febrero 2010

 

           

CARIES

 

Gomas polioladas...   Amol Deshpande y Alejandro R. Jadad (J. Am. Dent. Assoc, 2008: 139, (12), 1602) no aclaran si poliolar la goma de mascar es lo mismo que pololear sin goma y se meten de lleno en una revisión de trabajos originales que investigaron el papel de polioles en el “chicle” en cuanto a caries dental. En 19 artículos se mostró que el uso de xilitol, xilitol-sorbitol y sorbitol generaron una protección adecuada, mucho más adecuada con los dos primeros, mientras el sorbitol solo o con manitol no dio valor estadísticamente significativo. Clínicamente esto significa que el uso de goma de mascar con dichos polioles forma parte de una higiene bucal normal para la prevención de la caries dental.

 

Caries con las fisuras selladas...    Susan O. Griffin et al  (J Am Dent Assoc 2009: 140 (4); 415) compararon el riesgo de caries en dientes que perdieron el sellado de sus fisuras, parcial o totalmente (SP), y en los que nunca estuvieron sellados (NS). Su conclusión fue que no había diferencias significativas entre unos y otros. Y que la imposibilidad de seguir los sellados efectuados en escuelas [o pacientes] no debiera descalificarlos para la aplicación de la medida preventiva.

 

 

 

 

CIRUGÍA

 

Reconstrucciones maxilares simuladas realizadas con colgajos osteomiocutáneos del antebrazo...    Yue He et al  (OSOMOP 2009, dic 108,(6), e6) encararon los serios defectos compuestos generados por una maxilectomía (maxilar, zigomático, órbita, mucosa palatina  y nasal. Más las importantes consecuencias funcionales y cosméticas, por todo lo cual procuraron una reconstrucción 3-D del defecto.

Se valieron de una técnica de simulación de modelo de resina 3-D para una planificación  preoperatoria para refinar la reconstrucción, acortar el tiempo quirúrgico y predecir el resultado. Diseñaron así las osteotomías y el colgajo libre osteomiocutáneo de peroné )de 22 cm, en 4 secciones) y colgajo  del antebrazo radial para el flujo sanguíneo. El resultado fue satisfactorio para la paciente, de 21 años.

 

 

 

 

CLÍNICAS

 

Con pelos en la lengua…   No cualquiera tiene pelos en la boca o en la lengua, pero Felice Femiano et al (OSOMOP 2009 dic; 108 (6), e13) presentaron un caso desusado con esas manifestaciones originadas en un síndrome ovárico poliquístico (SOP). Como otras enfermedades, el SOP puede generar un exceso de andrógenos (hiperandrogenismo); pero ésta es la causa más común del hirsutismo, que da los siguientes rasgos clínicos: períodos menstruales irregulares, infertilidad, exceso de  pelo y obesidad. El diagnóstico se confirma con exámenes hematoquímicos. Lo inusual es la  aparición en boca de pelos negros similares a los nasales, ciertamente atípico. Este hirsutismo bucal fue esencial en el diagnóstico  de SOP. En hipótesis, se correlacionaría con el alto nivel de testosterona circulante que  influyó en la aparición de folículos pilosos en la  mucosa bucal.

 

Coagulación actualizada...   Gregory Romney y Michael Glick (J Am Dent Assoc, 2009; 140 (5), 567) describen el proceso, según M Hofman (2003) de coagulación con base en un modelo celular, para reemplazar el tradicional “en cascada.” La coagulación tiene lugar en diferentes superficies celulares en tres pasos que se superponen: iniciación, amplificación y propagación. Al destacar la importancia celular en el control durante la coagulación, este modelo permite una comprensión más profunda de cómo la hemostasia trabaja in vivo y sobre los mecanismos patofisiológicos en los trastornos de la coagulación. Por ejemplo, este modelo propone explicaciones más adecuadas a la vieja teoría en relación con la lectura de tiempo de protrombina, tiempo de  tromboplastina parcial activada y razón  internacional normalizada.

