julio 2004

Cirugía

 

Elevados e impolutos…   Timmenga, N M et al (Clin Oral Implants Res , 2003 may,(3):322) afirman que aun cuando la elevación del piso del seno maxilar con injertos de hueso autógeno se ha convertido en un procedimiento aceptado, no ha sido objeto de estudios su efecto sobre la función del seno maxilar en seres humanos. Por tanto, tomaron 17 pacientes a los que se haría dicha elevación con hueso ilíaco y los sometieron a extensa anamnesis y observación clínica de sinusitis, a radiografía convencional (proyección de Watson) y a la inspección endoscópica unilateral del seno maxilar. Todo lo cual fue repetido a los 3 y 9 meses, sin que se observaran muestras de sinusitis; pese a que 6 tenían historia de impedimentos sinusales. En conclusión, los efectos de esta intervención quirúrgica no tienen ninguna significación clínica

 

 

Frígidos terceros…   Benediktsdottir IS, et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 abr;97(4):438) ¿indicarán hielo después de extraer un tercero o sólo asomar la cara al clima de su Islandia? Nos dicen que puede ser interesante identificar los indicadores de riesgo para un tiempo quirúrgico prolongado y complicaciones postoperatorias tras la remoción del tercero inferior, para lo cual estudiaron 388 molares removidos bajo anestesia local y abordaje vestibular. La visibilidad del dentario inferior fue el factor de riesgo mayor aislado. Más problemas tuvieron las mujeres y los ancianos. Las retenciones totales dieron mayor riesgo de infección postoperatoria.
 

Caries

 

Dando el dulce…   Resumieron Ruottinen S, et al (Caries Res. 2004 abr;38(2):142) que una ingesta de azúcar elevada persistente incrementa el riesgo de caries dental en los niños. Pese a que la salud dental infantil ha mejorado en los países occidentales sin una reducción concurrente del consumo de azúcar. Tras seguir niños del percentil más elevado (33) y de los más bajos (33) en consumo de azúcar, desde la primera infancia hasta los 10 años. Los índices de caries, ausentes y obturados fue constantemente mayor en los del primer grupo
 

A morderse las uñas…   Las uñas de las manos y de los pies pueden ser marcadores biológicos útiles de la exposición al F de dentífricos fluorados en niños de 2 a 3 años. Correa Rodrigues MH, de Magalhaes Bastos JR, Rabelo Buzalaf MA. (Caries Res. 2004 Mar-Apr;38(2):109) les recortaron las uñas cada 2 semanas durante el período experimental (en el que usaron e interrumpieron y renovaron el cepillado fluorado) y las analizaron. No hallaron diferencias entre las manos y los pies (en las uñas, claro), pero a las 16 semanas de haber iniciado el uso del dentífrico fluorado encontraron picos de concentración, lo cual las convierte en marcadores biológicos útiles.

 

Clínicas


    
Sleep or dream   Es sabido que se ha de mantener una presión de aire positiva continua (PAPC) en el tratamiento de la apnea del sueño (AS) en pacientes con falla cardíaca congestiva (FCC), pero los pacientes no suelen seguir la indicación. Como se ha afirmado que los dispositivos de adelantamiento de la mandíbula (DAM) inhiben la obstrucción de las vías aéreas (VA) y que actúa de ese modo, Eskafi M, et al (Swed Dent J. 2004;28(1):1) se propusieron averiguar si en efecto eso estaba demostrado. En 17 pacientes mayores con FCC y AS evaluaron las dimensiones de las VA con DAM y sin él. El DAM logró reducir la AS en 9 de los 13 pacientes con VA incrementadas y concluyeron que el DAM reduce la AS por algún otro mecanismo fuera de aumentar las dimensiones de las VA. [Esto se refiere al sueño y no a los sueños, plural necesario para distinguir lo que en inglés se hace con sleep o dream.]

 

Quítenles todo antes…   Abbott PV. (Aust Dent J. 2004 Mar;49(1):33) examinó 245 dientes para endodoncia, antes y después de quitarles las restauraciones que tenían. En el preoperatorio, 47 tenían caries, 57 estaban rajados y 96 tenían los márgenes deteriorados. Después de remover las obturaciones, determinaron que 211, 147 y 244, respectivamente, tenían esos problemas. Casi todos los dientes (93%) tenían más de uno de estos factores y las radiografías periapicales no eran confiables en cuanto a indicar su presencia. Apenas hubo un 56,1% de probabilidad de hallar los daños antes de retirar las restauraciones. Los composites fueron los materiales más a menudo asociados a la iniciación temprana y progreso rápido de las lesiones pulpares. En conclusión, todas las restauraciones deben ser retiradas antes de la endodoncia para eliminar los factores concurrentes que pudieran haber causado la afección pulpar o periapical.

 

Endodoncia

¡Increíble!…   Lussi A, Hotz M y Stich H. Casi me matan de la sorpresa cuando leí que de su trabajo habían extraído la siguiente conclusión: el efecto limpiador de la más reciente modificación de la Tecnología No Instrumental (TNI) es equivalente o mejor que la instrumentación convencional y en menor tiempo. Habían medido la curvatura radicular de 100 dientes humanos vitales y los habían distribuido en 5 grupos de 20, con curvaturas similares. Los métodos de preparación fueron la técnica de Fuerza Balanceada (TFB) y la Rotatoria GT; irrigaron con 40 ml de hipoclorito de sodio al 3%, en 2 grupos; los otros 3 fueron irrigados con TNI durante 2,5, 5 o 10 minutos. Tinción, sección longitudinal, microscopio, y análisis de la imagen. El efecto del TNI en el tercio coronario y en el medio de los conductos donde lo usaron 5 y 10 minutos fue significativamente superior a la TFB y al TNI por 2,5 minutos (Schweiz Monatsschr Zahnmed. 2004;114(1):12).

