GERODONTOLOGÍA

                                                                                                                       enero 2010

Formación de biopelícula y adhesión de Candida sobre polisiloxano…   Mutluay MM et al (Gerodontology 2009 oct 5), considerando que los microorganismos pueden colonizar los rebasados blandos de polisiloxano  y generar su biodeterioro, investigaron in vitro el tema. Usaron Molloplast B, GC Reline soft, Mollosil Plus, Silagum Comfort y Palapress Vario. Hallaron que la película salival influye en la   colonización temprana de diferentes cepas de  C. albicans. Esa película también minimiza las diferencias entre las diferentes cepas. La carga de Candida de estos pacientes fue similar a la de portadores de dentaduras sin rebasado blando.

 

Contar dientes para vivir…   Los fineses Syrjälä AM, Ylöstalo P, Hartikainen S, Sulkava R, Knuuttila M (Gerodontology 2009 ag 21) buscaron evidencias de una asociación entre el número de dientes y determinados factores de riesgo cardiovascular en la  población geronte. Tomaron 523 ancianos mayores de una comunidad de elos que habían participado en un estudio de Kuopio 75+. Hallaron que los edéntulos o las personas con bajo número de dientes teníanmás bajo el  HDL y más elevados los triglicéridos, leucociyose y la glucemia, así como un mayor índice corporal (BMI). Conclusión: En la población finesa de hogares para ancianos de 75 años o más, quienes más dientes tenían eran menos propensos a tener factores de riesgo cardiovascular.

 VOLVER (a Índice)             

 

                                                                                                                      diciembre 2009

 

Geles antimicóticos en acondicionadoes de tejidos…   Radnai M, Whiley R, Friel T, Wright PS (Gerodontology. 2009 sep 3) prepararon Visco-gel, un acondicionador de tejidos mezclándolo con clorhexidina (digluconato) y miconazol en gel en una concentración de 5, 10, 15, 20 y 25% (volumen)..Testearon en placas de agar con Candida albicans y halaron que la clorhexidina no inhibía el desarrollo del hongo y que el miconazol daba ese efecto en relación con la dosis.

 

Hipoclorito y acrílico…   Davi LR et al (Gerodontology. 2009 ag 25) evaluaron la estabilidad de color, la textura superficial y la resistencia a la  flexión de acrílico mantenido por la noche en solución de hipoclorito de sodio, 0,5 y 1%, Clorox/Calgon y agua destilada. El cambio de color fue mayor con el hipoclorito, pero de todos modos fue leve.No hubo diferencias en cuanto a textura, pero sí en resistencia a la flexión que sew redujo más con el hipoclorito.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                                                       noviembre 2009

Rebasado casero y profesional de completas superiores… lUdo-Yamakawa A y Kawai Y (Gerodontology 2009 jul 31) evaluaron 34 pacientes con completas superiores con Rebasado Casero (RC) o Rebasado Profesional (RP), en quienes a los 4 días de realizados  consideraron los aspectos de complacencia del usuario y funcionales. No hallaron diferencias significativas en el aspecto de la satisfacción, pero el grupo de RP mostró una mejora significativa en retención y en la masticación. Los del RC estaban satisfechos y sentían que masticaban mejor. La mejoría estaba negativamente asociada a línea base en el habla, facilidad de limpieza, estabilidad y retención en el grupo RP y transversalmente para todas las variables, excepto facilidad de  limpieza, en el grupo RC. Conclusión: Cuando usado correctamente, el cuidado casero de la dentadura puede ser tan efectivo como el profesional en cuanto a lograr satisfacción con dentaduras problemáticas.

 

Rebasado duro más microondas…   Takahashi JM et al (Gerodontology 2009 jun 22) evaluaron el supuesto de que la irradiación con microodas y la inmersión en agua caliente después de la polimerización de un rebasado puede mejorar sus propiedades físicas. Usaron 2 diferentes rebasadores en frío: Kooliner (K) y  New Truliner (NT)]. Los probaron con 50 especímenes de 64 x 10 x 3.3 mm polimerizados en 5 grupos: controles, con microondas y sin ellas, con agua caliente y sin ella. Las microondas (650 W por 5 min) probaron ser un método efectivo de mejorar las cualidades de las prótesis rebasadas; pero no así para los especímenes con NT.

 VOLVER (a Índice)

 

 

                                                                                                                          octubre 2009

 

Uso domiciliario de soluciones reveladoras…   Souza RF et al (Gerodontology 2009 jun 22) dividieron a 32 personas portadoras de dentaduras completas superiores en 3 grupos: (1) Control, sólo para seguimiento (n = 12); (2) con instrucciones de higiene bucal y protética(n = 10); (3) instrucciones más uso de agente revelador (1% rojo neutro; n = 10). Evaluaron el biofilm interno y externo al comienzo y a los 14 y 90 días. Concluyeron que el uso domiciliario de un elemento revelador para la higiene bucal y protética no mejora la remoción de la biopelícula.

Medicación y flujo salival en ancianos…   Scelza MF et al (Gerodontology. 2009 jul 2) evaluaron en 75 mayores (60 o +), de ambos sexos, institucionalizados, la influencia de medicaciones sobre la saliva no estimulada o sí.  Recolectaron saliva por 5 minutos y calcularon el flujo en ml/min. En las mujeres el flujo  salival no estimulado fue de 0.25 ml/min, y de 0.30 ml/min en hombres; par la estimulada fue de 1.23 ml/min en mujeres y 1.31 ml/min en hombres. No fue significativa la diferencia. La diferencia entre la producción media de saliva en ambas situaciones experimentales fue estadísticamente significativa, al margen del sexo. Observaron una significativa reducción de la estimulada con el uso de medicaciones  cardiovasculares

 VOLVER (a Índice)

 

 

                                                                                                                      septiembre 2009

 

Mejor no babearse…   Pacifico MD y Ritz M (J Plast Reconstr Aesthet Surg 2009 mayo 26) pretenden corregir la ptosis facial, por la edad, que lleva las comisuras labiales hacia abajo, las mantiene húmeda y origina incómodas queilitis angulares. Su método consiste en una combinación de una inyección de ácido hialurónico en las “líneas de marioneta” y toxina botulínica A en el músculo depresor de la comisura. Si esto no bastara, someten a los pacientes a la creación de un “cabestrillo” nasolabial, que usa colgajos bilaterales en túneles del labo superior al inferior con transección del depresor de la comisura a ambos lados; redondean con láser de CO2 para mejorar la superficie de las queilitis y afirmar los tejidos. Lo aplicaron en 5 pacientes, que quedaron muy satisfechos.

 

Las ventajas de ser “vinagre”…   (British Dental Journal 206, 473, 9 May 2009 ) … consisten en la capacidad antimicrobiana que muestra nuestro habitual aliño cuando los portadores de completas sumergen las prótesis en él, además de la higiene debida. Es un buen combatiente de la estomatitis protésica.

 

Ataches extracoronarios cementados con  resina…   Orsi IA, Bezzon OL, Marchi S y Fernandes FH (Gerodontology  2009 mayo 12) estiman que en   los dientes anteriores, si hace falta un cíngulo para apoyo, se puede utilizar el recurso extracoronario con estas ventajas, con respecto de otras soluciones, incluida la removible con ganchos: mínima reducción dentaria, márgenes supragingivales, favorable distribución del estrés y mejor estética. Presentan el caso de un hombre de 60 con sólo los caninos en el maxilar, al que se lo   restauró con una combinación de ataches extracoronarios unidos por una barra Dolder, más la prótesis removible.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                                                                     agosto 2009

 

Modificaciones en la resistencia de las bases de acrílico…   da Cruz Perez LE et al (Gerodontology 2009 mar 31) investigaron las modificaciones que en la resistencia al impacto (RI) de las dentaduras de acrílico termocuradas (Lucitone 550-L)  podían generar dos mm de materiales de rebase [Ufi Gel Hard (UH) y Tokuso Rebase Fast (TR)] y el tratamiento de la superficie humedecida o no con monómero de metilmetacrilato y/o los agentes adhesivos (AA) de los fabricantes del rebase. La resistencia al impacto de los especimenes de acrílico termocurado Lucitone 550 aumentó después del rebasado con material de rebase duro en frío TR con su acondicionador.

 

Acondicionador barnizado y biopelícula…  Boscato N et al (Gerodontology. 2009 mar 25) evaluaron el efecto de un barniz aplicado a un condicionador de tejidos para prevenir la formación de biofilm, tomando en cuenta que para una completa inmediata suele ser necesario aplicar un acondicionador de tejidos frente a la herida causada. El inconveniente reside en las propiedades biomecánicas deficientes de los materiales que permiten el desarrollo de una biopelícula. Seleccionaron 40 voluntarios mayores portadores de completas y les aplicaron acondicionador ewn un hueco hecho en la base; después, los dividieron en 2 grupos: uno, al que recubrieron con barniz todo el material; otro, sin. Las personas realizaron la higiene cotidiana con cepillo blando y dentífrico. Los controlaron en una semana y a las 3. La conclusión fue que el uso de un  barniz tiene un efecto perjudicial sobre el acondicionador estudiado, con mayor formación de biopelícula.

 VOLVER (a Índice)

 

 

                                                                                  julio 2009

 

¿Hace falta enseñar completas?...   Turkyilmaz I, Company AM y McGlumphy EA (Gerodontology 2009 mar 9) mencionan cierto consenso en la inutilidad de enseñar la confección de completas en un futuro y la conveniencia de convencer de la necesidad de tomar en cuenta el uso de implantes para las rehabilitaciones. Recogieron información publicada de 1964 a 2008 sobre el desempeño masticatorio de los usuarios de DC y DCSI, y asimismo vieron que encuesta nacionales en USA consideraban que habría un incremento de necesidad de prótesis de los 35,4 millones del 2000 a 37,0 millones en 2020. Coinciden con el trabajo de la misma revista sobre “Preferencias en sobredentaduras” [ver acá mismo, en U.O.] en la mayor satisfacción de los usuarios de DCSI sobre los de DC. La evaluación de los sujetos del trabajo fue significativamente más alta en comodidad, estabilidad y capacidad masticatoria, y tenían menos consecuencias sobre su calidad de vida. En conclusión, mejoran significativamente la calidad de vida de los desdentados sobre los portadores de DC convencionales. Se debiera considerar también esta opción.

 

Preferencias en sobredentaduras…   Esfandiari S, Lund JP, Penrod JR, Savard A, Thomason JM y Feine JS (Gerodontology 2009 mar;26(1):3) consideraron los costos de las dentaduras sobre implantes, los ingresos de los portadores posibles y sus preferencias. Evaluaron (i) las preferencias según su Voluntad de Pago (VP) y Voluntad de Aceptación (VA); (ii) efecto de la financiación a largo plazo, y (iii) el papel a esperar de los planes de salud en la financiación de prótesis. Tomaron 36 personas de 68 a 79 años con completas superiores y convencionales inferiores o sobredentaduras con implantes de bola (23). Resultó que el 46% de los portadores de completas y el 70% de los implantados preferían un costo triple de los implantes, con un incremento respectivo de los porcentajes a 77% y 90% si podían pagar en cuotas mensuales. Un 86% del total estimó que el gobierno debía pagar por lo menos parte de las dentaduras sobre implantes.

 

Dentífricos para completas…    Panzeri H, Lara EH, Paranhos Hde F, Lovato da Silva CH, de Souza RF, de Souza Gugelmin MC, Tirapelli C, Cruz PC y de Andrade IM (Gerodontology 2009 mar;26(1):26) utilizaron dos dentífricos específicos para dentaduras completas: (1) tenía agregada cloramina al 1%; (2) fluorosurfactante al0,01%. Formaron 3 grupos con 60 portadores: a. control, con agua; b. D1, y c. D2, todos durante 21 días. Ambos dentífricos se mostraron útiles, redujeron el recubrimiento con biopelícula y D1 fue el más eficaz contra los estreptococos, mientras el D2 dio un resultado intermedio. Ninguno influyó sobre candidas.

VOLVER (a Índice)

                                                      

                                                                                                                                            mayo 2009

Periodoncia no cura glucemia…   Tervonen T et al (J Clin Periodontol 2009 en;36(1):51) indagaron en 65 enfer,mos si el tratamiento periodontal tiene efecto sobre el control de la glucemia en la diabetes mellitus tipo I  y no observaron mejora alguna pese al éxito del tratamiento. [Ver más en salud.]

 

Del vestíbulo al comedor…   se paseaba la naranja, según Walsh, y Cillo JE Jr y Finn R (J Oral Maxillofac Surg  2009 feb;67(2):381) se pasean por el vestíbulo del comedor y procuran repararlo cuando es incómodamente superficial mediante una técnica de vestibuloplastia de simultáneo injerto cutáneo de espesor dividido (ICED) e implante endóseo para sobredentaduras soportadas por implantes. En una evaluación retrospectiva de 13 pacientes consecutivos (promedio edad: 60,4) durantes un promedio de 43 meses y con 40 implantes insertados, no hallaron ninguna complicación y la integración de los implantes fue del 97,5% y el éxito de la prótesis del 100%.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                                                                    abril 2009

Cemento de ionómero vítreo bioactivo con potencial terapéutico para la función dentinaria de mineralización ante la protección directa…    .Xie D, Zhao J et al (Eur J Oral Sci 2008 oct;116(5):479) desarrollaron un Nuevo cemento de IV modificado por resina y bioactive, donde el recién sintetizado ácido poli(acrílico) fue formulado con agua, relleno del Fuji II LC y vidrio bioactivo. Como control, usaron Fuji II LC. El sistema no sólo proveyó rersistencia comparable al original  Fuji II LC  sino que contribuyó a la mineralización de la dentiuna. Esta sustancia bioactive tiene un directo impacto sobre las restauraciones requeridas para la superficie radicular.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                                          marzo 2009

Cándidas superficies…   Como las superficies de las dentaduras de material resiliente son más susceptibles a la adhesión microbiana y como la mala higiene y el Candida albicans son comunes en las personas mayores, Boscato N et al (Gerodontology 2008 nov 14) decidieron evaluar la influencia de los métodos de higiene bucal utilizados pueden tener sobre la formación de la biopelícula sobre los rebases blandos. A 20 voluntarios los dividieron en 2 grupos: G1 cepilló su prótesis con cepillo blando y dentífrico; G2, también, pero además sumergió la dentadura en hipoclorito de sodio al 0,5%, 20 min,  1 vez por sem. Los valores para la formación de la biopelícula se redujeron más, con diferencia estadística, en el G1. La higiene bucal reduce la formación de placa microbiana en los materiales blandos protéticos.