 

 

 

 

 

ENDODONCIA

 

Erosion y microduraza de la dentina del conducto...   Mohammad Ali Saghiri et al  (OSOMOP 2009 dic;108, (6), e29) estudiaron 72 conductos únicos en premolares humanos, tratados con limas Protaper y divididos en 6 grupos de 12 especímenes y tratados: 1: 2.6% NaOCl, 2: 17% EDTA (5 min) más 2.6% NaOCl (5 min), 3: 17% EDTA (1 min) más 2.6% NaOCl (1 min), 4: MTAD (5 min), 5: 2% Clorhexidina (5 min) y 6: sol salina (control). La mayor acción erosiva de la dentina se dio con el G2 y la menor reducción de la microdureza. La inversa con el G4. Se deduce que la erosión no es el factor principal en reducir la dureza dentinaria  mientras que podría influir la penetración del irrigante como causa principal.

 

Disolución de selladores radiculares en EDTA y NaOCl...    Ali Keles y Mustafa Köseoglu (J Am Dent Assoc, 2009; 140, (1), 74) compararon la capacidad de soluciones de ácido etilendiaminotetraacético (EDTA) e hipoclorito sódico (NaOCl, 2.5 % y 5.0%), usados como irrigantes endodónticos para disolver 6  selladores: hidróxido cálcico, poliketone, OZE, silicona y dos epoxirresinas. Sumergieron las muestras en cada solución por 2 y 10 min. La acción de disolución del EDTA fue marcadamente superior. No hubo diferencias entre los dos porcentajes de NaOCl. Las epoxirresinas y el sellador siliconado fueron los de menos solubilidad, y los más solubles la poliketona u el hidróxido. Demostraron ña utilidad de EDTA y NaOCl  en el retratamiento.

 

 

 

 

ESTÉTICA

 

Carillas para dientes muy oscuros...   Frederick C.S. Chu (J Am Dent Assoc, 2009; 140 (4), 442) presentan el caso de una jov en de 20 años con oscurecimiento dentario,  hipoplasia y maloclusión. Chu corrigió primero con ortodoncia, después extrajo los primeros molares hipoplásicos y después aplicó carillas de porcelana sobre alúmina de alta densidad en los dientes anteriores.

 

La hidrofobia como auxiliar...   Alessandra Reis et al (J Am Dent Assoc, 2009; 140, (7), 877) aplicaron una capa adhesiva hidrofóbica más a restauraciones adheridas con sistemas de un solo paso con autograbado (AAG), cuya durabilidad es inferior a la de adhesivos convencionales. Los AA probaron en 30 personas con 120 lesiones  cervicales no cariosas dos sistemas AAG, con una capa extra de adhesivo hidrofóbico o sin ella, controladas a los 18 meses de uso. Grupos: Clearfil S3 Bond (Kuraray) (CS) e iBond Gluma (Heraeus Kulzer) (IB), y Clearfil S3 Bond (CSB) e iBond Gluma (IBB) con capa extra de adhesivo  hydrofóbico. El gripo IB dio la menor retención y el mayor oscurecimiento marginal. Es decir, que la conversión de sistemas de 1 paso en sistemas de 2 pasos mejoró la actuación clínica. Sería recomendable aplicar esa capa extra.

 

Carbamida 10 o 16%...   Sônia Saeger Meireles et al (J Am Dent Assoc, 2009; 140, (9), 1109) probaron en 92 personas, dientes anterosuperiores, peróxido de carbamida al 10 % y al 16%, dos horas por día en cubeta ad hoc, durante 3 semanas. Al año, ambos grupos tenían aún el color más claro inicial, pese a haber ingerido alimentos y bebidas colorantes. No habría diferencias a largo plazo de la longevidad del blanqueamiento logrado.

 

 

 

 

 

GERODONTOLOGÍA

 

Pérdida de dientes y del equilibro...  Mitsuyoshi Yoshida et al (Int J Prosthodont 2009;22 (2):136 ) compararon en estabilidad los participantes del 2006 Kyoto Health Seminar con dentaduras  completas en uno o en ambos arcos (12 v, 23 m). Los controles fueron individuos (también 12 v, 23 m) con toda su dentición natural o coronada. La inestabilidad fue significativamente mayor en los desdentados. Conclusión: Los AA sugieren que la perdida de dientes es un factor de riesgo de inestabilidad postural. Sugieren que las sensaciones propioceptivas del ligamento  periodontal podrían tener un papel en el control del equilibrio corporal..

 

 Caries y demencia...   Birita Ellefsen et al

(J Am Dent Assoc, 2009; 140, (11), 1392) estudiaron los incrementos de caries coronaria  y radicular en 1 año en 77 pacientes dentados (edad media, 82 años) recién diagnosticados con Alzheimer (AD), otra demencia (OD) o sin demencia (13). Todos los participantes tuvieron un número significativamente mayor de caries (tratadas o no) al término que al principio, y más en el grupo OD. Los factores de riesgo iniciales para ese número superior fueron la presencia ya de caries, la presencia de muchos dientes y más de 80 años. Esto subraya la necesidad de encarar la salud bucal en personas mayores con declinación cognitiva.