 

Extraña extrusión…   La presencia de extrusión apical, en el trabajo de Van Zyl SP, Gulabivala K y Ng YL. (Int Endod J. 2004 May;37(5):346), fue significativamente menor cuando utilizaron condensación lateral fría y confección de medida del cono maestro. Resultó un factor significativo el factor humano. Habían comparado 300 obturaciones con 3 técnicas (condensación lateral fría, vertical caliente y de onda continua, cada una con cono de medida o no, trabajado con cloroformo. En su mayoría (80%) llegaron a 0,5 mm de la longitud de trabajo; sólo 20% más allá. Con la condensación fría y el cono de medida se redujo significativamente la extrusión. Un operador produjo 2,5 más extrusiones que el otro. Factores como curvatura y longitud radicular, tamaño del ápice y técnica preferida.

 

El color del cristal…   G. Shipper, E. S. Grossman, A. J. Botha y P. E. Cleaton-Jones concluyeron que el MTA (mineral trioxide aggregate) produce en las obturaciones apicales retrógradas una adaptación mejor que la amalgama y que los resultados varían según el método de observación (Int Endod J. 2004 mayo;37(5):325).

 

Irrigadores…   Menezes MM, et al (Int Endod J. 2004 mayo;37(5):311) probaron in vitro la eficacia del hipoclorito de sodio, de la clorhexidina y de 5 medicamentos para la eliminación de 2 microorganismos testigos (Candida albicans y Enterococcus faecalis). Concluyeron que la medicación más eficaz es la pasta de Ca(OH)2 + CPMC (paramonoclorofenol alcanforado) y que el NaOCl al 2,5% es más eficaz que la CHX contra el E. Faecalis.

 

Por la otra vía…   Sin hacerse los suecos, los ídem A. S. Platt y K. Wannfors investigaron clínicamente la otra vía, la retrógrada para obturar conductos. [Retrogradar, en verdad, quiere decir retroceder y no precisamente obturar por detrás, y esto sin dilucidar que es por atrás y qué por delante en un diente.] Comprobaron (en 34 dientes unirradiculares con perno y corona) que el uso de un compómero fotopolimerizable en una preparación apical cóncava no profunda, previo uso de un adhesivo dentinario, rendía mejores curaciones sin que importara la calidad de la obturación radicular (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 abr;97(4):508).

 

Si los suecos…   hacen así, ¿qué nos queda a los demás? Como confesión de parte, los ídem Kvist T, Heden G y Reit C. (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 abr;97(4):502) revelaron que los Odontólogos Generales (OG) no indican habitualmente el retratamiento de los “fracasos endodóncicos”, dientes con radiolucideces apicales persistentes a los que es corriente clasificar como tales. Los OG aplicarían la teoría del “Concepto de Praxis” (CP) según la cual los dentistas conciben la salud y la enfermedad periapicales como estados diferentes de un continuum. De este trabajo surge que sólo un 6% de los OG indicaron retratamiento sistemáticamente, mientras el 79% actuó de acuerdo con el CP.

Estética

 

Nuevo blanqueador (I)…  Date RF, et al, que trabajaron para The Procter & Gamble Company, Egham, Surrey, UK. (Am J Dent. 2003 nov;16), informan de un nuevo sistema blanqueador nocturno (Crest Night Effects) que contiene percarbonato de sodio al 18% y agentes formadores de una película de silicona. Lo describen así: cada noche los participantes, antes de ir a la cama, se cepillaban los dientes como de costumbre, se los secaban con una compresa y se aplicaban el producto a los doce dientes anteriores, para dejarlo allí durante la noche, tras lo cual se lo quitaban con un cepillado. Aportan asimismo una investigación de la sustantividad del producto sobre las superficies dentarias y su eficacia blanqueadora. Al ser aplicado, el 84,7% de las superficies dentarias aparecían perfectamente cubiertas y, al término de la noche, seguían cubiertas un 77,4% de las inicialmente recubiertas. Después de 2 semanas de tratamiento la mejora del color fue significativa, con buena tolerancia. Efectos adversos: irritación (13%) y sensibilidad dentaria (6%), que no fueron razón para que nadie interrumpiera las aplicaciones.

 
Nuevo blanqueador (II)…  White DJ, et al, trabajando para The Procter & Gamble Company (Am J Dent. 2003 nov;16), investigaron los efectos sobre esmalte, dentina y materiales (IV, composite y amalgama) de un gel blanqueador para uso nocturno que se pinta sobre los dientes (percarbonato de sodio al 19%). Su conclusión, suponemos que no sesgada, fue que no afecta los tejidos dentarios ni a los materiales, aunque en el compopsite podían quedar restos de la película de silicona.
 

