OPERATORIA

 

                                              enero 2009        

Grabamos, sí, pero ¿cuánto?...   Brajdić D, Krznarić OM, Azinović Z, Macan D, Baranović M (Collegium Antropologicum. 2008 sep;32(3):893) verificaron que diferentes tiempos (10 segs o 30 segs) de grabado con la misma concentración de la solución de ácido fosfórico (37%) dio por resultado diferentes cambios morfológicos en la desmineralización de la superficie dentinaria. Además,, la prolongación del tiempo de grabado genera efectos negativos en el proceso de hibridización dentinaria.

 

 

Sensibilización mercurial…   V. K. Bains et al (British Dental Journal 205, 373, 11 oct, 2008) sostienen que la sensibilización y la polución mercurial odontológicas son insignificantes comparadas con las provenientes del uso industrial y de fuentes naturales. No hay investigación científica válida que haya demostrado jamás que la amalgama plantea un problema de salud y la evidencia da bases a la seguridad de las restauraciones de este material.

Dicho esto, comentan que el contacto directo con mercurio y la absorción sistémica en personas sensibles puede ocasionar erupciones eczematosas. El mercurio es un sensibilizador débil y el contacto con sus sales (cloruro y cloruro de amonio y Hg) pueden generar una dermatitis por contacto o algunas reacciones. La manifestación típica es una erupción urticarial o eritematosa y prurito en la cara y áreas de flexión de los miembros. Una alergia verdadero es rara, pero es más común en mujeres. Ayuda el uso tópico de glucocorticoides y dimetasona.

 

 

Citotoxicidad adhesiva…  Yasuda Y et al… (J Oral Rehabil. 2008 oct 29) compararon la citotoxicidad de 5 agentes adhesives y hallaron que su acción dañosa para la pulpa aumentaba así: AQ Bond Plus (AQ)<Clearfil Tri-S Bond (TS)=G-bond (GB)<Absolute (AB)<Adper Prompt (AP), ya polimerizado. Sin polimerizar fue así: AQ<GB = AB<TS<AP. En general, AQ resultó el menos citotóxico. El tiempo influyó, más tiempo, más toxicidad celular. Queda a la vista la distinta toxicidad de los adhesivos y debe ser tomada en cuenta al considerar una restauración.

 

 

Irradiación y adhesión…  

Yesilyurt C et al (Dent Mater J 2008 Sep;27(5)J  dicen que la irradiación de la dentina puede tener un efecto adverso para la resistencia adhesiva de los cementos de ionòmero vítreo.

 

VOLVER (a Índice)

 

                              octubre 2008 

Restauración atraumática en Clase III...   Prakki A et al (J Adhes Dent  2008 jun;10(3):233) evaluaron el comportamiento de 127 restauraciones atraumáticas (ART) de Clase III, tratadas con ionómero vítreo (Ketac-Molar, 3M ESPE) en 58 adultos. El éxito fue considerablemente elevado. El  73.8%  estaba en buenas condiciones. Hubo un 13.9% completamente o parcialmente ausentes; 9.2% restauraciones habían sido reemplazadas; 1.5% tenían un amplio defecto en el margen, y 1.5% presentaban gran desgaste. No observaron caries ni donde las restauraciones estaban ausentes.

 

Citotoxicidad de desensibilizantes...     Wiegand A et al (J Adhes Dent  2008 jun;10(3):227) evaluaron la citotoxicidad de A: Admira Protect, B: Gluma Desensitizer, C: Seal&Protect, D: Clearfil Protect Bond, E: Optibond FL) aplicados a espesores de  1,0, 1,5 y 2,5 mm de dentina. En 1 mm, D redujo la actividad enzimática significativamente (hasta los 15 minutos), mientras A a C y E no fueron citotóxicos. Ninguno fue tóxico en los espesores de 1,5 y 2,5 mm:

 

Efecto antimicrobiano y biocompatibilidad de nanopartículas de polietileniminada de amonio cuaternario insoluble incorporado al 1 o 2%p/p en una resina compuesta...   ...estudiado por Beyth N et al (Biomaterials. 2008 ag 2) contra Staphylococcus aureus, Staphylococcus epidermidis, Enterococcus faecalis, Pseudomonas aeruginosa y Escherichia coli con la comprobación de que tiene esa acción, que es duradera y que no afecta la biocompatibilidad.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                septiembre 2008    

Lo que el dentista quiere...   Rosenstiel SF, Land MF, Rashid RG. (J Prosthet Dent 2004 abr;91(4):363), hace apenas 4 años, pensaron que sería muy astutto juzgar la tendencia profesional por su elección del material con que les hacían sus propias restauraciones. De paso, conocer su duración (la del material, no la del dentista). Enviaron aproximadamente 12,000 e-mails para pedir que accedieran a un website. Los que no respondían recibieron 1 recordatorio. Hubo setecientas cincuenta respuestas  válidas con información sobre 6034 dientes (22% sin restaurar, 75% restaurados, 2% ausentes). Las restauraciones incluyeron amalgama (36%), inlay/onlay de oro (13%), corona entera con frente (10%), corona metal-cerámica (8%) y composite (7%). Other esthetic options accounted for less than 3%. Las restauraciones con más de 20 años:  amalgamas (58%), inlay/onlay de oro (48%) y coronas (23%). En los últimos 5 años, se colocaron 56% de las estéticas y 5% de las amalgamas. En conclusión, en 2004, la mayoría de los dentistas no reemplazaron las tradicionales restauraciones metálicas con estéticas; es decir, aún elegían las opciones no estéticas en números importantes para sus propias restauraciones

 

Resistencia autograbada…   Tay FR y Pashley DH et al (Oper Dent 2008 feb;33(1):89) investigaron la resistencia adhesiva de composites habiendo usado sistemas de autograbado: dos adhesivos con primers autograbadores, Clearfil SE (Kuraray) y Peak SE (Ultradent), 4 adhesivos autograbadores, Optibond All-In-One (Kerr), Clearfil S3 (Kuraray), Adper Prompt L-Pop (3M ESPE) e iBond (Heraeus Kulzer) y, como control positivo, PQ1 (Ultradent), adhesivo de grabado previo. Con todos se usó el mismo composite híbrido, Z250 (3M ESPE). Comparando con el control positivo, PQ1, sólo los adhesivos autograbadores, Clearfil SE y Peak SE, fueron igualmente eficaces en la adhesión a dentina y esmalte. Con la excepción de Prompt L-Pop, SEM del esmalte grabado mostró una superficie inferior a la del grabado  convencional, aun para los sistemas con primer autograbador que  produjeron la misma resistencia adhesiva que los sistemas de grabado previo.

 

Composite con calentamiento previo…   Wagner WC et al (Oper Dent 2008 feb;33(1):72) compararon la microfiltración de restauraciones de composite de Clase II preparadas usando: 1) un composite precalentado, 2) composite no precalentado y 3) un forro fluido más composite no precalentado. Las cavidades fueron preparadas en mesial y distal de tercero molares. El objetivo perseguido es mejorar la adaptación de los composites en la colocación, lo que es necesario para incrementar la durabilidad y reducir la filtración. Se intentó lograrlo con los composites fluidos y ahora se utiliza un dispositivo que disminuye la viscosidad de los composites comunes (Calset, AdDent Inc, Danbury) por precalentado a 54,4 grados C. Las preparaciones fueron restauradas con composite (Esthet-X, Dentsply) y las siguientes 4 técnicas: Control (Esthet-X con Prime & Bond NT, Dentsply), Flowable (f) (como Control pero  usando Esthet-X Flow como forro), precalentado (p) (como Control a 54.4 grados C) y Delay (d) (como precalentado pero seguido por 15 segundos de demora antes de curar).

No se observaron diferencias estadísticas entre los materiales en el margen oclusal. Pero los precalentados P mostraron menor filtración que los demás grupos. Los Demorados D produjeron mayor filtración que el resto. Es decir, el precalentamiento genera una filtración marginal significativamente menor en comparación con el fluido y los controles. La demora en polimerizar fue contraproducente y aumentó la filtración.

 

 Barnices antimicrobianos y adhesión…     Korkmaz Y, Baseren M (Oper Dent  2008 feb;33(1):65) cortaron longitudinalmente, por la mitad, 180 dientes (in vitro, claro) y expusieron la dentina radicular para tratarla ya con Cervitec, ya con Fluor Protector, según instrucciones del fabricante. Los dejaron en saliva 6 meses y después los dividieron en 5 grupos:: Grupo A: Composite fluido (Grandio Flow); Grupo B: Composite Microhíbrido (Artemis); Grupo C: Composite modificado por poliácido (Dyract Extra); Grupo D: Ionómero modificado por resina (Vitremer) y Grupo E: Ionómero vítreo convencional (Ionofil Molar). En el grupo con barniz, todosw los materiales excepto Ionofil Molar mostraron disminución de la adhesión comparados con el control. En el grupo con Cervitec, Artemis y Dyract Extra mostraron menor adhesión, mientras que el Ionofil Molar mostró un incremento respecto del control. Los mayores porcentajes de fractura cohesiva fueron observados con Artemis y Dyract Extra.

 

Más vida, menos tamaño...   Moncada G et al (Oper Dent  2008 jun;33(3):258) trataron 66 pacientes (18 a 80 años) con 271 restauraciones falladas (amalgama [n = 193] y composite [n = 78]) por: A) Reparación (n = 27); B); Sellado marginal (n = 48); C) Remodelado (n = 73); D) Reemplazo (n = 42) y E) sin tratar (n = 81). A los 2 años, 256 (178 amalgamas y 78 composites) fueron examinadas, El sellado marginal produjo mejoras significativas en la adaptación marginal. Remodelar mejoró la anatomía, lustre, adaptación marginal y lisura. La reparación mejoró la anatomía significativamente y la pigmentación marginal. El sellado, la reparación y el remodelado mejoraron las propiedades clínicas: aumentó la longevidad con intervención mínima

 

 Temperatura con alta, con baja y con láser...    S. Parker (British Dental Journal 205, 28, 12 Julio, 2008) afirma que las piezas de mano de alta velocidad, baja y láser Er:YAG no promovieron incrementos de temperatura pulpar superiores a 5°C. Aunque ni la más alta velocidad generó un aumento significativo, los valores menores se obtuvieron con el láser.

VOLVER (a Índice)

 

                             agosto 2008

Practiquísimo composite

 

Hay cuatro elementos que determinan el éxito de un composite directo: la preparación, el material, la técnica y la polimerización.

La preparación para un composite posterior habrá de diferir de la tradicional para amalgama en diseño y armamentarium. La  retención mecánica generada por algunas fresas puede crear estreses adicionales en el la estructura dentaria y vacíos al polmerizar. Los ángulos internos redondeados y los márgenes biselados en esmalte conducen a una reducción de los estreses en la interfaz adhesiva (entre diente y composite).  Esto se alcanza con diamantes ad hoc antes que con carburos.

El tipo de material elegido para la caja proximal puede tener un papel más crítico para la adaptación marginal de una Clase II que una luz controlada, que prepolimerice con baja intensidad seguida por una luz final a mayor intensidad, que no reducen la contracción de polimerización ni el estrés. Quizá sea más  efectivo trabajar con composites híbridos de carga elevada.  

 Al fotopolimerizar composites, se generan más estreses cuando adheridos a la pared cavitaria que con los quimiocurados. Otros investigadores estiman que usando específicos tipos de  composites — no de luces polimerizantes — que demoren el inicio de la polimerización se puede reducir el estrés al extender  el tiempo de curado.  Toda Clase II directa posterior de composite debe usar materiales que reduzcan el estrés de polimerización y que tengan acción efectiva sobre el esmalte así como en la caja  proximal de las restauraciones profundas donde la dentina y el  cemento son la preocupación primaria para un éxito a largo plazo.

La técnica del sandwich abierto pretendía capitalizar la liberación de flúor del ionómero. Esta técnica usa ese material, foto o autocurado, como base para cubrir la entra caja proximal,  incluidas toda la dentina y el margen cervical hasta la matriz. Se le suman encima 2 a 3 mm de composite fotocurado hasta la matriz para completar la restauración. Todas las capas quedan  expuestas a la cavidad bucal.


 

 La técnica de la contracción dirigida es descripta como el  uso de resina auto-curada como primer incremento en la base de una Clase II de composite seguida por otra fotocurada para  completar el sandwich abierto. Hubo estudios que concluyeron independientemente que la velocidad menor de polimerización da por re­sultado una mejor adaptación de la restauración y que esto se logra con un composite de autocurado.

Los composites duales pueden ser usados con efectividad  como base o forro en Clase 1 y 2. La resistencia adhesiva de los sistemas duales es superior, probados con agentes adhesivos idénticos. Esto contribuye a una mejor adaptación marginal y menor cantidad de brechas.Los nuevos materiales son más fáciles de adaptar a las cajas proximales por su menor viscosidad, habilidad para controlar el emplazamiento y tiempo de fraguado. El composite/ionómero híbrido [por ejemplo, Vitremer/Z100) o Dyract/Prisma TPH]. tiene propiedades similares a los ionómeros modificados con resina y a los compómeros. Es bueno en subgingival por su bajo coeficiente expansión  térmica, liberación de flúor, buena radiopacidad, reducida contracción de  polimerización y menor absorción de agua que los ionómeros modificados con resina y a los compómeros.

Incremental o masiva

El estrés por contracción no esta basado solamente en las propiedades del composite X, sino también en el tamaño y forma cavitaria. El factor de configuración (factor C) sería la proporción entre áreas adheridas y no adheridas; por ello, sólo las restauraciones con un factor C inferior a 1 pueden tolerar los estreses. Para que esto ocurra, es necesaria. la técnica incremental. Se evitan: propagación de las rajaduras, fracaso de la adhesión y sensibilidad postoperatoria propias de la deformación del diente. Hay autores que lo contradicen, con respecto de los composites fotopolimerizables.

 

 

 

La técnica incremental significa menor volumen para  polimerizar y posiblemente una reducción del estrés que genera sensibilidad postoperatoria y fracasos. Ir por capas de 2 a 3-mm previene el excesivo modelado, terminación y pulido para el dentista.

La base debe ser de materiales que más se aproximen a los coeficientes de expansión térmica de raíz, dentina y  cemento.

En la opinión del autor lo mejor es una combinación de composite híbrido de baja viscosidad dual o un ionómero híbrido, Geristore (Den-Mat Corporation). Postergar el curado de un composite dual y de una base de ionómero híbrido dual hasta 1 minuto después de su colocación resultó en una reducción en microfiltración gingival comparando con bases de composite foto y autocurado sin importar cuál de dos adhesivos se usen.

Técnica de colocación controlada

 y polimerización demorada

1. Colocación de dique de goma

2. Aplicación de un sistema adhesivo autograbador dual en dos pasos (Clearfil Liner Bond 2V, Kuraray America, Inc) con un composite híbrido de baja viscosidad dual (Clear­fil DC Core Automix) en la base.

3. Composite microhíbrido fuerte (Clearfil AP-X, Kuraray America, Inc) en incrementos verticales sobre la base hasta el margen cavosuperficial  Si la cavidad se extendiera debajo del límite cementoadamantino, se usa un ionómero composite híbrido dual como el Geri­store. Puede ser el material de elección como base en la caja proximal por las mejores propiedades subgingivales.

4. Para el tallado se usa un diamante cilíndrico de punta redondeada 835 KR-008 (Axis Dental Corporation).

5. Se coloca detector de caries (Kuraray America, Inc) y se lava después de 5 segundos para minimizar la remoción de dentina remineralizable, sana.

6. Se finaliza la preparación con diamante en bala 883-008 (Axis Dental Corporation) con un fino bisel cavosuperficial.

7. Se aplica la matriz Composi-Tite y el anillo G-ring (Garrison Dental Corp­oration) sin alterar la banda por medio de pinzas como la de Danville Materials, que con su diseño paralelo permite al dentista mejor colocación de la matriz desde oclusal [los bocados son perpendiculares a la pinza].

 8. A wooden wedge (Premier Dental Corporation) was placed to ensure no contamination entered the cavity preparation (Figure 10). The preparation was cleaned with 2% chlorhexidine rinse (Chlorhexi-Prep Microdose, Premier Dental Corp­oration) and rinsed thoroughly with copious amounts of water.

The prepared enamel was carefully etched for 15 seconds with K-Etchant 35% (Kuraray America, Inc) phosphoric acid gel using a Micro Benda Brush (Centrix, Inc) to ensure no penetration of the dentin (Figure 11).

Phosphoric acid-etching of dentin before application of the self-etch dual-cure bonding agent will significantly decrease bond strength to the dentin. The etching of enamel, however, will improve the bonding effectiveness of the self-etch agent to enamel.42

The preparation was again rinsed with copious amounts of water for 15 seconds and completely air-dried.

The dual-cure bonding agent (Clearfil Liner Bond 2V) was applied in two steps. First, the primer was applied by mixing one drop of primer A and one drop of primer B. Two coats were applied to the entire cavity preparation with agitation to the dentin to ensure infiltration into the tubules. The self-etching primer enables the collagen fibers to preserve enough hydroxyapatite within the submicron hybrid layer for additional chemical bonding potential.42

After 30 seconds, the preparation was dried gently with air only. The second step was the application of the bonding liquid. Again, one drop from each mixed together and one coat applied to the whole cavity preparation.

Excess was picked up with a dry brush and the preparation was gently air-dried and light-cured for 5 seconds using a high intensity Sapphire (Den-Mat Corp­oration) xenon light (Figure 12). The bonding liquid of Clearfil Liner Bond 2V completely fills the thin etched layer resulting in a high bond strength hybrid layer.

 

 

 

Composite Placement
The controlled shrinkage and delayed polymerization open sandwich technique41 for placing a Class 2 posterior composite restoration was utilized to reduce the effects of composite polymerization shrinkage stress to the tooth structure and improve the marginal seal. A 2-mm layer of low viscosity dual-cure hybrid composite (Clearfil DC Core Automix dentin shade), was used in the proximal box (Figure 13). Another similar composite material that can be utilized in the proximal box is CorePaste XP Syringe (Den-Mat Corporation). The low viscosity composite material is placed with a guide tip attached to the automix syringe into the box covering the gingival margin and dentin on the pulpal floor to the matrix band up to near the contact point (Figure 14). An explorer can be used to make sure the material is properly positioned in the preparation and not extending to the enamel cavosurface margins. After 1 minute, the dual-cure material was cured for 5 seconds with the Sapphire curing light (Figure 15). The novel use of a dual-cure composite in the base of a direct Class 2 posterior restoration can optimize the best properties of self- and light-cure composites to achieve improved marginal integrity at the CEJ. Delaying light-curing of the dual-cure material by 1 minute minimizes polymerization shrinkage and reduces microleakage at the gingival margin.

For the top layer, Clearfil AP-X was placed in small vertical increments to minimize the amount of light-cure composite in contact with any tooth surface at one time.43 A dual-sided CMI-5 composite placement instrument (Pre­mier Dental Corporation) or Flexi­change composite placement in-­ strument No. 667026 (Dentsply Caulk) with a flat end and a condenser was utilized to properly place a vertical increment against one wall to the matrix band without extending past the cavosurface margin bevel (Figure 16). It was light-cured for 5 seconds with the Sapphire light, with the next increment placed in the same manner on the opposite wall (Figure 17). Prudent positioning of the 2-mm to 3-mm top layer of light-cure composite incrementally into the cavity prevents excessive contouring, finishing, and polishing by the dentist.

The restoration is finished with the TDF finishing series (Axis Dental Corporation) and PDQ polishing series (Axis Dental Corp­oration).

The final step was to etch the entire occlusal restorative surface with K-Etchant 35% phosphoric acid gel for 10 seconds, rinse, and then apply and light-cure a thin layer of composite surface sealant, such as Gloss-N-Seal (Den-Mat Corporation), to seal micro­porosities.

The author suggests restoring one tooth at a time to ensure broad and tight contacts between the teeth. The final radiograph reveals exceptional convex contours between both restorations and above- average radiopacity (Figure 19).

VOLVER (a Índice)

 

                                julio 2008

Cuestión de integridad…   Frankenberger R et al (J Adhes Dent 2007;9 Supl 1:107) se preguntaron si la integridad marginal era una cuestión clínica que podía ser prevista in vitro. Respondieron que sí, pero que ése era sólo uno de varios factores que pueden incidir sobre el éxito clínico. Probaron con 5  adhesivos (Syntac, OptiBond FL, Single Bond), Clearfil SE Bond) y Xeno III) con una resina compuesta (Tetric Ceram) en Clase I. Vieron que (a) La integridad marginal es predecible en el     laboratorio simulando las condiciones clínicas. Sin por ello determinar si los resultados peores un vitro no pueden dar aceptables restauraciones in vivo. Es importante que obtuvieron  significativamente mejores adaptaciones marginales en esmalte con los adhesivos de grabado y lavado. Después de 2 años en  servicio, las restauraciones con auto grabado no fallaron en la clínica pero dieron más brechas marginales.

 

Cuestión de integridad IICampos PE, Barceleiro Mde O, Sampaio-Filho HR y Martins LR (Oper Dent. 2008 Jan-Feb;33(1):59) indagaron la integridad marginal en 80 cavidades de Clase II, del tipo ranura, in vitro, con sus paredes ubicadas en dentina y esmalte, restauradas con composite empaquetable (Filtek P60), asociado o no con composite fluido (Filtek flow), a ionómero vitreo reforzado (Vitremer)  o a un compómero (Dyract AP), tras haberlos sometido a cargas oclusales o no. Hallaron en esmalte diferencias significativa con los controles. En dentina, sólo con el material fluido. Con otra prueba no había diferencias entre los 4. Llegaron a la conclusión de que los márgenes localizados en dentina tenían una filtración mayor que los ubicados en esmalte.

 

Cuestión de integridad III…   Una y otra vez se vuelve sobre las técnicas, los materiales y las filtraciones y desprendimientos de las restauraciones, tal como lo hacen Awliya WY, El-Sahn AM (Oper Dent 2008 feb;33(1):31) desde la Universidad del Rey Saúd, quienes se ocupan tanto de las vestibulares como de las linguales restauradas con diferentes composites fluidos  adheridos con Single Bond.  A 50 cavidades de Clase V las grabaron con  gel de ácido fosfórico al 37%; les aplicaron el adhesivo  dentinario, y las dividieron en grupos: 3  restaurados con composites flúidos (Grandio Flow, Filtek Flow y Admira Flow); un cuarto, con Z250 (composite híbrido) como control. Concluyeron que la contracción volumétrica de los composites sigue siendo un problema, pese a las novedades, como las acá probadas. La filtración marginal observada afectaría la durabilidad de la adhesión a dentina. Filtek filtró mucho más que Admira y Grandio se asemejó a Z250, también con nanofiltración.

VOLVER (a Índice)

 

                                  junio 2008

Amalgamas con sobresaliente…  No es que S. J. Bonsor (British Dental Journal 204, 310, 2008) calificara a las amalgamas como sobresalientes, sino que le preocupan las que sobresalen en proximal de la caja de una Clase II, a las que considera muy prevalecientes. Tomaron una cavidad de Clase II en un premolar y la duplicaron en acrílico para tenerla estandarizada (40) y las ubicaron en el cuadrante superior derecho de un “robot” y 20 dentistas las obturaron, una vez con una matriz Siqveland y la otra con el nuevo sistema desechable Omni. Hubo sobresalientes en todos los casos, pero eran significativamente menores los producidos con Omni. Este sistema reduce las posibilidades de contaminación cruzada.

 

Amalgama: riesgos y beneficios…   Derek Richards, director de Evidence-based Dentistry, editorializó este año sobre el uso de amalgama en niños. Consideró que se la puede calificar como segura; pero agregó que las investigaciones apuntan a que los cementos de ionómero vítreo modificados con resina, y los compómeros,  presentan una durabilidad comparable, por lo menos en cavidades oclusales menores y moderadas de Clase II, mientras las coronas preformadas metálicas son superiores en cavidades mayores.

Los trabajos más recientes muestran que no tienen sólido sustento las afirmaciones de que enfermedades como Alzheimer, Parkinson o esclerosis múltiple tengan algo que ver con el mercurio desprendido de las amalgamas de plata.

Un comité inglés (Scientific Committee on Emerging and Newly Identified Health Risks, concluyó que el uso actual de amalgama no plantea un riesgo de enfermedad sistémica. De todos modos, para estar del lado seguro, aconsejó que no se usara en embarazadas. Un Profesor Emérito canadiense calificó como “travestismo burocrático” la prohibición del gobierno noruego que desde este año afecta a la amalgama (editorial Journal of Dental Research), por las siguientes razones:

·       Por lo menos el 50% de la polución con mercurio ambiental proviene de fuentes naturales

·       Cerca del 42% de la polución proviene de quemar combustibles fósiles

·       Nada prueba un peligro para la salud por la amalgama dental

“El impacto ambiental del mercurio de 800.000 consultorios odontológicos de todo el mundo representa entre el 0,04 y el 0,20% de la polución mercurial ambiental de todas las demás fuentes.”

A conclusiones similares llegó un comité europeo (European Scientific Committees on Consumer Products, on Health and Environmental Risks, and on Emerging and Newly Identified Health Risks) y afirmó que la amalgama dental es un material de uso seguro en operatoria dental.

Aunque el uso de la amalgama está en declinación, es aún un material restaurador eficaz duradero, eficiente por costo-eficacia y menos sensible a las técnicas que los materiales más nuevos.

Habría que repensar si temerle no es un abuso de una sociedad que ha ido demasiado lejos en evitar riesgos. [Véase en ODONTOPEDIATRÍA un recentísimo trabajo al respecto.]

 

Permeabilidad con autograbado o no…   Sauro S y Pashley DH et al (Eur J Oral Sci 2008 abr;116(2):184) evaluaron la permeabilidad de adhesivos autograbadores y con grabado y lavado (Optibond FL, Silorane, Scotchbond 1XT, G-Bond y DC-Bond). Hallaron micropermeabilidad con todos. DC-Bond, G-Bond y Scotchbond 1XT mostraron espacios a lo largo de la superficie adherida. Silorane y Optibond FL mostraron una capa adhesiva libre de árboles de agua y micropermeabilidad. Cada clase de adhesivo muestra una diferente distribución de micropermeabilidad. Cuanto mayor ésta, mayor el riesgo de defectos en la interfaz resina-dentina, que puede representar la vía para la degradación hidrolítica y enzimática de los lazos resina-dentina con el tiempo.

