junio 2005

1.    Caries

Abfracciones... Prácticamente  2000 dientes iraníes fueron examinados por Azam-ol-Sadat Madani, y Azam Ahmadian-Yazdi en busca de lesiones cervicales no cariosas LCNC y hallaron 167. Aleatoriamente eligieron otros 167 de la misma población, pero              sin esas lesiones LCC. La mayor cantidad de lesiones fueron       observadas en los primeros premolares, seguidos por los caninos y últimos los segundos molares. Era similar la tendencia a los           contactos prematuros CP en los sietes tipos de dientes. En general,         se comprobó una correlación positiva y muy significativa entre las       LCNC y los CP. Entre los dientes con LCNC sin LCC, la diferencia principal residió en la cantidad de contactos prematuros en relación céntrica y en el lado de trabajo.

¿Qué me mascás?...   En busca de evidencias científicas para sustentar las medidas dietéticas que pudieran ayudar a prevenir la          caries dental, Lingstrom P, Holm AK, Mejare I, et al. (Acta Odontol          Scand 2003; 61:331-), según Evidence-Based Dentistry (2005) 6, # 1, 7-8, y tras considerar 18 trabajos que condecían con los criterios de           inclusión (aleatorios o controlados, clínicos, de por lo menos 2 años), los resultados fueron que no es concluyente la evidencia para el uso de sorbitol o xilitol en la goma de mascar. Tampoco se observó un           efecto preventivo por el agregado de fosfato cálcico o fosfato       dihidrato dicálcico

Básica la fucsina...   Debemos ser prudentes en el uso de     fucsina básica como revelador de tejido dentario cariado, dicen                  Hino DM, et al (J Clin Pediatr Dent.2005 invierno; 29(2):143),            cuando el niño tiene gran cantidad de restauraciones del color de             los dientes, sobre todo ionómeros vítreos reforzados. Probados                     dos colorantes, la fucsina y otro fluorescente, con             I.V., éste no mostró alteraciones significativas del material.

Cirugía

Una mancha blanca...   No existen, a la fecha, evidencias científicas de un tratamiento eficaz para la prevención de la                transformación maligna de la leucoplasia. S. Lele (Evidence-Based Dentistry (2005) 6, 15) agrega que los tratamientos pueden ser             eficaces para resolver las lesiones, pero que son comunes las           recaídas y los efectos adversos. Tras una amplia revisión de la              literatura y contactos personales, incluyó pruebas controladas     aleatorizadas si habían considerado pacientes con diagnóstico de leucoplasia bucal y que estuvieran bajo tratamiento quirúrgico              (incluso láser y crioterapia) o médico (tópico o sistémico, vitamina           A y retinoides en 245 pacientes, y también bleomicina, té mixto y beta-caroteno). El resultado primario tomado en cuenta fue la transformación maligna demostrada por examen histopatológico.             Otras consecuencias vistas fueron la resolución clínica, la                   modificación histológica y la frecuencia de los efectos adversos.           Nada fue superior al placebo o no tratamiento.

 Mirada penetrante…   Zesis A, Lin S y Fuss Z. (Refuat             Hapeh Vehashinayim. 2005 en;22(1):33) afirman que el tratamiento endodóncico quirúrgico está indicado como recurso de elección            para las endodoncias fracasadas. Para efectuar la apicectomía se               puede incorporar la ayuda del microscopio operatorio para usar        puntas ultrasónicas que den forma correcta a la cavidad. La                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                              resección radicular apical debe ser precisa, con bisel mínimo o nulo, más preparación adecuada de la cavidad hasta 3-4 mm, con mínima remoción ósea y sin accidentes como la perforación de la pared canalicular lingual. Se pueden utilizar materiales con base de OZn [IRM] y se logran éxitos de hasta el 90% con los medios propuestos.

 

Clínicas

Diagnóstico pulpar…   Afirman Winzap-Kalin C, Chappuis V y von Arx T. (Schweiz Monatsschr Zahnmed. 2005;115(1):12) que la flujometría Doppler es un valioso instrumento de diagnóstico pulpar, pero que no puede remplazar las observaciones clínicas y radiológicas. Para concluir esto, evaluaron las modificaciones de la sensibilidad y la vitalidad pulpar en 69 incisivos superiores traumatizados y en 38 controles durante 20 meses. Los exámenes incluyeron pruebas térmicas con nieve carbónica )(CO2) y flujometría Doppler láser (FDL), comparadas con los hallazgos clínicos y radiológicos. En efecto, en 47,8% de los dientes traumatizados y en 55,3% de los controles, las 3 mediciones FDL se correspondieron con las pruebas de sensibilidad, clínicas y radiológicas. En 31,9% de los dientes traumatizados y en 7,9% de controles, las mediciones FDL difirieron del CO2, pero concordaron con la clínica y la radiología. La FDL fue un agregado importante para planear el tratamiento. Los belgas Roeykens H, et al (R. Rev Belge Med Dent. 2004;59(2):121) dicen que es bien conocida la confiabilidad de esta determinación del flujo sanguíneo pulpar. Presentan un caso seguido con el objeto de determinar si su empleo es válido como herramienta confiable del diagnóstico de vitalidad pulpar. En U. O., pensamos que vale la pena transcribir el caso resumido para los más intelectualmente curiosos. De resultas de un traumatismo, una joven de 24 años fue seguida durante 30 semanas con flujometría Doppler láser aplicada a los 6t dientes anterosuperiores y repetida a las 228 semanas. Había sufrido  una fractura alveolar con un diente en la línea de fractura, uno intruido y varios severamente luxados. No hallaron que las pruebas de sensibilidad fueran tan confiables como el Doppler. Guiados por éste, con un camino signado por isquemia, hiperemia y circulación restaurada evitaron la endodoncia sugerida.
La vascularización evolucionó normalmente (228 semanas).



 Adivina adivinador…   Las radiografías panorámicas pueden predecir la exposición del nervio dentario inferior (ENDI) consecutiva a la extracción del tercer molar, dicen Sedaghatfar M, August MA, Dodson TB. (J Oral Maxillofac Surg. 2005 en;63(1):3). Tras considerar 423 extracciones en 230 pacientes concluyeron que hay 4 observaciones radiográficas estadísticamente asociables a ENDI: oscurecimiento de la raíz dentaria, su estrechamiento, interrupción de las líneas blancas delimitantes y diversión del conducto.