Nuevo blanqueador (III)…  Karpinia KA, et al (Am J Dent. 2003 nov;16) evaluaron el blanqueamiento inicial, acumulado y mantenido de Crest Night Effects, un gel de percarbonato de calcio al 19% que se pinta sobre los dientes y al secarse forma una película adherente (estudio aleatorio, doble ceguera, con uso de placebo). Evaluaron a los 59 participantes quincenalmente durante 6 semanas de tratamiento y 4 semanas después. El blanqueador fue significativamente superior al placebo, con efectos acumulativos durante las 6 semanas y su color persistía (90%) 4 semanas después. La sensibilidad dentaria (20%), se resolvió por completo.


Gerodontología


 
Viejitos pintones…   Un grupo de estudio (GE) de 64 pacientes de entre 64 y 86 años y un grupo de control (GC) de 21-33 años, todos con denticiones completas y no más de dos coronas se manifestaron satisfechos con el aspecto de sus propios dientes naturales. En el GE se veía (media) 1,5 mm de los incisivos superiores y 1,6 de los inferiores, con los labios relajados, mientras en el GC esos valores eran de 2,5 y 0,4, respectivamente. En el GE, había mayor diversidad en la posición de los dientes anteriores, sobre todo los incisivos, y se observaban más pigmentaciones, grietas y otros defectos. Un “triángulo negro” típico era rasgo distintivo del aspecto de los mayores. Concluyeron que estas personas, mayores de 60 años, observadas en Mainz y en Leipzig, con su dentición propia, no desearían hacer un cambio si llegaran a necesitar una reconstrucción protética. Por lo tanto, se deberán promover técnicas de hechura a medida para dar ese aspecto natural a las prótesis (Hartmann R, Muller F. Gerodontology. 2004 mar;21(1):10)

 

 ¿Sanos y brillantes?…   Analizaron Avlund K, et al (Gerodontology. 2004 mar;21(1):17) la posible relación entre la función cognitiva y la aptitud funcional en 159 miembros de comunidades mayores de 80 años. Los adultos con un índice Mini de Estado Mental (MMSE) bajo tendían a un mayor riesgo de caries coronaria que los de índice más elevado. Los participantes con moderada declinación del MMSE y reducción de la aptitud funcional tenían riesgo mayor de caries radicular. Con bajo MMSE también contaban con 4 veces más probabilidades de no requerir con regularidad la consulta odontológica.

Implantología

Implantes impolutos…   Es corriente que después de la primera fase quirúrgica implantológica se produzca la contaminación delos espacios internos del implante. La aplicación de clorhexidina al O,2% en la segunda fasequirúrgica inhibe el desarrollo o la incorporación de microorganismos, efecto que se mantiene hasta 4, 5 y 6 semanas después (Groenendijk E, et al Clin Oral Implants Res. 2004 abr;15(2):174).
 

Cortos son buenos…   El uso predecible de implantes cortos para sostener coronas aisladas y pequeños puentes de 2-4 unidades sostenidos por 2-3 implantes permite (1) restringir la necesidad de procedimientos prequirúrgicos sofisticados y costosos destinados a determinar con precisión la altura del hueso; (2) colocar restauraciones orientadas protéticamente en vez de quirúrgicamente; (3) reducir la gama de indicaciones para procedimientos invasores extensos como levantamiento de seno e injertos óseos; (4) facilitar la cirugía, no dirigida a ubicar implantes largos, y (5) evitar la alteración de las sensaciones. Todo lo cual facilita y multiplica el uso de implantes. Esto es lo que concluyeron Nedir R, et al (Clin Oral Implants Res. 2004 abr;15(2):150) después de observar los resultados de 7 años de colocación de 528 implantes ITI con plasma y con arenados y grabados, cargados por lo menos un año, en 236 pacientes. La longitud promedio de los implantes era apenas inferior a los 10 mm De los pocos fracasos, el número de fallas no fue superior en los más cortos.
 

Con impermeables o no…   Dado que permitiría la penetración de células mesenquimáticas indiferenciadas desde los tejidos blandos circundantes, si se emplea una membrana de Teflon permeable a esas células, ¿pueden mejorar los resultados obtenidos con las técnicas de regeneración tisular guiada (RTG) más matriz ósea desmineralizada (MOD)? Esto es lo que contestaron Mardas N, et al (Clin Oral Implants Res. 2003 dic;14(6):812) al afirmar que no encontraron diferencias estadísticamente significativas con el uso de membranas no permeables.

Lorelei…   No sé qué pueda significar  que yo tan contento esté de que una universidad de Dusseldorff tenga nombre de poeta –Heinrich Heine- y de que su Departamento de Cirugía Bucal, por intermedio de los Dres. Schwarz F, et al (Clin Oral Investig. 2004 Abr 2), haya investigado los efectos de un derivado proteínico de la matriz adamantina sobre la adhesión, proliferación y viabilidad de osteoblastos hu,anos a implantes de titanio. Sólo sé que no sirvió de nada, salvo cuando se incrementó la concentración del derivado proteínico a 200 microgramos por mililitro

Materiales

Es igual...¿o no?   Rosentritt M, et al (Dent Mater. 2004 Jun;20(5):463) se propusieron investigar in vitro la adaptación marginal de incrustaciones de cerámica sola de Clase II que fueron cementadas con cementos convencionales (un compómero [CM] y un ionómero reforzado [IR]) de pasos previos múltiples y un nuevo tipode cemento que no requiere condicionamiento. En todos, la integridad marginal fue del 90%. La adaptación marginal estuvo entre 55 y 80% para el IR e inferior al 20% para el CM. La microfiltración fue inferior al 20%, aunque el CR llegó a valores del 100% de penetración. Significación: No siendo significativa la diferencia en integridad marginal entre los cementos, se puede decir que tiene empleo sin restricciones el IR y que el CM no debe ser usado con incrustaciones cerámicas de Clase II.


