febrero 2009

    

 

CARIES

 

¿Hay caries? I Ikebe K et al (Am J Dent  2008 oct;21(5):283) se abocaron a investigar si los niveles del Streptococcus mutans salival determinados por un sistema rápido de detección mediante anticuerpos monoclonales podía estar asociado al prevalecimiento de caries de la superficie radicular en una población elegida de 241 adultos mayores de 60 años, con por lo menos 10 dientes. Alrededor del 38% de los sujetos tenían un mínimo de una lesión de caries (inactiva, activa o secundaria). Agrupados de acuerdo con los niveles de S. mutans en 1. bajo (51.5%), moderado (39.4%) y elevado (9.1%), se halló una significativa asociación entre las lesiones enumeradas y los niveles descritos. Estaban así asociados independientemente de la edad, sexo, frecuencia de  cepillado, flujo salival o pH salival.

 

 

¿Hay caries? II Popescu D et al (J Biomed Opt 2008 oct;13, 5) la imagen lograda mediante tomografía de coherencia óptica puede servir para mejorar la detección de caries incipientes en el esmalte dentario, cuando la atenuación de la señal de TCO está en 850 nm, lo que sería indicio de desmineralización. Las mediciones de las imágenes adquiridas con una fuente lumínica de 850 nm manifestaron una fuerte atenuación de esa cifra en las lesiones.

 

¿Hay caries? III Hirasuna K et al (J Biomed Opt 2008 ag;13, 4) consideran el problema creciente de fluorosis en USA y la posible confusión de su forma leve con desmineralización del esmalte. Para tratar de distinguir apelaron al casi infrarrojo (CIR) aplicado a 30 dientes en cortes de unos 200 microm. Usaron microrradiografía  digital para cuantificar la severidad del defecto del esmalte por medición de su pérdida relativa de mineral en comparación con las medidas de dispersión óptica. Se observó que los defectos adamantinos imaginados con alto contraste con luz visible eran transparentes para los CIR. Consideraron que el uso de los CIR como el de los TCO puede servir para determinar la extensión y severidad de los defectos del esmalte.

 

Cigarrillo y caries a los 3…   Hanioka T et al (Paediatr Perinat Epidemiol 2008 nov;22(6):546) verificaron la asociación presupuesta del tabaco ambiental sobre las caries de la temprana edad (CTE), considerando lo fumado por los padres. Consideraron las historias clínicas de 711 niños de 36 meses, descartando las variables que podrían influir sobre las conclusiones. Un 65% de los niños no tenían caries. Los pequeños con caries cuyos padres no fumaban (NF), los de padre fumador (PF) y los de madre fumadora (MF) comprendieron el 33%, 33% y 34%, respectivamente. Al ajustar las variables, hallaron un prevalecimiento en los NF, PF y MF de 1,2, 1,6 y 2,1 respectivamente. Concluyeron que existe una asociación de la caries precoz con el hábito paterno de fumar, aunque la influencia del cigarrillo del padre fue menor que de la madre.

 

¿Remover o no remover caries?…    Es la cuestión que se plantearon con respecto de la profundidad los Dres. Thompson V, Craig RG, Curro FA, Green WS y Ship JA (J Am Dent Assoc 2008; 139:705) y que analizó David Ricketts (Evidence-Based Dentistry 2008, 9, 71). Hicieron una revisión de la literatura sobre el tema con selección cualitativa de 10 trabajos con 6 estudios, algunos con 10 años de seguimiento. Obtuvieron evidencia en apoyo de la práctica  de dejar dentina afectada cuando su remoción podría significar la exposición pulpar. Estudios previos mostraron que las bacterias cariógenas, una vez privadas de su fuente nutricia mediante una restauración íntegra, quedan latentes o mueren sin riesgo para el diente.

 

CIRUGÍA

 

Trasplante autógeno…   Reich PP ( J Oral Maxillofac Surg 2008 nov;66(11):2314) realizó en 32 pacientes (11-25 a) 44 transplantes de dientes autógenos, que estaban retenidos o eran terceros recién erupcionados, a los que ubicaron en los alvéolos de molares extraídos no restaurables, y también reubicación de terceros horizontales en posición vertical. Actuó guiado por 5 conceptosw básicos: 1) extracción atraumática, evitando dañar la vaina dentaria y los gérmenes radiculares; 2) remodelado apical óseo donde va el implante y, cuando indicado, levantamiento del seno maxilar mediante la técnica del osteótomo de Summers; 3) preparación de un alveolo de 4 paredes; 4) evitar  interferencias oclusales prematuras y 5) estabilización mediante sutura del tipo canasta. Sólo 2 pacientes perdieron el transplante por infección de la herida; los otros 42 transplantes siguen asintomáticos y en funciones tras una media de 19 meses, sin infección, anquilosis, pérdida del transplante o reabsorció radicular. Tampoco fue necesaria endodoncia en ninguno.

Anestesia ¿vestibular o además palatina?…   Fan S, Chen WL, Yang ZH, Huang ZQ (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2008 nov 6): se preguntaron [en chino, supongo] si el clorhidrato de articaína administrado en vestibular solamente proporcionaba una acción anestésica comparable a cuando se aplica además inyección palatina previa a una extracción. A 71 pacientes les extrajeron dientes permanentes superiores bilateralmente, aplicando del lado experimental 1.7 mL de 4% clorhidrato de articaína en bucal, para realizar la extracción a los 5 minutos. Del lado de control procedieron de modo similar con más una inyección palatina. La diferencia fue estadísticamente significativa (P < .05). Todos los pacientes describieron ambas extractcones como "aceptables" y ninguno pidió anestesia palatina para mayor comodidad.

 

Fractura condílea ¿cirugía abierta o cerrada?…   El Dr. Richard Oliver metaanaliza (Evidence-Based Dentistry 2008, 9, 84) un trabajo de Nussbaum ML, Laskin DM y Best AM Closed versus open reduction of mandibular condylar fractures in adults: a meta-analysis. J Oral Maxillofac Surg 2008; 66:1087) que revisaron la literatura en busca de artículos que incluyeran simultáneamente las técnicas cerrada y abierta  para el tratamiento de las fracturas condíleas y que presentaran algunas de las siguientes manifestaciones en sus resultados: apertura bucal máxima postoperatoria, grado de excursión lateral y protrusión, desviación de la mandíbula en la apertura, simetría facial y dolor articular o muscular, tras 6 meses de seguimiento mínimos. Sólo un trabajo incluyó, de los 13 evaluados, un control aleatorizado y se apreciaron diversos problemas de falta de información de los estudios: de aleatorización de los pacientes, de clasificación del tipo de fractura, de los distintos tipos de protocolos quirúrgicos e incongruencias en la elección de las variables y en cómo eran presentadas. En fin, que no fue posible realizar un metaanálisis confiable.

 

Odontotomía, ¿lesión del dentario?…  



 

Genú PR y Vasconcelos BC (Int J Oral Maxillofac Surg. 2008 sept 17) optaron por dejar las hermosas playas brasileñas para indagar clínicamente la frecuencia y tipo de lesiones del nervio dentario inferior (NDI) con el uso o no de la técnica de sección dentaria para la extracción del tercer molar. El estudio fue aleatorizado, no ciego, a boca dividida: 50 molares en 25 pacientes. Hallaron una frecuencia de lesión del NDI del 8% en ambos grupos y la sección no redujo el número de lesiones. Ni hubo presencia de signos radiográficos de relación directa entre diente y conducto dentario inferior y la proporción de lesiones. Tampoco hallaron asociaciones entre deformaciones de la punta de las agujas y las lesiones. Éstas consistieron en hipoestesias y parestesias, comúnmente. Todos los pacientes se recuperaron dentro de los 6 meses.

 

CLÍNICAS

 

Carcinoma de cabeza y cuello y papiloma virósico bucal humano I…   El virus del papiloma bucal humano (VPBH) , dicen Agrawal Y, Koch WM, Xiao W, Westra WH, Trivett AL, Symer DE, Gillison ML (Clin Cancer Res 2008 nov 1;14(21):7143), es un factor de riesgo para el carcinoma basocelular de cabeza y cuello (CBCC), por lo cual investigaron en 135 personas la prevalencia de esa infección antes y después de la terapia del cáncer en pacientes con CBCC que eran VPBH 16 positivos y –16 negativos. Concluyeron que las infecciones por VPBH son más frecuentes entre los pacientes con VPBH 16-positivos que en los 16-negativos, acorde con una predisposición a la infección conductual y/o biológica.