¡Oh!…   Para Sheehan DJ, Potter BJ y Davis LS. (South Med J. 2005 feb;98(2):250), del Depto de Dermatología de Georgia, no fue fácil discernir el origen dentario de una fístula cutánea. La observaron en una mujer de 44 años, justo al lado del surco nasogeniano. La combatieron con antibióticos, sin éxito. En una radiografía panorámica captaron la presencia de abscesos periapicales en lateral y canino de ese lado y, ¡oh!, la extracción de esos dientes resolvió la fístula. Su conclusión: “ Es preciso considerar el posible origen dental de todo trayecto fistuloso crónico presente en la cara o cuello.”

Liquenoides…   ¿Es adecuado reemplazar restauraciones próximas a lesiones liquenoideas bucales por considerarlas sus causantes? En el Hospital Odontológico de la Universidad de Mánchester, de 1998 a 2002, Ariyaratnam S. (Br Dent J. 2005 mar 26;198(6):349) observó a 51 pacientes con lesiones bucales que se podían atribuir o no a restauraciones presentes. Efectuó parches alérgicos y otras pruebas y reemplazó luego 39 restauraciones en pacientes con lesiones en las áreas molar y retromolar de la mucosa vestibular y lingual. En 27 fueron positivas las pruebas alérgicas (53%) a por lo menos un material con mercurio. Tras 9 meses, las lesiones adyacentes a las restauraciones reemplazadas habían curado por completo en 16 pacientes (42%), 10 positivos y 6 negativos a las pruebas. Hubo señales de mejoría de signos y síntomas en 19 pacientes (47%), con 11 pruebas positivas y 8 negativas. Concluyó que algunas lesiones liquenoideas podrían ser generadas por ciertas restauraciones y que el reemplazo de éstas cuando están en estrecho contacto podría conducir a la curación. Las pruebas con parches tendrían beneficios limitados como medio para predecir esas reacciones.

Endodoncia

MTAD...  Dice Young Bui que el éxito o el fracaso de la terapia radicular depende de la capacidad de remoción de la mayor cantidad posible de residuos durante la instrumentación, para lo cual es la solución de hipoclorito de sodio la más usada para irrigar los conductos, en sol 5% o 2,5%, igualmente efectivas capaces de disolver virtualmente todo el componente orgánico íntegro. Pero por sí solo el NaOCl no elimina el barro dentinario de las paredes después de la instrumentación. Se suele usar con esta  finalidad el ácido etilen diamino tetraacético (EDTA), que tiene un 70% de eficiencia. Por esto, surgió en el mercado un nuevo irrigante, el MTAD es una mezcla de un isómero de la tetraciclina (doxiciclina), ácido cítrico y un detergente (Tween 80). La técnica de empleo es 20 minutos de NaOCl, más 5 minutos de MTAD. Los efectos solubilizantes del MTAD sobre la dentina son algo similares a los del EDTA. La diferencia mayor entre las acciones de estas soluciones es la gran afinidad de unión de la doxiciclina por la dentina. Un estudio de Torabinejad et al señaló que el beneficio de ésta comparada con NaOCl y EDTA es su capacidad de matar el E. Faecalis. El MTAD es tan efectivo como el NaOCl al 5,25% y significativamente más que el EDTA. Aun en dilución del 200x, el MTAD sigue siendo eficaz, mientras el NaOCl deja de serlo al 32x. El EDTA no tiene actividad antibacteriana.

 

¡Hay cada caso!…   Ricucci D, Martorano M, Bate AL y Pascon EA. (Int Endod J. 2005 abr;38(4):262) presentaron dos casos insólitos con sarro en la superficie radicular. Uno fue observado en un diente extraído y el otro en la porción apical de otra raíz apicectomizada, finalmente extraído. En ninguno de los dos había prosperado el tratamiento de la lesión crónica con trayecto fistuloso. Esta vía sería la responsable de la formación observada de biopelícula en las raíces descritas.

Suecas…   Suecas de 38 a 60 años (1162) fueron seguidas (por su estado… endodóncico) durante más de 24 años, por Frisk F, Hakeberg M. (Int Endod J. 2005 abr; 38 (4):246). Comprobaron que las lesiones periapicales no aumentaban con la edad, probablemente como resultado de los tratamientos endodóncicos y de las extracciones. En grupos etarios similares, el prevalecimiento de restauraciones radiculares y de lesiones periapicales disminuía.

 

Fracasos…  Tienen Lin LM, Rosenberg PA y Lin J. J (Am Dent Assoc. 2005 feb;136(2):187) la amabilidad de recordarnos que los errores de procedimiento en endodoncia (obturaciones cortas (2 mm) y excedidas, perforaciones o fracturas de instrumentos) complican las posibilidades de éxito terapéutico.
Si bien la causa directa del fracaso es la acción de los patógenos, prosperan gracias a las fallas técnicas, que debieran ser prevenidas con las debidas precauciones.

No me rompas…    Se dice que los dientes tratados son más susceptibles a las fracturas. Bender publicó que la mayor incidencia de fracturas radiculares verticales se da en dientes con endodoncia. Se ha usado ionómero vítreo (Ketac Endo) en la obturación como sellador para refuerzo mediante su acción adhesiva y ahora Teixeira FB, et al (J Esthet Restor Dent. 2004;16(6):348 y JADA 2004; 135 [5]; 646) proponen un nuevo material (fabricado por la empresa a la cual pertenece unos de los AA) basado en la química del poliéster y con rellenos bioactivos y radioopacos, llamado Resilon. Su manipulación y aspecto lo asemejan a la gutapercha. Al ser usado con un sellador de tipo resinoso y con un agente adhesivo se une a las paredes de los conductos con un potencial de fortalecimiento contra la fractura. No sucede esto con un cono de guta, al que no se adhiere el cemento resinoso. Después de la preparación habitual del conducto radicular, se emplea un imprimador de autograbado, se introduce el sellador en el conducto, que se unierá a la pared y al cono formando un “monobloque”, sin brechas.
Técnica de los AA

1.     Instrumentación hasta #40 con la técnica de fuerza balanceada de Roane

2.     Conicidad generada con la técnica del paso atrás en incrementos de 1 mm hasta #55

3.     Irrigación entre lima y lima con hipoclorito de sodio al 5,25%

4.     Lavado final con 10 ml de EDTA all 17% y 10 ml de NaOCl, para eliminar el barro dentinario

5.     Lavado final con agua y secado con puntas de papel

6.     Inserción de primer autograbante y eliminación de excedente con punta de papel

7.     Sellador: adhesivo resinoso de curado dual, con lentulo

8.     Inserción del cono maestro y condensación lateral, más los conos complementarios humedecidos todos en el sellador (Epiphany, de los mismos fabricantes del Resilon, o Super-Bond C&B, o C&B Metabond).