 
¡Admira!...   Tagtekin DA, et al (Dent Mater. 2004 Jun;20(5):487) encontraron en el ormócero Admira mayor microdureza y resistencia al desgaste que en un composite híbrido; sólo quedó por investigar la capacidad de pulido, pues resultó más áspera la superficie de Admira. Otra conclusión que que las resinas convencionales adquieren mayor microduraza con la luz visible que con las lámparas de arco de plasma.

Sólido prócer...   Panavia 21 y Variolink II dieron la mayor fuerza de adhesión a la cerámica sinterizada Procera arenada y preparada con Alloy Primer o el silano Monobond S que se mantuvo después de 150 días de almacenamiento. En la misma investigación se observó que otros 8 cementos no daban esta duración y que las coronas no arenadas daban poca resistencia adhesiva (hasta llegar a despegarse espontáneamente) (Hummel M y Kern M. Dent Mater. 2004 jun;20(5):498).

 

1,3-bis[(p-acriloximetil) phenetilo] tetrametildisiloxane...   es lo que Lai JH, Johnson AE y Douglas RB. (Dent Mater. 2004 jul;20(6):570) aprovecharon por su alto peso molecular para mejorar las matrices poliméricas de los polisiloxanos, pues generalmente tienen propiedades mecánicas pobres. Los grupos fenólicos más consistentes pueden mejorar esas cualidades. En este caso, aplicado a composites fotocurados el monómero siloxano de alto peso molecular 1,3-bis[(p-acriloxymetil) fenetilo (BAPD, familiarmente). Los composites con base de BAPD mostraron menor sorción de agua,  mayor grado de conversión, mernor contracción de polimerización y valores de resistencia tensil y dureza no inferiores a los composites basados sobre bis-GMA. En general, los composites con este monómero de baja viscosidad no requirieron la incorporación de diluyentes y resultaron por lo menos comparables con los composites convencionales.

 

Útil, si bien leído...   Nikolaenko SA, et al (Dent Mater. 2004 jul;20(6):579) se propusieron investigar la influencia del factor c y las diferentes formas de abordaje por capas sobre la adhesión a la dentina de diferentes sistemas adhesivos, partiendo de que la contracción de polimerización de las resinas compuestas determina un factor de configuración (c) elevado en las cavidades de Clase I profundas y la consiguiente cantidad de estrés al adherir el material. Llegaron a la conclusión de que el factor c influye sobre la adhesión dentinaria, pero que con la apropiada aplicación de capas se pueden alcanzar altas resistencias adhesivas al piso de cavidades profundas. Usaron Z250 adherido con OptiBond FL (1), Single Bond (2) y One Up Bond F (3) sobre dentina plana, sin paredes, y sobre el fondo de cavidades profundas. Aplicaron incrementos horizontal, vertical y oblicuamente, con forro fluido y sin él. La resistencia adhesiva fue superior en las superficies planas, superior a (3). La aplicación en volumen dio adhesión menor, sobre todo para (2) y (3). Con las capas horizontales se obtuvieron mejores adhesiones que con verticales y oblicuas. El composite fluido como forro no mejoró con (1), pero con los otros adhesivos y capas verticales y oblicuas sí mejoró.

Siendo flexibles…   Los colegas brasileños A. Figueiredo Reis, M. Giannini, G. M. Ambrosano y D. C. Chan no hallaron diferencias en la resistencia adhesiva de las restauraciones de Clase II realizadas con composite entre las forradas con un composite de baja viscosidad y las que no. Pero sí en cuanto a los modos de fracasos. En cuanto a la técnica de restauración, los valores menores de adhesión los obtuvieron con la obturación total, frente a las cavidades obturadas por incrementos.

Odontopediatría


¡Niños del mundo, amalgamaos!…   Qvist V, et al (Acta Odontol Scand. 2004 Feb;62(1):37) concluyeron, en vista de la alta frecuencia de fracasos de las restauraciones con ionómero vítreo convencional, que no son apropiadas como alternativa universal frente a las restauraciones de amalgama en dientes primarios, aun cuando reducen el progreso de caries y la necesidad de tratamiento operatorio de las superficies adyacentes. La muestra fue de 515 IV y 543 amalgamas. Los mismos autores, pertenecientes al Departamento de Cariología de la Escuela de Odontología de Copenhague, tras 7 años, compararon la longevidad y los efectos cariostáticos de 1565 restauraciones de Clase II de 971 niños daneses ( Eur J Oral Sci. 2004 abr;112(2):188), con 3 IV reforzados con resina y un compómero, o composite reforzado con poliácido. Observaron  que las restauraciones no influían sobre las caries adyacentes, que la supervivencia llegaba a los 5 años para el 50% y concluyeron que ambos tipos de materiales son apropiados para las restauraciones de dientes primarios sin grandes diferencas, inclusive por el uso o no de condicionadores previos   …¡o reforzaos!
 