 

 

Carcinoma de cabeza y cuello y papiloma virósico bucal humano II…    Scapoli L, Palmieri A, Rubini C, Martinelli M, Spinelli G, Ionna F, Carinci F (Mod Pathol 2008 oct 31), pese a  que varias investigaciones informaron que el VPBH puede tener un papel en el CBCC e influir en el pronóstico, creen que hay una falta de congruencia. Las variables podrían explicar esas  discrepancias que podrían estar relacionadas con el sitio de origen de las muestras, los métodos de detección y tamaño de la muestra. Estos AA evaluaron la presencia de VPBH de alto riesgo en una muestra amplia, bien definida de carcinoma basocelular limitado a la cavidad bucal en su más estricta  definición – es decir, sin incluir cáncer de faringe o laringe. Utilizaron una reacción en cadena de polimerasa en tiempo real, de gran sensibilidad y que da la oportunidad de excluir los falsos positivos. Los datos obtenidos de 314 casos, indicaron  que la prevalencia del VPBH de alto riesgo fue de apenas el 2%. Esto no apoya el papel mayor atribuido al papiloma en la etiología del carcinoma basoceluar de la cavidad bucal.

 

 

Alvéolo seco…   Oginni FO (J Oral Maxillofac Surg 2008 nov;66(11)2290) estudió los pacientes presentados con alvéolo seco en la Oral Surgery Clinic del Obafemi Awolowo University Teaching Hospital, Ile-Ife, Osun State, Nigeria, por  18 meses. Incluyeron 68 alvéolos en 65 pacientes (46 f y 19 m), de 33,48 años (+/-SD 13.5). Todos dientes posteriores (17 maxilares y 51 mandibulares). La extracción fue traumática en el 66,2% de los casos. La mala higiene y extracción traumática  mandibular se destacaron entre los hombres, mientras que las  extracciones entre los días 1 y 22 del ciclo menstrual fueron significativas en las mujeres.

 

Humedad bucal y saliva estimulada…   Takahashi F, Takahashi M, Toya S, Morita O (Nihon Hotetsu Shika Gakkai Zasshi 2008 oct;52(4):537) tomaron 14 pacientes con sequedad bucal subjetiva y 13 sanos para investigar si las enfermedades y la medicina  y los fármacos habían tenido algún efecto colateral. Masticaron un trozo de gasa durante 2 mm y se les midió la humedad bucal. No observaron diferencias en la saliva estimulada ni en la humedad bucal por las enfermedades. La humedad difirió entre un grupo de pocos fármacos y otro de muchos. Comprobaron una reducción en las personas que toman varios tipos de medicamentos o alguno de efecto especial sobre la humedad bucal. Esto no influyó sobre la cantidad de saliva estimulada.

 

ENDODONCIA

 

Las pequeñeces endodóncicas a su alcance

 

El uso de microscopio quirúrgico en endodoncia transfoirmó de tal manera la pequeñez del interior de los conductos que un artículo pudo declarar (International Journal of Oral & Maxillofacial Implants (V 22, Supl 2007), que con él no hay diferencias en la supoervivencia de dientes endodóncicamente tratados e implantes unitarios y que lka decisión de tratar o de implantar deberá responder a otros factores, no al cuestionamiento del éxito.

Los endodoncistas han dado con un nivel de precisión clínica en el que por ejemplo, aumentó del 10 al 50% la probabilidad de dar con un cuarto conducto y se llega a un 90% cómodo de éxitos.

Con el uso del microscopio quirúrgico es posible examinar un objeto en numerosos aumentos. El espejo bucal proporciona un acceso visual comparable al de un endoscopio, con visión desde cualquier ángulo.

La orientación del cuerpo del dentista y del paciente es similar a la orientación usada en la visión sin asistencia. La posición del dentista usualmente está entre las 9 y las 12 horas. Con el uso del microscopio quirúrgico, la distancia entre el dentista y la cabeza del paciente está mayor.

El arco maxilar es el área más fácil de ver. El paciente debe estar con la barbilla ligeramente levantada. La luz del microscopio debe enfocarse hacia donde el espejo dental se sitúa para reflejar la luz sobre las superficies de trabajo de los dientes.

Se coloca el espejo a una distancia que permita a la pieza de mano entrar en el campo operatorio sin obstruir la vista del operador. El operador comienza con el microscopio en bajo aumento para localizar el área de trabajo en su ángulo de orientación adecuado. Se enfoca y después se llega al aumento preferido.

El arco mandibular representa el reto mayor de los dos arcos. Los dientes anteriores inferiores pueden fácilmente ser observados desde la posición de las 12 horas con una vista directa desde incisal. La vista indirecta a través del espejo dental nos proporciona una exacta orientación lingual ó vestibular.

La incorporación del microscopio quirúrgico en la actividad diaria del dentista restaurativo puede ser adaptada a las necesidades individuales. Una evolución natural permite que el uso de la magnificación se incorpore a la práctica diaria. Se debe comenzar con pequeños pasos al usar el microscopio quirúrgico en algunos procedimientos.

La cirugía endóncica tiene un porcentaje bastante alto de éxito. Los fracasos están muy relacionados con la escasa visibilidad e iluminación del reducido campo operatorio. Por ello, con los microscopios quirúrgicos se habla de Microcirugía Endodóntica.

Se pueden realizar apicectomías, comenzando por la osteotomía:

remoción de la cortical para exponer el ápice radicular.

Curetaje apical:  

Elimina el tejido perirradicular afectado (granulomas, quistes, etc.), o materiales extraños, facilitado así el acceso y visibilidad del conducto.

 Apicectomía:

 específicamente, la remoción de la porción apical de la raíz,

Preparación a retro de una cavidad y posterior obturación de la misma:

 sellado hermético de la zona apical bien visible.

Esta necesidad de aumento se hace más patente al haberse introducido en la preparación a retro de la cavidad instrumentos ultrasónicos y puntas diseñadas al efecto que permiten realizar la cavidad con una osteotomía mínima, lo que dificulta aún más la precaria visibilidad de la zona periapical. Con el empleo del microscopio quirúrgico no solamente se mejora la visión aumentando el tamaño del pequeño campo quirúrgico, sino que también se consigue una iluminación más intensa del mismo que la proporcionada por las luces frontales quirúrgicas.

El microscopio  quirúrgico permitirá entre otras cosas:

Mejorar considerablemente la capacidad del cirujano para explorar, preparar y sellar las ramificaciones apicales, eliminando así gran parte del trabajo a ciegas y la extirpación innecesaria de estructuras dentales.

   

 

Observar con gran precisión como se está realizando la cavidad y saber cuándo dicha cavidad está bien realizada.

    Observar como se realiza la preparación de las aperturas camerales, de la cámara pulpar y del tercio cameral de los conductos. Incluye también la extirpación de calcificaciones como pulpolitos que dificulten la entrada a los conductos o la extracción de restos de instrumentos rotos que se localicen en la porción cameral de los conductos.

En la osteotomía permite distinguir claramente la raíz del hueso circundante, con lo que la remoción de hueso sano será mínima.

 Permite un control estricto de dónde se coloca el material de obturación, de su condensación, eliminación de los sobrantes y de la contaminación por sangre.

Ayuda a localizar conductos muy estrechos o pequeños, así como orificios de conductos en posiciones inusuales.

    Se sabe si existe otro conducto, a veces mínimo, o una perforación lateral cerca del ápice.

    Se ve si el final del conducto tiene una sección circular, ovoidea, en forma de istmo (franja o conexión estrecha que comunica dos conductos radiculares y si contiene tejido pulpar). Con frecuencia existe un istmo entre dos conductos en la raíz mesiobucal del primer molar del maxilar superior que debe incluirse en las preparaciones apicales y obturaciones apicales. Se localiza con mayor facilidad con aumento, lo que permite que se pueda preparar junto con los principales conductos.

    Se encuentran pequeñas fracturas o fisuras que son muy difíciles de detectar.

    En un retratamiento de conductos suele ser necesario eliminar los materiales de obturación, que con el microscopio quirúrgico se ven mejor.

 

ESTÉTICA

 

Estética

Anterior

Multidisciplinada

 

La puesta a punto del sector visible de una boca, requiere un meditado plan de tratamiento construido sobre la base de un examen total y periodontal en particular – punto de vista de este artículo –  con todas las especialidades necesarias colaborando con sus respectivos ladrillos de ciencia (odontología restauradora, cirugía bucal, ortodoncia, endodoncia). Desde lo gingival, la estética involucra desde el inicio la recuperación  de la salud periodontal.

