mayo 2008

 

CARIES

 

 Caramelos ácidos… R. Davies et al (British Dental Journal 204, E3,2007) consideran que la incorporación al mercado de nuevos caramelos que se distinguen por estar recubiertos por una capa ácida podrían aportar a la capacidad erosiva de las golosinas. Y más en el esmalte deciduo. Lo confirmaron en su estudio del pH (caramelos, osciló de 2,3 a 3,14; jugo, 3,86) y de la acidez neutralizable (caramelos, 9,78-66,9 ml de 0,1 M NaOH;  jugo, 37,1 ml  y hallaron una capacidad erosiva superior a la del jugo de naranja (control, Tropicana).

 

 

Adultos fluorados… Leímos en el British Dental Journal (204, 83, 2008) que se habría confirmado con buena evidencia que el flúor previene las caries en los adultos.

 

 

 Resina mejor que IV… Kervanto-Seppälä S et al (Int J Paediatr Dent  2008 en;18(1):56) compararon la eficacia preventiva de caries de dos modalidades de sellado de fisuras: ionómero vítreo aplicado una vez a la superficie oclusal y sellador de resina fotopolimerizable. Tras 3 años de evaluación aleatorizada a boca dividida, en segundos molares permanentes de 599 niños de 12-16 años finlandeses, midieron la eficacia, el índice de caries y la retención del sellador. La diferencia en el índice fue altamente significativa y, sumando todos los resultados obtenidos, concluyeron que en la prevención de la caries dentinaria con la resina, resellada cuando fue necesario, era más eficaz que una aplicación del IV.

 

Sellando fisuras cariadas…   Hevinga MA et al (J Dent 2007 dic;35(12):909) evaluaron penetración u microfiltración en pequeñas cavidades oclusalesde 128 terceros molares extraídos el efecto sellandor de sistemas adhesivos,  uno  por sí (Teethmate F) y el otro con adhesión adicional (SA primer y Photo Bond), en fisuras cariadas y en diferentes circunstancias contaminantes. Hallaron diferencias de microfiltración entre cariados y sanos. La contaminación con agua se compensó usando un sistema adhesivo. Éste mejoró la eficacia de los selladores colocados después de la contaminación de las caries. Las fisuras sanas mostraron menos microfiltración y major penetración que las cariadas.

 

 

 

CIRUGÍA

 

O seda o ácido poliglicólico…   Sortino F, Lombardo C y Sciacca A (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod  2008 mar;105(3): 5) evasluaron la reacción inflamatoria ocasionada por dos suturas diferentes, seda negra (30) y ácido poliglicólico (25), a los 8 días de realizada la cirugía bucal, en boca de 55 pacientes, de 9-76 a. Todos debieron desinfectar la herida con clorhexidina 0,2%.  La reacción fue menor con el POLI; pero a los 8 dfías ambas suturas fueron consideradas aceptables y la CHX no mejoró nada.

 

Hemodinamia en terceros…   Alemany-Martínez A et al (J Oral Maxillofac Surg 2008 mar;66(3):453) realizaron un estudio prospectivo en 80 personas normotensas (40 y 40, v y m, edad media, 27) en quienes se debía realizar la extracción quirúrgica de los terceros molares. Bajo anestesia local (articaina 4% con adrenalina 1:100.000). controlaron: sistólica (SBP), diastólica (DBP), ritmo cardíaco (HR) y saturación de oxígeno (SaO(2)), ansiedad y grado de dolor experimentado. La ansiedad mayor fue experimentada por las mujeres; los pacientes más ansiosos tuvieron las valores menores de BP y mayores de HR, sin diferencias estadísticas significativas. Las variaciones de BP y HR durante la intervención estuvieron dentro de los límites normales. Los aumentos de SBP y DBP se dieron durante la ostectomía y/o sección dentaria. Los valores inferiores de HR fueron registrados antes de comenzar; los superiores, al incindir y levantar colgajo. No hubo cambios notables en los valores de O2, más bajos al comenzar.

 

 

 

CLÍNICAS

 

Síndrome del mentón insensible…   Smith SF, Blackman G y Hopper C (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod  2008 mar;105(3):e53) consideran que este síndrome, también llamado del labio insensible, es un síntoma bien conocido en oncología. Puede ser una manifestación neurológica no metastásica de una malignidad, a menudo sin patología clínica visible. Presentan el caso de una mujer de 76 años con amplias metástasis de un cáncer de mama. No había sintomatología clínica ni radiológica para su insensibilidad de mentón y labio izquierdos. Presente en la literatura médica, pocas veces aparece en la odontológica.