 


Operatoria

 

Igual flojo que consistente…   Hennig AC, et al (Schweiz Monatsschr Zahnmed. 2004;114(2):104) trataron 70 cavidades de Clase V con caries o no con Admira condensable, por 2 años, y 25 con Admira Flow combinado con un composite convencional o no, por 1 año. Obtuvieron buenos resultados con ambos tipos de materiales. La retención del Flow fue del 100% a los 6 y 12 meses, en lo único que fue superior al condensable. En el grupo 1, a los 2 años, había habido modificaciones apreciables de volumen y textura, en el 2 no. No hubo diferencias de color zona de adhesión y aceptación clínica, salvo cuando observada la adhesión con SEM.

 

Peligro polimerizante…   Según Bruzell Roll EM, Jacobsen N y Hensten-Pettersen A., los operadores de lámparas polimerizantes corren el riesgo de efectos agudos y acumulativos por el reflejo de la luz azul, así como reacciones fototóxicas y fotoalérgicas provenientes de la radiación absorbida en las sustancias endógenas y exógenas acumuladas en los ojos y la piel (en las manos) del profesional y también de los pacientes. La prevención se cumple el respeto de las instrucciones de los fabricantes de los dispositivos polimerizantes y con anteojos protectores que filtren la radiación.

 

Deformaditos…   Con paciencia tai, Tantbirojn D, et al (Dent Mater. 2004 jul;20(6):535) se propusieron medir la deformación cuspídea por contracción del composite fotopolimerizado empleado en la restauración oclusal de los molares afectados. Consideraron que tal podía ser la causa de los despegamientos, la extensión de las grietas y la sensibilidad postoperatoria. La deformación cuspídea se manifestó como una reducción del perfil vestibular y lingual perpendicular a la superficie. La alteración mayor fue vista en las MOD grandes, seguidas por las MO. En la Clase I y en las pequeñas Clase II las deformaciones fueron similares. Por consiguiente, el tipo y el tamaño de la cavidad afectan cuánto se inclinarán hacia adentro las cúspides.

 


Ortodoncia


Con cama afuera…   Como recuerdan, clínica era lo que se hacía, etimológicamente, junto a la cama. Cama afuera sería lo proclinado y cama adentro lo retroclinado; pues bien, según Afzelius-Alm A, et  al (Swed Dent J. 2004;28(1):37) los niños con hábito de succión del pulgar prolongado presentarían en su mayoría proclinación de los incisivos inferiores. Observados 2 grupos de succionadores, en el de anteroinferiores retroclinados  el ángulo entre el pulgar y los incisivos inferiores era significativamente menor y el espesor del labio inferior significativamente menor que en el de proclinados. También mostraban una mayor incidenica de pérdida precoz de los molares primarios. Éstos serían factores que influirían en la inclinación dentaria mandibular.

Espejito, espejito…   A 121 jóvenes de 19 años, tratados o no ortodóncicamente, se les evaluó la satisfacción y la opinión que tenían de sus dientes y se consideraron 6 rasgos definidos de maloclusión. Un 10% de los que no habían sido tratados mostraban cierta necesidad de tratamiento; un tercio de los que el ortodoncista juzgaba no necesitados de tratamiento y un tercio de los que habían recibido algún tratamiento del OG tenían marcada necesidad ortodóncica. El 94% del total se manifestó satisfecho con sus dientes al margen de tener maloclusión o no. Uno de cada dos consideraban importante su aspecto dentario para la autoestima (Lilja-Karlander E, Kurol J, Josefsson E. Swed Dent J. 2003;27(3):143)

 

Patología


Hipo…   Según Karsten A y Larson M., los dientes con hipo (hipodoncia) en la región del segundo premolar no tendrían que ver con la herencia de labio y paladar fisurado con sólo éste manifiesto. 

Largá el pucho o los dientes…   Ylostalo P, et al Eur (J Oral Sci. 2004 abr;112(2):121) hallaron que fumar está asociado a la pérdida de dientes en forma dependiente del grado de exposición. Ya se había relacionado ese hábito con índice más elevados de caries, enfermedad periodontal y pérdida de dientes.

Nada…   Según otros escandinavos (Bergstrom J, Babcan J, Eliasson S. Eur J Oral Sci. 2004 abr;112(2):115), nada relacionaría el hábito de fumar con la periodontitis apical.

 

Periodoncia


Así o asá…   Quizá dependiendo de las cualidades del especialista, quizá vinculándose a la salud y cumplimiento del paciente, quizá por alguna voluntad superior, el éxito puede coronar los tratamientos correctos más simples igual que los más elaborados, según se desprende de la literatura. Sólo dos ejemplos. En uno (Kawamura M, et al Aust Dent J. 2004 mar;49(1):40), tras 17,5 años de atender a una paciente se logró conservarle todos los dientes afectados por la periodontitis crónica avanzada, con movilidad 2+ y 3+, y pus ordeñable en la mayoría. Los autores usaron fijación provisoria, tartrectomía y pulido, lavajes de las bolsas y mantenimiento supervisado con regularidad. Se le extrajeron 6 dientes en ese lapso.

En un segundo trabajo (Sculean A, et al Clin Oral Investig. 2004 feb 6), a 8 pacientes con periodontitis crónica se les trataron los defectos intraóseos con regeneración tisular guiada (RTG), ya a 5 con xenoinjertos  bovinos solos (XBS), ya a 3 con ellos y colágeno (XBC); todos dientes destinados a la extracción. A los 6 meses, extrajeron esos dientes junto con los tejidos circundantes y los prepararon para su estudio histológico. En 7 se había formado cemento nuevo celular con fibras colágenas insertadas, mientras que en el otro (XBS + RTG) se había formado una larga unión epitelial a lo largo de la raíz, sin cemento ni hueso nuevos. Casi siempre, las partículas injertadas estaban rodeadas por hueso y conectadas perpendicularmente por las fibras colágenas al cemento neoformado. El epitelio nunca fue más allá de las nuevas inserciones. Los AA concluyen que su estudio constituye una buena base para defender el tratamientoi de los defectos periodontales con los recursos por ellos utilizados.