 

 

 

 

 

IMPLANTOLOGÍA

 

Desbridamiento subgingival en periimplantitis...     Candice G y McMullan-Vogel (J Am Dent Assoc 2009; 140 (3), 340) revisaron la literatura desde 1966 en busca del tratamiento más eficaz para la pérdida marginal de hueso en torno de los implantes inducida  por infección microbiana. Incluyeron estudios quirúrgicos o no y resultados según profundidad de bolsa (PB) y nivel de inserción (NI), además del fracaso de los implantes. Satisficieron 7 estudios (146 pacientes) sus criterios de inclusión, donde evaluaron:

 

 

– uso de antibiótico tópico (metronidazol en gel) versus desbridamiento ultrasónico;

 

– desbridamiento manual con uso de antibiótico tópico o no (10 % hyclato de doxiciclina  en gel);

 

– diferentes técnicas de desbridamiento subgingival;

 

– láser versus desbridamiento manual con  clorhexidina (aplicada por irrigación o en gel);

 

– cirugía de reubicación apical del colgajo con pulido del implante o no;

 

– aumentación con hidroxiapatita nanocristalina o xenoinjerto bovino y  membrana reabsorbible.

La mayoría de los estudios no reportaron beneficios de ninguno de los tratamientos, aun complicados y costosos, por sobre el desbridamiento subgingival. No es que sean ineficaces. Los antibióticos y el aumento óseo pueden ayudar.   

 

Con historia de periodontitis...   Andres Pinto et al (J Am Dent Assoc 2009; 140 (4), 468) sostienen que es limitada la evidencia de que las personas con historia de periodontitis tienen mayor propensión a perder los implantes o padecer otras complicaciones, como lo verificaron con su propia revisión bibliográfica exhaustiva.

 

Amoxicilina para reducir fracasos...   Stacy Geisler et al (J Am Dent Assoc 2009; 140,  (10), 1294) revisó ampliamente la bibliografía sobre implantes en seres humanos seguidos por lo menos 3 meses y su relación con el uso de antibióticos por boca. Sólo 2 trabajos satisficieron sus exigencias, uno con 80 participantes (con 40 como control), que recibieron una sola dosis de 2 g de amoxicilina 1 hora antes de la cirugía y 500 mg 4 veces por día durante 2 días. El otro, con 316 participantes con 2 regímenes: 2 g de amoxicilina administrada en una sola dosis preoperatoria o placebos. Todos los  participantes en ambos trabajos usaron antes y después digluconato de clorhexidina. Se habría logrado una reducción del 78 por ciento de fracasos. No se ha de olvidar la inducción de resistencia bacteriana a los antibióticos ha aumentado últimamente, más algunas complicaciones alérgicas fatales, diarrea y hasta colitis seudomembranosa. Es preciso asegurarse de la conveniencia de usarlos. Implicaciones clínicas: No hay evidencias de que la amoxicilina bucal genere efectos adversos en uso breve. Su uso para reducir el fracaso de los implantes estaría justificado, pues los beneficios superan los riesgos.

 

 

 

MISCELÁNEAS 

 

 

El cuerpo habla...   Cuando los dentistas piensan en comunicación con el paciente como estrategias de guión, verbales y de presentación del caso, están omitiendo un importante aspecto de la conexión con el paciente: la comunicación no verbal.

Incluye conductas como lenguaje corporal, expresiones faciales, gestos, tono de voz y manejo del tiempo (hacerse tiempo para el paciente).

Tengamos conciencia de ello o no, todos estamos constantemente enviando y  recibiendo señales no verbales con nuestros cuerpos. Sin darse cuenta, los pacientes responden al lenguaje corporal, se forman impresiones sobre su confiabilidad y entrega.

Según la teoría fundacional de  Mehrabian sobre la comunicación no verbal, el 93 por ciento de los significados en la acción recíproca se transmite con los elementos no orales, como estilo, tono,  expresiones faciales y lenguaje corporal. El  dentista se pierde una enorme parte de lo que está ocurriendo en las conversaciones con los demás si no tiene conciencia de lo que está sucediendo fuera de lo verbal.