 

 

Microarrays o chips de ADN…    Con los extraordinarios desarrollos tecnológicos en el campo de la genética, se ha llegado a obtener un chip de ADN (del inglés DNA microarrays), que es una colección de puntos microscópicos de ADN dispuestos en una superficie sólida a la cual se unen (vidrio, plástico e incluso chips de silicio). Los arreglos de ADN son utilizadas para averiguar la expresión de genes, monitorizandose los niveles de miles de ellos de forma simultanea y difieren de otros tipos de disposiciones. Nazmul-Hossain AN, Patel KJ, Rhodus NL, Moser KL (Oral Dis  2008 en;14(1):25) señalan las expectativas creadas por esta tecnología en casi todas las áreas clínicas de la odontología beneficiadas con la medicina nuclear, con diagnósticos más precisos, igual que los monitoreos, y la generación de terapias específicas dirigidas a un objetivo singular. Quien desee conocer más en detalle esta tecnología, puede acudir al texto completo que desarrolla el tema.

 

Diagnostica el OG…   Sardella A et al (J Dent Educ 2007 abr;71(4):487) anotan que de 678 pacientes derivados por problemas de medicina bucal, sólo 305 llegaron acompañados por un diagnóstico clínico, de los cuales 143 provenían de médicos (M), 86 de OG y 76 de médicos con posgrado en odontología (M+O). Más del 50% de los derivadores no fueron capaces de emitir un diagnóstico de la afección de la mucosa bucal. Sólo 122 de los diagnósticos presuntivos coincidieron con el del especialista. Los diagnósticos correctos correspondieron en un 40%  a los OG; 33% a los M y 27% a los M+O.

 

 

 

ENDODONCIA

 

¿Reabsorción interna o externa?...   A. Maini et al (British Dental Journal 204, 135, 2008) anotan que los caninos superiores son, después de los terceros molares, los dientes más retenidos (1-2,5%); por lo general, desplazados hacia palatino. Sus complicaciones incluyen lesiones quísticas o tumorales del folículo dental o, más común, reabsorción de los dientes adyacentes. Se observó esto con una incidencia de 12%6 y 68%4 según la modalidad de diagnóstico y la población La superposición de los dientes genera lo mismo en las radiografías y dificulta el diagnóstico. Por ello, la  Tomografía Computada de Rayo Cónico puede ser beneficiosa en casos seleccionados de reabsorción, para distinguir si es interna o externa.

 

 Endodoncia con sistema nacionalizado…   P. A. Brunton (British Dental Journal (2008, 204, 254) describe la calidad y los resultados de 174 tratamientos endodóncicos en primeros molares permanentes, realizados en su consultorio por odontólogos generales ingleses que trabajan para el NHS, o Servicio Nacional de Salud del RU. Fracasaron pocos (aproximadamente, 1 de cada 37 en el año), sin diferencias significativas por haber sido estimados óptimos o subóptimos por la calidad radiográfica de los tratamientos. Cuando fracasaron, en general fue dentro de los dos primeros años postendodóncicos. De los 67 dientes restaurados con coronas, ninguno fracasó frente a lo ocurrido con las restauraciones plásticas. Una conclusión sería que no es tanta la sensibilidad de la técnica y otra que es más importante la restauración coronaria que el aspecto radiográfico.

 

 

Veremos…   en un futuro número más extensamente el trabajo de A. A. Madarati, D. C. Watts y A. J. E. Qualtrough (British Dental Journal 2008, 204, 241) en el que revén los factores que contribuyen a los accidentes con las limas endodóncicas, aunque afirman que no son frecuentes y que son prevenibles. Suceden pese a las varias mejoras producidas en su calidad y sin señales visibles que anuncien el percance. Se verá asimismo cómo hay técnicas para la remoción de fragmentos fracturados y qué sucede con los trozos que quedan en los conductos.

 

 

 

ESTÉTICA

 

Simplificando…   D. Dietschi (British Dental Journal 204, 181, 2008) comenta que los composites han madurado en la estética de la sonrisa y hasta pueden sustituir la cerámica, si se aplica el concepto simplificado de las capas naturales. Utiliza sólo dos masas básicas, dentina y esmalte, para imitar a la perfección el aspecto natural. Lo recomienda para pacientes jóvenes y después de ortodoncia, donde es imperativa la conservación de los tejidos.

