciarse los DVD pertinentes.

1.   Sonrisas de New Jersey, con Daniel-Day Lewis (el de Mi pie izquierdo) como un dentista en la Patagonia.

2.    Cautivos, Julie Ormond (1994), dentista de una cárcel, que tiene un romance con un preso.

3.   Flor de cactus, con Walter Matthau como dentista enamoradizo que termina con su vieja asistente, Ingrid Bergman. 

4.   Balzac y la costurerita china (Xiao cai feng)

5.     Charlie y la fábrica de chocolate

6.   El Ratón Pérez (2006, Argentina) 

7.   Reign Over Me (En algún lugar de la memoria), dirigida por Mike Binder y protagonizada por Adam Sandler y Don Cheadle. Éste es un dentista cosmético en la crisis del medio de la vida.

8.   La vida secreta de un dentista, basada en la novela de Smiley arriba mencionada (2002). Dirección: Alan Rudolph

9.   Syndromes and a Century (Sang sattawat) (2006, Thailandia)

10.                     The Whole Nine Yards (Mi vecino el asesino, 2000). Director,Jonathan Lynn. Cuando llega un vecino nuevo, el dentista Nick descubre que es el mafioso  Teduski.

En Televisión:

1.                     "Mr. Monk and the Dentist" (Episode #60, Season 4, en una divertida sátira de Marathon Man, con un dentista que tortura "al detective fallado," el obsesivo-compulsivo Monk.

2.                     Amas de casa desesperadas, 2a y 3a temporada, con un dentista asesino psicótico, obsesivo

3.                     La fea Betty con su ortodoncia y en 2007, con una higienista dental obsesiva, admiradora de Julia Roberts por usar el hilo dental en Pretty Woman

4.                     Lost, en 2007, reveló que el mayor de los sobrevivientes es un dentista.

5.                      Law and Order: Criminal Intent, Episodio #136, 7a temporada, un dentista asesinado falsamente acusado de pedofilia. Adicto al óxido nitroso

                                           VOLVER