VOLVER (a Índice)

 

                                   mayo 2008

Clase I y cómo restaurarla…   Félix SA et al (Oper Dent  2007 dic;32(6):602) tallaron 60 cavidades grandes estandarizadas de Clase I en terceros molares recién extraídos, aleatoriamente asignados a uno de 5 grupos, según la técnica de restauración, todos con adhesivo autograbador y composite Tetric Ceram: G1 – incremental (4 capas oblicuas); G2 – composite fluido y inserción global; G3 – global sola; G4 – cónica ligera, y G5 – control, con Sngle Bond (adhesivo de grabado total) e incrementos. La mayor resistencia adhesiva y de las paredes cavitarias  fue alcanzada con la técnica incremental, con cualquier adhesivo usado. Tampoco hubo diferencias significativas por profundidad cavitaria, salvo al usar el adhesivo de grabado total.

Clase II y cómo restaurarla…   Ishikiriama SK et al (Oper Dent  2007 dic;32(6):564) tallaron cavidades grandes estandarizadas de Clase II (MOD) con margen gingival en cemento y con tres tipos diferentes de retención adicional en proximal en 40 molares extraídos. Cuatro grupos: G1 – sin retención; G2 – surcos verticales en las paredes vestibular y lingual; G3 – “pozos” en la pared gingival, y G4 – surcos horizontales en la pared gingival. Para todos usaron resina compuesta QuiXfil, Dentsply, y agente adhesivo Prime Bond NT. Los grupos con retención adicional (G2, G3 y G4) formaron menos brechas que el control. Similar resultado dio la microfiltración. Los grupos G2 y G3 presentaron incrementos de las brechas después de cargarlos, excepto el G4. Éste fue el que dio los mejores resultados en ambos parámetros.

 

VOLVER (a Índice)

 

                            abril 2008

Con fosfórico, no…   Se preguntaron Rathke A, Alt A, Gambin N y Haller B. (Eur J Oral Sci  2007 dic;115(6):510) si el 2-hidroxietil metacrilato (HEMA) se difunde en la dentina más o menos  según el método de adhesión que se utilice para una restauración de composite. Lo investigaron in vitro, en cavidades oclusales, con 0,5 mm o 0,25 mm de dentina remanente (DR) Con aplicación previa de ácido fosfórico usaron Clearfil SE Bond, OptiBond FL, OptiBond Solo Plus y sin ella AdheSE, Adper Prompt L-Pop, Clearfil SE Bond, OptiBond FL, OptiBond Solo Plus Self Etch, Xeno III. La aplicación de AF y de OptiBond FL dio la mayor concentración de HEMA a 0,25 mm. La menor se dio sin AF a 0,5 mm, con AdheSE (0.5 mug). En general, las cantidades de HEMA recuperadas fueron significativamente mayores a 0,25 mm que a 0,50.

 Resistencia adhesiva para cerámica zircónica…   Senyilmaz DP et al (Oper Dent  2007 dic;32(6):623) investigaron la resistencia adhesiva de cementos autoadhesivos a cerámica zircónica con diferentes acciones sobre su superficie; p ej, arenado con alúmina o tratamiento triboquímico. Usaron Panavia-F, RelyX Unicem o Maxcem. La adhesion mejoró con ambos métodos, y más con Panavia y Maxcem. [tribo, del griego “yo froto”]

 

Frotándose unos con otros…,   Xible AA et al (J Prosthet Dent 2006 mar;95(3):224) no anduvieron frotándose ni las manos, ni nada, pero sí se ocuparon del tratamiento triboquímico y su efecto sobre la fuerza adhesiva entre pernos de circonio y el cemento de resina compuesta y la resistencia de los pernos a la flexión. En el grupo experimental (E), pernos de circonio (Cosmopost), 21 mm largo y 1.7 mm diámetro, fueron tratados con un sistema de recubrimiento triboquímico de silicio y silanización (Rocatec). En el de control (C) group, usaron los mismos pernos sin modificarlos. El composite fue Tetric Ceram. Los resultados les permitieron afirmar que el procedimiento usado para el grupo E aumenta la fuerza adhesiva y también la resistencia a la fractura de estos pernos. [Nota: Tribo = frotar]

 

VOLVER (a Índice)

 

                   marzo 2008

Colores con composites…   Park SK y Lee YK (Am J Dent  2007 oct;20(5):335) se hicieron el propósito de determinar la distribución de tonos diversos de resinas compuestas contemporáneas y medir la diferencia de color (deltaE*ab) entre los tonos individuales de esos composites y las muestras de color más próximas, en la guía de tonos de VITA. Estudiaron 8 composites fotopolimerizables, con un total de 41 colores. Midieron el color de los especimenes con un espectrofotómetro de reflexión contra fondo blanco. Determinaron las gamas y distribuciones de valores de la Comisión Internacional d’Eclairage CIE L*, C*ab, a* y b* (CIELAB)* de cada marca de composite y calcularon cada tono de las muestras de color y cuál era la más aproximada. Medida la gama de valor de CIE L* para las 8 marcas abarcó de 3,2 a 9,0; la de C*ab fue 2.5-11.6, la de CIE a*, 1.1-5.8 y la de CIE b*,  5.9-11.5

*Nota: CIE L*a*b* (CIELAB) es el modelo de color más completo  usado por convención para describir todos los colores visibles para el ojo humano. Fue creado por la Commission Internationale d'Eclairage (CIE). El asterisco (*) después de L, a y b es parte del  nombre, que representa L*, a* y b*, para distinguirlos de L, a y b. Las tres coordinadas básicas representan la luminosidad del color (L*, L* = 0 da negro y L* = 100 indica blanco), su posición entre rojo/magenta y verde (a*, con valores negativos indican verde, mientras los positivos indican magenta) y su posición entre amarillo y azul (b*, con valores negativos indican azul mientras los positivos indican amarillo).

 

Desgaste posterior de composites…   Le Roux AR y Lachman (N SADJ. 2007 sep;62(8):342) revisaron la literatura sobre desgaste de los composites posteriores, entre 1994 y 2006. [Se puede decir que aun cuando los composites han mejorado significativamente, no está respaldado su uso rutinario en cavidades posteriores. El mecanismo de desgaste del composite podría deberse a la degradación resultante de fenómenos hidrolíticos, mecánicos y enzimáticos Las pruebas clínicas demostraron un desgaste típico con los materiales modernos de entre 7 y 12 µm/año. Las investigaciones podrían no ser fieles al quehacer cotidiano en un consultorio atareado. De la amalgama se ha mostrado que causa menor desgaste al esmalte y es menos desgastada por él que el composite.]

VOLVER (a Índice)

 

                       febrero 2008

Amalgama y composite, enseñanza y práctica…   El incansable Mjör I y Ottenga ME (Oper Dent 2007 oct;32(5):524) compararon la cantidad de sesiones preclínicas y simuladas de enseñanza del uso en restauraciones posteriores de composite y de amalgama. [Interesante, hoy que habría que cambiar para la clínica el viejo dicho de Ambrose Bierce contra los dentistas y que Claudia Wallis expresó como “la caries dental es un problema nacional perenne que significa una boca llena de plata para los pacientes y un bolsillo lleno de oro para los dentistas.”]

Compararon con el uso de ambos materiales en la clínica de la escuela dental por estudiantes de 3° y 4° año. Las restauraciones preclínicas favorecieron a la amalgama 2.5 a 1; pero en la clínica, el composite se usa para posteriores 2,.3 veces más que la amalgama, excepto para restauraciones de 4 superficies.

Hidrólisis y adhesión…   El infatigable y repetido García-Godoy F, con otros AA (Eur J Oral Sci 2007 oct;115(5):417) se interesó por la estabilidad hidrolítica de la adhesión de composites, a la que consideran una propiedad deseable en las reparaciones adhesivas. Compararon la resistencia adhesiva antes y después del termociclado del composite de las reparaciones efectuadas con el mismo material. Los composites fluidos hidrofóbicos generaron las mayores resistencias adhesivas, la menor cantidad de fracasos adhesivos y buena calidad de unión. Los monómeros deresinas fotopolimerizables hidrofílicas no fueron afectados por el termociclado, pero dieron mayor filtración. 

Las reparaciones con un agente adhesive de autocurado  silano/adhesivo fueron muy afectadas por el termociclado, aunque no dieron filtraciones.

Un agente prehidrolizado de silano produjo la menor resistencia reparadora, con mínima o ninguna evidencia de filtración:

 

Como una luz .   Cavalcante LM et al (J Contemp Dent Pract  2007 nov 1;8(7):38) no hallaron relación alguna entre la luz polimerizante (Quartz-Tungsten-Halogen, QTH: 541mW/cm2; Argon-Ion-Laser, AL: 277mW/cm2 y Plasma-Arc-Curing, PAC: 1818mW/cm2) de dos composites (FiltekZ250 (F) y Tetric Ceram HB) en cuanto a que quedaran brechas o la dureza, pero sí la hubo en dureza según el material usado.

 

Retención mecánica versus química…   para restauraciones complejas, se preguntó R L Vaught ( Dent Educ 2007 oct;71(10):1356) al comparar el uso dado a los adhesivos con las ranuras, huecos y pins usados para restaurar cavidad complejas con amalgama. Los nuevos materiales mejorados permiten que los odontólogos generales realicen estas reparaciones sin los riesgos que apareja la preparación de dichas retenciones mecánicas,

VOLVER (a Índice)

 

                       enero 2008

Nuevos métodos para acabar…   son los que presentan Radlanski RJ y Best T (Quintessence Int 2007 oct;38(9):e555) con forma de fresas de carburo especiales para las resinas fotocuradas de Clase V. Recomiendan terminar siempre con pasta de pulido, precedida por (1) fresa de acabado H134Q, basta y útil para esculpir las restauraciones; (2) fresas acabadoras H282K y H22ALGK que brindan una excelente calidad de la superficie. No recomiendan los instrumentos H22GK ni los sistemas One Gloss y Enhance.

 

Parches selladores…   Schmidlin PR et al (Oper Dent 2007 oct;32(5):482) dicen que para ellos, allá en Suiza, el recurso innovador de los parches adhesivos produjo menos filtraciones marginales y desmineralización en las restauraciones que estudiaron in vitro: 40 Clase II, sólo caja proximal, sin bisel, pequeñas, realizadas con piedra de diamante, en M y D de 20 premolares. Una de las dos fue restaurada adhesivamente con un composite híbrido, de una sola vez. A la otra, para sellar la restauración, se le aplicó un parche, a modo de matriz adhesiva, cuyos márgenes estaban localizados en área fácilmente accesibles para la higiene bucal y autoclisis. Los márgenes de las restauraciones sin el parche mostraron una desmineralización de 146 +/- 42 microm y penetración de colorante en la dentina en cinco de los cortes efectuados.

 

Al coño con el laconismo…   que a veces se les va la mano a estos ingleses y puestos a resumir (British Dental Journal 203, 467, 2007) pueden llegar a escribir un título así: Treatment history of teeth in relation to the longevity of the teeth and their restorations: outcomes of teeth treated and maintained for 15 years y un resumen así: La longevidad fue mayor en los dientes no restaurados. Aparte de obvio, me parece perfecto. Y me recuerda, y es real e histórica, una investigación que abarcó toda Irlanda para averiguar si había víboras allí. El resultado fue puesto en una sola línea, de la que debieran aprender muchos escribas dentales, sencillamente esto: There are no snakes in Ireland.

VOLVER (a Índice)

 

                         noviembre 2007

Mojada o seca…  Reis Aet al ( Oper Dent 2007 ag;32(4):380) estudiaron el efecto de la humedad y del frotamiento sobre la resistencia adhesiva a la dentina de un sistema de etanol/agua (Single Bond [SB]) y de uno sobre acetona (One Step [OS]). Aplicaron dos capas de adhesive a superficies secas (S) o húmedas (H) sin frotamiento (SF), frotamiento ligero (FL) o vigoroso (FV). Con dentina húmeda, tanto FL como FV dieron buenas resistencias. Los mejores resultados al año los vieron  con el SB y algo menos con el OS en los casos de FV.

Composites mejorados:

I.Espiroortocarbonos (EOC): aparecieron cerca de los 80 pero sin mayor éxito. Stansbury los desarrolló con dimetacrilatos que posibilitaban polimerización por adición de radicales libres. Los EOC  dan una expansión de volumen que compensa la reducción por polimerización. Pero no han podido superar algunos problemas para ser aceptables clínicamente para inserción directa, Un sistema experimental con un monómero expandible (EOC) más un monómero diepóxico y un poliol reduce la contracción de polimerización, comparado con un composite convencional (Z100).

ESPE produjo fórmulas similares (moléculas de oxirano, con una base de siloxano) y 3M (monómeros de oxirano con agregado de poliol). Otros productos que procuran mejoprar los composites son los

II. Ormóceros, término que deriva del inglés Organically Modified Ceramic, son materiales obtenidos por condensación hidrolítica de uno o más compuestos silícicos y posterior polimerización de monómeros orgánicos, donde por lo menos un compuesto silícico contiene radicales viniletéricos. Reemplazan la matriz de bis-GMA/TEGDMA por otra donde copolimerizan monómeros inorgánicos con orgánicos. La fracción cerámica de relleno es similar a cualquier otra resina compuesta.

Se obtiene primero un esqueleto sintetizando un polímero inorgánico (polisiloxano, alkoxisilano) en un proceso que polimeriza monómeros de tetraóxido de silicio (inorgánicos cerámicos). Se le agregan grupos orgánicos (dimetacrilatos, con capacidad de polimerizar por adición de radicales libres). El glicerín 1.3 dimetacrilato es uno de los más habituales. Se obtiene una molécula de ormócero.

Por su peso molecular 1000 a 2000 veces mayor que en las moléculas de bis-GMA disminuye el porcentaje de contracción final de la matriz. Este sistema forma 100% de doble enlaces por tratarse de moléculas con más sitios activos. No quedan monómeros libres.

 Los ormóceros comerciales son Admira, de VOCO GMBH, Alemania, o Definite; Degussa, entre otros. Éste último fue ensayado por Rosin M et al (Quintessence Int2007 Jun;38(6):e306) con Etch & Prime 3.0; como adhesivo autocondicionante. Después de realizar 356 restauraciones, de todas las clases. Y seguirlas por 2 años, concluyeron que su comportamiento clínico fue aceptable, con alguna preocupación por la calidad de los márgenes y por la retención en Clase V.

Y ambos ormóceros fueron ensayados en Clase II y controlados a los 3 años por Bottenberg P, Alaerts M, Keulemans F. (J Dent. 2007 feb;35(2):163), Admira con Admira Bond y Definite con Etch & Prime 3.0, comparados con Tetric-Ceram/Syntac, Ivoclar-Vivadent, en 128  No hallaron diferencias significativas en fracasos entre los 3 materiales.

III. Giómeros = Glass Ionomer (Ionómero vítreo) + Composite. Son producto de la necesidad de complementar propiedades importantes de los IV ( Ketac-Fil y Fuji Type II)como la liberación de flúor y la adhesividad a la dentina. Pero su estética es menos que ideal, son sensibles a la contaminación húmeda y a la desecación. Hacia 1990 se añadieron resinas a los IV para producir IV modificados (v.g., Fuji II LC, GC America; Vitremer, 3M ESPE; Photac-Fil Quick, 3M ESPE) con mejor estética y manipulación. Pero tienden a oscurecerse. Entonces surgieron los compómeros, sin que se probaran las ventajas aducidas por los fabricantes: liberaban menos flúor y no podían ser recargados como los otros. Y llegamos a los giómeros.

Beautiful

 

 

 

 

 

 

Si bien tienen una base de resina, contienen partículas de vidrio de fluorosilicato activadas con el ácido poliacrílico antes de incorporarlas a la resina. Los giómeros son similares a los  compómeros y resinas compuestas en ser fotoactivados y en  requerir el uso de bonding para adherirse a la estructura dentaria. Hay un solo giómero comercial, el Beautiful de Shofu, con esta  tecnología. Está indicado para restauraciones en Clase I a V y cervicales y radiculares. Viene en 13 tonos, en jeringas.

Diversos estudios aportan la siguiente información. 1. El giómero libera flúor sin un “brote” inicial "como los IV, y en 28 días libera menos que otros materiales. 2. El giómero pulido con duscos Sof-Lex da una superficie más lisa que los IV, comparable con un compómero y un composite. 3. Comparado con un microrrelleno en Class V (erosión/abrasión/abfracción), no se hallaron diferencias significativas entre los dos materiales $. Por último, un trabajo del prolífico y capaz Mjör IA y sus colaboradores (J Am Dent Assoc 2007 may;138(5):621) la evaluación del Beautiful con un imprimador de autograbado (FL-Bond) en dientes posteriores mostró que en Clase I y II daba resultados clínicamente aceptables después de 8 años de servicio.

VOLVER (a Índice)

 

                                 octubre 2007 

 

Composite afibrado (sic)…   Garoushi SK, Lassila LV, Vallittu PK (Eur J Prosthodont Restor Dent  2007 jun;15(2):6) no estaban afiebrados cuando sugirieron reconstruir incisivos fracturados con composite “afibrado”, es decir, reforzado con fibra. Esto tras haberlo comparado con la readhesión del fragmento fracturado y con el composite solo. Esperamos en diciembre, o enero, bueno, tan pronto como podamos, incluir la técnica utilizada con detalles.

Pautas masticatorias tras la rehabilitación oclusal en pacientes con severo desgastes … Zhou CY, Yang Zh y  Feng H, en la popular revista Hua Xi Kou Qiang Yi Xue Za Zhi (2007 Jun;25(3):242), cuentan cómo tmaron 29 pacientes con gran desgaste dentario y los dividieron en dos grupos: Grupo I con soporte completo posterior (15 casos) y grupo II con pérdida uni- o bilateral del soporte dentario posterior (14 casos). Los compararon con controles, 15 personas normales mayores. Comprobaron lo obvio: las pautas masticatorias se modificaban y también la actividad electromiográfica.

VOLVER (a Índice)

 

                                              septiembre 2007

Ver PRACTIQUÍSIMAS: La “nueva” operatoria

Rebordes marginales…  Shahrbaf S et al (Oper Dent. 2007 jun;32(3):285) se plantearon cuál podía ser el efecto del espesor de l reborde marginal contra la fractura de 99 premolares superiores  con endodoncia y restaurados con composite. Los dividieron en un grupo que recibió nada y los grupos 2 a 6, con endo y DO, salvo el 2 en el que también hicieron MOD. Las cajas estuvieron a 1.5 mm sobre el límite amelocementario, con ancho vestibulolingual de 3.5 mm en gingival y 3 mm en oclusal. En el grupo 3 a 6, las dimensiones del reborde mesial marginal fueron: 2 mm, 1.5 mm, 1 mm y 0.5 mm, respectivamente. Los grupos 2 a 6 fueron restaurados con un adhesivo (DBS: Single Bond, 3M) y composite (Z 250, 3M). Las cargas necesarias para fracturar las muestras de cada grupo fueron: 1: 732 N, grupo 2:489, grupo 3: 728, grupo 4: 696, grupo 5: 654 y grupo 6: 506. Las diferencias entre el grupo 1 y los grupos 2 y 6, y también las diferencias entre los grupos 3, 4 y 5 comparados con el 2 y 6 fueron estadísticamente significativas.

VOLVER (a Índice)

 

 

                                                  agosto 2007

¿Filtra fácil la fibra?…   El-Mowafy O et al (Oper Dent 2007 jun;32(3):298) se propusieron averiguar en 54 molares el efecto en la filtración de los insertos de vidrio y de polietileno colocados en restauraciones de composite con los márgenes gingivales en la superficie radicular. Concluyeron que reducen la microfiltración, cualquiera que hubiera sido el adhesivo utilizado, que fueron 3: Scotch Bond Multipurpose, Clearfil SE Bond y Xeno IV. Con Clearfil SEW + Filtek P-60 tuvieron los valores menores. Usaron 2 tipos de fibras: de vidrio (Ever Stick) y de polietileno (Ribbond), de 3 mm de largo.

¿Qué usan los ingleses?…   Hicieron los ingleses una encuesta para saber qué usaban los dentistas de por allá para restaurar los molares cariados y lo publicaron en el British Dental Journal (2007; 202, 744) junto con unas palabras interesantes del Director y un útil comentario. De 500 cuestionarios, recibieron 267 respuestas. Un 61% dijo que sentía que se había reducido el uso de la amalgama; un 75% consideró que había aumentado el empleo del composite, y casi todos afirmaron que el factor más influyente era la voluntad de los pacientes de estética (89%), el pedido de cierto material (78%) y la confianza del dentista en ese material(76%). Había confusión sobre la conveniencia del dique y del forro apropiado y de qué era conveniente en embarazadas.

El Director opinó que es interesante salir a averiguar qué pasa en el mundo real, no en el de los textos escolares de qué se debe hacer. La elección de composites para posteriores es fascinante en muchos sentidos, pues pone un espejo metafórico y, en cierto modo real, de la manera en que se toman muchas decisiones en la práctica cotidiana. Si bien el uso de este material ha venido creciendo también se ha dado un equilibrio entre estética y función, ciencia y preferencias del paciente, beneficios y desventajas, frente a la alternativa que es la amalgama. Factores en conflicto cuyo papel es difícil desechar por lo visto aquí. En claro queda que la amalgama no ha muerto pese a los agoreros; entre otras cosas, como dicen los AA, porque aún no sabemos de las consecuencias a largo plazo del uso de los composites. Un lector comenta que no se espera en por lo menos 10 años la desaparición total de la amalgama.

¿Tienen resistencia los marginales?…   Shahrbaf S, Mirzakouchaki B, Oskoui SS y Kahnamoui MA (Oper Dent 2007 jun;32(3):285) evaluaron la resistencia marginal según los espesores de los rebordes en 90 premolares con tratamiento endodóncico restaurados con composite. Los dividieron en 6 grupos con cavidades DO, sin llegar a más de 1,5 mm del límite amelocementario, con anchos de 3,5 mm en gingival y 3 mm en oclusal: (1) sin endodoncia (más 5 con endodoncia) y (2) con MOD, restaurada igual que 3 a 6 con Single Bond, 3M y composite Z 250, 3M; 3 a 6 tuvieron un ancho de 2, 1,5 y 0,5 mm en mesial, respectivamente. Las cargas necesarias para fracturar las muestras de cada grupo fueron (en N): 1: 732 +/- 239, 2:489 +/- 149, 3: 723 +/- 147, 4: 696 +/- 118, 5: 654 +/- 183 y 6: 506 +/- 192). Las diferencias entre 1 y 2 y 6, y también entre 3, 4 y 5 comparados con 2 y 6 fueron estadísticamente significativas (p < 0.05).

VOLVER (a Índice)

 

                                  julio 2007 

Barniz y ionómeros...   Nicholson JW y Czarnecka B (Dent Mater 2007 abr 23) nos confirman que las restauraciones de ionómero vítreo (IV) deben ser barnizadas para que maduren satisfactoriamente. Los barnices protegen a los cemento de IV inmaduros de secarse por una alteración del mecanismo de pérdida de agua. Aunque se retarda la velocidad de secado, no cambia la cantidad total de agua conservada. Probaron dos cementos (Fuji IX Fast y Chemflex), y los especímenes fueron preparados y curados 10 min a 37°C. Como barniz, usaron Fuji Varnish, laca en solvente, o Fuji Coat, barniz fotopolimerizado. Las muestras barnizadas perdieron mucho menos agua que los controles, sin diferencias por el tipo de recubriomiento utilizado.

Composite, adhesión y propiedades...   Nayif MM et al (Dent Mater 2007 abr 18) prepararon 40 cavidades (de 8mm de diámetro y 5mm de profundidad) y sólo a 20 les aplicaron adhesivo antes de llenarlas con algunos de los siguientes composites: fluido (Palfique Estelite LV, Unifil Lo Flo), y Universales (Clearfil AP-X, Palfique Estelite Sigma), con foto-curado por 30s. Tras 24 les dieron forma a los cortes que les efectuaron para poder medir la resistencia tensil última (UTS) o para evaluar su microdureza. Ésta no difirió porque las muestras estuvieran adheridas o no, mientras que la resistencia tensil fue significativamente inferior en los controles no adheridos, en el caso del composite fluido, pero no hubo diferencias con los universales..

 

VOLVER (a Índice)

                                       junio 2007

Túneles contra convencionales...   En varias partes del mundo, profesionales del delito trazan túneles para llegar al tesoro de los bancos, pero los profesionales del arte de curar bocas, como Wiegand A y Attin T (Dent Mater 2007 feb 21), lo hacen para llegar a las  caries proximales de manera no convencional, tipo Clase II. No aburriré a los lectores con los detalles. Bastará con informarles que a veces no es recomendable dejar lo convencional, pues los túneles obturados con ionómeros vítreos mostraron deficiencias técnicas y una expectativa de vida lñimitada, comparativamente. Los resultados promisorios que han sido comunicados deberán ser confirmados con estudios a largos plazos y quizá con restauraciones de composite. La eficacia en la eliminación de toda la caries y en no debilitar el reborde marginal son inferiores. Las causas más frecuente de los fracasos son la fractura del reborde, la recidiva y el progreso de la desmineralización.

 

Composite contra cúspides...   Ratih DN et al (Dent Mater. 2007 feb 9) investigaron qué ocurre con las cúspídes desplazadas y el flujo de líquido dentinario (FLD) en respuesta a las restauraciones de composite. En 10 premolares extraídos prepararon cavidades MOD grandes y los conectaron a mediciones pertinentes de la velocidad, magnitud y dirección de los FLD, así como el desplazamiento cuspídeo. Durante el secado, había una contracción cuspídea rápida y veloz FLD al exterior. Durante la adhesión, ligera expansión cuspídea. Durante la fotopolimerización, una contracción cuspídea gradual pero amplia que persistió y movimiento de FLD hacia el interior. Posteriomente, comenzaba un desplazamiento al exterior del FLD. Esto tendría significación para la sensibilidad postoperatoria. Si bien el estrés mecánico del desplazamiento cuspídeo sería capaz de inducir FLD al exterior, el flujo neto es el resultado de interacciones complejas donde intervienen todos los factores de los distintos pasos del procedimiento.

 

VOLVER (a Índice)

                                     mayo 2007

Midiendo profundizo...   Tielemans S et al ( Quintessence Int  2007 feb;38(2):135) se propusieron verificar la precisión del medidor de preparaciones (Prepometer, de Hager & Werken) y medir la profundidad dentinaria remanente. Realizaron cavidades estandarizadas en vestibular de cervical de 12 dientes intactos y midieron la profundidad antes de la extracción. Después, midieron el espesor de dentina restante, con un medidor de la resistencia eléctrica. Concluyeron que el Prepometer puede servir para estimar el riesgo de lesión pulpar, pero se debería demostrar esa eficacia con una prueba clínica amplia aleatoria.