Primero, se obtendrá una historia médica lo más completa que sea razonable. Se consignará todo aquello que pueda contribuir o predisponer a la enfermedad periodontal (diabetes, cigarrillo, etc).

Se observará al paciente desde los lados, no sólo desde el frente, con los labios en reposo y en sonrisa. Los defectos periodontales posibles incluyen:

1.                defectos gingivales/periodontales residuales

2.                violaciones del espacio biológico

3.                asimetrías gingivales

4.                inadecuada cantidad gingival

5.                recesiones gingivales

6.                deficiencia de las  áreas de los pónticos

7.                intrusión de los frenillos en el margen gingival

8.                despliegue excesivo gingival

9.                papilas interproximales deficientes

Una arquitectura gingival desfavorable, la posición de los dientes en relación con la forma del arco, la oclusión  y la forma del arco antagonista afectarán y dictarán las decisiones. La posición de los bordes incisales con respecto de las proporciones faciales y la dinámica del labio es crítica.

 

La historia dental es, obviamente, esencial. Incluirá la razón principal del paciente para acudir a la consulta, más el detalle de los tratamientos pasados con las radiografías previas. Si se trató de una persona cumplidora de las indicaciones y si fue seguido su caso como es debido. No se pasará por alto la ATM y demás estructuras bucofaciales.

La mucosa bucal, los labios, el piso de la boca, los músculos de la masticación, las glándulas salivales, el paladar y la bucofaringe entran en la evaluación. Evidentemente, también la de los dientes, los ausentes, los restaurados, las caries, estado pulpar, la movilidad, lesiones furcales posteriores, la posición, los puntos de contacto y su ausencia, las relaciones oclusales e interdentales, y signos de hábitos parafuncionales.

Es básica la historia clínica periodontal completa, clínica (sangrado, exudado, depósitos de placa y tártaro y pigmentaciones, profundidad de bolsas, inserción de la adherencia y, muy importante, nivel del hueso) y radiográfica, implantes incluidos.

 

El biotipo se clasifica de acuerdo con el grosor del hueso de sostén y de los tejidos blandos gingivales. Son tres: festoneado pronunciado, festoneado y plano. Un periodoncio fino podrá ser festoneado pronunciado o festoneado. Un periodoncio grueso puede presentarse con una arquitectura gingival plana y usualmente soportada por paredes alveolares  bucales y linguales gruesas. Si la pauta esqueletal es delgada y la arquitectura festoneada, podrá haber dehiscencia y fenestraciones aun en periodoncio sano (fig 1a-b).

 

Parámetros estéticos y tratamiento

 

Los puntos siguientes son importantes: línea media, borde incisal, su relación con la sonrisa, plano oclusal y nivel de la encía. En la zona estética, a veces es mejor hacer concesiones y comprender que se pueden mantener algunas bolsas residuales.

El tratamiento no quirúrgico puede conservar la papila interproximal intacta, lo que es preferible si se compara con los problemas estéticos asociados a la  eliminación de la bolsa y la creación de “triángulos negros.”

No todos los pacientes responden bien a la terapia, ni son todos capaces de mantener un periodoncio sano en el tiempo. Los factores que contribuyen a un resultado menos que óptimo suelen incluir un pobre cumplimiento de la higiene bucal y de las visitas periódicas de control.

También el inadecuado desbridamiento puede ser contado  como causa de fracasos y reinfecciones, pero la presencia de factores de riesgo generales (tabaco, diabetes, estrés, genética y conducta) o locales, como la presencia de porphyromonas gingivalis, prevotela intermedia y actinobacillus actinomycetemcomitans, puede tener su impacto sobre los logros. La combinación de incumplimiento y tabaco o diabetes ya es un desafío casi imposible de superar.

Contribuyen al mal fin el trauma oclusal, las bolsas profundas inaccesibles, los sobresalientes y los malos márgenes coronarios.

 

Violaciones del ancho biológico

 

El ancho biológico se define como la dimensión de la cresta del hueso alveolar a la base del surco, que ha sido estimada como de 2.04 mm por Gargiulo. Es importante tener presente esta cifra como un promedio y no necesariamente refleja una situación clínica determinada. Se habla de cresta normal (un 85% de los pacientes, 3 mm), alta (2%, con menos de 3 mm) y baja (13%, con más de 3 mm).

Cuando un diente ha sido preparado hacia apical de la base del surco y el margen de la restauración penetra en el ancho biológico, específicamente la inserción del tejido conectivo, el espacio biológico ha sido violado y la salud gingival a largo plazo quedó comprometida.

Las crestas bajas (+ 3 mm), son susceptibles a las  recesiones, mientras que las altas están en riesgo de violación cuando el margen es ubicado más apicalmente por debajo del borde gingival libre.

Para prevenir esa violación durante el tallado intracrevicular, se recomienda siguiente protocolo:

1. Sondear hasta la cresta ósea

2. Determinar si la cresta es normal, alta o baja

3. Preparar el diente con una posición del margen hacia la corona basada sobre la relación con la cresta ósea,  desde apical 3 mm hacia coronario del hueso

4. Seguir el festoneado del margen previo a la retracción del tejido

Cuando el ancho biológico ha sido violado, el tratamiento incluye cirugía ósea así como extrusión ortodoncica según la localización de la violación, facial o interproximal. Cuando no afectes estéticamente, lo indicado es el colgajo rechazado hacia apical con remodelado óseo, o cuando el problema involucre sólo los ángulos diedros faciales. Es importante determinar cuál es la relación con la cresta antes de la cirugía, para ubicar el colgajo en la localización apropiada a su respecto. El espacio biológico recuperará su distancia original a los 6 meses de la cirugía. Con un biotipo grueso, los tejidos marginales muestran tendencia a crecer en sentido coronario. Por lo tanto, no se debe preparar la corona hasta por lo menos 3 meses después del acto quirúrgico. Llega a 6 meses cuando el biotipo es delgado.

Cuando la violación del ancho biológico involucre el tejido interproximal, el diente podrá ser extruido para exponer estructuras sanas. Se acompaña con fibrotomía gingival una vez por semana para facilitar el desalojamiento del diente.

Se requiere una estabilización de por lo menos 10

a 12 semanas, más una evaluación final para decidir si aún se requiere cirugía.

 

Defectos Gingivales y/o Periodontales

 

 

El tratamiento de las enfermedades periodontales típicalmente consiste en el detartraje mecánico supra y subgingival junto con una correcta instrucción sobre el cuidado de higiene personal. El objetivo primario de la tartrectomía (detartraje y pulido) es restaurar la salud  periodontal mediante la remoción de los productos patogénicos que inducen la  inflamación (i.e., placa, cálculos, y endotoxinas) de las superficies radiculares afectadas. También contribuiría a alterar la composición microbiana hacia una flora más compatible con la salud periodontal.

La cooperación del paciente es de superlativa importancia. El detartraje subgingival sin una adecuada higiene bucal da por resultado una pobre respuesta. Si bien su objetivo primordial es remover los productos patogénicos, uno se encuentra con muchas dificultades. Incluyen las de ac ceso y de visión, la de no haber un punto final y la destreza del profesional. Se suman los sitios con bolsas periodontales profundas, surcos, furcaciones y concavidades de acceso engorroso, donde quedan bacterias. Éstas integran una biopelícula, mientras que las flotantes no son responsables. En la placa se encuentran en una situación de sinergia ideal, cooperan entre sí y forman barreras de exopolisacáridos. Además, allí son más resistentes a los antibióticos que las flotantes y pueden evadir los mecanismos de defensa del huésped y los agentes quimioterapéuticos. Por lo tanto, la tartrectomía convencional no erradica todos los patógenos del ecosistema subgingival; por lo cual, a algunos pacientes se les agregan antibióticos, que en la mayoría no son necesarios. Por otra parte, si el raspaje y puliudo no fue perfecto, la medicación es inútil.

Estudios recientes han concluido que la cirugía puede proporcionar un major resultado a largo plazo con menor necesidad de tratamientos de apoyo. La cirugía periodontal alcanza sus mejores resultados en las etapas precoces y moderadas.