9.     Polimerización con luz visible por 30 segs

El estudio realizado por el colega de Piracicaba concluyó que estos materiales y técnica reducen la posibilidad de fractura vertical. Esto debiera ser confirmado con estudios clínicos.

 

Estética

Con la edad…   Ver en Gerodontología cómo la aprecian los mayores

 No me gastes…   Tres composites condensables (SureFil, Dentsply/Caulk,; Alert, Pentron y Solitaire, Kulzer), dos híbridos TPH Spectrum, Dentsply/Caulk; y Pyramid enamel, Bisco Inc), y dos amalgamas (Tytin, Kerr y Dispersalloy, Dentsply/ Caulk) fueron comparadas, en cuanto a su resistencia al desgaste, por Suzuki S. J (Esthet Restor Dent. 2004;16(6):355). Lo hicieron in vitro en cavidades de Clase I. Concluyeron que SureFil y Alert poseen una resistencia a ser gastadas y a la abrasividad similares a las amalgamas. Mientras tanto, Wang L,  et al (J Esthet Restor Dent. 2004;16(5):303) compararon la resistencia al desgaste del cepillado dental en 5 resinas condensables SureFil (Dentsply Ind. Com. Ltda, Brazil), Alert (Pentron), Filtek P60 (3M ESPE), Prodigy Condensable (Kerr), Solitaire (Kulzer) y hallaron que SureFil y Alert eran estadísticamente superiores, sin resultar preferibles por esta razón e otras resinas compuestas usadas para restauraciones posteriores.

   Envejecimiento…    El envejecimiento acelerado in vitro oscureció los microhíbridos y los microrrellenos y los llevó hacia el rojo, mientras que la translucidez se mantuvo más bien estable (Paravina RD, Ontiveros JC, Powers JM. J Esthet Restor Dent. 2004;16(2):117).

Gerodontología

No tan coquetos…    Tres cuartas partes de 3384 adultos mayores entrevistados estaban satisfechos con su propio aspecto dentario y dos tercios con el color de sus dientes. Era más probable que estuvieran satisfechos los mayores de 55. Es decir, el envejecimiento no está necesariamente asociado a una percepción negativa de su propio aspecto dentario. Son los más jóvenes los insatisfechos (Alkhatib MN, Holt R, Bedi R. Gerodontology. 2005 mar;22(1):32).

Completas (no de PAMI)…  Los indicadores de calidad de vida en salud bucal pueden ser utilizados para evaluar los efectos de los tratamientos odontológicos, escribieron Veyrune JL, et al (Gerodontology. 2005 mar;22(1):3) tras evaluar 26 pacientes de una clínica universitaria francesa (Clermont-Ferrand). Los problemas de salud bucal estaban influyendo en el punto inicial. A las seis semanas de colocarles prótesis completas nuevas no había mayores diferencias según el cuestionario utilizado. Pero sí a las 12 semanas, con un cambio positivo. De modo que el cuestionario utilizado (Global Oral Health Assessment Index-- GOHAI) puede indicar la necesidad y el efecto de dentaduras nuevas.

 

 

¿Estás mojada?…   El estado de boca seca es un factor que influye sobre la incidencia de caries, de enfermedad periodontal, de infecciones micóticas, de disfunciones masticatorias y inconvenientes protéticos. Es frecuente en las personas encamadas y discapacitadas, por lo cual Kakinoki Y, et al. (Gerodontology. 2004 dic;21(4):229) evaluaron en internos de geriáticos (6589 a) un nuevo medidor de humedad (L-SALIVO), y hallaron una correlación positiva con las observaciones clínicas.

Implantología

Sulfato de calcio…   Una mujer de 42 años mostraba un maxilar superior derecho edéntulo con un amplio defecto postexodóncico en la región canina. Sbordone L, et al (Implant Dent. 2005 mar;14(1):82) mezclaron sulfato de calcio con solución fisiológica estéril hasta darle consistencia de masilla y lo colocaron dentro del hueco alveolar e insertaron 4 implantes en el lado injertado. A los 6 meses tomaron una muestra para evaluación histológica. Confirmó la clínica, donde  se observó un relleno con hueso maduro recién formado, denso y reabsorción total del material injertado. Los implantes estaban exitosamente osteointegrados.

La implantación in vivo de genes   con vector plásmico ha sido aplicada experimental y clínicamente, pero es un problema el bajo nivel de eficiencia, lo cual llevó a Kuroda S, et al (J Pharmacol Sci. 2005 feb;97(2):227) a especular con la combinación del vector con un precipitado de fosfato de calcio (CaP), que estabilizaría el ADN plásmico, y le mezclaron atelocolágeno tipo I bovino y lo codificaron resaltando con proteína fluorescente verde. Tras la incubación en solución fosfato-tamponada, la cantidad de ADN plásmico sobrante fue menor cuando ese ADN estaba combinado con CaP, que era estable en la digestión enzimática in vitro. Como lo reveló la más extensa fluorescencia bajo microscopio escaneador láser confocal, el trasplante subcutáneo o la inyección en la médula ósea de fémures de ratas mostró mayor eficiencia cuando al vector plásmico de ADN se le agregó precipitado de CaP, junto atelocolágeno, prueba de que es apropiada la fórmula de los AA  de colágeno/CaP/ADN para la transferencia de genes in vivo.

¿Con sobre…   …dentaduras en 2 o 4 implantes se está mejor en costo y eficiencia que con dentaduras simples? Para  Zitzmann NU, Sendi P y Marinello CP. (Int J Prosthodont. 2005 feb; 18(1): 20), desde un punto de vista crematístico suizofrancés fueron mejores las sobredentaduras en 2 implantes que en 4. Aunque en éstas se podía apreciar una mejora significativa en la capacidad masticatoria, los costos eran sustancialmente mayores.