 

Por los ojos…   Peter G. Robinson (British Dental Journal 204, 256, 2008) muestra cómo, ante imágenes fotográficas de sonrisas intactas, cariadas y blanqueadas, entran por los ojos las características personales, ubicándose en estos 4 rasgos: aptitud  social, capacidad intelectual, ajuste psicológico y relaciones  satisfactorias. La presencia de caries determinó valuaciones negativas para las 4 categorías. Los dientes blanqueados dieron los resultados más positivos. Participaron 180 mujeres viendo imágenes femeninas o masculinas modificadas o no, femeninas o masculinas. El aspecto físico tiene un papel clave en las relaciones humanas y la sonrisa son rasgos importantes para determinar la atracción de una cara. La boca es fundamental en las interactuaciones humanas.

 

 

 

GERODONTOLOGÍA

Editorial (ajeno y resumido y adaptado)

 

La muerte no es el gran problema; lo son los años y la discapacidad

 

James P. Newton, director de Gerodontology, inspiró el texto siguiente con un editorial que comenzó con una verdad de a puño: Hay una sola cosa cierta en la vida: que todos en algún momento moriremos. [De otra manera: La vida es una enfermedad que se cura con la muerte.] Aunque nos esforcemos por postergarla lo más posible, el fin llegará siempre de algún modo. Esfuerzo y dinero se perdieron en esto, con alguna consecuencia inadecuada. Ya no se distingue claramente entre vivir y sobrevivir. Partes de nuestro cuerpo pueden morir en distintos momentos y si la muerte cerebral alcanzara a ser reparable, surgirían problemas morales y éticos en cuanto a definir qué son la vida y la muerte. Este mes hay un gran simposio de neurólogos y filósofos para definir la muerte. Hay medios para lograr la supervivencia de una persona siga respirando y latiendo aun con extenso daño cerebral. ¿Es muerte la muerte cerebral? ¿Está muerto aquel cuyo corazón deja de latir?

Por el momento, la ley declara que está muerto quien tiene el cerebro fuera de función irreversiblemente.

Estudios recientes aportan mejor comprensión de los mecanismos de reparación propia del cerebro y que existe un potencial para inducir esto mediante distintas terapias, o trasplante de tejido nervioso regenerado a las áreas dañadas. ¿Pero seguiría siendo la misma persona? ¿Debe definirlo el interesado? ¿O algún árbitro?

La expectativa de vida se viene ampliando año tras año, mientras que la vida sana queda retrasada. Se sobrevive, ¿pero acaso se deja de envejecer? Una predicción de hace 30 años afirmaba que las enfermedades y la vejez pasarían a comprimirse en un período breve previo a la muerte, pero por el momento no está a la vista. Casi lo contrario: hubo un aumento significativo de enfermedades degenerativas como oncológicas, neurológicas  y cardiopáticas, y de crónicas como osteoporosis, diabetes, artritis, sorderas,  cegueras y discapacidades motoras. [Y aún no hemos eliminado las caries ni la enfermedad periodontal.]

Antes uno se moría, ahora sobrevive, con una pobre calidad de vida. La gente podría llegar a vivir 100 años, pero tienen 50% de probabilidades de sufrir alguna demencia antes de morir. Las investigaciones debieran apuntar al proceso de envejecimiento y a las enfermedades de la vejez, no a un mero iontentoi de prolongación. Cada vez se escucha más a personas mayores a quienes preocupa su decaimiento, por encontrarse discapacitados  y por ser una carga para la familia.

Los mencionados posibles dilemas morales se basan sobre dos situaciones posibles, una con gente de vida más larga, con enfermedades crónicas y discapacidades, o la ciencia logra que funcionen bien y por mucho más tiempo. Por lo primero, habrá que tomar decisiones de cómo hacerse cargo la sociedad de mantener esas personas, con calidad de vida, y darles o no la elección de vivir o no, ya contestado por algunos países europeos. ¿Es sostenible tal situación?

Ya han sido debatidos los anticonceptivos, los abortos, la clonación y las células madre. Le toca a la eutanasia, quitando aparatos de supervivencia, optando por no buscar la resucitación y decidiendo la calidad de vida consecutiva. Salteando disquisiciones sobre cómo son los instantes finales, el punto clave giraría en torno del nivel de supervivencia al que uno aspire y la calidad de vida que se logre posterior a los recursos extremos.

