PATOLOGÍA

 

                                                                         enero 2009

Épulis congénito… Mabongo M et al (South African Dental J 2008 jul;63(6):350) hablan  de una poco común granulocitoma de patogenia desconocida e incierta histogénesis que se presenta en el nacimiento. Es un hamatoma benigno que puede interferir la alimentación y la respiración. The treatment of CE is by simple excision. In the 136 years since CE was first described, more than Hay 200 casos de EC publicados en los 136 años desde que fue descrito por Neumann (1871). Basta una excisión simple para eliminar esta lesión del reborde alveolar anterior maxilar. Se ve como una masa pedunculada protuberante, que por su tamaño puede obstruir la lactancia y la respiración. [Más detalles en  la Tesis de Doctorado de H. M., en la FOUBA y en la AOA.]

 

Implantes de champiñones…   Sohn DS et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2008 sep 16) escriben que en los injertos de hueso para aumentar una porción atrófica del maxilar, como la del seno, pueden producirse infecciones de la cavidad, bacterianas, virósicas y micóticas. En un caso de fracaso del injerto y de la osteointegración consecutiva por este motivo, la apertura mostró una masa friable pardo-rojiza en el seno. Los cortes revelaron una masa no invasora de hifas de Aspergillus y mucosa poliposa. La masa fue removida y se repitió el injerto, alógrafo, sin recidiva de la sinusitis micótica.

 

Se hicieron la película (bio) con la dentadura…   Campos MS et al (Oral Microbiol Immunol 2008 oct;23(5):419) atribuyen a la biopelícula compleja y mal caracterizada de las dentaduras la generación de la estomatitis protética. En su estudio microbiológico, hallaron en sanos y estomatíticos (!) 82 especies bacterianas, 27 de las cuales estaban en ambos grupos y 26 solamente en sanos. En todos hallaron Candida.

 

 

VOLVER (a Índice)

 

 

                                         octubre 2008

Liquen plano y hepatitis C crónica...    Grossmann S de M et al (Eur J Gastroenterol Hepatol  2008 jul;20(7):702) dicen que se estiman en 170-200 millones las personas que andan por el mundo crónicamente infectadas con el virus de la hepatitis C, cuyo tratamientoi de preferencia actual es una combinación de interferón (IFN) y ribavirina. El IFN es costoso y está asociado a baja tolerancia y severos efectos colaterales. La ribavirina causa anemia secundaria en muchos pacientes. En nuestro campo, agréguese que el liquen plano bucal (LPB) puede resultar exacerbado durante el tratamiento de la hepatitis. Como mejora con la interrupción de la terapia, se deduce que  el IFN puede inducir o empeorar estas lesiones en algunos pacientes. En Oral Oncol (2008 jul 30), L.van der Waal anota que en un reciente taller de la OMS se recomendó abandonar la distinción entre lesiones potencialmente malignas y condiciones potencialmente malignas y usar el término trastornos potencialmente malignas en vez. Entre éstos, la leucoplasia y la eritroplasia son los más comunes. Actualmente, el LPB parece ser aceptado en la  literatura como un  trastorno potencialmente maligno, aunque el   riesgo de transformación maligna es más bajo que en la  leucoplasia. No hay maneras de prevenir esto. La eficacia del seguimiento es cuestionable. Con respecto de la leucoplasia y la eritroplasia el consejo general es extirpar o lasear toda lesión bucal o bucofaríngea, si factible, en presencia o ausencia de displasia. Pero no se sabe si realmente esto poreviene la aparición de un carcinoma espinocelular.

 

Ensanche del conducto dentario inferior...   Es raro observar esta imagen en radiografías, dicen Vartiainen VM et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2008 ag 1 y suele estar asociado a neurofibromatosis. Rara vez una  malignidad tipo linfoma puede causar un ensanche mal definido del CDI. En un hombre de 33 años gradualmente le desapareció la sensibilidad. Se apreció la forma tubular bien definida del conducto mandibular. La observación  histopatológica de la lesión fue inusual al indicar infiltración atípica linfocitaria del nervio.

VOLVER (a Índice)

 

                                                septiembre 2008

Teoría del absceso previo al quiste radicular…  

Nair PN, Sundqvist G y Sjögren U (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2008 jun 12) diseñaron un experimento en animales por el cual llegaron a loa conclusión de que se pueden inducir quistes inflamatorios por iniciación mediante inyección de bacterias de focos inflamatorios agudos (abscesos/área necrótica) que fueron encapsulados por un epitelio proliferante. Esto constituiría una fuerte evidencia experimental en apoyo de la teoría del absceso para la generación de quistes radiculares

VOLVER (a Índice)

 

                                                                              agosto 2008

Metástasis de melanoma bucal…    Umeda M et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2008 may 24) investigaron por qué es mucho peor el pronóstico del melanoma maligno de boca que el cutáneo  Siguieron 21 pacientes con  especial referencia a la influencia de procedimientos preoperatorios quirúrgicos (biopsia, incisión o extracción. A todos, tras la cirugía, les hicieron inmuno-quimioterapia con  dimetil triazeno imidazol carboxamida (DTIC), hidrocloruro de ninustina (ACNU), vincristina (VCR) y modificador de la respuesta biológica OK-432. Obtuvieron control local en 20 de 21. Aparecieron en 13 pacientes metástasis en los ganglios linfáticos, sin afectar el cuello. Aparecieron metástasis a distancia en 9 pacientes pese al control loco-regional. La supervivencia de 5 años en 12 pacientes sin cirugías  preoperatorias fue del 91.7%, mientras que en los 9 que habían pasado por algún procedimiento previo fue del 25.9% .

 

Necrosis por injección intra-arterial …   Sharma S et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2008 may;105(5):666) presentan [en un número de página agorero] dos casos de inyección de hidróxido de calcio endodóncico, vía los conductos de molares, usado como curación provisoria mediante jeringa. Fluyó por la arteria hasta el lecho capilar, en un caso de la arteria carótida externa y, en el otro, a la infraorbitaria. En ambos casos generó signos y síntomas severos y terminaron en necrosis tisular. Las secuelas a distancia fueron cicatrices, deformaciones y dolor crónico. Ergo, ha de ponerse gran cuidado con las inyecciones en los conductos.

VOLVER (a Índice)

 

                                                   julio 2008 

Regreso al futuro…   También Gould AR (Alpha Omegan 2007;100(4):190) regresa al futuro, de la patología bucal y maxilofacial (PBM), como especialidad de la odontología. Se podrán encontrar definiciones consensuadas en las normas de  acreditació publicadas por la American Dental Association y en la Academia de la especialidad, donde se describen los papeles de la PBM en el laboratorio (histopatología) y la clnica´. Eversole reconoce estas divisiones de la PBM en sus discusiones de la práctica basada en la evidencia y anota que la medicina bucal comparte con ella las responsabilidades en el cuidado de los pacientes con enfermedades de la boca. Eversole excluye de la PBM lo que primariamente se enfoca en la caries, la enfermedad  periodontal, falta de dientes o tejido dentario y falta de alineamiento dentario correcto. [Volvemos a que el futuro está en lo conocido del pasado en este campo, por lo menos en la Argentina.]

 

El hombre del mentón de hierro…   Smith SF, Blackman G y Hopper C (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2008 mar;105(3):e53) señalan que el sindrome del mentón dormido, o del labio dormido, o insensible [como de hierro, ¿no?] constituye un síntoma poco común pero bien conocido dentro de la oncología médica, pero no tanto por odontólogos. Podría ser una manifestación neurológica no metastásica de una malignidad sin patología clínica visible. Presentan un caso de una mujer de 79 años con vastas metástasis de un carcinoma de mama, quien tenía insensibles el  mentón y el labio del lado izquierdo. No había manifestación clínica ni radiográfica en cabeza o cuello. Es algo que debiera tenerse presente en caso de hipoestesias de esa área.

 

Se los ven negros…   …como que son melanomas, los de cabeza y cuello que revisaron McLean N, Tighiouart M y Muller S (Oral Oncol 2008 abr 5), en la Universidad Emory (USA) en 20 años, para evaluar supervivencia, recidiva y eficacia de la terapéutica. Esto incluyó 22 casos de melanoma sinonasal primario (SNM) y 8 de melanomas de la cavidad bucal (MB). Lamentablemente, la mayoría de los pacientes llegan en una etapa avanzada. Afortunadamente, es una entidad rara, como se ve por el número de casos. Se producen recidivas locales y metástasis pese a la terapia muy agresiva: cirugía, radiación y quimio. No hay diferencias de supervivencia por la localización. Los pacientes tenían entre 32 y 85 años, 60% v, 40% m. El tiempo desde la iniciación de los síntomas y el diagnóstico fue de 5 meses. No fue posible por el estado avanzado tratar a 3 de ellos; el resto recibió cirugía extirpadora. Hicieron radioterapia postoperatoria en 13. La combinación de cirugía, rayos y quimio se hizo en el 39%. Se produjeron recidivas en 13 pacientes; 25 murieron en el curso del estudio; el tiempo medio de supervivencia fue de 21 meses (de 1 a 143). Dos pacientes con la lesión en boca sobrevivían aún a los 5 años, con una correlación con que estaban en Etapa 1, pero sin que fuera estadísticamente significativa. Hubo diferencias histopatológicas por la ubicación, sin que significara ninguna consecuencia.

VOLVER (a Índice)

 

                               junio 2008 

Mixoma odontogénico….    Martínez-Mata G et al (Oral Oncol 2007 nov 7) analizaron los rasgos patológicos e inmunohistoquímicos de 62 casos de mixoma odontogénico (MO) diagnosticados en tres Servicios de Patología Bucal. Los MO abarcaron un amplio espectro etario (9-71 años)y una razón varon:mujer de 1:2.2. La mandíbula fue la afectada en 37 casos (59.6%) y el maxilar superior en 25 (40.4%), con 61.3% localizados en la región posterior. Hubo 39 casos (62.9%) multiloculares y 23 (37.1%) uniloculares. El tamaño varió de 1 a 13cm, (media: 5.2cm). Hubo 37 multiloculares (54.8%) y 6 uniloculares (26%) mayores de 4cm (p<0.05). Se identificaron islotes epiteliales en 5 casos (8%) con H&E, pero con AE1/AE3 y CK14 esas estructuras aparecieron en 15 casos de cada (24.2%); CK5 dio positivo en 8 (12.9%); CK7 en 2 (3.2%) y CK19 en 3 (4.8%). Todos los casos fueron negativos para los CK 8 y 18, proteína S-100, NSE y  CD68, y fue bajo el índice de expresión de proteína Bcl2 y ki-67 (<1%). Los anticuerpos mastocíticos señalaron esas células en 45 casos (72.6%). Se vio una diferenciación miofibroblástica, evidenciada por miofilamentos y fibronexina, en uno de cada tres casos estudiados con TEM y 29 casos (46.7%) fueron positivos con inmunohistoquímica para alfa actina. En conclusión, pocos MO mostraban islotes epiteliales y sólo 3 casos de CK 19, indicio de un origen en el  epitelio odontogénico. Los rasgos ultrastructurales patológicos e inmunohistoquímicos sugieren que el MO es una neoplasia mesenquimática con varios factores que contribuirían a su patogénesis, incluidas la diferenciación miofibroblástica y la participación de productos mastocíticos.

 

Liquenoides y materiales…   Ditrichova D et al (Biomed Pap Med Fac Univ Palacky Olomouc Czech Repub 2007 dic;151(2):333) manifiestan que las lesiones liquenoideas bucales (tipo liquen plano) pueden resultar de reacciones alérgicas de contacto con metales, acrílicos, saporificantes y otras sustancias, y manifestarse con distintas presentaciones clínicas. Para vewrificarlo recurrieron a las pruebas con parches de rutina ("European Standard" y "Dental Screening" (Chemotechnique Diagnostics, Suecia) suplementados con amalgama pulverizada, iridio, indio, mentol, ácido sórbico y platino, aplicados a 25 pacientes con lesiones liquenoideas localizadas en mucosa vestibular, lengua y labios. El 60% de los pacientes (15) mostraron sensibilización a uno o más alergenos, con un total de 31 reacciones positivas. La frecuencia mayor de positivos se dio con metales dentales, que dieron 27 de los positivos. Con este orden: mercurio (6/25/24 %), amalgama (6/25/24 %), níquel (4/25/16 %), paladio (4/25/16 %), cobalto (3/25/12 %), oro (2/25/8 %), cromo (1/25/4 %), indio(1/25/4 %). En 9 pacientes, el reemplazo de los materiales que dieron positivo produjo la curación o una regresión significativa de las alteraciones mucosas. Debido al posible carácter premaligno de estas lesiones, aconsejan el reemplazo de los materiales positivos y el seguimiento de los  pacientes.

VOLVER (a Índice)

 

                                     mayo 2008 

Estomatitis aftosa recidivante y alimentación del bebé…   McCullough MJ et al (J Oral Pathol Med 2007 nov;36(10):615) señalaron 143 rasgos específicos de la EAR en 528 pacientes consecutivos vistos en una clínica especializada en el RU. Fueron muchos más los varones afectados y más jóvenes. Hallaron correlaciones entre EAR y trauma, estrés, no fumar, historia familiar y lactancia normal. Concluyeron que hay bases para sostener la vieja opinión sobre la EAR, como la edad inicial temprana, el estrés y las alteraciones hormonales, añadiendo la menor incidencia asociada a la lactancia con pecho  materno.

 

Granulomatosis bucofacial…   Tilakaratne WM, Freysdottir J y Fortune F (J Oral Pathol Med 2008 Apr;37(4):191) señalan que la granulomatosis bucofacial es una enfermedad poco común y que hasta fue discutida su nomenclatura. Pese a los diversos agentes etiológicos propuestos: sustancias alimentarias, aditivos alimentarios, materiales dentales y varios agentes microbiológicos aún eswtá por dilucidar el tema. La reacción de hipersensibilidad demoraba parece desempeñar un papel significativo, aunque la cantidad exacta de antígeno que induce la reacción inmunológica varía con cada paciente. Es escasa la evidencia de una predisposición genética. El mecanismo subyacente inmunológico parece similar al de la enfermedad de Crohn. Proponen el uso de la denominación “granulomatosis bucofacial idiopática” para la afección restringida a la cavidad bucal.