 

 

Prevención


Sellado liso y llano e importante…   Bjarnason S, et al (Swed Dent J. 2003;27(4):167) se propusieron averiguar si el sellador de fisuras podía servir sobre las superficies lisas (y llanas) del esmalte sano y desmineralizado. Su conclusión fue que la aplicación de la resina a superficies adamantinas grabadas permitía una firme adhesión sin evidencias de desmineralización ni de agrandamiento de desmineralizaciones previas.

Sellado selectivo importante…   En un estudio realizado en Finlandia y Suecia (Virtanen JI, Forsberg H, Ekman A. Swed Dent J. 2003;27(4):159) se vio que a los fineses les habían sellado el 80-90% de los molares, y a los suecos el 30%, con criterio selectivo. Más del 30% de los primeros molares y del 50% de los segundos no presentaban ninguna clase de tratamiento (sellado, restauración) al término de la observación; mientras que los valores respectivos fueron del 10 y 20% en Finlandia. En conclusión, los selladores son eficaces ára prevenir caries en niños y adolescentes y usados con criterio selectivo significarían un ahorro en esfuerzo y costo de situaciones de bajo riesgo de caries.
 

Sellado escandinavo…   En la revista Acta Odontol Scand. (2003 dic;61(6):321), Mejare I, et al no se ven tan convencidos de la eficacia del sellado de fisuras tras revisar 13 estudios que utilizaron resina o ionómero. La mayoría utilizó una aplicación sola y, dependiendo de la retención del sellador, la reducción relativa del riesgo de caries en los primeros molares de chicos hasta los 14 fue del 33%. En conclusión, reconocen el efecto preventivo, pero dice que la evidencia es limitada. Para segundos molares, premolares y primarios es incompleta, así como para el uso de los IV.

¡Dentífrico fluorado!…   Otra revisión escandinava de la literatura se ocupó del último descubrimiento preventivo: ¡el dentífrico fluorado! Los resultados revelaron fuertes evidencias de (i) efecto preventivo de caries del uso prolongado de pasta fluorada en la dentición permanente; (ii) que tales dentífricos son más eficaces con 1.500 ppm de flúor que con 1000 en la dentición permanente joven, y (iii) que las mayores reducciones de caries fueron registradas en estudios con cepillado supervisado. En cambio, encontraron insuficiente la evidencia con respecto de la dentición primaria, para lo cual se requerirían más estudios a largo plazo (Twetman S, et al Acta Odontol Scand. 2003 dic;61(6):347).

Flúor original…   Todavía cabe la posibilidad de ser original en los campos fluorados, se dijeron M. E. Curzon y K. J. Toumba (Br Dent J. 2004 may 8;196(9):543) e investigaron las posibilidades de administrar flúor envuelto en urna de vidrio. Evaluaron un continente de vidrio que liberara flúor lentamente (SFG)  frente a la ingestión de una tableta comercial de NaF para saber cuál daría concentraciones ideales de F(CF) en saliva, a largo plazo, y si afectaría la concentración en sangre. Adhirieron la cápsula vítrea SFG a un molar superior de cuatro voluntarios, a quienes midieron la CF durante 18 meses, mientras otros tomaron la SFG (no sirvió) o la tableta de NaF. Concluyeron que es un recurso promisorio por las buenas CF que permite. El mejor resultado lo dio la concentración de F del 13,3% en la cápsula adherida. En el mismo número de la misma revista, P. Cleaton-Jones también se refirió al SFG y coincidió en las conclusiones, incluida la falta de modificación de la concentración en sangre del F.

 


Prótesis

 

Supervivencia…   …de 27 coronas en premolares y molares y 31 puentes cortos en anteriores y premolares de porcelana sola de IPS-Empress2, a los 3 años de su realización (Zimmer D, Gerds T, Strub JR. Schweiz Monatsschr Zahnmed. 2004;114(2):115). Todos los pilares fueron preparados con hombro de 1,2 mm. Las coronas sobrevivieron en un 100% y los puentes un 72,4%. De éstos, 6 de 3 piezas fueron fracasos totales.

Más de supervivencia…   Rodiger O, Kappert HF y Marinello CP. (Schweiz Monatsschr Zahnmed. 2004;114(3):207) evaluaron la resistencia a la fractura de puentes de 3 piezas realizados con el Sistema Procera, in vitro. Fueron realizados con hombre circunferencial de 90° redondeado. Los resultados les indicaron que el uso de prótesis parciales fijas con Procera es, por lo menos, cuestionable.