Herramienta esencial de la comunicación no verbal, el lenguaje corporal tiene un impacto poderoso, es el que habla más fuerte cuando el dentista tiene la clara impresión de que no está llegando al paciente, pese a estar convencido de estar diciendo lo debido.

Si yerran las señales derivadas de la conducta física, como mantener la mirada, adoptar la posición correcta y la ubicación de los brazos (cruzados o no),  en su mente el otro las lee.

Por ejemplo, conversando sobre las opciones de tratamiento de la periodontitis del paciente, mientras explica los pasos, el dentista está cansado de un largo día. Quizá está mirando a su interlocutor desde una posición más elevada, tiene piernas y brazos cruzados y está echado hacia atrás en su butaca, mira varias veces hacia la puerta y le avisan que se agregó una emergencia. Resultado: el paciente rechaza el tratamiento. Lógico cuando el paciente ve un lenguaje físico que contradice lo dicho y hace dudar de la honestidad.

Ni siquiera en consultorio donde se sigue un texto bien pensado se puede revertir la mala impresión causada por el lenguaje corporal negativo.

Sugerencias

1. Es obvio que un buen apretón de manos inicial crea una sensación de conexión como punto de partida. Más aún, si la persona llega temerosa.

2. Inclínese, no se recline, mientras habla con el paciente. Transmite energía positiva y confianza.

3. No cruce brazos ni pernas. Ábrase. Si no, el paciente piensa que no está demasiado interesado en él. Es una posición autoritaria y condescendiente.       

4. Sostenga la mirada. No hacerlo hace pensar en falta de sinceridad o interés u honestidad.

5. Evite las interrupciones, que hacen perder la conexión.

6. No se ubique por encima del paciente [Recuerde la escena de los sillones de El gran dictador, de Chaplin.] Mirar desde arriba transmite un mensaje negativo.

7. Refleje en sí la actitud corporal del paciente, cuando sea posible o razonable. Lo pone cómodo en su compañía.

8. Revea estas cuestiones con el resto de su personal.

9. No es pérdida de tiempo, es un refuerzo del “efecto placebo” que tiene para el paciente la buena conexión con el profesional del arte de curar.

10. Disfrute al lograr pacientes más felices, bien conectados con usted, menos propensos a pensar en cuestiones de mala praxis. (Sobre un texto de Roger P. Levin (J Am Dent Assoc 2008: 139 (9), 1262)

 

 

 

 

ODONTOPEDIATRÍA

 

Clase I  y II con bisel en primarios...    Márcia Pereira Alves dos Santos et al (J Am Dent Assoc, 2009; 140 (2), 156) en 48 niños realizaron 141 restauraciones biseladas para ser tratadas con Vitremer Tri-Cure Glass Ionomer System (3M) (33 Clase I; 13 Clase II), 51 con Freedom (SDI) (36 Class I; 15 Clase II); 44 con TPH Spectrum (Dentsply) (30 Clase I y 14 Clase II). A los 2 años, descartadas 17 restauraciones, los AA consideraron 101 como exitosas y 23 fracasadas por pérdida de integridad marginal, forma anatómica y  caries secundaria. Las tasas acumuladas de supervivencia, fueron de 80 % y 55 %, para  I y II, respectivamente para todos los materiales.

 

Caramelos y erosión...   Stephanie N. Wagoner, Teresa A. Marshall, Fang Qian y James S. Wefel (J Am Dent Assoc, 2009; 140 (7), 906) partieron de que los caramelos ácidos tienen un potencial erosivo mayor que las versiones originales. In vitro midieron el pH y la acidez titulable de caramelos disueltos en saliva artificial o agua y después midieron la profundidad de las lesiones de erosión que ocasionaban tras 25 horas de exposición. La acción fue más nociva con los ácidos y en agua, más que los originales y en saliva. La protección salival sería menos eficaz con los caramelos ácidos. La población en riesgo debiera ser advertida de esta posibilidad perjudicial.

 

 

 

 

 

OPERATORIA

 

A la luz de los muñones...   Hassan El-Shamy y Omar El-Mowafy (International Journal of Prosthodontics 2009; 22 (5) oct, 476) investigaron la dureza relativas (DR) de 5 composites polimerizados con LED: Artiste, experimental, Filtek Supreme, Z100 y LuxaCore. Polimerizaron 10 y 20 segundos con Smartlite-IQ2 y DEMI LED en condiciones similares. En general la DR se incrementó con el tiempo de polimerización, algo más con DEMI LED. Z100 dió DR > 80% en casi todas las condiciones y resultó el más duro de todos los composites testeados. Por lo tanto, se lo considera el más apropiado para  muñones.