 

VOLVER (a Índice)

 

                                                      abril 2008

La boca de los celíacos…   Campisi G y 11 palermitanos (Italia) (Aliment Pharmacol Ther. 2007 dic;26(11-12):1529) estudiaron 197 pacientes celíacos y 97 controles (Ce y Co) en busca de lesiones bucales y hallaron que 46 de los celíacos (23%) tenían defectos del esmalte frente a un 9% en los controles; retardo de la erupción en 42% de los Ce y 7 % de los Co; lesiones de los tejidos blandos en el 42% de  los Ce y 2% de los Co. La estomatitis aftosa recidivante desapareció en el 89% de los Ce después de un año de dieta libre de gluten. Lo más significativo fueron los defectos del esmalte y las lesiones de los tejidos blandos.  Éstas mostraron una sensibilidad del 42%, especificidad de un 98% y precisión del 83% en el diagnóstico de la enfermedad celíaca.

 

Lesiones periapicales no endodóncicas…   A. Ortega y cols (Int Endod J. 2007 may;40(5):386) revisaron 32423 casos de una base de datos entre 1975 y 2005 que contaban con diagnóstico histopatológico e información sobre dad, sexo, estado pulpar y ubicación del diente, para determinar el p orcentaje de lesiones no endodóncicas. En 26 casos (0,65%) el diagnósatico fue noi endodóncico: 11 tumores odontogénicos queratoquísticos, seguidos por 3 granulomas gigantocelulares y uno de cada quiste del conducto nasopalatino, quiste lateral periodontal, tumor odontogénico calcificante quístico, fibroma ameloblástico, tumor escamoso odontogénico, displasia cementaria, hemangioma, granuloma por células de cuerpos extraños y tatuaje de amalgama

 

VOLVER (a Índice)

 

 

                                        marzo 2008 

 

 

Leucemia monoblástica aguda y encías…   P. Gallipoli1 & M. Leach  (British Dental Journal 2007: 203, 507 Las leucemias mieloideas agudas son neoplasias hematopoyéticas agresivas que, si no se tratan, pueden llevar a la muerte en días. Hasta un 40% de los pacientes muestran evidencias de involucración extramedular. Pueden presentarse infiltrados leucémicos en diversos puntos, incluidos engrosamiento gingival. Debiera tomarse en cuenta esta posible causa de agrandamiento  gingival.

 

Niemann-Pick y encías…  Niemann-Pickes una enfermedad hereditaria que afecta el metabolismo lipídico y por lo cual se producen cúmulos dañosos de lípidos en bazo, hígado, pulmones, médula ósea y cerebro. Sigue una pauta recesiva autonómica, es decir, que dos copias del gen deben estar afectadas. Lo común es que ninguno de los padres esté afectado, pero porta cada uno una copia; si ambos son portadores, hay 25% de probabilidades en cada embarazo de que el niño resulte afectado. Kaisare S (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod  2007 nov;104(5):e35) presentó un caso con agrandamiento gingival generalizado, diagnosticado provisoriamente por el estudio histopatológico de la biopsia y confirmado por estudio enzimático cuantitativo. Puede haber un caso cada 150.000 personas.

VOLVER (a Índice)

 

 

                                          febrero 2008

Carcinoma ameloblástico…    Benlyazid A y sus cols del Institut Claudius Regaud (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod  2007 oct 15) presentaron un caso de esta entidad rara entre los tumores odontogénicos en el maxilar superior de un paciente de 90 años y revisaron otros 65 casos. Con predominio masculino, la edad media fue 44 años y el maxilar superior fue el afectado en un tercio de los casos. Fallecieron 20 pacientes a los 60 meses, promedio; 15 por metástasis pulmonares, cerebrales u óseas; los otros por recidivas locales. El índice de supervivencia a los 5 años fue de 68,7%

VOLVER (a Índice)

 

 

                                        enero 2008

La cata y la boca… Puede generar ulceraciones liquenoides en la boca (Maysara Al-Shawaf, Nii Otu Nartey Saudi Dental Journal, Vol 6, # 2, mayo 1994). El examen histopatológico de 2 casos severos reveló rasgos considerados típicos del líquen plano: epitelio hiperqueratinizado estratificado escamoso, que puede aparecer hiperplástico y/o atrófico. Como vimos en MISCELÁNEAS, las hojas masticadas se guardan en el surco vestibular hasta durante 5 horas y se van tragando los jugos mezclados con la saliva. El transporte aéreo permite que las hojas frescas lleguen a todas partes del mundo con todo su potencial intacto. Según el laboratorio de la UN, su alcaloide principal es transformado en seudoefedrina y son los ingredientes simpatomiméticos los responsables de las acciones varias mencionadas ya en MISCELÁNEAS. En boca, se observan úlceras dolorosas en el centro de una red de líneas blancas, cubiertas con una seudomembrana amarillenta . Pueden verse parches redondeados hiperquratósicos múltiples en la lengua en el dorso y, a veces, en la porción ventral. El epitelio presenta una morfología en red de bordes serruchados. El conectivo subyacente contiene un infiltrado inflamatorio crónico denso, sobre todo linfocitos.Todo consistente con liquen plano. Consejo: dejar de fumar, usar ungüento de acetamida de triamcinolona 0,1% en partes iguales en orabase, 4 veces por día.

Según los AA, éste sería el primer informe de una posible relación entre quat (Cathus edulis) y ulceraciones liquenoides bucales.

 

Adenocarcinoma broncogénico gingival…   Curien R, Moizan H y Gerard E (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod  2007 oct 15) presentan un caso de tumefacción gingival en un hombre de 64 años, con diagnóstico presuntivo de granuloma biogénico, carcinoma gingival primario o metástasis de tumor bronquial. El examen histopatológico de la biopsia excisión confirmó el origen bronquial. No se hizo nada por las metástasis múltiples coexistentes.

VOLVER (a Índice)

 

 

                                octubre 2007

Fibroma esclerótico esporádico y tumor fibroso solitario…    Lee JH, An JS, Lee ES, Kwon SY y Kim YS.(Yonsei Med J  2007 jun 30;48(3):535), desde la U de Corea (del Sur), señalan que estas dos patologías (FEE y TFS) son muy raras y describen un caso de cada una, apuntando a una comparación. Ambos pacientes presentaban nódulos firmes, bien circunscritos, con observaciones mayores similares, así como las inmunohistoquímicas; pero no así las histológicas, bien distintas. El FEE estaba compuesto por haces de colágeno esclerótico hialinizado dispuestos en espirales, mientras que el TFS estaba integrado por células fusiformes dispuestas en áreas hipo e hipercelulares.

 

 

Granulomas gigantocelular y periférico   Motamedi MH et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod  2007 jun;103(6):e39) procuraron determinar las características demográficas del granuloma gigantocelular periférico (GGCP) y del central (GGCC) en su país, Teherán, e hicieron un estudio retrospectivo de 12 años. Concluyeron que los GGC comprenden el 9,29% de las lesiones bucales, con una frecuencia dos veces mayor de los GGCP, que además se repartían parejos en ambos sexos; mientras que los GGCC eran dos veces m´pas frecuentes en las mujeres. La edad media de los pacientes con GGCC era inferior a los de GGCP. Los GGCC aparecieron en la mandíbula con una frecuencia dos veces mayor que en el maxilar superior, sobre todo en la región anterior de éste. Los GGCP aparecieron en la mandíbula con una frecuencia 1,5 veces mayor que en el maxilar superior. El tratamiento utilizado fue el churreteado minucioso, con 9 recidivas de GGCC y 8 de GGCP documentadas a lo largo de esos años (1993-2004).

 

VOLVER (a Índice)

 

                          septiembre 2007

Lipomas de los tejidos blandos bucales…   Bandéca MC et al (J Can Dent Assoc. 2007 jun;73(5):431) declaran que apenas del 1 al 4 % de los casos de lipomas aparecen en la cavidad bucal y describen 6 casos vistos entre 1997 y 2005 en la Universidad de Ribeirão Preto, São Paulo, Brazil, Ocurrieron 3 en varones y 3 en mujeres; de entre 28 y 78 años. Ubicados en la mucosa bucal, median entre 1,5 y 5 cm.

 

Nevus yugal penetrante…   Cheng YS, Kessler H, Watkins D y Watson S (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2007 jul;104(1) describen un caso de nevus penetrante profundo de la mejilla, del tipo de lesión cutánea pigmentada que informaron Seab et al en 1989 y que en cuello y mejilla hallan su ubicación más frecuente.

Severa hipodoncia...   Worsaae N et al (Int J Oral Maxillofac Surg 2007 abr 11) presentan su experiencia en la rehabilitación de pacientes con oligodoncia (i.e. 6 o más permanentes congénitamente ausentes sin contar los terceros molares. Vieron 112 pacientes entre 1997 y 2001. Diez (8.9%) padecían displasia  ectodérmica. El total de ausentes fue de 1126 dientes, con un promedio de 10 por paciente. Fueron resueltos con intervención multidisciplinaria.

VOLVER (a Índice)

 

                                            julio 2007 

Granulomas gigantocelulares centrales y periféricos de los maxilares...   Motamedi MH et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2007 abr 10) efectuaron un estudio retrospectivo de 12 años de su base de datos sobre  GGCC y GGCP. Hallaron que 204 pacientes con GGCC tenían entre 5 y 72 años; de ellos, 127 aparecieron en la segunda y tercera década de vida; 64% en mujeres y 76% en varones; 90 casos en la zona maxilar posterior y 144 casos en la mandíbula. Los GGCP de 575 pacientes de entre 2 y 85 años fueron parejos entre hombres y mujeres. El 81,2% apareció en las primeras 5 décadas de vida. En la mandíbula se dieron 352 casos. Los GGCP y GGCC son cerca del 10% de las lesiones bucales, con los GGCP 2 veces más frecuentes que los GGCC. Éstos fueron 2 veces más frecuentes en las mujeres. Y, en general, en pacientes más jóvenes. Y dos veces más frecuentes en el maxilar superior, sobre todo por delante de los caninos. Los GGCP fueron 1,5 veces más frecuentes en la mandíbula. El tratamiento fue un minucioso cureteado, con 9 casos de recidiva de GGCC y 8 de GGCP.

Kaplan I et al, en la misma revista (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2007 abr;103(4):e35-41 ) presentaron los GGCC con fibroma osificante central (FOC) en un estudio retrospectivo entre 1994 y 2002. De los 51 casos incluidos, hallaron 23 GGCC, 25 FOC y 3 combinados.

Sarcoma granulocítico bucal...   El sarcoma granulocítico bucal es una rareza, compuesto por células precursoras inmaduras granulocíticas que se ubica en sitios extramedulares. Pero en la cavidad bucal es una localización rara. Los sínicos (sic) AA presentan un caso de inusual presentación clínica, que incluye una historia  de leucemia crónica mielógena en remisión, masas múltiples maxilares y mandibulares gingivales que mimetizan una inflamación aguda desarrollada en un breve período, con remisión completa después de 1 semana de tratamiento con mesilato de imatinib (Gleevec, o Glivec entre nosotros),sin involucración ósea ni sanguínea periférica después de 6 meses. Sería éste el primer informe con tal resultado. (Xie Z et al OSOMOP 2007 Abr 10)

N de U. O. El Glivec es un"medicamento huérfano" (medicamento que se emplea en enfermedades raras) que se viene usando contra formas de cáncer como leucemia mielocítica crónica, leucemia linfoblástica aguda, enfermedades mielodisplásicas o mieloproliferativas, síndrome hipereosinófilo avanzado o la leucemia eosinófila crónica, sarcoma del estómago y el intestino y dermatofibrosarcoma protuberante. El imatinib es un inhibidor de las enzimas tirosina-cinasas, que se encuentran en algunos receptores de la superficie de las células cancerosas, entre ellos los receptores que estimulan a las células para que se dividan de forma incontrolada.

VOLVER (a Índice)

                                                              junio 2007

Tumores contra salivales...   Buchner A, Merrell PW y Carpenter WM (J Oral Pathol Med 2007 abr;36(4):207) investigaron un período de 20 años en busca de tumores intraglandulares salivales menores TIGSM  Identificaron 380 de entre 92860 archivos consultados. Tenían tumores benignos el 59% (224), de los que el más común era el adenoma pleomórfico (39,2%)m luego el cistoadenoma (6,3%, el adenoma canalicular (6,1%), el papiloma ductal (4,4%) el adenomna basocelular (1,6%) y el mioepitelioma (1.3%). Y malignos fueron el 41%,  (156), con  carcinoma mucoepidermoide como más común (21.8%), adenocarcinoma polimorfo (7.1%), carcinoma quístico adenoidal (6.3%), adenocarcinoma, sin más especificación (NOS; 2.1%), carcinoma de células acínicas (1.6%), carcinoma de células claras, NOS (1.0%), y carcinoma ex PA (0.5%).

 

Lesiones periapicales no endodóncicas chilenas...   Ortega A et al (Int Endod J 2007 mar 21) consideraron 4006 biopsias de casos entre 1975 y 2005 con diagnóstico clínico de necrosis pulpar con patosis periapical, de los que 26 casos (0,65%) resultaron de patología no endodóncica, con el tumor odontógenico queratoquístico como el más frecuente (11 casos), seguido por el granuloma gigantocelular central (3), sinusitis crónica (3) y un caso de cada uno de éstos: quiste del conducto nasopalatino, quiste periodontal lateral, tumor calcificante quístico odontogénico, fibroma ameloblástico, tumor escamoso odontogénico cementario, displasia, hemangioma, granuloma por cuerpo extraño y tatuaje de  amalgama.

VOLVER (a Índice)

                                             mayo 2007   

Engañoso carcinoma...   Yoon T et al (Quintessence Int 2007 feb;38(2):97) presentan un caso, en una mujer de 81 a, con lesiones en la encía superior de más de 2 años. El diagnóstico diferencia entre las varias patosis posibles desembocó en un carcinoma espinocelular, que represente un 10% de ubicación de cáncer de boca y que tiene características singulares. Vieron lesiones eritematosas extensas y ulceradas por palatino y vestibular, que no respondieron a los antibióticos. Las RX dieron avanzada pérdida ósea alveolar y desplazamiento del primer molar. 

VOLVER (a Índice)

 

 

                                                                      abril 2007

Carcinoma espinocelular e implantes...   Czerninski R et al  (Quintessence Int 2006 oct;37(9):707) , aun cuando es raro encontrar carcinomas junto a implantes, presentan dos casos de CEC asociados a ellos. Corresponden a pacientes con riesgo de cáncer, uno gran fumador leucoplasia bucal y el otro con historia previa de cáncer de boca y de colon. Otros 6 casos que hallaron en la literatura también coinbcidieron, menos uno, con factores de riesgo de cáncer. Cuando pacientes con factores de riesgo se presenten con implantes en fracaso hay que estar muy atento a descartar esta patología.