Células asesinas…  Según Kamoda Y et al (Jpn J Infect Dis 2008 nov;61(6):469), están disminuidas en las personas mayores  muchas de las respuestas inmunes protectoras, lo cual conduce a un mayor riesgo de enfermedades infecciosas. Por ello, efectuaron un estudio epidemiológico de 100 ancianos independientes, de 77 años (53 varones, 47 mujeres), para determinar las relaciones entre las células asesinas naturales activadas (CANA) y las infecciones bucales, como caries y enfermedad periodontal. Usaron métodos apropiados para evaluar las CANA y recuentos microbianos de estreptococos, lactobacilos y patógenos oportunistas. Como una gran proporción de CANAs mostraron una correlación significativa con las cantidades de gérmenes, de dientes cariados y de prótesis, y estuvieron asociados el mayor número de esas células con la incidencia de caries y de patógenos oportunistas, consideraron un indicador útil de infección en la tercera edad.

Un edéntulo con trastornos de ATM y severa reabsorción ósea…  Kodaira Y  ( Nihon Hotetsu Shika Gakkai Zasshi. 2008 oct;52(4):570) presenta un paciente de 71 años con trastornos de la Articulación Temporomandibular (ATM) originados por la mala retención de sus completas. Los rebordes mostraban grave reabsorción y las prótesis oscilaban con los movimientos mandibulares funcionales. Primero, el A buscó una mejoría mediante la readaptación de ambos aparatos. Cuando consideró que había mejorado la retención y, con ello, la posición mandibular, inició la confección de las prótesis definitivas.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                                          febrero 2009  

Sin soporte posterior…   Kamba K (Nihon Hotetsu Shika Gakkai Zasshi. 2008 oct;52(4):582), autor cuyas iniciales preferimos omitir, cuenta de una mujer, de 74 a, que se quejaba de no masticar bien por la fractura de una prótesis posterosuperior izquierda (falta de espacio vertical) y mala retención de las dentaduras superior e inferior (por el diseño unilateral superior y rotura de ganchos). Le mejoró la estabilidad con un diseño bilateral y no sufrió más fracturas.

 

Problemas de ATM y de reabsorción ósea…   Kodaira Y.(Nihon Hotetsu Shika Gakkai Zasshi. 2008 oct;52(4):570) cuenta de un hombre de 71 a que tenía problemas articulares por la mala retención de sus 2 completas. Los rebordes maxilar y mandibular residuales tenían una severa reabsorción, los flancos eran cortos y desacordes con los movimientos mandibulares funcionales. Antes de encarar prótesis nuevas, era oportuno ver si había un cambio positivo mejorando las viejas. Como así fue y se consiguió una posición apropiada, se hicieron las dentaduras definitivas.

 

Psicología del paciente geriátrico…   Patil MS y Patil SB.(Gerodontology 2008 ag 27) dicewn que el crecimiento de las expectativas de vida conlleva enfermedades crónicas, entre las que prevalecen las dentarias. Para la atención del mayor número de adultos mayores (¡PC!) se deben incluir, además de las consideraciones odontológicas, las biológicas, psicológicas, sociales y económicas. Hace tiempo que se reconoce la relación entre psicología y odontología, que ahora se encaran más desde el punto de vista práctico del manejo del paciente: causas de las perturbaciones emocionales, factores que influyen sobre la respuesta del paciente y métodos para generar la actitud apropiada.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                                                                       enero 2009

J Oral Rehabil. 2008 Oct;35(10):715-21. Epub 2008 Aug 18. Links

Influence of palatal surface shape of dentures on food perception.Tanaka A, Kodaira Y, Ishizaki K, Sakurai K.

Department of Removable Prosthodontics and Gerodontology, Tokyo Dental College, Chiba, Japan. atanaka@tdc.ac.jp

 

The purpose of this study was to clarify the influence of the palatal surface shape of dentures on food perception. Eighteen healthy dentulous subjects (mean age, 24 years) were investigated. Four types of experimental plate were used: (i) a tailor-made plate, (ii) an average-model plate, (iii) a smooth plate, and (iv) a wrinkle plate. Test foods consisted of Bavarian cream cubes containing one to three mustard seeds and six raw carrot pieces of different shapes. Bavarian cream cubes with three seeds were used for analysis. Other foods were used as dummy foods. Subjects were required to wear experimental plates and press test foods placed on the anterior area of the tongue against the experimental plates. We measured time required to perceive number of spherical bodies, rate of correct answers, and level of perception with each type of experimental plate using a 100-mm visual analogue scale. The results showed a significant difference in response time between the average-model plate and the other experimental plates, with response time longest for the average-model plate. On the other hand, no significant differences in rate of correct answers regarding number of spherical bodies or level of perception were found among the experimental plates. When incisive papilla, palatine suture and palatal rugae based on the standard Japanese shape were replicated on the palatal surface of the plates, the time required for food perception during ingestion was prolonged in comparison to plates with other palatal surface shapes.

 

Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2008 Sep;106(3):e11-4. Epub 2008 Jul 7. Links

The application of a night guard for sleep-related xerostomia.Yamamoto K, Nagashima H, Yamachika S, Hoshiba D, Yamaguchi K, Yamada H, Saito I, Nakagawa Y.

 

Un ensayo clínico controlado se llevó a cabo, y la medida del resultado primario fue de satisfacción con la placa nocturna por la mejora subjetiva de la sensación de sequedad nocturna. La placa nocturna fue fabricada con una hoja de etileno-acetato de vinilo de 1,5 mm de espesor, que abarca el arco dental y el paladar duro, y no disponía de un depósito para conservar un sustituto de saliva. RESULTADOS: Tras la conclusión de 2 semanas de tratamiento, una mejora sustancial fue reportada por el grupo de tratamiento en comparación con el grupo control (P = .025).

El valor post VAS disminuyó significativamente en comparación con el período de pretratamiento, en la sensación de sequedad bucal (P = .0295), sed (P = .0012), y sensación de quemazón de la lengua (P = .0371).

CONCLUSIÓN : La aplicación de una placa nocturna propone ser un método sencillo y útil para la gestión de la xerostomía nocturna.

VOLVER (a Índice)

 

 

                                                                                              diciembre 2008 

El baile de la completa…  …al compás de la masticación con una parcial bilateral inferior, de extremo libre, es lo comparado con el movimiento de dos completas, por de Souza RF et al (Gerodontology 2008 ag 14). Lo midieron en 18 edéntulos totales (G 1) y 10 con parcial inferior (G 2).El movimiento de la superior fue significativamente mayor en el G 1, al margen del alimento usado. Éste no influyó sobre la posición vertical o lateral de las bases, pero hallaron más dislocación anterior cuando las personas mascaron bloques de polisulfuro. El G 2 mostró menor variabilidad individual para  el eje vertical. El desplazamiento vertical fue también más preciso con pan.

Pruebas de disfagia…   Wakasugi Y et al (Dysphagia 2008 jul 2) probaron un test de tos para determinar con mayor exactitud la aspiración silenciosa en 204 pacientes en cama, y lo combinaron con un test de deglución de agua modificado. La combinación permitedistinguir entre quienes pueden deglutir de manera segura y los pacientes con aspiración silenciosa que no lo hacen de manera segura.

Protector contra xerostomía…   Yamamoto K et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod  2008 sep;106(3):e11) demuestran la utilidad de un protector nocturno contra la xerostomía del sueño. Fundalmente, evaluaron la satisfacción de mejora con respecto de la sensación de sequedad bucal nocturna, y también la sed y la sensación ardiente. Usaron una lámina de 1,5 mm de espesor de acetato de vinil etileno que recubre el arco dentario y el paladar duro y no posee reservorio para un sustituto de la saliva. La mejora fue sustancial tras 2 semanas de uso.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                                                                               noviembre 2008

Paladeando con paladar...   Tanaka A et al (J Oral Rehabil  2008 ag 18) probaron en 11 varones y 7 mujeres sanos (edad media, 24 a = 20 a 30), 4 tipos de paladares: i) uno con la superficie palatina lisa (SP); ii) con superficie arrugada (WP); iii) un paladar con papila incisiva, sutura palatina y las rugas palatinas corrientes (en Japón) (AMP); iv) un paladar de medida hecho sobre modelo individual (TMP). Como comida de prueba de la percepción de los alimentos, usaron cubos de queso de bavaria de 15 mm de lado que contenían 4 semillas de mostaza c/u. Se pidió a los jóvenes que aplastaran esos cubos con la lengua contra el paladar y que dijeran cuántas semillas había. Se tomó el tiempo de percepción y la cantidad de veces erradas. Hubo diferencias significativas entre los paladares AMP y los otros. No las hubo entre TMP y SP, TMP y WP, o SP y WP. El peor fue el AMP, el que dio el peor nivel de percepción de los alimentos.

Champignons...  Vanden Abbeele A et al (Gerodontology  2008 jul 26) examinaron las prótesis de 87 portadores sin evidencias de estomatitis protética u otras afecciones bucales. Recogieron muestras de la superficie palatina de las dentaduras y de la mucosa en contacto con ellas. Hallaron Candida en el 75.9% de los individuos. Lo más  frecuente de las especies aisladas fue Candida albicans (77.9%), Candida glabrata (44.1%) y Candida tropicalis (19.1%). Había más de una especie en el 48,5% de las dentaduras contaminadas. Como verificaron la correlación con el grado de higiene y eficiencia del paciente, las muestras podrían servir para controlar el cumplimiento de los pacientes.

VOLVER (a Índice)

 

 

                                                                                                                       octubre 2008 

HOPE es esperanza...   Si aún no se perdieron todos los dientes, hay esperanzas, según los expertos en medicina geriátrica Starr JM et al (Gerodontology  2008 abr 15), que hallaron una correlación entre menor CI y edentulismo futuro. Healthy Old People in Edinburgh (HOPE) fue un estudio con gente de 70 o más, cuya salud, capacidad cognitiva, estatus socioeconómico y socioambiental fue determinado en 4 ocasiones consecutivas, en 9 años, sobre 201 participantes, de los cuales 104  (51.7%) eran ya desdentados (y tomaron nota de la edad de pérdida del último diente). La edad, la clase ocupacional y el cociente intelectual fueron predecidores significativos de edentulismo, si bien podría considerarse el CI el principal o único. Los edéntulos tenían disminución de la función respiratoria, pero no de la fuerza de aprehensión, y mostraban baja autoestima y mal asesoramiento dietario. En conclusión: en los ancianos mayores sanos el edentulismo está asociado a una relativa deficiencia de capacidad cognitiva (¡cepíllense bien los cuadrados y elemmentales!), aunque esta asociación se explica por el hecho de que la menor inteligencia original predispone al edentulismo y a un pobre desempeño en los tests cognitivos en la vejez. Tomada en cuenta la inteligencia original, la pérdida de dientes no está relacionada con la capacidad cognitiva. Pero sí lo está con una situación más pobre en una amplia gama de medidas de salud: física, nutrición, discapacidad y autoestima. Un estudio más preciso sobre estas consecuencias para la salud resultaría útil para determinar análisis de costo-beneficio de la prevención de la pérdida de los dientes.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                                                            septiembre 2008

 

Nivel óseo en sobredentaduras parciales…   Brkovic-Popovic S et al (Gerodontology  2008 jun; 25(2)) opinan quees válido realizar sobredentaduras en pacientes mayores parcialmente desdentados. Estudiaron los efectos de tales prótesis sobre el hueso alveolar de los dientes remanentes de 22 pacientes, por entre 6 y 10 años, a quienes proveyeron de sobre dentaduras inferiores. Los dientes pilares fueron provistos de amalgamas o cofias de oro. Verificaron una diferencia estadísticamente significativa a los 6 años entre el hueso alveolar distal de los pilares experimentales bajo las prótesis y los dientes remanentes del grupo de control. El hueso alveolar de los pilares estaba considerablemente conservado, incluidos 7 pacientes vistos a los diez años de la colocación protética.

 

Dentífricos específicos para completas…   Panzeri H et al (Gerodontology  2008 mayo 15) probaron dos dentífricos experimentales: 1. con agregado de cloramina T al 1%; 2. con presencia de fluorosulfactante al 0,01%. Los probaron en 60 portadores de completas, aleatoriamente divididos en 3 grupos, uno de control con agua, aunque con el mismo tipo de cepillo todos, 21 días. Ambos redujeron la biopelícula, el 1 fue el más eficaz contra el S. mutans. Ninguno influyó sobre el Candida albicans.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                                agosto 2008 

Periodontitis y Alzheimer...   Kamer AR et al (J Alzheimers Dis 2008 May;13(4):437) (y alguno más de cuyo nombre el tío alemán no me deja acordarme) dicen que la enfermedad de Alzheimer afecta a unas 4 y medio millones de personas en los EE. UU. [¿incluida alguna de sus máximas autoridades?] y así resulta importante identificar los factores de riesgo, considerando el incremento en la población geronte. Por cierto, la inflamación en el cerebro tiene su papel, lo que se agrega a   estudios que sugieren que las infecciones periféricas contribuyen al estado inflamatorio del SNC. La periodontitis es una inflamación periférica persistente prevaleciente asociada a bacterias gram negativas, anaeróbicas, capaces degenerar infecciones localizadas y sistémicas en el huésped.

 

Salud bucal y función cognitiva en ancianos...   Wu B et al (J Gerontol A Biol Sci Med Sci 2008 may;63(5):495) se preguntaron si la mala salud bucal contribuye a una declinación en la calidad de vida y está relacionada con problemas médicos. Estudiaron una muestra de 1984 adultos mayores de 60 años hospedados en comunidades a quienes se les habían efectuado mediciones de las facultades cognitivas y del estado de salud bucal. Las personas con valores cognitivos inferiores mostraron mayor número de dientes cariados y ausentes y mayor proporción de sitios con periodontitis. La predicción de dientes cariados aumentaba 0,01 con cada punto de disminución del valor en el Test de Sustitución de Símbolo Digital. El número de dientes ausentes aumentaba 0,02 y el de periodontitis otro 0,02. Es decir, que los ancianos moradores en comunidades con menores valores de función cognitiva tienen un mayor deterioro de la salud bucal.

