marzo 2005 

PERIODONCIA

Fumando espero… desdentarme…   Lindhe J y colegas de Varmland,  Suecia (Acta Odontol Scand. 2004 ag;62(4):214, tomaron una muestra aleatoria de sus habitantes de 50 años, les hicieron examen clínico y radiográfico bucal completos y lo repitieron a los 10 años en 309 (72%) que eran dentados al comienzo. El 4,1% de los 7101 dientes del principio (en 39% de los pacientes, se perdieron en ese lapso. Más fueron los molares inferiores (7,5%) que los caninos (1,8%). El nivel óseo alveolar varió entre –0,35 mm para los molares inferiores y –0,79 mm para los incisivos inferiores. Los fumadores experimentaron una pérdida ósea mayor que los no fumadores, de entre 20 y 131% según el tipo de diente. En conclusión, la pérdida ósea fue más común en la región molar que en la anterior, mientras que la distribución de la pérdida de nivel óseo fue aleatoria. Los principales factores de riesgo fueron fumar y profundidad de bolsa

El monje y el hábito...   En 28 pacientes, Stavropoulos A, Sculean A y Karring T. (Clin Oral Investig. 2004 ag 3) compararon la eficacia de dos clases de membranas biorreeabsorbibles con Bio-Oss (hueso bovino desproteinizado) como adjunto. Utilizaron, aleatoriamente, ya copolímero ácido poliláctico/poliglicólico, ya una membrana biorreabsorbible colágena, ambas con el Bio-Oss. No hallaron diferencias significativas entre ambos tipos de membranas en los parámetros elegidos. La membrana en sí no parece ser un factor crítico en la RTG para el tratamiento de los defectos óseos con membranas biorreabsorbibles.

Tetralocal...   Se logran mejoras estadísticamente significativas, aunque no clínicamente sustanciales en el tratamiento de la periodontitis crónica cuando se utilización la aplicación local de tetraciclina como auxiliar de la tartrectomía y alisado radicular (Pavia M, Nobile CG, Angelillo IF. J Periodontol 2003; 7:916 Evidence-Based Dentistry (2004) 5, 67).

 

Corazón en juego...   La enfermedad periodontal estaría asociada a un 19% de incremento en el riesgo de futuras enfermedades cardiovasculares. Este incremento del riesgo relativo es más notorio (44%) en personas de menos de 65 años. El incremento del riesgo en la población general es modesto, alrededor del 20%, pero casi el 40% de esa población tiene enfermedad periodontal. Este incremento modesto puede tener un impacto profundo sobre la salud pública (Janket SJ, Baird AE, Chuang SK, Jones JA. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2003; 95:559 Evidence-Based Dentistry (2004) 5, 69)..

PREVENCIÓN

Colutorios...   El Consejo Sueco para la Evaluación Tecnológica de la Atención de la Salud (Twetman S, Petersson L, Axelsson S, Dahlgren H, Holm AK, Kallestal C, Lagerlof F, Lingstrom P, Mejare I, Nordenram G, Norlund A, Soder B.)  lanzó en 1999 un grupo para la revisión sistemática y evaluación de la literatura existente sobre los diferentes métodos preventivos de caries. Aquí se reseña lo referido al uso de colutorios fluorados, con referencia especial a una base de fluoruros. La revisión de la literatura entre 1966 y 2003 consideró los estudios clínicos controlados o aleatorios con por lo menos 2 años de seguimiento e incremento de caries en los dientes permanentes (DeltaDMFS/T). La evidencia en los artículos revisados resultó ser limitada (nivel de evidencia 3) en cuanto al efecto preventivo (EP) de los colutorios de flúor diarios o semanales comparados con placebos sobre los dientes permanentes de escolares y adolescentes y del EP sobre las caries radiculares de los adultos. No fue concluyente la evidencia (nivel 4) con respecto al EP sobre escolares expuestos además a fuentes de flúor adicionales, como el uso cotidiano de dentífrico fluorado. Más aún, no se halló asociación alguna entre la frecuencia de los colutorios y las supoerficies dentarias prevenidas por año. En conclusión, esta revisión sistemática sugiere que los colutorios con fluoruro de sodio podrían tener un efecto anticaries en niños con escaso trasfondo de exposición al flúor. Se podría cuestionar que produzcan algún efecto sobre niños en uso cotidiano de dentífricos fluorados. Para el efecto sobre adultos, se requieren más estudios (Acta Odontol Scand. 2004 Aug;62(4):223).

 

                            VOLVER