julio 2013

 

CARIES

 

Cómo tratan los noruegos las caries profundas...   Stangvaltaite L, Kundzina R, Eriksen HM y Kerosuo E (Acta Odontol Scand 2013 mar 26) efectuaron una encuesta entre  437 dentistas generales noruegos, privados o de la salud pública. Los participantes recibieron una invitación con una radiografía y una foto clínica de una caries profunda en un diente maduro permanente junto con un cuestionario sobre las  características demográficas y sobre su tratamiento preferido en relación con diferentes diagnósticos de profundidad clínica. Respondieron 56%, sobre todo los públicos; no se observó un sesgo especial entre los que no contestaron. En ausencia de exposición y sin síntomas, la excavación total de la caries fue el tratamiento preferido (49%), seguida por la excavación por pasos (45%). En casos  de caries profundas sin exposición y con síntomas, las preferencias estuvieron igualmente distribuidas entre endodoncia  (39%) y la excavación por pasos (38%). En  presencia de exposición sin síntomas, se prefirió la protección pulpar directa (51%) y en la caries expuesta y con dolor, endodoncia (91%).

 

Fluoruro y educación como prevención y detención de caries radiculares en ancianos asilados...   Zhang W, McGrath C, Lo EC y Li JY (Caries Res 2013 feb 5;47(4):284-290), ante la creciente preocupación por la salud de los ancianos internados, investigaron el fluoruro de plata y diamina. Dividieron 266 adultos mayores, con 5 dientes mínimos y sin afecciones serias médicas, en 3 grupos, al azar: 1, controles, recibieron instrucciones de higiene bucal (HB) anual; 2, HB y el fluoruro (FAD) aplicado anualmente, y, 3, HB y FAD aplicados anualmente, más educación en salud bucal (ESB) programada cada 6 meses. a 227 sujetos los siguieron por 24 meses. La media de nuevas caries radiculares en grupos 1, 2 y 3 fue 1.33, 1.00 y 0.70, respectivamente (ANOVA, p < 0.05). El grupo 3 tuvo menos superficies con nuevas caries que el 1. Los  números medios de superficies de caries detenidas en 1, 2 y 3 fue 0.04, 0.28 y 0.33, respectivamente (ANOVA, p < 0.01). Los grupos 3 y 2 tuvieron mayor número de superficies de caries activa que se detuvieron que en el grupo 1.

Un forro para la dentina contra la abrasión del cepillo dental…   Gando I et al (Dent Mater J 2013;32(1):68-74) nos recuerdan que se ha demostrado la utilidad de los adhesivos todo-en-uno como forro fino de la superficie dentinaria radicular contra las caries de esas localizaciones. Los AA usaron Shield Force (SF) e Hybrid Coat (HC) para averiguar cómo los afectaba el uso del cepillo dental, con dentífrico o sin él. SF y HC tuvieron una abrasión similar, con SF generador de una capa más gruesa que podría proteger la dentina más tiempo. El dentífrico acelera los desgastes.

 

Ketac Molar Aplicap contra las bacterias cariogénicas de la placa…   Płuciennik-Stronias M et al (Med Dosw Mikrobiol 2012;64(3):255-9) estudiaron el  efecto del ionómero vítreo (Ketac Molar Aplicap) sobre el Lactobacillus sp. una de las especies halladas con  más frecuencia en caries de raíces. A 15 pacientes con buena higiene, les colocaron 35 restauraciones de Ketac Molar Aplicap (IV convencional). A los 6 meses, recuperaron placa de tres días de esas obturaciones y del esmalte de un grupo control. No hallaron diferencias estadísticamente significativas (p = 0.554) en las cantidades de Lactobacilos entre restauraciones y controles. Se entiende que no existió efecto inhibitorio.

 

Flúor como preventivo de hipersensibilidad y caries radicular…   Petersson LG (Clin Oral Investig 2013 mar;17 Supl 1:63-71) halló en revisión que el flúor del dentífrico tiene un efecto discreto sobre la sensibilidad dentaria cuando combinado con agentes de obstrucción de los túbulos, tal como diferentes iones metálicos, potasio y oxalatos. El flúor en solución, gel y barniz da un instantáneo y prolongado alivio a la     hipersensibilidad dentinaria y por blanqueamiento. Si se combina con tecnología láser, se obtiene un limitado efecto adicional positivo. Se favorece la prevención de   caries radicular si se usa dentífrico con 5000 ppm F y enjuagues con 0.025-0.1 % de F, así como por  aplicación de gel o barniz fluorado 3 o 4 veces por año. Las tabletas, goma de mascar o palillos, e hilo fluorados podrían ser cuestionables por la desfavorable relación costo eficacia.

 

CIRUGÍA

 

Dientes no erupcionados asociados a quistes  dentígeros: coronectomas…   Patel V et al (Br J Oral Maxillofac Surg 2013 mar 19) dicen que, pese al resurgimiento de un interés por la coronectomía, aún resta definir su apropiada aplicación en el manejo del  tercer molar y los quistes dentígeros asociados a los dientes sin erupcionar. En esta serie (21 casos consecutivos) evaluamos la coronectomía de dientes con quistes en casos donde e{ dentario inferior podía estar en riesgo, o si hubiera peligro de fractura mandibular. Incluía 20 terceros molares (20/21). Un paciente tuvo lesión permanente del dentario inferior; no hubo fracturas ni recidivas.

 

Histomorfometría del dentario inferior, área molar…   Bertl K, Heimel P, Reich KM,  Schwarze UY y Ulm C (Clin Oral Investig 2013 mar 20) vienen de Viena, pero no traen ni una salchicha ni una torta, sino la histomorfometría, que es oitra manera de explicar cómo se puede adquirir conocimiento de la posición y configuración del conducto dentario inferior camino a un implante. Después de estudiar 50 cadáveres (28 v, 22 m), concluyeron que un volumen trabecular escaso se correlaciona con una pared de un conducto fragmentariamente  presente, lo cual es sugerente de que el hueso que rodea al nervio dentario es de naturaleza trabecular, no cortical, y posiblemente afectado por la reducción del hueso trabecular. Los cirujanos deberán ser muy precavidos al colocar implantes en pacientes con una pobre calidad de hueso alveolar. Los aspectos craneales del conducto  mandibular podrían ser fragmentarios o aun faltar por  completo. Por consiguiente, ofrecen muy poca resistencia durante la implantación y el riesgo de lesión del nervio, p. ej., por hematoma posterior, podría estar incrementado.

 

Actividad contra microorganismos bucales del plasma puro rico en plaquetas …   Drago L et al (BMC Microbiol 2013 feb 25;13:47) Los concentrados de plaquetas autológos (PC) han sido extensamente usados en gran variedad de situaciones para promover la regeneración de los tejidos blandos y duros. Esto merced a la abundancia de factores de crecimiento en las plaquetas. Además, se han señalado las propiedades antibacterianas de los PC. Esto fue evaluado contra Enterococcus faecalis, Candida albicans, Streptococcus agalactiae, Streptococcus oralis y Pseudomonas aeruginosa, en 17 pacientes de cirugía bucal, de acuerdo con la mínima concentración inhibitory (MIC). El plasma enriquecido inhibió el desarrollo de Enterococcus faecalis, Candida albicans, Streptococcus agalactiae y Streptococcus oralis, pero no de Pseudomonas aeruginosa.