[¿Da para pensar, no? Este editorial para médicos es comprensible para cualquiera, aun casi sin estudios, basta con tener corazón, cerebro… y lo que hay que tener. Los odontólogos tenemos nuestro aporte que hacer a la calidad de vida. Apuntemos a ello aumentando nuestro esfuerzo y reduciendo nuestra vanidad.] (Modificado y comentado de Gerodontology 2008; 25: 1–2)

 

IRM y ATM…   Honda K et al (Gerodontology 2008 feb 27 [) utilizaron las imágenes de resonancia magnética para estudiar las relaciones de las alteraciones óseas en la superficie condílea en el desplazamiento del menisco sin reducción de la articulación temporomandibular, y si esas modificaciones limitan los movimientos de disco y cóndilo y producen ruidos articulares. Vieron 28 pacientes por 37 articulaciones diagnosticadas como con alteraciones degenerativas, radiográficamente, y desplazamiento anterior del menisco sin reducción, en quienes recurrieron a la IRM, y clasificaron dos tipos de alteraciones: uno, óseas patológicas (OP), incluyen erosión, osteofitos y deformaciones, y dos, óseas por adaptación (OA), como aplanamiento o concavidad. El movimiento del menisco al cóndilo fue menor en el grupo OP que en el OA, cualquiera que fuera su configuración, aunque no hubo diferencias significativas de los dos grupos en la posición del menisco al cerrar la boca. Observaron ruidos articulares de frecuencia más elevada en el grupo OP.

 

Nutrición y salud bucal del geronte…   Andrade FB et al  (Gerodontology. 2008 feb 19) tomaron 816 gerontes (60 o más) a quienes efectuaron el examen bucal y los dividieron en grupos según su cantidad de dientes, y de molares en oclusión por pares. Establecieron su estado nutricional. Hallaron un índice CAO elevado con el factor Ausentes responsable del 88,8% de ese índice. Hallaron diferencias significativas entre el promedio de la ingesta y la cantidad de pares en oclusión, naturales. Puede decirse que existe una asociación entre la ingesta nuriente y el  estado de salud bucal.

 

 

 

IMPLANTOLOGÍA

 

Implantes más removibles…   Verri FR et al (Implant Dent 2007 sept; 16(3):270) evaluaron la influencia del largo y del diámetro de implantes bajo removible de extensión distal. Utilizaron seis modelos hemimandibulares con presencia de canino y primer premolar inferiores izquierdos, con estas diferencias: a – sin removible; b – con removible sólo; c y d – removibles más implantes de 3,75 mm y distinto grosor;  e y f – removible más implantes de 5 mm y distinto grosor. Aplicaron idéntica carga a todos. Observaron que la incorporación del implante en el extremo reducía la sobrecarga generada en su ausencia. Y mayor era la reducción a mayor largo y mayor. ancho. El mayor diámetro no influía sobre los valores de desplazamiento. En fin, es conveniente usar los implantes más largos y más anchos posibles bajo las prótesis parciales removibles.

 

Reconstrucción por distracción…   Lee HJ, Ahn MR y Sohn DS (Implant Dent 2007 sep;16(3):227) encararon el desafío que para los cirujanos representa la reconstrucción del maxilar superior, zona anterior afectada por trauma, con gran pérdida de dientes y hueso. Esto por la dificultad para el cierre de la herida con los tejidos blandos suprayacentes deficientes o adheridos por cicatrización, lo que no permite el uso de sutura sin tensión sobre un injerto óseo.  La osteogénesis por distracción piezoeléctrica provee un método para recuperar tejido duro y blando a la vez sin injerto alguno. Después se colocan los implantes.

 

 

 

MATERIALES

 

Alergia a la goma natural…   Leímos en el N Z Dent J (2007 dic;103(4):101) que la alergia al látex natural es un problema clínico serio que tiene posibles complicaciones muy riesgosas. Es importante contar con sustitutos apropiados.

Prótesis parciales adheridas…   En una revisión de la literatura (J Can Dent Assoc. 2007 dic;73(10):933-8), se observó que la causa principal de fracaso de parciales adheridas era el despegamiento del esqueleto de sus pilares. La clave para evitarlo sería elegir dientes no móviles, metal apropiadoy técnica de adhesión efectiva. Los pónticos a extensión y las uniones no rígidas podrían reducir los despegamientos. Se pueden realizar para 1 o 2 dientes, anteriores o posteriores. En conclusión, la supervivencia no es tan elevada como con los puentes convencionales

 

Dermatitis peribucal post amalgama…   Guarneri F y Marini H (ScientificWorldJournal 2008 feb 6;8:157) observaron DP en una niña de 12 años, tras habérsele efectuado una serie de restauraciones con amalgama. Como consideran que la etiopatogenia es desconocida y el tratamiento médico difícil, proponen que una inflamación neurogénica podría tener un papel importante en la patogenia de varias enfermedades cutáneas. Un caso similar, pudo estar relacionado con una involucración del sistema colinérgico. En éste también pudo haber una relación con el mercurio de las restauraciones y/o con compuesto orgánicos formados por bacterias bucales o intestinales. Es un aporte a la relación posible entre DP y neuroinmunodermatología.