VOLVER (a Índice)

 

 

                                     diciembre 2006   

1088 tumores odontogénicos   Buchner A, Merrell PW y Carpenter WM (J Oral Maxillofac Surg 2006 sep; 64(9): 1343)  se valieron de los archivos del Pacific Oral Pathology Laboratory of the University of the Pacific, San Francisco, CA para revisar todos los casos de tumores centrales (intraóseos) odontogénicos en un período de 20 años, de los que hallaron 1088 (1.2%) sobre 91,178 revisados. Eran 75.9% odontomas. El Segundo más  común fue el ameloblastoma (11.7%), seguido por el mixoma odontogénico (2.2%). A los odontomas se los considera hamartomas por anomalías del desarrollo. En orden de frecuencia vinieron detrás el tumor adenomatoideo, el fibroodontoma ameloblpastico, el fibroma ameloblástico, el quiste calcificante y el fibroma odontogénico. El resto no llegó al 4% de los odontogénicos. Los mismos AA, en el J Oral Pathol Med (2006 ag;35(7):385), afirman que los tumores odontogénicos periféricos (extraóseos) son raros y, con la misma fuente de material los comparan con los centrales. Hallaron solamente 45 (0.05%) de los 91.178 revisados. El más común fue el fibroma odontogénico periférico (23 casos, 51,1%), seguido por el ameloblastoma periférico 28.9% (13 casos) y el quístico calcificante 13.3% (6 casos). Hallaron 1 solo caso de c/u de epitelial calcificante, fibroma ameloblástico y carcinoma ameloblástico.

VOLVER (a Índice)

 

                     noviembre 2006

 

Leímos , que el cáncer bucal puede seguir dos vías bien distintas, una más y otra menos agresiva, según Cancer Research. Investigadores escoceses, de Glasgow, tomaron muestras de lesiones precancerosas de 19 personas, de 16 con cáncer bucal y de 4 con boca normal. Pudieron así identificar dos rutas diferentes por las cuales marcha la evolución del cáncer bucal, que terminan en células tumorales “mortales” e “inmortales” cuando se las desarrolla en el laboratorio. Son genéticamente muy diferentes. Las “mortales” tienen una existencia limitada y se agotarán en sí mismas cuando generen un tumor, con menos probabilidades de extensión o de recidivas después del tratamiento. Las “inmortales” seguirán dividiéndose, lo cual las hace más propensas a la expansión y a dar recidivas, ambas características de la agresión.

Hallaron que a las “inmortales” estaban estrechamente relacionadas fallas en el gen p53 y falta de expresión del p16, en los tumores agresivos. Lo importante es que estas mismas modificaciones se encuentran también en las células precancerosas que se desarrollaron en el laboratorio como “inmortales”. Cuando el gen p53 está trabajando normalmente, detiene la división de las células afectadas y debiera detener el desarrollo del cáncer; de ahí que las fallas en ese gen aparezcan en las células “inmortales”, no en las “inmortales.”  El gen p16 ayuda a controlar el proceso de regulación de las células y puede impedir que se desarrolle el cáncer; su expresión estuvo ausente en la mayoría de las células más agresivas de cáncer bucal.

 

¿Diagnóstico retardado o invasión rápida?...   Juan Seoane et al, desde la tocante Santiago de Compostela, quizá bendecidos por el San Pedro de los estudiantes, escribieron al  Journal of Periodontology (2006; 77(7): 1229 ) para señalar el lamentable hecho de que las lesiones neoplásicas de los tejidos gingivales suelen ser diagnosticadas ya en estado avanzado. Quizá la similitud entre el carcinoma gingival de células pavimentosas (CGCP) y las lesiones periodontales más comunes conduzcan al diagnóstico retardado  o errado. Examinaron 59 casos consecutivos de cáncer bucal y tomaron nota de edad, sexo, cigarrillo, etapa tumoral y tiempo total de diagnóstico (desde que la persona se da cuenta hasta el diagnóstico histopatológico). Consideraron la media del tiempo total de diagnóstico (1,5 meses) como punto de corte para distinguir entre casos demorados y no demorados. Se encontraron con <1,5 meses en un 75% de carcinomas gingivales, 50% de carcinomas linguales y 78% de carcinomas de piso de boca. Fue >25%, 50% y 21% para los mismos carcinomas, respectivamente. Comparando la demora para los gingivales con otros carcinomas bucales, no hallaron diferencias significativas de tiempo. Pero llegado el momento del diagnóstico los cánceres gingivales habían invadido las estructuras adyacentes con mayor frecuencia que otros carcinomas bucales. En conclusión, la ubicación gingival del CGCP está asociado a etapas avanzadas  llegado el momento del diagnóstico, debido a la invasión precoz del tejido óseo contiguo (tumor primario . T4). Clínicamente, esto significaría que se requieren derivaciones y diagnósticos aun más prontos.

 

VOLVER (a Índice)

 

                     octubre 2006

Nuevo sistema binario para displasias…   Kujan O et al (Oral Oncol 2006 may 25) comparan en este trabajo el nuevo sistema binario (alto riesgo / bajo riesgo) para las displasias epiteliales bucales, (DEB) y su exactitud en la predicción de malignidades, con la clasificación de la OMS de 2005. De los archivos de Patología Bucal disponibles en Mánchester, eligieron 96 biopsias consecutivas de DEB con resultado clínico conocido. Ya habían hecho un estudio piloto en 28 casos para determinar el proceso de clasificación. Cuatro observadores revisaron el mismo juego de cortes de 68 lesiones de DEB usando los sistemas binarios e ignorando los resultados clínicos. Para el sistema de la OMS hubo acuerdo entre observadores (K=0,22 y 0,63); para el sistema binario fue K=0,50. Es interesante que todos los observadores hayan estado en un acuerdo satisfactorio en la distinción entre displasia leve y severa y carcinoma in situ con la nueva clasificación de la OMS. Pero sigue siendo problema la evaluación de displasia moderada. La sensibilidad y la especificidad del nuevo sistema binario para predecir una transformación maligna en la DEB fue del 85% y el 80%, respectivamente, y la exactitud, del 82%. El nuevo sistema binario complementó la clasificación 2005 de la OMS y puede tener el mérito de ayudar a los clínicos a tomar decisiones, en particular en los casos de displasia moderada. La gradación histológica de la displasia según los criterios establecidos es un pronosticador predecible en la DEB.

 

Reflexión anormal de la luz en la acondroplasia…   De Felice C et al (OSOMOP 2006 jun;101(6):748) encontraron anomalías de reflexión en la mucosa bucal en los padres no afectados por acondroplasia (AC) de niños con AC. No se conocían marcadores de tales padres hasta el momento de esta evaluación de la reflexión de la mucosa. Treinta niños con AC de 60 padres sin AC fueron comparados con otros 30 y sus 60 padres sanos. Midieron la reflexión de la luz de la mucosa bucal vestibular y la gingival inferior mediante un sistema de reflectancia que mostró valores significativamente mayores (410 a 630 nm longitud de onda) en los pacientes con AC, en tanto que eran significativamente inferiores en los padres de AC. Un corte del valor de reflexión en 430 nm de longitud de onda identificaba a los padres de niños con AC con un 100% de sensibilidad y 96,4% de especificidad.

Reacción inflamatoria a un cuerpo extraño (amalgama) en el seno maxilar mal diagnosticada como tumor etmoideo   que según Macan D et al (Dentomaxillofac Radiol 2006 jul;35(4):303) los síntomas mimetizados fueron debdos a la larga presencia de la amalgama dental en el seno con inflamación de los senos maxilar, etmoidal y esfenoidal.

VOLVER (a Índice)

 

                                        septiembre 2006

Dolor muscular y movimiento mandibular…   Lobbezoo F, van Selms MK y Naeije M (Arch Oral Biol 2006 mayo 1) revisaron 10 años de literatura mundial basada sobre evidencias acerca de la importante relación entre el dolor muscular masticatorio (DMM) y el comportamiento motor desordenado de la mandíbula (CMDM). Sobre la base principal de estudios que usaron alguna suerte de DMM provocado (p ej, inyección intramuscular de sustancias como solución salina hipertónica), concluyeron que el DMM tiene efectos pronunciados sobre las funciones motoras mandibulares, como apretamiento máximo y masticación. La modulación relacionada con el dolor de los reflejos bucales ilustra los efectos del DMM sobre el control de los movimientos masticatorios. Influye además sobre el sistema motor cervical, lo que en parte puede explicar el mecanismo detrás de la coincidencia frecuente de dolor en el cuello y en la mandíbula. Se concluyó que aun cuando la evidencia no es aún concluyente, también un dolor remoto, no DMM, puede modular el comportamiento motor mandibular, lo que indicaría la participación de mecanismos centrales en esa modulación.

 

VOLVER (a Índice)

                                                                 julio 2006 

Primeros molares retenidos…   Babacan H, Ay S y Kosger HH (Int Dent J 2006 feb;56(1):49) presentan dos casos de primeros molares permanentes retenidos, superior e inferior, para recordarnos desde su Turquía que se pueden dar algunos raros casos de esta situación

 

Carcinoma o quiste dentario...   Suomalainen A et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2006 may;101(5):638) advierten que el carcinoma ameloblástico, raro tumor odontogénico, puede semejarun quiste dentario en la radiografía panorámica (como ocurrió en el caso de una joven de 21 a localizado en el gonion). Es imperativo para la diferenciación recurrir a la TC y a la RM (tomografía computada y resonancia magnética).

 

Estomatitis urémica...   Antoniades DZ et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2006 may;101(5):608) mencionan la estomatitis urémica como complicación muy pocas veces vista de las etapas finales de las patologías renales. Presenta placas dolorosas y costras distribuidas por la mucosa vestibular, dorsal o ventral de la lengua, encía, labios y piso de la boca. A los tratamientos renales se los puede apoyar con colutorios antisépticos y agentes antimicrobianos y antimicóticos. Prtesentan un caso, no terminal, de una recaída en la uremia,

Pityriasis rubra pilaris...   L. E. Martinez Calixto et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2006 may;101(5) presentan el cuarto caso conocido de pityriasis rubra pilaris, dermatosis crónica, papuloescamosa de etiología desconocida. Dada el escaso número conocido, pese al simpático nombre, confiamos en que el colega no deberá ver un caso así en el consultorio, pero quizá deba saber que existen y puede acudir al trabajo original para los detalles. Es dolorosa, prurígena, observable como placa seca eritematosa que llega a eritroderma de color anaranjado – de ahí su nombre – y podría ser eficazmente tratada con infliximab IV, 5 mg/kg.

VOLVER (a Índice)

 

                                        junio 2006 

Daño genetico por agregado de trióxidos minerales (MTA)...   Braz MG et al (J Oral Rehabil 2006 Mar;33(3):234)
efectuaron pruebas de genotoxicidad no realizadas anteriormente. Para lo cual observaron sus efectos sobre linfocitos periféricos y comprobaron que ni el MTA ni el cemento Portland son un factor que incremente el nivel de lesiones del ADN en esas células.

 

Correlación de la expresión del factor básico del desarrollo de fibroblastos con la invasión y el pronóstico de carcinoma espinocelular...    Hase T et al (J Oral Pathol Med 2006 mar;35(3):136) concluyeron tras estudiar 61 biopsias de carcinoma espinocelular bucal (CECB) que la expresión de los factores de crecimiento básico bFGF y el receptor 1 FGFR-1 en los fibroblastos en el frente invasivo está ligada al modo de  invasión y el pronóstico en el CECB. Prevalecieron esas expresiones significativamente más en los casos con metástasis ganglionar más que sin ellas.

VOLVER (a Índice)

 

                                      mayo 2006

ADN y liquen plano…   Afirman Maraki D et al ( J Oral Pathol Med abr 2006 35: 227) que la citología con citometría ADN es sumamente sensible, específica y no invasora como técnica para el seguimiento periódico de lesiones de liquen plano (LP) para descubrir o excluir malignidades. Para llegar a esta conclusión efectuaron biopsias en 56 pacientes. Cuando sospecharon la presencia de células tumorales, midieron el contenido del ADN nuclear, con 50 pacientes negativos, 4 dudosos y 2 sospechosos. La citometría reveló ADN aneuploideo sólo en estos 2 casos. Hubo concordancia total entre el examen histológico de la biopsia por excisión en los 2 casos; los otros no presentaron displasias.

Amalgama y liquen plano…  Es interesante identificar los rasgos histológicos que distinguen las reacciones liquenoides bucales asociadas a amalgamas (RLBAA) del liquen plano (LP), dice M. H. Thornhill (J Oral Pathol Med abr 2006 35: 233). Consideraron 12 casos de  RLBAA y 12 de LP cases y observaron variaciones entre los patólogos para distinguir unos de otros. La sensibilidad y la especificidad en el diagnóstico histológico fue, respectivamente, de 40% y 32%. Hubo 4 rasgos usados más comúnmente para hacer la diferenciación: un infiltrado inflamatorio localizado profundo a superficial en algunas o en todas las áreas; un infiltrado focal perivascular; plasmocitos en el tejido conectivo y neutrófilos en él. Cada uno fue  independientemente predictivo de RLBAA o LP. Conclusiones:  Distinguir entre RLBAA o LP no puede depender sólo de la histología, sino que ha de estar basado en una síntesis de toda la información disponible, incluyendo historia, examen, histopatología y test cutáneo.

 

Osteomielitis crónica supurativa   Es rara en los países desarrollados, como Australia, afirman Yeoh SC et al (Aust Dent J  2005 sep; 50(3): 200), y presentan uno de esos casos de OSC mandibular en un hombre de 75 años por una raíz retenida. Lo trataron con clindamicina prequirúrgica, 300 mg, bucal, q.i.d., dos semanas, luego extirparon el resto radicular con sedación endovenosa, para evitar anestesia general, efectuaron la limpieza quirúrgica del hueso afectado, drenaje bucal y resección de la fistula cutánea que había generado. A los 3 meses, el paciente estaba bien.

Cocaína…    Millones de personas consumen cocaína regularmente, lo que puede generar efectos bucofaciales varios, como perforación del tabique nasal y del paladar, lesions gingivales y erosión de las superficies dentarias. Puede aumentar los riesgos médicos durante el tratamiento odontológico, en especial cuando se usan hilos de retracción impregnados con epinefrina o anestésicos con esta sustancia. Blanksma CJ y Brand HS (Int Dent J 2005 dic; 55(6): 365) recomiendan postergar la intervención dental hasta por lo menos 6 a 24 horas después del  uso de cocaína.

VOLVER (a Índice)

                                 abril 2006

Cáncer y herpes…   Parker TM et al(Oral Oncol 2005 nov 28) siguieron 164 casos de cancer de cabeza y cuello y efectuaron ajustes con respecto de edad, tabaco, alcohol y cantidad de parejas y hallaron que el riesgo de cáncer no estaba significativamente incrementado en los positivos para HSV-1 y HSV-2 comparando con HSV-negativos.