702 implantes dentales …   fueron cargados inmediatamente funcionalmente (IIF = 253) o no (IINF = 135) y 314 controles. En cada grupo fracasaron 2 implantes. Los AA (Degidi M y Piattelli A. Int J Oral Maxillofac Implants. 2005 feb;20(1):99) deducen que en cuanto se cumpla con todos los requisitos previos, son predecibles ambas formas de cargar los implantes, tanto en desdentados totales como parciales.

 

 

Materiales

 

Tribología…    La tribología, tema de L. F.Valandro y colaboradores paulistas (Int J Prosthodont. 2005 feb;18(1):60), se ocupa de los elementos que entran en fricción en mutuo movimiento y las sustancias triboquímicas (tribo = fricción), como una capa de sílice sobre las superficies cerámicas incrementaría la fuerza adhesiva del cemento resinoso a la cerámica con base de circonio y vidrio infiltrado (In-Ceram Zirconia). Como cemento usaron Panavia F. Lo comprobaron experimentalmente.

Pernos colados y no…   Creugers NH, et al (Int J Prosthodont. 2005 feb;18(1):34) llevaron a cabo una experiencia clínica en la que 18 profesionales hicieron 319 pernos muñones en 249 pacientes: (1) restauraciones coladas; (2) pernos directos y muñones de composite; y (3) núcleos de composite sin perno. En todos los casos, fueron confeccionadas coronas únicas de porcelana sobre metal. Fracasaron 15 restauraciones, pero 5 no fueron consideradas porque fallaron en el primer mes. Obtuvieron un 96% de supervivencia y ninguna diferencia entre los distintos tipos de restauraciones. Lo que tuvo efecto significativo fue el facto de altura de la dentina remanente, que cuando sustancial rindió 09% de éxitos, mientras que si no dio 93%. Por lo tanto, el tipo de perno utilizado no fue relevante.

Palitos chinos...   Chen Xt et al (Zhonghua Kou Qiang Yi Xue Za Zhi. 2004 Jul;39(4):302) analizaron la distribución de las tensiones en la dentina antes y después de la restauración con perno muñón de 6 materiales diferentes: aleación de Cr-Ni colada, aleación de titanio colada, aleación de oro colada, composite común, composite reforzado con fibra de vidrio y con fibra de politene. Los materiales de módulo similar a la dentina, como este ultimo, pueden ser apropiados como restauración tipo perno. Con el primer material, más corona de PFM, la tensión máxima en dentina se incrementó un 152%,c comparando con la PFM sola, como  con otros materiales: no así con el composite reforzado. Christensen GJ. (J Am Dent Assoc. 2004 Sep;135(9):1308) opina que, aun cuando los pernos de composite reforzados con fibras se ven promisorios se requiere mayor seguimiento clínico.

Pan y fantasía…   con Pórtland   De entre varios colegas de apellido inglés que trabajaron en el Guy’s Hospital, (Dent Mater. 2005 abr;21(4):297), hay un nombre itálico que invita a la digresión, y es el de J. Camilleri . Camilleri, pero Andrea, es un siciliano de Agrigento que a los 69 años inventó un comisario llamado Salvo Montalbano que pronto habría de adquirir gran fama en Italia y en el exterior por sus relatos policiales, los que recomiendo con todo entusiasmo a los apasionados de este género, sobre todo de Maigret y Carvalho, a los que el italiano admira y rinde homenaje. Y de la fantasía pasemos al pan y manteca: los componentes del MTA.
Los components de ProRoot MTA (Tulsa Dental, Tulsa, OK, USA), en sus dos versiones comerciales, blanco y gris, fueron determinados antes y después de mezclarlos con agua. El blanco contiene, esencialmente, calcio, silicio, bismuto y oxígeno; el gris, primariamente compuesto de silicato tricálcico y silicato dicálcico, tiene pequeñas porciones de hierro y de aluminio. En resumen, el MTA comercial tiene una constitución similar al cemento Pórtland común, excepto por el agregado de compuestos de bismuto. El blanco no contiene hierro. ¿Y qué es el cemento Pórtland, eh...? 
 Para fabricar cemento, se mezclan piedra caliza, arena, arcilla y hierro, se los muele y se los calienta a 1400°C – 1550°C en una horno rotante. Al material resultante se lo enfría pulveriza y mezcla con yeso para crear lo que se llama cemento Pórtland, material hidráulico primordialmente constituido por silicatos. Puede contener algunos componentes menores, como álcalis sodio y potasio, que pueden afectar el tiempo de fraguado y otros factores. Algún otro componente menor no afecta las cualidades.

 Un cemento hidráulico fragua y endurece, no por secado, sino por una reacción química con el agua, proceso llamado “hidratación”. Los silicatos de calcio del cemento forman hidróxido de calcio [!!!] y un silicato de calcio hidratado (S-C-H) tipo gel. Las diferencias de composición distinguen los distintos tipos de cemento Pórtland. Más del 92% del cemento pórtland producido en los EE UU es de Tipo I, es decir, de propósito general, el que más nos interesa, y II, que proporciona cierta resistencia al ataque de los sulfatos.

El más corriente contiene silicato tricálcico (Ca3Si), silicato dicálcico (Ca2Si), aluminato tricálcico (Ca3Al) y aluminoferrita tetracálcica (Ca4AlFe), que se dan en una fase de equilibrio variable en el mundo real. Las formas son tanto cristalinas como amorfas. La primera hidratación del cemento está controlada por la cantidad de Ca3Al, balanceada por la cantidad y tipo de sulfato de calcio molido junto con el cemento.

Irritante…   Mazzanti G, et al (Dent Mater. 2005 abr;21(4):371) nos cuentan que una nueva version de material para impresiones de polivinil siloxano (Ghenesil, Lascod-Italia) no produce irritación cutánea [que tampoco he observado con otros que uso en el consultorio, ¿y usted?].
 