 

 

 

MISCELÁNEAS

 

     Etnofarmacología…:    De Scott G, Hewett ML (J Ethnopharmacol  2007 oct 23) tomamos unos conceptos que a muchos de nuestros lectores les pueden interesar como para ir a las fuentes. A los otros lectores les contamos que en archivos de la Compañía Holandesa para las Indias Orientales en el Cabo existe información etnomédica no explorada de aplicación potencial en el cuidado de la salud y producción de nuevos fármacos. Los primeros habitantes de Sudáfrica fueron los Khoi-Khoi y San, de amplios conocimientos etnomédicos basados sobre plantas indígenas, transmitidos por vía oral. Esta situación facilita la pérdida de esa cultura Khoi-San que proviene de hace 350 años sería lamentable. Hay registros escritos en Inglaterra que llegan sólo hasta 1800, pero el A revisó archivos de la Compañía que van hasta 1650, los que incluyen informes de exploraciones, trabajos publicados y otro material  que demuestra el interés por conservar todo ese conocimiento, al que puede acceder el lector en la fuente citada.

Pensar que la ciencia, un producto social y cultural singular, es propio de la cultura occidental, es un grave error. Hay que empezar a asumir sin reservas la presencia en todas las sociedades, de cualquier época y lugar, de conocimientos y prácticas relativas a la salud y a la enfermedad. Tanto en el pasado, como en el presente, se produce un traspaso de información que puede llegar a ser beneficioso para todos.

 El mestizaje cultural en etnofarmacología abarca de los saberes indígenas a los científicos, sin que éste pretenda ser unidireccional, es decir, de lo indígena a lo científico y no desde lo científico a lo indígena. Por tanto, se pretende que la palabra “mestizaje” cobre el máximo protagonismo Entre los objetivos que se han de perseguir está el de establecer, siempre desde un punto de vista crítico, un modelo de comunicación e intercambio entre los países desarrollados y los países en desarrollo en lo que concierne al uso de remedios naturales con el fin de promover la salud pública. Se debe cartografiar el estado actual de los estudios científicos sobre las propiedades medicinales de las plantas que utilizan los pueblos indígenas así como de las plantas de uso popular en Europa; trazar la situación actual de la catalogación de las floras indígenas y populares; estudiar las posibilidades de explotación, por parte de las ONG, de los productos naturales curativos de cada región del planeta; y continuar el estudio de los aspectos legislativos en cada país de la Unión Europea en lo que se refiere al control de la seguridad y la eficacia, la venta y el consumo de los productos fitoterápicos. Hay que respetar el espíritu con el que surgió la etnofarmacología, es decir, que se realicen los estudios desde las más diversas disciplinas implicadas como son la botánica, la farmacología, la antropología, la historia, la química, la medicina, la farmacia, etc., con el fin de evitar acercamientos reduccionistas desde cualquiera de las ciencias. Jacques Fleurentin. Presidente de la Société Française d’Ethnopharmacologie. Dijo:.”La verdadera y triste historia de la investigación de la flora usada en las medicinas indígenas de la América Latina (donde se dice lo que pasó 25 años después de escuchar los “cuentos” de la OMS), debe ser publicada.

 

 

 

ODONTOPEDIATRÍA

 

Farmacología del trastorno de la atención..  Kerins CA et al (Pediatr Dent 2007 dic;29(6):507) efectuaron una encuesta entre 343 dentistas tejanos para conocer cómo encaraban los trastornos de la atención/hiperactividad de su pacientes pediátricos  y qué proporción de éstos tenían. El 54% contestó que usaba el óxido nitroso con mayor frecuencia; pero hallaban como la más efectiva la combinación demerol/ prometazina/ oxido nitroso. Opinaron que el número de estos niños estaba en aumento y conocían las formas de manejarlos.

 

 

Uso de coronas de acero…  Kowolik J, Kozlowski D y Jones JE (J Indiana Dent Assoc 2007 verano;86(2):16) distribuyeron 200 cuestionarios a los dentistas “indianos” y concluyeron que las coronas de acero están siendo subutilizadas por los odontólogos generales. Pese a que Seale las ha recomendado  como la más exitosa restauración en niños con alto índice de caries

 

Mantenedores de mecánico…   Fathian M, Kennedy DB y Nouri MR (Pediatr Dent 2007 dic;29(6):500) revisaron los mantenedores para 235 niños realizados por mecánicos para un dentista desde enero de 1997 hasta diciembre de 1003 y seguidos hasta diciembre de 2005. Hallaron 93 éxitos; 110 seguían en servicio; y 104 eran reconocidos fracasos (con un 33% ya no más necesarios; clínicamente exitosos), entendiendo por tales: (1) pérdida de cementación (62%); (2) rotura de la soldadura; (3) bandas rotas; (4) interferencia en la erupción; (5) alambre doblado; (6) pérdida completa (13%); o (7) no especificado. Rehicieron 13. Se descementaban más las bandas que las coronas. La supervivencia media fue de 26-27 meses. Con estas consideraciones, estimaron que un total de 63% duraron su vida prevista o estaba en  uso.