 

CLÍNICAS

 

Terceros molares no sindrómicos bilaterales  múltiples retenidos supernumerarios mandibulares…   G. Siva Prasad Reddy et al (Case Reports in Dentistry 2013)

Paciente de 22 años es referido por dolor en el lado inferior derecho posterior. Historia médica: nada relativo. (Fig 1).

 

857147.fig.001

Figure 1: Vista frontal del paciente.

 

Se aprecia un molar inferior con gran caries, más 6 supernumerarios, 4 superiores y 2 inferiores (Figs 2 y 3).

 

857147.fig.002   857147.fig.003

Figs 2 y 3

 

Radiografías

La panorámica reveló la presencia of 6 terceros molares inferiores no sindrómicos bilaterales  retenidos. Tres de cada lado, dos supernumerarios.

Se ha dicho que los supernumerarios sin erupcionar asintomáticos no parecen afectar de  manera alguna y que los hallados por azar es mejor dejarlos tranquilos y vigilarlos. En este caso, como el paciente manifestaba dolor, dos  molares retenidos del lado derecho fueron extirpados quirúrgicamente; el tercero, intacto,  asintomático quedó en posición para evitar complicaciones como hemorragia o fractura de la mandíbula (Figs 4 y 5).

 

857147.fig.006   857147.fig.007 

Figs 4 y 5

 

Cuando hay supernumerarios diagnosticados, solos o múltiples, se requiere una cuidadosa  decisión para no causar daños a las estructuras adyacentes.

 

El sindrome del águila (Eagle)…  Costantinides F et al (Cranio 2013 en;31(1):56-60)

Definición

El Síndrome de Eagle es una causa poco frecuente de dolor facial provocado por un aumento de presión producida por la apófisis estiloides o la calcificación del ligamento estilohioideo sobre las ramas del nervio glosofaríngeo.

 

Clínica

Los pacientes presentan un dolor de características neuropáticas, agudo que se localiza debajo del ángulo de la mandíbula y se irradia, de forma frecuente, a la articulación temporo-mandibular, a la base de la lengua o a la fosa amigdalina. El dolor se precipita al mover el cuello, al tragar o al movilizar la mandíbula.

Diagnóstico

Se desencadena el dolor palpando la fosa amigdalina. Se suele apreciar en la radiografía simple y/o en la tomografía axial computarizada una apófisis estiloides más grande de lo habitual con una calcificación del ligamento estilohioideo. Se puede manifestar como una sensación de cuerpo extraño en la garganta retrogoníaco o anterolateral del cuello, como de la ATM u oído.

La desaparición del dolor tras la infiltración de anestésicos locales en la inserción del ligamento estilohioideo a nivel la apófisis estiloides puede ser útil para diferenciarla de otras causas.

 

Diagnostico diferencial

Se diferencia de la neuralgia glosofaríngea en que ésta suele ser paroxística y no provocada por el movimiento. Hay que diferenciar de los tumores de faringe y laringe, debido a que estas neoplasias, en ocasiones, tienen una presentación clínica similar.

 

Tratamiento

Muchos pacientes responden a las infiltraciones con anestésicos locales y metilprednisolona en la inserción del ligamento estilohioideo.

 

Contaminación hemática de los cartuchos anestésicos…   Romito L, Svetanoff E y Palenik CJ (Gen Dent 2013 mar;61(2):32-6) analizaron un total de 1000 cartuchos usados en una clínica de cirugía bucal, con 1 a 3 tipos anestésicos. Observaciones visuales (con microscopio de disección) y analisis químicos. Además, 4 tipos de  bacterias fueron mezcladas con lidocaína y se efectuaron recuentos bacterianos a los 30 días de inmersión.. Solo 7 de 1000 cartuchos examinados contenían sangre visible, pero el reactivo detectó sangre en más del 76% total. La lidocaína produjo muerte bacteriana no pronunciada.

 

 

ENDODONCIA

 

Endodoncia de Dens Invaginatus Tipo II en un incisivo lateral superior…   Dilek Helvacioglu-Yigit y Seda Aydemir (Case Rep Dent 2012)

Department of Endodontics, Faculty of Dentistry, University of Kocaeli, 41190 Kocaeli, Turkey

*Seda Aydemir: aydemirseda@yahoo.com

Academic Editors: A. L. S. Guimaraes and M. A. Polack

El dens invaginatus es una anomalía del desarrollo que resulta en una cavidad tapizada por esmalte que intruye en la corona o raíz antes de la fase de mineralización. Es típico que afecte los laterales, centrales y premolares permanentes superiores. Hay tres categorías propuestas por Oehlers según el aspecto radiográfico de la  invaginación: tipo I: mínima invaginación, tapizada con esmalte, confinada a la corona y no se extiende más allá del nivel del límite externo amelocementario; tipo II: tapizada con esmalte se extiende en la cámara pulpar, pero no establece comunicación con el periodonto; tipo III: la invaginación penetra en la raíz, perfora el área apical y tiene un segundo foramen apical o periodontal, sin inmediata comunicación con la pulpa.Se describe el tratamiento de un caso del tipo II de Oehler en el lateral izquierdo.

La corona de los dientes afectados puede tener normal su morfología o ser de forma inusual, como mayor dimensión bucolingual, forma de clavija, o de barril, o de cono y con cúspides en espolón. Un foramen caecum profundo puede ser el primer signo de presencia de un diente  invaginado. Por ser difícil el acceso y la higiene, puede desarrollarse caries con consiguiente necrosis pulpar y patosis apical.

Este lateral maxilar de inusual anatomía (Figs 1(a), 1(b) y 1(c))

 Figure 1

Fig 1. (a) Preoperatoria panorámica, (b) foto preoperatoria palatina y (c) preoperatoria del lateral.

mostró en la radiografía periapical la anormal morfología con invaginación (Oehler tipo II). Removiendo caries profunda, se  expuso pulpa: anestesia, dique,. El conducto  invaginado estaba comunicado en medio de la raíz. (Fig 2).

Figure 2

Fig 2. Radiografía con la fusión del conducto principal y la invaginación.

Obturación con condensación lateral y AH plus  (Fig 3).

Figure 3      Figure 4 Fig 4

Fig 3. Obturation de

los conductos  

En seis meses, diente asintomático, clínica normal (Fig 4).

Una dificultad de los casos de dens invaginatus es preparar la cavidad de acceso. El desbridamiento de la invaginación es difícil, a causa de la forma impredecible y el estrecho acceso. Se usan limas de acero inoxidable con quelante tipo EDTA y copiosa irrigación con  hipoclorito de sodio.

