ORTODONCIA

 

                                   enero 2009

Reabsorción radicular externa…   Polychronopoulou A et al (Am J Orthod Dentofacial Orthop 2008 nov;134(5):646) compararon en 96 pacientes la cantidad de reabsorción radicular apical externa (RRAE) según el uso de arco de canto  convencional (0,022”) o autoligados pasivos, que no presentaban reabsorción previa a la ortodoncia, ni historia de traumas, ni dilaceraciones de los laterales, ni caninos retenidos, ni endodoncias, y con raíces completas e intactos de caries los dientes anteriores. Tomaron radiografías panorámicas antes y después y evaluaron los incisivos superiores, en mm. No hallaron diferencias entre un método y otro.

 

 

Recesión gingival…   Slutzkey S y Levin L (Am J Orthod Dentofacial Orthop 2008 nov;134(5):652) evaluaron cuánto prevalecía y cuáles era la extensión y la gravedad de la recesión gingival en una población israelí adulta joven, en relación con la ortodoncia efectuada y con otros indicadores de riesgo potencial de recesión. Las recesiones gingivales pueden ser generalizadas o localizadas en un solo diente y generan exposición radicular (considerada defecto estético), temor a la pérdida del diente, mayor susceptibilidad a la caries radicular e hipersensibilidad dentinaria. Tras revisar 303 pacientes consecutivos sanos en un centro militar dental, observaron recesión en 14.6% de los  sujetos y en 1.6% de todos los dientes examinados. Había correlación positiva con la ortodoncia y negativa con la presencia de placa vestibular. No vieron correlación entre gingivitis y/o fumar y recesión. Más prevalecía cuanto más piercing existiera.

 

VOLVER (a Índice)

 

                                 junio 2008

Anclaje en implantes…   Anmol S Kalha, en Evidence-Based Dentistry (2008) 9, 13) comentó un trabajo (Skeggs RM, Benson PE, Dyer F. Reinforcement of anchorage during orthodontic brace treatment with implants or other surgical methods. Cochrane Database Syst Rev 2007; # 3) donde los AA revisaron investigaciones clínicas aleatorizadas o casi involucraron refuerzos de anclajes mediante cirugía e implantes en pacientes ortodóncicos. En realidad, un solo trabajo satisfizo las condiciones de aceptación. Examinaron 51 pacientes que recibieron al azar anclaje cefálico o implantes oseointegrados palatinos medios. Midieron la pérdida de anclaje cefalométricamente por el movimiento mesial de los puntos de referencias dentarios y óseos, desde el inicio del tratamiento hasta el final del refuerzo del anclaje. Todos esos puntos se movieron hacia mesial más en el grupo de anclaje cefálico. Los resultados mostraron diferencias significativas de movimiento mesial en ambos grupos (media en GI, 1.5 mm y en el GC, 3,0 mm). El diseño del trabajo pretendía mostrar una diferencia significativa de 2 mm, lo que no sucedió; pero los AA concluyeron que los implantes refuerzan el anclaje y son una alternativa aceptable.

VOLVER (a Índice)

 

                                 abril 2008

 

¿Es bueno tratar el overjet precozmente?…    Carlos Flores-Mir (Evidence-Based Dentistry 2007 8, 103) revisó el trabajo de Harrison JE, O'Brien KD, Worthington HV. Orthodontic treatment for prominent upper front teeth in children. (Cochrane Database Syst Rev 2007; # 3) destinado a determinar la conveniencia de tratar el marcado overjet de niños y adolescentes (edad <16 a) en ortodoncia con bandas o con casquete y cuyo control fue la no necesidad de tratamiento o de otra intervención activa. El factor primario fue la prominencia de los dientes anterosuperiores; el secundario, traumatismos dentarios anteriores, problemas articulares, satisfacción personal y la cantidad de visitas requeridas para completar el tratamiento. Habiendo de ocho estudios incluido 592 pacientes con Clase II, División I, de los que 3 (432 p) consideraron el tratamiento precoz para compararlo con la ausencia de tratamiento. Hubo una diferencia muy significativa a favor de los tratados. Con el casquete también hubo diferencia a favor, pero mínima. Y ninguna entre bandas y casquetes. Tras extensas consideraciones, concluyen que el tratamiento precoz ortodóncico en niños con dientes anterosuperiores prominentes no es más eficaz que proveer un tratamiento ortodóncico en la primera adolescencia.

 ¿Bond o banda?…   ¿Habrá diferencias en las tasas de fracasos clínicos entre ataches de primeros molares adheridos o con bandas?,  se preguntaron Banks P y Macfarlane TV. (Bonded versus banded first molar attachments: a randomized controlled clinical trial J Orthod 2007; 34:128) y Anmol Kalha lo comenta en Evidence-Based Dentistry (2007, 8, 105).

Se trataba de un estudio clínico controlado aleatorio, donde el grupo experimental recibió tubos en los primeros molares cementados con composite quimiopolimerizado (Rely-a-Bond; Reliance)  tras 30 segundos de grabado, mientras el control recibía bandas cementadas con ionómero (Intact; Ortho-Care.). Notaron el primer fracaso y el número de fracasos por paciente. Hubo 18,8% de primeras veces con las bandas y 33,7% con los adheridos. Los bonds tuvieron un riesgo relativo de fracaso del 2,4 comparado con las bandas. No hubo diferencias entre maxilares ni entre uno u otro lado.

 Autoo no auto…  Reis A, Santos JE, Loguercio AD, de Oliveira Bauer JR. (Eur J Orthod. 2007 nov 7) evaluaron, en 18 meses, el  comportamiento clínico de un adhesivo autograbador [Transbond Plus Self Etching Primer (SEP)] comparado con otro convencionalde grabado previo (Transbond XT). Un mismo operador adhirió 567 brackets metálicos a 30 pacientws (edad, 12-18) de modo que ellos actaran como control. Cewmentó de acuerdo con las instrucciones de fábrica, excepto porque el sistema de autograbado lo pinceló un tiempo más prolongado que el recomendado (10-15 segundos), pues ello podría mejorar la adhesión  El fracaso podía ser adhesivo-esmalte, adhesivo-bracket y cohesivo Las tasas de fracaso fueron del 15.6 y del 17.6 por ciento, respectivamente para SEP y XT. No hubo diferencias significativas entre los materiales. La mayoría de los fracasos fueron cohesivos y en la interfaz adhesivo-esmalte.

 VOLVER (a Índice) 

 

 

                                                                      marzo 2008

 

Extracciones y perfiles…   Stalpers MJ et al (Am J Orthod Dentofacial Orthop  2007 sep;132(3):316) trataron 100 pacientes consecutivos Clase II, División 1, overjet sagital > o =4, sin ausencias ni agenesias, con terceros presentes, y con aparatología fija más extracción de los primeros molares permanentes superiores.  Durante el tratamiento, el labio inferior se retruyó 1.6 mm  en relación con la línea estética. El ángulo nasolabial se hizo 2.1 grados más obtuso. La reducción del overjet y espesor inicial del labio explicarían el 15% de la variación en la posición del labio superior. Las del inferior se explicarían por cambios en la posición del incisivo inferior con respecto del punto A-pogonion, así como el grosor del labio. La conclusión que extraen es que la ortodoncia con extracción del primer molar superior tiene un buen resultado y que su efecto sobre el perfil  es reducido.

 VOLVER (a Índice) 

 

                                                       febrero 2008

 

Muchos jóvenes de hoy tienen los dientes derechos… y la moral torcida…   así que por lo menos ocupémonos de la sonrisa de esos jóvenes y analicemos su sonrisa dinámica, dicen Maulik C y Nanda R (Am J Orthod Dentofacial Orthop 2007 sep;132(3):307), quienes afirman que en general no se proveen normas al respecto. Recurrieron a la técnica televisiva para captar las sonrisas de 230 jóvenes, en quienes observaron al sonreír un arco de sonrisa plano, que llegaba a distal del segundo premolar superior y que mostraban en un 11% un corredor vestibular. En un trabajo de 2006, Parekh SM, Fields HW, Beck M, Rosenstiel S. (Angle Orthod 76(4):557) habían afirmado que legos y profesionales preferían sonrisas en arco paralelo al labio inferior y con corredores vestibulares ausentes o mínimos. Muy inferior fue su opinión del arco plano y notorios corredores, con peor papel aún para el arco plano que para los corredores. Maulik y Nanda hallaron que el arco paralelo al labio aparecía más en el grupo de los tratados ortodóncicamente y que los sometidos a expansión rápida mostraban menos corredor bucal que los no expandidos.

 

Intrusión con implantes…  ND Kravitz et al (Angle Orthod 2007 sep;77(5):915) señalan el hecho de que la extracción del primer molar inferior suele derivar en la extrusión del primero superior, con las consiguientes interferencias oclusales, pérdida de soporte periodontal y falta de espacio para restaurar el espacio desdentado inferior. El uso de un par de minitornillos ortodóncicos para anclaje óseo elimina la necesidad de técnicas quirúrgicas y ortodóncicas más complicadas. Puede la intrusión lograrse con eminencia en el seno maxilar sin perder la salud periodontal, la vitalidad pulpar o la longitud radicular.

  VOLVER (a Índice) 

 

                                                              enero 2008

 

Erupciones fallidas…   Swart RJ et al (Ned Tijdschr Tandheelkd  2007 oct; 114(10): 416) afirman que las posibilidades de alinear dentro del arco dentario dientes retenidos cuantan ahora (composites) con 4 técnicas de tratamiento importantes, cuyo éxito varía de 75 a 99%: 1. la técnica cerrada (cirugía, bracket adherido, ligadura, reubicación del colgajo), que hace difícil controlar la fuerza sobre el diente no visible; 2. la técnica abierta (cirugía y mantenimiento visible del diente), preferible para retenidos vestibulares: 3. La técnica de erupción abierta con colgajo reubicado hacia apical, que está destinada a dientes retenidos muy arriba por vestibular; 4. la técnica de la ventana modificada, abierta, con exposición mínima, conducente a erupción inmediata, sin necesidad de ortodoncia cuando el diente ya no esté incluido

 

Ansas corridas…   Chae J y Kim S. (Am J Orthod Dentofacial Orthop  2007 oct;132(4):528) sugieren el uso de ansas corridas para el tratamiento de la extracción del segundo premolar inferior en vez de las ansas en herradura de la técnica de Tweed.  También son útiles cuando son inusuales las pautas de extracción de molares o si están ausentes o no tienen remedio o presentan restauraciones muy grandes. Se suele hacer un arco de alambre corrido con acero inoxidable de 0.018 x 0.025-in, aon un ansa helicoidal 5 mm por delante del tubo vestibular. Al ir cerrándose el espacio de la extracción, la distancia entre el ansa y el tubo se acorta. Entonces se puede llevar un ansa helicoidal hacia mesial para mantener la distancia y la fuerza entre ellos con una simple manipulación del arco de alambre. Consiguientemente,, el espacio puede ser cerrado con 1 arco de alambre de ansa corrida después del nivelamiento inicial.