 

 

 

    OPERATORIA

 

 

Clase I y cómo restaurarla…   Félix SA et al (Oper Dent  2007 dic;32(6):602) tallaron 60 cavidades grandes estandarizadas de Clase I en terceros molares recién extraídos, aleatoriamente asignados a uno de 5 grupos, según la técnica de restauración, todos con adhesivo autograbador y composite Tetric Ceram: G1 – incremental (4 capas oblicuas); G2 – composite fluido y inserción global; G3 – global sola; G4 – cónica ligera, y G5 – control, con Sngle Bond (adhesivo de grabado total) e incrementos. La mayor resistencia adhesiva y de las paredes cavitarias  fue alcanzada con la técnica incremental, con cualquier adhesivo usado. Tampoco hubo diferencias significativas por profundidad cavitaria, salvo al usar el adhesivo de grabado total.

Clase II y cómo restaurarla…   Ishikiriama SK et al (Oper Dent  2007 dic;32(6):564) tallaron cavidades grandes estandarizadas de Clase II (MOD) con margen gingival en cemento y con tres tipos diferentes de retención adicional en proximal en 40 molares extraídos. Cuatro grupos: G1 – sin retención; G2 – surcos verticales en las paredes vestibular y lingual; G3 – “pozos” en la pared gingival, y G4 – surcos horizontales en la pared gingival. Para todos usaron resina compuesta QuiXfil, Dentsply, y agente adhesivo Prime Bond NT. Los grupos con retención adicional (G2, G3 y G4) formaron menos brechas que el control. Similar resultado dio la microfiltración. Los grupos G2 y G3 presentaron incrementos de las brechas después de cargarlos, excepto el G4. Éste fue el que dio los mejores resultados en ambos parámetros.

 

 

 

PATOLOGÍA

 

Estomatitis aftosa recidivante y alimentación del bebé…   McCullough MJ et al (J Oral Pathol Med 2007 nov;36(10):615) señalaron 143 rasgos específicos de la EAR en 528 pacientes consecutivos vistos en una clínica especializada en el RU. Fueron muchos más los varones afectados y más jóvenes. Hallaron correlaciones entre EAR y trauma, estrés, no fumar, historia familiar y lactancia normal. Concluyeron que hay bases para sostener la vieja opinión sobre la EAR, como la edad inicial temprana, el estrés y las alteraciones hormonales, añadiendo la menor incidencia asociada a la lactancia con pecho  materno.

 

Granulomatosis bucofacial…   Tilakaratne WM, Freysdottir J y Fortune F (J Oral Pathol Med 2008 Apr;37(4):191) señalan que la granulomatosis bucofacial es una enfermedad poco común y que hasta fue discutida su nomenclatura. Pese a los diversos agentes etiológicos propuestos: sustancias alimentarias, aditivos alimentarios, materiales dentales y varios agentes microbiológicos aún eswtá por dilucidar el tema. La reacción de hipersensibilidad demoraba parece desempeñar un papel significativo, aunque la cantidad exacta de antígeno que induce la reacción inmunológica varía con cada paciente. Es escasa la evidencia de una predisposición genética. El mecanismo subyacente inmunológico parece similar al de la enfermedad de Crohn. Proponen el uso de la denominación “granulomatosis bucofacial idiopática” para la afección restringida a la cavidad bucal.

 

 

PERIODONCIA

 

Tartrectomía parcial o total en la periodontitis crónica…   Gerhild U. Knöfler et al (Journal of Periodontology 2007, 78,  11, P 2135) estiman que se obtiene el mismo resultado efectuando toda la tartrectomía necesaria en una sola sesión como en 2 en casos de periodontitis crónica con profundidad de bolsa   de 4 a 6 mm.  Lo investigaron en 37 personas con PC tratadas con raspaje y pulido (RYP), en 2 cuadrantes, con intervalo de 4 semanas. Ambas maneras dieron mejoras significativas de todos los parámetros.