 

Apexogénesis y apexificación…   Shabahang S (J Endod 2013 mar; 39 (3 Supl):S26-9) La pulpa dental es un tejido conectivo ectomesenquimático con ciertas propiedades únicas, como estar encerrado dentro de paredes duras, lo cual limita su circulación colateral. La pulpa provee una matriz para unir sus células y da soporte a la comunicación entre ellas. Además de células  inmunes, la pulpa contiene odontoblastos, especializados en producir dentina. Sin pulpa vital, se detiene el depósito de dentina. Cuando al diente inmaduro lo afectan caries o trauma, la pulpa requiere un manejo apropiado de acuerdo con el grado de inflamación y su vitalidad. Si ésta se mantiene continuará el desarrollo radicular  entero. Si la pulpa está irreversiblemente inflamada o necrótica, se requieren procedimientos de cierre apical, es decir, apexogénesis y apexificación en dientes permanentes inmaduros.

 

Ápice abierto

 

Es normal encontrar un ápice abierto en la raíz en desarrollo de un diente inmaduro y en ausencia de enfermedad pulpar. Sin embargo, cuando la pulpa muere antes de que se termine el crecimiento radicular, la formación de dentina cesa y el crecimiento de la raíz se detiene. Por tanto, el conducto permanece con un ápice amplio y abierto, la raíz también puede ser más corta. En ocasiones hay un ápice abierto como resultado de la reabsorción extensa de un diente maduro después de tratamiento de endodoncia, por inflamación perirradicular, o como parte de la cicatrización después de un traumatismo. Por lo regular, el cierre apical se presenta después de 3 años de la erupción.

Las paredes del conducto con ápice abierto son más delgadas que las de la raíz madura. Pueden ser divergentes, paralelas o ligeramente convergentes, lo que depende de la etapa de la formación radicular.

 

Apexogénesis

 

Se define como el tratamiento de una pulpa vital en un diente inmaduro con una exposición pequeña, para permitir el crecimiento radicular continuo y el cierre apical, mediante una pulpotomía superficial que permite que continúe la formación normal de dentina en la raíz. El objetivo es mantener la vitalidad de la pulpa radicular. La mayor parte de los dientes inmaduros con fracturas de coronas y pulpas expuestas, tienen pulpas vitales en las cuales la inflamación se limita a la superficie del tejido.

 

También está indicado el tratamiento que permite que la raíz continúe su desarrollo cuando hay una exposición pulpar cariosa pequeña en dientes inmaduros, el éxito depende de la extensión del daño pulpar y de la posibilidad de restaurar el diente. Una exposición cariosa o traumática grande requiere de pulpotomía en la constricción cervical para conservar la vitalidad pulpar radicular.

 

Apexificación

 

Es el proceso para crear un ambiente dentro del conducto radicular y los tejidos periapicales después de la muerte pulpar, que permita la formación de una barrera calcificada a través del ápice abierto. El resultado usual es el achatamiento del extremo de la raíz y poco o ningún aumento en la longitud.

 

Consiste en la limpieza y preparación del diente para eliminar residuos y bacterias, seguidas por la colocación de una pasta en el ápice. Para inducir la apexificación se utilizan con éxito diferentes materiales. La más favorecedora es la pasta de hidróxido de calcio con agua, agregar otros medicamentos al hidróxido de calcio no tiene efecto benéfico a la apexificación. El factor responsable del cierre apical es la limpieza minuciosa para eliminar bacterias y tejido necrótico del sistema de conductos. El hidróxido de calcio se utiliza como material de obturación temporal. Es bactericida con un PH alcalino que pueda estimular la calcificación apical.

 

 

        ESTÉTICA

 

Cierre de diastema con restauraciones adhesivas más  ortodoncia

Hwang SK, Ha JH, Jin MU, Kim SK y Kim YK (Restor Dent Endod 2012 ag; 37(3): 165–169)

Los AA anotan opciones de cierre de diastemas, como  ortodoncia, tratamiento restaurador y prostodóntico o  composite proximal, que parece ser el más práctico y conservador. Pero, hay casos clínicos que no pueden ser corregidos o mantenidos con un solo enfoque. Esto si uno desea asegurarse de que la línea media y la oclusión también queden correctas.

 

Caso

Un joven de 23 años fue atendido en el hospital dental de la Universidad de Kyungpook de Corea del Sur, al tope entre las mejores del mundo. Su problema, los espacios entre sus dientes anterosuperiores. El examen reveló espacios desparejos de lateral derecho a canino izquierdo (1 mm entre los centrales), desviación de 2 mm de la línea media hacia la derecha y algo cónico el lateral derecho (Fig 1). Sin problemas en los inferiores.

Fig 1. Preoperatoria. Nótese la despareja distribución de espacios interdentales en el maxilar superior y la línea media desviada 2 mm a la drecha del arco.

 

 Impresiones con hidrocoloide irreversible de ambos arcos y modelos de diagnóstico (Fig 2).

 

Fig 2.  Modelo de diagnóstico  (a) Frontal; (b) Lateral izq; (c) Lateral, der; Angle, clase I overjet (2 mm) y overbite (2 mm) normales.

  

El paciente presentaba maloclusión Angle class I con overjet (2 mm) y overbite (2 mm) normales. Se midió el ancho mesio-distal de los anteriores de ambos arcos para  calcular la proporción  intermaxilar del tamaño dentario. La suma dio 46 mm (sups) y 36,8 mm (infs). Con una proporción de Bolton anterior (%) = (suma  mesio-distal de anchos de  mandibulares / suma  mesio-distal de anchos de maxilares) × 100, que dio superiores más pequeños (77,2%) que el valor promedio (80.1%) y necesidad de agrandarlos. Tras el análisis, se hicieron dos diferentes encerados de diagnóstico: uno, un simple cierre con composite en el lateral derecho y en ambos centrales (Fig 3a); el otro, con redistribución de los espacios interdentales del lateral derecho al canino izquierdo y  la línea media fue corregida por movimiento dentario. Después se cerraron los espacios con composite directo (Fig 3b).

 

Fig 3. Dos encerados diferentes de  diagnóstico (a) Sólo composite directo; (b) Composite directo combinado con ortodonciat.

 

Como ambos centrales eran de tipo cuadrado, la  adición de composite fue necesaria en distal de los dientes no en mesial para proveer un eje dentario ideal, apenas distal hacia el ápice. El paciente prefirió la segunda  opción. Pero, el nivel gingival de los centrales   no era armonioso: el derecho parecía más largo. Aunque la  corona se pensó alargar  quirúrgicamente el central izquierdo, el paciente no lo aceptó.

Se colocaron brackets de metal (Gemini 018 Roth bracket, 3M Unitek, St. Paul, MN, USA) en los dientes anterosuperiores. Alambre 0.16 × 0.22  TMA (TMA broad arch wire, Ormco Corp., Orange, CA, USA), combinado con cadena elástica (Super thread, Rocky Mountain Morita Corp., Tokyo, Japan) para mover el lateral izquierdo y ambos centrales a la izquierda. A las dos semanas, el espacio entre lateral izquierdo y  canino estaba cerrado y ambos centrales movidos a la izquierda (Fig 4a), lo que resultó en corrección de la línea media.

 

Fig 5. Corrección de línea media y redistribución de los espacios interdentales tras movimiento dentario menor.