VOLVER (a Índice)  

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

       

                                                           octubre 2007

Arenado sí…   Kim SS et al (Am J Orthod Dentofacial Orthop  2007 jul;132(1):71) afirman que el arenado en boca puede ser un sustituto válido para la remoción de la resina compuesta remanente después de retirar los brackets,

 

En defensa de los derechos de los terceros…   Lindauer SJ, Laskin DM, Tüfekçi E, Taylor RS, Cushing BJ y Best AM pretendieron zanjar la controversia entre asesinos de terceros molares y sus defensores de los derechos dentarios, para lo cual hicieran una encuesta entre 593 iortodoncistas y 458 cirujanos maxilofaciales, en averiguación de si los terceros son responsables por la vida apiñada de los dientes anteriores. Pocos ortodoncistas menos que cirujanos opinaron que lña erupci´pon genera fuerzas en sentido anterior. Y tampoco que causaran amontonamientos populares en el sector anterior. Por lo tanto, fueron más los cirujanos que veían con buenos ojos en general o a veces que se efectuara la ejecución mortal de los terceros (56.9%). Un 64.4% de los ortodoncistas dijeron que rara vez o nunca recomendarían ese crimen. Los graduados más recientes se mostraron más implacables (Am J Orthod Dentofacial Orthop  2007 jul;132(1):43)

  VOLVER (a Índice) 

 

                                    septiembre 2007

Orto-ORL en otitis media…   Cozza P et al (Eur J Paediatr Dent 2007 jun;8(2):83) vieron 24 niños (16 v, 8 m), de 6-8 años, etapa de primera dentición mixta, todos los cuales eran respiradores bucales con un modo de deglución atípica secundario y pérdida de audición conductiva resultante de otitis media. Para tratarlos recurrieron a la expansión maxilar rápida con un aparato fijo (expansor mariposa) y encontraron una reducción de la resistencia nasal, un incremento del flujo de aire nasal y mejoras en la audición.

Capitán Garfio contra Peter Pain…    Noda K et al (Eur J Orthod 2007 jun; 29(3):225) y sus samurai reclutaron en su lucha contra el dolor (pain) al garfio o trinquete, que es como se llama a los dispositivos que ajustan con traba que impide que el retorno de la lave signifique aflojar lo ajustado (como saben los que implantan implantes). Propusieron un nuevo bracket, llamado ratchet bracket, que quizá merezca un extenso resumen, por ser novedoso (y un poquito de humor que ni a un ortodoncista le puede caer mal).

Como lo ideal en un movimiento ortodóncico eficaz debiera producirse sin causar daño al ligamento periodontal (P), los AA diseñaron un nuevo bracket con un sistema de traba de trinquete (o garfio) que genera el desplazamiento deseado conservando la circulación sanguínea. Probaron el mecanismo en 4 perros Beagle (que firmaron el consentimiento informado pertinente) y también en 5 mujeres (11 a 38 a) (que supongo que también habrán firmado). A los perros les movieron 1,82 mm por mes los caninos  (¿y a las humanas los huminos?), y 1,92 mm a las pacientes, por mes. No observaron reabsorción ósea, ni radicular del lado del P comprimido a los 1, 14, y 35 días del experimento. En el día 46, se distinguió formación de hueso del lado de tensión. Observaron en las R-x, del lado de tensión una línea dura alveolar amplia y larga, sin signos evidentes de reabsorción del lado de presión, indicio de movimiento total, sin dolor espontáneo ni al morder. En fin, que este bracket del Garfio puede tener éxito en la lucha contra el Pain, Peter, y generar movimientos rápidos además de indoloros y sin afectar la circulación del P.

De perros, periodistas y espejito espejito…   No sé si será el amor por los perros o por el periodismo lo que mueve a citar tanto a esos bichos (los perros, no los periodistas), con dos frases repetidas cada dos por tres (periodistas, no perros) que las incluyen en sus artículos y editoriales. Como éste del British Dental Journal (2007; 202, 581, R. A. C. Chate).1

Así, no sería oportuno pedir a los pacientes ortodóncicos niños que elijan entre 10 fotografías de distinto grado de belleza sonriente cuál es la que consideran más acorde con la de ellos. De donde surgiría un valor de 1 a 10. Quizá esté bien para mayores de 11-12 años, pero los pequeños tienen grandes dificultades para esa definición que mejor estaría en la experiencia del ortodoncista, perro que mueve la cola porque puede y sabe. Los pequeños suelen subvalorar su sonrisa, en su etapa del “patito feo”, cosa que no les sucede a los profesionales que saben del cambio que se viene después.

1. N de la R. Una frase sugiere que lo interesante para un periodista no es cuando un perro mordió a un hombre sino cuando un hombre mordió a un perro. La otra recuerda que la cola no mueve al perro.

VOLVER (a Índice) 

 

                                  julio 2007 

Definiendo maloclusión...   La maloclusión ha sido definida por la Junta de Ejercicio Profesional británica como “una oclusión anormal en la cual los dientes no están en una posición normal en relación con los  adyacentes y/o los antagonistas al cerrar los maxilares” Los ortodoncistas la han definido como 'una apreciable desviación de la oclusión ideal.” Para otros es más sencillo: “maloclusión significa que los dientes no están alineados correctamente.” Los AA del artículo (British Dental Journal 202, 519, 2007) revisaron el concepto, al que suponen que no está en sintonía con el pensamiento moderno.

·        El término 'maloclusión' sugeriría que una oclusión está intrínsicamente mal: esto es un error.

·         En odontología restauradora una oclusión será juzgada mal según la reacción del tejido a ella.

·        Las definiciones modernas de ' oclusión ideal ' apoyan la evaluación fisiológica no mecánica de la oclusión.

·        En ortodoncia, una oclusión es jugada sobre todo por la apreciación visual que el paciente y la sociedad hagan de ella.

Cabe argüir que una oclusión no puede ser considerada to be intrínsicamente mala. Es no dejar espacio para la capacidad de  adaptación del sujeto. Considérense la gran cantidad de veces que un paciente funciona o parafunciona con una oclusión no canónica. Todos vemos pacientes con 'realmente mala oclusión' y no tiene signos de ningún efecto adverso sobre el diente o el organismo. No se puede estimar que un contacto oclusal en sí es malo, sólo cabe juzgar que es dañoso si se ve una reacción adversa en los tejidos.

O se torna hipersensible en relación con trauma oclusal, o si se genera un tratorno de la ATM o si el paciente experimenta un desagrado con respecto de su oclusión, funcional o estetico.

En 1983, Ramfjord y Ash definieron la oclusión ideal esencialmente en términos mecánicos y doce años después la definieron como 'un estado en el cual  no se necesita una adaptación neuromuscular porque no hay relaciones perturbadoras presentes.' Esto desplaza su definición de puramente mecánica a la reacción individual.

Ahora bien, el odontólogo restaurador que provee una oclusión acorde con el buen criterio oclusal, es menos probable que sea mal tolerado por el paciente.

En cambio, en el ortodoncista aun cuando considere la función, el objetivo es mejorar la estética. El padre de la clasificación ortodóncica fue Edward Angle. Su definición se basó sobre un cráneo seco afectuosamente llamado Vieja Gloria. Como cráneo que era, mal podía hablarse de “función”. La de  Angle era una apreciación estética de Vieja Glori, cuya perfecta oclusión lo llevó a pensar que era la ideal. Esta idea puede causar algún escozor entre ortodoncistas. Pero decir que determinada posición de los arcos dentarios y dientes es una maloclusión es por complo ignorar la percepción del paciente. Nada justifica evaluar cuantitativamente la  'maloclusión'.

Si la idea fuera demasiado radical, quizá se podría hablar de  Eje I y Eje II, con el Eje I clasifique la oclusión objetivamente y Eje II sea una evaluación de la percepción del pacienes y quizá evidencias de factores de riesgo (ie, riesgo de trauma).

 

 ¿Quién sabe de maloclusión, la madre o el padre? Zhang M, McGrath C y Hagg U (Eur J Orthod 2007 abr;29(2):180) observando la bahía de Hong Kong, quizá, se preguntaron dónde se toman las decisiones sobre la salud bucal de los hijos, sabiendo que en ortodoncia se requiere una decisión compartida de padres e hijos. Por  lo tanto, decidieron comparar los acuerdos de madres, ´padres e hijos jonconeses con respecto de la calidad de vida en relación con la salud bucal de los niños (CVSBN). Tomaron 41 niñas y 30 varones, de 12,5 años, con necesidad de tratamiento ortodóncico y a ellos y los padres les hicieron llenar sobre CVSBN. Identificaron diferencias – que constituían entre el 12 y 18% -- significativas entre los registros de las madres y los hijos y entre los padres y los hijos. Si bien las consideraron moderadas (dif stand, >0,2). En el nivel de la unidad familiar,  los acuerdos eran buenos; ni las madres ni los padres conocían muy bien el estado de salud de sus hijos, con diferencias significativas en sus percepciones. Entre unas y otros con sus hijos las discrepancias eran similares. En el grupo total, ambos padres tendían a concordar en la percepción del estado de salud bucal de los hijos, aunque no lo hicieran dentro de cada familia.

VOLVER (a Índice) 

                                                  junio 2007

Extracción contra protrusión...   Chae JM (Angle Orthod 2007 mar;77(2):367) conoció en su consultorio a esta chica de 16 años con protrusión bialveolar severa y se preguntó si podría la odontología hacer algo por ella; pues lo habitual de extraer los 4 primeros premolares y retraer los dientes anteriores tenía un obstáculo en ella que era la caries incurable de su segundo molar. Entonces, le colocó un microimplante de 1,2 mm de diámetro por 5 mm de longitud en el área retromolar y procedió a la retracción en masse de los dientes anteriores. Evitó así la extracción premolar.