 

Obesidad y periodontitis…   La obesidad de hombres entre 60 y 70 años se asocia a periodontitis, tomando en cuenta la fuerte influencia (British Dental Journal 204, 83, 2008, enero)

 

Cepillo y placa…   Los cepillos de cerdas blandas troncocónicas y ángulos cruzados son más eficaces contra la placa microbiana y la inflamación gingival (British Dental Journal 204, 83, 2008, enero)

 

 

PREVENCIÓN

 

Salud bucal y no videntes…   Según E. K. Mahoney, N. Kumar y S. R. Porter (British Dental Journal 204, 63,2008), está aumentando la incidencia de discapacidad visual en el Reino Unido, por enfermedades locales y sistémicas, por la mayor edad de la población y por los progresos médicos en otros campos. Pero poco se sabe de las necesidades bucales de estas personas. Como otros discapacitados, tienden a buscar ayuda profesional sólo por dolor. Puede haber un efecto negativo sobre la higiene dental, pues suele ser inferior a la de sus pares videntes.

 

Barniz fluorado y…   Grant JS, Roberts MW, Brown WD, Quinoñez RB (J Clin Pediatr Dent  2007 primav;31(3):175) revisaron los archivos de beneficiarios de Medicaid de menos de 3 años atendidos  en la clínica pediátrica de la Univ de Carolina del Norte, durante 31 meses: 1081 visitas y 655 pacientes documentados, igual al 36,6% de los niños de 6-36 m vistos en ese tiempo. Al 38% se lo vio y aplicó barniz fluorado, se asesoró a los padres y se les revisó la boca; 29 niños (4,4%)  tenían uno o más dientes cariados y 94 fueron derivados a odontología (14,1%). El barniz no fue aplicado por personal odontológico. Esta iniciativa de prevención bucal en niños necesitados justificó el costo y l a viabilidad, financiera de la clínica.

 

 

PRÓTESIS

 

Coronas telescópicas…   Wöstmann B ey al  (J Dent  2007 dic;35(12):939) revisaron la supervivencia a largo plazo de 554 prótesis parciales removibles retenidas con coronas telescópicas (PRCT) y los factores determinantes. Fueron 463 pacientes con 1758 coronas telescópicas atendidos entre 1995 y 2004. En el período medio de 5.3+/-2.9 a, un 4,7% de las PRCT había dejado de funcionar y un 3,8% de los dientes pilares había sido extraído. Se calculó una probabilidad de supervivencia a 5 años del 95,1% para las PRCT y del 95% para los pilares. Ninguna PRCT de 4 o m+as pilares tuvo que ser reemplazada. La conclusión podría ser que influye mucho la cantidad de pilares utilizados y el minucioso cuidado posterior, y que la pérdida de cementación (20,6%) y problemas con las carillas (26,9%) alcanzó un número significativo no puso en riesgo el éxito a largo plazo de las prótesis.

 

Pronóstico de removibles…   Leles CR et al (J Oral Rehábil  2008 feb 16) procuraron diseñar un instrumento que fuera adecuado para medir la percepción que las personas tienen de un posible tratamiento con parciales removibles y completas, con la influencia de las variables clínica y sociodemográfica. Usando una recolección de datos de dos fases (forma abierta y cerrada), generaron una escala que incluía 41 declaraciones para medir la percepción de la persona con 5 puntos: 1 – gran desacuerdo; 2 – desacuerdo; 3 – neutral; 4 – acuerdo; 5 – muy de acuerdo. Entrevistaron 126 personas parcial o totalmente edéntulas, de una edad media de 51,8 años, 74% mujeres. Surgió que los pacientes tendían a aceptar las propuestas afirmativas. Su percepción se mostró influida por edad, sexo, brechas dentarias y uso de prótesis. Los mayores, las mujeres, quienes tenían menos dientes y los que contaban con experiencia previa tenían una percepción mejor de los beneficios y riesgos de la prótesis.

 

SALUD

 

Cardiopatías coronarias…   Sakurai K et al (Int Heart J  2007 nov;48(6):663) evaluaron la posible asociación de la periodontitis y los patógenos periodontales, particularmente el Actinobacillis actinomycetemcomitans, incluidos los factores inmunológicos, con el desarrollo de problemas coronarios, sobre todo el síndrome agudo. En 28 pacientes con cardiopatías (15, aguda -A; 13, crónica - C) efectuaron angiografía coronaria, examen periodontal, y radiografías. En placa subgingival, saliva, y sangre investigaron los periodontopatógenos Actinobacillus actinomycetemcomitans, Porphyromonas gingivalis, Tannerella forsythensis, Treponema denticola, y Prevotella intermedia. Hallaron que el 33% de los pacientes A (5/15) albergaban A. actinomycetemcomitans en boca, mientras que no los había (0/13) en los crónicos. Además, los A mostraron significativamente mayores títulos de IgG para el A. actinomycetemcomitansque los crónicos. Los primeros también tenían mayor pérdida ósea y de dientes, aunque no estadísticamente significativas.