 

Dividiendo incremento...   Hassan KA et al Khier SE J Contemp Dent Pract 2007 feb 1; 8(2):121 realizaron restauraciones de composite en cavidades cervicales grandes, con dos incrementos planos de 1,5 mm de espesor. Antes de polimerizar, practicaron dos cortes diagonales en cada incremento para crear 4 formas triangulares planas. El primer incremento lo aplicaron para cubrir la pared axial íntegra y algo de las 4 paredes circundantes, así como sellar los márgenes cavitarios. Así logran reducir el factor C y las fuerzas de contracción generadas al orientar el composite en contracción hacia las áreas no adheridas, libres, creadas por los dos cortes diagonales. También se lograría una restauración más natural al insertar incrementos planos de dentina y de esmalte de espesor uniforme, algo más aproximado a la estructura natural.

Centripetando e incrementando...   Ghavamnasiri M et al (J Contemp Dent Pract 2007 feb 1;8(2):113) realizaron 88 cavidades proximales en premolares con los márgenes en cemento, en 4 grupos: 1 – incremental con matriz Palodent (IP); 2 – incremental con matriz transparente (IT); 3 – centrípeta con Palodent (CP), y 4 – centrípeta con transparente (CT). Para todos los grupos usaron adhesivo de grabado total (Single Bond) y composite Z100. Comprobaron que con el margen en cemento, la clase de matriz y el tipo de relleno no influyen para reducir la microfiltración marginal. S. Szep et al ( Pract Proced Aesthet Dent 2001 abr;13(3):243) tampoco hallaron diferencias significativas en filtración, pero en microdureza lo mejor fue la técnica centrípeta con matriz y cuñas transparente.

N de la R. Por si algún lector se interesa, describimos e ilustramos las técnicas con ayuda del Dr. Douglas A. Terry.

TÉCNICA CENTRÍPETA  técnica de adaptación proximal que reemplaza la estructura dentaria desde la periferia hacia el centro de la cavidad y se usa cuando el margen gingival termina en esmalte. Se aplica un pequeña cantidad de glicerina al diente vecino con hilo sin encerar (Figura 1), para evitar el uso de tiras o bandas. Se aplica composite translúcido como incremento inicial en proximal y se adapta coninstrumento de hoja larga al margen y al vecino y se alisa con pincel. Los incrementos sucesivos se aplican contra el diente vecino desde el piso gingival hasta la cresta hasta crear una envoltura translúcida. Serán fotocurados desde gíngivo-lingual y gíngivo-vestibular, 40 segs (Figuras 2 a 5). Como no toca la pared pulpar, hay menos contracción hacia ésta y no aparta el material de la cervical y mejora la adaptación marginal. A partir de esto, la restauración puede ser tratada como oclusal.

Se completa entonces mediante la técnica incremental, que aplicando con jeringa composite fluido permite crear un tapizado que se adapta con instrumento fino y romo. Después se va llenando la cavidad con híbrido, adaptado con el mismo instrumento y fotocurando por 40 segs. Son incrementos de 1 mm, aplicados en diagonal, creciendo hacia oclusal en V (Figuras 6 y 7). Se puede terminar la capa de “esmalte” con híbrido de partículas pequeñas, con ayuda de pinceles y aun de instrumentos endodóncicos finos para surcos.

 

Figure

 

 Fig. 1 (8): aplicación de glicerina al vecinoFigure

Fig. 2 (9A): formación de pared translúcida contra el diente vecino.

Fig. 3 (9B): Aplicación de la luz desde gingival lingual.

Fig. 4 (9C): Luz desde gingival vestibular.

Fig. 5 (9D): Finalmente, luz desde oclusal.

 

  Figure

Fig. 6 (11A): Incrementos aplicados oblicuos, en V hacia oclusal.

Fig. 7 (ex 11B): Incrementos adaptados con instrumento fino.

FigureFigure

 

VOLVER (a Índice)

   

                                    enero 2007

Métodos de fotocurado...   Caroline Bruschi Alonso R et al  (Acta Odontol Scand 2006 oct;64(5):306) fotopolimerizaron resina compuesta (Esthet*X) por distintos métodos con una lámpara halógena de cuarzo-tungsteno: F1: luz continua 700; F2 luz continua 150; F3 comienzo suave; F4, luz intermitente, y F5 pulso demorado; todas con densidad de energía estandarizada de 14 J/cm2. Evaluaron la resistencia adhesiva por tracción de las 50 restauraciones efectuadas en dientes de bovinos, circulares íntegras con márgenes de esmalte. También midieron la adaptación marginal con ayuda de Caries Detector(R) y la adaptación de las interfaces con imágenes digitales. La fuerza adhesiva fue significativamente mayor con  F5 (7.2 MPa+/-1.3) que con F1 (4.6 MPa+/-1.5). F2, F3, y F4 dieron valores equivalentes, intermedios. No hubo diferencia significativa en adaptación marginal. La adaptación interna dio resultados  inversos con  respecto de la resistencia: F5 (2.8%+/-4.9) mostró significativamente menos formación de brechas comparado con F1 (10.1%+/-6.2). En conclusión. Ciertos métodos modulados de  fotocurado pueden aumentar la resistencia adhesiva en tanto disminuyen las fallas de adaptación interna.

Cerana...   Cerana [que no es lo mismo que “ser Ana” o “ser María,” ni lo mismo que Sor Ana] es un sistema cerámico directo al cual pasamos a hacer la propaganda gratis inmediatamente.

Incrustaciones cerámicas de una sola visita

Se usan las incrustaciones Cerana para la restauración de coronas cerámicas después de la endodoncia. El sistema Cerana es también muy apropiado para restauraciones en Clase I y Clase II con caries primaria, reemplazo de amalgama o composite y reparación de incrustaciones cerámicas. El reemplazo de la dentina se hace con un material opcional en tanto que el esmalte es sustituido por las incrustaciones Cerana prefabricadas de diversos tamaños con las mismas dimensiones y conicidad que los diamantes. Vienen equipos de introducción al sistema.

Estas incrustaciones están hechas de una ceramica vítrea muy translúcida sin ningún  pigmento. Los cristales de leucita en el material están uniforme y densamente distribuidos. Los cristales previenen la  propagación de las facturas. Son fáciles de gastar y pulir.

CERANA© product guide

Product and appearance

Size

Indication areas

Class I

S
M
L
XL

Class II

M
L
XL

Endo Inlays

L
XL

 

 

CERANA: diamantes

S

M

L

XL

 

Modificación exacta de la cavidad con baja velocidad y abundante agua. with water coolant..


 

Millar BJ y Robinson PB (Br Dent J 2006 oct 21;201(8):515) investigaron la longevidad de Cerana (Nordiska Dental, Sweden), en 33 restauraciones hasta 8 años (25 Clase I, 8 clase II). Todas permanecieron en su lugar, clínicamente aceptables; una de Clase II tenía fracturado el reborde marginal, pero funcionaba bien, 2 perdidas por otras razones. Cerana es aceptable en términos de estética, aceptación del paciente, desgaste oclusal y facilidad de uso en una sola sesión.

VOLVER (a Índice)

 

              diciembre 2006

Vida clínica de la piedra descartable...   Los dentistas norteamericanos  de algunos otros países utilizan cada vez más las piedras de diamante descartable, las que como las convencionales destinan al corte extracoronario y usan las fresas de carburo para el intracoronario. Las escuelas aconsejan las piedras para el corte grueso y para la terminación de las paredes axiales en dientes pilares de prótesis fijas y coronas. Las piedras descartables fueron creadas para evitar los contagios entre pacientes y se sabe que los dentistas las usan para tallar varias cavidades por boca. Influye asimismo la diferencia de costo a favor de las descartables, siendo la eficacia de corte comparable. von Fraunhofer JA, Smith TA y Marshall KR (J Am Dent Assoc 2005 en;136(1):53 ) estiman que se pueden tallar hasta 3 cavidades con ellas antes de generar efectos adversos sobre la filtración. Agregan  que la remoción de restauraciones y la repreparación de los dientes genera más filtraciones que en los dientes recién preparados. Probaron las piedras (Patriot PA 25M), en cavidades de Clase V, en su primer uso, tercer uso y quinto uso; también removieron restauraciones con igual número de usos. Todas las cavidades fueron grabadas (15 segundos con ácido fosfórico al 37 %) y acondicionadas Prime & Bond NT) y restauradas con resina compuesta (Optilux 400). Concluyeron que se pueden usar las fresas descartables hasta en tres dientes sin afectar adversamente el comportamiento en cuanto a filtración. El efecto desfavorable del uso multiplicado (5 veces) podría deberse  la producción de más barro dentinario, junto con el redepósito de más residuos de corte en la superficie, con la cavidad ya más friable y superficie menos adherente. El desprendimiento posterior de parte del material origina una mayor filtración. Una deducción interesante es que cuando se retiren restauraciones, sería conveniente extender la preparación para exponer esmalte, dentina y cemento frescos y asegurar mayor adhesión.

En vez de reemplazar amalgamas   . se puede recurrir a alternativas, dicen Mjor IA et al (Oper Dent 2006 ag;31(4):4182), que estudiaron el tema en 45 pacientes de 21 a 77 años con 113 amalgamas falladas y a quienes les (1) fueron reparadas; (2) selladas en sus márgenes; (3) refrescadas; (4)  reemplazadas y (5) dejadas tal cual. (20, 23, 23, 23 y 24). Con los criterios de Ryge modificados, que incluían adaptación marginal, anatomía, contactos, sensibilidad y caries secundaria, antes y al revisarlos a 1 y 2 años después, hallaron que las restauraciones reparadas y reemplazadas mostraban diferencias significativas con las otras, pero si inicialmente los arreglos no tenían defectos de integridad de márgenes ni de anatomía no necesitaban un reemplazo inmediato.

Composite o IV...   Franco EB et al (Oper Dent 2006 ag;31(4):4035) compararon el comportamiento de un adhesivo de un frasco con un composite frente a un ionómero vítreo modificado con resina en 70 lesiones cervicales no cariosas (35 de c/u), sin tallado alguno, bajo dique. A los 5 años, 16 restauraciones de composite se habían desprendido (51,5%), y varias presentaban diferencias con respoecto del estado inicial,  y 1 de IV (96,4% de retención), sin diferencias significativas. ¡Oh, duda! ¿Cuál elijo?

VOLVER (a Índice)

 

                        noviembre 2006

Empezando de a poco   La fotopolimerización inicial suave comparada con la habitual no brinda ninguna reducción apreciable en el movimiento de aproximación cuspídea, en el grado de conversión ni en microfiltración en el borde cavosuperficial cervical de las cavidades restauradas con composite. (Fleming GJ et al Dent Mater 2006 jul 13)

ART y torno…   Leímos (Czarnecka B, Limanowska Shaw H y Nicholson JW Quintessence Int 2006 ag;37(7):557) que el método de eliminación de caries (ART o convencional – TA) no influye sobre la calidad de la interfaces entre IV y dentina o esmalte. Los autores “poloneses” lo observaron tras preparar 12 dientes con caries primaria con instrumentos de mano y 12 con instrumentos rotatorios. Otro grupo, de control, no tenía caries. Todas las cavidades fueron restauradas con Fuji IX (GC) o Ketac Molar (3M Espe). Observaron, además, que la presencia de caries altera el comportamiento de adhesión al diente.

Tiempos de grabados   No me refiero a grabados como el de Rembrandt que ilustra esta 

esencia, sino al de fotopolimerización que estudiaron Duarte S Jr, Perdigao J y Lopes MM (Oper Dent 2006 g;31(4):500) para ver su influencia sobre la filtración marginal y concluir que tiempos de acondicionamiento más prolongados no aumentan la nanofiltración dentro de la capa híbrida, pero que sí varía según el tipo de adhesivo utilizado. Cuando los AA usaron 2 adhesivos de grabado total (OptiBond SOLO Plus [OPS, Kerr] y One-Step [ONS, BISCO Inc]) y 2 de autograbado (Clearfil SE Bond [CSE, Kuraray] y Adper Prompt L-Pop [APL, 3M ESPE]) en 30 cavidades de Clase V en molares intactos (15, 30 y 60 segs) no hallaron diferencias estadísticas significativas por tiempo y sí por adhesivo: la menor filtración se dio con CSE y la máxima con ONS. OPS y API fueron intermedios.

Selladores última generación...   Owens BM y Johnson WW (Oper Dent 2006 ag;31(4):481) evaluaron la capacidad selladora marginal de 96 restauraciones, sin caries, de Clase V con la resina híbrida Esthet.X y 5 selladores de superficie (Biscover, Optiguard, Seal-n-Shine, PermaSeal y DuraFinish); 1 sellador de fosas y fisuras (Helioseal) y 1 agente de adhesión dentinaria (Adper Scotchbond MultiPurpose Adhesive). Los bordes cavitarios fueron ubicados en esmalte los coronarios y en cemento los cervicales. Pulidas las restauraciones, las cubrieron con los sellados mencionados, excepto un grupo de control. Vieron diferencias significativas enb los márgenes coronarios, con Helioseal y DuraFinish con la menor filtración y Adper la mayor. En el borde apical, DuraFinish mostró menos filtración que Biscover, Seal-n-Shine y PermaSeal o Helioseal, Adper Scotchbond MultiPurpose y el grupo de control. Los márgenes apicales mostraron mayor filtración que los oclusales.

 

VOLVER (a Índice)

                         octubre 2006

Remover caries o no remover...   Remover la dentina blanda desmineralizada en el tratamiento de la caries dental profunda es lo tradicional antes de colocar la restauración definitiva. Pero tres grupos de estudios han desafiado este concepto con un sellado de caries blanda dentro del diente. O no remueven la caries y la sellan dentro del diente, o remueven el mínimo (ultraconservador) en el acceso a la cavidad y sellan el resto, o remueven la caries por etapas en dos visitas separadas varios meses para permitir que la pulpa deposite dentina de reparación (técnica de excavación por pasos). Ricketts D, Kidd E, Innes N y Clarkson J (Cochrane Database Syst Rev 2006 jul 19;3) se propusieron revisar ampliamente la literatura para saber si había diferencias en la incidencia de daños o enfermedad de la pulpa dental, progreso de la caries y longevidad  de las restauraciones, según que el método usado. Averiguaron si había habido exposición pulpar durante la remoción de caries, los síntomas de inflamación o necrosis pulpar del paciente, el progreso de la caries bajo la restauración y tiempo transcurrido hasta la pérdida de la restauración o su reemplazo. De cuatro estudios que aceptaron como válidos, dos correspondieran a la técnica por pasos y dos a la remoción ultraconservadora. La remoción parcial de las caries en dientes asintomáticos, primarios o permanentes, reduce el riesgo de exposición pulpar. No observaron perjuicio para el paciente en términos de síntomas pulpares o deterioro de la restauración. La conclusión sería que es preferible la remoción parcial de la caries por sobre la total en las lesiones profundas, para reducir el riesgo de exposición pulpar. No hay estudios suficientes que avalen si es necesario reentrar y excavar más, o no; pero los estudios que no lo hicieron no informaron consecuencias desfavorables. En fin, hay diferencias en el daño pulpar según que se haya sido ultraconservador o que se haya limpiado toda la caries, pero no la habría en cuanto a progreso de la caries o longevidad del arreglo.

 

Fractura de altura…    En Aviat Space Environ Med (2006 jun;77(6):654), Zadik Y et al, miembros de la Fuerza Aérea Israelí, nos dicen que desde la Segunda Guerra Mundial es escasa la literatura sobre fractura de las restauraciones dentales en el ambiente de la aviación y presentan dos casos con exposición aguda a un medio hipobárico. En uno, a un oficial joven se le rompió una amalgama durante una descompresión a 7500 m en cámara de simulación. El segundo caso se produjo en un aviador experimentado a quien se le fracturó una cúspide molar de una amalgama defectuosa durante un vuelo despresurizado en helicóptero a 5400 m. En ambos casos, tras quitar las restauraciones, se halló caries profunda y los dientes fueron restaurados con éxito. Como la fractura de los tejidos dentarios duros durante un vuelto a gran altura es un fenómeno raro, pocos odontólogos están conscientes de ese hecho. Es preciso un cuidadoso examen bucal de los aviadores que serán sometidos a gran descompresión.

Adhesión dentinaria y caries   Los colegas tailandeses Sattabanasuk V et al (Aust Dent J 2006 jun;51(2):162) estudiaron en su efecto sobre la adhesión dos adhesivos (Clearfil Protect Bond, o CFB, y OptiBond Solo Plus Total-Etch, o OBS) y 3 técnicas de remoción incompleta de caries: (A) fresa redonda de acero con baja velocidad; (B) láser Er:YAG, y (C) papel abrasivo de carburo de silicio, grano 600. Fue significativamente menor la adhesión con CFB que con OBS cuando se quitó caries con A, pero todo lo contrario con C. Con láser no hubo diferencias. En pocas palabras, el método de remoción de caries modifica la adhesión cuando se adhiere a dentina afectada.

Adhesión dentinaria y diamantes   Semeraro S et al (Oper Dent 2006 jun;31(3):317) prepararon superficies dentinarias con diamantes de grano normal y extrafino y después les adhirieron composite con uno de 4 adhesivos: Clearfil SE Bond (CSE), G-Bond (GB), SSB-200 (SSB) o Prompt L-Pop (PLP). Resultó que cuando CSE y SSB fueron adheridos a corte normal los valores de adhesión eran significativamente inferiores al corte extrafino; GB y PLP no mostraron diferencias por el tipo de corte. Las superficies acondicionadas con ambos tipos de piedras mostraron remoción parcial de la capa de barro dentinario para CSE, mínima para GB y SSB y completa para PLP. Se diría que, al cortar dentina, es importante el tipo de fresa que se elige para mejorar la fuerza adhesiva con algunos sistemas adhesivos autograbadores

Amalgama adherida…   da Silva AF et al (Oper Dent 2006 jun;31(3):377) verificaron que el tamaño de la cavidad y la dirección del corte no son factores significativos en la capacidad de sellado de las restauraciones de amalgama, convencionales o adheridas. La filtración en esmalte era estadísticamente inferior a la generada en dentina y cemento. Las amalgamas con IV o resina filtraban menos que con copalite.

 

VOLVER (a Índice)

 

                                        septiembre 2006

CHX  y ART…   Si se considera interesante agregar un arma más contra las bacterias en el uso de la técnica de tratamiento atraumático restaurador (ART) el complemento podría ser el gluconato de clorhexidina al 2%(CHX), pensaron  Ersin NK et al (Caries Res 2006;40(2):172), y lo estudiaron por el método de boca dividida en 35 pares de molares primarios con lesiones cariosas de Clase II y efectuaron recuentos microbianos previos del centro de la lesión desmineralizada infectada y posteriores a la remoción de la caries en la dentina dura (técnica ART). Todas las cavidades fueron restauradas con ionómero vítreo (IV). Después de 6 meses, la aplicación de CHX produjo una reducción significativamente mayor en el recuento microbiano que la ART sola.
 

 

Materiales y placas...   Konradsson K, Claesson R y van Dijken JW( Clin Oral Investig 2006 abr 28) estudiaron las proporciones de Streptococcus mutans  y de Lactobacilli en (1) las caras proximales de coronas cerámicas reforzadas con leucita adheridas y (2) en las restauraciones de Clase V restauradas con cemento de aluminato de calcio (CAC). Las proporciones fueron comparadas con las de resina compuesta y esmalte. Después de tomarse todo este trabajo confirmaron que no hay diferencias en las distintas circunstancias estudiadas.

 

 

 

 

 

Adhesivos y caries secundarias…   Peris AR et al (Dent Mater 2006 may 10) realizaron restauraciones en la superficie dentinaria de 80 incisivos bovines, con 4 sistemas adhesives, 2 sin F (Single Bond y Clearfil SE Bond) y 2 con F (Optibond Solo Plus y Clearfil Protect Bond). Los cortaron en laminas múltiples. No hallaron diferencias en la resistencia adhesiva, la que sí fue reducida por la presencia de caries secundaria. Optibond mostró la menor presencia de caries a 5 mm de profundidad. El F no fue capaz de inhibir la formación de caries secundaria ni de retener los valores de resistencia adhesiva consecutivos a ella.

VOLVER (a Índice)

 

                                        julio 2006

¡Horror! Amalgama…    Ha habido mensajes en la literatura de que la amalgama (¡oh, horror!) está involucrada en varias enfermedades, alegato que agravado desde que se demostró que las restauraciones liberan continuamente mínimas cantidades de mercurio. Bates MN (Int J Hyg Environ Health 2006 en 27), en revista dedicada a la higiene ambiental, afirma que son escasas las evidencias de incidencia en enfermedades crónicas generales o mortalidad. Igualmente limitada es la asociación con esclerosis múltiple y son escasos los estudios sobre Alzheimer y Parkinson. La evidencia preponderante sugiere que no tiene efectos renales y que los síndromes mal definidos, como el de fatiga crónica, no son causados por las amalgamas. También es escasa la evidencia sobre que podría afectar los procesos reproductivos.
 Desde Hong Kong, eufónicos Yip HK, Li DK y Yau DC (Int Dent J 2003 dic;53(6):464) aportan lo suyo y dicen que largos años de investigación intensiva no logran identificar efectos deletéreos para la salud general por la microfiltración de mercurio. Como otros minerales, el organismo tolera bien los contenido bajos de metales. Pese a esto, no faltan quienes insisten en atribuirle las enfermedades mencionadas en el trabajo anterior. Yip, Li y Yau, expresamente, afirman que coherente y continuamente la evidencia epidemiológica y clínica no han logrado asociar la presencia crónica de mercurio por amalgamas como responsables de toxicidad causante de las dichas enfermedades, aun en poblaciones con gran predominio de estas restauraciones. Concluyen que el consenso internacional apoya con gran peso la afirmación de que la amalgama NO constituye un riesgo para la salud humana.

Un par de estudios en niños pueden cerrar este aporte aclaratorio a la controversia. Uno contó con el apoyo económico del National Institute of Dental and Craniofacial Research (NIDCR) a New England Research Institutes (NERI) y a el The Forsyth Institute y es el  The Children’s Amalgam Trial (CAT) que por 5 años siguió a 534 niños (6-10 a) de Nueva Inglaterra con restauraciones aleatoriamente asignadas de amalgama o de composite, en 2 o más dientes posteriores y sin restauraciones previas. Fueron evaluados en su CI y otras funciones neurológicas y renales. Colaboran investigadores del Children’s Hospital, Boston, Massachusetts, y la University of Rochester School of Medicine and Dentistry. Junto con una investigación desarrollada en Portugal, y aun cuando no fueron exactamente iguales, ambos estudios concluyeron que los niños tratados con amalgama dental no poseen un riesgo de salud mayor, según consta en el trabajo publicado en abril 19, 2006, Journal of the American MedicalAssociation (295: 1784-1792).

Carina C. Evens , Michael D. Martin , James S. Woods , Henrique Luis Soares , Mario Bernardo , Jorge Leitäo , P. Lynne Simmonds , Lian Liang y Timothy Derouen efectuaron el otro estudio en Lisboa, Portugal, con el mismo patrocinio y que incluyó observaciones sobre el metilmercurio dietético junto con las de los efectos de la amalgama dental en 507 niños (8-10 a), según lo observado en Casa Pía. Así se denomina la red de hogares para niños fundada en 1780. Estas dos pruebas del CAT no pudieron identificar efectos adversos sobre la salud, la función neuropsicológica, la memoria, la atención, la función visomotora, la velocidad de conducción nerviosa o la función renal.

Si alguien preguntara por qué no apostar a seguro y usar los composites, sin mercurio, para tratar las caries. En la experiencia portuguesa, la necesidad de retratamientos fue un 50% mayor en el grupo de composites,a los 5 años. Confirma la menor duración de este material, más sensible a la técnica, más prolongado y más costoso, sin garantías definitivas aún de seguridad para la salud. Determinaron que el consumo de pescado no oscurece las observaciones relacionadas con la amalgama dental.

Composite y sensibilidad...   Casselli DS y Martins LR (J Adhes Dent 2006 feb;8(1):53) utilizaron composite (Filtek Z250) en 104 cavidades de Clase I, 2 en cada uno de 54 pacientes, y evaluaron la sensibilidad ocasionada postoperatoria a los 7 y 210 días. Utilizaron dos adhesivos, uno de autograbado y otro de grabado total y un solo frasco, Clearfil SE Bond o Single Bond. No hallaron diferencias estadísticamente significativas con ninguno de los 2 sistemas, en ningún momento.

VOLVER (a Índice)

                                          junio 2006

Datitos prácticos (y fluidos).-

Se ha dicho que los forros cavitarios con composites fluidos permiten una mejor adaptación marginal y una reducción del estrés interfacial y de la sensibilidad postoperatoria. La extensión del material se cumple mejor con una fresa redonda descentrada a 300-600 rpm antes que con la punta del explorador y así se logra una capa más uniforme (Abedian B y Millstein P Oper Dent. 2006 feb;31(1):151)

 

Adhesivos y ionómeros…   Wang L et al /J Oral Rehabil 2006 feb;33(2):110) investigaron la resistencia adhesiva  de 2 cementos reforzados con resina (Vitremer, 3M/ESPE y Fuji II LC Improved, GC) con dos adhesivos de un frasco (Prime & Bond 2.1, Dentsply y Single Bond, 3M/ESPE). Consideraron al término de su investigación, que la resistencia de los IV reforzados depende más del material que del tratamiento de la superficie y que los adhesivos de un frasco no mejoran la adhesión a dentina.

 

 

Empaquetados...   O condensables o consistentes, son los 4 compostes que estudiaron Loguercio AD et al (J Oral Rehabil. 2006 feb;33(2):144) y compararon con un híbrido en Cl II, a los 3 años.  Probaron en 84 dientes (i) Solitaire + Solid Bond; (ii) ALERT + Bond-1; (iii) Surefil + Prime & Bond NT; (iv) Filtek P60 + Single Bond y (v) TPH Spectrum (híbrido) + Prime & Bond 2.1. Con dique; sólo eliminación de caries; en las profundas, protegieron con hidróxido de calcio o IV. Solitaire mostró  fracturas de crestas marginales en el 25% de los casos. Solitaire y ALERT tuvieron problemas de color (43 y 77%, respectivamente) y superficie (86 y 77%). TPH Spectrum dio diferencias de color a los 3 años, un 50%. Surefil and Filtek P60 fueron excelentes clínicamente a los 3 años, como TPH Spectrum. Solitaire no cumplió las exigencias de la ADA.