 

Lateral derecho contra lateral izquierdo...   Shigenobu N et al (Angle Orthod 2007 mar;77(2):303) no procuraron entender los habituales apiñamientos en las calles de Tokio, sino los también frecuentes en el arco dentario inferior. En 168 pacientes hallaron 3 pautas de apiñamiento, con predominio anterior: 1. pauta simétrica, con lateral derecho e izquierdo relacionados; 2. pauta rotacional, y 2. pauta irregular. La primera debida a factores de discrepancias, en tanto las otras dos causadas por factores funcionales como la fuerza oclusal y el centro de gravedad. En la región molar, el prevalecimiento era relacionable con el diente adyacente (primer premolar contra segundo premolar).

 

VOLVER (a Índice) 

                                    mayo 2007

Cementando amorfo...   Dunn WJ (Am J Orthod Dentofacial Orthop 2007 feb;131(2):24) cementó con amorfo fosfato de calcio incorporado a un cemento de resina por ver si así reducía la desmineralización en torno de los brackets. En 60 molares extraídos cementó 2 brackets por diente mediante resina con PCA y sin él. Observó una muy significativa diferencia en contra del PCA, cuyos brackets se decementaron con fuerzas menores.

Mascando prevengo...   Aksoy A et al (Angle Orthod 2007 en;77(1):124) no se entretuvieron en señalar la diferencia que hace un acento entre mástique y mastique, sino que agregaron mástique a la goma de masticar para averiguar si generaba una acción antibacteriana sobre los niveles salivales de Streptococcus mutans, la cantidad total de bacterias y los lactobacilos en pacientes con aparatos ortodóncicos fijos. Concluyeron que podía ser útil, porque redujo la presencia de todos esos gérmenes en saliva habiendo mascado 15, 45, 75, 105, y 135 minutos. Para los estreptos fue suficiente con 15, para los lactos requirió 135.

N de la R. El mástique se obtiene por sangrado del lentisco, que da este látex.

 

VOLVER (a Índice)

 

                              enero 2007

Mamar no previene retrusión...   Luz CL, Garib DG y Arouca R (Am J Orthod Dentofacial Orthop 2006 oct;130(4): 531) sostienen que eu quero mamar está bien, pero que no previene la retrusión mandibular, según un estudio que efectuaron en 249 cariocas, con dentición mixta, indagando las relaciones entre duración de la alimentación  materna y los hábitos de succión no  nutritivos. No hallaron una relación estadísticamente significativa entre la duración de la alimentación a pecho y la deficiencia mandibular o maloclusión de Clase II. Pero sí la observaron entre duración breve (> 6 meses) y hábitos de succión no nutritivos, y entre éstos y la Clase II.

Mordida profunda...

Los méritos de los colegas latinoamericanos justifican que por una vez rompamos la regla de no publicar trabajos completos y nos honra reproducir el artículo siguiente.

 

MORDIDA PROFUNDA (Caso clínico)
Natera M. A.; Gasca V.V.; Rodríguez Y. E.; Casasa A. R. " EL TRATAMIENTO DE LA MORDIDA PROFUNDA. (Caso clínico)" Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatria "Ortodoncia.ws edición electrónica septiembre 2005


INTRODUCCIÓN
La definición de mordida profunda según Graber, se refiere a un estado de sobremordida vertical aumentada en la que la dimensión entre los márgenes incisales dentales superiores e inferiores es excesiva.(6) Este resalte dental es denominado over bite o sobremordida vertical y la norma es de 2 mm. sin embargo Chaconas lo considera en porcentaje y menciona que existe una sobremordida vertical normal cuando cerca del 20% de la superficie labial de los incisivos inferiores está cubierta por los incisivos superiores.(1,2) Las características en este tipo de pacientes, van a estar representadas por una discrepancia vertical y sagital de la relación de ambas arcadas tanto superior como inferior.

La mordida profunda también predispone al paciente a la enfermedad periodontal debido a la oclusión incorrecta, tensión excesiva, trauma, problemas funcionales y bruxismo.(4) Debido a la profundidad de la mordida y a la excesiva distancia interoclusal son frecuentes los problemas funcionales que afectan a los músculos temporales, maseteros y pterigoideos laterales, por consecuencia el cóndilo se desplaza hacia atrás y hacia arriba en la fosa articular.(4,15) Las características clínicas y faciales en este tipo de pacientes pueden ser las siguientes:

Un tipo de cara braquicefálico, tercio inferior y dimensión vertical disminuida, tendencia a una clase II esqueletal, perfil convexo, retroclinación dental, overbite aumentado, hiperplasia gingival en inferiores, plano oclusal disminuido y tendencia a un crecimiento hipodivergente.(6,9,15,20).

ETIOLOGÍA
Neuromusculares
Las relaciones esqueléticas están presentes en una serie de variaciones de forma y función del sistema neuromuscular.

·        Músculos de los labios y de la lengua:
Estos controlan la posición e inclinación de las piezas dentarias y determinan el tipo de resalte horizontal y vertical; si existe una alteración en las fuerzas de éstos se presentará una maloclusión.

·        Músculos masticadores:
Cuando las fuerzas de éstos músculos se ven incrementadas se reflejará en la posición de las piezas posteriores causando una intrusión de las mismas y el crecimiento de la zona alveolar anterior.

Desarrollo dentario
Al erupcionar los molares, la mordida profunda anterior impide los movimientos laterales de la mandíbula y el niño se convierte en un masticador vertical; se limitan los movimientos de apertura y cierre que sirven como estímulo funcional para el crecimiento de la apófisis alveolar maxilar anterior e inhiben el desarrollo mandibular. La fuerte masticación posterior también empeora la sobremordida ya que coloca las piezas posteriores en infraoclusión. (12) Normalmente los incisivos inferiores presentan una retroclinación acentuada por el bloqueo de los incisivos superiores y se extruyen hasta alcanzar el paladar. En ocasiones es tan severa la sobremordida que los incisivos inferiores se encuentran totalmente cubiertos por los superiores.(1) Este overbite excesivo puede originar traumatismos de la encía vestibular inferior y de la mucosa palatina del maxilar superior.(10) La mordida profunda es un signo clínico típico de las maloclusiones clase II división 2. (1) Clínicamente en éstos pacientes podemos encontrar:

·        Relación molar de Angle y relación canina clase II.

·        Un excesiva curva de Spee en la arcada inferior con una curva de Spee negativa en la arcada maxilar.

·        Apiñamiento antero inferior y superior.(1)

Crecimiento y desarrollo
Cuando la altura facial anterior es menor que la altura facial posterior las bases maxilares convergen entre sí y el resultado es una mordida profunda de origen esqueletal. Las alteraciones del ancho transversal también pueden ser causantes de una mordida profunda de tipo esqueletal ya que podemos tener un maxilar ancho con una mandíbula estrecha. (3) El diagnóstico de ésta alteración mediante el estudio radiográfico y la cefalometría nos determinará si la discrepancia o la alteración está a nivel óseo o a nivel dentario y/o si está ubicada en el maxilar superior o en la mandíbula. Por lo mencionado anteriormente el paciente puede notar clínicamente el tercio inferior de su cara disminuido.(3,5,22)

Si se trata de un paciente en crecimiento, el proceso de desarrollo influye tanto en la etiopatogenia como en la corrección ortopédica y ortodóncica. El crecimiento y la rotación mandibular van a ser un factor determinante del tipo de maloclusión que se desarrollará y a su vez presentará varios fenómenos en este proceso como el descenso de la fosa glenoidea y el crecimiento vertical del cóndilo. (10) Este crecimiento enfrenta a los incisivos con la musculatura labial y la hipertonicidad va a crear la retroclinación de las coronas de los incisivos centrales provocando una mordida profunda. De esta influencia funcional y la consecuente desviación del patrón eruptivo dental se provocará el resto de las anomalías oclusales, como la retroclinación, la sobremordida, la mesialización de los segmentos bucales y el apiñamiento. (3,7,9,19,25)

Hereditario
En la clínica de ortodoncia llama fuertemente la atención que este tipo de disgnasias se repite en varios miembros de la familia; es indudable que existe un mecanismo genético.


TIPOS DE MORDIDA PROFUNDA
Dentaria. En muchos de estos casos se presenta un tipo de maloclusión clase I o clase II de Angle y los incisivos centrales anteriores superiores e inferiores están fuera de sus bases óseas. En éste tipo de mordida profunda se presentan los ángulo del plano palatino e IMPA disminuidos.

Dentoalveolar. Es cuando todo el conjunto dentoalveolar presenta una alteración de crecimiento y desarrollo. En ésta mordida profunda se presenta retroclinación y retrusión de las piezas dentales anteriores superiores e inferiores, siendo el origen de la maloclusión la posición adelantada del maxilar y la retrasada de la mandíbula.

Esquelética. El maxilar es excesivamente grande y/o la mandíbula muy pequeña y existen pocos contactos oclusales de las piezas inferiores con respecto a los superiores(4).

CARACTERISTICAS GENERALES
Las características generales las podemos dividir en:

Esqueletales:

·        Presencia de un retrognatismo mandibular.

·        La base esqueletal de la región canina mandibular es significativamente más angosta que la correspondiente base esqueletal del maxilar superior.

Intraorales:
Se consideran tres aspectos:

·        Análisis de las arcadas dentarias:

Superior: Arcada bien desarrollada y en ocasiones con un exceso de crecimiento posteroanterior; la zona anterior se puede presentar ligeramente deprimida.

Inferior: Es morfológicamente normal y revela signos característicos de lingualización y apiñamiento de los incisivos inferiores.

 

·        Análisis de las relaciones entre arcadas:

Relación Sagital: Se determina tomando en cuenta la relación de las piezas intermaxilares como las de los molares y los caninos. Por lo regular los dientes mandibulares están en una posición distal con respecto a los maxilares (Clase II) (7,12).

Resalte Incisal: Por lo regular se puede observar una notable retroclinación de los incisivos superiores así como también de los inferiores(11). Por lo general las mordidas profundas están relacionadas con una excesiva erupción de los incisivos superiores anteriores.

Relación vertical: Tiene un alto margen de variabilidad y por lo regular está aumentada la sobremordida debido a la falta de oclusión dental con los antagonistas; los incisivos inferiores se extruyen en exceso y en ocasiones entran en contacto con la mucosa palatina(11,7,9).

Relación volumétrica: Puede presentarse en cualquiera de las maloclusiones pero según el volumen dental puede haber espacio o apiñamiento. También en las mordidas profundas podemos encontrar una curva de Spee profunda y una disminución transversal de la arcada inferior.

·        Análisis dental en mordidas profundas:

Linguoversión de los cuatro incisivos superiores con los caninos hacia mesial y vestibularizados(4). Linguoversión exclusiva de los incisivos centrales superiores con labioversión de los incisivos laterales y los caninos alineados dentro de la arcada.