 

Premalignas   En 236 pacientes fueron tratadas 269 lesiones premalignas, leucoplasia y eritroplasia, con cirugía o sin ella, y se las vinculó con tipo clínico, ddemarcación, tamaño, ubicación, presencia de displasia epitelial, tabaco y cirugías. Se eliminaron quirúrgicamente 94, de las que 39 eran homogéneas y 46 no, con 9 eritroplasias (5%). En un 73% estaban asociadas con tabaco. El tamaño medio era de 486 mm2 y el 71% mostraba algún grado de displasia. Se las siguió por 6.8 años, entre 1.5-18.6 años y se tomaron biopsias en las recidivas. De las 175 lesiones no tratadas, 148 era homogéneas y 29 no, con 6 eritroplasias. En un 81% las lesiones estaban asociadas a tabaco. Tamaño medio, 503mm2 y 21 mostraban displasia epitelial. Sólo se hicieron biopsias por sospechas de malignidad en el seguimiento. Se insistió a todos los pacientes que dejaran el tabaco y se les trataron las candidiasis presentes. Tras la cirugía, 11 lesiones (12%) desarrollaron carcinoma tras una media de 7.5 años; 20% de las leucoplasias no homogéneas y sólo el 3% de las homogéneas. El grado de displasia no afectó el porcentaje de carcinomas generados. De las no operadas, un 16% desapareció y un 4% desarrolló cáncer; 15% de no homogéneas y 3% para homogéneas. Con displasia leve, 14% degeneraron como malignas y 2% de las sin displasia. Resultó 7 veces mayor el riesgo de malignidades con las leucoplasias no homogéneas y 5,4 veces más riesgo de malignidad cuando superaban los 200 mm2. (Holmstrup P et al Oral Oncol 2005 nov 26)

VOLVER (a Índice)

 

                                        febrero/marzo 2006 

Bisfosfonatos: pamidronato y zoledronato…  
 Los bisfosfonatos son análogos sintéticos del pirofosfato usado en el tratamiento de pacientes con hipercalcemia como resultado de tumores  malignos, metástasis óseas y problemass como enfermedades metabólicas, de Paget y osteoporosis. En los últimos 10 años, hubo casos de necrosis asociados al uso de terapia con bisfosfonatos. Ruggiero et al (J Oral Maxillofac Surg 2004; 62: 527-534) describieron un amplio grupo de  pacientes (63) con necrosis maxilar probablemente relacionada con el uso de estas drogas. Pero hay que señalar que todos los pacientes del grupo  descrito habían pasado por radioterapia de cabeza y cuello (conocida causa de necrosis maxilar) o habían padecido extracciones mientras tomaban bisfosfonatos. En el presente estudio (Merigo E et  al J Oral Pathol Med 2005 nov;34(10):613), se informa de 4 casos de necrosis maxilar en pacientes que tomaban pamidronato (Aredia) y zoledronato (Zometa) sin ninguna clase de radioterapia o cirugía dental. Eran mujeres de entre 56 y 71 años; 3 tratadas con bisfosfonatos por metástasis óseas y 1 por mieloma múltiple.En conclusión, se ha de ser muy precavido y estar atento cuandose intente un tratamiento con bisfosfonato. Producida la necrosis,

 

Queratoquistes odontogénicos y citoqueratina   Stoll C et al J Oral Pathol Med (2005 oct) 34(9): 558

Para tener éxito clínico es preciso distinguir entre queratoquistes odontogénicos, con evidente tendencia a recidivar, y otros quistes  odontogénicos, considerando que el aspecto histomorfológico no es definitorio. Por el contrario, concluyen los AA, tras analizar 30 casos de quistes dentígeros y radiculares y 15 de queratoquistes, la detección inmunohistoquímica de CK (citoqueratina) 17 y 19 parece contribuir sustancialmente a la distinción entre queratoquistes y otros quistes odontogénicos, en especial los dentígeros.  

VOLVER (a Índice)

 

                                     enero 2006

Hiperplasia hemifacial ...   Caracterizada por una acentuada asimetría facial, tiene etiología desconocida e incluye tanto los tejidos blandos como los duros. Azevedo RA et al (Quintessence Int. 2005 jun;36(6):483) presentan un caso en una mujer.
 

Sialografía dinámica…   Morimoto Y et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2005 sep;100(3):357) afirman que la sialografía dinámica por resonancia magnética y estimulación con ácido cítrico permite la evaluación funcional y morfológica de las glándulas salivales.

 

Amelogénesis imperfecta…   Según D. Ozdemir et al (J Dent Res 2005; 84(11):1031) la amelogénesis imperfecta es, en verdad, un grupo de trastornos heterogéneos clínica y genéticamente. Se sabe de 4 genes con mutaciones en los diversos tipos de AI. Mutaciones en los genes que codifican las 2 proteasas adamantinas: metaloproteinasa matrizal 20 (MMP20) y calicreína 4 (KLK 4). [La KLK4, antes llamada proteinaza sérica 1 de la matriz adamantina, tendría un papel mayor como enzima degradante despejante de las proteínas del esmalte durante la maduración de la matriz.] Cada una en una sola familia de AI por hipomaduración autosómica recesiva. La MMP 20, o enamelisina,* también ha sido observada en los odontoblastos durante la formación de dentina, que mediante inmunohistoquímica dio una coloración más intensa en la capa odontoblástica radicular y en los tubulillos dentinarios dilatados de la dentina cariada; pero no en esta misma. La conclusión de Sulkala M et al (J Dent Res 2002 sep;81(9):603) fue  que la MMP 20 se produce durante la dentinogénesis primaria y se incorpora a la dentina y puede ser liberada durante el progreso de la caries. Siempre su fuente celular principal son los odontoblastos que la liberan hacia el líquido dentinario.

*[Las proteinasas están presentes en la matriz adamantina mientras la amelogenina y sus productos de clivaje abundan; ayudan a regular el desarrollo del esmalte y aceleran la remoción de proteínas. La enalisina, de reciente hallazgo, fue clonada del órgano del esmalte porcino y se vio que, dentro del órgano del esmalte, es transportada dentro de vesículas hasta llegar a los ameloblastos. Su expresión se inicia antes del inicio de la mineralización dentinaria y continúa durante toda la etapa secretoria de la amelogénesis. Su papel es modificar y/o eliminar las proteínas de la matriz adamantina, lo que afecta la manera en que éstas actúan entre sí y con los cristalitos del esmalte en formación]

                                                             

VOLVER (a Índice)

                                   

                                                      noviembre 2005

Herencia y  ambiente...   Mucci, LA, et al J (Dent Res 2005 sep;84(9):800) emprendieron un estudio de 10.000 pares de mellizos suecos porque lo consideraron un diseño útil para cuantificar los efectos de los genes y de los factores ambientales en la etiología de la enfermedad. Resultó que los factores genéticos contribuyeron el 14% de la variación en la pérdida de dientes en las mujeres y el 39% en los varones. Los factores ambientales no compartidos respondieron por el 25% del riesgo y el resto a los compartidos. Las estimaciones de la heredabilidad para la enfermedad periodontal fueron del 39% y el 33%, mujeres y hombres, mientras que el resto del porcentaje correspondió a los factores ambientales no compartidos. La herencia de ambos problemas variaron como función de la edad y del hábito de fumar. En conclusión, se vio una papel moderado de los factores genéticos en las enfermedades bucales y quedó sugerido un potencial de interacciones genetico-ambiental.

 

 De cebras y  fluorosis…   Bartlett, JD et al (J Dent Res 2005 sep;84(9):832) estiman que aún es incierto el mecanismo por el cual la exposición a un exceso de flúor causa fluorosis. El pez cebra (ver fig) (Danio rerio) experimenta un recambio periódico de sus dientes a lo largo de su vida, con lo cual provee un acceso continuo a las etapas del desarrollo. Aunque no poseen esmalte real, tienen una superficie adamantinoide dura, que se hace irregular, con fosillas, en los dientes tratados con flúor, lo que no se ve en los controles. [Hablando de “controles”, está el caso del investigador que bautizó a uno solo de sus mellizos... Dejó el otro para control.] También tienen mucho más contenido orgánico que los controles. Por esta vía, demostraron que una molécula indicadora (Alk8) importante en el desarrollo dentario puede contribuir al fenotipo fluorótico y que, asimismo, un incremento de la apoptosis celular puede tener un papel en el mecanismo de la fluorosis.

 

Ciguatera: lengua y mucho más...   Dice el Dr. G. M. Heir (Quintessence Int 2005 ag;36(7-8):547) que la ciguatera puede determinar que el paciente puede experimentar los síntomas de la boca urente (sensación de quemazón, sobre todo en la punta de la lengua), sobre todo si se fue de juerga por las áreas tropicales. Lo que no incluye en su presentación, Universo Odontológico se lo va a contar con datos del australiano J Pearn  (J Neurol Neurosurg Psychiatry 2001;70:4-8).


Resulta que la c
iguatera es una difundida ictiosarcotoxemia con rasgos neurológicos dramáticos. Esta forma severa de envenenamiento originadas en peces, propia del trópico, puede llegar a otras latitudes por ingestión de alguno de los grandes peces carniceros que ingieren y acumulan ciguatoxinas del dinoflagelado Gambierdiscus toxicus que se va acumulando y concentrando en todos los tejidos de los peces y, desafortunadamente, es termorresistente. Las parestesias, disestesias y otras anomalías sensoriales incluyen prurito, artralgia, mialgia, odontalgia, hipersalivación, sabor metálico y quemazón en la lengua. Esto sin contar disfunción cerebelar, polimiositis con astenia, hipotensión, bradicardia, etc.

N de la R. Sería bienvenido el comentario de algún colega de áreas tropicales.

VOLVER (a Índice)

 

                          septiembre 2005

speed, ecstasy...   O 3,4 metilendioxi-metanfetamina, o metafenfetamina, o meth, de fácil fabricación casera, no ha merecido más que un par de artículos en la bibliografía odontológica internacional y ni uno en la hispanoamericana, pese a que sus serios daños sobre la dentadura merecieron un lugar destacado en el N Y Times, en un artículo de Mónica Davey.

Dice que en poco tiempo, aun meses, dientes bien sanos pueden volverse pardo-grisáceos, abandonar la textura sólida del esmalte, moverse y caerse. La “boca meth” (como le dicen en USA), agrega, ha sido escasamente estudiada en los círculos académicos y es desconocida por gran parte de los dentistas... Salvo por los que trabajan en las desoladas áreas donde laboratoristas caseros la confeccionan y venden. Por ejemplo, usan el fósforo rojo de las cajetillas y el litio de las baterías de automóviles.

Cita al Dr. Richard Stein, de Dodge City, y a la Dra. Cynthia E. Sherwood, de Independence, Kansas, quien declara haber visto una mujer cuyo dientes se habían transformado en pequeños muñones negros, dolorosos al cepillarlos y que, por fin, perdió todos los dientes maxilares y seis inferiores. El Dr. Charles Tatlock, en Nueva México, vio un muchacho de 17 años a quien debió confeccionarle dentaduras para los dientes súbitamente cariados. En una cárcel de Tennessee, un tercio de los prisioneros tenían los dientes destruidos por éxtasis.

Este estimulante sintético produce xerostomía y a partir de eso caries irrestricta. La sed que genera lleva a una ingestión exagerada de gaseosas (Mountain Dew y otras). Los adictos dejan de cuidarse en muchos sentidos y abandonan la higiene bucal. Son más los dentistas que apuntan a la tendencia de los adictos a apretar y rechinar los dientes y a los grandes desgastes y abfracciones que esto produce.

A lo que divulgó Davey, se agregan trabajos (Redfearn PJ, Agrawal N, Mair LH. Addiction. 1998 May;93(5):745 [en el R. U.] y Richards JR, Brofeldt BT. J Periodontol  2000 Aug;71(8):1371) que resaltaron la manifiesta abrasión, molar sobre todo, en los afectos al éxtasis, inyectado o aspirado. Los AA ingleses no vieron diferencia en el desgaste de los anteriores; sus pacientes declararon tener conciencia de que por 12 a 24 horas después de drogarse apretaban o rechinaban fuertemente sus dientes. Señalaron en especial lo dicho por Mónica Davey sobre el ambiente bucal ácido creado por las bebidas carbonatadas.

Meredith CW, Jaffe C, Ang-Lee K, Saxon AJ. (Harv Rev Psychiatry 2005 jun;13(3):141) agregan que la metanfetamina está alcanzando proporciones de epidemia en USA y en el mundo y subrayan la fácil síntesis clandestina y la neurotoxicidad que afecta la neurotransmisión cacotelamínica. Esto deteriora la memoria, la velocidad psicomotora y el procesamiento de la información. Su predecesora, la anfetamina, llegó a 31 millones de recetas en 1967. Se estima (Anglin MD, Burke C, Perrochet B, Stamper E, Dawud-Noursi S. J Psychoactive Drugs  2000 jun;32(2):137) que casi 5 millones de norteamericanos la probaron, por lo menos, alguna vez. Produce diversos daños a los adictos y a sus hijos.

Granuloma gigantocelular y displasia en un mismo maxilar...   La displasia fibrosa es una condición de tipo tumoral que se caracteriza por el reemplazo del hueso normal por una proliferación excesiva de tejido conectivo fibroso celular entremezclado con trabéculas óseas irregular. El granuloma gigantocelular central es una lesión benigna que afecta ambos maxilares y consiste de una proliferación fibrohistiocitaria masiva con múltiples células gigantes multinucleares cargadas de hemosiderina. Farzaneh AH y Pardis PM. (Med Oral Patol Oral Cir Bucal. 2005 jul 1;10) presentan un raro caso de simultaneidad de ambas lesiones, vistas en Teherán, en una mujer de 20 años, en la mandíbula derecha.
 
 

Metotrexato...   Se está usando el metotrexato, en dosis bajas, para una diversidad de afecciones, en especial, la artritis reumatoidea. Poco se habló de las complicaciones bucales de ese régimen. Kalantzis A et al (OSOMOP 2005 jul;100(1):52) mencionan varias que van desde úlceras que no cicatrizan hasta lesiones de tipo linfoma. Presentan 7 casos y un resumen de los usos y la farmacología.

Sorpresivo lipoma...   Aunque los lipomas son relativamente comunes,Brennan PA et al (OSOMOP 2005 jul;100(1):9) encontraron uno donde no se había visto antes, entre las dos capas de la fascia temporal profunda por sobre el arco malar. En esa área hay grasa que se suele utilizar en cirugía para proteger la rama anterior del nervio facial.