 

Para mantener el espacio cerrado entre central y lateral izquierdos, aplicaron resina fluida (Unifil flow, GC Corp., Tokyo, Japan) en ese espacio interdental. Con espiral abierta inserta entre central y lateral derecho movieron ese central hacia mesial (Fig 4b). Controles, cada 15 días.

Fig 4. Ortodoncia; a y b

 

A las 6 semanas, los dientes estaban en la posición apropiada. Brackets y alambres fueron removidos     

  

Fig 6. (a) Preoperatoria; (b) Postoperatoria espacios cerrados y línea media corregida

 

 

Impresión de hidrocoloide irreversible de maxilar superior y nuevo encerado. Índice de silicona (Exafine Putty Type, GC Corp.) obtenido del modelo para guiar la aplicación de la primera capa lingual de composite.

Previa a la adhesión del composite directo, se limpió la superficie adamantina con pasta de pómez fina. Aunque el espacio de menos de 1,5 mm podía ser restaurado con éxito usando un tono de esmalte relativamente translúcido, se aplicó una serie de diferentes tonos/opacidades  composites para mejor efecto.

Se usó un diamante superfino para asperizar las superficies proximales para una óptima adhesión, extendida del diedro facial al lingual.

Aislando el campo con rollos de algodón, se aplicó retracción gingival con hilo 00 insertado en la hendedura gingival hasta desplazar el tejido interproximal de la papila gingival. Los dientes  adyacentes fueron separados con cinta de  Teflon (P.T.F.E.). T

Se grabó el esmalte con 32% de ácido fosfórico  (Uni-Etch), 30 segundos.

Lavado y secado.

Agente adhesivo (One-Step) según instrucciones y curado oor 10 segundos con LED  (Sholuz).

 Composite microhíbrido, Gradia direct (GC Corp.) para la generación, y polimerización por capas para simular lo natural en color y translucidez.

Cada capa fue curada por 40 segundos desde facial y de lingual.

Se aplicó el índice, y contra él la primera capa  lingual de composite de tono NT. Para evitar la transparencia indebida, se aplicó una capa ínfima de opaco de dentina (AO2).

Facial e incisal fueron contorneados con A2, A1 y NT. Se puso especial cuidado en proximal, en la tronera gingival.

 Terminación y pulido con Super Snap Discs (SHOFU Inc., Kyoto,  Japan) en la secuencia recomendada (Fig 6).

El borde incisal del lateral derecho fue  modificado de acuerdo con la forma del izquierdo. Terminadas las restauraciones, se usó hidrocoloide irreversible para confeccionar un alineador transparente para la retención de los dientes movidos.

 

 

Sensibilidad y eficacia del blanqueamiento profesional en dientes  restaurados…   Bonafé E, Bacovis CL, Iensen S, Loguercio AD y Reis A, Kossatz S ( J Dent 2013 en 26) evaluaron la eficacia blanqueadora (BE) y la sensibilidad dentaria (TS) del blanqueamiento profesional con peróxido de hidrógeno al 35% (HP) en pacientes con restauraciones estéticas.

Aplicaron el peróxido 35% en dos sesiones, de tres aplicaciones de 15 min, en 15 pacientes anterosupriores sanos (S) y en 15 con restauraciones estéticas (R). Registraron el  color de base, en 1 semana y 6 meses después. Los pacientes anotaron su TS en una escala de 0-4.

Todos los participantes experimentaron TS por lo menos una vez durante el tratamiento. Fue mayor la intensidad de TS observada en los R (1.5 [1/1.75]) comparando con S (0.5 [0/1.25]) durante el blanqueamiento (p<0.05). Ambos grupos presentaban estabilidad de color a los 6 meses (p>0.05).

En fin, el blanqueamiento profesional con HP 35% fue eficaz en pacientes con restauraciones estéticas, pero, la intensidad de TS observada fue mayor.

 

 

 

 

GERODONTOLOGÍA

(Ver más en Caries)

 

 

               

 

La salud bucal de los mayores en Brasil, en una sociedad desigual

La salud bucal de los mayores en Brasil, en una sociedad desigual y las consecuencias de una histórica falta de salud dental pública…   Fonesca FA, Jones KM, Mendes DC, Dos Santos Neto PE, Ferreira RC, Pordeus IA y de Barros Lima Martins AM (Gerodontology 2013 marzo 14) examinaron los datos epidemiológicos en el país de la alegría del samba para observar las  relaciones entre las necesidades de tratamiento y el medio externo (descartadas las mulatas bailarinas, obvio), con el  sistema de atención dental, las características personales y las condiciones subjetivas de la salud bucal.

Teóricamente, en Brasil el sistema universal de salud pública es responsable de la provisión de atención dental a los brasileños de todas las edades. Pero los dentistas fueron integrados a las instalaciones  públicas prestatarias primarias sólo en el 2000,  para atender las necesidades de los ancianos brasileños  acumuladas. Examinaron a los ciudadanos mayores (65-74 años) y los entrevistaron profesionales calibrados. Los resultados fueron analizados de acuerdo con lo deseado, con los factores socio-demográficos y actitudes y conductas declaradas  calculadas. Un total de 85,9% de esos brasileños mayores mostraron la necesidad de algún tratamiento, 83,8% de los dentados necesitaban tratamiento periodontal y un 57,3% requerían prótesis completas o parciales. La desigualdad social resultó evidente, pues los brasileños que usaban los servicios dentales gratuitos mostraron una mayor necesidad, así como los mayores no blancos y varones sin previo acceso a los servicios dentales.

Estas observaciones demostraron que la población anciana en Brasil tiene un muy alto grado de necesidades en general y que ciertos subgrupos han sido especialmente vulnerables a las enfermedades bucales.

 

 

 

IMPLANTOLOGÍA

 

Comportamiento funcional del hueso  alrededor de los implantes…   Stanford CM y Schneider GB (Gerodontology 2004 jun; 21(2):71-7) afirman que el logro de una interfaz estable para el implante es un tema significativo en la clínica cuando es insuficiente el hueso cortical para la estabilización al colocar el implante. Los estudios de los resultados clínicos sugieren que los implantes con mayor riesgo son los emplazados en hueso cortical comprometido (fino, poroso, etc.) en sitios anatómicos con mínima existencia de hueso trabecular (hueso tipo IV). Establecer y mantener una interfaz implantaria en tal ambiente, exige considerar  el impacto de las fuerzas masticatorias, la respuesta del hueso a esas fuerzas y el impacto de la edad sobre la capacidad de adaptación del hueso. Esas fuerzas, a su vez, tienen el  potencial de crear cambios localizados en la rigidez interfacial por modificaciones viscoelásticas en la interfaz. Los cambios en el hueso en función de la edad (e.g., osteopetrosis localizada hipermineralizada y áreas de osteopenia localizada) alterarán la comunicación entre osteocitos y osteoblastos y  crearán un potencial de diferencias en la  respuesta de las células osteoblásticas en la  población mayor. Para entender la conducta biomecánica y funcional de los implantes en los mayores es clave controlar el remodelado previsto mediante un diseño del implante que  tome en cuenta cómo responderán los tejidos al ambiente mecánicamente activo.