La degradación de siempre…   El creciente uso de composite en operatoria no ha de ignorar que, como todos los materiales sufre deterioro y degradación. La reparación por agregado de nuevas capas eliminaría la innecesaria pérdida de tejido dentario en un reemplazo total y la consiguiente agresión a la pulpa. Para adherir un composite de relleno particulado a 5 substratos de ese tipo, el acondicionamiento fue realizado con tres métodos distintos: (1) ácido fluorhídrico (HF) en gel (9.5%), (2) abrasión (50 m Al2O3), (3) siliconado (30 m SiOx, CoJet®-Sand). En todos los casos, M. Özcan, et al (Journal of Materials Science: Materials in Medicine   Volumen 16, Número 1, enero 2005 Pág 21) aplicaron silano; después, resina adhesiva en capa fina y fotopolimerizada. Por último, la resina compuesta diacrilato de baja viscosidad. La resistencia adhesiva fue superior en los casos siliconados, luego en los abrasionados y últimos los grabados.

 

 

Inaceptable aluminato...   van Dijken JW, y Sunnegardh-Gronberg K. (Swed Dent J. 2004;28(3):111), tras un sesudo estudio, de los que saben hacer los suecos, llegaron a la conclusion de que un reciente cemento de aluminato de calcio, de fabricación sueca, el Doxa Certex, mostró en 3 años un 32% de fracasos, lo cual lo tornan inaceptable.

 

MISCELÁNEAS

Nanorregreso...   Decíamos ayer el verso azul de los diversos nanos y hoy regresamos a ellos de la mano amable de unos microbios serviciales, invitados por Prachi Patel Predd de Nature, marzo, 2005. Recordarán los dedicados lectores de U.O. que los nanodispositivos requerían componentes ínfimos para la difícil tarea de conectar los minicomponentes. Robert Hamers y sus colaboradores se nos vienen ahora con que se podría poner a trabajar a unos microbios esclavos que, a modo de elásticos “barbapapás” harían de puentes. Algo así:  usan el Bacillus mycoides, bacilo de unos 5 micrómetros, colocadas en láminas silicónicas que tienen electrodos de oro en la superficie. La carga de los electrodos los captura y fluyen a lo largo de los bordes de ellos como sobre una cinta transportadora. Pero los electrodos tienen pequeñas brechas donde la bacteria queda atrapada por el campo eléctrico. Puede ser liberada de esa prisión mediante una reducción del campo entre los electrodos o quedar allí engrilladas para siempre si se aumenta el voltaje lo suficiente como para romper la pared celular. Allí hacen de puente entre los electrodos.

Si esto es muy complicado para usted, querido lector, no se preocupe. ¡No se imagina lo complicado que fue para mí producir esta versión simplificada! Resumiendo relea las primeras líneas y allí encontrará lo que nos basta saber al pie del sillón.

 
Odontopediatría

 

¡Un vómito!...   Ram D, Mamber E y Fuks AB. (Int J Paediatr Dent. 2005 en;15(1):61) estudiaron clínicamente la retención de un sellador de compómero (Dyract Seal, Dentsply-De Trey) con acondicionador no lavable (ANL), en 317 dientes. Avivaron la superficie de esmalte con fresa redonda ½ en baja velocidad y aislaron con rollos de algodón. Aplicaron el ANL y después el Dyract Seal. Concluyeron que este material tiene un bajo índice de retención, inferior a los selladores convencionales. Puede ser apropiado para sellar molares primarios en niños muy pequeños por un período  breve y en molares permanentes en niños con un fuerte reflejo de arcadas que serían un problema en los enjuagues.
 

Fuertes o lindas...   Pair RL, Udin RD y Tanbonliong T. (Pediatr Dent. 2004 dic;26(6):501) llevaron a cabo una ENCUESTA para determinar qué materials eran usados más comúnmente por los odontopediatras californianos para restaurar lesions de Clase II en la dentición primaria. Enviaron un cuestionario con 18 preguntas de opción múltiple a 440 pediatras. Tuvieron un 66% de respuestas. Para el 57%, la amalgama era el material de elección{ el 29% prefirió composite, 5% ionómero vítreo, 6% compómero y 1% (uno solo) prefirió las coronas de acero. Un 68% respaldó la amalgama porque estaba históricamente probada como segura, confiable y de costo razonable. El composite fue usado por “preferencia del paciente (86%) y por “mejor estética” (78%), pero manteniendo la preparación cavitaria tradicional (49%). No influyó mucho en esto la literatura dental.

 

Flojo el negro...   Foley J, Evans D y Blackwell A. (Br Dent J. 2004 dic 11;197(11):697) restauraron 120 molares primarios (y a los 24 meses revisaron 86), con los siguientes métodos: 1. remoción parcial de caries, forro de cemento de cobre Negro y final con IV (CCN:IV); 2. remoción parcial de caries y restauración directa con IV (IV), y 3. eliminación total de caries y restauración convencional (ELTC:RC). La supervivencia de las restauraciones CCN:IV fue significativamente inferior a las IV y a las ETC:RC. Y, además, dieron la mayor cantidad de abscesos y fístulas.
 

Sección  MARKETING

Mercadotecnia: El valor de los medios

Woody Oakes

 En nuestra sociedad cada vez más mediática, la información odontológica llega a los consumidores, según la ADA, en un 13% por amigos y en un 12% por la familia; 31% por la TV; 26% por las revistas y 24% por los diarios. A los dentistas que practican cada vez más el marketing externo debe quedarles claro que requiere repetición para ser eficaz. Primero, porque se ha demostrado que un aviso debe ser visto por lo menos siete veces para que motive a la acción; segundo, porque el receptor es probable que no perciba la necesidad en determinado momento aislado.

Los pacientes recibidos por este medio requieren otro tipo de trato. Al no haber sido recomendados, pueden ser más difíciles inicialmente; por lo general, llegan tras un largo período de falta de cuidados y de acumulación de problemas. Pero bien manejados se convierten en pacientes excelentes y afanosos por recomendar al dentista que les cambió la vida.

También puede ocurrir que llegue para alguna simpleza y no por ello ha de ser descuidado, pues puede derivar pacientes nuevos para grandes tratamientos de rehabilitación bucal. Han de ser bien atendidos y no se ha de vacilar en pedirles que, si están satisfechos, recomienden a otras personas. El entusiasmo les dura fuerte en los primeros pocos meses. Después, los recordatorios periódicos cumplirán una doble función: cuidarlos y recordarles que uno existe..

 

 

OPERATORIA

 

No canta el galloy…   En el British Dental Journal (2005); 198, 355, S. M. Dunne, R. Abraham  y C. L. Pankhurst compararon el comportamiento clínico de una aleación a base de galio (Galloy) con una amalgama de elevado cobre, Dispersalloy, y concluyeron que era tan notoriamente inferior que no se la puede recomendar para uso clínico en cavidades grandes ni moderadas de más de una superficie.