VOLVER (a Índice)

                                

                              julio 2005

La elección de Sofía…   Hay una gran ironía en esto, claro: el hombre que se había ganado el desprecio de la gente “bien pensante” en todas partes… con su público promiscuo y directo de palabras [ofensivas para los negros] contrajera cáncer en una porción simbólica de su cuerpo [la boca] … ése, que había llamado “diego” al alcalde La Guardia y que se había dirigido a un congresal judío como “querido ruso,” sufriera un carcinoma maduro que pronto acabaría con su boca grosera y su lengua maligna (William Styron). Nos pareció que esto iba bien en esta sección. La novela llegó al cine y una notable Meryl Streep hizo el papel de la obre judía Sophie.

 

 

VOLVER (a Índice)

                            junio 2005

Reabsorción idiopática…   Liang H, Burkes EJ y Frederiksen NL. (Dentomaxillofac Radiol 2003; 32: 150-1554) revisaron la literatura en busca de pacientes con reabsorción radicular múltiple, sin factores locales o generales a los que se pudiera atribuir esa patología manifestada en el límite cemento-adamantino de más de 3 dientes. Observada en exámenes de rutina clínicos y radiográficas, la reabsorción podía progresar hasta involucrar la porción cervical íntegra – imponiendo la extracción – o detenerse por sí sola en algún punto. Los dientes afectados podían variar entre 5 y 24 por paciente. Con el tiempo se involucraban más dientes. De un total de 18 pacientes, 13 fueron mujeres (10 blancas) de entre 7 y 68 años (Evidence-Based Dentistry (2005) 6, #1,  20).

 

Psicología y ATM…    Ziad G. Ibrahim, Jürgen Strempel y Harald Tschernitschek informaron en enero de este año del Señor de 2005 cómo afectan las variaciones estacionales a la generación y evolución de los trastornos de la ATM (TATM). En un estudio retrospectivo, con datos de 1997 y 1998, analizaron la cantidad mensual de pacientes del servicio de prótesis de un total de 11747. De ellos, 961 presentaban síntomas observadas con frecuencia en TATM. Después de un examen especializado y exhaustivo, en 568 se confirmaron las lesiones. Tras dividir los pacientes en los de verano y los de invierno, hallaron relaciones estadísticamente significativas en los pacientes con TATM con el máximo en invierno; pero si consideraban el total de los pacientes el máximo se daba en verano. El número de pacientes con TATM por mes estaba correlacionado significativamente con la duración media de horas de sol por mes. Se pudieron establecer paralelos con las variaciones estacionales de los síntomas de las personas con Trastornos Afectivos Estacionales. Como los mecanismos que influyen sobre la aparición de enfermedades por impacto psicológico sería comparable en los pacientes con TATM, proponen que se aplique una terapia similar.

VOLVER (a Índice)

 

                                mayo 2005

No cualquier verruga...   Chen HM, et al (Oral Pathol Med. 2005 abr;34(4):253) escriben desde Taipei,  Taiwan, para informarnos de la utilidad de la terapia fotodinámica (TF) mediada por ácido 5-aminolevulínico (AAL) al 20% en irradiaciones múltiples de 3 min con luz roja de LED (luz emitida por diodo) por 1 o 2 h. Así trataron con éxito también un carcinoma verrucoso extrabucal en la comisura bucal derecha y una lesión similaren la mucosa bucal derecha, en una mujer de 56 años.

 

Metástasis ganglionares...   Okura M, et al J (Oral Pathol Med. 2005 abr;34(4):214) analizaron la arquitectura de 430 granglios linfáticos con metástasis para evaluarlos en su valor pronóstico del carcinoma espinocelular de la cavidad bucal. El área del centro germinal no estuvo siempre asociada a las metástasis. Hallaron un área paracortical en proporción significativamente menor en la distribución al total ganglionar con respecto de lo observado en el ganglio sano. Esto está vinculado a mayor plazo de supervivencia. Podría ser útil para la estratificación de los pacientes en cuanto a requerimientos de tratamientos coadyuvantes.

VOLVER (a Índice)

 

               abril 2005

Roseola y saliva...   El exanthema subitum es una eruptiva de los niños que se caracteriza por fiebre y erupción en el tronco, producida por el virus herpético humano 6 (VHH6) y conocida otrora como roseola infantil. Pereira CM, et al (Arch Oral Biol. 2004 dic;49(12):1043) estudiaron la incidencia del virus en personas sanas, latente en sus glándulas salivales. La saliva es la forma principal de transmisión y la recogieron de adultos sanos entera y, mediante conos de papel, de las parótidas así como líquido de la hendedura gingival. De 28 sujtos, el 71,4% dio positivo en por lo menos uno de los 3 líquidos. Sólo 4 del fluido gingival y sólo 4 de la parótida. Por tanto, no serían estos 2 la fuente principal del VHH6 en la saliva entera.
 

Saliva estresada…   Evaluar muestras de saliva es una acción no estresante y sencilla que usaron Takai N, et al (Arch Oral Biol. 2004 dic;49(12):963) para estimar los efectos de acciones estresantes sobre los niveles de cortisol y de amilasa en adultos jóvenes en quienes además se midió su predisposición a la ansiedad personal. Un video de 15 minutos de un trasplante de córnea sirvió como estresante. Y bellezas paisajísticas como tranquilizantes. La saliva fue recogida cada 3 minutos. El nivel de amilasa ascendió significativamente al comienzo mismo del video y volvió inmediatamente al normal al terminar la vista de panoramas. Igual, pero en menor grado con el cortisol y con un período mayor de latencia. No bajó con las vistas tranquilizantes. En consecuencia, el nivel de amilasa es mejor que el de cortisol coo índice de estrés y, además, la enzima tendría un efecto tranquilizante o relajante.

 

 

Haciéndose la película…    La película salival, como es sabido, protege la superficie del esmalte contra la influencia de los agentes ácidos, tras ciertos procesos de maduración. Es interesante saber desde qué momento. P ej, en 3, 60 y 120 min. Ya a los 3 minutos la película ofrece protección contra el ácido cítrico (Hannig M, et al Arch Oral Biol. 2004 nov;49(11):903).

 

 

 

Alergia al dique…   Y no estamos hablando de los dentistas que no quieren poner dique en sus endodoncias. La alergia al látex puede tener serias consecuencias, incluido el desarrollo de una anafilaxia. Los AA describen un paciente  que experimentó eritema, tumefacción facial y leve compromiso de las vías aéreas. Una vez se pensó en alergia a la anestesia y se administraron corticosteroides y antihistamínicos. La vez siguiente presentó dificultades para deglutir y alguna para respirar. Se realizó el mismo tratamiento con agregado de adrenalina (Chin SM, Ferguson JW, Bajurnows T. Aust Dent J. 2004 sep;49(3):146).

 

¡Hay cada esputo!…   Estudios in vitro han demostrado la corrosion de las aleaciones dentales. Pero, dicen Harhammer P, et al (Clin Oral Investig. 2004 sep 18), hay escasos datos sobre los iones metálicos presentes en la saliva. Comparararon el contenido metálico (Ag, Au, Co, Cr, Cu, Fe, Ga, In, Ni, Pd, Pt, Sn, y Zn) de la saliva de pacientes con restauraciones de metal y sin ellas, y la repetición de los datos. El estudio mostró Ag, Cr, Cu, Fe, Ni, y Zn en personas sin restauraciones metálicas, aunque sin constancia en los valores determinados en muestras consecutivas. En los restaurados, los metales identificados fueron Ag, Au, Cr, Cu, Fe, Ni, y Zn, en concentraciones mayores. Concluyeron que esta determinación no es un indicador confiable de la exposición sistémica a los metales de las obturaciones. Otras cuestiones pueden afectar ese contenido metálico.

Abfracción…   Son muchos los AA que atribuyen las abfracciones a una sobrecarga física del esmalte. Algunos piensa que podría haber otra explicación más realista. Rees JS y Hammadeh M. (Eur J Oral Sci. 2004 ag;112(4):347) mencionan como mecanismos alternativo el socavado del esmalte cervical vestibular a lo largo del limite amelodentinario (LAD) y examinaron el efecto que eso podría ejercer sobre la distribución del estrés en los dientes superiores. Crearon virtualmente una discontinuidad vertical entre esmalte y dentina desde 0,1 a 0,5 mm y observaron un incremento notabilísimo en los valores numéricos de los estreses principales máximos (MPS) que, en muchos casos, excedieron el estrés conocido de fracaso del esmalte.Remineralization effects of a sodium fluoride bioerodible gel.

Remineralización…   Un gel de NaF 5% bioerosionable mostró una significativa capacidad de remineralización de lesions cariosas, con una media del 68,9%. A dientes extraídos Sawyer KK y Donly KJ. (Am J Dent. 2004 ag;17(4):245 ) les pintaron un barniz protector de ácidos y dejaron expuesta superficie vestibular desmineralizada artificialmente in vitro. A experimentales les aplicaron el gel de NaF y uno sin nada a los controles. A los 30 días de exposición a saliva artificial, las lesiones fueron fotografiadas y cuantificadas como antes del experimento, con casi un 70% de remineralización observable.


Tabaco sueco…   Lund M, Lund KE y Rise J., en (Community Dent Oral Epidemiol. 2004 oct;32(5):385) señalan, para asombro de algunos por tratarse de una experiencia sueca, que se puede mejorar el esfuerzo del personal dental por lograr que sus pacientes fumadores, con consecuencias bucales y sin ellas, para lo cual podrían liberarse de conceptos errados sobre su propia eficacia de convicción y enterados del éxito logrado con la población en general.  

VOLVER (a Índice)

 

                febrero 2005

Cáncer bucal y lesiones precancerosas

Este completísimo y reciente trabajo de Brad W. Neville y Terry A. Day (CA Cancer J Clin 2002; 52:195-215) merece la lectura del odontólogo general, que no está en contacto permanente con el tema, pero debe estar preparado. De ahí, U. O. le ofrece esta versión apenas abreviada.

Los cánceres de boca y bucofaringe representan el 3 % de las malignidades      en hombres y el 2% en mujeres, en USA. El carcinoma espinocelular representa el 90% de ellos.

 

Epidemiología. El cáncer bucal es más común desde la mitad de la vida en adelante, aunque ha habido mucho en jóvenes últimamente (quizá por fumar marihuana). Se puede considerar (a) el labial; (b) el carcinoma bucal propiamente dicho, y (c) el bucofaríngeo. Estos dos son más comunes en hombres, en proporción de 2:1. Pero se redujo desde que las mujeres adoptaron cancerígenos y comenzaron a fumar y beber más.

El cáncer de labio está más asociado a la exposición solar, aunque se reconoce la importancia de la ubicación del cigarrillo y de la pipa. Son mucho más comunes en hombres, mucho más expuestos. Su preponderancia sobre las otras dos formas se redujo junto con la menor exposición laboral del hombre al sol. Pese a los progresos terapéuticos, la supervivencia de 5 años no mejoró y sigue entre el 50 y el 55%. Para el cáncer de labio esta situación es mejor, pues la supervivencia a los 5 años alcanza el 95%.

Factores de riesgo. Está bien clara la fuerta asociación que existe entre el uso de tabaco y el cáncer bucal, con una probabilidad de 5 a 9 veces mayor de padecerlo en fumadores, que puede ascender a 17 veces en los muy fumadores, con más de 80 cigarrillos por día. La proporción de pacientes cancerosos que fuman (un 80%) es dos a tres veces superior a la presente en la población general. El riesgo de malignidad secundaria en pacientes tratados que siguen fumando en los vías aerodigestivas superiores es 2 a 6 veces mayor que en quienes abandonan el vicio. [Excluimos la referencia al tabaco mascado, no habitual en Hispanoamérica.]

Los bebedores intensos tienen 3 a 9 veces más probabilidades de cáncer de vías aerodigestivas superiores, lo cual se eleva en los muy intensos (más de 100 g alcohol por día) a 30 veces. Si se combina con intenso fumar se llega a 100 veces de mayor riesgo. [También excluiomos el betel, usado en India y Sudeste asiático.]

Parecería que el virus del papiloma humano (HPV) podría ser otro factor de riesgo, observado el HPV-16 en el 22% de cánceres bucales, y el HPV-18 en el 14%.

La baja ingestión de frutas y verduras también podría estar asociada. Algunos también establecen una relación con el liquen plano bucal, forma erosiva. Lo mismo la anemia ferropriva combinada con enfermedad de Plummer-Vinson o Paterson-Kelly. Lo mismo, la inmunosupresión, observado el carcinoma bucal en trasplantados renales y en SIDA.

Diagnóstico precoz. Depende de un clínico sagaz o un paciente atento que identifiquen la lesión o el síntoma sospechosos en una etapa temprana. Está claro que muchos odontólogos y médicos no están al tanto de todas las circunstancias y no realizan el examen de cáncer bucal como rutina. Apenas un 16% de encuestados norteamericanos manifestaron que les habían traccionado la lengua para este examen, o lo mismo en las mejillas.

Los cánceres bucales tempranos y las lesiones precancerosas suelen ser sutiles y asintomáticos. Por lo tanto, es importante que el clínico adopte un alto grado de sospecha, sobre todo en fumadores y bebedores. El carcinoma espinocelular bucal invasor a menudo es precedido por la presencia de alteraciones clínicamente identificables de la mucosa bucal. Son lesiones en placas blancas o rojas, leucoplasias y eritroplasias. Al evolucionar, el paciente puede notar alguna úlcera que no cicatriza. Los síntomas posteriores son sangrado, aflojamiento de dientes, dificultad para el uso de prótesis, disfagia, disartria, odinofagia y bultos en el cuello.

El Instituto Nacional del Cáncer (USA) y el Instituto Nacional de Investigación Odontológica (USA) apoyan todo esfuerzo para la promoción del descubrimiento precoz de los cánceres bucales durante los exámenes bucales habituales. Surge, sin embargo, que en USA no se siguen estas recomendaciones ni siquiera en individuos de riesgo. Los pacientes, por su parte, no se presentan antes de haber alcanzado las etapas más avanzadas.

 

Leucoplasia.

Este término, usado para una mancha blanca, hoy muchos clínicos prefieren no utilizarlo por confuso y controversial. Pära la OMS define “una placa blanca que no puede ser identificada clínica o patológicamente como ninguna otra enfermedad.”  Puramente clínico, no tiene connotación histopatológica alguna, sirve como diagnóstico de exclusión en la clínica. Y no debe ser empleado si se puede aplicar otra denominación (candidiasis, liquen plano, leucoedema, etc.). Si un diagnóstico específico permite aplicar otro nombra a la placa blanca, no se la puede denominar más leucoplasia.