 

Asimetrías gingivales

Se define como simetría gingival horizontal a la  posición de los márgenes gingivales de los incisivos centrales y de los caninos bilateralmente situada a 1 mm por sobre los márgenes gingivales de los incisivos laterales. La causa de tal asimetría incluiría desgastes combinados con erupción compensatoria, erupción activa alterada, trauma a una edad temprana que impidió la erupción normal del diente, hipertrofia gingival inducida, hiperplasia por irritantes locales, como dispositivos ortodóncicos, malposiciones dentarias y prominencia dentaria.,

El tratamiento incluye como posibles:

1. extrusión ortodóncica con periodoncio

2. intrusión ortodóncica

3. recubrimiento radicular con injerto de tejido conectivo subepitelial, que es un procedimiento muy eficaz y aumenta la cantidad de tejido queratinizado

4. alargamiento coronario quirúrgico

5. Combinación de 2 o 3 de éstas

Las recesiones gingivales son causadas por periodontitis, o por factores mecánicos, sobre todo el cepillado. Cuando es vertical (no horizontal por pérdida ósea), es reversible. Siempre y cuando no haya pérdida ósea interproximal.

 

Clasificación de las recesiones

 

Clase I. recesión tisular marginal que no se extiende al límite mucogingival; sin pérdida de hueso o gíngiva  interdental; se puede lograr recubrimiento radicular

Clase II. recesión tisular marginal que se extiende al límite mucogingival; sin pérdida de hueso o gíngiva  interdental; se puede lograr recubrimiento radicular

Clase III. recesión tisular marginal que se extiende más allá del límite mucogingival; la pérdida de hueso o gíngiva  interdental es apical al límite cemento-adamantino, pero coronaria a la extensión apical de la recesión marginal de los tejidos; se puede lograr recubrimiento radicular, pero sólo parcial

Clase IV. recesión tisular marginal que se extiende más allá del límite mucogingival; la pérdida de hueso o gíngiva  interdental es apical a la recesión marginal de los tejidos que exponen la raíz; no se puede lograr recubrimiento radicular

Para la técnica del injerto se hace un colgajo de espesor parcial y se toma tejido de palatino de los premolares o de la zona retromolar; se baja el colgajo para cubrir lo más posible el injerto; se lo estabiliza con suturas.

Cuando un diente se presenta con falta de cantidad (< 2 mm) y calidad (fina) de encía, la ubicación subgingival del margen de la restauración, sumada a placa, puede inducir inflamación, con desplazamiento apical del margen gingival.

Lo mismo cuando se hace un movimiento ortodóncico hacia labial, con riesgo de dehiscencias. Para  prevenir ulteriores recesiones, hay que mejorar el especor del margen gingival, así como la altura, mediante un injerto libre grueso o de conectivo.

Frenillos

Un frenillo hiperplásico puede obstruir el cierre de un

diastema, para lo cual lo más común es una frenectomy, donde se seccionada la adherencia del frenillo a la encía y al periostio y se lo reubica  varios milímetros más arriba hacia la mucosa alveolar.

 

Papilas interproximales deficientes

 

La razón más común para su presencia es una crónica periodontitis crónica; pero, un contorno anormal del diente, o de forma proximal y procedimientos traumáticos de higiene pueden causar triángulos negros. No existen cirugías predecibles para aumentar las papilas. Con ortodoncia se pueden extruir los dientes o paralelizar las raíces de los dientes adyacentes. Con desgastes proximales del esmalte se pueden disimular a veces; también con restauraciones directas o indirectas.

 

 

 

Defectos en areas de pónticos

 

El defecto más corriente después de una extracción es la combinación labiolingual y apicocoronaria de deformidad. La clasificación incluiría tres diferentes clases:

Clase I. Pérdida de espesor bucolingual pero normal en altura ápico-coronaria

Clase II. Pérdida de altura ápico-coronaria, pero normal enheight but normal el espesor bucolingual

Clase III. Una combinación con pérdida en ambos sentidos

Reborde colapsado, Clase III

Reborde aumentado

Es prudente prever este colapso del reborde y tomar alguna de las medidas hoy aconsejadas para que haya la menor pérdida ósea. Si no se hubiera hecho así, los procedimientos de incrfementación del reborde deben ser cuidadosamente planificados y en consulta con el protesista. Hay que determinar:

1. Cuánto tejido se requiere para eliminar el defecto

2. Tipo de injerto a usar

3. Ordenación en el tiempo de los varios tratamientos

4. Diseño de la restauración provisional considerando las papilas y los espacios negros.

Los procedimientos serían:

1. injerto interpuesto

2. injerto superpuesto

3. regeneración ósea guiada

4. combinación de aumento de los tejidos blandos y los duros

Los injertos pediculados están indicados para la correción de un defecto en un solo espacio dentario con pérdidas menores. En las deformidades mayores son preferibles los injertos libres. El injerto superpuesto es apropiado sobre todo para la Clase I y la II en presencia de problemas mucogingivales, incluida la inserción impropia del frenillo y tatuajes.

Los defectos severos se corrigen con una combinación de tejidos blandos y duros, que puede incluir la RTG. Es responsabilidad del periodoncista aumentar el como para satisfacer la prótesis provisoria prevista.

Las opciones para incrementar el reborde incluyen:

1. injerto pediculado:

a colgajo enrollado

b injerto pediculado de conectivo

2. injerto libre en bolsillo u otro

 

 Despliegue gingival excesivo (DGE)

 

Las sonrisas “enciosas” (gummy, gum = encía, término popular), llenas de encía, pueden sentirse como desagradables. El 11% de las personas tienen una línea de la sonrisa alta, exponen demasiada encía (DGE), mientras el 69% la tienen normal. Para corregir el DGE se requiere un diagnóstico cuidadoso para saber optar entre alargamiento coronario quirúgico, ortodoncia o cirugía ortognática.

El diagnóstico diferencial abarca:

1. labio superior corto

2. labio hipermóvil

3. exceso vertical de hueso maxilar

4. sobreerupcion anterior

5. erupción compensatoria de una abrasión

6. erupción alterada activa

7. erupción alterada pasiva

 

Cuando el DGE está presente sólo en el sector anterior, la causa está en una maloclusión II combinada con sobreerupcion. Se trata mediante intrusión ortodóncica, más alargamiento coronario y odontología restauradora.

Pero si el tamaño y forma de los dientes son normales, así como la ubicación de la encía, el DGE puede deberse a un labio superior corto, (<22 mm), no hay tratamiento. aunque algunos recomiendan ejercicios para desarrollar los músculos labiales.

Si existiera un despliegue dentario excesivo en reposo en una persona de proporciones faciales normales, más excesiva encía anterior y posterior al sonreír, se está ante un labio hipérmóvil Un cirujano plástico podría aumentar o reposicionar el labio.

Si hubiera un DGE en reposo en una persona de cara media larga, se está ante un caso de exceso vertical de hueso maxilar; no se corrige con cirugía periodontal, sino maxilofacial ortognática.

Caso para cirugía ortognátuca

Si se está ante coronas clínicas cortas, hay que evaluar si es por desgaste, en cuyo caso se requiere una erupción compensatoria y)o alargamiento coronario quirúrgico, si la anatomía radicular lo permite. Si no hubiera desgaste por abrasión, se estará ante una erupción alterada activa o pasiva. En la activa, la cresta ósea está a nivel del límite amelocementario, la encía es gruesa y el hueso presenta un escalón. Se corrige con colgajo reubicado hacia apical y ostectomía

En la erupción alterada pasiva, la cresta está normal, pero la encía no se retiró normalmente y el biotipo gingival puede ser fino: la gingivectomía corregirá el defecto.

Erupción alterada, encías desparejas

 Véase cresta en límite AC

 Hueso ya remodelado

A la semana

  Resultado

(Basado en: Nicolas A. Ravon, Mark Handelsman y David Levine, cda j o u r n a l ag 2008, v l 3 6 , #8)

 

 

 

 

GERODONTOLOGÍA

 

Sin soporte posterior…   Kamba K (Nihon Hotetsu Shika Gakkai Zasshi. 2008 oct;52(4):582), autor cuyas iniciales preferimos omitir, cuenta de una mujer, de 74 a, que se quejaba de no masticar bien por la fractura de una prótesis posterosuperior izquierda (falta de espacio vertical) y mala retención de las dentaduras superior e inferior (por el diseño unilateral superior y rotura de ganchos). Le mejoró la estabilidad con un diseño bilateral y no sufrió más fracturas.

 

Problemas de ATM y de reabsorción ósea…   Kodaira Y.(Nihon Hotetsu Shika Gakkai Zasshi. 2008 oct;52(4):570) cuenta de un hombre de 71 a que tenía problemas articulares por la mala retención de sus 2 completas. Los rebordes maxilar y mandibular residuales tenían una severa reabsorción, los flancos eran cortos y desacordes con los movimientos mandibulares funcionales. Antes de encarar prótesis nuevas, era oportuno ver si había un cambio positivo mejorando las viejas. Como así fue y se consiguió una posición apropiada, se hicieron las dentaduras definitivas.