 

Desinfectantes y adhesión de composites a  dentina...    Ercan, Ertugrul et al (J Adhes Dent 2009, (5); 343) formaron con 100 terceros molares inferiores 5 grupos: 1, especímenes  no tratados con desinfectantes, o control; 2 a 5, 2% clorhexidina, 2.5% NaOCl, 1% clorhexidina gel y 3% H2O2. Formaron 2 subgrupos  de 10 dientes c/u, según el adhesivo usado. Concluyeron que cuando se usan desinfectantes como clorhexidina, NaOCl, H2O2, es preferible usar sistemas adhesivos de grabado total, pues su efecto es negativo sobre los de autograbado

 

Dos composites condensables...   Ticiane Cestari Fagundes, et al (J Am Dent Assoc 2009; 140, (4), 447) efectuaron en 33 pacientes 2 restauraciones, una con Alert (Jeneric / Pentron) y la otra con SureFil (Dentsply / Caulk). De 60 restauraciones evaluadas a los 4 años, 2 Clase II fallaron, una con SureFil, una con Alert. No hubo diferencias en sensibilidad (material bien condensado siempre) ni en otros aspectos salvo que la superficie de SureFil era más lisa. Hubo diferencias entre la evaluación inicial y la quinquenal. Es decir, ambas resultaron adecuadas a los 5 años. Pueden ser usadas para restauraciones posteriores.

 

Carga oclusal y restauraciones cervicales...   Luciana Fávaro Francisconi et al (J Am Dent Assoc 2009; 140 (10): 1275) consideran que para realizar restauraciones cervicales hay que conocer el efecto de la carga oclusal sobre sus márgenes. Lo investigaron in vitro (40 prem), con cargas sobre cúspide vestibular, fosa central y cúspide lingual. Observaron que los especímenes con carga oclusal tenían una proporción mayor de brechas marginales que los controles (53.3 versus 10.0%). Clínicamente, esto indica que el profesional no debe subestimar los efectos de la carga oclusal porque la restauración sea cervical: si las cargas oclusales habían sido el factor conducente a la abfracción, hay que identificarla y tratarla antes de restaurar

 

 

 

 

 

PATOLOGÍA

 

Frente invasor en el carcinoma espinocelular de boca...   M.Noguchi, H.Kinjyo, G.Kohama y K.Nakamori (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2002;93:682) señalan la importancia concedida al frente tumoral invasivo (FTI) en la determinación de la agresividad biológica del cáncer bucal, por lo cual intentaron captar la significación diagnóstica de las células cancerosas con ADN anormal en el carcinoma espinocelular. Efectuaron un análisis comparativo de ADN mediante citometría por imagen y citometría líquida (cuando se cuentan las células suspendidas en un líquido al pasar de a una por un foco de luz), confirmando la utilidad de la primera para descubrir células cancerosas con contenido anormal de ADN en el FTI. Examinaron su valor prognóstico  mediante  análisis multivariado en 195 pacientes carcinoma espinocelular bucal.  Los análisis comparativos sugirieron que la citometría por imagen es útil para detectar células cancerosas con contenido  anormal de ADN (4c tasa excedente), qe se asocia a un mal pronóstico en estos pacientes. En el  análisis multivariado, hallaron que 3 factores independientes influyen significativamente en la supervivencia de causa específica. Son, en decreciente orden de influencia: (1) contenido anormal de ADN (4cER), (2) etapa clínica y (3) tipo de crecimiento. En fin, que la presencia de células cancerosas con ADN contenido anormal en el FTI en conjunción con los hallazgos clínicos pueden dar información adicional útil al elegir estrategias de tratamiento para los pacientes con cáncer bucal.