Esto se complementa con la evaluación de la capacidad de adaptación del hueso alrededor de implantes, realizada por Gary Greenstein, John Cavallaro y Dennis Tarnow (The Journal of the American Dental Association abril 1, 2013 vol. 144 no. 4). Señalan ellos que las fuerzas incrementadas sobre las prótesis inducen tensiones  (deformación) en el hueso periimplantario. Elevados el estrés y la tensión el resultado puede ser el fracaso de los implantes que soportan las prótesis. Sin embargo, la tasa de supervivencia de implantes que soportan prótesis bajo un incrementado estrés es alta. Es decir, e hueso es más fuerte que lo supuesto o se adapta al estrés incrementado. Los conceptos reinantes sobre la capacidad de adaptación continúan evolucionando y en ello se enfoca esta revisión de la literatura. La búsqueda se centró en trabajos que siguieron la cicatrización de los implantes ante estreses y tensiones, después de emplazados los implantes.

Los datos indican que las fuerzas superiores a la capacidad de adaptación inducen pérdida de oseointegración, así como  reabsorción ósea. En contraste, es posible que los estreses incrementados con las prótesis inician un proceso reparativo, facilitando así la retención de los implantes que experimentan los estreses incrementados. Hay muchas evidencias que apoyan el concepto de que el hueso puede modificarse para tolerar las fuerzas mecánicas incrementadas.

 

 

Uso de N-butilcianoacrilato con metacriloxisulfolano (Glubran 2) como pegamento quirúrgico para cierre sin colgajo de la comunicación bucoantral...   Burić N (Implant Dent 2013 feb 25)  presenta la primera experiencia de uso de N-butilcianoacrilato con metacriloxisulfolano (Glubran 2) como pegamento quirúrgico para cierre sin colgajo de la comunicación bucoantral (OAC). Dos OAC, creadas tras la exodoncia del 27 en 2 mujeres, que fueron  selladas con Glubran 2 y monitoreadas hasta la epitelización de los alveolos con éxito. A los 2 meses postops, las OAC fueron evaluadas con panorámicas y radiografía de Water, hasta 23 y 25 días. No se vieron signos radiológicos de patosis del seno maxilar.  Glubran 2 podría aplicarse con éxito al cierre de OAC de 3 a 5 mm de diámetro.

 

 

Nuevo abordaje criomecánico para la remoción de componentes de implantes bloqueados no recuperables…   Joda T, Wittneben JG y Brägger U (Int J Oral Maxillofac Implants 2013 feb;28(1):e45-7) señalan que la remoción de componentes de implantes bloqueados no recuperables es todo un desafío en implantodontología. El abordaje mecánico involucra el riesgo de dañar la  conexión o la interfaz hueso-implante. Presentan la remoción segura con el nuevo recurso.

A un paciente fue imposible retirarle el tornillo de cicatrización, que no se aflojaba. Remitido a la Universidad de Berna, Suiza), se le agrandó el orificio del tornillo con trépano especial del fabricante. Aun así, el dispositivo de extracción atornillado al orificio no pudo aflojarlo con el ratchet de torque. Entonces, se procedió a enfriar con hielo seco (CO2) el tornillo, lo cual generó la contracción del tornillo y una reducción de las fuerzas de conexión entre el implante y el componente. El enfoque de crear un orificio de acceso para  la aplicación de torque revertido vía la llave de  extracción en combinación con el enfriamiento  logró el retiro exitoso del bloqueado componente.

 

 

 

MATERIALES

(Ver mas en Caries)

 

Caries inhibidas con adhesivo con nano-plata  y bromuro de 12-metacrlouloxidodecilpiridinio (MDPB) ...   Zhang K et ak (J Biomed Mater Res B Appl Biomater 2013 mar 26)

Las resinas con bromuro de 12-metacrlouloxidodecilpiridinio (MDPB) mostraron  potencia como antibacterianas. Recientemente, nuevas resinas antibacterianas contienen nanopartículas plata (NAg). El objetivo es la creación de un adhesivo con MDPB y NAg por primera vez y la combinación de sus efectos  antibacterianos en un adhesivo e imprimador sobre la viabilidad del biofilme, la actividad metabólica, el ácido láctico, la fuerza adhesiva a dentina y la citotoxicidad a los fibroblastos. Incorporaron MDPB y NAg al Scotchbond Multi-Purpose (SBMP) -- adhesivo "A" e imprimador "P". Conclusión: la potencia antibacteriana del MDPB en el adhesivo puede reforzar sustancialmente las NAg. Así se logro la más fuerte eficacia antibiofilme. El método dual (MDPB + NAg) sería aplicable a otros adhesivos, selladores, cementos y composites para inhibir biofilmes y caries.

 

Tres populares pernos de fibra comparados para incisivo central superior…   Shalini Aggarwal and Vaibhav Garg (J Conserv Dent 2011 sep; 14(3): 293–296) analizaron concentraciones de estrés generadas en ICS, con apoyo de computadora, en 3 sistemas de pernos: DT Light Post (RDT, Bisco), Luscent Anchor (Dentatus) & RelyX (3M-ESPE). In vitro e in vivo se demostró que un perno no refuerza el diente tratado, pero mejora la  retención cuando quedan menos de 3 a 4 mm de  altura vertical o alrededor de 25 a 50% de corona  clínica. Un perno de metal puede generar sombras visibles a través de los tejidos blandos. La moda por los pernos de fibra se debe a su facilidad de uso, manipulación e impecable  estética, en especial en anteriores.

Rely X generó la menor concentración de estrés, que lo convierte en la mejor opción para restaurar dientes muy destruidos por caries. Están formados por fibras de vidrio incluidas en una matriz de composite. Para una  condición superior mecánica, esas fibras van paralelas y distribuidas equilibradamente. Los pernos RelyX de fibra deben ser cortados con disco de diamante.

 

 

MISCELÁNEAS

¿Qué tenés en la cabeza? ¿Será un birrete?

 

Si no tenés nada dentro de la cabeza, pero por fuera te encajaron un birrete y una toga sobre las ropas, entonces quizá te interese conocer de dónde – según la leyenda – proviene el uso de birrete y toga en las graduaciones, ahora que facultades privadas incurren en imitación de las costumbres foráneas.

 

 

 

A modo de adelanto del tema de agosto, sobre los distintos contenidos de las cabezas, vaya esta información sobre estas prendas importadas.

Toga:

El origen histórico de la toga como traje académico se remonta a la época de las universidades medievales.

Junto a los altos funcionarios confesionales y a los representantes del estado, particularmente jueces, esta vestidura hasta los tobillos se impuso también en el ámbito académico como prenda de abrigo, a causa de las frías salas universitarias de la Edad Media, en las que solía haber corrientes de aire.

Sin embargo, el uso de gorros se prohibió en las universidades y, en su lugar, se introdujeron las capas y birretes.

Pero el uso de las togas no es, en absoluto, una tradición conocida desde el comienzo de las universidades, sino que más bien surgió a partir de un acuerdo.