 

Cada vez, se delimita major el uso del término leucoplasia. Con frecuencia, se ven placas blncas secundarias a una irritación local identificable; por ejemplo, a menudo se encuentran alteraciones hiperqueratósicas engrosadas en las zonas edéntulas de los rebordes alveolares, en especial en pacientes que no usan una prótesis dental sobre ellas. Como esas zonas desdentadas descubiertas reciben más irritación durante la masticación, hay una tendencia natural a que el epitelio se ponga más hiperqueratósico como forma de protección, como el callo en la mano. Como es muy raro observar displasias en estas “queratosis alveolares” ni transformaciones en carcinomas, la mayoría de los expertos prefieren ubicarlas en una categoría aparte de “queratosis friccionales”, antes que considerarlas leucoplasias. Lo mismo sucede con las hiperqueratosis por mordida crónica de la mejilla o de la lengua. No son premalignas. Son prontamente reversibles retirada la irritación. 
Bajo el generoso paraguas de la leucoplasia fueron incluidas también otras dos lesiones específicas relacionadas con el tabaco, la estomatitis nicotínica y la queratosis de la bolsa tabáquica. Por su causa reconocida no serán incorporadas como parte de la leucoplasia.

La leucoplasia es más frecuente en hombres en la edad madura o avanzada, con aumento de prevalecimiento con los años. Menos del 1% de los hombres menores de 30 la padecen, hasta llegar al 7% a los 70; en mujeres de esa edad, 2%. Es más común en la mucosa vestibular, en la alveolar y en el labio inferior; en el piso de la boca, lados de la lengua y labio inferior son más probables las alteraciones displásicas o malignas.

La leucoplasia temprana o delgada se presenta con una placa blanca grisácea, ligeramente elevada que puede estar bien delimitada o fundirse gradualmente con la mucosa circundante. Con el tiempo, se engrosa y aclara, hasta tener un aspecto coriáceo con fisuras en su superficie, que es la leucoplasia homogénea o gruesa. Si la superficie fuera irregular, con gránulos o nódulos, tendríamos la forma verrucosa. De ésta hay una variante poco común, la verrucosa proliferativa, multifocal, en pacientes sin factores de riesgo conocido. Puede hacerse papilar y muy gruesa, hasta llegar a constituirse en una forma agresiva de carcinoma espinocelular.

En los últimos años, se observaron manchas blancas vinculadas al uso de dentífricos con sanguinaria. En general, en mucosa del vestíbulo y alveolar superior, aunque a veces en la inferior. Al microscopio, se ven como hiperqueratosis y atrofias epiteliales. A veces asociadas a verdaderas displasias, aunque su potencial canceroso es incierto. Por darse a veces en forma extensa y multifocal ha sido confundida con la forma verrucosa proliferativa.

Diversos estudios atribuyeron una frecuencia de alteraciones displásicas o malignas que iban del 15,6% al 39,2%. En un estudio de 3300 biopsias, Waldron y Shafer hallaron 19,9% de leucoplasias con algún grado de displasia epitelial. De éstas, un 3,1% correspondió a carcinomas espinocelulares no sospechados; 4,6% mostraban displasia severa o carcinoma in situ y 12,2% mostraban una displasia leve a moderada. Si no se incluyen las lesiones friccionales y las nicotínicas, la proporción de displasias se eleva. El mismo estudio da como zona de más riesgo la del piso de la boca, con 42,9% de leucoplasias con displasias o malignidades o aun carcinoma invasor. Igual en menor grado, lengua y labio, con 24,2% y 24,0%, respectivamente.

El aspecto clínico puede orientar hacia la probabilidad de displasias o malignidades: a mayor espesor, mayores probabilidades, con una forma verrucosa con más chances que la forma gruesa lisa, y ésta más que la fina. Las eritroleucoplasias  tienen las mayores probabilidades de displasias o carcinomas; Pindborg halló en éstas 14% de carcinomas y 51% de displasias epiteliales. De cualquier manera, todas las leucoplasias deben ser miradas como sospechosas, aun pequeñas y sutiles. Ergo, se recomienda la biopsia convencional en toda forma de auténtica leucoplasia.

Aun así, la leucoplasia no carcinomatosa de hoy presenta el riesgo de sufrir una transformación maligna en el futuro. Este potencial de modificación fue evaluado en USA y Europa como entre el 3,6% y el 6,0%, si bien varios de los estudios más recientes aumentan estas cifras a 8,9-17,5%. Podría esto deberse a un criterio más selectivo y restrictivo para el nombre de leucoplasia verdadera. Silverman halló transformación maligna en un 17,5%, con sólo un 6,5% de leucos homogéneas con alteración maligna y un 36,4% de las moteadas con displasias cancerosas. La forma verrucosa, según Silverman y Gorsky, se desarrolló como c. espinocelar en un 70,3% de 54 casos verucosos.

Si bien se observaron más transformaciones malignas en las leucoplasias de los no fumadores, se lo consideró no como a favor de fumar sino señal de un factor de riesgo aun más importante.

Eritroplasia. Este término fue usado por Queyrat para describir una lesión precancerosa del pene. La misma denominación de emplea para un proceso similar de la mucosa bucal. Es sólo un término clínico para una placa roja que no acepta otra condición, como la inflamatoria, que posee un aspecto clínico rojo.

La eritroplasia bucal es más frecuente en ancianos, donde se aprecia como mácula o placa roja, de textura suave, aterciopelada, más común en piso de la boca, lados de la lengua, almohadilla retromolar y paladar blando. Suele verse bien delimitada, pero a veces se extiende gradualmente a la mucosa circundante. Suele ser asintomática, aunque algún paciente puede quejarse una sensación dolorosa, urente.

Aunque no es para nada tan común como la leucoplasia, tiene mayores probabilidades de displasias o carcinomas. Waldron y Shafer observaron, en 65 casos de su serie, que todas tenían algún grado de displasia, 51% mostraban carcinomas espinocelular invasor, 40% como carcinoma in situ o displasia epitelial severa y el restante 9% tenía una leve a moderada displasia. Por lo tanto, clínicamente, es mucho más seria que la leuco. En la eritroleucoplasia, hay que asegurarse de que la biopsia incluya el componente rojo, más propenso que el blanco.

Estomatitis nicotínica. La estomatitis nicotínica es una alteración engrosada, hiperqueratósica de la mucosa palatina, con frecuencia relacionada con  fumar en pipa, aunque podría haber en fumadores de habanos y, rara vez, de cigarrillos. En la mucosa palatina así alterada se fisura a veces la superficie, y, a menudo, se forman elevaciones papulares con centros rojos, que constituyen la aberturas inflamadas de los conductos de las glándulas salivales menores.

Su denominación es engañosa, porque no es la nicotina que causa los cambios, sino el intenso calor generad. Por eso, se más en fumadores de pipa por el gran calor generado en la boquilla. (Se ha informado de lesiones similares en pacientes  que ingieren bebidas extremadamente calientes. Pese a su relación con el tabaco, no es premaligna y es fácilmente reversible si se deja el hábito.

En algunos países asiáticos y sudamedricanos, donde hay personas que practican el hábito de fumar invertido (la punta encendida dentro de la boca), se genera ina alteración más grave provocada por el calor, llamada paladar del fumador a la inversa.

Queratosis de la bolsa tabacal. Por ser una alteración asociada específicamente al “tabaco sin humo” o tabaco mascado, no será incluida por no ser común en Hispanoamérica.

Carcinoma espinocelular. El carcinoma espinocelular incipiente se presenta a menudo como una mancha blanca o roja o entremezcladas. Después se fisura la superficie y, aun más tarde, puede constituirse una masa exofítica con una superficie papilar o como fungosa o, en vez, puede tener una pauta de crecimiento endofítica, de superficie deprimida y ulcerada, con borde elevado arrollado. El dolor no es un indicador confiable acerca de la malignidad de una determinada lesión. Si bien los carcinomas más avanzados y grandes suelen ser dolorosos, gran parte de los menores son totalmente asintomáticos o causan leve molestia.

El más común de los carcinomas bucales es el formado en la lengua, con un 40% en la cavidad bucal propiamente dicha. Suelen aparecer en el borde lateral posterior y cara ventral de la lengua. La segunda ubicación se da en el piso de la boca. Es menos corriente en encía, mucosa vestibular y paladar duro.

La porción lateral de la lengua y el piso de la boca (con extensión al área de paladar blando lateral y amígdalas) se combinan para formar una región en herradura, la más propensa al cáncer. Dos factores lo explicarían: (a) que cualquier carcinógeno mezclado con la saliva se acumula en el fondo de la boca y baña continuamente estos lugares, y, (b) que estas áreas poseen una mucosa más fina, no queratinizada, menos protectora.

Es importante que el profesional tenga conciencia de esta zona de alto riesgo cuando examina la cavidad bucal. Si se usa el bajalenguas [o el espejo bucal] sólo para bajar la lengua y ver el resto de la boca, quedan ocultos los dos sitios más comunes de ubicación del cáncer bucal Lo recomendable es usar una gasa para tomar la punta de la lengua y poder tirar de ella hacia arriba y hacia ambos lados y lograr que se vean bien los bordes de la lengua y el piso de la boca.

También puede presentarse el carcinoma espinocelular en el labio y en la bucofaringe, con una llamativa predilección por el labio inferior y, habitualmente, en personas de piel clara con una larga historia de daño cutáneo. La lesión se produce en una queilosis actínica, condición premaligna afín a la queratosis actínica de la piel.  Esta queilosis se caracteriza por una atrofia del borde bermellón, que genera escamas secas. Con su progreso, pueden aparecer puntos de ulceración que curan parcialmente, sólo para repetirse más tarde. Los pacientes pueden confundir estas lesiones ulceradas recidivantes con “aftas”. El cáncer, lentamente, forma una úlcera costrosa insensible y endurecida.

El cáncer bucofaríngeo –presente en los lados del paladar blando y en las amígdalas– tiene  un aspecto clínico similar a los demás cánceres de la cavidad bucal. A veces, se origina en la base de la lengua y, lamentablemente, suelen ser demasiado grandes y estar muy avanzados cuando se los descubre, a diferencia de los presentes en la porción anterior de la boca. Los síntomas pueden incluir dificultad para deglutir (disfagia), dolor al hacerlo (odinofagia) y dolor reflejo del oído (otalgia).

 

Carcinoma verrucoso. El carcinoma verrucoso es una variante de grado menor del espinocelular y comprende aproximadamente al 3% de todos los carcinomas primarios invasores de la mucosa bucal. Suele estar asociado al uso de tabaco sin humo, aunque hay casos de no usuarios. Es más frecuente en ancianos varones, aunque hubo mujeres del sur norteamericano que mascaron tabaco y lo padecieron. Tiene mucho mejor pronóstico que el espinocelular. Su extirpación incluye disección de cuello y no da metástasis. Algún caso hay de recidiva y de transformación agresiva.  [Por la razón de su etiología no nos extendemos en la trascripción.]

Metástasis. Las metástasis de los carcinomas espinocelulares (hasta un 3% las dan) suelen presentarse en los ganglios linfáticos cervicales ipsilaterales; aparecen agrandados, firmes y no dolorosos a la palpación.. Los tumores de labio inferior y piso de la boca pueden involucrar inicialmente los ganglios submentonianos. Pueden darse metástasis cervicales contralaterales y bilaterales, en especial por tumores de la base de la lengua, en los avanzados y en los cercanos a la línea media.

Cuando del ganglio el tumor se extiende al tejido circundante conectivo, los ganglios se fijan e inmovilizan. La lengua, con su rica irrigación sanguínea y linfática, llega a generar un 66% de patología cervical; también se producen metástasis distantes en los pulmones y en cualquier parte del cuerpo. Antes de la extensión cancerosa, la supervivencia de 5 años llega al 81,9%; después, no más del 46,4%, y con metástasis distantes, apenas 21,1%.

Diagnóstico y tratamiento. Los profesionales de orden general debieran efectuar un cuidadoso examen y diagnóstico diferencial. Ante una lesión sospechosa, una biopsia convencional con bisturí o pequeñas pinzas para biopsias siguen siendo un medio excelente. Los métodos no invasores, como las pruebas citológicas, incluida la del cepillo, tienen fallas y no deben ser consideradas sustitutas cuando existen dudas de malignidad. La biopsia puede tomarla el generalista original o derivar a otorrinolaringólogo, cirujano de cabeza y cuello, cirujano maxilofacial, etc. Hasta un 15% con cáncer bucal identificado pueden tener un cáncer secundario, lo que exige un examen a fondo de cabeza y cuello, incluidas biopsias por aspiración.

Los estudios por imágenes son ahora útil rutina para evaluar el tumor primario y el de cuello, con tomografías y resonancia magnética para determinar extensión, invasión, participación ganglionar, etc. También se ha popularizado el uso de la tomografía por emisión de positrones para tumores primarios, recidivas y metástasis.

No corresponde aquí el análisis detallado del tratamiento. Hay opciones que dependen de la etapa, localización y extensión del tumor y varios factores más. Cirugía e irradiación sobresalen, quizá con más probabilidades de supervivencia completando con quimioterapia.  [Los alcances de la terapia en equipo y seguimiento están muy lejos del interés de los lectores de U. O.; los interesados, diríjanse al artículo original.]

El concepto general es que las leucoplasias con displasias epiteliales moderadas deben ser eliminadas o destruidas.

Las displasias leves, cuando causadas por una irritación como fumar, podrían llegar a ser eliminadas desechando la causa.

Los marcadores nucleares parecen promisorios para prededir el riesgo de transformación maligna de una leucoplasia bucal.

El cáncer bucal invasor requiere todo un equipo multidisciplinario.


Conclusiones

 El tratamiento con éxito del cáncer bucal y bucofaríngeo depende de dos puntos fundamentales: prevención y diagnóstico precoz. Las campañas de educación [U.O. contribuye con esta nota] requieren educar al público sobre los factores de riesgo y los primeros síntomas y señales; además, odontólogos y pacientes deben tomar conciencia de la importancia de un buen examen clínico completo, realizado periódica y regularmente. Los generalistas deben estar bien informados sobre los primeros signos de carcinoma bucal.  

VOLVER (a Índice)

                    diciembre 2004

Raro y feo...   El carcinoma quístico adenoide (CQA) es un tumor maligno raro de las glándulas salivales. Umeda M, et al (OOOE 2004 ag;98(2):211) lograron establecer una línea trasplantable a ratones, que conservaba las características histológicas de una pauta sólida después de varios pasajes, lo cual podrá ser una ayuda para el tratamiento del ser humano.