     VOLVER (a Índice)

                                                                       

                                                                                                     julio 2008

Barranca abajo …   Bartlett D (J Am Dent Assoc 2007 sep;138 Supl:21S-25S) ofrece un nuevo panorama del desgaste erosivo de los dientes de las personas mayores. Revisó el paisaje literario sobre el tema y marcó que ácidos intrínsecos y extrínsecos están asociados a la erosión ácida y al desgaste. Desde allí, exploró la etiología y  patogénesis del desgaste erosivo y comparó la longevidad de las  restauraciones con la opción de monitorear y prevenir el desgaste. Las medidas preventivas incluyeron limitar la frecuencia de exposición a los ácidos y usar pastas dentífricas fluoradas y agentes adhesivos a dentina.

 

No es lengua para mayores…   Ogasawara T et al (Gerodontology 2008 mar 31) indagaron qué factores podían inducir sequedad del dorso de la lengua en 224 adultos mayores (83 a + o – 7 a) pese a la humedad presente en la mucosa sublingual. Para la medición de la humedad en ambas ubicaciones usaron un testeador (L-SALIVO) en un tiempo de 10 segs. Hallaron una diferencia significativa en el secado de la lengua que se mostró dependiente del grado de discapacidad, del nivel de conciencia, de la forma de alimentación (bucal o por tubo) y de la conversación. El factor más significativo fue la discapacidad, la vía de alimentación y el nivel de conversación..

VOLVER (a Índice)

                                                                                                             

                                                                                                                                               junio 2008

Cándidas estomatitis…   Thiele MC et al (Gerodontology 2008 feb 27) se propusieron mediante trabajo de campo y laboratorio conocer cuál era el papel de las enzimas histolíticas de las Candida (albicans. krusei, tropicalis, parapsilosis) sobre la estomatitis inducida por las dentaduras en 59 pacientes residentes geriátricos. Conclusión: ninguno.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                                           mayo 2008

Editorial (ajeno y resumido y adaptado)

La muerte no es el gran problema; lo son los años y la discapacidad

 

James P. Newton, director de Gerodontology, inspiró el texto siguiente con un editorial que comenzó con una verdad de a puño: Hay una sola cosa cierta en la vida: que todos en algún momento moriremos. [De otra manera: La vida es una enfermedad que se cura con la muerte.] Aunque nos esforcemos por postergarla lo más posible, el fin llegará siempre de algún modo. Esfuerzo y dinero se perdieron en esto, con alguna consecuencia inadecuada. Ya no se distingue claramente entre vivir y sobrevivir. Partes de nuestro cuerpo pueden morir en distintos momentos y si la muerte cerebral alcanzara a ser reparable, surgirían problemas morales y éticos en cuanto a definir qué son la vida y la muerte. Este mes hay un gran simposio de neurólogos y filósofos para definir la muerte. Hay medios para lograr la supervivencia de una persona siga respirando y latiendo aun con extenso daño cerebral. ¿Es muerte la muerte cerebral? ¿Está muerto aquel cuyo corazón deja de latir?

Por el momento, la ley declara que está muerto quien tiene el cerebro fuera de función irreversiblemente.

Estudios recientes aportan mejor comprensión de los mecanismos de reparación propia del cerebro y que existe un potencial para inducir esto mediante distintas terapias, o trasplante de tejido nervioso regenerado a las áreas dañadas. ¿Pero seguiría siendo la misma persona? ¿Debe definirlo el interesado? ¿O algún árbitro?

La expectativa de vida se viene ampliando año tras año, mientras que la vida sana queda retrasada. Se sobrevive, ¿pero acaso se deja de envejecer? Una predicción de hace 30 años afirmaba que las enfermedades y la vejez pasarían a comprimirse en un período breve previo a la muerte, pero por el momento no está a la vista. Casi lo contrario: hubo un aumento significativo de enfermedades degenerativas como oncológicas, neurológicas  y cardiopáticas, y de crónicas como osteoporosis, diabetes, artritis, sorderas,  cegueras y discapacidades motoras. [Y aún no hemos eliminado las caries ni la enfermedad periodontal.]

Antes uno se moría, ahora sobrevive, con una pobre calidad de vida. La gente podría llegar a vivir 100 años, pero tienen 50% de probabilidades de sufrir alguna demencia antes de morir. Las investigaciones debieran apuntar al proceso de envejecimiento y a las enfermedades de la vejez, no a un mero iontentoi de prolongación. Cada vez se escucha más a personas mayores a quienes preocupa su decaimiento, por encontrarse discapacitados  y por ser una carga para la familia.

Los mencionados posibles dilemas morales se basan sobre dos situaciones posibles, una con gente de vida más larga, con enfermedades crónicas y discapacidades, o la ciencia logra que funcionen bien y por mucho más tiempo. Por lo primero, habrá que tomar decisiones de cómo hacerse cargo la sociedad de mantener esas personas, con calidad de vida, y darles o no la elección de vivir o no, ya contestado por algunos países europeos. ¿Es sostenible tal situación?

Ya han sido debatidos los anticonceptivos, los abortos, la clonación y las células madre. Le toca a la eutanasia, quitando aparatos de supervivencia, optando por no buscar la resucitación y decidiendo la calidad de vida consecutiva. Salteando disquisiciones sobre cómo son los instantes finales, el punto clave giraría en torno del nivel de supervivencia al que uno aspire y la calidad de vida que se logre posterior a los recursos extremos.

[¿Da para pensar, no? Este editorial para médicos es comprensible para cualquiera, aun casi sin estudios, basta con tener corazón, cerebro… y lo que hay que tener. Los odontólogos tenemos nuestro aporte que hacer a la calidad de vida. Apuntemos a ello aumentando nuestro esfuerzo y reduciendo nuestra vanidad.] (Modificado y comentado de Gerodontology 2008; 25: 1–2)

 

IRM y ATM…   Honda K et al (Gerodontology 2008 feb 27 [) utilizaron las imágenes de resonancia magnética para estudiar las relaciones de las alteraciones óseas en la superficie condílea en el desplazamiento del menisco sin reducción de la articulación temporomandibular, y si esas modificaciones limitan los movimientos de disco y cóndilo y producen ruidos articulares. Vieron 28 pacientes por 37 articulaciones diagnosticadas como con alteraciones degenerativas, radiográficamente, y desplazamiento anterior del menisco sin reducción, en quienes recurrieron a la IRM, y clasificaron dos tipos de alteraciones: uno, óseas patológicas (OP), incluyen erosión, osteofitos y deformaciones, y dos, óseas por adaptación (OA), como aplanamiento o concavidad. El movimiento del menisco al cóndilo fue menor en el grupo OP que en el OA, cualquiera que fuera su configuración, aunque no hubo diferencias significativas de los dos grupos en la posición del menisco al cerrar la boca. Observaron ruidos articulares de frecuencia más elevada en el grupo OP.

 

Nutrición y salud bucal del geronte…   Andrade FB et al  (Gerodontology. 2008 feb 19) tomaron 816 gerontes (60 o más) a quienes efectuaron el examen bucal y los dividieron en grupos según su cantidad de dientes, y de molares en oclusión por pares. Establecieron su estado nutricional. Hallaron un índice CAO elevado con el factor Ausentes responsable del 88,8% de ese índice. Hallaron diferencias significativas entre el promedio de la ingesta y la cantidad de pares en oclusión, naturales. Puede decirse que existe una asociación entre la ingesta nuriente y el  estado de salud bucal.

VOLVER (a Índice)

 

 

                                                                                                               abril 2008

La enfermedad de la caries loca…   En verdad, la demencia en cuestión no es de la caries ni de la vaca y sólo se trata de una investigación de Ellefsen B et al (J Am Geriatr Soc 2007 nov 20) para saber cómo influyen factores como demencia, edad, sexo, relaciones sociales, estatus y capacidad funcional en una población de 106 personas, 69 m y 87 h con edad media de 82 años. Hallaron que el número medio de superficies cariadas coronarias y radiculares era estadística y significativamente mayor en las personas con diagnóstico de demencia que en las sanas, así como eran más las caries radiculares en casos de Alzheimer que en las otras demencias.

 

Densidad ósea y periodontitis…   Phipps KR et al (J Dent Res 2007 nov;86(11):1110) consideraron la densidad mineral ósea (DMO) en 1347 personas mayores, seguidas promedio 2,7 a, así como los parámetros del diagnóstico periodontal.. Tras los ajustes por edad, cigarrillo, raza, educación, índice de masa corporal y tártaro, concluyeron que hay poca evidencia que sustente una asociación entre DMO y EP en personas de edad.

 

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                                         marzo 2008

Síndrome de boca urente…   de Moura SA ET AL (Gerodontology  2007 Sep;24(3):173) analizaron las características salivales (producción y composición) en pacientes con síndrome de boca urente (SBU). Consideración el flujo salival y las concentraciones de potasio, hierro, cloruros, tiocianato, magnesio, calcio, fósforo, glucosa, proteína total y urea, así como el perfil de las proteínas salivales. Hallaron que el flujo salival era inferior en los controles respecto de los pacientes con SBU. En cambio, eran superiores los niveles de cloruros, fósforo y potasio, e inferior la concentración de proteínas salivales de bajo peso molecular.

 

Y hablando de lengua…   y con la lengua, Yanagisawa K, Takagi I y Sakurai K, estaban preocupados por las marcas que los dientes dejan en ella y los factores fisiológicos y anatómicos involucrados. Dividieron 24 personas dentadas en dos grupos,  considerando si tenían indentaciones linguales o no. Con sensores de presión en lingual de los primeros molares superiores e inferiores registraron la presión lingual en las siguientes situaciones: (i) lectura silenciosa en reposo, 10 min, (ii) apretamiento máximo voluntario, 5 segs, (iii) sólo un 10% de apretamiento por 1 min y (iv) deglución. Midieron el ancho de la lengua y de los arcos dentarios. La única diferencia significativa fue en ancho de lengua.

VOLVER (a Índice)

    

                                                                                                                         febrero 2008

El gusto de los mayores…  Kano M et al (Gerodontology. 2007 sep;24(3):169) se preguntaron por los cambios del gusto en los mayores por alteración de sus papilas gustativas de la epiglotis. A 327 personas las dividieron en 3 grupos, uno joven de entre 10 y 39 años (67) y otro de mayores de entre 70 y 98. Hallaron que la densidad media de las papilas decrecía significativamente en los mayores y se producía desarrollo epitelial pavimentoso estratificado en su lugar. Por otra parte, por si alguien lo dudaba, demostraron la presencia de papilas gustativas en la epiglotis.

 

ATM y saludes…   Osterberg T y Carlsson GE (Gerodontology  2007 sep;24(3):129) estudiaron la salud dental, general y mental en dos cohortes (de 1922, 422; de 1930, 491)) de personas de 70 años que fueron objeto de exámenes con 8 años de intervalo para investigar las posibles relaciones con síntomas de la ATM. Establecieron un índice (0-5) por las respuestas a 5 preguntas vinculadas a la ATM. No había diferencias significativas entre ambas cohortes en cuanto a índice de ATM, jaquecas, dolores cervicales, bruxismo o capacidad masticatoria. Prevalecía el síntoma de ruidos (14%) en el 19% que presentó uno o más síntomas: 15% con un síntoma; 3% con dos; 1% con 3 a 5. El síntoma aislado se presentaba en asociación significativa con bruxismo, jaquecas, dolores cervicales y varios factores de salud general y psicosomáticos, pero sólo en mujeres se asociaba con la salud dental. En fin, que la enfermedad de la ATM estaba significativamente asociado al bruxismo y factores generales y psicosomáticos.

 

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                                     enero 2008

La película protética…   Paranhos Hde F et al (Gerodontology  2007 sep;24(3):162) supervisaron las prótesis completas superiores de 29 personas, en las cuales revelaron la placa mediante solución de rojo neutro al 1%, por fuera y por dentro, para luego instruirlos en la higiene más adecuada..Todas las superficies mostraron igual cantidad de biopelícula, más concentrada en el área de los dientes posteriores, las rugas palatinas y la pendiente interna del flanco distovestibular. Las cantidades se redujeron después de realizarse la higiene bucal correcta. El uso de la solución reveladora en el hogar ayudo a reducir aun más las cantidades.

La lengua de los mayores…  Una de las causas principales de neumonía por aspiración y muerte en los ancianos es el residuo faríngeo, indicador de disfagia. De dos maneras de encarar la masticación (masticación y deglución libres - MDL, o. deglución después de 30 golpes masticatorios – MDA), la edad influye en la MDL para incrementar el residuo faríngeo, mientras la cantidad de degluciones y el estado correcto de las prótesis contribuían a reducir ese residuo. En la masticación y deglución acotada, la presión de la lengua fue un factor que redujo el residuo bucal y aumentó el faríngeo. En dos palabras, la deglución múltiple contgribuye a la reducción de la cantidad de residuo faríngeo. (Kumakura I et al Gerodontology  2007 sep;24(3):143)

VOLVER (a Índice)

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

                                                                                                               noviembre 2007      

 

Eficiencia masticatoria a bicolor…   Schimmel M  et al (J Oral Rehabil 2007 sep;34(9):671) probaron la eficacia de una goma de mascar bicolor masticada en 5, 10, 20, 30 y 50 ciclos. Las imágenes digitales, obviamente, confirmaron la correlación entre la mezcla de los colores y la duración de la masticación, pero no con la fuerza ejercida. La prueba es válida pues provee datos cuantitativos confiables para la eficiencia; conviene realizarla con un espécimen aplanado probablemente en 20 ciclos.