Los altos funcionarios de las jóvenes universidades solicitaron una vestidura acorde a su prestigio para las ceremonias de doctorado o de toma de posesión del cargo de rector. A raíz de esto, el gobierno prusiano estableció que los profesores debían llevar un traje común negro, que, a lo sumo, podría decorarse con un bordado plateado sobre el pecho y en el cuello.

El Ministerio de Cultura de Berlín publicó un comunicado en el que incluso se detallaban los colores de las diferentes facultades. Así, para la facultad de teología evangélica se estableció el color violeta, para la de derecho, el morado, para la de medicina, el escarlata, y para la de filosofía, el azul marino.

Durante muchos años, la toga fue, al menos en todas las ceremonias oficiales, la vestidura de los profesores.

 

En el movimiento estudiantil de 1968, se cuestionó en especial la posición central de los profesores y, en este marco, la tradición de las togas fue también uno de los blancos de los estudiantes. Esta suspensión fue la causante de que, hoy en día, en la en la mayoría de las universidades alemanas, por lo general, los estudiantes y profesores nunca utilicen toga durante la carrera ni en las ceremonias académicas de fin de estudios como Diplom (diplomatura), Bachelor (licenciatura) o Magíster (master). Asimismo, las ceremonias de graduación oficiales o de toma de posesión ya no son habituales en estos grados académicos y los certificados correspondientes se envían con frecuencia por correos, sin formalidades, o se deben recoger en las secretarías de las correspondientes facultades o escuelas.

Sin embargo, en la actualidad, son cada vez más los estudiantes que solicitan un merecido reconocimiento de su esfuerzo mediante una ceremonia de graduación con entrega de diplomas, en la que llevan con orgullo una toga y un birrete de doctor. En la actualidad, especialmente las universidades alemanas de mayor renombre y prestigio apoyan estas ceremonias. Es por ello que, en Alemania, como suele ser habitual en todo el mundo, volvemos a celebrar también solemnes ceremonias de graduación de gran calidad y con traje académico.

El birrete de doctor (birrete, mortarboard):

 El birrete o birrete de doctor se conoce desde el siglo XV y pertenece al traje oficial de los eruditos. Históricamente, era el sombrero de los profesores. A modo de joyas, a menudo se utilizaban laboriosas aplicaciones como bordados, gargantillas (sólo en el caso de la nobleza) o plumas (p. ej., para los lansquenetes).

El birrete de doctor representaba el símbolo de la obtención del título de doctor. El historiador francés Jacques Le Goff, en su libro "Los intelectuales en la Edad Media", formula el complicado proceso de la lectura de tesis como sigue:

"Si había aprobado el examen, el candidato era entonces licenciado, pero sólo podía recibir el título de doctor y enseñar como magíster (maestro) tras el examen público. Para esta ocasión, era conducido con pompa a la catedral, donde pronunciaba un discurso; presentaba, asimismo, una tesis acerca de un problema jurídico y luego la defendía frente a los estudiantes que lo retaban. De este modo desempeñaba por primera vez el papel de maestro en una discusión en la Universidad. Después el archidiácono le otorgaba de forma solemne el certificado de docencia y se le hacía entrega de las insignias de su cargo: una cátedra, un libro abierto, un anillo de oro, el birrete o el gorro."

En la actualidad, el birrete de doctor es un sombrero cuadrado negro con una borla, y ya no lo llevan sólo los doctores o personas con un alto grado académico, sino también los graduados (en este caso, se denomina birrete a secas).

 

Originariamente, el birrete era un sombrero plano, redondo o angular de lana, tela, terciopelo o de seda forrada sin visera ni ala.

La combinación de birrete y toga constituía el traje académico y es utilizado por los estudiantes en las ceremonias de graduación. Después de la ceremonia de doctorado, el birrete, que se distingue por ser rígido, encuentra su lugar apropiado en la estantería de libros.

 

En 1959, el Comité americano para la indumentaria académica y ceremonias promulgó las siguientes directrices sobre cómo llevar el birrete:

Durante la ceremonia y la entrega de los diplomas, los gorros se llevan siempre puestos. Los hombres deben quitarse el sombrero durante la oración y el himno nacional. Luego, naturalmente, deben hacerlo los estudiantes. Para la posición de la borla, no existe ninguna regla generalizada. En muchas universidades, sin embargo, se ha introducido la siguiente tradición: antes de la entrega de los certificados, la borla se lleva en el lado derecho y, después de la graduación, se cambia al lado izquierdo.

 

 

 

ODONTOPEDIATRÍA

(Ver mas en Caries)

 

Regional inferior y agenesia del tercer molar…   Jerry Swee et al (The Journal of the American Dental Association abril 1, 2013 vol. 144) consideraron que la anestesia del dentario inferior en la inmediata vecindad del punto donde se está desarrollando el tercer molar podría generar agenesia si la aguja penetrara el folículo dental. Examinaron 439 sitios potenciales en panorámicas  de niños de 7 años o más. Hicieron una comparación estadística de la incidencia de folículos ausentes de tercer molar en  grupo (control) de niños sin historia de regionales y otro grupo (experimental) que sí la tenían.  Hallaron una mayor incidencia, estadísticamente significativa de folículos molares ausentes en los cuadrantes mandibulares del grupo testeado. En la práctica, habrá que ser precavido al dar una regional para no ser causa posible de agenesia molar.

 

Protección pulpar directa tras hemostasia con antisépticos…   Tüzüner T et al (Eur J Paediatr Dent. 2012 Dec;13(4):289-92) aplicaron 3 minutos, con bolitas de algodón estéril, en 70 molares primarios con pulpa viva y exposición ínfima, lo siguiente: 0.9% de solución salina (SS, control), 0.5% de hipoclorito de sodio (SH), 2% de  chlorhexidina como digluconato (CHX), o 0.1% de octenidina como dihidrocloruro (OCT) para pasar despyés al hudróxido de calcio (CH). A los 12 meses, todos los grupos dieron un éxito del 100% (sin fracasos tipo pulpectomía o extracción).  Radiográficamente, dieron: OCT (100%) > SH (94.74%) > CHX (93.3%) > SS (84.21%)). OCT no dio fracasos. Que se dieron (pulpectomía o extracción) en el grupo SS. Se sugiere que una acción antiséptica es mejor que la SS, con ventaja para la octenidina.

 

 

OPERATORIA

 

Composites en Clase II extensa: nanohíbrido vs.  microhíbrido …   Frankenberger R, Reinelt C y Krämer N (Clin Oral Investig 2013 mar 23) siguieron, durante 8 años, 30 pacientes con 68 restauraciones a boca dividida directas de composite (Solobond M/Grandio, Voco-n=36; Syntac/Tetric Ceram, Ivoclar Vivadent-n=32) de un dentista privado alemán. Un 35% no tenían  esmalte en el fondo de la caja proximal, 48 %  aportaban <0.5 mm de esmalte remanente proximal. Controles; a 6 meses y 1, 2, 4, 6 y 8 años.

A los 8 años, todos volvieron y mostraron un 98% de éxitos. Una de Grandio se fracturó. Una Tetric Ceram se perdió por fractura de una cúspide no vinculada a la restauración misma. La  integridad dentaria se deterioró a causa de un creciente número de grietas y rajaduras al tiempo.