 

Psicología del paciente geriátrico…   Patil MS y Patil SB.(Gerodontology 2008 ag 27) dicewn que el crecimiento de las expectativas de vida conlleva enfermedades crónicas, entre las que prevalecen las dentarias. Para la atención del mayor número de adultos mayores (¡PC!) se deben incluir, además de las consideraciones odontológicas, las biológicas, psicológicas, sociales y económicas. Hace tiempo que se reconoce la relación entre psicología y odontología, que ahora se encaran más desde el punto de vista práctico del manejo del paciente: causas de las perturbaciones emocionales, factores que influyen sobre la respuesta del paciente y métodos para generar la actitud apropiada.

 

IMPLANTOLOGÍA

 

Manejo de los tejidos blandos…   Ahmed S Al-Khayatt y Shiyana Eliyas comentan en Evidence-Based Dentistry, 2008, 9, 77, un trabajo de Esposito M, Grusovin MG, Maghaireh H, Coulthard P y Worthington HV: Interventions for replacing missing teeth: management of soft tissues for dental implants. Cochrane Database Syst Rev, de 2007; # 3, donde los AA realizan una minuciosa revisión de la literatura y concluyen que es posible la inserción de implantes sin hacer colgajo y que está demostrada la reducción del malestar postoperatorio. No hay evidencias suficientes para recomendar una técnica por sobre otra, o materiales, o suturas. Lo mismo ocurre con las técnicas para corregir o aumentar los twejidos blandos periimplantarios o para aumentar la altura de mucosa queratinizada o adherida. Fueron considerados 140 pacientes, con realización de colgajos o no, e incisión en la cresta o vestibular.

 

Cepillado y placa….   Amarante ES, Chambrone L, Lotufo RF y Lima LA (Am J Dent. 2008 oct;21(5):318) evaluaron las diferencias cualitativas y cuantitativas en la formación de placa dental que tendrían diferentes asperezas superficiales de implantes de titanio, maquinados y rociados de plasma, así como la cantidad de placa removida por el cepillado habitual a las 72 hora de acumulación. Tanto las superficies maquinadas como las rociadas higienizadas presentaban menos bacterias que las no cepilladas; las maquinadas con un número menor que las rociadas.

 

Expansión de rebordes…   Mark V Thomas (J Evid Based Dent Pract 2008 dic;8(4):223) analiza un trabajo de   Bravi F, Bruschi GB, Ferrini F.( Int J Periodontics Restorative Dent 2007; 27(6): 557), quienes se preguntaron cuán exitosos podían ser implantes insertados en rebordes de insuficientes espesor bucolingual y lo estudiaron en una revisión retrospectiva de 10 años y 1715 implantes colocados con la técnica de expansión. Estimaron haber obtenido un 95,7% de éxitos.

 

Implantes fuera de la boca…   Karakoca S, Aydin C, Yilmaz H y Bal BT.(J Prosthet Dent 2008 dic;100(6):458) realizaron implantes auriculares (14), nasales (9) y orbitarios (10) con un  100% , 83.3% y 77.4% de éxitos, respectivamente, en 33 pacientes y 98 implantes (65 dentarios). En sitios irradiados, la supervivencia fue del 72%. La respuesta de los tejidos blandos periimplantario, sobre un total de 524 visitas fue ausencia de inflamación en 73,3% de las observaciones. La posible falla en estos tejidos podía ser atribuida a una higiene inadecuada.

 

Leímos que…   J. Kwok, J. Eyeson, I. Thompson3 y M. McGurk (British Dental Journal 205, 543, 22 nov 2008) consideran muy importante que las personas con factores de riesgo de carcinoma espinocelular (aquellas que fueron tratadas por ello) deben ser especialmente instigadas a tomar cuidadosas medidas de higiene bucal para evitar inflamaciones periimplantarias y debieran tomarse biopsias con más facilidad cuando los tejidos blandos no respondan a la higiene.

 

MATERIALES

 

Luz transmitida por fibra…   Goracci C et al (J Dent Res 2008 dic;87(12):1122) indagaron si se logra una polimerización apropiada del cemento de resina usado para pernos de fibra. No hubo transmisión por FibreKleer y  Tech21 X-OP. Con otros pernos, la intensidad de la luz  decrecía desde coronario (máximo) hacia apical y se elevaba nuevamente en apical, donde alcanzaba su pico con GC Fiber Post, Macrolock Illusion Post y Radix Fiber Post. Hubo una estadísticamente significativa diferencia en  translucidez con Dentin Post X y FRC Postec Plus en comparación con Reforpost, FibreKleer, Tech21 X-OP y  Composipost

 

Translucidez y capacidad enmascarante de resinas opacas…   Kim SJ et al (J Dent 2008 nov 21) probaron 6 composites opacos (Z-350 OA3, Amelogen Universal A2O, Esthet-X A2O, Esthet-X A4O, Charmfil UO, and Aelite Universal OA3) preparados con distintos espesores (0.5mm, 1.0mm, 1.5mm, 2.0mm, 2.5mm, 3.0mm y 4.0mm). Usaron 4 fondos diferentes: blanco y negro azulejos, colos C4 de porcelana y la resina opaca misma. Se lograron buenos resultados de disminución del color negro y del opaco al aumentar el espesor. Contra fondo C4, bastaba un espesor de 0,5-1 mm; contra el negro se requirieron 1,0-2,0 mm.

 

Materiales, placa y desmineralización…   Sousa RP et al (J Dent 2008 nov 19) en un contexto de dentífrico fluorado y en las condiciones cariogénicas de este trabajo, el único materia de restauración que proveyó protección adicional contra caries secundarias fue el ionómero vítreo modificado con resina, encapsulado. Fue comparado con Filtek-Z-250/Single Bond, control (composite), Permite (amalgama), Fuji II (ionómero vítreo modificado con resina, encapsulado), Vitremer (ionómero vítreo modificado con resina) y Ketac Molar (I. V. convencional).Hicieron recuentos del biofilme formado con streptococci, mutans streptococci y lactobacilli. No observaron diferencias estadísticamente significativas en las colonias cariogénicas. A una distancia de 20-mum, sólo Fuji II dio la menor desmineralización. A 70mum, Fuji II inhibió significativamente la desmineralización comparado con  Permite, Filtek-Z-250 y Ketac Molar.

 

Cemento de fosfato de calcio-colágeno autopolimerizante…   Moreau JL, Weir MD y Xu HH (J Biomed Mater Res. 2008 nov 4) comentan que el cemento de fosfato de calcio (CFC) puede adaptarse a cavidades óseas complejas y formar in situ una hidroxiapatita  biorreabsorbible. Incorporándole colágeno bovino tipo I al CFC nanoapatítico lograron un aumento de 10 veces de la resistencia a la fractura y de dos veces en la adhesión celular.Este composite de nano-apatita-collágeno moldeable/inyectable, mecánicamente fuerte nano-apatite-collagen composite puede reforzar la regeneración ósea en áreas de carga moderada.

 

 

MISCELÁNEAS

 

Pequeñas y sutiles

por Moselio Schaechter (microbiólogo milanés)

 

La muy empleada Total Flora ®, de acción antidiarreica y normalizadora de la flora intestinal, contiene, entre otros gérmenes, el Bacillus subtilis.  Está indicada entre nosotros para reconstitución tras la diarrea por antibioticoterapia. Para esto usamos con “bacilación” estas pequeñas cosas; puede ser instructivo, conocer algo de su pequeña vida interior y reproducción.

Cuando el Bacillus subtilis esporula, la célula cuyo destino es formar una espora se divide asimétricamente; una célula, la “preespora” se convierte en espora; la otra es una madre sacrificada de breve vida. No se reparte el nucleoide entre esos dos compartimentos antes de la división. La división celular y la segregación del cromosoma pierden su sincronía y el septo entre las dos células se estrecha antes de que el ADN se haya transferido por completo a la futura espora.

Unos dos tercios del ADN destinado a la espora tienen que atravesar un estrecho poro en el septo de la preespora. Empuja entonces el ADN mas que tira de él a través del septo. El ADN participa y la orientación del cromosoma también cuenta. Por pautas específicas en la secuencia del ADN solo procede en dirección única.
Nota: El nombre específico subtilis deriva del latín “fino, delgado, delicado”. En el francés del siglo XIV se transformó en subtil, significando “ingenioso, diestro”.