 

Completas biofilmadas…   Paranhos H de F et al (Gerodontology  2007 sep;24(3):162) evaluaron en 29 portadores de completas superiores el biofilme revelado mediante solución de rojo neutro al 1% y cuantificado. Los instruyeron en hygiene bucal y les proporcionaron el revelador para uso en casa. Era similar la cantidad de biofilme en la superficie externa y en la interna, concentrado en el área de los dientes posteriores, arrugas palatinas y pendiente vestibular interna de los flancos disto-vestibulares. La distribución se vio alterada después de la enseñanza de la higiene correcta, y más tras el uso del revelador. Quedó claro que la educación influye para reducir el biofilme, sobre todo asociado con revelador hogareño.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                                                               octubre 2007      

Cuando las bocas queman…   se tiene un síndrome bucal urente (SBU), que, según Sardella A (Minerva Stomatol. 2007 jun;56(6):327) es un problema crónico de dolor, sin lesions clínicas ni enfermedades generales.  Varios estudios recientes apuntan a que se trata de una afección neuropática, pero sin certeza sobre si es una disfunción neurogénica periférica y/o central. Incluiría componentes psicológicos como ansiedad, depresión, cancerofobia.

 

Lengua  cargada    Shimizu T, Ueda T y Sakurai K (J Oral Rehabil 2007 jun;34(6):442) proponen un Índice de recubrimiento lingual, lo que llamábamos tiempo ha “lengua cargada,” que sea confiable y reproducible, con estos valores numéricos: Valor 0: recubrimiento no visible, valor 1: recubrimiento escaso, con las papilas visibles; valor 2: muy espeso, que tapa las papilas. Además de comparar la evaluación de distintos observadores (que dieron acuerdos entre observadores de 0,66), recogieron material y midieron el número total de anaerobios y de Candida, sin hallar diferencias significativas en cándidas entre los 3 valores: pero sí la hubo en el número total de anaerobios. Concluyeron que el índice es confiable, reproducible y orientador sobre el número total de bacterias anaerobias en el dorso de la lengua.

 

  Donde quedó la dentadura…   Michaeli L, Davis DM, Foxton R. Gerodontology. 2007 jun;24(2):117: Perder las completas puede ser más frustrante que perder la ropa interior. A los mayores, con frecuencia, les ocurre en medios hospitalarios o asilos, donde no se les suministran recipientes adecuados para guardarlas cuando no están en uso  El problema al hacerles otras nuevas es que ya estaban acostumbrados a las Viejas (las prótesis) que quizá llevaban más de 10 años sin rebasar en personas de más de 80 años, a las cuales les resultará muy difícil adaptarse a la novedad.

 

Profiláctico…   …¿puede serlo el gel aplicado varias veces por día, con sustancias buffer, en cuanto a acidogenicidad de la placa  dental en personas mayores institucionalizadas?, se preguntaron Persson A,  et al (Gerodontology 2007 jun;24(2):98). Es común que los mayores sufran reducción del flujo salival, mala higiene bucal y mayores niveles de bacterias cariógenas, con lo que se los considera en riesgo incrementado de caries coronaria y radicular. La idea es influir sobre la acidez de la placa con bicarbonato y fosfatos. A 11 ancianos (edad promedio, 76,6 a), con sensación de boca seca, los trataron por períodos de 16 días, aleatoriamente, con: (i) fluoruro en gel con componentes buffer; (ii) fluoruro en gel sin esos componentes (iii) lavado con agua. En aplicaciones 4 veces por día y descansos de 2 semanas de sólo lavado. Registraron el pH de la placa después de estimularlo con carbohidratos. Antes y después midieron: saliva estimulada, capacidad buffer, número de unidades colonizantes de Streptococci mutans, Lactobacilli y Candida albicans, y encontraron  que no obtenían beneficios neutralizantes, probablemente por una combinación de factores, como el nivel de sequedad bucal individual y la baja solubilidad, liberación y retención de las sustancias del gel en la placa. Observaron, más bien, incremento de la acidogenicidad

 

VOLVER (a Índice)

 

 

                                                                                                                         septiembre 2007

ART para el VET   Jimmy Steele (Evidence-Based Dentistry 2007 (8) 5) evaluó la opinión de Lo EC, Luo Y, Tan HP, Dyson JE, Corbet EF. (ART and conventional root restorations in elders after 12 months. J Dent Res 2006; 85:929) sobre la similitud de resultados obtenidos en 103 personas mayores (78,6 a) institucionalizadas usando el ARTe y IV para restaurar 162 caries radiculares. Usaron ya instrumentos manuales (ART, 78) y restauraciones con ionómero vítreo de alta resistencia quimiopolimerizados (Ketac Molar; 3M), ya fresas (84) y IV reforzado (Fuji II LC, GC). S´lo 3 restauraciones involucraron varias caras. A los 12 meses habían sobrevivido: ART, 87.0%; convencionales, 91.7%.

 

VOLVER (a Índice)

 

                                                 agosto 2007 

¿Betel para más caries de ancianos en Sri Lanka?...    S. Kularatne y L. Ekanayake(Caries Research 2007; 41: 252) hallaron que en el grupo etario mayor (600 sujetos de 80 o más, con 13.4 ± 8.7dientes), la prevalencia de caries radiculares era elevada (89.7%, con predominio de los molares) y consideraron predictores al hábito de mascar betel, a la edad y a la cantidad de raíces de dientes conservados con recesión gingival.

 

¿Osteoporosis y reflujo?...   Uetake T y Enomoto N. (Nippon Rinsho 2007 mayo;65(5):933) hallaron que en Japón la osteoporosis y el reflujo esofágico estaban relacionados. Las mayores se ven complicadas por el cambio de posición (cifosis) por la osteoporosis por la menopausia, algunos fármacos como los bisfosfonatos o los AINE.

VOLVER (a Índice)

                                                   julio 2007 

¿Son biocompatibles las dentaduras acrílicas?...   Jorge JH et al (Gerodontology 2007 mar;24(1):52 ) evaluaron eñ efecto sobre la citotoxicidad de dos acrílicos para dentaduras de dos tratamiento posteriores a la polimerización y los diferentes ciclos de polimerización y concluyeron que el ciclo prolongado aumenta la toxicidad de Lucitone 550 (no así el breve) y la reduce un baño térmico (55°C) en agua (60 min) después de polimerizar. Los especímenes de acrílico QC20 en ciclo normal y microondas posteriores (3 min a 500W) mostraron una moderada citotoxicidad.

 

De La Paz a Japón...   Ugarte J y 9 cols (Int Dent J 2007 feb;57(1):19), en Japón, determinaron cómo percibían su estado de salud bucal 293 mayores (edad media 70; mujeres, 57%) de Pamphasi, área periurbana de La Paz. Para un 60% de los encuestados, su salud bucal era mala. Lo encontraron asociado a la falta de escolaridad, insatisfacción con el estado económico, incapacidad masticatoria y mal concepto de la salud general. Es decir que los factores socioeconómicos contribuirían a la mala salud bucal de los mayores de 60 años bolivianos. Esto está vinculado con la conducta inapropiada para la salud bucal y las pocas visitas al dentista.

 

VOLVER (a Índice)

                                                                                                                                  junio 2007

Madres contra dientes...  Morita I y 9 autores más (Gerodontology 2007 mar;24(1):47) encontraron que las madres con gusto por los dulces eran enemigas de los dientes y reducían por 4 veces las probabilidades de conservación de muchos dientes. Los factores conducentes a conservar 20 o más dientes en la boca personas de 80 o más años eran no tener esas madres dulceras, no ser dulcero uno mismo (3 a 5 veces más probabilidades a favor) y no haber fumado por largo tiempo (de los 20 a los 60 a). El cuestionario efectuado por dentistas fue bastante extenso e incluyó los factores más corrientes, con temas desde la escuela primaria.

 

Hábitos dietarios contra dientes...   Liedberg B et al (Gerodontology 2007 mar;24(1):41) estudiaron en 481 suecos de de 67-68 años, en Malmö, su estado bucal y sus hábitos de alimentación. Se encontraron con que éstos, aun “inadecuados,” eran independientes del estado dentario y de las dentaduras. Encontraron algunas correlaciones con la red social; además, con la mala nutrición eran más frecuentes sobrepeso, obesidad, poca actividad física y elevado consumo de alcohol. Hallaron la falla alimentaria en 95 hombres, sin apreciar que afectara el  número de dientes, contactos oclusales o dentaduras removibles.

VOLVER (a Índice)  

                                                                                                        mayo 2007 

 TEETH..   Wyatt CC et al (Caries Res 2007;41(2):93) presentan un estudio dentro del programa denominado Trial to Enhance Elderly Teeth Health titulado así (Prueba de Refuerzo de la Salud Dental de los Mayores) de modo que las siglas formaran la palabra TEETH, para jugar un poco. Divertido, ¿no? Pero, en fin, el tema es que se pusieron a averiguar el efecto de un enjuague habitual con solución de clorhexidina al 0,12% sobre la pérdida de dientes y las causas de ésta. Concluyeron que no tiene una acción sustancial en la preservación de tejido dentario sano en los adultos mayores. La muestra utilizada fue de 1101 ancianos (60-75 a), de USA y de Canadá, en un estudio de doble ceguera, con buches diarios y semanales durante 5 meses. Fue seguido anualmente durante 5 años

VOLVER (a Índice)

 

 

                                                                                                   abril 2007 

Remineralización de caries con sustitutos de la saliva...Turssi CP et al (Gerodontology 2006 dic;23(4):226) comprobaron que los sustitutos de la saliva utilizados en mayores (mucina – MC - o carboximetilcelulosa – CMC -) con xerostomía pueden proporcionar una remineralización parcial de caries dentinarias, bovinas,  artificiales, in vitro. Fue mayor con la MC que con la CMC, pero sin llegar a la dureza porevia a la experiencia.

 

 Japonesa relación de bacterias cariogénicas con periodonto y caries superficial...   Saotome Y et al Gerodontology 2006 dic;23(4):219 hallaron que una pérdida considerable de inserción periodontal eleva la posibilidad de tener Lactobacilli y Streptococcus mujtans y que con ello se incrementa la posibilidad de caries radiculares. La medición de estos gérmenes puede ser un buen indicador de caries radiculares en personas mayores con pérdida de inserción.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                         enero 2007 

Comportamiento masticatorio…   Johansson AS, Svensson KG y Trulsson M (J Periodontol 2006 sep;77(9):1491), suecos ellos del Karolinska Institute, apuntan que los mecanorreceptores ubicados en el ligamento periodontal proveen información detallada de las intensidades y aspectos espaciales de las cargas dentarias, destinada al control de las fuerzas masticatorias. La reducción del ligamento periodontal por periodontitis, se preguntaron, ¿afectará el comportamiento masticatorio de las personas que usan sus incisivos para retener y dividir los alimentos? En 11 mayores con el sostén periodontal reducido en un 30-70% en por lo menos un par de incisivos opuestos, registraron las fuerzas  generadas cuando debían mantener medio maní retenido durante 4 segs y después partirlo. Un grupo apareado  edad y sexo, sano, sirvió de control. El grupo experimental ejerció una fuerza mayor para retener el maní (1,1 N v. 0,4 N)  El aumento de la fuerza para partir el maní fue más lento y vacilante en el grupo experimental. La deficiencia periodontal de los afectados explica la fuerza mayor e retención y el cambio de estrategia de mordida debido a que el soporte debilitado genera un comportamiento más defensivo para partir la comida.

 

                         

VOLVER (a Índice)

                                                                                            diciembre 2006 

Servicios odontológicos lituanos...   No sólo para lituanos vale la recomendación de Vysniauskaite S y Vehkalahti MM (Gerodontology 2006 sep;23(3):149) de que es preciso alentar la utilización de los servicios odontológicos en las personas mayores, con gran énfasis puesto por los funcionarios de salud sobre la prevención. Tras enviar un cuestionario a pacientes dentados de más de 60 años, a ser llenado por cada interesado, para que incluyeran fecha de primera atención, el tratamiento más reciente, conducta en el control, intervalo desde la visita última y cantidad de dientes. Contestaron 174 personas con una edad media de 69 años. Realizaron visitas periódicas un 30% y habían visitado al dentista dentro del año 36%. A un 78% se le habían realizado restauraciones, l 50% endodoncia, al 48% extracciones, al 21% radiografías, al 10% limpiezas y al 6% pulido de restauraciones. Recibieron más odontología preventiva quienes fueron regulares en sus visitas periódicas.

 

Simetría de cervicales...   Maseki T y Tanaka H (Gerodontology 2006 sep;23(3):183) estudiaron con fotos y escaneo 3D la posible relación entre la forma y simetría de las lesiones cervicales o cariosas (LCNC), el desgaste de las cúspides y de los márgenes triangulares, y la curvatura de la raíz, en 129 dientes caninos y premolares superiores con LCNC. Comprobaron asimetría en el 69% de los caninos y en el 44,5% de los premolares. Tenían desgaste cuspídeo y de los rebordes triangulares el 83% y el 93% de los caninos, respectivamente. En un 85,4% y un 89,8% de los premolares observaron desgaste de la cúspide vestibular y de la cresta triangular vestibular, respectivamente. En la cúspide y cresta linguales, 89 y 93,8% de los premolares. Vieron curvatura de la raíz en el 48% de los caninos y en el 43% de los premolares. Concluyeron que no hay relación entre la simetría de las LCNC y los desgastes cuspídeos en caninos o premolares. Aunque verificaron relación entre la simetría de las LCNC y la curvatura de la raíz en los caninos, no la encontraron en los premolares.

¿Qué tal comen los ancianos?...   Galo R et al (Gerodontology 2006 sep;23(3):177), de la U de Sao Paulo, opinan que “nuestros mayores” muestran una hiperactividad de la musculatura masticatoria durante el mantenimiento de la postura y una ligera hipoactividad durante la masticación. Llegaron a esa conclusión tras comparar con electromiografías de temporal y masetero el sistema masticatorio de 10 personas de 60-75 años con 10 de 23-30, en condiciones de funcionamiento y de reposo. Frente a la contracción muscular máxima, los valores en las diferentes posiciones mandibulares la actividad de los mayores eran un 30% superiores; la de los menores, un 10%. Pero en actividad masticatoria (maníes, p ej), los mayores dieron valores del 79% y los menores del 108%

Años y encías...  G. Rutger Persson (Int Dent J 2006 ag;56(4 Suppl 1):240) apunta que la periodontitis es una enfermedad multifactorial y, en la mayoría de los casos, crónica. La exposición a los factores contribuyentes a la periodontitis ocurren a lo largo de un extenso período, con lo cual puede ser difícil identificar y evaluar qué co-factores contribuyeron más a su desarrollo, considerados  bacterias y virus, inflamación, genética, conductas de salud y una variedad de factores sociales, socio-económicos, hábitos nutricionales, actitud ante el stress y capacidad el sistema inmunitario de combatir las infecciones. Muchos pacientes en su quinta década padecen otros problemas, como cardiopatías, diabetes o artritis reumatoidea, a las cuales dicen informes recientes que hay asociaciones y mecanismos biológicos potenciales por los cuales la periodontitis puede estar ligada y afirmar que el paciente con periodontitis es una persona en riesgo. Ni la gente ni los profesionales de la salud bucal están preparados hoy para los desafíos en el cuidado de la boca para lograr un envejecimiento exitoso y con dientes en función  de buen aspecto.  Hay que prepararse para un futuro de prevención en la salud de los mayores.