Pretenden masticar…   Liedberg B, et al (Clin Oral Investig. 2004 mar;8(1):11) son tan suecos y perfeccionistas que hasta pretenden masticar con las prótesis fijas (PPF) y removibles parciales (PPR) que hacemos. Eligieron dos grupos (uno de 44 PPF y otro de 40 PPR), procurando que fueran similares en factores sociales y otros criterios de inclusión y muy similares en los aspectos bucales (n° de dientes, n° de elementos reemplazados, distribución de las dentaduras superiores e inferiores, contactos oclusales). Hallaron diferencias por la mayor capacidad de los PPF de mezclar masticando los colores de goma de mascar o de darle forma al bolo de goma y en el consumo de alimentos consistentes. No hubo diferencias en el umbral de deglución ni en el consumo de alimentos blandos. En total, no hubo tampoco diferencias en la ingesta de energía y nutrientes. Las diferencias en la capacidad masticatoria, en resumen, no parecieran ejercer efectos sobre los factores de importancia para la salud general; pese a que sea más activa la masticación con las PPF.

Reparaciones…   Tezvergil A, et al (Acta Odontol Scand. 2004 feb;62(1):51) estudiaron la resistencia adhesiva (despegamientos y fracturas) de las reparaciones con composite para restauraciones a armazones envejecidas de composite reforzado con fibra (CRF) del tipo de matriz polimérica multifase (everStick). Se utilizaron 5 tratamientos diferentes: (1) impregnador (primer Composite activator) y resina (CA); (2) Silane (EspeSil) y resina (SIL-MP); (3) Silane, primer adhesivo, y resina (Clearfil Repair) (CF); (4) abrasión con aire (CoJet), silano, and resina (CJ-SIL-MP); (5) resina sola (Scotchbond Multipurpose Resin) como control (MP). En todos, se incorporó la resina (Z250) por incrementos de 2 mm fotocurados. Observaron una diferencia significativa en función del tratamiento de la superficie, con el grupo CJ-SIL-MP como el mejor, es decir, que las reparaciones serían viables cuando se usa tratamiento con silano además de la abrasión con partículas proyectadas por aire a presión.

 

 

Radiología

 

Secundarias…   El método conocido como DIAGNOdent es conocido como detector de caries oclusales; según Bamzahim M, Shi XQ y Angmar-Mansson B. (Acta Odontol Scand. 2004 Feb;62(1):61) se obtienen resultados comparables frente a las radiografías, con algunos resultados positivos más en el diagnóstico de caries secundarias. Esto lo convertiría en un instrumennto útil para distinguir las lesiones recidivantes.

Reuma y ATM…   Voog U, et al (Acta Odontol Scand. 2004 feb;62(1):7) se propusieron investigar en 16 pacientes las modificaciones radiográficas longitudinales de la articulación temporomandibular (ATM) en relación con su involucración clínica con la artritis reumatoidea (AR) y con el nivel de mediadores inflamatorios y marcadores en sangre. Si bien sólo se pueden esperar progresos menores, con variaciones individuales considerables, a algún lectorde U. O. Le resultará interesante un resumen menos resumidos de las observaciones que hicieron.

Emplearon tomografía computada en 2 ocasiones separadas por 25 a 46 meses.  Evaluaron la presencia de erosiones, esclerosis, aplanamiento, osteopfitos y seudoquistes subcondrales. Midieron las concentraciones en suero (S) y en plasma (P) de mediadores y marcadores y observaron que el progreso de las alteraciones radiográficas en una AR bien controlada parece estar relacionado conlos niveles hemáticos de proteína C reactiva, serotonina y una interleuquina.

 

 

Salud

 

Terapéutica


Para tomar helados…   Se puede manejar la hipersensibilidad dentinaria mediante la oclusión de los túbulos, si bien ninguno de los agentes usados es componente de la dentina natural. El empleo de un método de precipitación de fosfato de calcio (PPC) ocluiría los túbulos con una capa de CaP similar al principal componente inorgánico de la dentina. Este método enplea condiciones de PH ácido, como el grabado de la dentina, en el curso de varios tratamientos. Pero se puede usar un método más amable consistente en el tratamiento con vidrio bioactivo S53P4 o vidrio comercial regular, donde la mineralización se produce en soluciones fisiológicamente neutras, como fluido orgánico simulado (FOS) y solución remineralizante. Tras un breve período de inmersión, se disuelve el silicio de ambos tipos de vidrio (mucho mayor en el bioactivo) y lo adsorbe la superficie de la dentina durante el procedimiento de pretratamiento y refuerza la mineralización de la dentina en el FOS. Después de 14 días de mineralización, la dentina queda cubierta por una capa de CaP, pero a continuación se produce en la solución remineralizante una descalcificación de la dentina. Ésta se reduce con el pretratamiento con el vidrio bioactivo. El S 53P4 puede ser un buen material terapéutico para la mineralización de la dentina y de sus túbulos en un medio fisiológico.( Forsback AP, Areva S, Salonen JI. Acta Odontol Scand. 2004 feb;62(1):14).
Parestesias tratadas…   Yatsuhashi T, et al (Bull Tokyo Dent Coll. 2003 nov;44(4):209) presentan dos casos en que se les presentó una parestesia del nervio dentario inferior por medicación endodóncica; uno por hidróxido de calcio usado en el 37 y, otro, en el 47 por infiltración de paraformaldehida. En ambos casos se resolvió el problema mediante repetida irrigación endodóncica microscópica con solución fisiológica combinada con vitamina B12 y trifosfato de adenosina por vía bucal.