Linguoversión de las seis piezas anteriores superiores.

Los molares están en relación clase I o en clase II de Angle.(12)


Extraorales:
Este tipo de displasias altera la dimensión de el tercio inferior de la cara del paciente ya que generalmente se encuentra disminuido.(9)

Tipo de Perfil: Las mordidas profundas asociadas con maloclusiones dentarias no alteran el perfil, solo las de origen esquelético. El tipo de perfil de estos pacientes tienen la tendencia a cóncavo, ya que sobresale la eminencia mentoniana y los labios están en retrusión(9).

Patrón Facial: Por lo regular este tipo de pacientes tienen una disminución de su tercio inferior el cual es tomado de la nariz al mentón y su tipo de crecimiento es horizontal o hipodivergente, con una rotación de la mandíbula hacia arriba y hacia delante. Otra de las características que presentan este tipo de pacientes es que por lo regular presentan un patrón facial braquicefálico, masas musculares bien definidos, tonicidad muscular aumentada, una cara cuadrada con aumento en los diámetros transversales y un sellado labial perfecto. (10,12,18)


Análisis Funcional: Este tipo de maloclusión condiciona a una patología traumática en la edad adulta ya que la presencia de la sobremordida sobrecarga las fuerzas oclusales con grave riesgo para la integridad periodontal. Por éste sobrecierre vertical y la limitación de los movimientos de lateralidad, el paciente también es más proclive a presentar alteraciones a nivel de la ATM, esto es debido a que la erupción lingualizada de los incisivos centrales forza a un distalamiento de la mandíbula y de los cóndilos mas allá de la relación céntrica (8,12,13).


TRATAMIENTO
Al tratar una mordida profunda el ortodoncista no debe preocuparse únicamente por la dimensión vertical, si no que también se debe considerar la relación sagital, la dirección y magnitud del crecimiento que previsiblemente experimentara el paciente.

La sobremordida profunda se puede localizar en las zona dentoalveolar o esquelética y el tratamiento siempre dependerá de la zona afectada.(13,23)

Otto demostró que pacientes braquicefalicos pueden ser tratados solamente protruyendo e intruyendo a los incisivos inferiores. Ricketts opina que éstos dos pasos son solo el inicio del tratamiento, especialmente si se trata de los dientes inferiores. Demirhanoglu reportó que hay una correlación entre la reducción del ángulo interincisal y la apertura de la mordida.(14)

La corrección de la mordida profunda dentoalveolar se puede obtener mediante la intrusión de los dientes anteriores, extrusión de los dientes posteriores o una combinación de ambas. El tipo de movimiento dentario que se elige depende del objetivo de tratamiento de cada paciente. La extrusión de los dientes posteriores puede ser el tratamiento de elección en los pacientes en crecimiento si se desea aumentar la altura facial inferior o la convexidad facial. (23)

En muchos pacientes no quirúrgicos, la intrusión de los dientes anteriores es el tratamiento de elección. La intrusión puede estar indicada en los pacientes que muestran demasiado los incisivos y la encía superior, que tienen una gran brecha interlabial, una altura facial inferior larga o un plano mandibular muy inclinado. La intrusión genuina de los incisivos puede lograrse con un arco base de intrusión. Un estudio de Gottlieb usando el arco de intrusión con fuerzas de 15 a 20 g por incisivo demostró que no hubo acortamiento radicular medible ni tampoco reabsorción apical visible.8 Ricketts realiza la intrusión con un arco utilitario adecuado hasta que se haya corregido la sobremordida profunda incisiva a una relación borde a borde.(9,17,21)

El arco utilitario es uno de los arcos auxiliares más versátiles que puede ser utilizado en el tratamiento de la dentición mixta o de la dentición permanente. La intrusión de los dientes anteriores también puede llevarse a cabo mediante la colocación de los brackets más hacia incisal y la extrusión de los dientes posteriores colocando los brackets más hacia gingival.(15) También puede ayudar a nivelar la curva de Spee, la colocación de alambres de curva inversa en el arco inferior y curva pronunciada en el arco superior.

Existe actualmente gran controversia acerca de los efectos de la extracción de premolares en la dimensión vertical.(6) Viazis considera contraindicada la terapia con extracciones en un paciente con mordida profunda ya que los dientes remanentes se moverían hacia lingual y profundizarían la mordida.(7,24)

Cuando existe una excesiva erupción de los incisivos inferiores, suele ser necesario corregir esta elongación nivelando la curva de Spee en el arco inferior.(11)

El método usado para tratar la mordida profunda deberá determinarse mediante un plan de tratamiento correcto, prestando consideración al plano oclusal, competencia labial, dimensión vertical esquelética, convexidad esquelética y estabilidad del resultado final.(8)


RETENCIÓN
La corrección de la sobremordida profunda es casi una parte rutinaria del tratamiento ortodóntico; por consiguiente, la mayoría de los pacientes requieren control de la posición vertical de los incisivos durante la retención. Esto se consigue fácilmente utilizando un retenedor superior removible fabricado de tal modo que los incisivos inferiores se topen con la placa base del retenedor superior. En otras palabras se trata de incorporar al retenedor una placa de mordida (bite plane) para que los incisivos inferiores ocluyan con ella si la mordida empieza a profundizarse; el retenedor no separa los dientes posteriores.

Dado que el crecimiento vertical continua hasta casi los 20 años, para controlar la corrección de la sobremordida suele ser necesario que el paciente utilice un retenedor maxilar removible con un plano de mordida durante varios años después de haber completado la ortodoncia con aparatos fijos. La profundidad de la mordida puede mantenerse empleando el retenedor solo por las noches.(11,14,16)


CASO CLINICO
Paciente femenino de 10 años de edad que acude a la clínica del CEOB cuyo motivo de consulta es que"desea enderezarse sus dientes".


ANALISIS EXTRAORAL
La paciente presenta disminución de tercio inferior, buen sellado labial, perfil convexo, ángulos nasolabial en norma y mentolabial aumentado.(Fig. 1y 2)


ANALISIS INTRAORAL
La paciente presenta una mordida profunda anterior de los incisivos centrales de un 110%, los incisivos laterales superiores se encuentran fuera de arco y en infraoclusión, clase I molar derecha e izquierda, presencia de molares y caninos deciduos, línea media facial y dental superior coinciden, línea media dental inferior desviada a la izquierda 3 mm, gingivitis y fluorosis. El paladar se encuentra profundo y en forma triangular mientras que el arco mandibular en forma ovoide. Presenta un apiñamiento moderado en la arcada superior e inferior. (Fig. 3-7)

Figura 3. Mordida profunda anterior.

Fig. 4 Oclusal derecha inicial

Fig. 5 Oclusal izquierda inicial

Fig. 6 Oclusal superior inicial

Fig. 7 Oclusal inferior inicial


ANALISIS RADIOGRÁFICO
Radiográficamente se observa la giroversión de los incisivos laterales superiores, presencia de los 12 gérmenes dentales permanentes, buen nivel radicular y óseo. Presenta un SNA de 84°, SNB 79°, ANB de 5°, clase II esqueletal, birretroclinación y birretrusión dental, tendencia a una mordida profunda (Ocl-SN 10°) y crecimiento hipodivergente (GoGn-SN 28°). (Fig. 8 y 9).


TRATAMIENTO

1.   Diagnóstico mediante trazo cefalométrico.

2.   Extracciones seriadas de molares deciduos.

3.   Expansión dentoalveolar superior.

4.   Anclaje superior e inferior.

5.   Colocación de aparatología fija.

6.   Secuencia de arcos.

7.   Elásticos en clase II bilateral, elásticos de línea de media y elásticos en serpentina..

8.   Alambres en curva superior y curvas inversas en inferior.

9.   Arcos de intrusión.

10.                     Cadena superior e inferior.

11.                     Retención con placa Hawley superior con bite plane y Hawley inferior.


PROGRESO DEL TRATAMIENTO
Después de la erupción de todos los dientes permanentes se colocaron brackets en todos ellos (los incisivos superiores hacia incisal), se llevó la secuencia de arcos de NiTi en la arcada superior e inferior. En un alambre rectangular (.017x.025") se realizó un doblez de intrusión para el segmento anterosuperior y se usaron elásticos clase II de forma bilateral de 3/16", elásticos en delta de 1/8, elásticos de línea media y de finalización.(Fig. 10-22)

Fig. 10

Fig. 11

Fig. 12 Expansión
dentoalveolar superio

Fig. 13 Anclaje inferior

Fig. 14 Panorámica intermedia

Fig. 15 Radiografía lateral
de cráneo intermedia

Fig. 16 Cierre de espacios

Fig. 17 Lateral derecha intermedia

Fig. 18 Lateral izquierda intermedia

Fig. 19 Oclusal superior intermedia

Fig. 20 Oclusal inferior intermedia

Fig. 21 Panorámica intermedia

Fig. 22 Radiografía lateral
de cráneo intermedia


RESULTADOS
La apariencia facial mejoró notablemente ya que se logró un perfil recto y los ángulos nasolabial y metolabial están en norma. Se mantuvo la clase I molar y se logró clase I canina de ambos lados. El over bite desminuyó de un 110% a un 20%, mientras que se obtuvo un over jet de 2.5 mm. Las líneas medias dentales y faciales coinciden y la forma de los dos arcos es ovalada. Se colocaron dos retenedores tipo Hawley en superior y en inferior. Al retenedor superior se le incorporó un plano de mordida en el segmento anterior (Bite plane) a manera de tope para evitar la recidiva de la mordida profunda. (Fig. 23-29).

Fig. 23 Extraoral final

Fig. 24 Perfil final

Fig. 25 Frontal final

Fig. 26 Oclusal derecha final

Fig. 27 Oclusal izquierda final

Fig. 28 Oclusal superior final

Fig. 29 Oclusal inferior final

 

BIBLIOGRAFÍA

1.       Águila, F. Juan. Manual de Cefalometría. Edición 1996.

2.       Baets Jan D. Pseudo class I Reevaluation of tradicional class II treatment. JCO 1997 sep. (624-548).

3.       Báscones Antonio, Canut José Antonio, Suárez Quintanilla David. Tratado de odontología tomo II sección de ortodoncia. Maloclusiones verticales. Editorial Avances. Madrid, España. 2051-2058, 2000.