VOLVER (a Índice)  

 

                                                                         noviembre 2006 

   

Pariendo dientes…  Mediante ingeniería de tejidos se puede reproducir dientes a partir de células dentarias postnatales, pero no se lograba la reconstitución exacta de la corona, pese a que se logra la compleja estructura dentina-esmalte. Iwatsuki S, Honda MJ, Harada H y Ueda M (Eur J Oral Sci 2006 ag;114(4):310) muiestra en este trabajo – producto de la División de Ingeniería de Tejidos de Tokio – que se puede lograr undiuente con esta técnica que muestre una morfogénesis acorde con la pauta de formación normal corona-cúspide; esto gracias al uso de células germinales dentarias embrionarias en un andamio tridimensional. Los AA disociaron células heterogéneas de gérmenes dentarios en el |14° día embrionario de ratones, las que fueron sembradas en un andamio e implantadas bajo la cápsula renal de ratones adultos. Siguieron el proceso evolutivo de los implantes hasta 14 días. Al día 5|, las células habían formado el germen dentario inicial, seguido por tejido dentinario cubierto por esmalte formado simétricamente. Las pautas de proliferación celular iniciales de los dientes de ingeniería fueron similares a las etapas de cofia y campana iniciales de los dientes naturales. Esto fue particularmente válido en el asa cervical, que mostró una distribución similar en las células marcadas de la ingeniería tisular y las naturales. Esto apunta a que las células embrionarias de los gérmenes dentarios aun disociadas y individualmente pueden reconstituir un diente y que la morfogénesis del órgano adamantino procede como en los dientes naturales.

 

Periodoncia e infartos: 4254 casos…   Anders Holmlund, ­Gunnar Holm y ­Lars Lind (Journal of Periodontology 2006, 77 (7), 1173) hallaron que la severidad de la enfermedad periodontal está relacionada con la hipertensión, cualquiera que sea la edad, pero el prevalecimiento infarto miocárdico  sólo en sujetos entre 40 y 60 años. El número de bolsas enfermas está relacionado significativamente con la hipertensión, solamente. El número de dientes está asociado al prevalecimiento del IM independientemente de la edad, pero no con la HT. Estos  datos, derivados de 3352 pacientes que manifestaron padecer alguna de estas afecciones y 902 tomados al azar de la población y juzgando por la pérdida ósea radiográfica, el sangrado al sondear y las lesiones furcales.  Esto apoya el concepto de que la salud bucal está relacionada con la enfermedad cardiovascular con dependencia de la proporción.

 VOLVER (a Índice)

   

                                                                                                                                                        octubre 2006  

Intervención mínima...   (Resumen extenso) por Jane M Chalmers (J Can Dent Assoc 2006 jun;72(5):427 y 435)

 

En geriatría, la Intervención Mínimamente Invasiva (IMI, o MID de los anglófonos) no se puede hacer la elección del material mientras no se haya eliminado por completo la caries (instrumentos de mano, turbina, aire abrasivo, láser) y se tenga controlado el campo. La elección depende también de la función salival, normal o no, conductas perturbadoras, falta de cumplimiento de indicaciones preventivas, altos niveles de placa, sangrado y tumefacción gingival, además de los factores económicos y de cuidado del paciente.

La IMI geriátrica (IMIG) clasifica los materiales por el método de inserción clínica en directos e indirectos. Sobre la base de la clasificación de caries de Mount y Hume [ver U. O.], por ubicación se les da el N° 1, el 2 o el 3 (fosas y fisuras, contactos, cervicales) y de 0 a 4 por tamaño creciente (Tabla) y la he mejorado para adultos mayores.

 

Esta Tabla sigue la clasif de Mount y Hume [ya vista en U.O.]

modificada por Chalmers  

UBICAC     SIN CAV   MINIM      MODER      MAYOR       EXTENSA

Fosas y fis   Remin ext   Remoc,       Remoc         remoc             endo vital ,

                     o sell          sell  o IV      remin int      remin int      remin int IV,    

                                                             con IV o       con IV o      considerar

                                                            comp. o          comp. o      comp. o

                                                             amalg            amalg           amalg

Contactos   Remin ext   Remoc,        Remoc,       Remoc,         Endo vital,

                                      Acceso, IV,  remin int      remin int      remin int c/IV

                                       Túnel o         comp. o       comp. o        considerar

                                       ranura           comp. o        comp. o       comp. o

                                                             amalg           amalg           amalg          

Cervical     Remin ext   Remin ext    Remoc,       Remoc,         Endo vital

                                         e int. y/o      remin int     remin int      remin int IV,    

                                           remoc        con IV o       con IV o      considerar

                                                             comp. o         comp. o      comp. O

                                                              amalg           amalg          amalg

 

Por ejemplo, incluye recomendaciones de IMIG para cada tipo de caries y ubicación. Caries sin cavidad, da para remineralización externa. Con cavidad, para composite o IV. Para erosión o abfracción, IV. Cuando no se puede aislar bien (subgingivales, interradiculares, en torno de coronas), amalgama es mejor. O IV convencional. En posteriores, donde pudiera convenir mayor resistencia, se pueden usar los ionómeros más fuertes (Fuji IX, GC America, Alsip, Ill.; Ketac Molar, 3M ESPE, St. Paul, Minn.). Si se precisa mayor liberación de flúor, Fuji Triage (GC America) es lo recomendable.

Cuando quiera probar las superficies radiculares en personas mayores, es mejor que use sonda periodontal o explorador romo para no alentar el progreso de la caries.

 

Practiquísima inserción de IV

1.                     Como para las resinas compuestas, se recomienda el uso de dique de goma, retractores y/o matrices y tiras plásticas o metálicas. [Ver técnica sándwich más abajo]

2.                     Acondicione la cavidad con ácido poliacrílico por 10 segs para remover el barro dentinario.

3.                     Use algodón para limpiar el ácido, no agua ni aire. No seque en exceso.

4.                     Triture el material como indique el fabricante.

5.                     Condense bien el IV contra el fondo y rellene de a poco.

6.                     Coloque una matriz o recorte a mano. En IV convencional espere antes de tocar el material y toque lo menos posible, desde el centro hacia los bordes.

7.                     Aguarde el fraguado; puede colocar un poco de IV en el guante para guiarse.

8.                     Use siempre barniz protector sobre el material, o resina adamantina fotopolimerizada.

9.                     No pula antes de 24 horas, salvo con los IV modificados en que puede hacerlo inmediatamente.

Donde el control del campo operatorio sea excelente, use las técnicas tradicionales de IMI y amalgama, composite o IV. Para lo cual debe asegurarse de

 

• Equipo

• Asistente dental

• Requisitos estéticos y resistencia

• Longevidad requerida

• ¿Reparación o reemplazo?

• Problemas de conducta del paciente

 

Técnica sándwich

Tal como la describió Graham Mount, la técnica laminada, o “sándwich,” o “emparedada,” puede ser utilizada para “lograr el máximo de las propiedades biológicas, físicas y estéticas de cada material y, con la adhesión, alcanzar lo más cerca posible una reconstrucción simple monolítica del diente.” Esta técnica es útil especialmente en situaciones en que la resistencia y la estética son esenciales.

Se aplica un IV resistente que libere el máximo de flúor y se lo cubre con el material restaurador definitivo (amalgama o composite). La resina se une micromecánicamente al ionómero fraguado y químicamente al hidroxietilmetacrilato (HEMA) de los IV modificados.

Cuando a la resina compuesta se la aplica sobre un ionómero convencional, se graban previamente con ácido fosfórico 37% a la vez IV y esmalte. Pero si se trata de un IV modificado, no es necesario grabarlo, a causa dela unión química con el HEMA. Aunque no surge ningún daño en caso de que el grabador toque el IV modificado.

En los puntos de contacto, la restauración debe hacerse con composite, no IV, y con espesor suficiente. En la técnica emparedada plena, el IV interno queda completamente cubierto por el material restaurador, mientras que en la parcial el cubrimiento no es total.

 

Remineralización y Restauración en

erosiones o abrasiones

 

Se define la erosión como una pérdida de tejidos dentarios duros por acción química de origen interno o externo, sin acción bacteriana; la abrasión es la pérdida de sustancia dentaria por factores distintos del contacto entre dientes. Suelen ubicarse en el área vestibular. Combinadas generarían las lesiones cervicales, que suelen generar sensibilidad más o menos intensa. Con el tiempo podrían intervenir los microorganismos y generar caries en esos lugares.

Ambas deben ser seguidas por su posible progreso y hay dos opciones de tratamiento: remineralización y restauración. La remineralización incluye el uso de fluoruros (combinando el casero con el barniz profesional) y de fosfato de calcio amorfo tópicos. Éste incrementará la remineralización, para lo cual ha resultado muy útil la pasta MI (GC America), que reduce muchísimo la hipersensibilidad. [Véase al respecto U. O., trabajo de Mount.]

 

En casos difíciles, se puede proceder así:

1.    Colocación de hilo de retracción

2.    Eliminación de caries con velocidad baja o alta e instrumental de mano

3.    Acondicionamiento de la cavidad

4.    Instrumentación manual

5.    Sellador fotopolimerizado

6.    Terminado

7.    Repetición del sellador

8.    Restauración completada

La restauración de las lesiones cervicales está indicada cuando importa la estética o cuando hay caries blanda y cavitación. Se recomiendan los IV y los composites, solos o combinados. El IV se adhiere a la dentina y ayuda a eliminar la sensibilidad y refuerza la remineralización interna. Para estas situaciones fueron creados los IV modificados, con amplia gama de colores.

 

Preparaciones en túnel y ranura

 

Las preparaciones en túnel y ranura son de un tipo conservador utilizable en pacientes mayores. Las cavidades en ranura están indicadas en lesiones que estén a menos de 2,5 mm del reborde marginal. Se restauran con IV, amalgama o composite y son tan eficaces como las tradicionales Clase II de amalgama. De ser necesario, en vez de la extensión de antaño, se puede colocar resina o IV en oclusal.

En ciertos casos bien seleccionados, cuando la lesión está a más de 2,5 mm del reborde, se puede tallar un túnel, técnica que ha sido repetidamente descrita.

1.                     Acceda desde la fosa inmediatamente mesial al reborde marginal. Cuide que no esté cargada oclusalmente.

2.                     Elija una fresa troncocónica fina pequeña y apunte a la lesión.

3.                     Elija una fresa de tallo más largo, para mejor visibilidad,

4.                     Siga con fresas redondas pequeñas o algún instrumento de mano.

5.                     Use IV como material de elección, pues parte de las áreas desmineralizadas proximales no serán eliminadas y no se puede biselar.

 

Técnicas para medios “húmedos” subgingivales

 

En muchos pacientes mayores, en especial los de pobre higiene bucal, puede ser sumamente trabajosa controlar la saliva y la sangre durante la restauración de caries subgingivales, que tiende a repetirse en torno de las restauraciones grandes y coronas. El uso de dique, electrocirugía, cirugía periodontal y retracción podría no ser factible en el campo geriátrico. Los problemas de conducta y de comunicación aumentarían la necesidad de un método eficiente y rápido. Como puede ser difícil meterse en estas áreas subgingivales profundas con la luz polimerizante, los materiales de elección son la amalgama y el IV convencional. Un material como el Fuji Triage funciona bien en estos lugares “húmedos”, pues tiene baja viscosidad y no se “corre”. Como siempre, el profesional debe esperar varios segundos antes de tallar, procedimiento en el que servirá de guía la encía.

 

Terapia Pulpar Vital

 

En las caries profundas de los pacientes mayores, la Terapia Pulpar Vital sería lo indicado, técnica conservadora que incluye  remineralización y materiales dentales biocompatibles. Proporciona un resultado clínico óptimo, más cuando las finanzas, el tiempo y el comportamiento limiten las opciones clínicas.

1.                     Tome radiografía periapical para asegurarse que no haya problemas periapicales. Sin ella, procure confirmar el estado pulpar libre de infección.

2.                     Elimine esmalte marginal sólo para lograr acceso a la caries, 

3.                     Remueva la dentina infectada, y también la necesaria en el perímetro de la lesión para permitir la adhesión.

4.                     Según la técnica tradicional, aplique una restauración provisoria de IV convencional y anote esto en la ficha

5.                     Deje estar durante 3 a 6 semanas, no más de 6 meses.

6.                     Compruebe entonces la vitalidad y remueva la restauración existente o sólo una parte.

7.                     Coloque la restauración definitiva. En ambos casos, es prudente que quede algo de IV en el fondo, como base. (Las bacterias habrán disminuido y la caries se habrá detenido.)

8.                     En pacientes mayores, puede estar  indicado que deje tal cual el IV, permanentemente.

Esto último puede estar indicado en casos de caries circunferenciales, tratamientos paliativos, pacientes difíciles, o en emergencia, o que sólo cada tanto pueden ver al dentista. También cabe hacerlo en situaciones en que los pacientes o sus cuidadores se nieguen a la extracción de dientes “irrecuperables” y sólo quepa este tipo de “reparación.”