 

 

ODONTOPEDIATRÍA

 

PPI…   Marchi JJ et al (J Dent Child (Chic). 2008 dic;75(3):295) estudiaron la dentina de 13 molares primarios después de una protección pulpar indirecta (PPI) hidróxido de calcio o IV modificado con resina (hasta 3-4 mm); un control positivo de 15 molares sanos; y uno negativo  de 15 molares caries aguda profunda. El resultado fue que la dentina de todos los dientes experimentales había endurecido, 9 con color amarillo claro y 4 con pardo  La dentina de todos los dientes había endurecido sin diferencias significativas entre grupos.

 

Parásitos intestinales y bruxismo infantil…    Díaz-Serrano KV et al (J Dent Child (Chic). 2008 dic;75(3):276) afirman que, aun cuando es opinión popular que hay una relación entre la presencia de parásitos intestinales en los niños y su hábito de bruxar, no hay nada empírico que lo pruebe o lo niegue. Emprendieron un estudio con 57  niños de 6 a 11años (30 casos y 27 controles) que no habían usado antihelmínticos en los 2 meses previos. Recolectaron 3 muestras fecales (1 cada 2 a 3 días). Observaron infestación intestinal parasitaria en el 30% (N=9) de los casos y en el 41% (N=11) de los  controles, sin ninguna asociación estadísticamente significativa.

 

MTA postendodóncico…   Olmez A, Tuna D, Ozdoğan YT y Ulker AE (J Dent Child (Chic). 2008 dic;75(3):260) comprobaron que el incremento del espesor del MTA emplazado como barrera postendodóncica en dientes primarios reducía la filtración coronaria. Usaron 44 dientes primarios extraídos, los trataron y los cubrieron en cámara con diferentes espesores de MTA (1, 2, 3, 4 mm) Con 1 mm de MTA) la penetración de colorante fue mucho mayor. Con 4 mm de MTA lograron la menor filtración (4%); que no difería significativamente del grupo de 3 mm.

 

Odontalgias de 0 a 12 años…   Bastos JL et al (Eur J Oral Sci 2008 oct;116(5):458) escogieron 339 niños de 12 años, en Pelotas, Brasil, y hallaron que la prevalencia de odontalgias en su vida había sido de l 39% hacia los 6 años y del 63% hacia los 12; 2. que en el último mes había sido del 11%; 3. que los niños que no vivían con sus padres biológicos y con mayor dmf, daban valores más altos a los 6 años; 4. que quienes habían vivido en la pobreza entre 0 y 4 a tenían mayor prevalencia de odontalgias a los 12; 5. que la odontalgia del último mes era más común en las niñas y quienes no habían convivido con su padre biológico en el nacimiento.

 

Incidencia de caries en primarios…   K. M. Milsom, A. S. Blinkhorn y M. Tickle (British Dental Journal 205, 4 jul 2008) hallaron que la incidencia de caries se incrementa con la edad, que hay una diferencia de 5-6 veces en la incidencia de nuevas cavidades entre los niños libres de caries y quienes las tienen, cualquiera que sea la edad de iniciación. Como consecuencia los niños con esta enfermedad y los niños sin ella deben ser considerados dos poblaciones diferentes. La población estudiada consistió de 739 niños entre 2,8 y 6,2 años; 620 (84%) libres de caries al reclutarlos.

 

 

 

OPERATORIA

 

Mineralizantes…  Xie D, Zhao J, Weng Y, Park JG, Jiang H, y Platt JA.(Eur J Oral Sci 2008 oct;116(5):479) crearon un Nuevo ionómero vítreo modificado con resina que es bioactivo y cumple la función de mineralizar la dentina recubierta. El recién sintetizado ácido poliacrílico asteriforme fue formulado con agua, relleno de Fuji II LC, y vidrio bioactivo S53P4 para formar el IV mencionado.. No  solo proveyó resistencias comparables con las del original comercial Fuji II LC sino que además ayudó a mineralizar la dentina en  presencia de SBF. Su mayor impacto se da en restauraciones radiculares.

 

Sustituyentes…   Sardenberg F, Bonifácio CC, Braga MM, Imparato JC y Mendes FM (Braz Oral Res 2008 sep;22(3):242) consideraron la oportunidad de sustituir o no amalgamas deficientes en primeros molares primarios y concluyeron que el reemplazo de esas restauraciones por  otras similares resultaba en un significativo detrimento por eliminación de tejido dental, mientras que mantenerlas, mejorándolas, o reemplazarlas por restauraciones de resina no generaba una pérdida significativa.

 

Proteolíticos…   El incansable García-Godoy F y cols (Am J Dent 2008 oct;21(5):303) se propusieron determinar en qué medida la dentina cariada podía ser removida por agentes que no parecerían atacar la dentina sana, como la pepsina, la tripsina, la colagenasa y el hipoclorito de sodio (NaOCl), además de evaluar una nueva solución enzimática (pepsina en buffer levemente ácido) como recurso terapéutico autolimitante. El ranking de agentes proteolíticos fue: tripsina < pepsina < colagenasa < NaOCl. Los buffers neutral y ácido no afectaron los precipitados superficiales, mientras que la pepsina y la solución SFC-V resultaron eficaces en la remoción de la matriz orgánica degradada. Estos agentes actuaron 3 minutos con agitación o no mediante un pincel de nailon duro.

 

Autograbados…   Amaral RC et al (J Dent 2008 nov 12) se preguntaron si tal método de aplicación de adhesivos autograbados en un paso solo tendría algún efecto sobre la resistencia dentina-resina, inmediata o a los 6 meses; usaron Clearfil S(3) Bond, Xeno III y Adper Prompt L-Pop. La aplicación fue inactiva (IN) o active (AC) y concluyeron que la AC mejora los resultados de esos sistemas, cualquiera que haya sido el tiempo empleado y que la tendencia se mantiene con el pasar del tiempo.

 

Hidrofóbicos…  Albuquerque Met al ( Oper Dent 2008 oct;33(5):564) usaron los siguientes sistemas adhesives: Xeno III (XE), GBond (GB), Adper Prompt L-Pop (AD) y Clearfil SE Bond (CSE) como control, para probar la influencia de la aplicación doble más una capa de resina hidrofóbica. Es decir, siguieron las instrucciones de los fabricantes, agregaron una aplicación más y recubrieron esto con la capa de resina. El resultado fue beneficioso; pero en el esmalte estuvo vinculado a qué adhesivo se empleó, mejopr con XE y GB con las 3 formas, y con AD con la capa hidrofóbica adicional.. En dentina, XE y GB rindieron mejor con la capa hidrofóbica; con AD se dio mejor con la aplicación doble.

 

 

ORTODONCIA

 

Autograbado para brackets…   Banks P y Thiruvenkatachari B. (J Orthod 2007; 34:243) cementaron brackets con primer estándar con grabado ácido, hidrofóbico (AE); Transbond XT, 3M Unitek, comparado  con primer autograbador (SEP; Transbond-Plus, 3M Unitek). Ambos grupos usaron Transbond XT pasta(3M Unitek) y fotocurado. No hallaron diferencias estadísticas en la tasa de fracasos entre SEP (4.8%) y AE (3.5%). El tiempo de adhesión fue con SEP significativamente menor,  75 s comparado con AE, 97 s.

 

Mejor con la mano…   Kaklamanos EG y Kalfas S. (Am J Orthod Dentofacial Orthop 2008; 133:18) recogieron estudios de la literatura sobre el uso de cepillos eléctricos y manuales por parte de pacientes de cualquier edad que tuvieran aparatos fijos. No pudieron incluir estudios con más de 60 días de seguimiento. Conclusión: No existen evidencias suficientes que sugieran una mayor eficacia de los cepillos eléctricos para reducir la gingivitis en pacientes con ortodoncia fija.

 

 

PATOLOGÍA

 

Xerostomía…   P C Fox (Dent Assist 2008 oct; 77(5): 18, 20, 44) señala que el equipo odontológico debe informarse de la presencia de boca seca, sobre todo manifestada al masticar o al deglutir alimentos secos, así como la necesidad de usar líquidos para facilitar la deglución. Son signos de disfunción glandular salival un aumento de la actividad de caries, alteraciones mucosas, infección o aumentote tamaño glandular salival. Aunque la disfunción salival podría ser irreversible, los recursos preventivos y conservadores pueden evitar o limitar las lesiones mucosas, las infecciones y los daños permanentes  a los dientes.

 

Láser y angioma…   Miyazaki H et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2008 oct 18) aplicaron laser para el tratamiento de lesiones vasculares voluminosas, considerando que muchos casos de localización submucosa del angioma, puede haber remanentes a los que no llegue la aplicación superficial sin contacto del láser. Para tales restos usaron fotocoagulación (ILP), ya utilizada con éxito en lesiones cutáneas.La ultrasonografía fue útil para guiar el láser en la cavidad bucal.