4.       Bjork A. Prediction of mandibular growth rotation. AJO-DO 1969, junio (39-53).

5.       Cenk Doruk, Altug A. Bicakci, Hasan Babacan. Tratamiento para levantar la mordida en una maloclusión clase II, división 2. www.ciberjournal.com

6.       Chaconas J. Spiro. Ortodoncia. Editorial el manual moderno. México DF. 20, 1982.

7.       Durok Cenk, Bicakci Altug A. Babacan Hasan. Tratamiento para levantar mordida en una clase II división 2.

8.       Estebes, Silvia, Raffo José F. Chávez, Enriquez Cecilia. Mordida Brodie, Revista Herediana 1999.

9.       Graber T. M. Ortodoncia teoría y practica. Editorial interamericana. México DF. 226-227-729, 1974.

10.   Graber T. M.,Rakosi T.,Petrovic Alexandre G. Ortopedia dentofacial con aparatos funcionales. Editorial Harcourt. Madrid, España. 461-465.

11.   Karlsen Alf Tor. Association between facial height development and mandibular growth rotation in low and high MP-SN angle faces. Angle 1997 N2 (103-110).

12.   Kocaderelli Llken.The effect of first premolar extraccion on vertical dimension. Am. J. Orthod. 116:41-45, July 1999.

13.   La Luce Mauro. Terapias ortodónticas. Editorial Amolca. Caracas, Venezuela. 2002.

14.   McDowell Ernest, H., Baker Irena, M., Skelodental Adaptation in Deep Bite Corrections, AJO-DO 1991 Oct.(370-375).

15.   Mcnamara James A. Tratamiento ortodóncico y ortopédico en la dentición mixta. Editorial Needham Press. EUA. 197, 1995.

16.   Nanda Ravindra y Burstone Charles J. Contención y estabilidad en ortodoncia. Editorial medica panamericana. Buenos Aires, Argentina. 45-47, 1994.

17.   Nanda Ravira. Biomecánica. Editorial Interamericana, 6ta. Edición 1999.

18.   Nanda Surenden, K., Growth Pattern in Subjects whith long and Short Faces. AJO-DO 1990 Sep.(247-258).

19.   Proffit William R. Ortodoncia teoría y práctica. Editorial mosby/doyma libros. Madrid, España. 216, 1994.

20.   Quiros Álvarez Oscar J. Ortodoncia nueva generación. Editorial Amolca. Caracas, Venezuela. 30-31, 2003.

21.   Ricketts Robert M. Técnica bioprogresiva de Ricketts. Editorial médica panamericana. Buenos Aires, Argentina. 298-299, 1983.

22.   Subtelny J. Daniel. Early orthodontic treatment. Editorial Quintessence publishing Co, Inc. 161-162, 2000.

23.   Vaughan Janet L. Orthodontic correction o fan adult angle class II division 2 deep bite. Am. J. Orthod. 116:75-81, july 1999.

24.   Viazis A. Atlas de ortodoncia. Editorial medica panamericana. Buenos Aires, Argentina. 83, 1995.

25.   www.odontologia-online.com  

VOLVER (a Índice) 

                                      diciembre 2006

Dentífrico antiplaca y bandas con ionómero..   de Moura MS, de Melo Simplicio AH y Cury JA (Am J Orthod Dentofacial Orthop 2006 sep;130(3):357) tomaron 2 grupos de 7 pacientes c/u para  se cepillaran con dentífrico fluorado o con una fórmula fluorada experimental antiplaca y al azar se adhirieron bandas cementadas con composite o con ionómero modificado. Dejaron intencionalmente un espacio para la adhesión de placa. A los 28 días extrajeron los premolares investigados y evaluaron la pérdida de esmalte adyacente a las bandas. Fue inferior junto a las bandas adheridas con IV y fue menor en quienes habían usado el dentífrico antiplaca. Se deduce un efecto beneficioso del dentífrico antiplaca, aunque redundante cuando se utilizó IV como cementante.

VOLVER (a Índice)  

 

                                    noviembre 2006

Implantes y tornillos…   Ohashi E et al (Angle Orthod 2006 jul;76(4):721) presentan los protocolos de carga aplicados cuando se usan implantes y/o tornillos en los tratamientos ortodóncicos. De los artículos revisados y evaluados, 5 involucraron el uso de implantes y 6 el de tornillos. En conclusión, los protocolos de carga para implantes significaban un período de espera mínimo de 2 meses, mientras que los de tornillo eran con carga inmediata o espera de 2 semanas. En general, los éxitos fueron superiores con los implantes.

Brackets y ionómeros   Cualquiera que sea el tratamiento del esmalte (sin grabar, grabado con ácido fosfórico al 37% o acondicionado con Transbond Plus Self Etching Primer, la adhesión de los brackets metálicos cementados con Fuji Ortho LC fue superior a la lograda con Ortho Glass LC (Pithon MM et al Angle Orthod 2006 jul;76(4):700)

 

VOLVER (a Índice) 

 

                          octubre 2006

Desgaste proximal y caries   El desgaste proximal es un método corriente para aliviar el apiñamiento de la dentición permanente, aunque su aceptación más generalizada se ve limitada por el riesgo potencial de caries en la superficie afectada. Jarjoura K, Gagnon G y Nieberg L (Am J Orthod Dentofacial Orthop 2006 jul;130(1):26) compararon la susceptibilidad a las caries en los dientes con desgaste proximal con respecto de los intactos usados para ortodoncia fija, en 40 pacientes. Fueron seguidos clínica y radiográficamente por 1 a 6 años, mantenidos por sus dentistas con profilaxis cada 6 meses y en contacto con agua y dentífrico fluorados. No les aplicaron flúor tópico ni selladores después de los desgastes. La incidencia de caries mostró que en 376 superficies testeadas y 376 de control la cantidad de lesiones proximales no mostraba diferencias estadísticas significativas. Concluyeron que el riesgo de caries no aumentaba por el desgaste proximal. Tampoco daría beneficios adicionales la aplicación de flúor tópico, el uso de agua fluorada o la pasta dental con flúor.  

VOLVER (a Índice) 

 

                              julio 2006

Prototipo para diagnóstico...    Las imágenes de la tomografía computada de pacientes con caninos retenidos pueden ser editadas para producir mediante rápido prototipo un modelo anatómico de los maxilares dentados y un modelo que sirva para fabricar una unión metálica para adherirla al diente retenido. Faber J, Berto PM y Quaresma M (Am J Orthod Dentofacial Orthop.2006 abr;129(4):583) señalan que sirve para la planificación ortodóncica y quirúrgica y para explicación a los padres. Es de gran ayuda cuando se interviene en busca del canino retenido. Sirve para confeccionar y otros recursos de precisión.

IMCIM y EPO…   Si no entendió no importa, es sólo un atentado más al buen idioma de los que cotidianamente se cometen con siglas que ni el Santo Padre entiende. Se trata del índice morfológico coronario incisivo mandibular y la estabilidad tras la retención postoperatoria, según Freitas MR et al (Am J Orthod Dentofacial Orthop 2006 abr;129(4):559), quienes siguieron a 56 personas con Clases I y II, tratadas con extracción de los 4 primeros premolares y aparatología de canto. El apiñamiento fue medido con el índice de irrgularidad de Little y la proporción mesiodistal y vestíbulolingual de los incisivos inferiores fue medida con el índice de Peck y Peck. Todo en los modelos antes, durante y después del tratamiento y de la retención. No se hicieron desgastes proximales de los incisivos. No se halló una correlación significativa entre el IMCIM y el grado de recaída del apiñamiento anteroinferior.

Caninos desplazados y ancho maxilar…   Saiar M, Rebellato J y Sheats RD (Am J Orthod Dentofacial Orthop) 2006 abr;129(4):511) se preguntaron si existía alguna correlación significativa entre el ancho esqueletal maxilar y la retención palatina de los caninos o canino desplazado a palatino (CDP). Tomaron 79 pacientes con CDP y 79 controles y efectuaron todas las mediciones pertinentes en cefalogramas posteroanteriores, anchos intermolares en modelos y en 3 niveles (canino, premolar y primer molar) en oclusogramas. Lo único significativamente diferente entre ambos grupos fue el ancho del arco alveolar superior al nivel de caninos, pero no alcanza para poder predecir futuros CDP.

VOLVER (a Índice)  

 

                                              junio 2006

Resina eliminators   Eminkahyagil N et al (Angle Orthod 2006 mar;76(2):314) quisieron determinar qué apsaba al eliminar las resinas cementantes en cuanto a (1) efecto de los  diferentes métodos de remoción sobre resistencia de brackets recmentados, (2) condición de la superficie del esmalte, (3) tiempo invertido en la tarea, y (4) localización del fracaso adhesivo. Usaron Light Bondtrade como sellador y Quick Curetrade como adhesivo. Usaron pinzas para remover algunos y observar la situación y para el resto usaron 4 métodos: (1) fresa de carburo de tungsteno con baja velocidad (TCB), (2) alta velocidad, (3) discos Sof-Lex, y (4) micrograbador. Readhirieron y repitieron los métodos, para hallar que la resistencia adhesiva era mayor, excepto en el grupo 4. Los Sof-lex exigían demasiado tiempo y dejaban mucho adhesivo remanente. La fresa de alta velocidad fue la más dañosa para el esmalte, cuya superficie quedaba marcada después de los descementados, pero hay que ser cuidadoso para reducir este efecto.

 

Recargando flúor…   Soliman MM et al (Angle Orthod 2006 mar;76(2):282) observaron experimentalmente que el sellador Pro Seal es capaz de liberar flúor hacia el medio bucal, en cantidades decrecientes, y que puede recargar nuevos iones de F a partir de una solución de fluorfosfato acidulado.

Alergia ortodóncica...   Una mujer de 60 años experimentó una reacción alérgica al metimetacrilato autocurado durante una ortodoncia. El contenido de monómero residual no excedía las normas internacionales (Goncalves TS et al Am J Orthod Dentofacial Orthop 2006 mar;129(3):431).

 

VOLVER (a Índice)  

                                   

            mayo 2006

Datitos prácticos.- El ortodoncista debe saber que pueden darse reacciones alérgicas al acrílico utopolimerizado (Am J Orthod Dentofacial Orthop.2006 Mar;129(3):431) como se observó con aparatos de fijación con contenido aceptado de monómero.

Puede haber algún raro caso de canino retenido por vestibular de los incisivos superiores, que les cause reabsorción (Angle Orthod 2006 Jan;76(1):173).