    
NEODONTOGÉNESIS

 

Fabricando dientes naturales…  

Según científicos en Gran Bretaña, si una nueva tecnología con células madre resulta exitosa, los dientes postizos serían cosa del pasado Por la módica suma de casi un millón de dólares, Paul Sharpe y otros investigadores del King´s College de Londres intentaron desarrollar dientes a partir de células madres. ¡Como para no tener éxito! Ya la compañía Odontis, generada por la universidad, espera realizar pruebas en seres humanos en dos años, tras haber llenado de dientes a los ratones.

Las células madres podrían ser programadas para desarrollar dientes - en un tiempo de dos meses, más o menos - que se transplantarían al maxilar del paciente donde los necesite.

Como dice la finesa Irma Thesleff  (Quintessence Int. 2003 Sep;34(8):613), en su artículo sobre biología evolutivas y fabricación de dientes, en los últimos 15 años, comenzó a ser comprensible el desarrollo de los dientes en el nivel de los genes.

La lista de genes conocidos que regulan la posición, la forma o el número de los dientes se extiende rápidamente. Es interesante que hasta ahora todos estos genes cumplen funciones importantes en la mediación de la comunicación celular, considerada en general el mecanismo esencial en el mecanismo que conduce  el desarrollo embrionario. La comunicación es mediada por pequeñas moléculas señaladoras que son enviadas a las células cercanas, con lo que afectan su conducta y diferenciación avanzada. Hay docenas de diferentes señales y de receptores

y de objetivos genéticos para ellas, que en su conjunto constituyen una complicada red de señalizaciones. Recientemente, en distintas afecciones del hombre fueron identificados los defectos  que influyen sobre el desarrollo dentario; los genes resultaron ser componentes necesarios de la red de señales.

Los estudios experimentales con ratones transgénicos como modelos de sindromes humanos como las displasias ectodérmica y cleidocraneal han marcado con precisión los papeles exactos de los genes de la enfermedad e indicado caminos para posibles terapias nuevas. También es posible que mediante la combinación del conocimiento de la regulación molecular del desarrollo dentario con los recientes progresos fundamentales en la investigación de las células madres, los sueños de fabricar dientes nuevos en el consultorio se hagan reales en un futuro, que sería en unos cinco años.

Justamente, el profesor Paul Sharpe, que es el investigador genetista responsable y es director de la división de Biología Craneofacial y Biomateriales del Instituto Dental en el King´s College, en 1988 presentó un trabajo pionero (Mesenchymal influences on epithelial differentiation in developing systems), junto con M. W. Ferguson, en el J Cell Sci Suppl; 10:195. Pasados estos más de 15 años, pudo decir a los medios que "una de las principales ventajas de nuestra tecnología es que un diente vivo puede conservar la salud de los tejidos aledaños mucho mejor que una prótesis artificial", y agregó  que "los dientes están vivos y pueden responder bien en la masticación". La empresa universitaria, por su parte, naturalmente, se ocupó de afirmar que el costo de los dientes nuevos no sería mayor que el de los implantes.

Dijeron en el 88 que las células, la matriz y los factores solubles del tejido mesenquimático influyen sobre la proliferación, morfogénesis y diferenciación de una diversidad de epitelios embrionarios, como el dentario. En todos los casos, es crítico entender cómo el mesénquima emite señales al epitelio y cómo éste procesa y responde a esas señales.  

En Japón, Harada H, Mitsuyasu T, Toyono T y Toyoshima K. (Odontology. 2002 sep;90(1) también trabajaron con las stem cells   curioseando científicamente el crecimiento ininterrumpido de los  incisivos ratoniles encontraron un modelo excelente para estudiar los mecanismos moleculares de la homeostasis celular (proceso por el cual las células son remplazadas cuando mueren por apoptosis o lesión). Localizaron células madres y analizaron su agenealogía mediante marcación con bromodeoxiuridina. Las CM se dividen lentamente para dar origen a una célula hija que pe rmanece en el ansa cervical y una segunda hija que entra en la zona de división rápida de células epiteliales adamantinas internas (población celular amplificadoras del tránsito). En las etapas siguientes de la división celular, estas últimas células se mueven hacia el borde incisal y se diferencian como ameloblastos que forman la matriz celular. Evidencia reciente sugiere que el factor de desarrollo fibroblástico (FGF)-10 tiene un papel importante en la formación y mantenimiento  de las CM en el crecimientos de los incisivos de las ratas.

Este mismo año,  el mismo Harada H  y Ohshima H. (Arch Histol Cytol. 2004 mar;67(1):1) señalaron que las CM tienen la capacidad de la propia renovación y de diferenciarse según varias líneas, además de contribuir al mantenimiento de los tejidos y a su regeneración después de las lesiones. Se ubican en lugares específicos denominados nichos de CM; el de las CM adultas de los dientes está en el extremo apical del diente en desarrollo, donde cuenta con una estructura histológica especializada para su mantenimiento y para la producción de diversas células progenitoras productoras de los tejidos dentarios. Las señales moleculares (Notch1, franja lunática y (FGF)-10) que regulan el mantenimiento y la decisión del destino celular se expresan en la estructura epitelial y el mesénquima circundante. Sobre la base de los estudios biológicos histológicos y moleculares, estos científicos proponen un nuevo concepto de que los gérmenes del diente eterno que producen la diversa progenie dentaria se forman en el extremo apical de los dientes de crecimiento continuo y acuñaron un nuevo término, germen apical, para ser aplicado a esa estructura epitelial especializada.

Dicen los diarios que se incorporaron a la competencia algunos brasileños y norteamericanos.

 

 

 

  VOLVER