En fin, ambos materiales funcionaron satisfactoriamente en 8 años. Por la extensión, el desgaste era claro a los 8 años de servicio. Se puede decir que el comportamiento clínico es aceptable en ese lapso.

  

Selladores y caries…  Jean A. O’Donnell et al (The Journal of the American Dental Association abril 1, 2013 vol. 144 no. 4 e24-e30) llevaron a cabo un estudio con 22 dentistas de práctica privada en sus consultorios para evaluar las posibles barreras al  uso de recomendaciones clínicas basadas sobre evidencia para el tratamiento de caries no cavitadas. Los entrevistados expusieron sus  procesos mentales al describir las recomendaciones. Las compararon con las de  tratamiento de la American Dental Association para el sellado de lesiones no cavitadas, y describieron sus barreras para implementar esas recomendaciones en su práctica.

La experiencia clínica emergió como el factor en las decisiones para tratar esas lesiones; más la falta de reembolso y la desconfianza ante tales recomendaciones. Las conocían pero no las adoptaban si no eran congruentes con su experiencia personal.

Ante el conflicto entre experiencia y evidencia, las rechazaban.

 

Recubrimiento dentinario contra el cepillo dental…  Gando I et al (Dent Mater J 2013;32(1):68-74) averiguaron – habiéndose demostrado el efecto preventivo de caries radicular  de una capa fina de adhesivo todo-en-uno – cuál es la acción de de desgaste del cepillo. Usaron Shield Force (SF) y Hybrid Coat (HC). El ritmo de abrasión observado se incrementó por la pasta dental, pero fue similar para ambos materiales. Pero SF genera una capa más gruesa que puede proteger la dentina más tiempo.

 

 

ORTODONCIA

 

Maloclusión y caries en escolares indios de 11 a 15 años…   Jagan Kumar Baskaradoss, Amrita Geevarghese,a Clement Roger y Anil Thaliathb (Korean J Orthod 2013 febrero; 43(1): 35–41)  hallaron una correlación positiva entre la severidad de la maloclusión y caries. Fue su conclusión tras un estudio transversal de 1500 estudiantes que nunca habían recibido ortodoncia frente a 300  Obviamente, ésta es la esencia de su estudio y aclaramos que los AA tomaron en cuenta factores que no detallamos. Nos basta con recordar una vez más que la ortodoncia no es una cuestión puramente estética.

 

 

 

PATOLOGÍA

  

Quiste paradentario del primer molar: un raro caso bilateral…   Borgonovo AE et al (J Indian Soc Pedod Prev Dent 2012 oct;30(4):343)

Quiste paradentario: lesión clasificada y reconocida por la OMS, relacionada con un proceso inflamatorio, en especial pericoronitis, en un diente en erupción. Se presenta un caso del Istituto di Ricerca e Cura a Carattere Scientifico (IRCCS), Universidad de Milán. Queja: tumefacción sobre la gíngiva vestibular del primer  molar inferior izquierdo no erupcionado. Las radiografías revelaron una radiolucidez en la  bifurcación y en el área radicular de 36 y 46. Los quistes fueron enucleados, sin quitar los dientes; la evaluación microscópica reveló  un quiste  crónicamente inflamado tapizado por epitelio no queratinizado estratificado escamoso; todo  asociado permite un  diagnóstico definitivo de quiste paradentario mandibular de los dos primeros molares.

 

 

 

PERIODONCIA

 

Fig 1. 

Reconstrucción de papilas interdentales…   Madhuri Lokhande Sawai y  M. Kohad (J Indian Soc Periodontol. 2012 doc; 16(4): 533–538)

1Department of Periodontics, Govt. Dental College and Hospital, Nagpur, Maharashtra, India

2Department of Periodontology, Faculty of Dentistry, Jamia MIllia Islamia, New Delhi, India

3Department of Periodontics, Bhabha College of Dental Sciences, Bhopal, Madhya Pradesh, India

Address for correspondence: Dr. Madhuri Lokhande (Sawai), Department of Periodontology, Faculty of Dentistry, Jamia MIllia Islamia, Jamia Nagar, Mohammad Ali Jauhar Marg, New Delhi, India. E-mail: madhurisawai@gmail.com

Para los antiestéticos agujeros negros, en especial en la región anterior de la boca, hay  varias técnicas: ortodoncia, carillas prostéticas y algunos métodos periodontales quirúrgicos para reconstruir y recubrir. La técnica de Beagle  (1992) fue la usada aquí para cubrir las troneras abiertas.:

A un total de 19 pacientes (edades entre 18 y 40; 7 varones), 39 troneras abiertas les fueron cerradas con esta técnica.  Mejoraron los índices de placa y gingival, así como el de sangrado al término del estudio; demás de la estética. Debían tener suficiente encía adherida con poca profundidad de sondaje adyacente (Ver fig 1)

1.    No tomaron en cuenta lo mismo en maxilar inferior.

2.  No  debían tener enfermedades generales, ni uso de drogas, alergias, cigarrillo etc. que afectaran la cicatrización.

3.  No debía haber recesión gingival en labial  adyacente.

Se explicó a los pacientes la higiene bucal y su enorme importancia. Historia, examen bucal y hemograma.

Datos recobrados:

Índice de plaque (Silness and Loe, 1964)[6]

Índice gingival (Loe and silness, 1963)[7]

Índice de sangrado gingival (Ainamo and Bay, 1975)

Profundidad de surco crevicular (en mm)

    • Contorno de los tejidos interdentales (Jemt, 1997)[

Tras la cirugía, los pacientes fueron examinados a las 24 horas y después en 1, 2, 4, 8, 12 y 24 semanas con los índices mencionados.

Procedimiento

Se eligió una variante de la técnica de Beagle (1992).

l. Infiltración anestésica local

2. Incisión en una particular manera como para elevar un colgajo de espesor parcial con dos cortes verticales, uno a cada lado de la papila faltante, y uno, superior, horizontal (Fig. 3).  

3. Se pliega entonces el colgajo de modo de lograr una completa obliteración de la tronera (Fig 4, B y C).

C

Fig 4. A. Corte transversal de la tronera a cubrir. B. Efectuados los cortes verticales y el corto horizontal, se separa el colgajito de espesor parcial. C. Se pliega el colgajo para que cubra el “agujero negro” y se sutura su borde superior al tejido gingival.

4. Se sutura el extremo libre del colgajo – la punta de él que está hacia apical – a la encía adyacente con seda 4-0 para que quede suspendida la nueva papila entre los dientes adyacentes (Figs 5 y 6).

5. Se recubre con apósito periodontal, por labial.

6. Se indican antibióticos y analgésicos.

Retiradas suturas y apósito en 1 semana se efectuaron los controles, que siguieron en 2, 4, 8, 12 y 24 semanas.

 

Fig 5. Colgajo reconstruido en posición

 

 

Fig 6. Papila estabilizada por la sutura en ansa

Fig 7. A las 24 semanas

Hubo mejora de los tejidos interdentales en 51% de los casos y un 38,46%,  papila interdental obliteraba por completo la tronera abierta.