 

 

Reparando amalgamas…   El perdurable maestro Mjor IA et al (Oper Dent 2006 feb;31(1):122) aportaron este interesante dato: las amalgamas reparadas con una amalgama diferente rindieron mayores valores de resistencia que las reparadas con la amalgama original, y también que las amalgamas originales tenían mayor resistencia que las reparadas.
 

Clase V y grabados…   Brackett MG et al (Quintessence Int. 2006 feb;37(2):109) plantearon serias reservas con respecto del uso de adhesivos autograbadores, que deben ser mejorados, y que no conviene que los profesionales se apresuren a utilizarlos.
En terceros extraídos hicieron composites de Clase V con 3 adhesivos autograbadores: Adper Prompt L-Pop (3M Espe), iBond GI (Heraeus Kulzer), y Tyrian SPE (Bisco), y con método de grabado y lavado, Adper ScotchBond Multi-Purpose (3M Espe). Además, grabado convencional del esmalte antes de los autograbadores. No hallaron diferencias marginales entre los adhesivos, pero Adper Prompt e iBond mostraron significativamente mayor filtración marginal que con grabado y lavado.

VOLVER (a Índice)

 

                                 mayo 2006

Datitos practicos.-  No existe una relación directa entre la liberación de flúor de algunos materiales (ionómeros, reforzados o no; cementos y amalgamas fluorados) y su capacidad preventiva, por lo menos demostrada en vivo (Burke FM Int Dent J 2006 feb;56(1):33). Quizá mejoren la longevidad, disminuyan los fracasos marginales y tengan cierta acción antimicrobiana.

Composite a bulto…   Sería el sueño del colega apresurado y Sarrett DC et al (J Am Dent Assoc 2006 en;137(1):71) alientan esa posibilidad. Probaron con Prodigy Condensable (Kerr, Orange, Calif) en 57 restauraciones de Clase II en 32 pacientes con incrementos de hasta 5 mm de espesor. Para la mayoría de los composites colocados bastó un solo incremento, tallado antes de fotocurar. Controlaron a los 3, 6, 12, 24 y 36 meses. No hubo que reemplazar ninguna restauración; 11 necesitaron alguna reparación o vigilancia, 9 por defectos marginales, 2 por caries presunta. No hubo incremento de la sensibilidad postoperatoria con respecto de la preoperatoria. Sugieren que esta material puede bien ser colocado en incrementos de 5 mm en Clase II.

Para romper menos…   Silva NR et al (J Dent Res 2006 mar;85(3):282) señalan que lo tradicional es la remoción mecánica de la caries dentinaria guiándose por la sensación táctil y los colorantes indicadores. Proponen que las fresas de polímero autolimitantes (ver ODONTOPEDIATRÍA, Excavaciones dentinarias) pueden ser tan eficaces como las convencionales para crear el substrato para la adhesión. Removieron dentina cariada con fresas de carburo y de polímero, en molares extraídos, y con la dureza probada con explorador para dar por terminada la tarea. Las superficies alcanzadas con el polímero dieron menor resistencia adhesiva que las alcanzadas con la fresa de carburo, y ambas menos que las superficies planas libres de caries. Comprobaron conla fresa de polímero la presencia de dentina removida no totalmente, desnaturalizada, infectada. Consideran que sería más apropiado usar las nuevas fresas para eliminar caries profunda cuando hubiera riesgo de exposición pulpar.
 

 

¡Fiat lux!…   ¿Auto o jabón o auto de jabón? O quizá una novedad cinmatográfica Aravamudhan K et al (J Am Dent Assoc 2006 feb; 137(2): 213), con espíritu dientoso,  apropiadamente, optaron por las luces polimerizantes, 6 LED y una halógeno convencional y hallaron que eran todas similares en su acción y resultados. Algunas LED pueden requerir tiempo adicional. Peor aún a profundidad igual o superior a 2 mm. Generaron menor elevación de temperatura.

 

Cuestión de dimensiones…   Costa Pfeifer CS et al  (J Am Dent Assoc 2006 feb;137(2):197) evaluaron dimensiones, quizá buscando “a mais grande do mundo” (y hallaron la galaxia Spinwheel* – ver ilustración) o la más pequeña microfiltración, según las dimensiones del caso. Prepararon cavidades cilíndricas de 3 mm de diámetro con márgenes en esmalte y con 1 mm de profundidad y de 6 mm con 2 de profundidad. Usaron inserción a bulto o incremental, adhesivo Single-Bond o Excite y restauraron con Tetric Ceram. En las cavidades mayores, SB dio más filtración que E y no hubo diferencias en las pequeñas. La penetración del colorante no difirió por la forma de inserción. En conclusión, importa más el adhesivo que el tamaño y los incrementos no reducen la filtración.

*La imagen más reciente del telescopio viajero Hubble reveló la gigantesca galaxia Spinwheel, reconocida como “gran diseño en espiral”, con regiones de estrellas en formación con detalles jamás vistos. Es la imagen mayor y más detallada de una galaxia en espiral más allá de la Vía Láctea. Está compuesta por 51 exposiciones individuales.

          

Matriz para II y V conectadas…   Mamoun JS y Ahmed SM  (J Am Dent Assoc 2006 feb;137(2):186) proponen una manera de restaurar una combinación de cavidades de Clase II y V conectadas por la caja proximal y que quede una buena amalgama, cuando el paciente no quiere coronas.

1.                 En el diedro que separa la V de la II, hacen una pared de composite provisoria y condensan la amalgama vestibular.

2.                 Retiran la pared provisoria y ponen una banda circular.

3.                 Refuerzan la banda interiormente con trocitos de material de banda y con bolitas de algodón saturadas con resina y polimerizadas.

4.                 Refuerzan la banda exteriormente con polivinil siloxano de polimerización rápida.

5.                 Condensan la amalgama contra el dierdro donde estaba la pared temporaria y luego llenan la caja proximal y la oclusal.

VOLVER (a Índice)

 

                      abril 2006

Brevísimas influencias (10)…  

1.    Turkun M et al (Am J Dent  2005 oct;18(5):353) hallaron que la irrigación endodóncica influye sobre la filtración marginal, en dentina, al usar resinas adheridas, con el hipoclorito y el peróxido como peores resultados.

 

2.    German Cecilia C et al (Am J Dent2005 oct;18(5):331) hallaron que la resistencia adhesiva lograda con el adhesivo Prime & Bond NT para composite y para compomer es significativamente mayor que la alcanzada con Prompt-L-Pop.

 

3.    D'Arcangelo C et al (Am J Dent 2005 oct;18(5):307) hallaron que la presencia de paredes coronarias residuales aumentaba la carga necesaria para desplazar los pernos muñones instalados.

 

4.    Hu JY et al (Aust Dent J 2005 sep;50(3):186) hallaron que en las caries radiculares restauradas con GIC el uso de instrumentos de mano solos, técnica ART, era una alternativa eficaz al uso convencional de instrumentos rotatorios. Las restauraciones más grandes dieron más fracasos, usualmente por desplazamiento.

5.    Tay FR et al  (Dent Mater 2005 oct 13) hallaron que los GIC (IVC) con CHX son eficaces para inhibir las bacterias asociadas a las caries, y que la incorporación de diacetato de CHX al 1%  es óptima para lograr las propiedades físicas y adhesivas adecuadas.

 

6.    Peumans M et al (Eur J Oral Sci 2005 dic;113(6):512) hhalaron que el comportamiento clínico del adhesivo de dos pasos Clearfil SE, era excelente después de 3 años. No fue crítico para ello el grabado adicional de los márgenes adamantinos.

7.    Barros JA (J Oral Rehabil 2005 nov;32(11):849) hallo que las fresas de carburo dejan una superficie más propicia para la adhesion que las de diamante, tras haber comparado las mitades de cavidades cervicales anteriores grabadas con ácido fosfórico o con condicionador no lavable.

 

8.    Kaytan B et al (Gen Dent 2005 oct;53(5):329) hallaron
que al cabo de 24 meses, las restauraciones indirectas tipo onlay eran igualmente exitosas clínicamente , habiendo sido igualmente cementadas con un sistema dual. La única diferencia fue en color, por las resinas, y en adapotación marginal por las cerámicas.
 

9.    Poon EC et al (J Am Dent Assoc 2005 nov;136(11):1533) hallaron que en la restauración de cavidades de Clase I y de tamaño moderado de Clase II, con adhesivo autograbador, a los 3,5 años, eran similares los resultados logrados con el composite condensable SureFil y con el convencional Spectrum, Ambos mostraron riesgo de fractura en volumen en cavidades intracoronarias Cl II grandes en molares.
 

10. Gernhardt CR et al (Am J Dent 2005 oct;18(5):318) hallaron que se lograba una major resistencia adhesiva de varios adhesives y composites (Syntac/Tetric: Prime & Bond NT/Spectrum TPH, Solobond Plus/Arabesk: Compoglass SCA/Compoglass: Dyract PSA/Dyract) cuando se realizaba la perfusión (lavado) con plasma humano que con solución fisiológica.
 

Sellado dentinario inmediato...   P. Magne, muy prolífico y eficiente investigador,  et al (Oper Dent 2005 dic;30(6):747) insisten una vez más en la conveniencia del sellado dentinario inmediato (SDI), ahora en casos de onlays. En este trabajo investigó Magne (P, no M) la capa de SDI en cuanto a espesor y a eliminación. Los AA usaron OptiBond FL (Kerr) o Syntac Classic (Vivadent) y midieron el espesor de la capa con SEM (0 a 500 microm), para después tratarlas con abrasión o pulido (0 a 145 microm). No observaron diferencias en cuanto al sistema usado o en cuanto a la forma de eliminación.

VOLVER (a Índice)

 

                          febrero/marzo 2006

 

El Enigma de la Amalgama

Karl Leinfelder, en la insospechable revista Journal Of Esthetic and Restorative Dentistry, en enero de 2004, y siendo investigador de composites por larguísimos años, sostuvo que “no podía ignorar el simple hecho de que, pese a sus innumerables debilidades (no estética, no adhesiva, y demás) la amalgama sigue siendo un amigo que perdona y, sin embargo, últimamente, ha sido claramente malignizada.” Está claro, comenta, que “las resinas compuestas posteriores bien aplicadas pueden ser restauraciones excelentes a causa de su naturaleza conservadora y adhesiva.” Quienes se volcaron totalmente a su utilización en Clase II, envilecen y condenan la amalgama no sólo por antiestética, sino además por su potencial tóxico y con reacciones adversas biológicas.

Asume entonces el papel de abogado del diablo y enumera los siguientes puntos:

1.    Casi el 100% de los recién graduados pueden producir una amalgama con una longevidad previsible de por lo menos 5 a 10 años. ¿Cuántos de ellos podrían realizar una RCP (restauración de composite posterior) con la misma expectativa o, aunque sea, 1 o 2 años? En verdad, ¿cuántos profesionales con 20 años de actividad pueden realizar con éxito una RCP ? Lamentablemente, no el 100%. Las dificultades se superan con experiencia y dedicación y minuciosidad.

2.    Hay que ser minucioso, por la sensibilidad de la técnica. Los diversos pasos para una RCP no sólo son más, sino que cada uno requiere plena atención y cuidado. Además, el clínico debe saber cuándo complementar con material fluido.

3.    La sensibilidad postoperatoria (SPO) al frío y a la presión masticatoria es conocida y puede durar días, semanas, meses.Y aún no están aclaradas todas sus causas ni se está de acuerdo en el mejor tratamiento. En el caso de la amalgama, la SPO es común. Pero se conoce su etiología y no suele sobrepasar unos días, hasta que los productos  de la corrosión sellan los márgenes).

4.    La humedad puede contaminar e influir sustancialmente o aún arruinar las RCP. En las amalgamas sin zinc, la contaminación salival no resulta en una degradación apreciable. El dique es aconsejable, pero es imperativo para las RCP.

5.    La inhibición de caries secundaria (que tan rápidamente progresa en las RCP), en la amalgama en corrosión los iones disociados de estaño, cobre y plata tienden a producir condiciones bacteriostáticas. Los composites contienen TEDGMA o TEGMA, agentes que tienden a promover el desarrollo bacteriano.

6.    La resistencia al desgaste de una amalgama no difiere mucho de otra amalgama. Los composites, sí. Unos sirven para oclusal, otros para cervical en abfracciones. Y tienen muchas más variaciones de manipulación.

7.    El fraguado según la intensidad de la luz polimerizante influye sobre la adaptación marginal y la integridad de las RCP, factor inexistente en las amalgamas.

8.    El tiempo invertido en el caso de la Clase II es considerablemente mayor que con la amalgama.

9.    Sin embargo, la amalgama requiere volumen mayor y retención mecánica y deja espacios marginales, mientras las RCP se convierten en parte integral de la estructura dentaria.

Hay organizaciones que procuran legislar el fin de la amalgama. Superficialmente sus argumentos parecerían laudables. Lo que dicen sobre el número de miligramos de mercurio que se pueden vaporizar desde la amalgama, las elevaciones del mercurio en sangre y orina al insertarlas, tras leer los documentos y manuscritos al respecto, dice Leinfeld, me hacen llegar a la conclusión de que no hay una auténtica buena fe en las publicaciones científicas que pretenden demostra una relación válida entre amalgamas en boca y enfermedades sistémicas. La FDA (Food and Drug Administration, USA) llegó a una conclusión similar (2003) en el quizá mejor resumen de evidencias concernientes a la seguridad de la  amalgama dental (véase <http://www.fda.gov/cdrh/consumer/amalgams>

Merece traducción textual el último párrafo: “Yo creo que la  amalgama seguirá a disposición del  clínico por unos cuantos años. Piensen. Si la amalgama fuera eliminada como material de  restauración pronto, la profesión experimentaría muy serios problemas. Admítase o no, la amalgama ha servido las necesidades dentales del público excepcionalmente bien por muchos años a causa de su naturaleza concesiva. Aunque un buen número de clínicos son plenamente capaces de usar RCP como sustituto de la amalgama, no llegan al 100%. Si no cree esto, simplemente pregunte a los endodoncistas si no han visto que el mal uso de las RCP resultó en un incremento en la necesidad de sus servicios.”

 

 

Fosfórico y autograbadores…  El uso de adhesivos autograbadores en técnicas de restauración de composites a esmalte aún necesita mejoras si se las compara con las grandes fuerzas de adhesión alcanzadas con el uso de ácido fosfórico. Curiosamente, en dentina se vieron resultados inferiores cuando se usó fosfórico antes de algunos sistemas de autograbado. Al respecto, véase más en MATERIALES. En el Journal Of Esthetic And Restorative Dentistry 2004 en;16(1): 33, los AA probaron el uso de (1) Clearfil Liner Bond® 2V; (2) One Up Bond F®; (3) ácido fosfórico y Clearfil Liner Bond 2V; (4) ácido fosfórico y One Up Bond F. En 3 y 4, grabaron 15 segs con fosfórico al 37%, enjuagaron, secaron con aire y siguieron las instrucciones de los fabricantes para el adhesivo. Como composite usaron TPH Spectrum. Hallaron lo antes mencionado.

 

Autograbado MÁS fosfórico ¿o MENOS?...   Ernst Claus-Peter publicó un trabajo muy completo, titulado Positioning Self-Etching Adhesives: Versus or In Addition to Phosphoric Acid Etching?, sobre este intrigante tema de los nuevos adhesivos y la adhesión de los dentistas a los adhesivos de quinta generación y un solo frasco tras usar los de tercera y cuarta. Sostiene que es más cómodo, pero que no se gana mucho en tiempo. Uno de los primeros (Prime & Bond) era apenas unos segundos más rápido que los de 3 frascos (Syntac Classic). Menos bulto, es cierto, pero no mucho menos tiempo. Pero la quinta llegó con el grabado total para quedarse en muchos consultorios.  

¿He de usar adhesivos autograbadores o el grabado ácido?...   Para una respuesta directa a esta pregunta puede ir directamente al final de este resumen o puede enterarse de los porqués leyendo todo.

Clasificar los adhesivos por generaciones es innecesario, porque la primera y la segunda no existen más. Para peor, no siempre se puede asegurar que la última sea la mejor, como ocurre con la quinta. Ventajas puede tener, pero ¿es superior? Desde Filadelfia 2000, se usa una nueva clasificación, según el número de pasos y el tratamiento del barro dentinario. A saber: tipo 1 y 2, son adhesivos que remueven los residuos adheridos mediante grabado con ácido fosfórico (AF); el 1 (ex 4a gen), se aplica en 3 pasos (grabado, imprimación o preparación, adhesión)(3P), y el 2 (ex 5ª) realiza preparación y adhesión en un paso (2P). El tipo 3 es de adhesivos de dos pasos con autograbado (2P-AG), donde el imprimador autoacondicionante desmineraliza esmalte y dentina y se lo recubre con una capa adhesiva separada. El tipo 4 es de adhesivos también con autograbado, pero constituido por productos de dos componentes a mezclar (Adper Prompt L-Pop® (3M ESPE), Adhese® (Vivadent), o Xeno III® (Dentsply DeTrey), más los verdaderos todo en uno (1P), como iBond®

Los grupos 1 y 2, de grabado total, producen una real hibridización de la dentina, pero habría que investigar a largo plazo si las delgadas capas hibridizadas  conservan confiablemente su resistencia adhesiva y si con el tiempo no hay microfiltraciones. Requieren una técnica muy cuidadosa, minuciosa en la aplicación de los pasos desde el principalísimo del grabado, que no se ha de grabar de más ni secar de  más. Con el tipo 2, de adhesivos simplificados de un frasco, muchos dentistas se lanzaron a la Clase II con composites. Por eso muchos usuarios del tipo 2 se quejaron de la sensibilidad postoperatoria con su empleo.

Lo correcto sería aplicar el AF sólo al esmalte durante 30  segs y de ahí pasar a la dentina, donde el contacto no debe ser de más de 15 segs, tras lo cual se debe proceder a un prolijo lavado.

Si el grabado o secado excesivos generan sensibilidad, la mejor solución sería usar materiales que no lo permitieran.En el sistema de grabado total, la hibridización sigue a la  desmineralización como paso independiente y hay que ser muy preciso para que todas las microrretenciones creadas con el grabado  sean bien llenadas por el imprimador y la resina. En los autograbados, la desmineralización y la hibridización son simultáneas y se elimina la posibilidad de que las microcavidades no sean llenadas: sin microfiltraciones, sin colapso de fibrillas.

Quien utilice el grabado total convencional debe secar la dentina después de enjuagar el ácido, pero según el solvente del adhesivo. Si fuera agua, puede rehumedecer la fibra colágena resecada y quizá perdonar el secado excesivo, pero la acetona realmente requiere dentina húmeda porque es una especie de “seguidor del agua” que penetra perfectamente en dentina húmeda con sus resinas. A su vez, este solvente debe ser evaporado con aire porque es un inhibidor severo de la polimerización. Dicho de otra manera, el agua es difícil de evaporar, la acetona se evapora casi sola; pero el agua es un obstáculo en el paso siguiente y más difícil en las cajas proximales de Cl II. Ésta es la causa de que se haya pasado al etanol como solvente, pues es más fácil de evaporar que el agua, pero no requiere piso tan húmedo como la acetona, sí algo húmedo.

Otro errores posibles serían

(1)            la cantidad de adhesivo aplicado

(2)            la técnica de aplicación

(3)            el tiempo de penetración

(4)            el fotocurado del adhesivo

(5)            el ácido fosfórico induce sangrado gingival en la Cl V

El adhesivo autograbador parecería resolver todos los problemas de los sistemas de grabado total, sobre todo los de tipo 2, sin sobregrabado, sobresecado o humedad remanente. Los demás errores persisten. Y los adhesivos autograbadores no ahorran tiempo sino que reduce las sensibilidades postoperatorias.

Calidad de la adhesión.- Los adhesivos autograbadores frente a los tipos 1 y 2, debieran ser probados in vivo; pero dos parámetros ayudan in in: la resistencia adhesiva y la integridad marginal. Hay discrepancia entre los estudios en cuanto a si la adhesión es superior con uno u otro sistema. Y la adhesión no se relaciona directamente con la filtración.

La integridad marginal menos que óptima reconoce varias causales, además del solvente, en los estudios efectuados en Cl II: accesibilidad de los rincones de la caja proximal, adhesión a la matriz, que afecta la contracción, el secado con aire que puede producir vacíos en la capa híbrida, la calidad de la dentina, esclerótica, cariada o intacta. Todo ello explicaría los resultados diferentes de los estudios en Cl I o V.

La discrepancia entre artículos a favor o en contra de uno y otro sistema. Demostrarían que el comportamiento de un adhesivo depende más del profesional o del protocolo adoptado que de su origen químico o generación. Está claro que ningún estudio muestra que sean superiores los autograbadores; si bien bastaría con que fueran igual de buenos, más seguros y más fáciles de manejar.

 Los adhesivos autograbadores aún tienen problemas de adhesión al esmalte, aunque serían similares en dentina a los tipos 1 y 2. Si a alguien se le ocurriera grabar el esmalte además de usar el autograbador, vería que tiene escaso efecto con la mayoría de los adhesivos de ese tipo, y hasta quizá tendría el efecto contrario. Si se tratara de restauraciones anteriores, habría que asegurarse la presencia de una capa de material adhesivo suficiente sobre la pauta grabada porosa para lograr una humectabilidad del composite y llenar las microcavidades creadas por el grabado profundo, que va más allá que el de los autograbadores. Éstos, superficiales, ejercen una suerte de “nanorretención”, que otorga la misma fuerza adhesiva  que el gel fosfórico convencional. Para real seguridad de que esto es así, científicamente, habría que considerar la influencia de la estructura del esmalte, la dirección de los prismas cortados, la clase de cavidad, el producto comercial y el profesional.

La cuestión está en que cada adhesivo creado posee una capacidad de penetración acorde con el sistema grabador; cuando se añade grabado con fosfórico hay que asegurarse una capa interfaces libre de brechas para el composite por la conexión en superficie entre la capa inhibida por oxígeno y el monómero líquido del composite. Las nanobrechas generadas por mala adaptación mutua de estas capas pueden ser invadidas por agua y, con ella, pigmentos alimentarios. Este efecto antiestético empeora cuando la resina es aplastada contra los márgenes en vez de ser suavemente adaptada, pues conlleva transportar partículas de relleno a la superficie y mayor inhibición en adhesivo y composite. No es tan así con el ácido fosfórico, pero existe.

Por la elevada hidrofilia de los adhesivos autograbadores, podría haber decoloración marginal, efecto visible de la absorción de agua, usada como solvente.

¿Qué usar, entonces?   Si pretende elegir, está mal. ¡Debe usar ambos sistemas! Considere estos puntos:

1.   Mejor fuerza adhesiva. Pueden llegar a la misma, no superior. Quizá en esmalte sea mejor aún el sistema convencional

2.   Mejor integridad marginal. Sobre cemento, son iguales, pero hay dificultades con el esmalte por el protocolo de aplicación y no por el material en sí. En las Clases V y I, es fácil eliminar los excedentes y evaporar el solvente. En éstas, los autograbadores pueden funcionar tan bien como los adhesivos convencionales de tipos 1 y 2.

3.   Menos sensibilidad postoperatoria. Acá es clara la ventaja de los autograbadores.

4.   Tiempo. No es una buena razón tardar 29 minutos en vez de 30

5.   Costo. ¿Alguna vez vio un material o sistema nuevo que sea más barato que lo anterior?

6.   Facilidad de uso. Los nuevos son más fáciles. El fosfórico, si toca la encía la puede hacer sangrar. Pero no en la Cl II, donde surgen dificultades para evaporar el solvente y para aplicar el aire cuidadosamente

¿El Adhesivo Universal Perfecto? 

No existe. Uno podría guiarse por las siguientes conclusiones:

1.   Los nuevos son un excelente complemento de lo existinte convencional, pero sin necesidad de reemplazo total.

2.   Los nuevos adhesivos funcionan suficientemente bien en Clase I y V.

3.   En odontopediatría reducen el tiempo y la incomodidad por el lavado y la succión.

4.   En Clase II y IV los convencionales son aún la mejor opción.

5.   En Clase III depende de la localización y tamaño de la cavidad.

6.   La mayoría de los adhesivos autograbadores necesitan esmalte cortado para alcanzar la fuerza adhesiva adecuada, lo cual no encuentran en sellado de fisuras

7.   En la mayoría de los casos, el grabado de la dentina con ácido fosfórico en combinación con los adhesivos autograbadores no resulta en mayor fuerza adhesiva y quizá suceda lo contrario.

8.   Es importante remover todo el agua solvente del adhesivo pára evitar áreas de mayor permeabilidad.

9.   El tipo 4 de adhesivos no funciona bien con la reacción de autocurado.

10.                     El manual de instrucciones debe ser seguido al pie de la letra.


click for full size image

Figura 1
Clasificaciones de los adhesivos, la vieja, la nueva.



click for full size image

Figura 2
El más recomendado de los procedimientos para el grabado con fosfórico: 1, grabado del esmalte, 2, seguir con la dentina; a los 15 segs de contacto con la dentina, lavado con agua abundante.

 


click for full size image

Figura 3

Las capas muy finas de adhesión generan una mala adaptación de la resina compuesta. La capa  remanente inhibida por el oxígeno genera decoloraciones  inmediatamente.


 

 

                                                       enero 2006 

 

El fundamental sellado dentinario inmediato

¿Por qué fracasan con más frecuencia las carillas adheridas parcialmente sobre dentina? ¿Cómo puede ser corregido esto?

Quizá modificando el procedimiento de aplicación del adhesivo dentinario (AD).

El principio de adhesión dentinaria es crear una capa de difusión entre faces, denominada capa híbrida, mediante la penetración de monómeros en los tejidos duros, con generación de (1) una faz moderadamente mineralizada entre (2) dos faces, una altamente mineralizada – esmalte y dentina – y otra de resina compuesta. Situación que sería similar a la existente en el límite amelodentinario.

Los principios básicos a respetar en la hibridización entre dentina y resina están básicamente relacionados con (1) la contaminación dentinaria, y (2) la susceptibilidad de la capa híbrida a colapsarse antes de la polimerización del AD.

Pascal Magne (J Esthetic & Restoir Dent 2005 17[3], 144) afirma que para m,ayor éxito se debe proceder al sellado dentinario inmediato (SDI), es decir, enseguida después del tallado dentario, con OptiBondFL (según el A). Da 4 motivos radionales y varios prácticos y técnicos.

1. La dentina recién cortada es el substracto ideal para la adhesión dentinaria. Los elementos provisorios contaminan esa dentina y reducen el potencial adhesivo.

2. La polimerización previa del AD mejora la fuerza adhesiva, tal como ocurre cuando se polimeriza antes de agregar el composite por incrementos, con números superiores a los logrados con curado simultáneo. Esto se explicaría por el colapso de la capa no polimerizada bajo la presión de los agregados de resina.