 

 

 

PERIODONCIA

 

 

Periodontitis: arquetípica enfermedad por  biopelícula...   Christoph Schaudinn et al (J Am Dent Assoc 2009: 140 (8), 978) hicieron una revisión particular de la bibliografía, pues buscaron trabajos representativos de una perspectiva de histórica a contemporánea de las biopelículas bucales dentro del contexto más amplio de la microbiología de las biopelículas. Los progresos científicos y tecnológicos permiten establecer una imagen más precisa. Concluyen que la periodontitis, como otras infecciones por biopelículas, es refractaria a los antibióticos y a las defensas del huésped porque los microbios causales viven en comunidades complejas que persisten pese las amenazas que van desde antibióticos direccionados a fagocitosis. La implicación clínica sería que la administración regular de agentes inespecíficos contra la placa podría constituir una estrategia eficaz de tratamiento, sobre todo si esos agentes incluyen agentes oxidantes que disuelvan la matriz de la biopelícula.

 

 

 

 

 

PREVENCIÓN

 

¿Se llegará a prevenir la fisura labiopalatina unilateral?...     Ranko Mladinaa, Neven B. Skitarelićb y Nataša P. Skitarelićc (European Journal of Cardiovascular Prevention & Rehabilitation 2009, oct; 73 (4), 601) señalan que la fisura labiopalatina unilateral aparece en 1 de cada 500 nacimientos vivos y que es poca la atención puesta en la deformidad de la espina nasal y de la porción cartilaginosa del tabique. Los AA monitorearon un tipo muy específico de deformidad del tabique nasal, el tipo 6, y su  relación con la fisura labiopalatina unilateral. Este tipo está muy anteriormente localizado y se refiere a la poción cartilaginosa del tabique nasal y al hueso intermaxilar mismo. La rinoscopía muestra un  típico surco unilateral, casi horizontal, unilateral ubicado muy anteriormente. Del lado  septal opuesto, pero correspondiente, esta la llamada cresta basal. Los resultados de su estudio, les revelaron a los AA que la incidencia de la deformidad tabical de tipo 6 es muy elevada, no sólo en niños con fisura labiopalatina unilateral (80,6%), sino también en sus padres (58% en por lo menos en uno de ellos). En contraste, habían visto este tipo de deformidad en sólo el 3,7% de niños con fisura labiopalatina  no unilateral antes de la pubertad, elevado a 7,4% en estudiantes y 9,4% en adultos.

Es decir que se puede esperar la aparición de esta afección en hijos de padres que tengan ambos la deformidad de tipo 6. Habría un gen responsable. Siendo así se podría esperar que se llegue a borrar de la Tierra este mal en un futuro no lejano merced a la terapia genética que lo prevenga en el niño aún no nacido y aun en el aún no concebido.

 

 

 

 

 

PRÓTESIS

 

Adhesión del muñón de composite a la fibra de vidrio...   Ounsi, Hani F et al (J Adhes Dent 2009, 11  (5); 375 [Ver más en tema del mes] se propusieron evaluar distintos agentes adhesivos: 1: Adper Prompt-LPop; 2: SingleBond2; 3: ScotchBond Multipurpose Plus; 4: experimental (técnica húmeda con etanol); 5: control. Fueron usados entre un perno de fibra de vidrio (Rely X Post) y un material para muñón (Multicore Flow). Prepararon los pernos y los dividieron en esos 5 grupos y reconstruyeron el muñón: no hallaron mayor diferencia entre los 4 grupos testeados. Fracasos por fractura, más de tipo adhesivo que cohesivo. Aunque el nuevo adhesivo no mejoró la adhesión, se vio que ésta aumenta significativamente con el uso de adhesivos.

 

Diseño en la duración de las carillas...   Cötert, H. Serdar, Dündar, Mine y Öztürk, Berran (J Adhes Dent 2009, 11; (5) 405) investigaron la influencia de: localización, vitalidad pulpar, profundidad de la preparación, terminación periférica en incisal, gingival y proximal y tejidos circundantes, sobre la supervivencia de carillas de porcelana (CP). Colocaron 200 CP en 40 pacientes y los siguieron 12 a 72 semanas. Eran 15 no vitales. Se despegaron 11. La supervivencia superó el 94% en el período de observación, sin mayor influencia del diseño.   