 

Implantes, ortodoncia y estética…  Heymann GC y Tulloch JF  (J Esthet Restor Dent 18:68, 2006) comentan que existen algunas opciones de implantes (titanio convencionales, palatinos, microimplantes y miniplacas) que bien integradas a la práctica ortodóncica tienen las siguientes ventajas posibles: incremento del anclaje, eliminación de la colaboración del paciente, reducción del tiempo de tratamiento y, a veces, realizar ortodoncias que hubieran sido imposibles sin cirugía.

Cemento antimicrobiano…    Como los pacientes con aparatos fijos corren mayor riesgo de incrementos en sus niveles de estreptos en saliva y placa, y, por tanto, de caries, Al-Musallam TA et al (Am J Orthod Dentofacial Orthop 2006 feb; 129(2): 245) estudiaron el aporte preventivo del cloruro de cetilpiridinio (CCP) agregado a un adhesivo ortodóncico (Transbond XT, Unitek 3M) para otorgarle propiedades antimicrobianas sin alterar su resistencia tensil. Habiendo probado con concentraciones del 2.5%, 5.0% y 10.0% y halaron que con el aumento de CCP aumentaba la extensión de la acción, pero al 5 y al 10% resultaba afectada la resistencia. Por lo tanto, aconsejaron la incorporación de CCP al 2,5%.

VOLVER (a Índice)  

 

                                              abril 2006

Exactitud de las mediciones lineales de la articulación temporomandibular con tomografía computada de haz cónico y radiografía cefalométrica digital...  Estimado Dr. Hilgers ML, tras leer el título de su artículo (Am J Orthod Dentofacial Orthop 2005 dic;128(6):803) casi ni hace falta leer el resto. Se entiende que la técnica propuesta es más confiable que la cefalometría en los 3 planos ortogonales.

 

Nuevo bracket cerámico…   Liu JK et al (Am J Orthod Dentofacial Orthop 2005 dic;128(6):761) evaluaron la resistencia adhesiva de un nuevo bracket monocristalino colapsable (Inspire, Ormco, Orange, Calif) y la compararon con la de otro bracket cerámico colapsable (Clarity, 3M Unitek, Monrovia, Calif) y otro metálico, cementados con adhesivos ortodóncicos (Transbond XT, 3M Unitek; y Enlight, Ormco). No hallaron diferencias estadísticas significativas entre las combinaciones que probaron. Hubo fractura de esmalte y de bracket en 2 y 5 de las 20 muestras de Inspire y 1 y 0 con Clarity.

 

Premolares con juicio…   Saysel MY et al (Angle Orthod 2005 sep;75(5):719) afirman que los terceros molares inferiores mostraron una mejoría en su angulación con respecto del plano oclusal en los casos en que se hizo la extracción del primer premolar. Fueron observados los pacientes ortodóncicos después de 2 a 2,5 años de ser tratados con extrfacción del premolar y sin ella.

 

 

Preparando la porcelana para brackets…   Un nuevo adhesivo imprimador y autograbador fue probado por ver si reforzaba la resistencia adhesiva de los brackets adheridos a porcelana, en centrales cerámicos. Fueron grabados con ácido fosfórico 37%, más sellador, más adhesivo, o lo fueron con micrograbado mecánico y ácido fluorhídrico y silano, más composite, y con el ácido más el nuevo sistema adhesivo. La primera técnica dio una resistencia adhesiva inferior a la mitad de las otras dos, similares entre sí. (Ajlouni R Angle Orthod 2005 sep;75(5):858)

Para morderte mejor…   con los incisivos, dime, ¿cuál será la mejor angulación dentaria, eh? Sui Z et al (Arch Oral Biol 2005 dic 20) contestan que el tratamiento ortodóncico logra la angulación más favorable para el trabajo de morder bloques rectangulares de 4-6mm de gel de almidón o queso Cheddar. El esfuerzo menor se logró con los dientes más cercanos a la vertical.

VOLVER (a Índice)   

                                             enero 2006 

Para predecir retenidos… La retención del tercer molar superior se originaría en la aposición perióstica insuficiente en el contorno posterior de la tuberosidad maxilar, remodelado que podría variar según el numero y tamaño de los molares y podría verse reforzada con un traslado anterior pronunciado del complejo maxilar con el crecimiento sutural. Jon Årtun et al (The Angle Orthodontist 2005; 75:6;904) sostienen que esta retención  puede ser predecida antes del tratamiento ortodóncico del adolescente de acuerdo con el tamaño del espacio retromolar medido desde el primer molar hasta el PTV a lo largo del plano oclusal y según el movimiento molar mesial previsto para la etapa activa, donde las dimensiones mayores reducen el riesgo de retención: en un 22% a 34% por cada milímetro de incremento en distancia. No pudieron identificar como factores de riesgo sexo, edad, angulación o parámetros de posición y tamaño. Al  término del tratamiento activo, los parámetros más predictivos fueron un espacio reducido retromolar (29% menos por cada mm), un ángulo MP/ SN pequeño y la angulación mesial y más de 30° of angulación distal de los terceros molares en relación con el plano oclusal. Las probabilidades de retención fueron 60 veces mayores con la angulación mesial y 5 veces mayor a la distal superior a 30°.   Además, aunque no incluida, la decisión de extraer los premolares reducía el riesgo de retención.

 

Pegando tubos…   Nikolaos Pandis; Lars Christensen y Theodore Eliades (The Angle Orthodontist 2005; 75(6);1000) se preguntaron qué pasaba con 810 tubos molares adheridos con adhesivos autograbadores (3M Transbond Plus Self Etching Primer). Les fallaron más los segundos molars que los primeros y los inferiores más que los superiores, con un promedio general de 14,8%, al que encontraron comparable con el generado por tubos adheridos con el grabado ácido convencional

 

Intrusos y extrusos…   Ante fuerzas intrusivas o extrusivas (100 cN, 8 semanas), las raíces  de premolares superiores se reabsorbieron esencialmente en el tercio apical, con diferencias entre intruidos y controles, pero no entre exttruidos y controles, con la reabsorción de aquéllos 4 veces superior a la de éstos (Guangli Han et al The Angle Orthodontist  2005; 75 (6): 912).

 VOLVER (a Índice)   

 

                        

          agosto 2005

Mini-implante ortodóncico...  Los AA efectuaron un tratamiento ortodóncico a una joven de 19 años con apiñamiento anterior Tenía una moderada discrepancia de longitud de arco en la mandíbula, lo que generaba una sobremordida profunda y sonrisa llena de encía. Para intruir el sector anterosuperior, Ohnishi H, et al (Angle Orthod. 2005 may;75(3):444) insertaron un mini-implante ortodóncico como anclaje. Después procedieron a alinear los arcos superior e inferior con un aparato de canto y sin extracciones. Corrigieron así la sobremordida (de +7.2 mm a +1.7 mm) y mejoraron la exhibición de encía.


 

Composite fluido para ortodoncia...   Un nuevo composite fluido, el Denfil Flow, desplegó la misma resistencia adhesiva que el tradicional Transbond XT para el cementado de brackets, aun cuando produjo más burbujas de aire. Los fracasos adhesivos fueron similares; como su aceptabilidad (D'Attilio M, et al. Angle Orthod. 2005 may;75(3):410).

 

Arenado y ionómero…   Ozer M y Arici S. (Angle Orthod. 2005 may;75(3):406) observaron que el arenado no tiene un efecto positivo sobre el comportamiento clínico de brackets metálicos contrama basal al ser adheridos con cemento autocurado de ionómero vítreo reforzado con resina. Los arenados fracsaron en un 4,9% y los no arenados en un 4,3%.
   

 

Acondicionador lavado…   El acondicionador puede ser lavado, en la técnica de grabado tradicional, o no, que es la novedad. Usando ácido fosfórico más Transbond XT o no lavado con el mismo adhesivo, se observó que la cantidad de adhesivo retenida en los especimenes ñuego de desadherir era significativamente menor cuando no se lavaba, pues el acondicionamiento en ese caso produce una esquema de grabado más conservador (Vicente A, Bravo LA, Romero M. Angle Orthod. 2005 may;75(3):400).


Flúor y adhesión...   El empleo de un nuevo sistema adhesivo que libera un antibacteriano y contiene flúor no afectó la fuerza adhesiva de los brackets ortodóncicos en la primera media hora. Se comprobó tras la comparación de 2 grupos: (1) grabado 15 segs con ácido fosfórico al 35%, lavado con rocío de agua por 10 segs, secado y sellador, más aplicación de los brackets ya recubiertos y fotocurado ; (2) grabado y lavado similares, y aplicación del imprimador con monómero antibacteriano por 20 segs más un suave chorro de aire y el adhesivo con flúor fue agregado a cada diente y a cada bracket y fotocurado( Bishara SE, et al  Angle Orthod. 2005 may;75(3):397).


Clorhexidina y povidona-iodo,,,    Su aplicación en colutorios antes dek grabado ácido no causa ninguna reducción de la fuerza adhesiva de los brackets y es aconsejable su uso antes del composite ortodóncico para obtener un efecto antibacteriano que prevenga el riesgo de bacteriemia (Demir A, et al Angle Orthod. 2005 may;75(3):392).

VOLVER (a Índice)

                julio  2005

Una distracción…   La osteogénesis por distracción (OD) se ha convertido en la dirección principal que tomó la técnica quirúrgica para pacientes con deformaciones de los maxilares. En casos de hipoplasia maxilar, la OD con distracción rígida externa (DRE) ha dado buenos resultados para adelantar el maxilar; pero están adquiriendo popularidad los dispositivos internos. Habiendo utilizado ambos métodos en 2 casos, Kuroda S, et al (Am J Orthod Dentofacial Orthop. 2005 abr;127(4):493.) concluyeron que la DO con dispositivos internos es más simple y más útil que el sistema DRE para una hipoplasia con oligodoncia.

A 4 y 2 bandas…   A diferencia de la fijación con 4 bandas molares convencional para buscar una expansión palatina rápida (EPR), se ha propuesto que se utilicen 2 molares. Davidovitch M, et al (Am J Orthod Dentofacial Orthop. 2005 abr;127(4):483) aplicaron ambos sistemas en 28 pacientes (con las debidas precauciones de investigación) y concluyeron: Cuanto mayor la resistencia ósea, menor la respuesta de la sutura pero mayor la respuesta dentaria a la terapia de EPR. Las 4 bandas están indicadas en caso de apiñamiento anterior severo con arco que se estrecha y las 2 bandas se recomiendan para denticiones mixtas conapiñamiento moderado y constricción posterior.