Boca y pulmones…   El Dr Amir Azarpazhooh (Evidence-Based Dentistry, 2007, 8, 116. )  revisó el trabajo de Ian Needleman y Nicholas Hirsch (Systematic review of the association between respiratory diseases and oral health. J Periodontol 2006; 77:1465–482), con la conclusión de que existe evidencia adecuada de una asociación entre neumonía y salud bucal, evidencia pobre de una asociación débil entre enfermedad pulmonar obstructiva crónica y salud bucal, y evidencia satisfactoria de que una buena higiene bucal y visitas periódicas al dentista reducen el progreso o la aparición de enfermedades respiratorias en ancianos de alto riesgo, especialmente los internados en terapia intensiva.

 

Boca y diálisis…   Cengiz MI, Bal S, Gökçay S y Cengiz K (J Periodontol 2007 oct;78(10):1926) investigaron los posibles efectos adversos de la periodontitis sobre 110 pacientes en diálisis peritoneal ambulatoria continua (PDAC). Además de los parámetros periodontales, incluyeronmarcadores de nutrición e inflamación y factores de riesgo arterioesclerótico. El 85% mostraba mala salud bucal, con enfermedad periodontal. La edad y una diálisis prolongada se asociaban a la gravedad de la periodontitis, como así los parámetros de malnutrición, inflamación y ateroesclerosis. La edad, el nivel de albúmina y la duración de la diálisis estaban independientemente asociados a la gravedad de la periodontitis en estos PDAC.

 

¿No más profilaxis antimicrobiana?...  M. V. Martin (British Dental Journal 204, 107, 2008) anota que, en 2005, un equipo de trabajo de la Sociedad Británica de Quimioterapia Antimicrobiana (SBQA), sobre la base de la evidencia reunida, estimó que no estaba justificada la profilaxis por el riesgo de endocarditis infecciosa (EI). Consideraron que la abolición total de los lineamientos corrientes sería demasiado drástica y que sólo ciertos pacientes eran recomendables para recibir profilaxis  antimicrobiana (PA). Dada la controversia surgida, la evidencia fue enviada al National Institute for Clinical Excellence (NICE), que publicó sus conclusiones, no sólo para la odontología sino también para otras intervenciones quirúrgicas en 2007.

 

El papel de las bacteriemias en la patogenia de las EI, por procedimientos odontológicos y actividades normales, como cepillarfse los dientes, fue considerado por NICE más el trabajo seminal de Roberts, para concluir que es improbable que una EI sea causada por ningún procedimiento dental aislado; pero puede ocurrir en cualquier momento en individuos de riesgo sin que haya habido acción alguna. Al mismo tiempo, NICE reconoció el papel esencial del tratamiento odontológico en la conservación de la salud en los pacientes en riesgo. No ha sido probado ni tiene sostén científico el supuesto lazo entre la odontología y la EI.

NICE informó que no hay evidencia científica que justifique la PA como reduciendo bacteriemias, pero puede reducir su detección. Igual con los buches de clorhexidina. No debiera usarse CHX ni PA como norma. El ahorro de complicaciones mediante la amoxicilina no está relacionado y se puede decir que los efectos adversos de ese antibiótico superan con creces sus beneficios.

Esto podría poner fin a la litigiosidad por supuesta relación entre tratamientos y EI. Sólo será difícil de explicar a pacientes acostumbrados a procedimientos opuestos a estas conclusiones de sólida autoridad.

 

 

TERAPÉUTICA

 

Ceguera por protóxido…   A. J. Lockwood y Y. F. Yang (British Dental Journal 204, 247, 2008) señalan el riesgo de causar ceguera por al uso de anestesia con protóxido de ázoe (óxido nitroso), cuando el paciente haya sido sometido a una previa cirugía retinaria más inyección intraocular de gas. Esto eleva la presión intraocular, genera desgarros rutinarios y provoca ceguera. Esto ya había sido advertido en USA por la FDA (según informó el JADA (J Am Dent Assoc, 2002, Vol 133, No 11, 1476), al señalar que deben transcurrir por lo menos 6 semanas después de la cirugía. Esa anestesia, habitual en en los consultorios dentales en USA y RU, no lo es tanto en los países hispanoamericanos. Informamos, de paso, que esos pacientes tampoco deben volar (en avión, claro, no por sus propios medios), pues eso también aumenta la presión intraocular.

                             VOLVER