 

El espesor en la duración de los frentes...   Según Akihiko Shirakura, Heeje Lee, Alessandro Geminiani, Carlo Ercoli, y Changyong Feng (J Prosthet Dent  2009; 101, Feb (2), 119), en algunas situaciones clínicas, la longitud del diente preparado o de un implante es inferior a la ideal Y hay que incrementar el grosor del frente de porcelana sobre el casquete metálico para evitar el fracaso mecánico. Las coronas de cerámica sola soportan las cargas menos que las ceramometálicas. El grosor de la porcelana de recubrimiento redujo esa falla en las últimas, pero no en las de sólo porcelana. Llegaron a esta conclusión tras una experimentación con coronas sobre emergentes (RN Solid Abutment)  y con 2 diferentes espesor incisales de porcelana de recubrimiento (2 mm y 4 mm) en las de base de metal noble (Leo) y porcelana IPS Classic, y en las de cerámica pura, todas de la misma forma. Éstas fueron de  alúmina (Procera AllCeram) más Cerabien, para recubrimiento. Todas cementadas con Panavia 21. La duración de la cerámica sola fue superior, sin importar el grosor de la cubierta. En las combinadas, hubo más fracasos con espesores de 2 mm.

 

Adhesión de coronas de oro...   Lilliam M. Pinzon et al (International Journal of Prosthodontics 2009; 22, ag (4): 351) prepararon 48 terceros molares humanos para corona de manera similar, impresionaron y colaron coronas para todos y los dividieron en 6 grupos. En creciente orden de retención: Harvard Cement: 43 N (27), TempoCem: 59 N (16), PermaCem Dual: 130 N (42), RelyX Luting Cement: 279 N (26), Contax and PermaCem Dual: 286 N (38), y TempoCem con Contax y PermaCem Dual: 340 N (14). El fosfato de zinc y los cementos provisionales de resina dieron la menor retención. Los cementos de resina on agente adhesivo y el cemento híbrido-ionómero fueron similares en retención. El cemento de resina con adhesivo  aplicado después del cemento provisional de resina brindó una retención significativamente más alta que los otros cementos

 

Adhesión de metales no preciosos con iniciadores...   Renata Garcia Fonseca et al (J Prosthet Dent 2009; 101: 262) colaron 160 discos de puro titanio (CP Ti) y  de NiCr (VeraBond II), pulieron sus superficies y las trataron mediante abrasión con aire y óxido de aluminio (de 50-μm). Formaron 4 grupos (n=20), cementados así: (1) Panavia F, (2) Alloy Primer plus Panavia F, (3) Bistite II DC, o (4) Metaltite más Bistite II DC. Los iniciadores para metal (primers) no promovieron un incremento en la adhesión de los cementos de resina a la aleación de NiCr  y al CP Ti. Fue mayor la adhesión al titanio que al NiCr.   

 

Adhesión de pernos para sobredentaduras...   Mohamed Ezzat Elsayed, Omar El-Mowafy y Aaron Fenton (Int J Prosthodont 2009 (3);22:287) hallaron que el cemento autoadhesivo Breeze otorgaba una retención claramente superior a los pernos de bola para sobredentaduras, comparado con el autoadhesivo Maxecm, IV Fuji y fosfato de zinc. (Respectivas fuerzas requeridas para desalojarlos: 706.5 ± 204.6 N; 585.1 ± 213.5 N; 449.2 ± 181.1 N; y 330.4 ± 120.6 N para Fleck’s).

 

Una excelente impresión...   Manuela Haim et al (Int J Prosthodont 2009;22:296): Optosil / Xantopren L dieron la más completa  reproducción de la superficie dentaria subgingival.

 

Los mejores cementos para coronas metálicas...   Glen H. Johnson et al (J Am Dent Assoc 2009; 140, (9), 1125) prepararon dientes con 20 grados de convergencia y 4 mm de altura; obtuvieron las cofias metálicas correspondientes y las cementaron con una fuerza de 196 newtons. Las fuerzas necesarias para remover las coronas, en megapascales, fueron: 8.0 RelyX Luting, 7.3 RelyX Unicem, 5.7 Panavia F y 4.0 Fuji Plus. Se vio que las versiones líquido-polvo de los nuevos cementos daba mayor retención que la pasta-pasta. Serían entonces preferibles, aunque menos cómodas. Todos los cementos probados fueron adecuados, comparables con el fosfato de zinc. Están indicados cuando se desea proveer retención adicional.