 

Leímos que…   el factor de necrosis tumoral  puede desempeñar un papel central en la artritis reumatoide al ampliar la inflamación por varias vías hacia la destrucción de la articulación. Por ello, para su tratamiento fueron aprobados los inhibidores del factor de necrosis (1998) y están incluidos: infliximab, etanercept, y adalimumab.   (Segal B, Rhodus NL, Patel K Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2008 dic;106(6):778)

 

Y también leímos que las manifestaciones bucofaciales de la sarcoidosis muestran un incremento en su reconocimiento. La sarcoidosis es una enfermedad multisistémica de etiología desconocida, caracterizada  por la presencia de granulomas no caseosos, con los pulmones y los ganglios linfáticos como los sitios más afectados. (T. W. J. Poate, R. Sharma, K. A. Moutasim, M. P. Escudier y S. Warnakulasuriya, British Dental Journal 205, 437 – 442, 2008)

Y también leímos de un caso de cáncer secondario espinocelular, o de células escamosas, asociado a un transplante alogénico de médula ósea para leucemia infantil, verificado el hecho por la diferencia cromosómica entre el receptor y la dadora. (Head Neck. 2008 oct 28.Tomihara K, Dehari H, Yamaguchi A, Abe M, Miyazaki A, Nakamori K, Hareyama M y Hiratsuka H)

 

 

PERIODONCIA

 

Por qué mata el tabaco…   y, de paso, aumenta el riesgo de periodontitis o la agrava, es lo que se preguntaron Breivik T, Gundersen Y, Gjermo P, von Hörsten S y Opstad PK (J Periodontal Res 2008 oct 7). Se sabe que es así, pero no se conocen bien los mecanismos biológicos. Tras enfermar de periodontitis a 344 ratas (¿fumadoras?) les administraron inyecciones intraperitoneales diarias de la antagonista mecamilamina del receptor acetilcolínico de nicotina (nAChR) y después les introdujeron nicotina, o sol fisiol., o mecamilamina y sol. fisiol. Para no entrar en detalles abstrusos, les diremos que la conclusión fue que la nicotina exalta la susceptibilidad a la periodontitis por la vía del nAChRs, que actúa suprimiendo las respuestas inmunes protectoras por la vía antiinflamatoria colinérgica.

 

La rebelión de las masas…   Apenas pasado el 80° aniversario de la obra de Ortega y Gasset, les contamos que Haffajee AD, Teles RP, Patel MR, Song X, Veiga N, Socransky SS (J Periodontal Res 2008 oct 7) le rindieron homenaje al señalar que, en las placas supragingivales, las proporciones de especies microbianas individuales y en complejos está influida por el número total de las masas presentes en la biopelícula de 187 personas adultas sanas. A medida que aumentaban los niveles totales en las placas se manifestaba un cambio en las proporciones de especies individuales y complejos microbianos. Los incrementos masivos en las placas estaban relacionados con un aumento de la profundidad de la bolsa periodontal, hubiera o no inflamación gingival. Del mismo Instituto Forsyth de Boston, llega un estudio de cómo la posición de los dientes afecta la composición de la biopelícula supragingival. Lo estudiaron en las mismas 187 personas y las muestras que les tomaron (4745).Las especies microbianas observadas difirieron significativamente según el tipo de dientes y por 6 categorías dentarias. Los niveles más elevados de placa se dieron en los molares y en los incisivos inferiores. Los dientes  con masas microbianas mayores mosatraban altos niveles de Capnocytophaga gingivalis, Actinomyces naeslundii genospecies 2, Campylobacter rectus y Campylobacter showae. Ciertas especies (20), tales como Veillonella parvula y Streptococcus sanguinis, diferían notablemente en distintas ubicaciones pese a las similitudes en las masas microbianas.

 

 

PREVENCIÓN

 

Caries oclusal…   Goddon I et al (Gesundheitswesen 2008 nov;70(11):649), en su estudio comparativo de caries oclusales en niños (de 8 a 12, del distrito de Westfalia Ennepe-Ruhr) al seguir las normas de la OMS, y en los mismos niños habiendo usado métodos de diagnóstico visuales y con láser mejorados, hallaron que dientes dados por sanos presentaban alta necesidad de atención preventiva en un 43% y operatoria en un 30%.

 

Ozono o clorhexidina…    Hauser-Gerspach I et al (Clin Oral Investig 2008 nov 26), ante la opinión de que el ozono detendría el progreso de la caries dentinaria en niños, lo compararon con la acción de la clorhexidina en 40 niños con, por lo menos, dos caries oclusales abiertas cada uno.  Una la excavaron para eliminar el material blando presente; a la otra, nada. Les aplicaron ozono gaseoso (HealOzone) o clorhexidina en gel (Corsodyl), 30 segs. No hubo diferencias estadísticas en la reducción de bacterias, con excavado y sin él, con ozono y con CHX. En conclusión, en este sentido no hay ventaja alguna de usar uno u otro método.

 

Sobre el barniz de clorhexidina…   Ribeiro LG, Hashizume LN Y Maltz M. (Am J Dent 2008 oct;21(5):295) condujeron una investigación clínica en niños de 11 a 16 años con Streptococcus mutans (SM) < o = a 105CxU), en quienes probaron distintos regímenes de barniz de CHX al 1%. Formaron 4 grupos: A – (n= 14), una aplicación; B – (n=14) CHX una vez por día, 3 días seguidos; C – (n = 15), CHX 3 veces con intervalos de 4 días, y D – (N = 12) placebo. A la semana, hubo sólo una leve reducción en Grupos A, B y C en saliva, sin diferencias entre ellos. A la semana, en la biopelícula dentaria, hubo un aumento (!) significativo en los niveles de SM en todos los grupos, menos en el A que mostró una reducción significativa.

 

Más sobre el barniz de CHX…   Analizó Giles McCracken (Evidence-Based Dentistry,2008, 9, 76) un trabajo de Puig Silla M, Montiel Company JM, Almerich Silla JM (Use of chlorhexidine varnishes in preventing and treating periodontal disease. A review of the literature. Med Oral Patol Oral Cir Bucal 2008; 13:E257) con la formulación de las siguientes preguntas: ¿Reduce la clorhexidina en barniz la acumulación de placa, el índice gingival y los niveles de sangrado en personas con gingivitis crónica? Las conclusiones fueron que la aplicación de barniz de CHX parece tener efectos beneficiosos en las situaciones cuestionadas y que es posible mantener ese beneficio por prolongados períodos, pero con reaplicaciones del barniz.

 

El demonio de Tanzania…   IM Masanja Y EGS Mumghamba (International Journal of Dental Hygiene V 2 # 4, P 172, 24 Nov 2005) curiosearon si el feroz demonio de Tanzania [el de las gingivitis] era conocido en Morogoro, Tanzania, entre adolescentes de escuelas urbanas y rurales. De 196 estudiantes que participaron (58.7% mujeres y 52% varones En resumen, señalaron que tenían un conocimiento parcial de la gingivitis y una buena información de las medidas básicas de higiene bucal. No hallaron diferencias estadísticamente significativas por el origen de los participantes en la comprensión de las prácticas de cepillado, en sus razones o en las causas, prevención y complicaciones de las gingivitis.  [El demonio de Tanzania no los devorará]

 

Leímos que…  (British Dental Journal 205, 559, 22 nov 2008) la atención profesional de la salud bucal reduce el número de  bacterias bucofaríngeas.  

 

 

PRÓTESIS

 

¡Para cementarte mejor, fibra! I...   Mehta SB, Millar BJ (Br Dent J 2008 nov 21) usaron pernos de fibra (Fibre-White Parapost) cementados con Calibra Aesthetic Dental Resin Cement (Dentsply) – 79 – y con Panavia F 2.0 (Kuraray) – 50, en total, 129 dientes. Siempre el mismo operador y una “férrula” (suncho) de un mínimo de 2 mm, más reconstrucción de muñón con ParaCore (Coltene Whaledent). Las de Calibra fueron revisadas cada 38 a 54 meses. Las de Panavia por un período de 28 a 50 meses.Con Calibra 23 fueron fracasos, por: fractura radicular (2), descementación (3), fractura de la  interfaz perno-muñón (6), endodoncia (8) y caries marginal (4), es decir, 64.1% de éxitos. Con Panavia 9 fracasos: fractura de la  interfaz perno-muñón (6), endodoncia (1) y caries marginal (2) = 79.5% de éxitos. La mayoría de los fracasos se dieron en pacientes con denticiones disminuidas, bruxismo y en los dientes anteriores. En general, fueron reparables. Pero véase el resumen siguiente.