 Los niños prefieren…   Las preferencias de 403 niños por dos distintos tipos de tratamiento (atraumático, con instrumental de mano, y con torno a 750 rpm), y restauración con ionómero vítreo, fueron determinadas psicológicamente y con control de ritmo cardíaco. Fueron observados al ingresar al consultorio, al comenzar la excavación, al alcanzar la profundidad mayor, al aplicar matrices y cuñas y al terminar. Manifestaron menos malestar los niños del grupo atendido con la técnica atraumática (Schriks MCM, van Amerongen WE. Community Dent Oral Epidemiol 2003; 31:15-20. Evidence-Based Dentistry (2005) 6, # 1, 9)

 

 Nano, ormo, mini…   La resistencia de los composites  de nanorrelleno (Filtek Supreme [FS],) y ormócero (Admira [AM]) fue comparada con el composite de minirrelleno Z250 [ZT], un compómero (F2000 [FT]) y un ionómero vítreo de alta viscosidad (Ketac Molar Quick [KM]). Con la excepción de AM, los solventes de la dieta no afectaron la resistencia de ninguno de los materiales. Y de ése, se podían mejor mucho los valores si se lo condicionaba en heptano. La resistencia del nanorrelleno y la del ormócero fue inferior a la del minirrelleno, pero superior a la del compómero y el IV (Yap AU, et  al Oper Dent. 2005 feb;30(1):129).

 

 Es una afectada esa dentina…   La fuerza de adhesión  lograda con adhesivos de fotocurado y de curado dual (de Kerr ambos) y con las técnicas de grabado total y autograbado (Clearfil AP-X, Kuraray) en dentina sana fue claramente superior a la lograda en dentina afectada. La infiltración de resina en los túbulos de esta última estaba obstaculizado por los depósitos minerales. El adhesivo dual redujo significativamente la resistencia a dentina sana y afectada. La técnica de grabado total no dio beneficios en la dentina afectada con respecto del autograbado. Las capas híbridas en la dentina afectada eran más gruesas que en dentina sana con curado lumínico y dual (Say EC, et al Oper Dent. 2005 feb;30(1):90).

 El color de los microbios…   En 15 molares con caries dentinaria oclusal, Iwami Y, et al. (Oper Dent. 2005 feb;30(1):83) removieron 300 micrones sucesivos de dentina pigmentada con detector de caries. Antes y después de cada excavación registraron el color de la dentina comparado con “stickers” mediante una cámara digital y determinaron la infección bacteriana con una reacción en cadena de polimerasa. Con el sistema CIE 1976 obtuvieron los valores L*, a* y b* de los cambios de color de los “stickers” y con la PCR el ADN bacteriano. El valor L* fue un más útil parámetro para descubrir la infección microbiana con el detector de caries que los valores de a* y b*. Con valores L* de 60, la dentina no estaba infectada. Quedó clara la relación entre color e infección.

Restauraciones con líquenes…   Y. Issa, A. J. et al (British Dental Journal (2005); 198, 361) investigaron si el reemplazo de algunas restauraciones, que pudieran haber provocado lesiones liquenoideas bucales (LLB) en estrecho contacto con ellas, permitía la curación de esas LLB y hallaron que sí, o por lo menos clara mejoría. Además, una prueba previa de alergia ofrecía escaso beneficio, pues fue positiva sólo en la mitad de los afectados, en su mayoría al mercurio. En 51 pacientes encontraron LLB en la región molar y retromolar de la mucosa vestibular y en la lengua.

Ortodoncia

Meta analysis of the treatment-related factors of external apical root resorption...   Segal GR, Schiffman PH y Tuncay OC. (Orthod Craniofac Res 2004; 7:71) hicieron un estudio de 8 trabajos clínicos, en inglés, con una cantidad de sujetos superior a 10 y que habían tenido ortodoncia fija y contaban con radiografías pre y postoperatorias. La medición de la reabsorción radicular apical externa en los incisivos superiores fue esencial para medir el desplazamiento del ápice como referencia. El factor metaanalítico medio fue 39 (amplitud 12-78). La reabsorción radicular media observada fue de 1,5 mm y el desplazamiento apical medio fue de 2,5 mm (redondeando). Del análisis y correlación de estos datos surgió que la reabsorción radicular por tratamiento está correlacionada con la distancia que se mueve el ápice y el tiempo que requirió el tratamiento (Evidence-Based Dentistry (2005) 6, #1, 21).

CHIVa...   Millett DT, et al (J Orthod. 2005 mar;32(1):36) se propusieron comparar el efecto sobre la adhesión de agregar clorhexidina (CHIV), o no (IV), a un cemento de ionómero vítreo utilizado para cementar bandas ortodóncicas micrograbadas, así como sobre la cantidad de cemento remanente en el diente y duración de las bandas así adheridas. Todas las bandas fallaron en la interfaz esmalte-cemento. No hubo diferencia significativa entre la cantidad de cemento remanente en la superficie dentaria después del despegamiento. Tampoco hubo diferencia significativa en el tiempo de supervivencia: CHIV = 7,0 h; IV = 6,4 H. La acción de ambos es comparable.

Patología

Reabsorción idiopática…   Liang H, Burkes EJ y Frederiksen NL. (Dentomaxillofac Radiol 2003; 32: 150-1554) revisaron la literatura en busca de pacientes con reabsorción radicular múltiple, sin factores locales o generales a los que se pudiera atribuir esa patología manifestada en el límite cemento-adamantino de más de 3 dientes. Observada en exámenes de rutina clínicos y radiográficas, la reabsorción podía progresar hasta involucrar la porción cervical íntegra – imponiendo la extracción – o detenerse por sí sola en algún punto. Los dientes afectados podían variar entre 5 y 24 por paciente. Con el tiempo se involucraban más dientes. De un total de 18 pacientes, 13 fueron mujeres (10 blancas) de entre 7 y 68 años (Evidence-Based Dentistry (2005) 6, #1,  20).