 

 

 

 

SALUD

 

Artritis reumatoidea y enfermedad periodontal...    Leímos en junio del Journal of Periodontology que los pacientes con (57) experimentan una casi ocho veces mayor  incidencia de enfermedad periodontal comparando con 52 sujetos sanos, según investigadores berlineses. No se explicaba por edad, sexo, educación ni uso de  tabaco. Y tampoco por el nivel de higiene dental, aunque sí hubo una diferencia apreciable. Kenneth Kornman afirmó: “Con resultados que claramente sugieren una asociación entre artritis reumatoidea y enfermedad periodontal, es sencillo suponer que el artrítico quizá sea menos capaz para atender al debido cuidado de sus dientes y encías, dado el carácter debilitante e incapacitante de su afección.” Pero hay más que esto. “Ambas enfermedades son trastornos inflamatorios, y ahí podría estar la conexión. Ya se piensa que la enfermedad periodontal está ligada a otras condiciones como cardiovasculopatías y diabetes. Esperamos que futuras investigaciones revelen los mecanismos biológicos que ligan estas dos afecciones."

Y también leímos que...

...la mala higiene dental es un factor de riesgo de endocarditis bacteriana (J Am Dent Assoc, 2009; 140 (10), 1238, según Peter B. Lockhart et al. A 194 personas las dividieron en un grupo de cepillado y otro, control, de una extracción dentaria. En todos hicieron los correspondientes estudios de sangre. Quienes tenían elevado índice de gingivitis y mala higiene  estaban relacionados con bacteriemia después del cepillado, en una proporción varias veces mayor -- 3.78 a 4.43 -- respectivamente. Un sangrado generalizado después del cepillado generaba un incremento de 8 veces en el riesgo de bacteriemia. No había  asociación significativa con bacteriemia después de las extracciones.

 

Y también leímos que...

...la periodontitis es un factor de riesgo de accidente cerebrovascular (J Periodontal Res 2009, sept 23), según Pradeep ARet al. A 200 personas (100 afectadas, 100 controles sanos), entre 33 y 68 años. A los enfermos los examinaron 5 d después de su primer ataque  agudo isquémico. Controlaron índice de placa, gingival, profundidad de bolsa y pérdida de inserción; más uso de tabaco, alcohol, dieta, diabetes, hipertensión y colesterol total. Las personas que padecieron un accidente cerebrovascular tenían los índices periodontales significativamente más elevados que los controles sanos. El factor más  significativo fue la profundidad de la bolsa > 4.5 mm, seguida por la hipertensión y el tabaco. Se deberá verificar y cuantificar el papel de las infecciones bucales y los factores genéticos en el proceso de aterosclerosis

 

 

 

 

TERAPÉUTICA

 

Ansiolíticos preoperatorios y analgesia bajo control del paciente...  Geha H, Nimeskern N yBeziat JL (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2009 Sep;108(3):e33) concluyeron, sobre la base de 51 casos de cirugía ortognática. Los que tomaron ansiolíticos preoperatorios redujeron, al parecer, su necesidad de analgésicos postoperatorios basados en morfina.

 

Gigantocelular central tratado con spray nasal de calcitonina...    Allon DM, Anavi Y y Calderon S (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2009 jun;107(6):811) tomaron las historias de 5 pacientes con granuloma gigantocelular central del maxilar (GGCCM) tratados con spray de nasal de calcitonina 200 U/spray 1 o 2 veces por día, Tres lesiones estaban localizadas en el cuerpo de la mandíbula y rama y 2 en el maxilar anterior. Tamaño medio radiográfico, 3.2 x 2.3 cm. Duración del tratamiento, 9-60 meses (media 28 meses). Todas las lesiones redujeron  considerablemente su tamaño with a high  con alto grado de calcificación. Sin recidivas. Podría ser una alternativa frente a la cirugía.

 

Refrigeración o topicación...   Amar Kosaraju y Kraig S. Vandewalle (J Am Dent Assoc 2009; 140 (1), 68) compararon el uso de un refrigerante con una anestesia tópica en gel para reducir el dolor experimentado durante una inyección posterior palatina. A 16 participantes (boca dividida) les aplicaron 5 segundos de un refrigerante (1,1,1,3,3-pentafluoropropano / 1,1,1,2-tetrafluoroetano) y 2 minutos de gel anestésico (gel de benzocaína al 20 %) antes de la local palatina con anestésico local con aguja calibre 30.  Los participantes calificaron su dolor en una escala milimétrica de 0 (nada) a 100 (el peor posible). El refrigerante produjo valores medios de 17.7 ± 15.3 mm y el gel 26.2 ± 18.0 mm. La diferencia fue muy significativa (P = .02). En conclusión, el uso del refrigerante previo a la inyección fue más eficaz. El beneficio es que reduce el dolor, reduce el tiempo, evita el feo gusto y es fácil de aplicar.

 

 

 

                                    VOLVER