Se dice que la aplicación y curado del AD inmediatamente antes de la inserción de una restauración indirecta de composite o una de porcelana podría interferir en el asentamiento pleno de la restauración; pero esto crera dos problemas significativos: (i) mientras se inserta la restauración el flujo de líquido dentinario hacia fuera diluye el AD y bloquea las microporosidades en las que hubiera penetrado la resina, (ii) la presión del composite cementante durante el asentamiento de la carilla puede colapsar las fibras colágenas de la dentina desmineralizada.

Se ha propuesto el adelgazamiento de la capa adhesiva a menos de 40 mm para así permitir el curado previo a la inserción de la restauración; pero como las resinas de metacrilato muestran una capa de inhibición de hasta 40 mm cuando se fotopolimerizan, el adelgazamiento excesivo podría impedir el fotocurado.

Todo esto podría ser resuelto si se procediera al SDI, es decir, a la aplicación del AD tan pronto como finaliza la preparación y antes de la impresión.

3. El SDI permite la generación de una adhesión dentinaria libre de tensiones. Progresaría con el tiempo al completarse el proceso de copolimerización que involucra los diferentes monómeros. Se hallaron aumentos importantes en una semana. Esto terminaría mejorando la adaptación de la restauración indirecta.

4. El SDI protege la dentina contra la filtración bacteriana y la sensibilidad. Ya propuesto en 1992 por Pashley [siempre presente en U.O.] para las coronas de porcelana.

5. Los pacientes están más cómodos en la etapa provesoria y pueden no requerir anestesia durante la inserción definitiva.

6. En los casos de coronas cortas o con convergencia excesiva, podría significar una adhesión mayor, sobre todo si se prepara adecuadamente la superficie de la restauración definitiva.

7. Se sistematiza el uso de AD fotopolimerizado; si no, se debe recurrir a los duales, que, según el A, no tienen datops suficientes. Podrían éstos tener comprometidas sus características mecánicas o estéticas.

8. Se puede separar el acondicionamiento de la dentina y el del esmalte, que éste quedaría para la inserción final.

9. Esto significa la identificación de la dentina expuesta. Esto se logra con un brevísimo grabado (2 a 3 segs) de todas las supoerficies y secado a fondo: se reconoce la dentina por su aspecto brillante, mientras el esmalte está “congelado”. Atención: después hay que “refrescar” las superfices dentinarias afectadas, ligera asperización con diamante.

10. La profundidad de la preparación es significativa, pues la SDI no está indicada en exposiciones muy superficiales donde se reduciría el espesor de resina cementante. En las profundas quedaría espacio suficiente. Recuérdese que el espesor de AD polimerizado puede variar de una superficie convexa lisa (60 a 80 mm) a una superficie cóncava (200 a 300 mm), como la de un chanfle marginal. Conviene que sea bien marcado para dejar volumen suficiente a la restauración.

11. La técnica adhesiva se centra en el uso de la llamada de “grabado total” o “graba y lava”, que puede ser o en 3 pasos (primer y resina separados) o en 2 pasos (resina autograbadora). Dice el A que, por el momento, se confirma que el grabado tradicional en 3 pasos es más favorable y más confiable a largo plazo.

11. a. El grabado de la dentina recién cortada debe ser inmediato (H3PO4, 5-15 segs).

11. b. Lavado abundante y eliminación del exceso de agua, no excesivamente, no con aire, mejor con succión, sin tocar. Se evita así el colapso, la filtración y el water-trreeing.

11.c. Aplicación del primer (imprimador, preparador, etc), con preferencia por los 3 pasos. Se evita el uso del pincel que puede extenderse a áreas de dentina no incluidas.

11. d. Succión para eliminar el exceso de solvente.

11. e. Aplicación de la resina sin relleno, que se puede hacer con una sonda periodontal, para no sobrepasar límites [o el aplicador de Dycal].

11. f. Polimerización, 20 segs.

11. g.  Aplicación de una capa de gel de glicerina.

11. h. Fotocurado adicional (10 segs) para polimerizar la capa de inhibición por oxígeno y para que no actúe el AD sobre el material de impresión (en especial, poliéter).

12. La restauración provisoria requiere la cuidadosa protección del SDI con vaselina sólida para que no se adhiera y no conviene usar cementos de resina para el cementado provisorio. Los provisorios no debieran estar en posición más de 2 semanas, por las filtraciones.

13. La restauración final debe proceder así:

a. Asperización leve de la superficie del SDI con diamante en baja o con arenado leve.

b. Acondicionamiento de toda la superficie con H3PO4, 30 segs, lavado. Secado y aplicación de la resina adhesiva, sin relleno, nunca composite fluido.

c. Esta vez no se polimeriza antes de insertar la restauración, sino que se limpia discretamente con pincel y se termina como de costumbre.

Nueva condensación de condensables…   El incremento en el uso de los composites en los dientes posteriores requiere técnicas cuidadosas para el hermetismo cervical en la Clase II y la restauración del punto de contacto, para lo cual Francci C et al (J Esthet Restor Dent 2002;14(3):149) apelan a las resinas condensables o empaquetables. Usan banda metálica como matriz y cuñas de Madera. Aplican el primer incremento sobre la pared gingival de la caja proximal, con inserción del condensador junto a la pared axial, lo cual lleva el material contra la matriz Dan forma y polimerizan. Quitan la banda  al estar la cavidad II convertida en cavidad I y complementan con pequeños incrementos.

VOLVER (a Índice)

 

 

                                   noviembre 2005

Gastando plata…   ...amalgamada o composite, dicen Suzuki S et al (J Esthet Restor Dent 2004;16(6):355), se va casi lo mismo, pues su resistencia al desgaste y la abrasión es similar (SureFil y Alert condensable) y habiendo comparado  (SureFil, Dentsply/Caulk, Milford, DE, USA; Alert, Pentron Clinical Technologies, Wallingford, CT, USA; y Solitaire, Heraeus Kulzer, Wehrheim, Germany), composites híbridos (TPH Spectrum, Dentsply/Caulk; y Pyramid Enamel, Bisco Inc., Schaumburg, IL, USA), y dos amalgamas (Tytin, Kerr Manufacturing Co., Romulus, MI, USA; y Dispersalloy, Dentsply/ Caulk) en Class I. Esto concordaría con la práctica británica, donde  F. J. T. Burke et al (Br Dent J 2005; 198: 293) verificaron en una encuesta que 100 restauraciones de Solitaire 2 estaban en un 96% cumpliendo satisfactoriamente con su propósito.

 

Sistemas adhesivos autograbadores…   La estabilidad hidrolítica de los metacrilatos convencionales fue comparada por Salz, U et al (Journal of Adhesive Dentistry 2005 v 7, # 2: 107) con un nuevo monómero ácido acrílico eterfosfónico y un nuevo monómero de enlaces cruzados de bis(acrilamida), para confirmar su potencial como componentes de un imprimador de esmalte y dentina autograbador. Integran la fórmula del nuevo (AdheSE, Ivoclar Vivadent), al que compararon con los adhesivos totales Prime & Bond NT (Dentsply) y Excite (Ivoclar Vivadent) y los sistemas autograbadores One-Up Bond F (Tokuyama), Touch & Bond (Parkell), i-Bond (Heraeus Kulzer), Prompt-L-Pop (3M ESPE) y Clearfil SE Bond (Kuraray). A diferencia de los monómeros metacrílicos convencionales, la nueva formulación es estable en condiciones acuosas ácidas.

 

¿Qué pasaría si...   ...aplicamos varias capas de las resinas adhesivas todo en uno?, se preguntaron los ubicuos Tay y Pashley (Journal of Adhesive Dentistry  2005 Vol 7(2): 133). Eligieron - iBond (Heraeus Kulzer) y Xeno III (Caulk Dentsply) Los resultados indicaron que la resistencia adhesiva aumentaba con el número de capas aplicadas, hasta 3, con fotocurado de cada una. Al mismo tiempo, disminuyó la nanofiltración.

 

¿Y qué pasaría si…   prolongamos los tiempos de aplicación de los sistemas adhesivos de dos pasos?, se preguntaron de Carvalho Cardoso et al (Journal of Adhesive Dentistry  2005 vol 7 (2): 143) y probaron con etanol/agua (Single Bond: SB) y un sistema acetónico (One Step: OS) durante 40, 90 y 150 segs, para concluir que aumenta la resistencia adhesiva, pero que es preciso tomar en cuenta el solvente, pues la diferencia estadística fue significativa sólo para OS en los 150 segs.

VOLVER (a Índice)

 

                            octubre 2005

 

Cemento autoadhesivo…        Sahar E. Abo-Hamar (Clinical Oral Investigations)  Online: abr 27 2005 considera que RelyX Unicem puede ser considerado una alternativa válida al Ketac Cem para restauraciones de cerámica de alto impacto o con base de metal y que se lo puede usar para cementar cerámica convencional donde quede poco o nada de esmalte. Hizo su comparación con Syntac/Variolink II como estándar para la cerámica convencional, ED-Primer II/Panavia F2.0, Prime&Bond NT/Dyract Cem Plus y Ketac Cem (KetC), con respecto de las otras dos restauraciones. La resistencia adhesiva del nuevo cemento fue inferior a los 3 primeros, pero superior a la del KetacCem.

Clorhexidina y degradación...    Nuestros frecuentes Pashley DH y Tay FR (J Dent Res 2005 ag;84(8):741) afirman que el supuesto de que las actividades endógenas colagenolítica y gelatinolítica derivadas del grabado dentinario producen la degradación de las capas híbridas debe ser convalidada in vivo. Investigaron la hipótesis de que no exista diferencia entre la degradación de la dentina ante un adhesivo de grabado y lavado y la resultante del uso de clorhexidina – inhibidora de las metaloproteinasas de la matriz, o  MMP – después de haber usado grabado ácido. Se valieron de pares contralaterales de restauraciones adheridas de Clase I en molares primarios recuperados a los 6 meses. Las capas híbridas de los dientes tratados con clorhexidina mostraban una integridad structural normal de la red colágena. Por el contrario, vieron capas  híbridas anormales en los dientes de control, con desintegración progresiva de la red fibrilar, en una medida que superaba la posibilidad de descubrimiento por la tinción del colágeno. En conclusión, se produce una rápida destrucción de las matrices colágenas en la dentina infiltrada con resina y es preciso detenerla con el uso de clorhexidina como inhibidor de MMP. En la misma línea de investigación, estos AA (J Dent Res. 2005 ag;84(8):730), desde Hong-Kong, informan que el uso de oxalatos como desensibilizantes (p. ej., oxalato de potasio o de calcio) a la dentina grabada antes de la aplicación del adhesivo puede generar una oclusión tubular subsuperficial con cristales de oxalato de calcio y quisieron investigar – dado que la solubilidad del oxalato aumenta en medio ácido – si podría resultar adversa la interacción de los adhesivos de grabado total (según su pH) con la dentina tratada con el desensibilizante de oxalato (BisBlock y Super Seal). Como, junto con otros AA, ya lo habían hecho 2 años antes (J Dent Res. 2003 Sep;82(9):703).
Tras su uso, aplicaron 4 adhesivos de grabado total (1.
One-Step, 2, Single Bond, 3. OptiBond Solo Plus y 4. Prime&Bond NT) a dentina grabada con ácido. Con 3 y 4 la resistencia adhesiva resultó menor que con 1 y 2. Los glóbulos esféricos superficiales que se forman interferirían en la hibridación de la dentina desmineralizada, con 3 y 4, y sería la causa, como anticiparon en 2003. Entonces habían afirmado que si se grababa la dentina con ácido antes de aplicar los desensibilizantes, los cristales quedaban limitados a la subsuperficie de los túbulos, donde no interferían con la adhesión. En síntesis, cuando se usen los oxalatos, deberá ser después del grabado ácido, no antes.

Estabilidad de adhesivos...    Los estudios de estabilidad han mostrado que los monómeros convencionales de  metacrilato experimentan una rápida hidrólisis bajo condiciones de acidez en agua. Pero la nueva formulación fuertemente ácida del ácido acrílico fosfónico y la bis(acrilamida) de cadenas cruzadas son estables en esas condiciones. Más aún, el imprimador de esmalte y dentina de autograbado basado en estos nuevos monómeros mostró altos valores de resistencia adhesiva. La conservación de los adhesivos dentales puede ser porolongada con el uso de análogos polimerizables de cadena de éter o de amida en vez de los convencionales, menos estables derivados estéricos. Con estos comonómeros más hidrolíticamente estables se puede mejorar el funcionamiento de los adhesives. Esto afirmó Salz, U et al (Journal of Adhesive Dentistry 2005 v 7, # 2: 107) después de evaluar mediante diversos recursos de laboratorio la estabilidad hidrolítica de los convencionales MDP, 4-META, TEGDMA y GDMA con las nuevas formulas del AdheSE (Ivoclar Vivadent) y los adhesives de grabado total Prime & Bond NT (Dentsply) y Excite (Ivoclar Vivadent) y el sistema One-Up Bond F (Tokuyama), Touch & Bond (Parkell), i-Bond (Heraeus Kulzer), Prompt-L-Pop (3M ESPE), y Clearfil SE Bond (Kuraray).

VOLVER (a Índice)

 

                            septiembre 2005       

EDTA, adhesión y degradación...   La existencia de fibrillas colágenas desprotegidas en la capa híbrida compromete la longevidad de las restauraciones, lo cual podría evitarse, dicen Osorio R, Erhardt MC, Pimenta LA, Osorio E y Toledano M (J Dent Res. 2005 ag;84(8):736), granadinos que sostienen que ello podría ser ev itado si se utilizaran otras soluciones en vez de ácidos fuertes. Por ello probaron la desmineralización con EDTA para ver si aumentaba la durabilidad. Intentaron:  (1) después de grabado con fosfórico y desmineralización con EDTA (2) adhesivo de grabado total y (3) un adhesivo autograbador. No hallaron diferencias en resistencia adhesiva entre los 3 procedimientos, pero sí un 43-61%  más en molares humanos que en bovinos. Después de una inmersión en NaOCl, solo los especímenes sometidos al EDTA mantuvieron la resistencia inicial, Concluyen que la red colágena se conserva mejor después de la desmineralizació con EDTA.

 

¿Extensión por prevención?...   La extensión por prevención ha sido una parte integral de la odontología por más de 100 años, aunque no se viera bien la eliminación de tejido dentario sano. Hoy ese concepto estandarizado de la forma cavitaria no se enseña más. Donde una caries de fisura que requiera extenderse a dentina puede ser restaurada con una preparación mínima de amalgama o composite y al resto de las fisuras susceptibles se les aplica sellador, en un concepto renovado de la extensión por prevención. Está apoyado por la investigación clínica y ahorra los tejidos que antes se perdían. En cuanto a la extensión vestibular o lingual de la caja proximal, Clase II,  en ciertas áreas se puede dejar esmalte sano marginal frente a los dientes adyacentes en amalgamas. En composites, biseles en esos bordes cavitarios serán suficientes para separar los márgenes de los vecinos y permitir la terminación y pulido en esos ángulos. Ésta es la idea prevaleciente desde la década del 50, incluido el estrechamiento del ancho cavitario oclusal. Desde hace por lo menos 30 años, éste es el concepto que se enseña (Osborne JW y Summitt JB. Am J Dent. 1998 ag;11(4):189).

 

 

Acondicionadores metálicos en dentina... Las prótesis fijas fallan a veces por caries en torno de los márgenes. Yoshida T et al (Oper Dent  2005 jun;30(3):359) consideraron cuál es la influencia del acondicionador metálico aplicado a la superficie dentinaria antes de los procedimientos adhesivos y con sistemas imprimadores de autograbado en dos pasos, no experimentales. Lo aplicaron a superficies dentinarias, in vitro, y después siguieron la adhesión con 4 diferentes tipos de imprimadores de autograbado. La aplicación mostró una tendencia a generar resistencias adhesivas inferiores, que variaba con la combinación elegida de materiales.

Mojadita con NaOCl...   Si a la dentina grabada, lavada y secada con aire se le aplica NaOCl, 10%, la reducción de la adhesividad que se produce por el secado experimenta un aumento; pero la máxima resistencia adhesiva se alcanza con la adhesión en húmedo. Los espesores de dentina desmineralizada disminuyeron con la prolongación del tiempo de aplicación del NaOCl (Sato H, Miyazaki M, Moore BK. Oper Dent 2005 jun;30(3):353).

 

Microfiltración empaquetada...   Entre los factores que pueden afectar la microfiltración de un composite hay 3 más señalados: el sistema adhesivo, el uso de resina fluida y la técnica de preparación cavitaria. En Turquía,  Pamir T y Turkun M. (Oper Dent 2005 jun;30(3):338) prepararon cavidades cervicales, por método convencional en distal y con aire abrasivo en mesial, y usaron distintos adhesivos, sin hallar diferencias estadísticas entre ellos, ni por la técnica de preparación. La resina fluida con Prompt L-Pop redujo la filtración.

Remoción de restauraciones...   A 45 dientes les quitaron la mitad distal de restauraciones de amalgama (Ag) y de composite (Co) y las reemplazaron con IRM, Coltosol o CLIP. La significación clínica más inmediata podría ser que la conservación de parte de restauraciones permanentes removidas no parece causar problema alguno para el logro del sellado marginal.Tulunoglu O, Uctasli MB y Ozdemir S. (Oper Dent. 2005 jun;30(3):331) nos informan, desde Turquía, que el material provisorio que proveyó el mejor sellado fue el CLIP, especialmente enlas interfaces resinosas. También fue así en la interfaz con tejido dentario. El uso de este material temporario con base de resina colocado sobre las restauraciones de composite removidas parcialmente podría ser beneficioso para lograr una mayor resistencia a la filtración marginal. Pese a ser CLIP una restauración temporaria, los valores de filtración en su interfaz dentaria fueron inferiores a los de amalgama con diente.

 

Amalgamas adheridas…  Muniz M et al (Oper Dent 2005 abr;30(2):228) sambaron 72 + 96 molares para investigar la resistencia adhesiva (RA) en molares cuya superficie oclusal fue aplanada y la microfiltración (MF) en cavidades de Clase V en el LAD. Usaron Scotchbond Multi-Purpose Plus, Optibond dual y foto, auto y foto + autocurados, para terminar con la amalgama. Los mejores valores de RA los obtuvieron con la combinación de Optibond y curado mixto. Los mejores de MF solo fueron influidos por el modo de curado, con la más baje mediante fotopolimerización y con la mixta.

Reacciones cutáneas y gíngivo-mucosas...Fardal O, Johannessen AC y Morken T. (J Clin Periodontol 2005 abr;32(4):430) presentan uno de los pocos casos publicados en que el mercurio liberado de las amalgamas produjo reacciones de hipersensibilidad en varias áreas simultáneas: encía, mucosa vestibular, lengua y piel del dorso de las manos.
 

 Amalgama y función neurológica...    Kingman A et al, de los Institutos Nacionales de Salud de USA, señalan (Neurotoxicology. 2005 mar;26(2):241-55) la preocupación existente por la seguridad de las restauraciones de amalgama de mercurio y plata, en ausencia de cualquier evidencia directa del daño. La amplia difusión poblacional de estas restauraciones fue un imperativo para investigar los efectos potenciales sobre el sistema nervioso. Habiendo examinado 1663 participantes dentados con diabetes mellitus, y diversos signos neurológicos , no hallaron asociaciones significativas entre exposición a la amalgama y signos clínicos neurológicos o neuropatía periférica clínica evidente. En resumen, los AA dicen: “Nuestras observaciones no convalidan la hipótesis de que la exposición a la amalgama produce efectos neurológicos adversos clínicamente evidentes.”  

VOLVER (a Índice)

                                              agosto 2005

Coronas o plata…   Según Justine L. Kolker et al (JADA 2005; 136:738), los dientes coronados (A) tienen menos probabilidades de recibir un tratamiento posterior, simple o catastrófico (extracción, endodoncia) que los poseedores (B) de grandes amalgamas (1:2,1), habida cuenta debida de otros factores. Fueron 518 dientes seguidos 10 años, 49% B y 51% A. De los B, 64$ recibió tratamiento, y 32% de los A. De los A, 22% recibieron tratamiento mayor; de los B, 12%. Estimaron que podría deberse a la diferencia de longevidad de las dos restauraciones, como también a lo apropiado del plan de tratamiento.

   

Polímero o carburo, anestesia o no…   Kenneth L. Allen, et al (JADA 2005; 136:643) presentan un nuevo instrumento rotario de polímero que elimina selectivamente la dentina cariada. Determinadas cavidades podrían ser tratadas con él sin necesidad de anestesia local (AL). Probado en Clase I en 20 personas, sin AL, en comparación con la fresa de carburo, con AL, en una sesión, se formularon preguntas pertinentes durante el procedimiento y hasta 48 h después de realizado. Las conclusiones fueron que un número significativo de pacientes prefirieron el nuevo instrumento sin anestesia, pese a que pudieron experimentar alguna sensibilidad y presión mayores con él. Clínicamentge, se puede decir que la nueva fresa de polímero es apropiada para cortar la dentina infectada en las cavidades de Clase I, sin necesidad de anestesia.

VOLVER (a Índice)

                                          julio 2005

¿Qué le hace una mancha al margen?…   El incansable y constante Ivar A. Mjor y otros publicaron en el Am J Dent (Feb 2005;18(1):45) el resultado de su evaluación de un composite universal (Beautifil) usado en 61 restauraciones posteriores Cl I y 35 Cl II en combinación con un imprimador con autograbado (Fluorobond). A los 4 años, no hallaron diferencias significativas con respecto del inicio, salvo tinción del margen.

Agitarse o no…   La forma de aplicación no mostró diferencias en la resistencia por el adhesivo en esmalte y dentina y entre éstos. Tampoco influyó sobre la adaptación marginal. Una escala de adhesivos podría definirse en escala descendente: AC Bond experimental, AqBond, Fluorobond y One-Up Bond. Finger WJ y Tani C. (Am J Dent. 2005 feb;18(1):41) hicieron las aplicaciones (1) sin perturbarlas; (2) con agitación del pincel; (3) con agitación electrónica (Cavitron, punto más bajo); (4) agitación electrónica (5 segs).
 

 

Bajo la lámpara…   Uctasli S, et al (Dent Mater. 2005 may;21(5):469) demostraron, dentro de los límites del estudio, que una semimatriz IPN de composite reforzado con fibras (CRF) no difiere en el grado de conversión del monómero del CRF en resina de de dimetacrilato por usar ya lámpara de tungsteno ya una LED. En cambio, fue menor el grado de conversión cuando se usó la lámpara de arco de plasma. Usaron fibras unidireccionales continuas impregnadas con un de las dos resinas,

VOLVER (a Índice)

                                             junio 2005   

 

No canta el galloy…   En el British Dental Journal (2005); 198, 355, S. M. Dunne, R. Abraham  y C. L. Pankhurst compararon el comportamiento clínico de una aleación a base de galio (Galloy) con una amalgama de elevado cobre, Dispersalloy, y concluyeron que era tan notoriamente inferior que no se la puede recomendar para uso clínico en cavidades grandes ni moderadas de más de una superficie.

 Los niños prefieren…   Las preferencias de 403 niños por dos distintos tipos de tratamiento (atraumático, con instrumental de mano, y con torno a 750 rpm), y restauración con ionómero vítreo, fueron determinadas psicológicamente y con control de ritmo cardíaco. Fueron observados al ingresar al consultorio, al comenzar la excavación, al alcanzar la profundidad mayor, al aplicar matrices y cuñas y al terminar. Manifestaron menos malestar los niños del grupo atendido con la técnica atraumática (Schriks MCM, van Amerongen WE. Community Dent Oral Epidemiol 2003; 31:15-20. Evidence-Based Dentistry (2005) 6, # 1, 9)

 

 Nano, ormo, mini…   La resistencia de los composites  de nanorrelleno (Filtek Supreme [FS],) y ormócero (Admira [AM]) fue comparada con el composite de minirrelleno Z250 [ZT], un compómero (F2000 [FT]) y un ionómero vítreo de alta viscosidad (Ketac Molar Quick [KM]). Con la excepción de AM, los solventes de la dieta no afectaron la resistencia de ninguno de los materiales. Y de ése, se podían mejor mucho los valores si se lo condicionaba en heptano. La resistencia del nanorrelleno y la del ormócero fue inferior a la del minirrelleno, pero superior a la del compómero y el IV (Yap AU, et  al Oper Dent. 2005 feb;30(1):129).

 

 Es una afectada esa dentina…   La fuerza de adhesión  lograda con adhesivos de fotocurado y de curado dual (de Kerr ambos) y con las técnicas de grabado total y autograbado (Clearfil AP-X, Kuraray) en dentina sana fue claramente superior a la lograda en dentina afectada. La infiltración de resina en los túbulos de esta última estaba obstaculizado por los depósitos minerales. El adhesivo dual redujo significativamente la resistencia a dentina sana y afectada. La técnica de grabado total no dio beneficios en la dentina afectada con respecto del autograbado. Las capas híbridas en la dentina afectada eran más gruesas que en dentina sana con curado lumínico y dual (Say EC, et al Oper Dent. 2005 feb;30(1):90).

 El color de los microbios…   En 15 molares con caries dentinaria oclusal, Iwami Y, et al. (Oper Dent. 2005 feb;30(1):83) removieron 300 micrones sucesivos de dentina pigmentada con detector de caries. Antes y después de cada excavación registraron el color de la dentina comparado con “stickers” mediante una cámara digital y determinaron la infección bacteriana con una reacción en cadena de polimerasa. Con el sistema CIE 1976 obtuvieron los valores L*, a* y b* de los cambios de color de los “stickers” y con la PCR el ADN bacteriano. El valor L* fue un más útil parámetro para descubrir la infección microbiana con el detector de caries que los valores de a* y b*. Con valores L* de 60, la dentina no estaba infectada. Quedó clara la relación entre color e infección.

Restauraciones con líquenes…   Y. Issa, A. J. et al (British Dental Journal (2005); 198, 361) investigaron si el reemplazo de algunas restauraciones, que pudieran haber provocado lesiones liquenoideas bucales (LLB) en estrecho contacto con ellas, permitía la curación de esas LLB y hallaron que sí, o por lo menos clara mejoría. Además, una prueba previa de alergia ofrecía escaso beneficio, pues fue positiva sólo en la mitad de los afectados, en su mayoría al mercurio. En 51 pacientes encontraron LLB en la región molar y retromolar de la mucosa vestibular y en la lengua.