 

¡Para cementarte mejor, fibra! II...  Leímos en elJ Contemp Dent Pract (2008 nov 1;9(7):33) que los dientes anteriores restaurados con pernos de fibra de vidrio requerían para su fracaso cargas mayores que los de zirconio o titanio y que ello los hacía preferibles para el sector estético, cementados con adhesivos autograbadores mejor que con grabado y lavado. Lo probaron en 63 anteriores extraídos: Grupo I – pernos de titanio (n=21) (Filpost); Grupo II - pernos de fibra de vidrio (n=21) (Mirafit White); y Grupo III pernos de zirconio (n=21) (CosmoPost). Lo probaron en 63 anteriores extraídos: Grupo I – pernos de titanio (n=21) (Filpost); Grupo II - pernos de fibra de vidrio (n=21) (Mirafit White); y Grupo III pernos de zirconio (n=21) (CosmoPost). Fueron adheridos, dentro de cada grupo, con Single Bond (n=7), Clearfil SE Bond (n=7), y Prompt L Pop (n=7). Y se usó una resina (Rely X ARC) para el cementado de los pernos en los conductos. Los muñones fueron de composite (Clearfil Photocore). Mirafit White fue más resistente a la fractura que los otros grupos; Filpost dio la menor resistencia. CosmoPost adherido con Single Bond registró la más baja resistencia (p<0.05).

 

Recuperando coronas de implantes…   Mehl C et al (Clin Oral Implants Res 2008 dic;19(12):1304) averiguaron si son recuperables las coronas cementadas [con (Freegenol = OZE, sin E), fosfato de zinc (Harvard), ionómero vítreo (Ketac Cem), policarboxilato (Durelon) y el llamado cemento de resina autoadhesivo (RelyX Unicem)] sobre implantes usando uno de dos recursos: Coronaflex y un dispositivo estandarizado de medida.  Usando el mismo cemento para coronas y puentes, no hallaron diferencias significativas por el tipo de restauración, la forma de uso del cemento o el dispositivo usado. La misma restauración, con los distintos cementos dio al policarboxilato como el más duradero, mientras que el oxifosfato y el ionómero fueron considerados semipermanentes, o recuperables. Lo más fácil fue con OZE y resina.

 

¿A extension fija o removible?...   Analizó Ben Balevi (Evidence-Based Dentistry 2008, 9, 105–106) un trabajo de Thomason JM, Moynihan PJ, Steen N, Jepson NJ. Time to survival for the restoration of the shortened lower dental arch, en el Journal of Dental Research 2007; 86:646), que sera publicado en extensor en el número de marzo de Universo Odontológico. No hallaron diferencias en la supervivencia a 5 años entre un puente a extens0ión adherido (EA) y la parcial removible (PR) para restaurar el arco dentario acortado. Fue la respuesta de los AA a si en una situación bilateral así es más eficaz la PEA o la PR.

 

 

RADIOLOGÍA

 

Dos aparatos de tomografía computada…   Ozen T et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2008 nov 8) verificaron que dos unidades de TC y cono de rayos eran similares y ambos mejores que la radiografía digital bucal y la radiografía convencional para detectar lesiones periapicales.

 

Analizador de pérdida de hueso periodontal…   Teeuw WJ et al (J Periodontal Res 2008 oct 7) encontraron que el software para análisis de imágenes dentarias puede calcular la pérdida de hueso en las radiografías digitales de modo más confiable que el método convencional y sería preferible.

 

Mordiendo las alitas…   Mileman P y van den Hout W.(Dentomaxillofac Radiol 2008 dic;37(8):425) evaluaron un recurso de computación para tomar decisiones los docentes sobre la base de radiografías de aleta mordible, destinadas actuar, y opinaron que pese a alguna deficiencia y al factor de capacidad del profesional es en términos generales útil. Ya habían publicado una serie de trabajos sobre cómo se deciden las restauraciones con estas R-x según el reconocimiento o no de caries. Por ello crearon el programa de aprendizaje asistido por computadora (CAL) y midieron la sensibilidad y la especificidad en cuanto a caries dentinarias. Los docentes  dieron una sensibilidad media en el diagnóstico de 76,5% (mediana 77,8%; SD 15,4%) y una especificidad media de  93,7% (mediana 94,2%; SD 3,9%). Pero los OG la valoraron más porque ellos mostraron valores de diagnóstico iniciales menores.

 

 

SALUD

 

Salud bucal, general y calidad de vida…   Kieffer JM, Hoogstraten J (Eur J Oral Sci 2008 oct;116(5):445) no ven una clara asociación entre SB, SG y CV, después de evaluar las respuestas de 118 estudiantes de psicología, quienes autoevaluaron su SB y SG, y una sensación de CV. Esto sugeriría a los AA que SB, SG y CV tienen diferentes determinantes. Más aún, la SB y la SG de esta población básicamente sana se ven básicamente no relacionadas entre sí. Proponen que si no hay enfermedad aparente, la SB y la SG deben ser consideradas constructor separados Un constructo es algo de lo que se sabe que existe, pero cuya definición es difícil o controvertida. Son constructos la inteligencia, la personalidad, la creatividad... la calidad de vida.

 

Fibrilación atrial postanestésica…   La fibrilación atrial (auricular), que es un desorden en el ritmo cardiaco que produce latidos irregulares y rápidos, no es un fenómeno raro en la práctica odontológica, dicen G. Mananiet al ( British Dental Journal 205, 539, 22 nov 2008). La prevención de estas arritmias cardíacas sería una correcta evaluación previa (o un informe del cardiólogo, ya que estamos); pero como el estrés es la causa posible de esta complicación cardiovascular, los AA subrayan la necesidad de considerar y tratar la ansiedad previa de los pacientes. Dado un caso en persona joven normal, lo habitual es que se recupere espontáneamente. El origen está en la epinefrina endógena y/o exógena.

 

 

TERAPÉUTICA

 

El grosor de la protección…   Takahashi M, Takahashi F y  Morita O. (Nihon Hotetsu Shika Gakkai Zasshi 2008 oct;52(4):465) hallaron que al formar protectores bajo calor y presión, todas las partes presentan diferentes espesores, con la porción adosada a los anteriores más delgada en las hojas de 2 mm que en las de 4. Pero no hubo diferencia entre 2 y 4 mm en los posteriores

 

Profilaxis antibiótica en prótesis articulares…   Tong D y Theis JC. (N Z Med J 2008 ag 22;121(1280):45) se interesaron por la profilaxis antibiótica en odontología de pacientes con prótesis articulares. En ausencia de evidencias del primer nivel a favor o en contra de ella, consideran que uno se puede atener a los lineamientos aconsejados por la ADA: una sola dosis preoperatoria bucal de 2 g de amoxicilina o 600 mg clindamicina si el paciente es alérgico a la penicilina. Se puede decir que los encuestados prefirieron estar del lado de lo seguro y realizar la profilaxis y evitar problemas.

 

Leímos que…   según Uçkay I, Pittet D, Bernard L, Lew D, Perrier A, Peter R. (Antibiotic prophylaxis before invasive dental procedures in patients with arthroplasties of the hip and knee. J Bone Joint Surg Br 2008; 90:833–838) no hay evidencia alguna – tras una extensa revisión de la literatura – que conecte las infecciones de las articulaciones protéticas con intervenciones odontológicas, que las infecciones de los reemplazos de cadera y rodilla causadas por incorporación de microorganismos hematógenos en tales ocasiones es algo sumamente raro y que son a lo sumo muy débiles las bases racionales para una profilaxis antibiótica general o local  

 

 

Memorias de alguno

Memorias, lo que se dice realmente memorias, ¿quién las tiene? Reminiscencias quizá, recuerdos de lo que fue que vienen muy entremezclados con recuerdos de lo que no fue. Fantasías, ensueños, sueños, visiones. Aun llevando un diario minucioso, aun anotando hora por hora, porque ni minuto por minuto bastaría para ser fiel a la realidad. ¿La realidad? Como aquel mapa que para ser exacto debía tener las mismas dimensiones de lo cartografiado.

Memorias, eso a lo que llaman memorias, podrían interesar a algún historiador, a algún hurgador de minucias y a pispeadores de cerraduras, nunca a quien se inicia en la vida y no le interesan más ejemplos que los concebidos y generados por él mismo.

 

                                         VOLVER