 

Técnica restauradora atraumática geriátrica

 

En algunas situaciones o ubicaciones, sólo es posible el uso de instrumentos de mano para quitar caries. Lo apropiado podría ser la técnica restauradora atraumática geriátrica y la elección de un IV determinado dependería de que el profesional cuente con un triturador y luz polimerizante. La diversidad actual de IV convencionales permite la elección entre mezclados manuales, pastas y cápsulas.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                  septiembre 2006  

Consejos fructíferos…  Los británicos Bradbury J et al (J Dent Res 2006 may;85(5):463) subrayan que los edéntulos con prótesis comen menos frutas y vegetales que sus pares con dientes naturales, sin que la búsqueda de una masticación mejor corrigiera ese hecho. Les resultó evidente que el consejo nutricional podría y debería corregir esa falla dietética. Realizaron las encuestas apropiadas antes y 6 meses después del asesoramiento en 30 personas y en 28 que no fueron instruidas en el tema. El consejo fructífero y “vegetalífero” condujo a un incremento en el consumo de +209 g/d, con sólo +26 g/d en los controles, y en ambos grupos hubo un aumento de la capacidad percibida de masticación. Las nuevas prótesis deben ir acompañadas por buenos consejos nutricionales.

 

La 'nueva' operatoria dental...   En las últimas décadas aumentaron considerablemente las expectativas de vida y más pacientes maduros muestran retracciones gingivales, menos salivación, debilitamiento físico y mental, menos energía y motivación y, por consiguiente, más lesiones de caries de Clase V, incluidas las radiculares. Se imponen cuidados y consejos preventives: uso de dentífricos muy ricos en flúor, pastas remineralizantes y geles muy fluorados en cubetas. Los materiales de restauración deberán ser de los que liberan flúor [y seguir los lineamientos de G. J. Mount, que presentamos en U. O., en julio]. (Christensen GJ J Am Dent Assoc 2006 abr;137(4):531)

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                             agosto 2006       

Halitosis y  adhesivos protectores…   Myatt GJ et al  J (Contemp Dent Pract 2002 nov 15;3(4):1), desde el laboratorio de Procter & Gamble, propusieron el empleo de un adhesivo para prótesis experimental y uno ya en el mercado (ambos Fixodent) para que actuara sobre el mal aliento que se suele observar en los portadores. A 37 usuarios de dentaduras superiores e inferiores les midieron inicialmente los CSV mediante un halímetro, más observación organoléptica, y a las 3 y 6 horas. Dejaron pasar 48 horas entre  tratamientos. No observaron estadísticamente diferencias significativas de compuestos sulfurosos volátiles pasadas las 6 horas. Ambos adhesivos brindaron una mejora en la calidad del aliento, según los valores organolépticos, comparados con ningún adhesivo, a las 3 y 6 horas.

 Halitosis y flora en geriátricos…   A 56 personas mayores en geriátricos y a 56 no institucionalizadas, (portadoras de dentaduras) se les efectuó un estudio del nivel y calidad de la flora microbiana y de la halitosis. Los primeros tenían un nivel superior de cándidas, estafilococos y halitosis. Es decir, están en mayor riesgo de infecciones oportunistas y la higiene bucal cuidadosa debe protegerlos de ellas y reducir el mal aliento.

 

 

Halitosis, xerostomía y otras limitaciones…   

Foerster U, Gilbert GH y Duncan RP (J Public Health Dent.1998 verano;58(3):202) preguntaron a 873 personas de 45 o más años, con 1 o más dientes, acerca de sus limitaciones bucales funcionales y hallaron un prevalecimiento significativo, con ciertos factores sociodemográficos fuerte e independientemente asociados a su presencia. En un 23% manifestaron dificultades para masticar uno o más alientos de entre 5 del índice adoptado, y en un 10% manifestaron dificultades para hablar o pronunciar palabras. Las covariables en una  regresión logística múltiple identificadas como significativamente asociadas fueron menos  pares de dientes anteriores que ocluyeran, y lo mismo de posteriores, más muñones remanentes posteriores, más anteriores móviles, dolores dentarios, mal aliento, boca seca,,falta de uso de las dentaduras y ser mujeres. La menor cantidad de dientes anteriores, las prótesis lesivas o fracturadas, los dientes poco atrayentes y ser negros fueron factores significativamente asociados a problemas para hablar y pronunciar.

 

Boca seca, mal gusto, mal aliento…   Hace como 20 años, ya Locker D (Community Dent Oral Epidemiol 1993 jun;21(3):165) señalaba que casi un quinto de la población adulta mayor padecía xerostomía y que esa sequedad era el más común de 22 síntomas y quejas bucales. Tres factores aún válidos apuntaban a esa sensación, real casi siempre: los ingresos, los medicamentos recetados y el estrés padecido por lo menos 6 meses antes. Otros síntomas comunes en ellos eran el gusto desagradable, sensación lingual urente, dolor por las prótesis y mal aliento. No había mayor asociación con las superficies cariadas ni con las enfermedades periodontales, pero sí con las coronas deterioradas.

En una revista de emergencias médicas ese mal aliento fue presentado como posible complicación para una resucitación cardiopulmonar 

 Halitosis y resucitación…   McCormack AP, Damon SK y Eisenberg MS (Ann Emerg Med 1989 mar;18(3):283) quisieron conocer el efecto de ciertas características desagradables en la boca de pacientes con paro cardíaco (aliento alcohólico o fétido, vómitos, dentaduras, sangre) y si influía sobre la voluntad de la persona presente de prestar ayuda. En121 paros no traumáticos 59% tenían algunas de las características señaladas (33%, con vómitos; 33% con dentaduras; 4% con aliento alcohólico y 7% con sangre). Nadie vaciló por ello para efectuar la RCP, aunque no se sintieron bien preparados.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                         junio 2006 

Caries radicular…   En 280 mayores de 60 años, independientes, el 39% tenían una o más raíces con caries y el 53m3% tenía por lo menos una caries o restauración. Predominaban los caninos seguidos por los primeros premolares. No había asociación en la proporción de dientes con caries y su número. Con 20 o más dientes, las caries son menos en los de cepillado frecuente y más en los de poca saliva o sensación de sequedad de la boca. En general, la frecuencia de caries radicular fue elevada en esa población japonesa y los riesgos potenciales de enfermedad residieron en la higiene dental, saliva y sequedad bucalk percibida (Imazato S et al J Oral Rehabil 2006 feb;33(2):137).

Candida nosocomial    Fanello S et al (J Med Microbiol 2006 feb;55::223) señalan que la incidencia de infecciones micóticas hospitalarias ha aumentado mucho en las últimas décadas, sobre todo entre los mayores. ¿Cuál es el valor predictivo de la colonización fúngica bucal para el inicio de una infección por Candida hospitalaria en mayores de 65 internados y cuáles son los factores que promueven esa infección y cuál es la relación entre el nivel en boca y la infección sistémica?
A 256 pacientes (156 mujeres y 100 hombres con una mediana de  83 +/- 8 años les tomaron muestras cada 4 días de 4 puntos de la boca. Registraron los factores extrínsecos e intrínsecos que podían promover la colonización donde existiera. El estado nutricional era pobre en el 81% y tenía hiposalivación el 41%. Había un 67% de colonizaciones y en 51% era grande la carga. La incidencia de colonización hospitalaria alcanzó el 6,9% al día 4 y la infección hospitalaria al 3,7%. De los 35 pacientes infectados, el 57% sufrían candidiasis bucal. Los factores de riesgo bucales eran: prótesis dental, mala higiene bucal y uso de antibióticos. En la infección general, los factores eran la colonización bucal, enfermedades endocrinas, mal estado nutricional, internación prolongada y recuento de colonias elevado. En conclusión, se debiera tomar muestras al internar al paciente y, en caso de colonización, tratarlo, especialmente a quienes tengan carga elevada. La genotipificación confirmó la posibilidad de contagio de persona a persona.

 

Completas sencillas satisfacen...   Según lo leído en Evidence-Based Dentistry (2006; 7, 1), de Robert Jagger, con referencia al trabajo de Kawai Y, Murakami H, Shariati B, et al (J Dent 2005; 33:659), a un total de 122 edéntulos, de 45–75 años, se les hicieron dentaduras por el método tradicional (58) o el simplificado (61). Tradicional: impresión funcional más final con cubeta individual, arco facial y articulador semi-ajustable con  remonta  en articulador posterior. Simplificada: impresiones en cubetas de stock, sin arco y en oclusor, sin remonta. De 1950 a 1990, la mayoría de las completas del  RU fueron producidas así por los odontólogos generales.

La satisfacción, confort, estabilidad, estética, habilidad para hablar, facilidad de limpieza y aptitud para masticar pan blanco blando, queso duro, zanahoria cruda, chorizos, bifes, manzana cruda y lechuga fueron evaluadas a los 6 meses por 4 prostodoncistas ignorantes de cuál era la técnica empleada.

No hallaron diferencias significativas. Los resultados constituyen un desafío y son importantes. Pueden no hacer felices a los especialistas, pero se requerirían más estudios.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                      mayo 2006

Datitos prácticos.- El sistemas de enzimas antioxidantes en los ancianos fumadores estaría deteriorado con respecto de los no fumadores (Gerodontology 2006 mar;23(1):38)

 

Boca y calidad de vida…   La Calidad de Vida Vinculada a Salud Bucal (CVVSB) de 158 ancianos institucionalizados alemanes (media, 82.8 años) fue medida mediante el Perfil del Impacto de la Salud Bucal (PISB) y publicado por Hassel AJ et al  (Acta Odontol Scand  2006 feb;64(1):9). Los años de la dentadura y su retención, junto con el número de dientes en oclusión estática, junto con la educación y el estado general de dolor, influyeron significativamente sobre el PISB, no así la clase de dentadura. Pero fue clara la influencia de los aspectos funcionales de la prótesis. Los factores no dentarios tuvieron notable efecto sobre la CVVSB.

 

A cepillar lenguas---   Sumi Y et al (Gerodontology 2006 mar;23(1):55) comprobaron que los microorganismos considerados patógenos respiratorios potenciales colonizarían la orofaringe y tendrían como reservorio la lengua, visto en 41 de los 69 sujetos estudiados, y de ahí la importancia de la higiene de la lengua sobre todo en la población de mayor edad y propensión a problemas pulmonares. Influyen la gran superficie “útil” de la lengua y sus pilosidades para la retención.

Clorhexidina y timol...    Los granadinos Clavero J et al (Gerodontology 2006 mar;23(1):43) encontraron que el  
Cervitec, un  barniz de CHX y timol, aplicado 2 veces por semana, no parece reducir la placa ni la gingivitis tras 3 meses de aplicación a 56 ancianos  institucionalizados, de más de 64 años, con mala higiene bucal. Se repitieron las aplicaciones al mes y cada 3 meses, sin alterar los hábitos de higiene. Tampoco mejoraron el índice gingival.

 

Elasticidad dentinaria   La acción de los años sobre la dentina es poco conocida, según el viejo investigador y maestro  Mjor I et al (Arch Oral Biol. 2006 en 17), quienes se propusieron indagar el módulo de elasticidad y otgras alteraciones físicas. En molares añosos y en terceros molares jóvenes indagaron morfología con el microscopio de lus transmitida (MLT) y la dureza con el probador de microdureza (PMD). El espesor del manto dentinario en dientes añosos era inferior al de los jóvenes. [Además, según lo que  leímos (U.O.) en el Journal de Biologie Buccale(1986 jun;14(2):139), por L. J. Baume y colaboradores, la densidad mineral era inferior en la zona periférica de la dentina circumpulpar y medía unos 150 micrones (media de 42% en vez de 46%)] Sólo se observó dentina transparente bajo atrición en jóvenes. Los dientes añosos mostraron una dentina reaccionaria terciaria y se observó una “zona oscura” en el límite entre la dentina secundaria fisiológica y la reaccionaria. Ka dureza y el módulo de elasticidad de la dentina añosa eran mayores en el manto dentinario de la dentina añosa que en la joven. De las dentinas circumpulpares, la menor dureza y menor módulo de elasticidad fue observado en la reaccionaria de añosos y en la secundaria de dientes jóvenes.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                             abril 2006

Aumentando la vertical…   Guttal S y Patil NP (Gerodontology 2005 dic;22(4):242) observan que al prolongarse la vida de las personas y la de sus dientes aumentan los problemas de atrición con dimensión vertical reducida y quizá trastornos de la ATM, más una pobre estética. Mencionan el caso que trataron de un hombre de 65 años con severa atrición en maxilar inferior y DV reducida. Presenta en maxilar superior prótesis parcial fija. La restauración la hicieron un colado de titanio removible que corrigió la DV u agregaron unas carillas de porcelana para la estética.

 

Xerostomía y calidad de vida…   Gerdin EW et al (Gerodontology.2005 dic;22(4):219) consideran que la sequedad bucal (objetiva y subjetiva) está significativamente asociada con una calidad de vida asociada a la salud bucal y que se justifica el monitorear la xerostomía en personas mayores frágiles. En los mayores, comentan, el impacto funcional social y psicológico de las condición bucal está asociado con una sensación general de bienestar y de salud general. Es común ver ancianos con xerostomía subjetiva y con reducción del flujo salival causada por enfermedades y medicaciones.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                      febrero/marzo 2006

Cardiopatías y salud bucal...   

 Pow EH et al  (Int Dent J.2005 oct;55(5):319) compararon las salud bucal de personas mayores que superaron un stroke al volver a la comunidad con otros mayores que no lo padecieron, en Hong Kong. Afectó a 43 sobrevivientes de ataques leves a moderados y a 43 de la comunidad. Observaron caries, enfermedad periodontal, higiene bucal, candidiasis, prótesis y discapacidad. Pese a que mejoraron en su aptitud funcional, los ex-hospitalizados tenían peor salud periodontal que los comunitarios, ni mejoraron notoriamente en 6 meses. La causa más probable de la placa microbiana significativamente mayor y del sangrado sería el impedimento de las funciones de manos, brazos y sensoriales. Mostraban bolsa de más de 4-5 mm. En los demás aspectos no había diferencias significativas entre ambos grupos.