 

Otro rarito...   Tanaka N, et al (O S O M O P. 2004 ag 62;(8):933) afirman que el melanoma bucal amelanótico (MBA) es un tumor raro y difícil de diagnosticar. De 9 casos, vistos entre 1970 y 2002, distinguieron dos tipos, con fase radial de crecimiento (FRC) y sin ella. Cuando el diagnóstico histopatológico se veía incierto, lo apoyaron con reacciones inmunohistoquímicas y microscopía electrónica. El MBA sin la FRC es particularmente difícil de diagnosticar sin esa ayuda; puede ser confundido con “epulis” o carcinoma espinocelular. Ambos tipos de tumores contenían una mezcla de células poligonales y ahusadas. En las lesiones dudosas, en particular de maxilar y paladar, se deben tomar biopsias para pronto diagnóstico. De todos modos, el pronóstico es pobre; fueron mortales los 9 casos; en 7, con metástasis distantes.

¿Qué onda?…   Walinski CJ. (Gen Dent. 2004 jun;52(3):236), sobre la base de un caso, afirma que el laser “todoterreno” Er,Cr:YSGG parece tener un efecto menos traumático sobre el tejido objetivo (remoción de tejido blando hipertrófico) y tiempo de recuperación más rápido

VOLVER (a Índice)

                                             octubre 2004

¡Maldita aspirina!…   Edward G. Grace, Elena Sarlani y Sarita Kaplan presentaron 2 casos de erosión dentaria (JADA, jul 2004) con erosión dentaria hasta la dentina, causada por masticar aspirinas.

 

Existe una relación entre la xerostomía y el liquen plano...   Por lo menos, Colquhoun AN y Ferguson MM. (OSOMOP 2004 jul;98(1):60) hallaron en personas con el problema de boca seca un 20,4% de liquen bucal plano y en los controles sanos sólo un 14,7%.

 

Bastante cándida…   Candida albicans, bastante responsable por las estomatitis protéticas, confirmaron Ramage G, et al (OSOMOP 2004 jul;98(1):53) después de estudiar muestras de acrílico y de las biopelículas de los afectados. Las biopelículas de C. albicans vistas directamente con el SEM mostraron la propensión a adherirse a las grietas e imperfecciones del acrílico. Asimismo mostraron una mayor resistencia a los tratamientos antimicóticos.

VOLVER (a Indice)

                                   septiembre 2004 

La OLP es un liquen plano...   En la revista Oral Oncology (2004; 40: 77), Gandolfo S, Richiardi L et al. Afirman –tras ver 402 pacientes, con 27% de fumadores- que no existe evidencia suficiente para concluir que el liquen plano (LPB) es una lesión premaligna de carcinoma espinocelular (CEC). Podrían confundir el diagnóstico lesiones ya displásicas, sincronía de LPB y CEC, Candida,,,, infección por HCV y el papel del hábito de fumar. Hallaron 9 tumores (hombres 2, mujeres 7), que incluyeron un carcinoma verrucoso. En no fumadores, 5. Al aplicar 2 años de latencia, hallaron 4 tumores formados, es decir, menos que los esperados según registros. Por su parte, Rödström P-O, Jontell M et al. (Oral Oncol 2004; 40: 131) encontraron en 1028 suecos que la incidencia de CEC era mayor en los pacientes con LBP (u OLP) y que no se justifica la visita periódica de control, aun cuando se vea superior el riesgo de CEC, la supervivencia es similar entre los pacientes de LPB y la población general.

 

Discriminando...   En los cultivos de células del epitelio bucal normal y de dos líneas de epiteliomas espinocelulares se hallaron variaciones que incluyeron la expresión de proteínas de adhesión y estructurales, la composición lipídica y las uniones intercelulares; la medida de esas diferencias varía con la etapa de diferenciación terminal mostrada por los cultivos de células normales (Gasparoni A, et al Arch Oral Biol. 2004 ag;49(8):653).

VOLVER (a Índice)

 

                                               agosto 2004

Con algo en la cabeza...   Ogutcen-Toller M, Uzun E y Incesu L. (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 may;97(5):652) estudiaron 52 pacientes con dolor facial, incluido el atípico y la neuralgia trigémina. A los que no respondieron a los tratamientos, los sometieron a imágenes por resonancia magnética para discernir lesions intracraneanas, en 38 pacientes. Se comprobaron esas lesions en 24 pacientes, 10 no tenían daños visibles por este método y 4 tenían patosis no relacionadas con el dolor facial. La observación patológica extracraneana fue la sinusitis. El método es recomendable para excluir lesiones intracraneanas.  

VOLVER (a Indice)

                        julio 2004

 

Hipo…   Según Karsten A y Larson M., los dientes con hipo (hipodoncia) en la región del segundo premolar no tendrían que ver con la herencia de labio y paladar fisurado con sólo éste manifiesto. 

Largá el pucho o los dientes…   Ylostalo P, et al Eur (J Oral Sci. 2004 abr;112(2):121) hallaron que fumar está asociado a la pérdida de dientes en forma dependiente del grado de exposición. Ya se había relacionado ese hábito con índice más elevados de caries, enfermedad periodontal y pérdida de dientes.

Nada…   Según otros escandinavos (Bergstrom J, Babcan J, Eliasson S. Eur J Oral Sci. 2004 abr;112(2):115), nada relacionaría el hábito de fumar con la periodontitis apical.

VOLVER (a Indice)

 

                                              noviembre 2003

 

Muy volátil...   El componente principal de la halitosis consiste en los compuestos volátiles de azufre (CVA), contra los cuales son reconocidamente eficaces los iones de zinc y los agentes antibacterianos. Young A, Jonski G y Rolla G. (Int Dent J. 2003 Aug;53(4):237) investigaron el efecto combinado de acetato de zinc al 0,3% (Zn) con clorhexidina al 0,025% (CHX) y de Zn con cetilpiridina al 0,025% (CP) y concluyeron que el Zn y la CHX tiene un efecto sinérgico contra los CVA, con 9 horas de duración, mientras que el de Zn con CP es menos eficaz.

 

¡Pónganse de acuerdo!...   En general, se aconseja la confirmación del diagnóstico de liquen plano bucal (LPB) por medio de una biopsia y su estudio histopatológico. No obstante, apenas si hay datos que corroboren la correlación entre los diagnóstico clínico e histopatológico de LPB. De algunos trabajos publicados, se compararonlos diagnósticos clínicos e histopatológicos y sus coincidencias. En el 42% de los casos en que todos los clínicos concordaron en la clínica, no parecía haber consenso en el diagnóstico HP. A la inversa, en el 50% de los casos en que todos los patólogos concordaron en LPB, faltó consenso en la clínica. En conclusión, Parecería que falta una co rrelación entre la clínica y la HP. Debiera aceptarse un conjunto de criterios de diagnóstico de LPB y de lesiones liquenoides, sobre la base de la definición de la OMS, que incluyan aspectos clínicos e histopatológicos Van Der Meij EH y Van Der Waal I.  J Oral Pathol Med. 2003 Oct;32(9):507).

 

Aftas 1...    N. Lewkowicz (J Oral Pathol Med. 2003 Sep;32(8):475) y ocho colaboradores de Lodz, Polonia, indagaron en el estado del sistema inmunológico innato en pacientes con úlceras aftosas recurrentes (UAR), enfermedad inflamatoria crónica con evidencia de una respuesta inmunitaria inadecuada. Determinaron, entonces, en 20 pacientes con UAR y 19 sanos el estado de sus neutrófilos en sangre periférica (producción de intermediarios de oxígeno reactivos - IOR, y expresión de CD11b, TNF-RI y TNF-RII), concentración de antioxidantes, actividad hemolítica y sTNF-R, C3c y C4 del sistema de complementos, así como la lectin a ligada a manosa (LLM), tomando en los afectados por UAR en estado activo y de remisión. En conclusión, afirmaron, se confirma que el sistema inmune está involucrado en la patogenia de la UAR. No observaron diferencias significativas entre los pacientes con UAR en estado activo y en remisión.

 

Aftas 2...   El Helicobacter pylori figura como factor etiológico controvertido de la úlcera aftosa recurrente (UAR). Recurriendo a una técnica altamente sensible, Iamaroon A, et al (J Oral Sci. 2003 Jun;45(2):107) concluyeron que ese germen no desempeña papel alguno en esa patogenia y que se lo puede encontrar en el dorso de la lengua como reservorio de algunas personas.

 

 

Zinceramente…   R.Orbak   (Dent Mater J. 2003 Mar;22(1):21) y sus colaboradores turcos aplicaron la espectrofotometría de absorción atómica para evaluar los efectos del sulfato de zinc sistémico (220 mg diarios) sobre las úlceras aftosas recurrentes (UAR). Al mes de tratar 40 pacientes, de los cuales el 42,5% tenía valores séricos de zinc inferiores al normal, las aftas desaparecieron  y no reaparecieron hasta tres meses después en los que recibieron el sulfato de zinc y no el placebo. Conclusi ón, es recomendable el uso de sulfato de zinc para las aftas.

¿De virus?…   Los virus desempeñan un papel fundamental en la patogenia de la enfermedad periodontal debido a su capacidad ingtrínseca de interferir con el sistema inmune del huésped. El virus del herpes podría estar involucrado en el comienzo o el progreso de una cantidad de enfermedades periodontales. El HIV parece estar relacionado con un eritema gingival linear y con periodontitis ulcerativa necrosante (Grassi FR, et al  Minerva Stomatol. 2003 May;52(5):211).

Ancianos cándidos...   Grimoud AM, et al (J Oral Sci. 2003 Mar;45(1):51) observaron la población en atención prolongada de ancianos de hospitales franceses y sostienen que se dan varios factores de riesgo de infección nosocómica por Candida. Procuraron averiguar el medio de controlar los problemas a partir de la colonización bucal. En una selección de 110 longevos hallaron colonización por Candidas en el 67% de los casos, con la especie albicans como la más frecuente, seguida por C. glabrata. De los 73 pacientes con una cepa de Candida, 47 tenían diagnóstico de candidiasis (64,4%). No había relación directa con el uso de prótesis. Si esos pacientes son descubiertos precozmente y se aplican medidas preventivas debiera reducirse la probabilidad de que esas personas mayores caigan en el círculo vicioso de infección - malnutrición - depresión inmunológica.

De mucho frotar…   Alrededor del 8% de la población adulta experimenta bruxismo nocturno (BN), asociado esencialmente a una actividad muscular masticatoria rítmica (AMMR) caracterizada  por contracciones musculares maxilares repetitivas. Las consecuencias del BN incluyen destrucción de los dientes, dolor mandibular, jaquecas y limitación de los movimientos maxilares, además que el rechinamiento dentario puede impedir el sueño de quien comparta la cama. Probablemente, el BN es una manifestación extrema de la actividad masticatoria producida en el sueño de la mayoría de los sujeto s normales, pues la AMMR es observable en el 60% de los durmientes normales con ausencia de ruidos rechinantes. La patofisiología del BN está siendo aclarada, con abundancia de evidencia para trazar la neurofisiología y la neuroquímica de los movimientos mandibulares rítmicos (MMR) en la masticación, la deglución y la respiración. La bibliografía del sueño aporta mucha evidencia sobre los mecanismos involucrados en la reducción del tono muscular, desde la iniciación del sueño hasta la atonía que caracteriza los movimientos rápidos de los ojos (REM). Varias estructuras neurales (pontis oralis, pontis caudalis, parvocellularis, p ej) y neuroquímicos (serotonina, dopamina, ácido gama aminobutírico-GABA, noradrenalina) están involucrados en la génesis  de la modulación del tono muscular en el sueño. Se sigue desconociendo por qué una elevada proporción de sujetos presentan AMMR en el sueño y por qué esta actividad es tres veces más fre cuente y de mayor amplitud en los pacientes con BN. Tampoco está claro por qué el AMMR durante el sueño se caracteriza por la coactivación de los músculos de apertura y los de cierre, en vez de la pauta típica de la masticación de alternancia de la actividad muscular de apertura con la de cierre. Quizá el AMMR durante el sueño tenga un papel en la lubricación del tramo alimentario superior e incrementar la libertad de las vías aéreas (Lavigne GJ, et al  Crit Rev Oral Biol Med. 2003;14(1):30).

Palabra de Cambrona...   Chambrone L y Chambrone LA. (J Can Dent Assoc. 2003 Sep;69(8):505) describieron un caso de recesiones gingivales inusuales causadas por “piercing” (perforación) labial. Lo trataron por remoción de la causa, higiene, tartrectomía y alisamiento y recubrimiento radicular con injerto de tejido conectivo subepitelial.

En Australia...   De tres analgésicos, resultó el Diflunisal superior a Panadeine y Etodolac para el dolor postquirúrgico de la extracción del tercer molar inferior (Comfort MB, et al Aust Dent J. 2002 Dec;47(4):327).

 

En Suecia...   En la displasia ectodérmica (DE), en un grupo de 39 personas, 13 tenían reducida la secreción salival submandibular mediana. Las submandibulares resultarían más afectadas que las parótidas. Se recomienda realizar pruebas de la secreción salival en quienes se sospeche DE  (Nordgarden H, et al Eur J Oral Sci. 2003 Oct;111(5):371).

 

 

Hongos...   La especie Candida es la responsable de todos los casos de infección fúngica bucal, salvo raras excepciones. Sus lesiones aparecen sólo en pacientes predispuestos por anomalías fisilógicas o inmunológicas, en particular edad extrema o HIV. Las infecciones pueden ser agudas o crónicas, seudomembranosas (“muguet”) o atróficas (eritematosas). El tratamiento depende del tipo de paciente y de infección. Se usan los antimicóticos imidazol, triazol o tipo polienos. Se recomiendan antisépticos no específicos para lavar las dentaduras cuando la estomatitis está asociada a las prótesis (Odds FC. Acta Stomatol Belg. 1997 Jun;94(2):75). Según Waltimo T, et al  (Int Endod J. 2003 Sep;36(9):643), la especie Candida no parece estar presente en los granulomas apicales.


Precancerosos...   Un concepto bien establecido es el de un proceso en dos pasos en el desarrollo de cáncer en la mucosa bucal, es decir, la presencia inicial de un precursor que posteriormente evoluciona como cáncer. La leucoplasia bucal es la lesión precursora mejor conocida. La evidencia de que las leucoplasias bucales sonm premalignas deriva principalmente de los seguimientos que muestran que entre el 1 y el 18% de las lesiones premalignas se transformarán en cáncer. Se demostró que ciertos subtipos clínicos de leucoplasia corren mayor riesgo de transformación maligna. La presencia de displasia epitelial puede ser aun más importante para predecir el desarrollo maligno que las características clínicas. Hay tres problemas vinculados a la importancia de la displasia epitelial en la predicción de una evolución maligna: (1) el diagnóstico es esencialmente subjetivo; (2) parecería que no todas las lesiones con displasia se tornarán malignas y algunas hasta pueden remitir; y (3) puede desarrollarse un carcinoma a partir de lesiones en las cuales no se había diagnosticado displasia epitelial en las biopsias previas. Por lo tanto, existe una necesidad esencial de mejorar la evaluación histológica de la displasia epitelial o, dado que la displasia no parece estar asociada invariablemente ni ser un prerrequisito indispensable para una evolución maligna, convendría desarrollar otros métodos para predecir el potencial maligno de las lesiones consideradas premalignas. Para evaluar mejor las leucoplasias, han sido propuestos marcadores biológicos moleculares de la diferenciación epitelial y, más recien temente, marcadores genómicos, pero serían complementarios de las evaluaciones convencionales (Reibel J.  Crit Rev Oral Biol Med. 2003;14(1):47).