VOLVER (a Índice)

 

                                 mayo 2005 

¿Ser elástico?...   Los partidarios del concepto  de “adhesión elástica” sugieren el empleo de una capa intermedia de resina flexible para absorber parte del estrés de contracción por polimerización y para absorber los impactos en la función. De Munck J, et al (Eur J Oral Sci. 2005 feb;113(1):77) evaluaron el efecto de usar una resina de baja viscosidad sobre la resistencia a la fatiga (RF) de un compuesto híbrido adherido a dentina. Concluyeron que la capa intermedia no afectada la fuerza adhesiva, pero reducía significativamente la RF, lo que podría explicarse por las cualidades mecánicas inferiores de la capa intermedia.

 

¿Ser elástico?(2)...   Un forro de resina flúida bajo el composite (condensable Filtek con Filtek Flow e híbrido Tetric Ceram con Tetric Flow) en cavidades de Clase II con márgenes debajo del límite cementoadamantino puede reducir la microfiltración y vacíos marginales y los poros internos de la restauración. El material condensable dio mejores resultados (Olmez A, Oztas N, Bodur H. Oper Dent. 2004 dic;29(6):713).

A mí me sorprendió...    Lynch CD, et al (Eur J Prosthodont Restor Dent. 2004 dic;12(4):171) revisaron los archivos del  Department of Restorative Dentistry, University Dental School & Hospital, Cork, Irlanda durante el período 1993-96, para evaluar la relación entre el tipo de restauración coronaria y el tratamiento endodóncico. Anotaron los factores demográficos y dentarios, tales como edad, género, tipo de diente, tipo de restauración coronaria y situación de “diente ausente” o “diente presente”, por lo menos 1 año después del procedimiento (entre 12 y 60 meses). De 176 dientes, la supervivencia fue mayor con restauraciones coladas (91%), amalgamas (86%) y composites (83%), que con restauraciones temporarias (34%)

 

Triunfo híbrido...   Geitel B, et al (J Adhes Dent. 2004 otoño;6(3):247 ) compararon clínicamente un composite híbrido (C-Fill MH) con dos diferentes composites microrrellenados (Helio Progress y and Visio-Dispers) en 134 cavidades en dientes anteriores, con la técnica de boca dividida. A los 12 y 24 meses, el híbrido se manifestó significativamente superior alos otros dos en integridad marginal, color y oscurecimiento de bordes.

 

 

Infiltrados...   Poskus LT, Placido E y Cardoso PE. (J Adhes Dent. 2004 otoño;6(3):227), con ritmo brasileiro, evaluaron la microfiltración generada en 200 cavidades de Clase II en premolares, usando dos sistemas adhesivos (Bond 1-B1 and Etch & Prime 3.0-EP) y una inserción masiva o incremental de los 5 diferentes composites empleados (A.L.E.R.T.-AL, Solitaire-SO, SureFil-SU, Filtek A110-A, y Z100-Z). No observaron diferencias por los adhesivos y hallaron más filtración con la técnica de inserción total. SO, SU y A filtraron más que Z y AL.

 

Japonés...   Habiendo restaurado cavidades tipo caja con (1) Reactmer Bond y Reactmer Paste (RB/RP), (2) Clearfil SE Bond y Clearfil AP-X (SE/APX), (3) ABF (experimental) y APX (ABF/APX), (4) Single Bond and APX (SB/APX), Tsuchiya S, et al (J Adhes Dent. 2004 otoño; 6(3): 183) observaron que la restauración liberadora de flúor (RB/RP) presentaba una gruesa zona acidorresistente adyacente a la restauración; pero la resina adhesiva (RB) se había degradado parcialmente por el desafío ácido-álcali, que fue mejor resistido por SE/APX, ABF/APX y SB/APX. En los sistemas autoadhesivos SE y ABF, observaron debajo de la capa híbrida una fina banda de dentina ácido-base resistente inferior a 1 micrón de espesor. Con el sistema adhesivo húmedo (SB), la capa híbrida estaba parcialmente degrada por el ataque ácido-álcali. Es decir, la prevención de caries secundaria puede verse influida por las propiedades f´pisicas de los materiales de adhesión y de restauración, la calidad de la capa híbrida y la liberación de flúor.

 

 

Acondicionamiento…   A 24 molares extraídos, con capa de barro y sin ella, se los preparó y se les adhirió composite mediante FujiBondLC, con ácido polialquenoico y sin él como acondicionador previo y después se midió la fuerza adhesiva. En dentina, el uso del acondicionador y el barro no hiciera diferencia adhesiva. En esmalte, la capa residual no afectó la adhesión, pero se vio mejorada con el acondicionador hasta casi los valores en dentina. En resumen, dicen Inoue S, et al (Oper Dent. 2004 dic;29(6):685), se puede lograr adhesión del ionómero vítreo a la dentina sin usar el ácido polialquenoico y aun con capa de barro dentinario. Pero el esmalte, onstrumentado o no, requiere acondicionamiento para lograr la mayor retención micromecánica.

VOLVER (a Índice)

                   abril 2005

Una buena mezcla...   No es raro que se generen microfiltración marginal y poros internos en las restauraciones de composite de Clase II, con borde por debajo del límite amelocementario. Olmez A, Oztas N y Bodur H. (Oper Dent. 2004 dic;29(6):713) investigaron si el tapizado del hombro gingival con 2 composites fluidos (Filtek Flow lining yTetric Flow lining) podia ser beneficioso y comprobaron que sí. Para la restauración usaron con más éxito la combinación con Filtek condensable (empaquetable) que con la resina híbrida Tetric.
 

Con condiciones...   Inoue S, et al (Oper Dent. 2004 dic;29(6):685) adhirieron resina compuesta a esmalte y dentina con capa de barro dentinario y sin ella. Lo hicieron mediante FujiBond LC, acondicionando o no con ácido polialquenoico y midieron la fuerza microtensil de adhesion (TBS). En dentina no observaron diferencias por ninguno de las 2 variables. Tampoco en esmalte en cuanto a la capa de barro, pero el acondicionador mejoró significativamente la TBS. En lo práctico, podríamos decir que la adhesion a dentina se puede lograr sin acondicionar y aun con capa de barro intermedia. En esmalte, conviene usar acondicionador para tener suficiente adhesión micromecánica.

Espaquetehablen…   a la luz visible (60 segs) de sus resultados variada distancia de irradiación, Knobloch LA, et al (Oper Dent. 2004 dic;29(6):642), aplicándola a 3 composites empaquetables (SureFil, Alert y Solitaire), uno de microrrelleno (Heliomolar), un microhíbrido (Herculite) y un composite de laboratorio (Belleglass). Concluyeron que éste daba los valores mayores de dureza y de grado de conversión; Alert dio una dureza significativa mayor que SureFil y Solitaire a 0 mm de profundidad; Surefil la dio mayor que Alert a 4 mm. El grado de conversion de SureFil a 4 mm fue superior al de cualquiera de los otros composites directos.

Contra hipersensibles…   Pamir T, et al J, en  Clin Pharm Ther. (2005 feb;30(1):73) afirman que los geles adhesivos de nitrato de potasio al 5% o de fluoruro de sodio al 2% y el agente adhesivo en un paso Prompt-L-Pop fueron eficaces en la reducción de la hipersensibilidad dentinaria moderada.


VOLVER (a Índice)

 

                febrero 2005

Para sacarle lustre...   Cinco resinas compuestas (2 nuevas, FZ-Dentin (FZD) y FZ-Enamel (FZE), una microhíbrida Esthet-X (EX) y 2 microrrellenadas, Heliomolar (HM) y Renamel Microfill (RM), terminadas con fresas de 16 hojas ad hoc, fueron pulidas con 1. Astropol (A), 2. Sof-lex disc (S), 3. Po-Go (P), 4. Enhance (E). La aspereza superficial, clasificada por elemento pulidor fue P < S < E < A y por composite fue RM > FZD > FZE > HM > EX. El nivel de brillo logrado por elemento pulidor fue P > E > A > S y por composite fue RM > FZD > FZE > HM > EX. Hubo diferencias de color entre composites y pulidores oscilante de 0,2 a 1,1 (Paravina RD, et al Am J Dent. 2004 ag;17(4):262).
 

Interesantes por insignificantes...    Santini A, et al Am J Dent. 2004 ag;17(4):257 sacaron conclusiones bastante interesantes por insignificantes al comparar la microfiltración producida en torno de resinas compuestas aplicadas en cavidades (linguales y vestibulares) en forma de caja de Clase V, con bisel y sin él (izquierda y derecha), adheridas con sistemas autograbadores o no (Prompt-L Pop, Adper Prompt, Clearfil SE, Prime& Bond NT con NRC, Xeno111, One-Up Bond, AdheSe, o Prime & Bond NT con técnica  de grabado total etch (36% H2PO4). Todos los márgenes gingivales filtraron. Ninguna de las variables dio diferencias significantes con las otras

 

En el túnel...   Tras eliminar la caries dentinaria y el esmalte desmineralizado, Kinomoto Y, Inoue Y y Ebisu S. (Am J Dent. 2004 ag;17(4):253) realizaron un túnel que dejaba el margen intacto y se abría en oclusal bastante para facilitar la restauración, realizada con Scotchbond Multipurpose Plus y Z250. Los mismos materiales fueron usados en cavidades conservadoras de Clase II comparables. No se observaron diferencias clínicas significativas, con buenos resultados generales.

 

Agua para deshidratados...   Si se deshidrata el ionómero vítreo con aire, 1 minuto, se producen algunas grietas. Si sobre ellas se coloca agua para rehidratar, se cierran. Esto mostraron Sidhu SK, et al (Eur J Oral Sci. 2004 oct;112(5):465) usando IV modificado (Fuji II LC y Photac-Fil) y con convencional (Fuji IX). Pero pasados los 10 minutos ya no se percibía cierre alguno. El potencial de cierre de los IV reforzados fue superior al del convencional.

 

¡Bravo!...   Puestos a comparar, de Moura FR, et al (J Adhes Dent. 2004 verano; 6(2): 157) observaron que al año de estar en servicio 72 restauraciones posteriores (Cl I) con dos composites modificados con poliácido (Dyract AP y F2000) todas eran clínicamente satisfactorias (Alpha o Bravo). Excepto que la aspereza superficial del F2000 era mayor.
 

Una luz en el margen...   Para que la reconstrucción de un muñón sea un sustento sólido de la restauración final, sus márgenes debieran estar exentos de brechas. Wegner SM, Wolfart S, Kern M. (J Adhes Dent. 2004 verano; 6(2): 151) verificaron si ocurría así con un adhesivo dentinario de autocurado (Clearfil New Bond, Kuraray) y con otro de fotopolimerización (Optibond FL, Kerr). En condiciones clínicas y tras tomar réplicas para escaneo microscópico, concluyeron con márgenes casi libres de tales espacios debilitantes. Sólo 3 de las muestras tenían fallas de 10 micrones de distancia y menos de 100 de largo.
 

El favorito de la Reina...   García-Godoy, F. y cols, de la Escuela de MD de Boston (J Adhes Dent. 2004 verano;6(2):135) concluyeron que la microfiltración no se vio alterada por el tipo de adhesivo ni por la técnica de aplicación; aunque, sin significación estadística, la filtración menor se obtuvo con P&B NT (2 capas y 1 cura). Probaron 2 sistemas adhesivos y tres técnicas en 2 grupos (grupo I: Prime& Bond NT, Dentsply/Caulk; grupo II: Single Bond, 3M Espe) y 3 subgrupos: (A) 2 capas y 1 cura: IA-IIA; (B) 2 capas y 2 curas de cada sistema: IB-IIB; y (C) 1 capa de cada adhesivo con resina fluida (0.5-mm) curadas todas juntas: IC-IIC, por 20 s. Las cavidades fueron MO/DO Class margen ubicado 1 mm sobre el LCE. Aplicaron incrementos de 2 mm de un microhíbrido (Esthet-X, Dentsply/Caulk). (¿Qué favorito, de qué Reina?)

 

 

¿Mejor y más económico?...   La FDA (USA) ha recientemente liberado el Er:YAG láser para eliminar toda clase de caries, preparación cavitaria, y modificación de esmalte y dentina para el grabado ácido. En este estudio de Pelagalli J, et al, en la imparcial revista J Clin Laser Med Surg. 1997;15(3):109, no se observaron complicaciones en los 106 dientes tratados sin anestesia, con resultados iguales o mejor que con la turbina, en los varios parámetros considerados.

 

Tiempo al tiempo...   Mjor I., maestro de maestros, y sus colegas (Gen Dent. 2004 Jan-feb;52(1):28) llegaron a conclusiones muy interesantes, a saber:

Existe una correlación directa entre el tiempo de grabado y la zona desmineralizada.

El espesor de la capa híbrida se correlaciona directamente con el de grabado.

La prolongación del tiempo de grabado desmineraliza la superficie dentinaria a una profundidad mayor de lo que pueden penetrar los monómeros de la resina compuesta, con lo que se obtiene una capa híbrida gruesa y mal infiltrada.

Reducir el tiempo de grabado reduce la profundidad de la zona desmineralizada y puede ser eficaz en el logro de una penetración completa y en el sellado de la superficie de la dentina.

 

Mejor de a poquito...   Los composites pueden ser aplicados por incrementos o de una sola vez. En pacientes, 12 cavidades de Clase II, con márgenes en esmalte, fueron restauradas por Lopes GC, et al (Quintessence Int. 2004 feb;35(2):156) con Single Bond + Filtek P60 en la técnica unitaria condensable y con Single Bond + Filtek Z250 en la técnica incremental oblicua. Concluyeron que la técnica incremental en composites posteriores puede proveer un sellado mejor que la nueva técnica unitaria condensada.

VOLVER (a Índice)

 

                  diciembre 2004

Cemento cemento…   Volvemos a los buenos tiempos en que los cementos eran cementos y chau. Nada de acondicionadores, primers, bondis, ni tranvías o buzones previos y posteriores. Esto es lo que promete el RelyX Unicem de 3M ESPE, un cemento de resina para pegar y listo. Los clínicos de CRA siguieron 4820 casos en el escaso año en que el producto está en uso para los OG y sus opiniones pueden resumirse así. Ventajas. 1. Apenas 5 pacientes con sensibilidad, y que se resolvió en no más de 3 semanas. 2. Sólo 0,1% de despegamientos y eran casos de coronas cortas. 3. Expansión menor que el Panavia y mayor que un compómero. 4. Se adhiere a una diversidad de materiales, sin ningún sistema aparte. 5. Facilidad de uso, pues descarta por completo el ácido, el imprimador, el adhesivo y tutti quanti. 6. Buena eliminación de excedentes, si se hace a tiempo. 7. Curado dual, para regular el tiempo a gusto; con luz, 20 segs. 8. Usa cápsulas. Desventajas. 1. Las 50 cápsulas chicas (como para una corona) cuestan u$s 300; las grandes, u$s 475, las 20. 2. Requiere algunos aparatejos para su manipulación. 3. Es tan duro de eliminar como cualquier cemento de resina, una vez fraguado.

 

¡Infiltrados!...   El siempre presente Pashley DH et al (J Endod. 2004 sep; 30(9): 658) tomaron 40 molares permanentes, les eliminaron las cúspides, amputaron los ápices y efectuaron el tratamiento endodóncico. Después, realizaron un agujero cilíndrico en el aárea de la furcación hasta la cámara y allí cementaron un tubito de acero. Crearon cavidades platiformes en cada corona, por sobre elárea de la perforación. Restauraron la cavidad con MTA, o con One-Up Bond o con MTA y un sellado secundario de One-Up Bond o SuperEBA. Hallaron que el MTA solo filtra significativamente más que One-Up O MTA con los sellados secundarios, a las 24 h. Al mes, eran similares MTA, MTA más O-U y O-U solo.

Mejor húmeda...   Pashley DH y Tay FR insisten junto con otros AA. (J Dent Res. 2004 ag;83(8):644-) en un tema de su predilección. Consideran que permanece oscura la función de la zona de transición interfacial (capa de absorción) en los cementos de ionómero vítreo modificados con resina adheridos a la dentina profunda. Suponen que la capa de absorción sólo se forma en presencia de agua derivada de la dentina hidratada, que permite una mejor adhesión de esos cementos a la dentina. La conclusión de su investigación fue que, en efecto, media una mejor adhesión y que, además, funciona como capa aliviadora del estrés que deriva de la desecación y contracción. Para inferirlo, a especimenes de dentina profunda, hidratada o no, y condicionada con ácido poliacrílico al 10%. Les adhirieron dos IV modificados y sellaron todo con una resina. Así, identificaron una capa de absorción no particulada solamente sobre la dentina hidratada, la que era perfectamente discernible de la capa híbrida al examinar las superficies interfaciales con microscopía.

 

Los dos son buenos...   Habiendo comparado clínicamente dos composites modificados por poliácido (Dyract AP y F2000), de Moura FR, et al (J Adhes Dent. 2004 verano;6(2):157) concluyeron que todas las restauraciones efectuadas eran satisfactorias al año y que la actuación de ambos era similar, sólo que el F2000 mostró algo más de aspereza superficial que el Dyract AP.

 

No es cuestión de técnica...   Garcia-Godoy F et al (J Adhes Dent. 2004 verano;6(2):135) evaluaron la eficacia de dos sistemas adhesivos (Prime& Bond NT y Single Bond) para reducir la microfiltración, aplicados con 3 técnicas diferentes, en Cl II con el margen gingival 1 mm por sobre el límite amelocementario. Técnicas: 1. dos capas y curar; 2. dos capas y dos curas; 3. una capa del adhesivo, más una capa de 0,5 mm de resina fluida. El composite (Esthet-X) fue aplicado por incrementos de 2 mm. Al tiempo, no encontraron diferencias estadísticamente significativas; sin embargo, P&B en dos capas y una cura dio los menores valores de microfiltración. Ésta, in vitro, no se vio afectada por el adhesivo ni por la técnica.

VOLVER (a Índice)

                                  noviembre 2004

 

El ácido fosfórico al 37 o 40% grabó la superficie del esmalte más que los adhesivos todo en uno... …con lo cual nos dicen Hori M, et al (Am J Dent. 2004 jun;17(3):177) que éstos no están tan indicados como selladores de fisuras.

Tres pegadas...   Tres cementos de resina compuesta diferentes (Panavia 21, Noribond DC y  Variolink II) fueron probados con dos cerámicas, pero la naturaleza de éstas no influyó en el resultado por el cual Panavia dio la menor resistencia adhesiva, más notoria al cabo de 1|80 días de prueba in vitro. En todos los casos, las fallas fueron cohesivas de la porcelana, igual con los 3 cementos Blatz MB, et al (Am J Dent. 2004 jun;17(3):169).

 

Me gustan todas...    Dos composites (Pertac III and Synergy), un ionómero vítreo reforzado con resina (Fuji II LC Improved), y  un compómero (Dyract AP), en lesiones cervicales de Clase 5 no cariosas fueron objeto de revisiones periódicas hasta los 3 años posteriores a su inserción. Investigaron Burgess JO, et al (Am J Dent. 2004 jun;17(3):147) su decoloración marginal, forma anatómica, textura superficial, caries secundarias, retención y adaptación marginal. Fueron insertados bajo dique de goma, con bisel en el borde oclusal (excepto el Fuji) y las cavidades fueron limpiadas con pómez. Las restauraciones fueron efectuadas por incrementos (excepto el Fuji). A los 3 años, la mayoría de las restauraciones eran satisfactorias, con diferencias significativas sólo en cuanto a que Pertac y Fuji tenían la superficie menos lisa y Pertac tenía la peor adaptación marginal.

VOLVER (a Índice)

                              octubre 2004

Cuestión de volumen…   James D. Bader, Daniel A. Shugars y Jean A. Martin, en el JADA (jul, 2004), en 200 pacientes con fracturas y 252 sin ellas, indagaron los indicadores de riesgo de fracturas cuspídeas en restauraciones molares. Los indicadores constantes fueron dos, una grieta y el mayor tamaño de la restauración; como factores adicionales podrían mencionar la edad del sujeto o la pérdida de sostén dentinario. No fueron factores predictivos sustanciales el bruxismo, morder objetos duros, ni determinadas guías de oclusión o de desgaste ni la anatomía de las cúspides. El dentista deberá considerar el riesgo de fractura cuando hubiere línea de rajadura perceptible o una razón elevada en la relación restauración-volumen coronario.

 

¿Con saliva?…   ¿Es importante la contaminación salival del esmalte o la dentina, antes o después de aplicar un adhesivo autograbador? Richard D. Townsend y William J. Dunn contestan en el JADA (jul, 2002) que dicha intromisión no afectó la resistencia al corte ni la adhesiva; por tanto, las nuevas generaciones de adhesivos resultarían más tolerantes a la contaminación, sin que ellos signifique realizar una aislación menos apropiada hasta que investigaciones repetidas prueben lo contrario.

 

Pulseada…   Un ionómero vítreo reforzado con resina resistió significativamente mejor las fuerzas que pretendían separar un fragmento dentario fracturado del diente al que se lo había devuelto (Dean JA, et al. J Indiana Dent Assoc. 2004 primav;83(1):7).

VOLVER (a Índice)

 

                           septiembre 2004

In vino, manchas…  Según cómo se acaba, el color es otro, y con vino peor. Patel SB, et al (J Am Dent Assoc. 2004 may;135(5):587) mostraron que el consumo de vino acelera el cambio de color de los composites, así como también el dejar la superficie sin tocar después de retirada la tira de poliéster. Es preciso remover esa capa superficial ¿y dejar el vino?

Luminosa profundidad…   Es importante en la clínica tener presente que un tiempo de polimerización aumentado produce una profundidad de curado significativamente mayor (mayor para el Tetric Flow que para el Tetric Ceram). Siempre más de 2 mm desde 6 mm y con 20 segs y tan bien en la superficie como en la profundidad. Lindberg A, Peutzfeldt A y van Dijken J W. (Acta Odontol Scand. 2004 abr;62(2):97) llegaron a 3 mm con 40 segs. Usaron 6 lámparas diferentes halógenas y diódicas. A mayor intensidad de luz, mayor profundidad.

Filtraciones…   Kubo S, et al. (Am J Dent. 2004 Feb;17(1):33) no hallaron diferencias significativas en las pautas y valores de microfiltración en cavidades de Clase V entre los composites fluidos que probaron. Pero sí hallaron mayor deterioro en éstos que en los híbridos probados.

 

VOLVER (a Índice)

 

          agosto 2004

Odontología mínimamente invasora*...   En junio del 2004, P. Hudson publicó un artículo en el JADA donde reivindicó el diagnóstico precoz y el tratamiento de la infección que es la caries dental como remplazo de la instrumentación gruesa. Tras hacer una extensa revisión de lo publicado sobre odontología mínimamente invasora (OMI), aceptada generalmente, encaró el papel de las terceras partes en su reconocimiento; pues éstas se muestran recelosas de incorporar a los reembolsos los procedimientos de sellado, restauración preventiva mínima (RPM) y OMI. Tendrán que reconocer estos procedimientos, mal que les pese a los mercaderes de la salud, pues el nuevo paradigma terapéutico nos concede el papel reconocido gradualmente de cariólogos (en vez de “obturólogos”).

Dos estudiosas norteamericanas, de Ann Arbor, las Dras. Carol Anne Murdoch-Kinch y Mary Ellen McLean (J Am Dent Assoc. 2003 Jan;134(1):87), afirman con razón que el objetivo primordial del odontólogo debe ser conservar al máximo los dientes naturales del paciente. La pérdida de siquiera una parte de un diente humano no debiera ser considerada con ligereza. A esto responde el abordaje”mínimamente invasor”, que incorporada el descubrimiento, diagnóstico, intercepción y tratamiento de la caries dental desde su nivel microscópico; todo sobre la base de que se está encarando una enfermedad infecciosa.

El origen de este concepto debe remontarse a los artículos escritos por el Dr. Richard Simonsen -esencialmente en Quintessence en la década del 70 y siguió en la del 80-, donde introdujo la preventive resin restoration (“restauración  preventiva de resina”) para una mínima intervención en las caries oclusales, cavidades ultraconservadoras, grabadas y restauradas con composite  Todos los procedimientos restauradores deben ser llevados a cabo sólo conjuntamente con las mejores técnicas preventivas y educación del paciente. McLean y Peters distinguen la PRR (que sólo entra en el punto cariado y sella el resto de la fisura) de la restauración oclusal, con piso en dentina y que toma la mayor parte de la fisura. Nunca se deben limpiar las fisuras a sellar con piedra pómez o pasta fluorada, por los residuos que dejan. Dicen las colegas que antes del sellador se puede aplicar adhesivo para mejor duración y que nunca se pueden fotocurar simultáneamente

La famosa “extensión por prevención” se ha transformado en “prevención de la extensión”, con aceptación de los siguientes conceptos:

·      diagnóstico precoz;

·      profundidad de caries y progreso;

·      evaluación del riesgo individual;

·      reducción de microorganismos cariógenos, para retardar y eliminar la desmineralziación;

·      detención de las lesiones activas y su remineralización

·      vigilancia periódica regular de las lesiones detenidas y del cumplimiento del paciente;

·      restauración de dientes con mínima invasión;

·      reparación, no reemplazo, de caries secundarias.
  Está claro que se deben refinar los medios de diagnóstico y perfeccionar las técnicas de remineralización. Establecida la cavidad, el tratamiento atraumático es lo más indicado. De un momento al otro pueden pasar hasta 6-8 años. Se podría llegar con la remineralización a una reducción del 50% de las restauraciones. Los materiales preferidos para las restauraciones son los ionómeros vítreos, los composites y ambos con la técnica de laminación, como ya lo había propuesto McLean, con Matilde C. Peters, en el 2001 (J Adhes Dent. 2001;3(1): 7 y17).  La descripción de lo que dicen que es una especie de protección pulpar indirecta es así:

Técnica clínica

a)                  Excavación limitada para eliminar únicamente la dentina infectada

b)                  Limpieza de las paredes en la periferia (LAD); puede ser con sólo instrumentos de mano

c)                  Colocación de I V según instrucciones

d)                  Dejar transcurrir dos semanas, mínimo.

e)                  Remoción de la restauración provisoria de I V, conclusión de la excavación y restauración.

Las cavidades oclusales, dicen, se caracterizarán por una forma interna no definida, pero redondeada, sin bisel oclusal

Las cavidades proximales pueden encararse como túneles, complementan Peters y McLean,  y como ranuras (ver técnica de Ewoldsen a continuación).

Túnel. Abierto o cerrado, no es una preparación que cuente con mi simpatía (H. M.) y ha sido bien descrito en la literatura: va desde la fosa oclusal correspondiente hasta atravesar o no la cara proximal, según que haya cavidad ya o aún no.