 

Flúor en ortodoncia…   Dado que los pacientes con aparatología ortodóncica fija suelen experimentar un aumento absoluto del número de Streptococcus mutans que constituyen colonias, Bretas SM, et al (J Orthod Dentofacial Orthop. 2005 abr;127(4):428) investigaron el desarrollo de la biopelícula y del S. mutans en relación con ligaduras de acero inoxidable y anillos elásticos en pacientes ortodóncicos tratados, o no, gel de fluoruro estañoso al 0,4%. Concluyeron que la aplicación de flúor no genera una disminución significativa de los gérmenes en cuestión en saliva y biopelícula.

¡Qué degradación…   Como el calor, los ácidos, los álcalis, el oxígeno, la abrasión, las enzinas y las radiaciones son todos mecanismos conducentes a la descomposición química del polioximetileno (POM), el plástico usado en algunos brackets ortodóncicos estéticos, Kusy RP y Whitley JQ. (Am J Orthod Dentofacial Orthop. 2005 abr;127(4):420) dicieron estudiar qué sucedía al término de la reacción. Encontraron que se produce gas de formaldehída tóxico, tanto por calentamiento como por abrasión mecánica. Podría decirse que esto deja a los pacientes expuestos a un irritante potencial. Los AA afirman que en razón de que los usos inherentes al formaldehído como base desinfectante y embalsamador  excluyen su presencia beneficiosa en el cuerpo humano, su empleo en brackets ortodóncicos, coronas en niños y otros aparatos protéticos está contraindicado, porque hasta una radiografía podría promover su degradación.

 

De canino a incisivo…   Existen pocos casos comunicados de transposición dentaria de canino superior al lugar del incisivo central, es decir, intercambio de posición entre dos dientes del mismo cuadrante, con una incidencia del 0,4%.  Turkkahraman H, Sayin MO y Yilmaz HH. (Angle Orthod. 2005 mar;75(2):284) enumeran factores etiológicos como la genética, traumatismos, interferencias mecánicas y pérdida temprana de los incisivos. La transposición del canino ha sido atribuida a una migración oportunista hacia el espacio dejado por la pérdida del central.

De canino a premolar…   Con apenas el medio por ciento de la población afectada por las transposiciones, los ortodoncistas no se muestran muy de acuerdo en su tratamiento. Maia FA y Maia NG. (Angle Orthod. 2005 mar;75(2):266)presentan un caso de transposición bilateral superior de los caninos con los primeros premolares y agenesia de ambos incisivos laterales. Mediante ortodoncia invirtieron las posiciones erradas y cerraron los espacios de los laterales.

VOLVER (a Índice)

 

 

                                 junio 2005 

 

Meta analysis of the treatment-related factors of external apical root resorption...   Segal GR, Schiffman PH y Tuncay OC. (Orthod Craniofac Res 2004; 7:71) hicieron un estudio de 8 trabajos clínicos, en inglés, con una cantidad de sujetos superior a 10 y que habían tenido ortodoncia fija y contaban con radiografías pre y postoperatorias. La medición de la reabsorción radicular apical externa en los incisivos superiores fue esencial para medir el desplazamiento del ápice como referencia. El factor metaanalítico medio fue 39 (amplitud 12-78). La reabsorción radicular media observada fue de 1,5 mm y el desplazamiento apical medio fue de 2,5 mm (redondeando). Del análisis y correlación de estos datos surgió que la reabsorción radicular por tratamiento está correlacionada con la distancia que se mueve el ápice y el tiempo que requirió el tratamiento (Evidence-Based Dentistry (2005) 6, #1, 21).

CHIVa...   Millett DT, et al (J Orthod. 2005 mar;32(1):36) se propusieron comparar el efecto sobre la adhesión de agregar clorhexidina (CHIV), o no (IV), a un cemento de ionómero vítreo utilizado para cementar bandas ortodóncicas micrograbadas, así como sobre la cantidad de cemento remanente en el diente y duración de las bandas así adheridas. Todas las bandas fallaron en la interfaz esmalte-cemento. No hubo diferencia significativa entre la cantidad de cemento remanente en la superficie dentaria después del despegamiento. Tampoco hubo diferencia significativa en el tiempo de supervivencia: CHIV = 7,0 h; IV = 6,4 H. La acción de ambos es comparable.

VOLVER (a Índice)

                        mayo 2005

No Lana...   El sindrome de Turner es uno de los trastornos cromosómicos más comunes. Tiene una incidencia de 1 en 2500 hasta 1 en 10000 nacimientos femeninos vivos. La corta estatura es un rasgo frecuente, con la disgenesia gonádica, a lo cual se suman rasgos craneofaciales y dentarios típicos como paladar de arco elevado, cuello corto y micrognatia. Esto es producto de la osificación endocondral. La aneuploidia del cromosoma X puede causar una reducción en la homeostasia evolutiva, con alteración en la aposición de esmalte y los consiguientes cambios en la morfología oclusal molar: reducción del número de cúspides, la cúspide distolingual de los molares superiores y la distal del molar inferior, y reducción de la superficie oclusal. Por esto, se transforma el contorno oclusal romboideo de los molares superiores en triangular, con la resultante pérdida de la forma en H de los surcos de los segundos molares. Marja R. et al (The European Journal of Orthodontics 2005 27, #1) derivan de sus observaciones (de las diferencias en las mediciones entre mujeres con ST y sus madres y entre las mismas y sus hermanas mayores) que la influencia maternal contribuye al crecimiento de una base craneana distintiva y a la magnitud de la retrognatia mandibular de las personas con ST. Los rasgos craneofaciales distintivos son una incrementada flexión de la base craneana, acortamiento de la longitud de la base craneana posterior, ambos maxilares retrognáticos, distancia acortada del paladar, la fosa glenoidea y el gonion de la silla turca, cuerpo y longitud total acortados en la mandíbula y ángulos verticales incrementados en el esqueleto facial.

 

¡La eterna mordida!...   Párese como se le dé la gana y muerda, que la postura no afecta para nada la fuerza oclusal de sus molars, dicen las danesas Liselotte Sonnesen y Merete Bakke (The European Journal of Orthodontics 2005 27(1):58), después de examinar 48 niñas y 40 varones de 7-13 años, en quienes realizaron mediciones de sus dimensiones craneofaciales sobre radiografías cefalométricas laterales. Tampoco importó la maloclusión de Angle presente, pero sí la edad en las mujeres y el número (lo más significativo) de dientes erupcionados en los hombres para un incremento paralelo de la fuerza, junto con la relación vertical. En los varones solamente, hubo una correlación clara entre la fuerza de oclusión y la morfología craneofacial

 

VOLVER (a Índice)

                febrero 2005

Robert Bunon consagró un importante capítulo a lo que llamó “el buen ordenamiento de los dientes”. Preconizó normas y técnias muy próximas a las actuales. Escribió: “es muy importante, ante todo, contribuir al buen ordenamiento de los dientes en época de la caída de los dientes primarios.”

·       Mantener en su lugar los dientes de leche el mayor tiempo posible en tanto que ellos no perjudiquen la salida de los dientes permanentes.

·       Cuando se observe que los maxilares de un niño no tienen la amplitud suficiente, conviene extraer los últimos dientes primarios.

·       Y si los maxilares terminaran insuficientes en su desarrollo, se procederá a la extracción de algunos premolarfes, pues “uno o dos dientes menos en cada maxilar siempre que se logre un ordenamiento apropiado, antes que tener todos los dientes, pero mal ordenados.”

·       Si fuera necesario, se emplearán hilos, trenzas o láminas de oro o plata.

Con y sin...   Con extracción, R. M. Filho y A. L. Lima, y sin ella Park HS, Kwon TG y Sung JH. realizaron su tratamiento ortodóncico. Los brasileños trataron así una maloclusión de Clase I con discrepancia significativa transversal esqueletal y severo apiñamiento. Tras 20 años de seguimiento de la expansión rápida, consideraron que el resultado fue estable. Los coreanos retrajeron los dientes posteriores, superiores e inferiores, con microimplantes (1,2 x 6-10 mm) para anclaje. El apiñamiento anterior se resolvió sin dañar el perfil, además se reduce el tiempo de tratamiento y aumenta la eficiencia. Esta técnica, sin extracciones, sirve para tratamientos vestibulares y linguales (Am J Orthod Dentofacial Orthop. 2004 oct;126(4):496 y Angle Orthod. 2004 ag;74(4):539).
.

 

Retenidos y agenésicos...   Desdela Clínica Mayo, M. Saiar y J.  Rebellato (Angle Orthod. 2004 ag;74(4):568) nos recuerdan que, para los casos de caninos retenidos y premolares agenésicos superiores hay varias opciones de tratamiento. Para los caninos: 1. supervisión continua; 2. extracción del canino primario para contribuir a la erupción espontánea; 3. exposición quirúrgica del canino, adhesión de elemento adecuado y tracción ortodóncica; 5. extracción y reposición protética. Para los premolares ausentes: 1. conservación del molar primario; 2. cierre espontáneo después de la extracción del molar primario; 3. autotrasplante, 4. reposición protética, y 5. cierre ortodóncico del espacio.

 

Mejor con minis...   Taiwan se hace presente también en ortodoncia, con un trabajo de Yao CC, et al (Angle Orthod. 2004 ag;74(4):550) dedicado a la sobreerupción de los molares superiores por ausencia de sus antagonistas y a cómo evitar las interferencias en la oclusión y funcionales. Consideran necesaria la intrusión con un buen anclaje múltiple y casquete craneal. Ofrecen una versión simplificada y localizada de los aparatos ortodóncicos con la ayuda de miniimplantes. El objetivo de éstos es eliminar la necesidad de colaboración del paciente para el uso del casquete. Presentan esta técnica como muy satisfactoria, con Buena respuesta biológica y buen estado de las estructuras óseas circundantes.

VOLVER (a Índice)

 

                                          diciembre 2004

Una mancha blanca...   La manera más eficaz de prevenir las típicas manchas blancas de los pacientes ortodóncicos, fue el tema de la revisión de la literatura para Derks A, et al (Caries Res. 2004 oct;38(5):413), que investigaron 4 medidas preventivas comparables (flúor, clorhexidina, selladores y adhesivos) sin hallar diferencias estadísticamente significativas. Pero hallaron que el uso de pasta dental y gel con alto contenido de F (1500-5000 ppm), o CHX complementaria mostraron una tendencia a inhibir la desmineralización; no así el uso de capas poliméricas sobre la superficie circundante de los brackets.