 

Psicología y ATM…    Ziad G. Ibrahim, Jürgen Strempel y Harald Tschernitschek informaron en enero de este año del Señor de 2005 cómo afectan las variaciones estacionales a la generación y evolución de los trastornos de la ATM (TATM). En un estudio retrospectivo, con datos de 1997 y 1998, analizaron la cantidad mensual de pacientes del servicio de prótesis de un total de 11747. De ellos, 961 presentaban síntomas observadas con frecuencia en TATM. Después de un examen especializado y exhaustivo, en 568 se confirmaron las lesiones. Tras dividir los pacientes en los de verano y los de invierno, hallaron relaciones estadísticamente significativas en los pacientes con TATM con el máximo en invierno; pero si consideraban el total de los pacientes el máximo se daba en verano. El número de pacientes con TATM por mes estaba correlacionado significativamente con la duración media de horas de sol por mes. Se pudieron establecer paralelos con las variaciones estacionales de los síntomas de las personas con Trastornos Afectivos Estacionales. Como los mecanismos que influyen sobre la aparición de enfermedades por impacto psicológico sería comparable en los pacientes con TATM, proponen que se aplique una terapia similar.

Periodoncia

A más pulido, ¿mejor?…   No hay evidencia de investigaciones de calidad suficiente para alcanzar conclusiones con respecto de los efectos beneficiosos o adversos sobre la enfermedad periodontal de la práctica de rutina de tartrectomía y pulido (para eliminar los factores irritativos locales – placa, tártaro, restos y pigmentaciones – sin recurrir a la cirugía periodontal o a otras formas de terapia periodontal complementaria como quimioterapia y alisamiento). Como tampoco sobre los efectos de proveer esa intervención con distintos intervalos, agregan Beirne P, et al (Evidence-Based Dentistry (2005) 6, 5-6) después de su revisión de la literatura y afirman que se requieren más estudios clínicos y más exhaustivos. Algunos señalaban diferencias significativas favorables para los lapsos más breves entre sesiones de tartrectomía y pulido.

¡Largá el pucho!…   Con una muestra aleatoria de 59 nunca fumadores y 44 fumadores de por lo menos 20 cigarrillos diarios, tomada de entre 1221 sujetos con periodontitis adulta, M. Razali, et al (British Dental Journal 2005; [8] abril 25; 198, 495) hicieron un seguimiento clínico y determinaron que los fumadores experimentaban aproximadamente 13% más pérdida ósea, 15% más bolsas de 4-6 mm y 7% más bolsas de 7 o más mm. Las diferencias fueron mayores entre los sujetos de más de 45 años, lo que concordaría con el mayor tiempo de exposición.

 

A impuro pulmón…   Una encuesta nacional de salud y nutrición con 13.792 sujetos (de un promedio de 45 años y con 6 dientes mínimo) elegidos aleatoriamente del período 1988-1994 fue la fuente para un estudio de la relación entre mala salud bucal y neumopatías crónicas efectuado por Frank A. Scannapieco y Alex W. Ho (Journal of Periodontology 2001, 72 [1], 50). Las conclusiones apuntan a que en efecto existiría dicha asociación. El análisis se efectuó descartando variables como edad, género, raza, educación, ingresos, otras afecciones, cigarrillo, etc. Los sujetos con neumopatías presentaban mayor pérdida de adherencia periodontal. Los que tenían más de 3 mm de pérdida mostraron un mayor riesgo de afección pulmonar que aquellos con menos. Se observó una tendencia a que la función pulmonar pareciera disminuir con una creciente pérdida de inserción periodontal.

 

Prevención

 

Equilibrio…   El tratamiento de la caries dental como una enfermedad infecciosa exige al clínico que identifique los factores de riesgo y las desmineralizaciones lo más pronto posible. Ese reconocimiento temprano del riesgo permite al dentista implementar regímenes preventivos antes de que se haga visible una enfermedad bucal significativa. La prevención  incluye un devolución del medio bucal a su equilibrio natural. Contribuyen a esto el control microbiano, el restablecimiento del pH y la provisión de calcio, fosfatos y flúor. Este rebalanceo puede proteger a las estructuras dentarias de la desmineralización y asimismo reparar las lesiones incipientes. Una vez aparecida la cavidad, estará indicada una restauración conservadora con materiales biomiméticos Donly KJ y Brown DJ (Gen Dent. 2005 abr;53(2):106).

El mecanismo de la caries...   El progreso o retroceso de la caries dental depende del equilibrio entre la desmineralización y la remineralizaciín. El “equilibrio de la caries” está determinado por el peso relativo de la suma de los factores patológicos y el refuerzo de la remineralización para evitar cualquier pérdida de tejidos duros. Sobre la base de este equilibrio debiera realizarse cualquier evaluación estructurada del riesgo de caries. Hecho esto, se traza un plan de tratamiento que conduzca  al control de la caries dental en el paciente. El equilibrio entre los factores patológicos y los protectores puede ser desplazado en la dirección de la intervención y prevención por el papel activo del dentista y de su personal auxiliar. Ha avanzado mucho la comprensión del mecanismo de la caries dental. Se sabe desde hace mucho que la desmineralización de los tejidos duros es causada por ácidos orgánicos generados por las llamadas bacterias acidógenas de la placa cuando se les aportan hidratos de carbono fermentables. El proceso natural de reparación es la remineralización, que se produce cuando el pH se eleva nuevamente y el calcio y fosfato de la saliva junto con flúor penetran en la región subsuperficial de la lesión y forman un nuevo recubrimiento sobre los cristales existentes remanentes en ella. Esta capa es menos soluble que los minerales originales y resiste los nuevos ataques ácidos. Todo esto según el reconocido viejo maestro de este campo, el Dr. J. D. Featherstone, en el Oral Health Prev Dent. 2004;2 Suppl 1:259
 

Laminaria ¿y parto?...   La aplicación clínica de preparaciones de algas demostró poseer un efecto preventivo apreciable. Se refiere a un concentrado mineral en agua de laminaria (la misma que aún hoy, a veces, algunos obstetras usan para inducir partos). Ocurriría por vías de una mejora en la función de las glándulas salivales, opyimización de la saturación en los líquidos bucales de los componentes minerales, ampliación de la propia purificación de la cavidad bucal y aumento de la resistencia de los tejidos dentarios (Vilova TV, Zenovski VP, Deviatkova MA. Stomatologiia (Moscú). 2005;84(2):10).
 