 

Salud bucal y general en Grecia...   Tomando de 12 instituciones para ancianos, o no, a un total de 316, con 120 varones y 196 mujeres, con edad promedio de  78 años (150 no internados; 166, sí, Triantos D (J Oral Pathol Med. 2005 nov;34(10):577)comparó su estado médico autodefinido, historias clínicas, exámenes bucales, incluyendo sexo, edad, estado general, presencia de dientes, prótesis y otros. En su mayoría (90%) tenían un problema de salud general (hipertensión, 56%; cardiopatías, 41%; ansiedad o depresión, 39%; artritis, 18,5%; problemas visuales, 16%. En su mayoría (79%) eran edéntulos, con un 33% que no usaban sus dentaduras. Casi un 50% tenían algún problema bucal: estomatitis protésicas, 17%; xerostomía, 14%; atrofia de las papilas linguales, 19,5%; lengua fisurada, 10% y hemangiomas, 7%. No hubo casos de malignidades. Es evidente que este grupo etario requiere cuidados y exámenes de salud general y también bucal.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                         enero 2006

Infecciones bucales y mortalidad...   Las infecciones de la boca en personas mayores frágiles pueden ser una señal de muerte temprana. Las infecciones bucales pueden aumentar el nivel de citoquinas, que a su vez están asociadas a mortalidad temprana en ancianos. Tras un seguimiento de 5 años, iniciado en 1995, a un grupo de 94 nacidos en 1910, de los que fallecieron 49, Hamalainen P et al (Gerodontology 2005 sep;22(3):151) hallaron que – ajustando todas las variables – el riesgo de muerte en las personas con necesidad urgente de tratamiento odontológico era 3,9 veces superior al de los demás. En los hombres, observaron una significativa correlación con la velocidad de eritrosedimentación.
 


Educación y caries ...   Aunque la salivación reducida y la gran cantidad de microorganismos salivales están asociadas a la presencia de caries, no pueden predecir el incremento de caries en los adultos mayores, ¿lo hará la educación?, se preguntaron Siukosaari P et al (Gerodontology 2005 sep;22(3):130). Siguieron a 71 personas dentadas nacidas en 1904, 1909 y 1914 desde 1990-1 hasta 5 años después y usaron los indices CAO y de caries radicular (CR) dividiendo 4 grupos por educación y ocupación. Inicialmente, los más educados tenían más dientes y más raíces amenazadas. En elk seguimiento, disminuyó el número de dientes y aumentaron ambos índices, pero sin estar asociados al nivel de educación. Concluyeron: Ni el género, ni la cantidad de dientes, ni la frecuencia de las comidas, ni de los cepillados, como así tampoco el nivel de educación estuvieron asociados a un incremento de caries.
   

VOLVER (a Índice)

 

     

                                                   noviembre 2005

Educados, no mejores...   P. Siukosaari, A. Ainamo y T. O. Närhi (Gerodontology Vol 22;  # 3 p 130;  sep 2005) concluyeron que el nivel de educación de las personas mayores no está asociado con el mayor o menor incremento de caries. Y pese al menor flujo salival y a las grandes cantidades de microorganismos vinculados a caries, tampoco esto puede predecir el incremento de caries en los ancianos. A 71 personas nacidas en 1904, 1909 y 1914. se las examinó en un comienzo (1990 -91) y 5 años más tarde (1995 -96), con determinación del índice DMF y del índice de caries radicular. Mediante cuestionarios estimaron el nivel de educación y actividad. Los más educados presentaban al principio mayor cantidad de dientes y de raíces en riesgo. A los 5 años, ambos índices crecieron, pero sin relación con el nivel de educación.

 

Mortales…   Piia Hämäläinen, Jukka H. Meurman1, Markku Kauppinen y Marja Keskinen (Gerodontology Vol 22 # 3 p 151  sep 2005) concluyeron que mortales somos todos, pero los ancianos débiles con infecciones bucales dan señales de mortalidad más temprana. Las infecciones de la boca pueden aumentar el nivel de citoquinas en la sangre que, a su vez, están asociadas a muertes más tempranas. De 94 personas nacidas en 1910 y examinadas en 1995, a los 5 años habían fallecido 49. El riesgo de muerte resultó 3,9 veces mayor en los sujetos con necesidades urgentes de tratamiento odontológico, que estaba a su vez correlacionada significativamente en los hombres con la eritrosedimentación AUMENTADA.

 

Adhesivos riesgosos...   Ronald H. Al, Jon E. Dahl, Else Morisbak y Gregory L. Polyzois (Gerodontology Vol 22 # 3 p 177  sep 2005) partieron del hecho de que los adhesivos para prótesis se usan todo el día, que absorben agua y se tornan viscosos y pegajosos y, en ese proceso, liberan componentes como colorantes, saporificantes, humectantes y conservantes, todos los cuales pueden contribuir a la inflamación de las mucosas. Tras probar 5 adhesivos (3 cremas, un polvo y una almohadilla) no hallaron irritación aguda con ninguno, ni citotoxicidad en el medio apropiado. Uno solo de los adhesivos indujo una reacción citotóxica severa.

VOLVER (a Índice)

 

                      octubre 2005

Apnea, depresión y geriátricos…  

El sindrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) es un trastorno del sueño caracterizado por episodios repetidos de obstrucción de las vías aéreas superiores. Dormir los edéntulos totales sin prótesis agravaría los índice de apnea e hipopnea. También habría una relación con la depresión. Estudiado que fue el tema en geriátricos turineses, Gianfranco Gassino et al (Int J Prosthodont 2005;18:316) hallaron que existe un estrecho vínculo entre la dimensión vertical reducida y el riesgo de SAOS y que son más frecuentes los estados depresivos cuando existe un riesgo grande de SAOS. Trabajaron con 403 pupilos, reducidos a 306 después de estudios psicológicos.

Perfil dental, función diaria...   Nur Mollaoglu y Reha Alpar (Clinical Oral Investigations  Online: 27 abr 2005) observaron 144 personas en geriátricos de Ankara, Turquía, de entre 60 y 100 años, y verificaron que una dentición sana o bien restaurada evita la declinación de la función diaria y mejora la interacción social y el bienestar general de los mayores. Observaron un uso mayor significativo de prótesis removibles en las personas educados y aseguradas. La capacidad funcional fue superior cuando les quedaban más dientes o contaban con prótesis removibles.

VOLVER (a Índice)

                                     septiembre 2005

 

DV en cefalogramas...   Los trazados radiográficos laterales y cefalométricos que analizan y comparan los tejidos duros y blandos pueden aportar información sobre la dimensión vertical (DV), el plano oclusal (PO) y el tamaño de los futuros rodetes oclusales, dicen Brzoza D,  et al (Gerodontology. 2005 jun;22(2):98).

Odontología y ACV...   Los accidentes cardiovasculares pueden tener efectos adversos sobre la salud bucal, dicen Talbot A, et al (Gerodontology. 2005 jun;22(2):77). Como resultado de una encuesta entre autoridades de geriátricos y enfermeras superiores, se observó que: 1 – la mayoría cuenta con odontólogos, sobre todo a pedido; 2 – un tercio de los geriátricos consultados habían efectuado adiestramiento en cuidado bucal, en el lugar mismo; 3 – Fue pobre el uso de herramientas de evaluación y de protocolos; 4 – no todos los participantes contaban con cepillos, pasta o clorhexidrina; 5 – las enfermeras contaban con lavar las prótesis y dientes de los discapacitados dos veces por día.

Sayonara, Oral Wet...   En la revista japonesa Kokubyo Gakkai Zasshi. (2005 mar;72(1):106), los japoneses Yuan J, et al dicen que la sociedad japonesa está envejeciendo rápidamente y crece el número de ancianos, con lo cual a la par aumenta el número de personas mayores que padecen alguna enfermedad o trastorno. Por lo tanto, los dentistas japoneses deben encarar diversos síntomas bucales que vienen con la edad. La xerostomía es uno de los síntomas más comunes de los mayores, pero no tiene un tratamiento establecido. Hemos procurado manejarlo con un enjuagatorio ("Oral Wet") que contiene hialuronano y xilitol, con la conclusión de que produce hiposalivación y problemas desagradables para los ancianos.

VOLVER (a Índice) 

                                 agosto 2005


       Discapacidad masticatoria…   Liedberg B, Stoltze K y Owall B. (Gerodontology. 2005 mar;22(1):10) estudiaron en 483 personas de entre 67 y 68 años la cantidad de dientes que tenían y las dentaduras removibles y probaron su capacidad masticatoria con almendras hasta la primera deglución y con goma de mascar para registrar la formación del bolo. Una visitadora social observó en sus casas el consumo de alimentos blandos y duros. Resumieron que se puede considerar a las dentaduras parciales removibles como una discapacitación cuando se efectúan tests objetivos como los mencionados. No se vio afectada por el uso de las prótesis la ingestión de alimentos blandos, como tampoco la cantidad de golpes masticatorios para la primera deglución de las almendras. Los valores masticatorios más altos los obtuvieron con quienes poseían más de 24 dientes y los más bajos con quienes usaban completas.


 

Espejito, espejito,…   ¿quién es el más bonito? Alkhatib MN, Holt R y Bedi R. (Gerodontology. 2005 mar;22(1):32) dicen que los años ganados no están necesariamente asociados a una percepción negativa de sí mismo en cuanto a aspecto dentario y color. Es mayor la insatisfacción en los más jóvenes, lo cual sugeriría una vinculación mayor con los aspectos cognitivos que con los sociales y culturales. Lo afirman después de entrevistar a 3384 adultos, quienes en sus ¾ estaban satisfechos con el aspecto y 2/3 con el color. Más en quienes superaban los 55 años.
   

 

Doxiciclina geriátrica…   En personas mayores, muy buen auxiliar del raspado y pulido periodontal es una dosis subantimicrobiana de doxiciclina (DSD), dicen Mohammad AR, et al (Gerodontology. 2005 mar;22(1):37). No habían sido antes determinados los posibles beneficios en poblaciones geriátricas, de +60 años, para el tratamiento de periodontitis crónica de moderada a severa. Usaron 20 mg, dos veces por día.

 

  VOLVER (a Índice) 

                                 julio 2005 

Ancianos y hábitos higiénicos...Prion, escribano en Aubais, burgo languedocino, escribió en su Pequeña cronología: el jueves, 4 de febrero de 1745, que el señor Baudran, curtidor de 64 años, se casó con la señorita Thérèse Batifort, de 44: “La señorita dice tener 22 dientes o muelas, y el novio no tiene más que 14, habiéndole podrido la edad los que hubieran podido ser pasaderos.” Probablemente, ambos necesitaban mejorar sus hábitos de higiene bucal, a los que se refieren Nicol R, et al (Community Dent Oral Epidemiol. 2005 abr;33(2):115)

OMS y la  boca de los mayores...    La proporción de personas mayores continúa acrecentándose en todo el mundo, en especial en los países en desarrollo. Las enfermedades no transmisibles están convirtiéndose rápidamente en las causas principales de incapacidades y muertes. En las próximas décadas, los generadores de políticas de salud y sociales enfrentarán desafíos colosales planteados por la carga rápidamente creciente de enfermedades crónicas en la ancianidad. Éstas y la mayoría de las afecciones bucales comparten factores de riesgo. En el plano global, la mala salud bucal de las personas mayores ha sidop particularmente evidente por los niveles elevados de pérdida de dientes, caries y enfermedad periodontal, xerostomía y cáncer y precáncer bucal. El impacto negativo de las malas condiciones bucales en la calidad de vida de los adultos mayores es un tema de salud pública importante que debe ser afrontado por los generadores de políticas. Se cuenta con los medios para reforzar los programas de salud bucal, pero el desafío mayor es traducir el conocimiento en programas de acción para ese aspecto de la salud en los ancianos. La OMS recomienda que los países adopten ciertas estrategias para mejorar la salud bucal de los mayores. Las autoridades sanitarias nacionales deben desarrollar políticas y objetivos mensurables a los que apuntar en salud bucal. Los programas de salud pública nacionales deben incorporar la promoción de la salud bucal y la prevención de las enfermedades con un enfoque sobre los factores de riesgo comunes. El control de las enfermedades y afecciones bucales en los adultos mayores debe ser reforzada por la organización de servicios de salud bucal solventables que satisfagan sus necesidades. Las necesidades de atención son superiores entre los postergados y vulnerables, en países desarrollados o no. En los países no desarrollados, los desafíos en la provisión de atención bucal primaria son mayores por la escasez de mano de obra especializada. En los desarrollados, la reorientación de los servicios de salud bucal hacia la prevención debe considerar las necesidades de atención bucal de los mayores. Con educación y adiestramiento continuos se debe asegurar que los proveedores de salud bucal posean la capacidad y también el conocimiento profundo de los aspectos biomédicos y psicosociales de esta atención. La investigación para una mejor salud bucal debe enfocarse no sólo en los aspectos biomédicos y clínicos de la atención de la salud bucal; debe refrozar particularmente la salud pública en los países en desarrollo. La investigación operativa y los esfuerzos por traducir la ciencia en práctica deben ser alentados (Petersen PE, Yamamoto T. Community Dent Oral Epidemiol. 2005 abr;33(2):81).

  VOLVER (a Índice) 

 

                                               junio 2005 

No tan coquetos…    Tres cuartas partes de 3384 adultos mayores entrevistados estaban satisfechos con su propio aspecto dentario y dos tercios con el color de sus dientes. Era más probable que estuvieran satisfechos los mayores de 55. Es decir, el envejecimiento no está necesariamente asociado a una percepción negativa de su propio aspecto dentario. Son los más jóvenes los insatisfechos (Alkhatib MN, Holt R, Bedi R. Gerodontology. 2005 mar;22(1):32).

Completas (no de PAMI)…  Los indicadores de calidad de vida en salud bucal pueden ser utilizados para evaluar los efectos de los tratamientos odontológicos, escribieron Veyrune JL, et al (Gerodontology. 2005 mar;22(1):3) tras evaluar 26 pacientes de una clínica universitaria francesa (Clermont-Ferrand). Los problemas de salud bucal estaban influyendo en el punto inicial. A las seis semanas de colocarles prótesis completas nuevas no había mayores diferencias según el cuestionario utilizado. Pero sí a las 12 semanas, con un cambio positivo. De modo que el cuestionario utilizado (Global Oral Health Assessment Index-- GOHAI) puede indicar la necesidad y el efecto de dentaduras nuevas.