                                            octubre 2004

 Usar está bien…   …el asunto es cómo queda el esmalte después de quitar las bandas adheridas. Eliades T, et al (Eur J Orthod. 2004 jun;26(3):333) compararon dos métodos de remoción del material adherido con cemento de curado químico: (a) con fresa de carburo de ocho hojas, y (b) con diamante ultrafino, ambos con alta velocidad. Finalmente, discos Soflex. El diamante demoró la mitad del tiempo de la fresa y, si bien hubo diferencias apreciables entre ambos métodos, la superficie adamantina alterada no pudo ser mejorada o devuelta a su estado anterior; el efecto sobre el esmalte es irreversible.

 

  ¿En qué bracket se ubica?…   De la comparaciónde dos marcas de brackets de titanio (Orthos2 y Rematitan), Gioka C, et al. (Dent Mater. 2004 sept;20(7):693) concluyeron que existen diferencias estructurales y de dureza entre ambos que pueden influir sobre las características de la transferencia de torque al activar los alambres sobre los brackets. Las bases están soldadas con láser a las aletas y no tienen fórmulas similares ni la misma dureza, las bases que las aletas en cada uno y comparándolas.

VOLVER (a Índice)

                               septiembre 2004

Mueran los bichos...   A 80 premolares no cariados se les adhirieron brackets de acero mediante una resina compuesta (Transbond XT); a 20 se los tomó para control, otros 3 grupos de 20 fueron tratados, respectivamente, por la aplicación de un imprimador hidrofílico (Transbond MIP)  más uno de 3 agentes antimicrobianos (Cervitec; colutorio de clorhexidina y barniz EC40), con aplicación de luz por 20 segs y después se les colocaron y cementaron los brackets con 40 segs de luz. La respuesta fue similar a lo conocido y la resistencia adhesiva fue clínicamente aceptable. Los mejores resultados fueron en el grupo de control y en el de Cervitec (Karaman AI, Uysal T. Angle Orthod. 2004 jun;74(3):414).

 

 

Los dos a la vez...   La fotopolimerización de un imprimador autograbante (Angel I) al mismo tiempo que el adhesivo después de colocar el bracket, en 48 dientes, no disminuyó significativamente la resistencia adhesiva comparando con la fotopolimerización por separado (Ajlouni R, et al Angle Orthod. 2004 Jun;74(3):410).
 

Indirectas y directas...   Polat O, Karaman AI y Buyukyilmaz T. (Angle Orthod. 2004 Jun;74(3):405) no hallaron diferencias significativas entre una técnica indirecta para la adhesión de brackets y una directa

VOLVER (a Índice)

                                agosto 2004

Para algo sirven...   Los ortodoncistas disponen ahora de composites de baja viscosidad cuyas cualidades no han sido aún bien estudiadas. Son híbridos con menor cantidad de partículas de relleno. Por la reducción del relleno se podrían esperar propiedades mecánicas inferiores. en relación con los convencionales, lo cual limitaría su uso. Aconsejan, entonces Asscherickx K, et  al (Rev Belge Med Dent. 2003;58 (3):137) su uso para adherir retenedores linguales y para arcos transpalatinos implantosoportados. Son adecuados donde no reciban fuerzas oclusales directas.
 

Prematuros y maduros...   Paulsson L, Bondemark L y Soderfeldt B. (Angle Orthod. 2004 Apr;74(2):269) reviaron la literatura sobre niños prematuros y sus posibles alteraciones de la morfología palatina, oclusión, tamaño dentario y madurez de la dentición (1966 a 2002). Tras elegir 13 de 113 artículos apropiados, hallaron morfología alterada en el corto plazo, con la intubación como factor contribuyente a las alteraciones. No se observaron atrasos en la dentición ni en la erupción, pero la evidencia científica no fue concluyente en cuanto a los demás datos mencionados..

 

 

                                                    julio 2004

Con cama afuera…   Como recuerdan, clínica era lo que se hacía, etimológicamente, junto a la cama. Cama afuera sería lo proclinado y cama adentro lo retroclinado; pues bien, según Afzelius-Alm A, et  al (Swed Dent J. 2004;28(1):37) los niños con hábito de succión del pulgar prolongado presentarían en su mayoría proclinación de los incisivos inferiores. Observados 2 grupos de succionadores, en el de anteroinferiores retroclinados  el ángulo entre el pulgar y los incisivos inferiores era significativamente menor y el espesor del labio inferior significativamente menor que en el de proclinados. También mostraban una mayor incidenica de pérdida precoz de los molares primarios. Éstos serían factores que influirían en la inclinación dentaria mandibular.

Espejito, espejito…   A 121 jóvenes de 19 años, tratados o no ortodóncicamente, se les evaluó la satisfacción y la opinión que tenían de sus dientes y se consideraron 6 rasgos definidos de maloclusión. Un 10% de los que no habían sido tratados mostraban cierta necesidad de tratamiento; un tercio de los que el ortodoncista juzgaba no necesitados de tratamiento y un tercio de los que habían recibido algún tratamiento del OG tenían marcada necesidad ortodóncica. El 94% del total se manifestó satisfecho con sus dientes al margen de tener maloclusión o no. Uno de cada dos consideraban importante su aspecto dentario para la autoestima (Lilja-Karlander E, Kurol J, Josefsson E. Swed Dent J. 2003;27(3):143)

VOLVER (a Indice)

 

                                             noviembre 2003

 

Ganando tiempo...   Ireland AJ, Knight H y Sherriff M. (Am J Orthod Dentofacial Orthop. 2003 Sep;124(3):323) no creen haber hallado evidencia suficiente para sugerir que los fracasos de adhesión con imprimadores autograbadores sean más que con los métodos convencionales de grabado y adhesión. La posible pérdida de adhesividad debe ser sopesada frente al tiempo ganado en la sesión inicial de fijación de las bandas.



Mej or IV que TV...   Kitayama Y, Komori A y Nakahara R. (Angle Orthod. 2003 Aug;73(4):451) compararon la adhesión de brackets de porcelana al diente realizada con Concise (CO), Fuji Ortho (FO), de curado químico, y Fuji Ortho LC, de fotopolimerización; estos dos, ionómeros vítreos con refuerzo de resina IVRR). CO mostró mayor resistencia adhesiva, posible determinante de destrucción de la superficie de porcelana utilizada. Consideran que los IVRR son una alternativa ventajosa para cementar brackets.

VOLVER (a Indice)

 

                                    agosto 2003  

 

Esmalte irlandés...   Es posible lograr que la superficie del esmalte sea retentiva y activa con respecto de los adhesivos anaeróbicos, de modo que usando éstos se puedan adherir substractos relativamente arreactivos, las bandas de acero inoxidable. Las sales de sulfato y de cloruro de cobre en ácido ortofosfórico al 37% generaron las soluciones grabadoras y activadoras más eficaces, sin mayores diferencias entre ellas. Pero el cloruro dio la pauta de grabado más similar a la convencional. (Ireland AJ, Ireland MJ, Sherriff M.De nt Mater. 2003 Mar;19(2):153.
      

VOLVER (a Indice)

 

                             julio 2003

Verdad o consecuencia...   El tratamiento ortodóncico de la verdad palpable de una maloclusión debe ser analizado por las consecuencias posibles para el individuo. La mera presencia de desviaciones de la norma no decide. Sus consecuencias sobre la salud periodontal, el habla y la masticación son bastante menores, así como la posibilidad de trastornos de la ATM, donde podría estar indicado el tratamiento para reducir síntomas. La acción interceptiva o preventiva podría reducir la influencia negativa sobre el desarrollo de maloclusiones funcionales (mordida forzada lateral o anterior) o sobre la erupción dental ectópica. De l mismo modo, la corrección de un gran overjet puede reducir el riesgo de lesiones traumáticas. De la adolescencia en adelante puede haber razonespsicosociales y estéticas, que no han de ser encaradas antes de que el niño cumpla 12 años. Merecerán una consideración especial las personas con sindromes craneofaciales o discapacidades (Mohlin B, Kurol J. Swed Dent J 2003;27(1):1)

                           abril 2003

Detrás de un vidrio claro...   Tras probar diversos métodos de tratamiento de la superficie de la porcelana antes de aplicar brackets ortodóncicos, Sant'Anna EF, et al (Braz Dent J 2002;13(3):191) concluyeron que con la selección apropiada del material, el procedimiento silano/composite (Scotchprime y Concise) por sí solo puede ser adecuado para la adhesión. No hubo diferencias entre porcelana intacta, o asperizada con piedra de diamante, o grabada con ácido fluorhídrico, o arenada con óxido de aluminio. Pero hubo más fracturas de la porcelana en las piezas desvitrificadas.

VOLVER (a Indice)

 

                                                      enero 2003 

Precapados    Para ahorrar tiempo de sillón, los brackets metálicos han sido recubiertos previamente con adhesivo similar al habitual en cementados. Bishara SE, Ajlouni R, Laffoon J, Warren J. averiguaron si había alguna diferencia de resistencia en la primera hora (que es cuando se colocan los arcos y se los liga) y no observaron diferencias significativas entre los brackets pre-recubiertos o no (Angle Orthod 2002 Oct;72(5):464).

Los cruzados no se gastan    Los niños con mordida cruzada unilateral en la dentición primaria mostraron  un grado significativamente menor de abrasión dentaria en el lado de la mordida cruzada. Esta falta de abrasión la explican los autores de esta investigación clínica por el grado menor de abrasión de los caninos primarios superiores (Tollaro I, Defraia E, Marinelli A, Alarashi M. Angle Orthod 2002 Oct;72(5):426).

Trastrocados    Dientes despistados que asoman por cualquier parte hay muchos, pero G Ferrazzini presenta 3 casos más bien exóticos de trasposición de molares superiores. Se observaron en un 0,04% sobre una muestra de 7000 pacientes ortodóncicos. No se hallaron causas hereditarias, traumáticas, de caries o de agenesias (ASDC J Dent Child 2002 Jan-Apr;69(1):73).

 

noviembre 2002

 

Sumando es más    Si se le suma cloruro de benzalconio al cemento de composite, como hicieron Othman HF, Wu CD, Evans CA, Drummond JL y Matasa CG. (Am J Orthod Dentofacial Orthop  2002 sep;122(3):288), no se deterioran las propiedades del material y se le añaden cualidades antimicrobianas.

                       

¡Insensibles!    De un par de primers insensibles a la humedad y de controles estudiados, resultó ser que el mejor resultado de adhesión, insensibilidad y menor cantidad de fracturas al despegar lo dio el Assure (Schaneveldt S, Foley TF. Am J Orthod Dentofacial Orthop  2002 sep;122(3):267)

 

 

 

   VOLVER