 

 

 

 

PREVENCIÓN

(Ver mas en Caries)

 

Prevención de caries radicular bajo biofilme en boca artificial…   May-Lei M et al (Medicina,  Patología y Cirugía Bucal 2013 mar 25.) hallaron que la clorhexidina suprime el crecimiento de determinadas bacterias cariogénicas bajo biofilm en la superficie radicular y así protege la raíz de caries.

 

 

PRÓTESIS

 

Pernos rígidos versus flexibles con severa pérdida de tejido duro…   Sterzenbach G, Franke A y Naumann M (J Endod 2012 dic;38(12):1557-63) investigaron el concepto biomimético de usar pernos flexibles, como la dentina, hechos de resina epoxi reforzados con fibra de virio (GFREP) comparados con los pernos rígidos de  titanio (TP) por si se podía alargar la duración de dientes tratados con severo daño. En 91 personas con necesidad de restauración postendodóntica de dientes con 2 o menos paredes remanentes cavitarias colocaron aleatoriamente un P (n = 46) o un GFREP (n = 45). Cementaron los pernos adhesivamente con cemento de  resina autoadhesiva. Reconstruyeron el muñón con  composite y dejaron margen de 2 mm para zuncho perimetral. El fracaso estaba en la pérdida de la restauración por cualquier razón.

Después de 84 meses de observación (media = 71.2 meses), 7 restauraciones fallaron (4 GFREP y 3 TP). Las GFREP fallaron por fractura radicular (n = 3) o del muñón (n = 1) y las TP: falla endodóntica (n = 3). Por estadística no hubo mayores diferencias (GFREPs = 90.2%, TPs = 93.5%, P = .642). Las probabilidades de fracaso fueron comparables con ambos materiales

en fin, se puede lograr buena duración cualquiera que sea el material usado para el perno e igual técnica.

  

Dogmas de la prostodoncia…   Carlsson GE (J Prosthodont Res 2009 en;53(1):3-10)

Muchas "viejas verdades" en prostodoncia merecen ser llamadas dogmas, opiniones basadas más sobre  creencias que sobre evidencia científica

Hay procedimientos protéticos que carecen del soporte de la evidencia, cuyo efecto se desconoce, y peor aún, no sabemos si hacen más mal que bien.

El A revisó la literatura en busca de artículos con  seleccionados con el foco en la mejor evidencia disponible. Halló, por ejemplo, falta de evidencia que sustente el dogma de que es necesario un arco facial para fabricar prótesis, y teorías relacionadas con la oclusión no están basadas sobre evidencia. El A presenta y discute varios de esos dogmas, que sería muy útil difundir, pero hay que ¡COMPRARLO! Purchase $31.50 !!!!  Como todas las revistas que edita Elsevier… business is business… health to hell.

 

Diez años después: coronas ceramometálicas y puentes…   Reitemeier B et al (J Prosthet Dent 2013 mar;109(3):149-55) colocaron coronas de cerámica sobre metal noble a 95 participantes y 276 PPF a 138 participantes en dientes posteriores. Controles; a las 2 semanas, anualmente hasta los 8 años y a los 10 años. A causa de las variaciones en el tiempo de la última  supervisión, la máxima duración del período de observación fue de 12 años. “Pérdida de corona o diente” (Kaplan-Meier): 94.3% ±1.8% (error estándar) a 8 años para coronas solas y 94.4% ±1.5% a  11 años para PPF con coronas. Para el resultado secundario “defecto metalcerámico!, tasa fue de 88.8% ±3.2% a 11 años (coronas) y 81.7% ±3.5% a 11 años (PPF). El bruxismo afectó los resultados. Sería un riesgo para defectos metalcerámicos

 

 

 

 

RADIOLOGÍA

 

 

No te escondas, caries proximal, que la SS-OCT te va a encontrar…    Shimada Y et al (J Biophotonics 2013 mar 1)

 

 

La tomografía de coherencia óptica (OCT) es el   análogo óptico del ultrasonido, una manera no invasiva de imágenes que provee en tiempo real, profundidad de imagen en 1D, corte transversal en 2D y en 3D imágenes volumétricas con resolución micrométrica. Provee información estructural con luz láser de barrido devuelta dispersada de las diferentes capas del material de la muestra. Los AA procuraron determinar la precisión diagnóstica del recurso (SS-OCT) para detectar y estimar la profundidad de caries proximales en dientes posteriores in vivo. Las imágenes de SS-OCT y de bitewing fueron obtenidas de 86 caras proximales de 53 pacientes. Los examinadores (6) calificaron de acuerdo con la profundidad de la caries en una escala (0-4)con esos dos recursos. Los resultados fueron comparados con la clínica después del tratamiento. La SS-OCT pudo detectar la presencia de caries proximal en tomogramas que fueron sintetizados con base en el retorno obtenido de esa proximal a través del esmalte oclusal. La  SS-OCT mostró una sensibilidad mucho mayor. La SS-OCT parece ser más confiable y exacta que la R-x de aleta mordible para detectar y estimar lesiones proximales y su profundidad en la clínica.

 

 

SALUD

 

Una sociedad no anónima entre periodontitis y cardiopatía coronaria…   Georgia K. Johnson et al evaluaron la calidad de revisiones sistemáticas publicadas sobre la asociación entre periodontitisy coronarias (CHD). Dos revisores revisaron la literatura del tema y tres revisores independientes revisaron lo revisado por los otros revisores (jejeje) , 13 que quedaron, y les aplicaron cada uno un puntaje según la cantidad de criterios aplicados por los AA.

Concluyeron que las revisiones revisadas de esa  asociación mostraban significativas diferencias en su calidad metodológica.

Esto implica que los profesionales deben tener conciencia de que no todas las revisiones de periodontitis-CHD se conducen con rigor y deben ser capaces de diferenciar las bien diseñadas de las que no lo están.

[Comentario éste que refuerza lo expuesto por U. O. en editorial y gremiales, buscarle sentido a los ladridos.]

 

 

 

TERAPÉUTICA

 

Anestesia para el tercer molar inferior…   Sammut S, Lopes V, Morrison A yMalden NJ. (Br Dent J. 2013 Feb 22;214(4):E8) nos cuentan desde Edimburgo qué anestesia fue utilizada para 301 derivaciones  consecutivas para cirugía del tercer molar mandibular. Incluye fecha de consulta, edad, género, procedimiento empleado, elección del anestésico y predicción de dificultad. Fueron vistos 150 pacientes en un centro y 151 en otro. No fue significativa la diferencia estadística entre ambos sexos y tampoco por edad. A 17 pacientes (11.3%) se los alistó para anestesia general, 21 (14%) para sedación intravenosa consciente y 112 (74.7%) para local en un centro. En otro, a 57 pacientes (37,7 %) se los alistó para anestesia general, 30 (19,9%) para sedación intravenosa consciente y 64 (42,4%) para local. Fue poco significativa la diferencia estadística por privación socioeconómica entre las dos poblaciones.

 

 

                                    VOLVER