 

 

¿Estás mojada?…   El estado de boca seca es un factor que influye sobre la incidencia de caries, de enfermedad periodontal, de infecciones micóticas, de disfunciones masticatorias y inconvenientes protéticos. Es frecuente en las personas encamadas y discapacitadas, por lo cual Kakinoki Y, et al. (Gerodontology. 2004 dic;21(4):229) evaluaron en internos de geriáticos (6589 a) un nuevo medidor de humedad (L-SALIVO), y hallaron una correlación positiva con las observaciones clínicas.

   VOLVER (a Índice)                    

                mayo 2005

Dorados 50...   El renombrado Jens Lindhe et al (Acta 

Odontol Scand. 2004 ag;62(4):214) siguieron durante 10 

años a 309 personas de 50 años para analizar las pautar 

de pérdida ósea y factores de riesgo. En ese lapso, se 

perdieron el 4,1% de los 7101 dientes del inicio, en 39% 

de los individuos, con clara diferencia entre inferiores 

(7,5%) y superiores (1,8%). La pérdida ósea alveolar 

media fue de –0,54 mm, mayor en los fumadores. 

La posición dentaria y la profundidad de las bolsas 

existentes (> o = 4mm) fueron factores de riesgo para 

pérdidas superiores a 1 mm. Resumiendo, la pérdida 

de dientes fue más común en la zona molar que en la 

anterior, mientras que la pérdida ósea tenía una distribución 

aleatoria. Los factores de riesgo predominantes fueron la profundidad de las bolsas y fumar. El mismo equipo 

(Acta Odontol Scand. 2004 ag;62(4):199) analizó la relación

 entre las características de los individuos de 50 (n=190) y

 55 (n=359) años y el grado de enfermedad periodontal 

destructiva. Establecieron subgrupos según la pérdida media

 de inserción (PMI) con la más baja (L20) y la más alta (H20)

 y para no fumadores y fumadores. El subgrupo H20 incluyó

 una proporción significativamente superior de varones 

(60 v 33%), de personas con menor nivel de educación 

(65 v 41%), de fumadores (49 v 15%) y, en general, tenían 

un estilo inferior de vida a los del subgrupo L20. Las mismas diferencias fueron observadas en el grupo de nunca fumadores, 

con el agregado de menor número de habitantes de áreas 

urbanas (40 v 59%). Este grupo se diferenciaba por género, 

estilo de vida, cantidad mayor de dientes y cigarrillos, con 

estos dos como principales factores discriminantes.

VOLVER (a Índice) 

                        abril 2005

Conductos mayores...   La conservación de los dientes ha experimentado un aumento considerable en los adultos mayores y los odontólogos se encuentran ante el desafío de la necesidad de conservar los dientes críticos. Esto impone el recurso de la endodoncia, que puede ser realizada con éxito en los gerontes. La conservación de los dientes clave facilitará la función bucal satisfactoria en los pacientes mayores, para lo cual es esencial el planeamiento estratégico. Por ejemplo, algunos dientes serán importantes para lograr y mantener un arco dental anterior intacto, para la retención de parcial removibles o la preservación de hueso alveolar. Cuando se produce la infección de un conducto, no hay razón para que no se pueda hacer endodoncia de calidad en mayores sanos. Será más dificultosa en los conductos estrechos y requerirá cuidados especiales o la intervención del especialista (Allen PF, Whitworth JM. Gerodontology. 2004 dic;21(4): 185).  

VOLVER (a Índice) 

 

                                        enero 2005

¡Viejitos lindos!...   La situación dentaria de fineses de 80 años a los 10 años de observación (1990, 226; 1995, 90; 2000, 65) fue considerada dividiéndolos en dentados y desdentados. Los hombres tenían más dientes intactos e índices DMF menores, con reducción progresiva de las diferencias. Las mujeres que estuvieron en las tres etapas tenían más dientes y más sanos que las fallecidas antes; lo contrario en los hombres. El deterioro más significativo en todo el lapso correspondió a los hombres en cantidad de dientes y valores DMF y, en las mujeres, en el número de dientes remanentes y restaurados (Hamalainen P, et al Community Dent Oral Epidemiol. 2004 oct;32(5):374).

VOLVER (a Índice)

                                          diciembre  2004

Los mayores también…   Griffin SO, et al (J Dent Res. 2004 ag;83(8):634) se propusieron caracterizar las caries de los adultos mayores e hicieron una revisión sistemática de incidencia, incremento, ritmo de ataque y total anual (incluidas las coronarias) de caries radiculares. Todo considerado, estimaron que los adultos mayores experimentan una elevada tasa de caries nuevas y que podrían beneficiarse con programas preventivos.

 

Brevísima 6.    El riesgo de caries aumenta con los años, por varios factores (salivación, higiene, restauraciones, etc) Solveig Fure Gerodont 2004;21:130

VOLVER (a Índice)

                                 octubre 2004

Octogenarios bien nutridos…   Con una muestra de 160 suecos (74 hombres y 86 mujeres), de 80 años, Osterberg T, et al (Gerodontology 2002 Dec;19(2):95) concluyeron que, aun con grandes variaciones en el estado de las bocas (desde edéntulos totales, un 22%, hasta un 30% con más de 20 dientes), fuerza masticatoria (mayor en ellos) y capacidad masticatoria autoevaluada, no había sino una mínima influencia en la selección e ingestión de la dieta, que en promedio estaba por sobre los valores recomendados. (Digo yo, ¿qué pasaría con jubilados de 80 en la Argentina y algún otro país latinoamericano?) El mismo Osterberg T, y otros autores, en otra publicación (J Oral Rehabil. 1998 Feb;25(2):117 agregaron que, en general, al evaluar ellos mismos su capacidad masticatoria en un 70% no manifestaron problemas y un 6% declaró 3 o más problemas. Pero en general concluyeron que muchas personas con pocos o ningún diente remanente y prótesis removibles se quejaban poco de impedimento masticatorio y se adaptaban bien a la situación de disminución de estado dentario y fuerza masticatoria. (Digo yo, ¿qué dirían si usaran las prótesis que regala el ente benefactor argentino, el PAMI?)  Los japonesesYamashita S y Sakai S, con Hatch JP, Rugh JD. (J Oral Rehabil. 2000 oct;27(10):881) piensan que la existencia de dientes funcionales podría ser un factor clave en la preservación de la función masticatoria. Dicen que sus 118 pacientes con parciales removibles o completas no tienen la misma función masticatoria que los dotados de todos sus dientes. Tras darles maníes concluyeron que su fuerza y actuación masticatorias estaban significativamente disminuidas, sobre todo en los carentes de soporte oclusal. (Digo yo, ¿esto no pareció importarles mucho a los ochentones suecos, no?)  

VOLVER (a Índice)

 

 

                              septiembre 2004

La fragilidad de la vejez…   Los ancianos mayores requieren comprensión en todo sentido, emocional y físico. MacEntee MI, Nolan A, y Thomason JM. lo señalan al subrayar en su minucioso trabajo (Gerodontology. 2004 Jun;21(2):78) las implicacionesde la fragilidad en la salud bucal para patosis como atrofia de la mucosa bucal, pérdida dientes, traumatismos protéticos, polifarmacismo, mala nutrición, trastornos de la salivación, degeneración ósea y cáncer. Se habla de fragilidad como una condición de los ancianos cuando tienen niveles de energía por debajo de un umbral crítico o cuando el medio social o cultural está limitado. Los mayores frágiles se encuentran particularmente vulnerables a las patosis, pero no sólo a causa de la edad por sí. La enfermedades bucales que acompañan a la fragilidad se deben a complicadas mezclas de cambios biopsicosociales que acompañan a la edad avanzada, cuya comprensión es ineludible.Como se desprende asimismo del estudio en el hospital de internación prolongada Laakso, de Helsinki, realizado por Peltola P, Vehkalahti MM y Wuolijoki-Saaristo K., quienes se interesaron por la salud bucal y las necesidades de tratamiento de hospitalizados cuya edad media era de 83,3 años (Gerodontology. 2004 Jun;21(2).  Consideraron la falta de dientes desdentados estaban el 42%, la presencia de prótesis (41% removibles, con 1 de cada 4 en necesidad de cambio o reparación) y su higiene (buena, 19%, moderada, 44%; mala, 37%, peor en los hombres) , los problemas mucosos, la cantidad de dientes y cuáles estaban en funciones, la higiene bucal (deficiente) y, en los dentados (42% del total), sus necesidades de operatoria dental (51%), de terapia periodontal (51%) y de extracciones (42%). Hllaron un 25% de estomatitis y un 28% de queilitis angulares en los portadores de prótesis. Sin duda, es necesario mejorar la higiene de los dientes propios y de los sustitutos. 

 

Con dientes cualquiera...   M. Tatematsu M, y muchos autores japoneses más (Gerodontology. 2004 jun;21(2):112), evaluaron la función masticatoria de 283 personas mayores, hacia los 80 años. Un 74%, con 20 o más dientes, o sin removibles, mostraron un alto valor de fuerzas masticatorias y de capacidad para esta función. La mayoría, menos dentada, recuperó su capacidad de masticación al colocárseles prótesis. Un 44,5% no tenían dientes y un 77,4% no ocluían. Los que no tenían prótesis (un 10% apenas), claro está que se encontraban masticatoriamente disminuidos. 

 

Sobre las posibilidades de remineralización…   , Petersson LG y Kambara M. (Gerodontology. 2004 Jun;21(2):85) evaluaron su logro en caries radiculares presentes en los mayores. Concluyeron que la aplicación diaria de una crema dental pastosa con 1400 ppm de flúor, como fluoruro de amina, combinada con enjuagues dos veces por día con una solución de F de 250 ppm (cantidades iguales de fluoruro de potaso y del de amina lograba una remineralización significativa de las lesiones cariosas primarias, in vitro.

Incontinencia bucal…   Dejando a un lado la incontinencia oral, difícil de contener en los/las charlatanes, Craddock HL, Nattress BR y Scupham SC. (Eur J Prosthodont Restor Dent. 2004 Mar;12(1):29) se preocuparon por la incontinencia bucal, o babeo, cuando la musculatura peribucal demasiado laxa no logra impedir que se escurra saliva fuera dela boca. Diseñaron uun aparato removible capaz de brindar sostén a los tejidos de las comisuras y consiguieron alivio inmediato del síntoma de escurrimiento salival.

VOLVER (a Índice)

                                     

                                                 julio 2004

 Viejitos pintones…   Un grupo de estudio (GE) de 64 pacientes de entre 64 y 86 años y un grupo de control (GC) de 21-33 años, todos con denticiones completas y no más de dos coronas se manifestaron satisfechos con el aspecto de sus propios dientes naturales. En el GE se veía (media) 1,5 mm de los incisivos superiores y 1,6 de los inferiores, con los labios relajados, mientras en el GC esos valores eran de 2,5 y 0,4, respectivamente. En el GE, había mayor diversidad en la posición de los dientes anteriores, sobre todo los incisivos, y se observaban más pigmentaciones, grietas y otros defectos. Un “triángulo negro” típico era rasgo distintivo del aspecto de los mayores. Concluyeron que estas personas, mayores de 60 años, observadas en Mainz y en Leipzig, con su dentición propia, no desearían hacer un cambio si llegaran a necesitar una reconstrucción protética. Por lo tanto, se deberán promover técnicas de hechura a medida para dar ese aspecto natural a las prótesis (Hartmann R, Muller F. Gerodontology. 2004 mar;21(1):10)

 

 ¿Sanos y brillantes?…   Analizaron Avlund K, et al (Gerodontology. 2004 mar;21(1):17) la posible relación entre la función cognitiva y la aptitud funcional en 159 miembros de comunidades mayores de 80 años. Los adultos con un índice Mini de Estado Mental (MMSE) bajo tendían a un mayor riesgo de caries coronaria que los de índice más elevado. Los participantes con moderada declinación del MMSE y reducción de la aptitud funcional tenían riesgo mayor de caries radicular. Con bajo MMSE también contaban con 4 veces más probabilidades de no requerir con regularidad la consulta odontológica.

VOLVER (a Indice)            

                                  noviembre 2003  

 

Con los dientes...   En una encuesta nacional noruega, se tomó una muestra representativa de 2893 personas de 67 o más años en atención social, en instituciones o en sus casas. Pudieron entrevistar y evaluar a 1910, con un 71% de mujeres, con edad promedio de 85,1 años, y 29% de hombres. con promedio de 82,2 años. Del total, 19,6% tenían sólo sus propios dientes; 21% sus dientes y prótesis, y 54% sólo dentaduras. Un 5,3% no tenían ni dientes ni postizos. Con dientes fueron un 40,5% con un promedio de 12,3 dientes (Henriksen BM, et al    Acta Odontol Scand. 2003 Jun;61(3):184).

 

                                                            octubre 2003 

 

Aquí, a cualquier edad...   En Japón, la población de personas mayores con demencia aumenta rápidamente. La calidad de la función masticatoria estaría relacionada con el grado cognitivo, dicen Miura H, et al  (J Oral Rehabil. 2003 ag;30(8):808). En 44 mujeres con demencia y 44 sin demencia, de más de 65 años, y tomando en cuenta las actividades básicas, determinaron el grado de incapacidad cognitiva y lo compararon con la cantidad de dientes, la fuerza masticatoria ejercida, el área de contacto oclusal y la masticación, encontraron que estos últimos factores estaban significativamente relacionados y eran muy superiores en las personas normales.

 

Cándidos ancianos...   La población de mayores en los hospitales de atención geriátrica prolongada presenta muchos riesgos de infección nosocómica con la especie Candida. Esto dicen en Francia los Dres. Grimoud AM, et al  (J Oral Sci. 2003 Mar;45(1):51), quienes procuraron encontrar la forma de reducir ese factor desde la colonización de la cavidad bucal. Estudiaron 110 internados, en los que hallaron colonización con Candida en el 67% de los casos. Por cepas, la más frecuente era la albicans, seguida por la glabrata. Un 64,4% tenían diagnóstico de candidiasis y no había vínculo con el uso de dentaduras. La determinación de qué pacientes estaban colonizados, la identificación de los factores de riesgo y la aplicación de medidas preventivas debieran reducir la probabilidad de que los ancianos caigan en el círculo vicioso de infección>malnutrición>inmunodepresión.

 

VOLVER (a Indice)

 

                                 

 

VOLVER