Ranura horizontal (vestibular). Nels Ewoldsen (UNMC College of Dentistry, J Can D Assn, enero 2003, vol 69, # 1 p 24), afirma que las lesiones no remineralizables son candidatas para las preparaciones por ranura vestibular (descrita por primera vez por Roggenkamp y otros, en 1982, y modificada por Croll con IV en 1995) siempre que existan 2 mm mínimos de esmalte intacto por debajo de la cresta marginal intacta.

Pasos clínicos

I.                    Anestesia local, aun cuando muchas de estas preparaciones mínimas pueden ser realizadas sin usarla. Sin embargo, ayuda para la colocación de la grapa de la goma. Si no hace falta el clamp, es otra cosa

II.                 Aislamiento, que conviene que sea muy eficaz. Aunque algún material puede ser usado (Fuji IX) con rollos, almohadillas y eyector.

III.               Se coloca una cuña por debajo de la lesión

IV.              Se usa pieza de mano de baja velocidad y con la fresa redonda más pequeña disponible para acceder a la lesión de la manera más directa posible.

V.                 Atravesado el esmalte, la habilidad táctil permite seguir el límite amelodentinario hacia oclusal, gingival y lingual.

VI.              Si queda caries hacia pulpar, cambiar por fresa # 329 y remover dentina reblandecida y que quede espacio suficiente para usar una cucharilla

VII.            Se excava la lesión hasta escuchar el chirrido contra la dentina afectada y desaparecida la infectada. Asimismo se usa la cucharilla para recorrer el margen cavosuperficial y asegurarse de estar en esmalte sano.

VIII.         Aplicación del condicionador cavitario (Cavity Conditioner), 15 segundos y lavado, previa observación para asegurarse de la ausencia de restos.

IX.              Aplicación de una matriz

X.                 Secado con algodón, no secando con aire

XI.              Aplicación del Fuji IX GP Fast: con la matriz algo floja se inserta el pico de la cápsula al área de acceso con cuidado de no atrapar aire. Se inyecta hasta que sea evidente el desborde.

XII.            Se ajusta la matriz y se deja estar por 3 minutos, con lo cual se protege al cemento fraguante de la humedad y se logra mayor densidad

XIII.         Se retira la matriz, se elimina el excedente y se aplica una capa de recubrimiento protector del IV (Fuji Coat)

XIV.         Se fotocura por 10 segs

La radiopacidad del material permite la verificación radiográfica y el IV tendría una capacidad remineralizante y cariostática. Rara vez se observa sensibilidad postoperatoria y se reduce el tiempo de trabajo por menor cantidad de ajustes.

Ranura vertical. Según McLean y Peters, (a) no debe extenderse más allá de la lesión en ningún sentido, (b) no tendrán bisel las paredes proximales, (c) se pondrá cuidado para no dañar el diente vecino (que se produce en más del 75% de los casos, si no se usa instrumental de mano).

El mismo Fuji IX ha sido considerado como el más adecuado por el Prof. Martín H. Edelberg (RAOA, mayo 2004), quien con ese material resume la técnica clínica así:

1. Diagnóstico del tipo de caries

2. Acceso y remoción de caries con instrumental de mano

3. Lavado y secado con algón

4. Aislación relativa

5. Acondicionamiento de la cavidad con Cavity Conditioner (ácido     poliacrílico)

6. Lavado y secado

7. Inserción del cemento

8. Eliminación de los excedentes y protección con barniz

Cervicales. McLean y Peters incluyen las caries radiculares en esta categoría de OMI y dicen que se puede reducir la extensión a su mínimo gracias a la adhesión. Abarcan sólo la caries y quizá un bisel al usar composites.

 

Duraciones varias...   Forss H y Widstrom E. (Acta Odontol Scand.2004 abr;62 (2): 82) hicieron una encuesta entre dentistas fineses que habían colocado 3.455 restauraciones. De esas, 5% eran Clase I, 36% Clase II, 13% Clase III, 9% Clase IV, 21% Clase V, y16% extensas restauraciones de 4 o más superficies. Más del 79% eran resinas compuestas, o composites; compómeros 4%, y  ionómeros vítreos (convencionales o reforzados) en 7% de los casos. En 5% de los casos, restauraciones indirectas de oro o cerámica. En un 65% fueron reemplazos de previas restauraciones, por caries secundarias en el 36%, 52% y 41%. de composites, ionómeros y amalgamas, respectivamente). En el mismo orden, estos materiales dieron 23%, 11% y 22% fracturas de los dientes o de la restauración con un16% de restauraciones de composite caídas. El tiempo medio de los fracasos fue de 15 años para las amalgamas, 6 para los composites y 7 para el ionómero convencional. En general, con respecto de trabajos anteriores, se observó una mejor duración de las restauraciones del color dentario.

*Invasora, no invasiva (no reconocida por la RAE).

 

Adhesión a la turca...   Kiremitci A, Yalcin F y Gokalp S. -tres colegas turcos- investigaron la eficiencia (Quintessence Int. 2004 May;35(5):367) de tres adhesivos: uno, de grabado total y auto-priming (Prime & Bond NT); otro de dos pasos, de autograbado (Clearfil SE Bond), y un autograbado todo en uno (Prompt L-Pop), todos seguidos de composite (TPH Spectrum). Concluyeron que los sistemas de autograbado producen grandes fuerzas adhesivas y son promisorios en su simplificación.

Empaquetada y tétrica...    Aranha AC y Pimenta LA. (Am J Dent. 2004 abr;17(2):99) evaluaron la empaquetable Surefil y el híbrido Tetric Ceram en cuanto a microfiltración y tomando en cuenta dos variables: la localización de los márgenes y la técnica de inserción. Ninguno de los dos materiales pudo evitar por completo la microfiltración. Esto tanto en márgenes de dentina como de esmalte; las restauraciones con el híbrido dieron menos filtración que con el composite empaquetable. En dentina, las restauraciones globales con Tetric dieron menos filtración que el Surefil global o incremental. El híbrido con márgenes en dentina y con técnica incremental mostró menos microfiltración que el empaquetable en técnica global

 

¿Quién aguanta más?...   Informaron 548 dentistas fineses que habían colocado 3455 restauraciones: 5% Clase I, 36% Clase II, 13% Clase III, 9% Clase IV y 21 Clase V, con 36% de restauraciones extensas de 4 o más superficies. El material más común fue el composite, en 79% de los casos; amalgama, 50%; compómeros, 4%; ionómeros vítreos, convencionales o no, 7%. En un 5% se usaron técnicas indirectas con oro o cerámica. Hubo 65% de reemplazos de obturaciones anteriores, con caries secundaria como razón más frecuente del cambio (de composites, IV y Am, en respectivos 36%, 2% y 41%); así como por fracturas de los dientes o restauraciones (23%, 11%, 22%, respectivamente). La edad media de los fracasos había sido de 15 años para Am, 6 para C y 7 para IV convencional. Si bien las restauraciones estéticas duraron menos, comparándolas con estudios previos se apreció una vida más prolongada (Forss H, Widstrom E. Acta Odontol Scand. 2004 abr;62(2):82).

“Todo en uno”...   Kiremitci A, Yalcin F y Gokalp S., de la Universidad de Ankara, afirman que los sistemas adhesivos autograbadores  (Prime & Bond NT, Clearfil SE Bond)producen aun mejores resistencias adhesives a esmalte y a dentina que los sistemas convencionales de grabado total; en especial, el sistema “todo en uno” (Prompt L-Pop) que dio las resistencias más elevadas de adhesion al esmalte.

No pega, pero...   El sistema adhesivo ABF tiene propiedades antibacterianas y liberadoras de flúor que podrían contribuir a prevenir el progreso de caries e inhibirían las caries secundarias. Esto habrá de tomarse en cuenta para sopesarlo frente a que posee una resistencia adhesiva inferior tanto en dentina afectada como en infectada (Pashley DH. et al Am J Dent. 2004 abr;17(2):89).

 

¡A que no te lo imaginabas!...   Bader J. (Br Dent J. 2004 may 22;196(10):627) se preguntó cuál podía ser la ventaja económica de los métodos alternativos para restaurar grandes pérdidas de tejido dentario en adultos. Usó las estimaciones de la larga supervivencia y los costos disminuidos de 245 restauraciones indirectas grandes para calcular la relación entre costo y eficiencia tras 15 años, comparadas con amalgamas de Clase II con recubrimiento de cúspides y composites multisuperficies de Clase IV en 100 pacientes privados. Concluyó, para asombro de muchos, que son preferibles las restauraciones directas por mejor relación entre costo y eficiencia y debieran ser elegidas inicialmente frente a las restauraciones indirectas. Observó esto en todos los intervalos de tiempo en los 15 años totales. De las restauraciones indirectas, por las mismas razones, se deben preferir las coronas enteras de oro o ceramometálicas por sobre las onlays de oro y las jackets cerámicas.

VOLVER (a Indice)

                                             julio 2004   

Igual flojo que consistente…   Hennig AC, et al (Schweiz Monatsschr Zahnmed. 2004;114(2):104) trataron 70 cavidades de Clase V con caries o no con Admira condensable, por 2 años, y 25 con Admira Flow combinado con un composite convencional o no, por 1 año. Obtuvieron buenos resultados con ambos tipos de materiales. La retención del Flow fue del 100% a los 6 y 12 meses, en lo único que fue superior al condensable. En el grupo 1, a los 2 años, había habido modificaciones apreciables de volumen y textura, en el 2 no. No hubo diferencias de color zona de adhesión y aceptación clínica, salvo cuando observada la adhesión con SEM.

 

Peligro polimerizante…   Según Bruzell Roll EM, Jacobsen N y Hensten-Pettersen A., los operadores de lámparas polimerizantes corren el riesgo de efectos agudos y acumulativos por el reflejo de la luz azul, así como reacciones fototóxicas y fotoalérgicas provenientes de la radiación absorbida en las sustancias endógenas y exógenas acumuladas en los ojos y la piel (en las manos) del profesional y también de los pacientes. La prevención se cumple el respeto de las instrucciones de los fabricantes de los dispositivos polimerizantes y con anteojos protectores que filtren la radiación.

 

Deformaditos…   Con paciencia tai, Tantbirojn D, et al (Dent Mater. 2004 jul;20(6):535) se propusieron medir la deformación cuspídea por contracción del composite fotopolimerizado empleado en la restauración oclusal de los molares afectados. Consideraron que tal podía ser la causa de los despegamientos, la extensión de las grietas y la sensibilidad postoperatoria. La deformación cuspídea se manifestó como una reducción del perfil vestibular y lingual perpendicular a la superficie. La alteración mayor fue vista en las MOD grandes, seguidas por las MO. En la Clase I y en las pequeñas Clase II las deformaciones fueron similares. Por consiguiente, el tipo y el tamaño de la cavidad afectan cuánto se inclinarán hacia adentro las cúspides.

 

VOLVER (a Indice)

 

                          junio 2004

Una buena performance…   Chinelatti MA, et al (J Oral Rehabil. 2004 mar;31(3):251) analizaron el comportamiento clínico de un cemento de ionómero vítreo reforzado con resina (Vitremer) y dos composites modificados por poliácido (F2000 y Freedom), aplicados a cavidades cervicales. Consideraron los criterios (color, márgenes decoloradosve integridad, caries, forma y textura superficial) de 29 restauraciones por material (3 en cada sujeto). Encontraron, al año, valores Bravo y Charlie para Freedom. Vitremer dio la sólo para caries. En cambio, F2000 dio los mejores resultados generales, savlo para el color.

Cargados…   Se ha afirmado que la causa de las lesiones cervicales no cariosas seráa la abrasión por cepillado. Otros propusieron que los factores de carga oclusal generan tensiones directas en el área cervical, con generación de defectos en forma de cuña, las abfracciones. Litonjua LA, et al (J Oral Rehabil. 2004 mar;31(3):225) quisieron investigar el papel de la carga axial y no axial sobre la formación de esos defectos. In vitro simularon fuertes acciones de cepillado con dentífrico en pares de premolares. A éstos, los dividieron entre los que fueron sometidos a cargas y los que no. Si la carga era axial, el que la padecía experimentaba una pérdida significativamente menor de material dentario; si no era axial, no había diferencia significativa con los controles. Deducen que la aplicación de cargas oclusales no desempeña necesariamente un papel significativo en el progreso del desgaste dentario cervical, conocido comúnmente como abfracción.

¡Oxalá funcione!…   Gillam DG, et al. (J Oral Rehabil. 2004 Mar;31(3):245) estimaron que, habiendo sido demostrada la eficacia del ion oxalato para reducir la permeabilidad de la dentina y ocluir los túbulos, sería interesante indagar la acción clínica del oxalato férrico (Sensodyne Sealant) sobre la dentina radicular expuesta. Durante 4 semanas, con doble ceguera, y boca dividida, evaluaron la acción del oxalato sobre la dentina expuesta. Para reducir la hipersensibilidad dentinaria (HD). No observaron diferencias significativas estadísticamente entre el oxalato y el placebo.  Había una reducción inmediata de la HD con retorno a los valores originales a las 4 semanas.

 

No tanta oxidación, viejo…   Muchos son los estudios que demostraron una reducción considerable en la fuerza adhesiva de las restauraciones de resina compuesta cuando el proceso de adhesión se lleva a cabo inmediatamente después de un blanqueamiento. Se requeriría un período de espera antes de la restauración para alcanzar los valores originales de adhesión previos al aclaramiento, Kaya AD y Turkun M. (Oper Dent. 2003 dic;28(6):825) investigaron los efectos de los antioxidantes, in vitro. La aplicación de ascorbato sódico al 10% revirtió los efectos antiadhesivos del blanqueamiento. La adhesión lograda con el antioxidante estuvo en el mismo nivel que en los dientes que había sido sumergidos en saliva por siete días.

Áspero en la superficie…   Con el conocimiento de que hay gente preocupada por los efectos adversos que pudieran tener los blanqueadores con peróxido, avalli V, et al (J Oral Rehabil. 2004 Feb;31(2):155) investigaron el tema in vitro mediante aplicación de peróxido de carbamida al 35-37% o nada a superficies adamantinas. Las superficies más ásperas fueron generadas por la concentración de carbamida al 35%.

 

Bien apoyado…   Grisanti LP II, Troendle KB y Summitt JB. (Oper Dent. 2004 Jan-feb;29(1):49) extrajeron 80 molares inferiores y les quitaron las cúspides linguales, a 64 les quitaron toda la dentina por dentro de las cúspides vestibulares; de éstos, a 16 los restauraron con composite (Scotchbond MP/Filtek Z250 en cápsulas); a otros 16, con ionómero vítreo reforzado con resina (Fuji II LC en cápsulas); otros 16 con ionómero simple (Fuji II LC en cápsulas) y 16 más, nada. En sus conclusiones establecieron que las restauraciones adheridas brindaban un apoyo considerablemente menor que la dentina y significativamente mayor que el del esmalte sin apoyo. No hubo diferencias entre los tres materiales restauradores en cuanto al apoyo brindado.

No tan pegaditos…    Para probar distintos agentes adhesivos a dentina (AAD) para compómeros, se tallaron cavidades de Clase V en el límite amelodentinario de terceros molares extraídos. Los márgenes fueron pulidos con pasta de diamante, un minuto, tratados con gel de NaOCl al 2,5% 10 segundos y lavados con agua desionizada para eliminar los residuos del pulido y el colágeno no infiltrado. Los resultados mostraron que se lograba una fina capa híbrida, sobre todo en el margen dentinario. Había microfiltración según como fuera la morfología (brechas, porosidades, espesor) de la capa híbrida. En conclusión, los agentes probados específicos para compómeros no aseguran una adaptación interfacial íntima, según la microfiltración observada en las interfaces de dentina y de esmalte y con una capa híbrida marginal sólo parcialmente homogénea (Garcia-Godoy F, et al Oper Dent. 2004 feb;29(1):35).

No se gastan demasiado…   Los composites empaquetables, o condensables, probados por Clelland NL, et al. (Oper Dent. 2003 Nov-Dec;28(6):830) mostraron un desgaste por atrición y abrasión significativamente inferior a los controles convencionales. El composite de microrrelleno Heliomolar produjo menos desgaste de esmalte que el Herculite XR y que el Filtek P60, pero no significativamente distinto del Surefil. Los resultados de este estudio indicarían que los composites empaquetables pueden tener una resistencia al desgaste mejorada por sobre algunos composites convencionales.

 

Cerámicas y ionómeros...   Snyder, M.D., Lang B.R. y Razzoog M.E.(JADA  mayo 2003) se preocuparon por si la expansión higroscópica del ionómero reforzado con resina (IVRR) podía provocar la fractura de las cofias de óxido de aluminio sinterizado utilizadas en las coronas enteras de cerámica. De su experiencia in vitro, resultó que ninguna de las 30 cofias cementadas mostraba signos de fractura a las 12 semanas, ni 17 a los 4 años.

 

Fracaso al margen...   En procura de averiguar por qué son frecuentes los fracasos en los márgenes gingivales de las restauraciones de composite de Clase II, Purk J.H, et al  (JADA feb 2004) compararon la resistencia adhesiva de las paredes axiales y gingivales in vivo e in vitro. Realizaron las cavidades en 14 premolares de 5 pacientes. Encontraron que la fuerza adhesiva a la pared gingival era significativamente más débil que a la pared axial y que in vivo la fuerza medida era significativamente inferior a la registrada in vitro. En la clínica, no se debiera estimar la fuerza lograda con un adhesivo in vitro, pues podría estar sobreestimada.

 

Sensibilizándose..   Perdigão J., Geraldeli S. y Hodges J.S. se preguntaron si habría diferencia en la sensibilidad postoperatoria según se usaran adhesivos de autograbado (AG) o de grabado total (TG) en cavidades de Clase I y II. Compararon Clearfil (AG) con Prime & Bond (TG), con ácido fosfórico al 34% para éste. Restauraron con Clearfil AP-X para AG y Esthet·X Micro Matrix para el TG. Concluyeron que no había diferencias entre AG y TG en cuanto a sensibilidad ni en cuanto a oscurecimiento, y que esto más bien depende de la técnica de restauración.

VOLVER (a Indice)

                                  mayo 2004

Háganse las luces….   Kubo S, et al J Dent. 2004 Mar;32(3):247 restauraron 80 cavidades cervicales en cuña con un sistema adhesivo en dos pasos con impregnador de autograbado con un monómero antibacteriano (ABF) y aplicaron el composite en un solo incremento. Fotopolimerizaron con (a) luz halógena convencional, (b) Candelux, en modo de dos pasos; (c) Astralis 7 en modo intenso, y (d) arco de plasma. La elección no influyó para nada sobre la microfiltración.

Usá protección…   Gohring TN, et al (J Dent. 2004 Mar;32(3):235), trabajando con Syntac y Clearfil SE Bond y sumergiendo los especímenes en ácido láctico y saliva artificial, concluyeron que sería aconsejable el uso de un sellador cavitario rellenado o de una resina flúida para proteger la dentina de una desmineralización.
 

 

Para mutantes…   Kleinsasser NH, et al (J Dent. 2004 Mar;32(3):229) partieron de que los composites pueden liberar monómeros que se difundan hacia la pulpa y la encía y alcanzar la saliva y la sangre circulante. El potencial citotóxico de algunos componentes está claramente documentado, pero quisieron saber su posible efecto genotóxico. Concluyeron  que en niveles de concentración elevados, todas las sustancias probadas (HEMA, TEGDMA, UDMA Y Bis-GMA) inducen un refuerzo menor pero significativo de la migración de DNA, posible signo de efectos genotóxicos. En los niveles más elevados de migración de DNA y combinado por efectos citotóxicos altos, los componentes de las resinas plantearían in vivo una baja cepa genotóxica.

PPP = Pashley para pensar...   Se ha informado que la resistencia adhesiva de la resina a la dentina cervical esclerótica era inferior a la obtenida con dentina normal. Fue atribuido a que la oclusión de los túbulos por sales minerales impide que se formen los agarres de resina. F. R.Tay y el ubicuo D. H. Pashley (J Dent. 2004 mar; 32 (3): 173) se propusieron revisar los conocimientos de la estructura de ese tipo de dentina y comprobaron con microscopía electrónica que, además de la oclusión de los túbulos con cristales minerales, buena parte de las lesiones cervicales en forma de cuña contienen una superficie hipermineralizada que resiste la acción de grabado del ácido fosfórico y de los imprimadores autograbantes. Esta capa impide la hibridación de la dentina esclerótica subyacente. Asimismo, a menudo se encuentran bacterias sobre la capa hipermineralizada; a veces, incluidas en una matriz parcialmente mineralizada. Los acondicionadores ácidos  y las resinas penetran a distancias variables en esas estructuras de varias capas. Cuando examinaron ambas caras de las adhesiones falladas se les revelaron amplias variaciones en las pautas de fractura que incluían dichas estructuras. La sugerencia sería que al buscar adhesión a tal superficie esclerótica  se incluya dentina oeruférica sana, que por su mayor resistencia adhesiva permitiría la retención de las restauraciones de Clase V, sin retenciones adicionales.

Estos mismos autores temen que los adhesivos dentinarios se estén volviendo demasiado hidrófilos (J Can Dent Assoc. 2003 dic; 69 (11): 726). Los fabricantes han reformulado los adhesivos dentinarios para hacerlos más compatibles con la adhesión de dentina grabada con ácido, intrínsecamente húmeda, mediante el agregado de 2-hidroxietil-metacrilato y otros monómeros hidrofílicos. Estos adhesivos en tres etapas actúan bien. Pero su uso consume más tiempo y son más sensibles a la técnica que los adhesivos simplificados más recientes. Cuando se mezclan los impregnadores con los adhesivos en adhesivos de un solo frasco, en 2 etapas, e impregnadores autograbantes, los adhesivos resultan más permeables al agua y, por lo tanto, con el tiempo absorben más agua que las generaciones previas de adhesivos, Los más recientes, los de autograbado y en un solo paso, son más permeables y absorben más agua que todos los anteriores de la dentina subyacente adherida. Esta permeabilidad puede conducir a una diversidad amplia de problemas al parecer no relacionados, incluida la incompatibilidad de los composites de curado químico o dual con esos adhesivos simplificados y aceleraría la degradación de los lazos resina-dentina.

Y ya que estamos con Pashley DH y Tay FR, et al  (J.Res. 2004 mar;83(3):216), digamos que, según ellos, las fibrillas colágenas infiltradas de la dentina grabada con ácido son susceptibles de degradación, aun en ausencia de bacterias. 

 

VOLVER (a Indice)

                                                                abril 2004

 

No en la boca...   Leirskar J, et al (Acta Odontol      Scand. 2003 Ag; 61(4): 247) se propusieron un estudio clínico para evaluar el comportamiento de incrustaciones y onlays de resina compuesta realizadas fuera de la boca. Siguieron los procedimientos adecuados en el consultorio y, después, en el laboratorio, usaron Z100, Tetric o Maxxim fotocurados y transferidos a un horno lumínico para una segunda polimerización. Evaluaron 64 incrustaciones a los 4-6 años y observaron un 95% de éxitos, lo que representa una buena alternativa terapéutica.

Así no va...  Una empresa sueca lanzó al mercado un cemento de aluminato de calcio (Doxa Certex) con intenciones de que sea usado como material de restauración directo en dientes posteriores. Es inorgánico y no metálico y sus componentes primordiales son CaO, Al2O3, SiO2 y agua. Así no va, según van Dijken JW, Sunnegardh-Gronberg K. (Acta Odontol Scand. 2003 Aug; 61(4): 235), pues dio una proporción inaceptable de fracasos (43,3%), debidos probablemente a dificultades de manejo y pobres propiedades mecánicas.

 

Decidite...   El uso de la amalgama dental como material restaurador ha sido motivo de controversias por su contenido de mercurio. Si bien el desprendimiento de mercurio desde la amalgama ha sido confirmado concluyentemente, se puede decir que en los últimos 30 años de investigación intensiva no se han podido identificar efectos perniciosos para la salud. El mercurio, como otros metales que se incorporan al organismo humano, parece ser bien tolerado en niveles bajos. No obstante, algunos grupos profesionales y legos aconsejan tolerancia cero con el elemento mercurio inhalado o ingerido. Identifican a la amalgama como factor etiológico, como envenenamiento crónico, de afecciones neurológicas, como el síndrome de fatiga crónica, la esclerosis múltiple y la enfermedad de Alzheimer. Las evidencias epidemiológicas y clínicas que resultaron de investigar la toxicidad mercurial por amalgama han fracasado en el intento de demostrar el efecto nocivo aun en poblaciones con niveles elevados de amalgamas dentales. Con las pruebas actuales, el consenso internacional apoya la afirmación de que la amalgama no constituye un riesgo de salud para los pacientes. Pero sí debe controlarse el mercurio libre volátil en las clínicas dentales para evitar el riesgo ocupacional (Yip HK, Li DK, Yau DC. Int Dent J. 2003 Dec; 53(6): 464).

El mejor forro...   para reducir microfiltraciones dentro de los materiales con base de resina fue buscado por Deliperi S, et al (Am J Dent. 2003 Oct; 16(5): 351), in vitro, con cavidades MO/DO, Clase II. Dividieron 80 dientes en 2 grupos y tallaron las cavidades hasta 1 mm por sobre el límite AC. En cada grupo hicieron 4 subgrupos. Todos los dientes fueron grabados con fosfórico al 32%. En el G 1, los dientes recibieron una capa de One Step; en el G 2, dos capas y dos polimerizaciones de Prime & Bond NT. Se usaron tres forros diferentes, 1 mm: Heliomolar RO para los sub A y E; Heliomolar Flow para los B y F; y Bisfil 2B para los C y G. No se usó forro con los subgrupos D y H. Las restauraciones se hicieron por incrementos de 2 mm de Pyramid A2 dentina y A1 esmalte. El G 1 mostró una microfiltración significativamente mayor (y, onbviamente, cada subgrupo D) y no hubo diferencias significativas dentro de los subgrupos de cada grupo. El agente adhesivo dentinario del G 2 habría sido el factor contribuyente a la menor microfiltración.

 

Pasivos y activos...   El ubicuo Pashley, D. H. y colaboradores (Am J Dent. 2003 Oct; 16(5): 340) compararon cuatro sistemas de autograbado aplicados a dentinas con capas gruesas de barro, para determinar la resistencia adhesiva microtensil (TBS) y la ultraestructura de las interfaces. Usaron dos impregnadores autograbantes de 2 pasos (ABF experimental e Imperva Fluoro Bond) y dos de un solo paso (One-Up Bond F y AQ Bond). Los adhesivos fueron aplicados a un lado de los dientes seccionados en forma pasiva y por el otro lado en forma activa, con agitación continua, en el mismo tiempo. Tanto el tipo de adhesivo como la forma de aplicación afectaron significativamente la TBS. Fue mejor el método activo que el pasivo con cada adhesivo. Con el método pasivo, todos los sistemas se difundieron a través de cadas gruesas de barro dentinario y formaron finas capas híbridas. Con el método activo, las capas de barro dentinario fueron totalmente dispersadas o disueltas y se formaron capas híbridas más gruesas sobre las fibrillas colágenas erguidas.