 

VOLVER (a Indice)

 

 

                                                    octubre 2003   

 

¡Qué cosa con Kossa!...   Xu H, et al  (J Oral Pathol Med. 2003 Sep;32(8):499) describen un caso inusual de adenoma pleomórfico originado en las glándulas salivales submandibulares y que estaba asociado a una acentuada osificación. La tomografía computada mostró una masa irregular de alta densidad. El examen histológico de la masa resecada reveló un adenoma pleomórfico bien circunscrito con tejido condroide entremezclado con componentes epiteliales glandulares y trabeculares. En el tejido óseo había tejido óseo de forma irregular. Mostraba una matriz ósea con la tinción de von Kossa y la expresión de fosfatasa alcalina estaba restringida a la vecindad del tejido óseo. ,En la periferia se observaron osteoclastos positivos a la fosfatasa, resistentes al ácido tartárico. En los tejidos óseo y condroide se observó microvascularización. De esta angiogénesis habría dependido el proceso de osificación endocondral.

 

Artritis...   Para un odontólogo, la pesadilla puede llamarse ´artritis reumatoidea”, y para un pianista también. Los “istas” quizá quieran saber que Ravinder Maini y Marc Feldman, del Imperial College de Londres (según Nature de septiembre), compartieron el descubrimiento de una molécula inflamatoria clave, denominada TNF, responsable del deterioro progresivo de la articulación. Fueron premiados por su trabajo en el tema y en el seguimiento de moléculas que bloqueen la TNF, con lo cual generaron toda una generación de fármacos, como el infliximab.

 

Brindemos...   con la gente del Mediterráneo, que no se priva de una copa del tinto. Descubrieron, empíricamente, que el resveratrol que contiene eleva los niveles de la enzima llamada Sir2, que extendería la expectativa de vida al estabilizar el ADN. Es muy probable que el refuerzo de la actividad enzimática desacelere la declinación fincional de los años, según Peter Piper (Nature), de la Universidad de Londres. El resveratrol, un polifenol, protege cntra cardiopatías y osteoporosis. Si no alarga la vida, la hace más sana.

Esperma...   Si está pensando en una fertilización in vitro y no desea un producto con defectos genéticos, sepa que los brasileños analizan el esperma antes de inyectarlo en los óvulos para saber si la carga genética es decuada, según Dmitri Dozortsev, de San Pablo (Nature). Usa la reacción en cadena de la polimerasa para amplificar un determinado gen y que los científicos puedan examinarlo.

 


¿Afta cuándo, Catilina?...    Las úlceras aftosas recurrentes (UAR) constituyen una enfermedad inflamatoria crónica con evidencia de respuesta inmune inapropiada. Los AA (Lewkowicz N, et al  Oral Pathol Med. 2003 Sep;32(8):475) compararon 20 pacientes con UAR con 19 sanos en todos los parámetros pertinentes y concluyeron que, en efecto, el sistema inmunitario innato está  involucrado en la patogenia de la UAR.

 

       ¿Introspección?...   La endoscopía es un procedimiento mínimamente invasor para el diagnóstico y terapia de la sialolitiasis, con indicación principal en las glándulas parotídeas y submandibulares. Es procedimiento de rutina en condiciones ambulatorias. Además de localizar cálculos radiolúcidos, puede ser la opción para eliminarlos en la misma sesión. También es útil para otras afecciones de las glándulas salivales. En nuestra experiencia, dicen Ziegler CM,  et al  (Acta Odontol Scand. 2003 Jun;61(3):137), tiene una baja proporción de complicaciones y es menos estresante para el paciente que otros métodos.

   
Unpleasant Williams...   El sindrome de Williams es raro y congénito, con rasgos craneofaciales distintivos, anomalías cardiovasculares y alteraciones de conducta, incluido retardo mental. Las características dentarias, poco consideradas, incluirían agénesis de uno o más dientes permanentes (40,5%) y de 6 o más (11,9%). Las dimensiones MD y VL fueron significativamente menores y puede estar alterada la morfología. Una gran proporción de afectados tenían incisivos en destornillador superiores e inferiores. Los molares permanentes inferiores podrían ser considerados taurodónticos, con alturas bajas o muy bajas. Todos esos factores podrían afectar los tratamientos ortodóncico o prostodóncico (Axelsson S,  et al  Acta Odontol Scand. 2003 Jun;61(3):129).

Sin pan ni manteca...   ...por el puro y vital gusto de aprender. El filamento flagelar bacteriano es un propulsor tipo hélice para la locomoción bacteriana. Es un conjunto helicoidal de una sola proteína, la flagelina, y su estructura tubular está formada por 11 protofilamentos en dos distintas conformaciones, el Tipo L y el R, para el superenroscado. La estructura radiográfica del cristal de un fragmento de flagelina carente de unos 100 residuos terminales reveló la estructura protofilamentaria, pero sigue siendo esencial la estructura del filamento completo para comprender el mecanismo de superenroscado y polimerización. Los AA (Koji Yonekura, Saori Maki-Yonekura y Keiichi Namba  Nature 07 August 2003 Volume 424 No. 6949) presentaron un modelo atómico completo de un filamento de tipo R mediante criomicroscopía electrónica. Un mapa de la densidad a partir de los datos de la imagen con una resolución de 4 Armstrong muestra el rasgo de la columna vertebral helicoidal y algunas cadenas laterales amplias. El modelo atómico construido sobre el mapa revela un empaquetamiento molecular intrincado y una espiral helicoidal formada por las cadenas terminales del núcleo interno del filamento, con sus interacciones hidrofóbicas intersubunidades con un papel importante en la estabilización del filamento. [¡Y yo que me creía que eran las pestañas de una señorita bacteria!]

VOLVER (a Indice)

 

                                                   julio 2003      

    

¡Ah, intolerancia...!   Es difícil de determinar la intolerancia a los metales, pues la mayoría de los tests de incompatibilidad son científicamente cuestionables, incluidas las pruebas epicutáneas o los carnets de aleaciones dentales. La situación es más difícil cuando hay varias aleaciones cementadas en boca. Hace unos años que se emplea la prueba llamada de la limalla o astilla (splinter test), conducente a identificar el tipo de aleación sin destruir. También sirve para descubrir aleaciones corrosibles y uniones soldadas como posibles responsables de procesos nocivos vinculados a metales. Dio buenos resultados en la Universidad de Basilea donde se efectuaron 1600 análisis en 10 años, que condujeron al éxito terapéutico en el 63% de los casos y a éxitos parciales en el 27%, con 10% de fracasos (Wirz J, Schmidli F, Petrini MG.  Schweiz Monatsschr Zahnmed 2003;113(3):284)

Artritis ATM...   Un estudio a largo plazo (12 años) de inyecciones intraarticulares en la ATM de agentes esteroideos o no, en 21 pacientes con artritis reumatoidea, con exámenes clínicos y radiológicos, mostró reducción y ausencia de síntomas de ATM y cambios positivos en la mayoría de las variables clínicas, incluidas algunas mejoras estructurales óseas. (Vallon D, et al Swed Dent J 2002;26(4):149)

Meditación articulada...   Es probable que los lectores de UO hayan meditado en algún momento sobre la relación entre los mediadores inflamatorios factor necrosis tumoral alfa (FNTalfa) y escrotonina (5-HT), los marcadores inflamatorios velocidad de sedimentación de eritrocitos (VSE) y proteína C-reactiva (PCR), así como el factor reumatoideo (FR) y la concentración trombocítica en sangre (CTS) y las modificaciones radiográficas de la ATM en pacientes con artritis reaumatoidea. Pueden quedarse tranquilos, pues un estudio al respecto (Vo og U, et al Acta Odontol Scand 2003 Feb;61(1):57) ha dado los siguientes resultados. Los signos radiográficos más frecuentes fueron esclerosis (75%), erosión (50%) y aplanamiento (30%). La erosión fue asociada a la CTS y el aplanamiento con alto nivel plasmático de  de FNTalfa. En conclusión, existe una asociación entre altos niveles de estos factores inflamatorios y los signos de destrucción.

 

 

 

Obesidad y dientes...   Entre los factores de riesgo para una mala salud dental están la obesidad, el nivel socioeconómico, los malos hábitos dietéticos y la ansiedad dental. En un estudio de Forslund HB, et al  (Acta Odontol Scand 2002 dic;60(6):346 ), se comprobó que el índice de masa corporal es un predecidor independiente de la cantidad de dientes en mujeres de edad media, a igualdad de edad, educación y hábito de fumar, cuando se toman en cuenta los otros factores enunciados.

 

 

Me oye, me escucha...   Si por más que uno se esmere escuchando no oye nada, tiene una pérdida auditiva o, quizá, un susurro auricular que le impide oír. Dicen que podrían mejorar, salvo los sordos que no quieren oír, mediante un tratamiento oclusal. La observación clínica minuciosa de cinco pacientes a quienes se les efectuó el tratamiento y se le dieron instrucciones masticatorias precisas (Nagasaka H, et al Bull Tokyo Dent Coll 2002 Nov;43(4):243), permitieron llegar a los siguientes resultados: 1. Una masticación incorrecta por trastorno oclusal puede causar diferencias de capacidad auditiva entre uno y otro lado. 2. Una reducción en la dimensión vertical de la oclusión podría ser un factor causal de reducción auditiva. 3. En todos los casos, el tratamiento oclusal y la instrucción masticatoria condujeron a una mejoría en la audición y a un equiparamiento de ambos lados. Esto prueba la relación entre oído y boca.

VOLVER (a Indice)

      

                                       mayo 2003

 

      Por la separación...   Las formas bucales clínicas comunes de liquen plano (LP) y de reacciones liqunoideas (RL) son eritematosas (ERI) o reticulares (RET). Para conocer las diferencias histopatológicas fueron estudiados el espesor epitelial, el ritmo de proliferación celular, la apoptosis y la HLA-DR de 10 lesiones RET, 12 ERI y 11 normales. Se concluyó que la acentuada proliferación incrementada celular en ERI apoya la noción de que esta forma desarrolla una actividad patológica superior a la de RET, por lo cual ambas enfermedades debieran ser consideradas por separado (Karatsaidis A, et al J Oral Pathol Med 2003 May;32(5):275)



Potencialmente malignas...  datos recientes sobre las alteraciones moleculares y de ADN en lesiones potencialmente malignas sugieren que ahora sería posible identificar lesiones que sea realmente malignas en potencia (Scully C, Sudbo J, Speight PM. J Oral Pathol Med 2003 May;32(5):251)

Situación embarazosa...   Los síntomas inflamatorios gingivales se agravan durante el embarazo y se relacionan con la mayor edad. el menor nivel educativo y el desempleo; todos estos parámetros se incrementaron en paralelo con el progreso en el embarazo, con el máximo a los 8 meses; de ahí, la importancia de los programas preventivos periodontales. Algunos síntomas empeoraban en mujeres que vomitaban (Taani DQ,  et al J Oral Rehabil 2003 abr;30(4):440)

La gota de mucosa...   La erosión dental resulta del efecto combinado de desmineralización por un agente erosivo, como el jugo de naranja probado, y la abrasión de la superficie desmineralizada por la masticación y la acción de los tejidos bucales circundantes (¿que horadan el diente?). Esta última puede contribuir a la especificidad de ubicación.
(Amaechi BT, Higham SM, Edgar WM. J Oral Rehabil 2003 Apr;30(4):407)

Mongólicos...   El diente evaginado (dens evaginatus) es una anomalía propia de personas provenientes de la Mongolia. Se debería a la evaginación del epitelio interno del esmalte y la papila dental hacia el retículo estrelado durante la morfodiferenciación. No conviene desgastar los tubérculos de los dientes recién erupcionados. De ser necesario, se corta el tubérculo, se protege con OHCa y se cubre con composite, para realizar después los procedimientos de apexificación (Gaynor WN. N Z Dent J 2002 dic;98(434):104)

            VOLVER (a Indice)

 

                                                       enero 2003

Creciendo con la saliva    En la glándula salival se han descubierto los factores de crecimiento epidérmico, fibroblástico básico (bFGF) y tipo insulínico, pero su papel fisiológico se mantiene poco claro. En esta investigación, se concluyó que la acción del bFGF como estímulo de mitogenia es su efecto principal sobre las glándulas salivales y sobre el epitelio mucoso ( Kagami H, et al Adv Dent Res 2000 Dec;14:99).

Alergias    No hay informes de estudios o casos en los cuales una alergia documentada debida al látex presente en los tubos de anestesia local (Shojaei AR, Haas DA. J Can Dent Assoc 2002 Nov;68(10):622).

            VOLVER (a Indice)

 

                                             diciembre 2002 

                       

Tercera edad rumiante    Mascar goma como adolescentes puede beneficiar la salud bucal de mayores de 60, según leímos en agosto en el Journal of the American Geriatrics Society. Si la goma contiene acetato de clorhexidina (ACHX) y xilitol, usada dos veces por día, 15 minutos cada vez, dice la gente del Guy’s Hospital, se reduce muchísimo la aparición de candidiasis y de queilitis angular.

 

            VOLVER (a Indice)

 

                                          setiembre 2002  

Priapismo    

Cuentan unos serios urólogos japoneses (Aoyagi T, Hayakawa K, Miyaji K, 

shikawa H, Hata M.) que un connacional de 53 años decidió un día vigorizarse y, 

en vez de la dosis habitual de sildenafil (Viagra), 25-50 mg, decidió tomarse ¡200 mg! 

El resultado fue un persistente e irreducible priapismo. Fue necesario recurrir a la 

cirugía para resolver este, digamos, inconveniente. Cuenta gente poco seria que varias 

japonesas lloraron por esta intervención, digamos, inoportuna. Lo que nos intriga a los 

directores de Universo es por qué este tema fue publicado en el Bull Tokyo Dent Coll  

1999 nov;40[4]:215. ¿Sería colega el casanova?

 

Insidiosas imitadoras   
 Insidiosas infecciones dentarias crónicas pueden generar trismo y dolor mandibular 
que imiten trastornos temporomandibulares
(Ogi N, e domani Aust Dent J  2002 Mar;47[1]:63)

            VOLVER (a Indice)