Prótesis

Prótesis expuestas…   El Texas Dental Journal (dic 2003) presentó un interesante trabajo de los Dres. Richard R. Seals (h.) y John D. Jones sobre prostodoncia removible basada sobre evidencia. Merece la lectura completa, pero la esencia apunta a un par de nociones.

Primero, que se ha popularizado la realización de las prótesis completas inferiores sostenidas por dos implantes, como superiores a las convencionales en varios estudios clínicos controlados aleatorios. Incluyen trabajos también donde se aprecia el mayor grado de dolor experimentado con las prótesis convencionales inferiores que con las sobredentaduras. Permiten, además, ejerce mayor fuerza masticatoria, casi el doble, y reducen la sensibilidad bajo esa presión. El tiempo requerido para proveer sobredentaduras inferiores con dos implantes no ferulizados no es significativamente diferente del necesario para un tratamiento con dentaduras simples. Es preciso dejar claro con los pacientes que se requerirá tiempo de mantenimiento que puede llegar a 72-98 minutos en el primer año. “La evidencia científica disponible actualmente sugiere que el tratamiento prostodóncico de la mandíbula edéntula con una dentadura completa convencional ya no es más el tratamiento de elección más apropiado. Es abrumadora la evidencia de que una sobredentadura sostenida por dos implantes debiera pasar a ser la solución de preferencia …”

Segundo, que las prótesis parciales removibles siguen siendo usadas y estudiadas, con más de 70 artículos por año de 1996 para acá. Los pacientes suelen apreciarlas más que los prostodoncistas. Un estudio de 207 PPR mostró que a los 8 años había 132 en uso (64%) y los inconvenientes pasaban por ganchos fracturados, dientes desprendidos y otros. En general, se habla de prótesis desechadas a los 5-6 años, por reemplazo o simple descarte. La razón generalmente dada por los pacientes para no usar las PPR fue la insatisfacción general en cuanto a comodidad, calce y aptitud masticatoria. Kern y otros publicaron que, tras 10 años de uso, se podía  observar un deterioro de la profundidad de las bolsas y la movilidad de los dientes pilares. Zlataric y otros comprobaron la diferencia entre los dientes pilares y los demás en cuanto al mismo aspecto. Por eso, los AA de ambos estudios afirmaron que para el bien de la salud periodontal se requieren buen diseño, buena higiene bucal y un sistema de visitas periódicas de control.

 

Puentes reforzados...   Podemos imaginar que tengan importancia las dimensiones de la caja para una incrustación como pilar de una prótesis fija de composite reforzado por fibra de vidrio (CRF), pero Ozcan M, Breuklander MH y Vallittu PK. (J Prosthet Dent. 2005 abr; 93 (4): 337) quisieron investigar la validez de esa suposición. En 21 dientes, realizaron puente de CRF, fibras unidireccionales, entre primeros premolares inferiores y primeros molares. Las cajas fueron preparadas con fresas convencionales para incrustaciones y con puntas ultrasónicas. Los puentes fueron sometidos a pruebas pertinentes in vitro. No observaron diferencias significativas en fracasos, principalmente por delaminación, entre cajas grandes y pequeñas. Las cajas refinadas con puntas ultrasónicas pequeñas requirieron mayor energía para fallar.

 

Impresiones acondicionadas...   El tipo de acondicionador de tejidos usado como material de impresiones (COE-comfort, Soft-conditioner, and Visco-gel tiene un efecto significativo sobre la calidad de la superficie de los modelos de piedra que se hayan vaciado en ellos), y sobre todo mucho el tiempo de inmersión. En cambio, no influye el tipo de yeso piedra empleado, dicen Murata H, et al (J Prosthet Dent. 2005 mar; 93 (3): 274)
               

Estafa…   a nuestra credulidad hacen Estafan A, et al (J Prosthet Dent. 2005 mar;93(3):221) cuando nos desvirtúan la convicción de que las lesiones cervicales no cariosas están relacionadas con la abrasión oclusal. Ellos dicen que no. Tampoco hallaron correlación entre esas lesiones y otros parámetros considerados. Como clase de Angle, guía oclusal, línea media, tori, restauraciones, mordida cruzada, o abierta, y contactos excursivos.

Radiología

Luces y contrastes...   Guneri P, et al (Dentomaxillofac Radiol. 2005 en;34(1):20) midieron como punto de partida kia valores grises medios (VGM) de una región determinada de interés en el hueso alveolar y en una cuña de aluminio y después hicieron ajustes de luminosidad y contraste en una radiografía periapical digital. Observaron los cambios densitométricos. Los VGM fueron recuperados fácilmente después de los ajustes de luminosidad; pero el incremento del contraste condujo a cambios más complicados de la densidad. La calidad original de los datos se conservó hasta 50 unidades de incremento de contraste, pero desde alí se produjeron cambios densitométricos considerables. En consecuencia, los ajustes de contraste deben ser cuidadosos cuando se hagan análisis cuantitativos de las radiografías digitales.

Terapéutica

Licopeno… y otros...    Singh Met al (Oral Oncol 2004; 40:591-) trataron a 20 pacientes con 8 mg del carotenoide licopeno bucal en dos tomas diarias; a 18, con 4 mg de licopeno bucal, y a 18 con cápsulas de placebo durante 3 meses, todos con leucoplasia bucal, y los siguieron 2 meses más. No observaron diferencias clínicas por la cantidad suministrada del licopeno, pero sí notorias con respecto del placebo. Histológicamente, fue superior la aplicación de 8 mg. La conclusión, con esta muestra pequeña, fue que el carotenoide probado es eficaz en el tratamiento de la leucoplasia bucal (Evidence-Based Dentistry (2005) 6, #1, 17-). Lodi G, et al (Cochrane Review, Cochrane Library, # 3, 2004), ´por su parte, tras su revisión de la literatura de casos aleatorios  clínicos controlados (CACC), concluyeron  que no hay suficientes evidencias de tratamientos eficaces para evitar la transformación maligna de la leucoplasia y que los tratamientos pueden ser eficaces en la resolución de las lesiones, pero son comunes las recaídas y los efectos adversos. La eficacia de las intervenciones quirúrgicas, incluyendo láser y crioterapia, nunca fue estudiada en (CACC)  Fueron considerados estudios con vitamina A, con retinoides, con bleomicina,  con té mixto y con beta-caroteno (Evidence-Based Dentistry [2005] 6, #1, 15-).

   

                            VOLVER