 

Bajo el agua...   Pashley D. H., esta vez con Tay F. R. (J Can Dent Assoc. 2003 dic; 69(11): 726), se pregunta si los adhesivos no se han vuelto demasiado hidrofílicos. Los fabricantes vienen reformulando los adhesivos dentinarios para hacerlos más compatibles con un sustrato intrínsecamente húmedo, la dentina grabada con ácido, para lo cual añadieron 2-hidroxietil metacrilato y otros monómeros hidrofílicos. Cuando se mezclan los impregnadores autograbadores con adhesivos en los frascos únicos de dos pasos, los adhesivos resultan más permeables al agua y, por tanto, absorben más agua con el tiempo que las generaciones anteriores de adhesivos. Los adhesivos autograbadores más recientes, en un solo paso, son aun más hidrofílicos y, por tanto, aun más permeables al agua de la dentina subyacente. Esta permeabilidad puede conducir a una amplia variedad de problemas que parecerían no estar relacionados, que incluyen la incompatibilidad con composites de polimerización química y dual, con una degradación más rápida de la adhesión dentina-resina.

¡Y otro más...!   Otra vez Pashley D. H. y colaboradores (Am J Dent. 2003 Oct; 16(5): 335) metiéndose con las capas híbridas para evaluar el efecto de diferentes métodos de secado sobre su espesor, con distintos sistemas adhesivos. Utilizaron un sistema adhesivo en seco de grabado total (Photobond), otro de tres pasos (Scotchbond Multi-Purpose), uno de adhesión en húmedo (All-Bond 2) y un sistema impregnador de autograbado (Mac Bond II). Este último generó la capa híbrida más delgada; Photobond generó la más espesa y los otros dos dieron las segundas más gruesas. El grosor de las capas híbridas se vio afectado por los métodos de secado, que cuando se realizó en el punto crítico generó los espesores mayores..

   Les dio trabajo...   Inoue S, et al (Am J Dent. 2003 Oct; 16(5): 329) se tomaron el necesario trabajo de comparar la resistencia adhesiva en esmalte de 10 adhesivos contemporáneos (tres sistemas con autograbado de un solo paso, cuatro de autograbado en dos pasos y tres de grabado total de dos pasos, con un adhesivo convencional de tres pasos y grabado total). Usaron como composite el Z100. La adhesión lograda varió desde 3,2 Mpa para el adhesivo experimental en un paso (PQ/Universal) hasta 43,9 Mpa para el adhesivo de grabado total en dos etapas Scotchbond 1. La comparación con el adhesivo convencional (OptiBond  FL), la m,ayoría no difirió mayormente, excepto el experimental mencionado y One-up Bond F, inferiores.

 

Sellada a fondo...   El sellado de fosas y fisuras con cementos de ionómero vítreo puede dar buenos resultados, según afirmaron Pardi V, et al (Community Dent Oral Epidemiol. 2003 Oct; 31(5): 386) después de comparar un IV modificado con resina y otro convencional. A 100 ni;os les sellaron los primeros molares permanentes, de un lado con un IV, del otro lado con el otro. Un grupo de 108 ni;os no fue sellado. A los 5 años, se había perdido por completo el material A en el 74,2% de los ni;os, y el B en el 89,0%/ El incremento de caries fue del 21,5% en el grupo experimental y del 34,2% en el de control. Similar es la conclusión de Taifour D, et al (Community Dent Oral Epidemiol. 2003 Ag; 31(4): 314), quienes afirman que el sellado de primeros molares recién erupcionados con ionómero de gran relleno vítreo sería una medida preventiva en niños de alto riesgo de caries. Los dientes no sellados tuvieron una probabilidad 2,1 veces mayor de padecer lesiones a los 5 años.

Cortito…   Un forro de composite fluido bajo el condensable puede contribuir a la reducción de la microfiltración por los márgenes cervicales (Unlu N, Krakaya S, Ozer F, Say EC. Eur J Prosthodont Restor Dent. 2003 Dec; 11(4): 171)

De a poquito…   Eiriksson SO, et al (Dent Mater. 2004 Feb; 20(2): 184)  reconsideraron la restauración con fotocurado de composites de a poquitos, pues requiere más tiempo que la efectuada todo de una vez y aumentan los riesgos de contaminación. ¿Puede la contaminación con sangre afectar la resistencia adhesiva? ¿Es posible la descontaminación? Si se lava la sangre de las superficies contaminadas aumenta la adhesión resina-resina y con el agregado de un adhesivo aumenta la resistencia adhesiva al nivel de los controles no contaminados.

 

De a poquito (II)… Es de público conocimiento que se produce una contracción por la polimerización de todos los composites, que no sólo afecta las propiedades físicas, sino también la integridad marginal. Se afirma que la polimerización de a poquito reduce esa contracción y Caldwell R, Kulkarni G, y Titley K. (J Can Dent Assoc. 2001 Nov; 67(10): 588) quisieron verificarlo.

 

Es igual cambiar…   Behr M, et al (Dent Mater. 2004 Feb; 20(2): 191) consideraron la posibilidad de cambiar los cementos establecidos por un nuevo cemento de resina universal autoadhesivo con un solo paso de aplicación y comprobaron que éste puede dar una adaptación marginal a la dentina comparable con la de los cementos existentes y sin tratamiento previo. Concluyeron que de a poquito no produce mejores efecto que todo de una vez, excepto en que por pasos mejora la adaptación marginal y se reduce la microfiltración. Por lo tanto, sugieren que los incrementos de composite sean curados de una vez o más, pero que los incrementos no superen los 2 mm de espesor, en particular cuando la adhesión es mediada por un adhesivo de un solo frasco. Los espesores superiores a 4,5 mm mostraban tendencia a fracasos en la adhesión adhesiva cohesiva.

 

Explicando la dureza…   Se ha visto que la dureza del composite es menor a 0,5 mm de profundidad que a, por ejemplo, 1,0 mm. Es posible que la mayor dureza en capas subsuperficiales intermedias se deba al calor de polimerización. Como la elevación de la temperatura aumenta con el volumen de la muestra, la hipótesis de Asmussen E y Peutzfeldt A. (Eur J Oral Sci. 2003 Dec; 111(6): 543) fue que la dureza podía aumentar con el diámetro del espécimen irradiado. No fue así.

 

El tema de la luz…   Dos composites fotocurados fueron polimerizados con tres diferentes valores radiación lumínica con diferentes tiempos de acción. Los especímenes medían 2, 4 y 6 mm de espesor. El valor de conversión fue medido arriba y abajo. El mayor valor fue para uno de los materiales apenas inferior a 60%, mientras que el máximo para el otro estuvo apenas por debajo del 65%. La diferencia se explicaría por distintos monómeros en cada uno. Encontraron que valores de energía lumínica equivalentes daban valores de conversión similares para determinados espesores. Esto entonces es lo que se debe considerar (el valor de conversión de la luz) antes que la irradiación misma (Emami N y Soderholm KJ. Eur J Oral Sci. 2003 Dec; 111(6): 536).

La persona o el objeto…   Distintos operadores y distintos adhesivos generan brechas en torno de composites adheridos a dentina, que al ser estudiados por Jacobsen T, et al (Eur J Oral Sci. 2003 Dec; 111(6): 523) concluyeron que el factor personal constituía la variable principal; de paso, vieron que un nuevo adhesivo era mejor que dos convencionales.

Que sí, que no ¿Sí o no?…El uso de la amalgama dental como material restaurador ha sido motivo de controversias por su contenido de mercurio. Si bien el desprendimiento de mercurio desde la amalgama ha sido confirmado concluyentemente, se puede decir que en los últimos 30 años de investigación intensiva no se han podido identificar efectos perniciosos para la salud. El mercurio, como otros metales que se incorporan al organismo humano, parece ser bien tolerado en niveles bajos. No obstante, algunos grupos profesionales y legos aconsejan tolerancia cero con el elemento mercurio inhalado o ingerido. Identifican a la amalgama como factor etiológico, como envenenamiento crónico, de afecciones neurológicas, como el síndrome de fatiga crónica, la esclerosis múltiple y la enfermedad de Alzheimer. Las evidencias epidemiológicas y clínicas que resultaron de investigar la toxicidad mercurial por amalgama han fracasado en el intento de demostrar el efecto nocivo aun en poblaciones con niveles elevados de amalgamas dentales. Con las pruebas actuales, el consenso internacional apoya la afirmación de que la amalgama no constituye un riesgo de salud para los pacientes. Pero sí debe controlarse el mercurio libre volátil en las clínicas dentales para evitar el riesgo ocupacional (Yip HK, Li DK, Yau DC. Int Dent J. 2003 Dec; 53(6): 464).

VOLVER (a Indice)

 

 

                                                 febrero 2004

Amalgamar, ¿sí o no?…   Expertos en toxicidad mercurial reconocidos internacionalmente publicaron un trabajo sobre el tema en la quizá más prestigiosa revista médica (no de especialidad), el New England Journal of Medicine (octubre 30, 2003), donde afirmaron que no existe “conexión” entre el mercurio de la amalgama dental y las enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer ni nada que justifique la remoción de amalgamas.

Las concentraciones de mercurio en orina en pacientes con amalgamas son de sólo unos 2 a 4 microgramos por litro, bien por debajo del nivel de 20 a 50 observable en personas con exposición ocupacional, y aun en estos casos los síntomas son leves y reversibles.

 

Problema de cervicales...   S. Kubo et al.( Am J Dent. 2001 Jun;14(3):163) restauraron 150 cavidades cervicales en forma de cuña con Clearfil Liner Bond 2 (LB), Clearfil Liner Bond 2V (LV) o Clearfil SE Bond (SE). Encontraron que estos dos generaban un sellado marginal significativamente mejor que el primero. La integridad marginal del SE no se deterioró ni con terminación inmediata, cargas térmicas o flexurales. No hubo diferencias en cuanto a resistencia adhesiva entre los tres: todos generaron una adhesión similar a esmalte y dentina. No se observó capa híbrida en las superficies dentinarias, cualquiera que fuera el sistema empleado de autocondicionamiento. Concluyeron que el adhesivo Clearfil SE podría mejorar el desempeño clínico de las cavidades cervicales. In vitro, en 50 cavidades similares, Barkmeier WW, Los SA y Triolo PT Jr. (Am J Dent. 1995 Dec;8(6):289) evaluaron el Clearfil Liner Bond 2 como sistema adhesivo con Clearfil AP-X como composite. Restauraron habiendo dejado márgenes de esmalte y de cemento. Encontraron la fuerza adhesiva al esmalte era significativamente mayor que a la dentina. No hubo filtración marginal en esmalte. En 3 restauraciones hubo filtración minima en el margen de cemento. Se trata de un material de buenos resultados y fácil de utilizar. Miyazaki M, et al (Am J Dent. 2002 Dec;15(6):412), que usaron además otros adhesives autoacondicionantes (Imperva Fluoro Bond, Mac Bond II, Clearfil Liner Bond II sigma, Clearfil SE Bond y Unifil Bond), observaron el efecto sobre la resistencia al esmalte. Observaron que la adhesión al esmalte era superior con aplicación activa (i.e., agitada con pincel) a la inactiva (sin agitar). Las diferencias más significativas correspondieron a  Fluoro Bond, Mac Bond II y Unifil Bond. ¿Es lo mismo cualquier zona de dentina, esmalte o limítrofe? Ésta fue la conclusión a la que llegaron Shimada Y, et al (Oper Dent. 2003 Sep-Oct;28(5):585) cuando probaron también el Clearfil SE Bond y dois sistemas de grabado total y adhesión húmeda (Single Bond y One-Step) y todos con el mismo composite. Con microscopía de escaneo láser confocal (MELC) observaron que el grabado era más profundo en el límite amelodentinario con gel de ácido fosfórico. Sin embargo, estadísticamente no hubo diferencias en la resistencia adhesiva y en las 3 áreas la adhesión era buena. Esto fue confirmado por Talic YF. (J Contemp Dent Pract. 2003 Nov 15;4(4):28), de Arabia Saudita, que no hallo diferencias entre distintos sustratos ni adhesivos; pero sí entre las mediciones inmediatas y a las 24 horas. [Esto tendría que ver con la maduración que experimentaría un composite en ese lapso.]

 

Remplazos...   Tres autores de la máxima seriedad científica (Mjor IA, Dahl JE, Moorhead JE), en una revista de máximo nivel (Acta Odontol Scand. 2002 Jan;60(1):25) plantearon el tema siempre renovado de la necesidad o no de remplazar restauraciones. En este trabajo, supervisaron las reparaciones en primarios entre 1996 y 2001; en total, 2281, en un 80% de materiales estéticos, sobre todo fotocurados. De éstas, un 14% debió ser remplazado en 1996 y un 9% en 2001; en un 50%, la causa de remplazo fue la presencia de caries secundarias. La duración de las amalgamas fue significativamente superior. Al parecer, la ventaja del ionómero vítreo por un efecto cariostático se anula por la longevidad de la amalgama. Los mismos autores, en otro trabajo (Int Dent J. 2000 Dec;50(6):361) examinaron esa situación en dientes permanentes: 9805 restauraciones de amalgama, composite, IV, >IV reforzado con resina y “otros”. El diagnóstico de caries secundaria fue la causa principal del remplazo de las restauraciones, seguida por fracturas, oscurecimientos en las estéticas. Llama la atención que los colegas más jóvenes diagnosticaron más caries secundarias que los más experimentados.

 

Marginales...   Dos sistemas adhesivos con impregnación ácida, autoacondicionantes (Clearfil SE Bond (CSEB) and Etch & Prime 3.0 (E&P), fueron comparados por Osorio R, et al. (J Biomed Mater Res. 2003 Jul 15;66B(1):399) con un impregnador convencional de base acuosa (Scotchbond Multipurpose Plus (SBMP), en restauraciones también cervicales para ver si había diferencia de sellado marginal. En esmalte, no hallaron diferencias significativas entre los 3 sistemas. En dentina, el CSEB mostró la menor penetración de pigmentos de los tres. Con SEM confirmaron la presencia de capa híbrida y de prolongaciones de resinas con los tres.

Pulidos…    Los distintos pulidos, ¿podrán afectar las capas de barro dentinario?, se preguntaron Oliveira SS, et al (Dent Mater. 2003 Dec;19(8):758) y lo averiguaron con respecto de impregnadores autoacondicionantes (SE) o no (SB). En general, con los distintos pulidos de los discos probetas de dentina humana y papeles, fresas, piedras, diamantes, la resistencia adhesiva (SBS) fue superior con SE. Iba reduciéndose la SBS a medida que aumentaba el grano del abrasivo utilizado. La mejor SBS entre las fresas la dieron las de carburo. Tras el uso del SE, la abertura de los túbulos de dentina abrasionada con fresa de carburo no difirió de la producida con esmeriles. La significación clínica es que aun cuando afectada por los métodos de preparación cavitaria, la SBS fue mayor con SE. Del grupo con fresa de carburo, la mayor SBS y barro más Delgado sugieren su empleo en vivo.

 

Último primer…   Yoshida H y Nishiyama N., en Biomaterials. 2003 dic;24(28):5203, dan cuenta de su búsqueda de un nuevo impregnador (primer) autoacondicionante y muestran cómo un monómero funcional condiciona la superficie dentaria. Estudiaron la reactividad del ácido carboxílico en la N-metacriloil glicina (NMGl) sobre el fosfato de calcio en la hidroxiapatita y aplicaron este último primer al esmalte y la dentina y obtuvieron un incremento en la resistencia de adhesión de la resina, en razón de que ese ácido presente en la NMGl descalcifica la hidroxiapatita. La adhesividad lograda fue mayor en la dentina que en el esmalte.

 

Las cargadas son…   Kuijs RH, et al (J Dent Res. 2003 Dic;82(12):967) compararon distintas técnicas restauradoras con resinas compuestas en reconstrucciones directas que incluían cúspides cargadas y concluyeron que los composites quimiocurados producían menos estrés resultante de la contracción por polimerización que las técnicas por capas fotocuradas que utilizaron (4). Las diferencias entre éstas fue menor que lo imaginado. También determinaron que los puntos de soporte de las cargas son la interfaz y la parte cervical de la cúspide remanente.

Amor al agua…   F. R.Tay y el activo D. H. Pashley (J Can Dent Assoc. 2003 Dec;69(11):726) se preguntaron si no se había ido demasiado lejos con la hidrofilia de los adhesivos dentinarios. Los fabricantes fueron reformulando los adhesivos para hacerlos más compatibles con dentina grabada con ácido y húmeda, mediante el agregado de 2-hidroximetil metacrilato y otros monómeros hidrofílicos. Esos adhesivos en 3 pasos son buenos, pero toman más tiempo que los adhesivos simplificados más nuevos. Cuando se mezclan los imprimadores (primers, impregnadores, preparadores) con los adhesivos enuna sola botella autoacondicionante, los adhesivos resultan más permeables al agua y así absorben  más agua (derivada de la dentina subyacente) con el tiempo que los primitivos. Esto puede conducir a una diversidad de problemas, como la incompatibilidad con composites de curado químico o dual y con una rápida degradación de la adhesión entre resina y diente.

 

Haciendo la luz…    Las conclusiones a las que llegaron Price RB, et al (J Adhes Dent. 2003 otoño;5(3):193) después de polimerizar 5 composites reconocidos con 6 combinaciones de luz y puntas, fueron: 1) Las 6 tuvieron efectos diferentes sobre la dureza final de las resinas. 2) Ninguna de las 2 LED fue capaz de polimerizar las 5 resinas probadas. 3) La luz halógena, la que brindó mayor energía, produjo siempre el composite más duro. 4) Cuando aumentaron la distancia de las guías de las luces al composite, el efecto no fue el mismo para todas las combinaciones. Por lo tanto, no es posible predecir el comportamiento de una luz polimerizante a 9 mm sobre la base de las mediciones de densidad de potencial o los datos de dureza cuando la luz está a 2 mm de distancia.

Empaquetada (I)...   Türkün L.S., Türkün M. y Özata F. estudiaron durante dos años el comportamiento clínico de una resina compuesta posterior condensable, el Sure Fil, en 16 restauraciones de Clase I y 39 de II (JADA, octubre 2003). Restauraron las 55 cavidades con grabado previo con ácido fosfórico al 34%, aplicaron Prime & Bond NT por 20 segs de curado. Usaron incrementos de 3-5 mm de Sure Fil. Un observador independiente las observó en los principales parámetros a los 6, 12, 18 y 24 meses. El éxito llegó al 96%. Está indicado en cavidades de tamaño limitado, con buena técnica.

 

Empaquetada (II)... En el J Adhes Dent. 2003 otoño;5(3):217, Fabianelli A, Goracci C y Ferrari M. evaluaron en las restauraciones de Clase II la adaptación marginal de 10 composites condensables con sus respectivos adhesivos, en 10 grupos: 1) Scotchbond1/FiltekP60; 2) Etch & Prime3.0/Definit; 3) Prime & Bond 2.1/SureFil; 4) Excite/Tetric Condensable; 5) Gluma/Solitaire; 6) Kerr Bonding/Prodigy Condensable; 7) One-step/Pyramid; 8) Tenure/Virtuoso; 9) Syntac/Cavex Packable; 10) Excite/Tetric flow/Tetric Ceram. Llegaron a dos conclusiones importantes: (1) la aplicación de una capa fina de composite fluido en el margen cervical, a modo de forro, por debajo del composite condensable mejora la adaptación marginal de la restauración; (2) el uso de un impregnador autoacondicionante produjo un margen oclusal con mayor microfiltración que cuando se usó ácido fosfórico. En general, las adaptaciones marginales fueron superiores en cervical que en oclusal. En oclusal, la microfiltración mayor se produjo con E & P y con Definit.

 

Empaquetadas (III)…   Choi KK, et al. (J Esthet Dent. 2000;12(4):216) compararon cinco composites condensables (ALERT, Pyramid-Dentin, Pyramid-Enamel, Solitaire, SureFil) con dos convencionales (Heliomolar y Z100) en cuanto a resistencia a la fractura, módulo de elasticidad, dureza y contracción de polimerización. Concluyeron que consideradas esas propiedades no se puede esperar que brinden mejor desempeño clínico que los composites convencionales bien realizados. Su contracción es similar o mayor, no pueden ser curados en espesores de más de 2 mm, y el resto de las propiedades mecánicas son iguales o inferiores.

¡Estás eléctrico!…   Existe interacción galvánica entre el oro colado y la amalgama, que se reduce con el tiempo y con los tratamientos de las superficies, pero es mucho mayor cuando la amalgama contiene zinc. Esto dicen en el JADA de noviembre del 2003, los AA Walker R.S., Wade A.G., Iazzetti G., Sarkar N.K. Tras considerar que los estudios previos no habían encontrado razones para tener éxito o no en los tratamientos recomendados, ellos se encomendaron a estudiar las corrientes galvánicas con distintos materiales, condiciones de las superficies y tratamientos. Lo hicieron con una aleación Tipo 3 de oro para colados y Dispersalloy Dispersed Phase Alloy (zinc) y entre el mismo oro y la aleación de Tytin (sin zinc), una especie de Tytin con zinc y otra especie de Dispersalloy sin zinc. La actividad galvánica se redujo considerablemente cuando la superficie de la amalgama fue tratada con óxido de titanio o nitrato de plata. Las dos amalgamas con zinc manifestaron corrientes mayores y la pasada por Dispersalloy se redujo con el tiempo. La implicación clínica sería colocar amalgama sin zinc junto a restauraciones de oro [¿o un material no conductor?]. Cuando hay una amalgama presente antagonista, el dolor provocado se reduce o elimina si se cepilla la restauración con óxido de titanio inmediatamente después del tallado o si se la trata con nitrato de plata al 2%. Algunos pacientes pueden beneficiarse si se les separan los dientes con goma dique no conductora.

 

Nano no hace nana...   Mitra S.B., Wu D. y Holmes B.N.  desarrollaron composites con nanorrelleno y lo compararon con otros: híbridos, microhíbridos y microrrellenos (JADA, octubre 2003). Probaron dos tipos de rellenos: partículas nanoméricas y nanorracimos hasta hallar una combinación óptima con una matriz resinosa de marca y surgió el nanocomposite en varios colores y opacidades. La resistencia compresiva y diametral y a la fractura fueron equivalentes o superiores a las de otros composites comerciales ensayados. Fue mejior en cuanto a desgaste y conservó mejor el pulido por largos períodos de cepillado, como el microfill. En conclusión, posee las cualidades estéticas de los microrrellenos y las propiedades físicas de los híbridos. Por lo tanto, podría usarse tanto para dientes anteriores como posteriores.

 

¡Crecen!…   Gordan VV. (J Esthet Dent. 2000;12(4):209) comprobó que cavidades de Clase V restauradas con sistemas adhesivos convencionales y resina microrrellenada y terminadas con bisel o borde con borde, al ser remplazadas con nuevas restauraciones no había diferencia de tamaño donde se había trazado bisel, pero la cavidad crecía significativamente en las terminadas sin bisel.

 

Liberen a ...   Partiendo de que algunas materiales, de intento o no, liberan flúor hacia los tejidos circundantes y de que en la caries un medio ácido ataca tanto al diente como al ionómero vítreo, Carey CM, et al (J Dent Res. 2003 Oct;82(10):829) se plantearon si elpH no afectaría significativamente el ritmo de liberación de flúor. Probaron con un cemento (KetacFil) y verificaron que hay inicialmente un rápido brote de flúor que pronto disminuye a niveles más bajos, en 3 días.

 

Apoptótico TEGDMA...   Janke V, et al, partiendo de que las resinas pueden generar una inflamación persistente de los tejidos bucales y muerte celular, se preguntaron si el trietilenglicol-dimetacrilato (TEGDMA) podía causar apoptosis (proceso regulado que conduce a la pronta muerte celular) de los fibroblastos. No observaron efectos sobre la proliferación y apoptosis, salvo con dosis más elevadas y tiempos mayores a 24 horas.

 

 

              

 

VOLVER (a Indice)

 

 

                                                 enero 2004

ADHESIÓN

Con el tema de Adhesión en odontología restauradora, acaba de aparecer un libro que debiera estar en la biblioteca de todos, del cual deseo destacar el completísimo trabajo del Prof. Dr. Martín Edelberg, un aporte extraordinario, un hito más con los sustanciales que marcaron McLean y Mount, entre otros, sobre la “Adhesión con ionómeros vítreos”. La lectura de ese capítulo permite entender con claridad la diferencia de los I. V. con respecto de los composites, y más si se complementa con el capítulo del Prof. Dr. Ricardo Macchi. Es una lectura obligada. Naturalmente, como en cualquier libro, la bibliografía no puede estar al día de la lectura. Por lo tanto, en Universo Odontológico de enero aportamos algunos artículos posteriores al 2000 (último año recogido en el texto). (Con la salvedad de que en 1993, Eick y cols (Quintessence Int. sep;24(9):632)  presagiaron la creación de adhesivos que resistieran las fuerzas de contracción de los composites y que habrían de aparecer resinas sin contracción de polimerización. En ese momento, apuntaban a espiroortocarbonatos, pero aún no se compensaron sus defectos. Asimismo señalaron que se trabajaba con comonómeros epóxicos de tres componentes, que se expandían en vez de contraerse.)

De dos caras...   Faz, palabra de origen latino, significa cara, superficie o lado de una cosa. No tiene nada que ver con fase, de origen griego, con significado de brillo, por los distintos brillos, fases, que tiene la luna, y de ahí pasó a significar etapas de un proceso. Por lo tanto, entre la cara de resina y la cara de diente (faces) hay un espacio que se puede llamar interfaz y, plural, interfaces. Nunca interfases. El objetivo sería que ese espacio fuera inexistente, en una perfecta adhesión. Kaaden C, Schmalz G, Powers JM. (Clin Oral Investig. 2003, 29 oct) investigaron ese espacio en dientes primarios en los que utilizaron adhesivos autoacondicionantes. Dicen que la literatura plantea diferencias entre la primera y la segunda dentición en composición y en morfología y, por lo tanto, una diferencia posible en la actuación de los adhesivos dentarios. Esto justifica que hayan investigado un composite (Pertac II) con 4 adhesivos dentarios [Prompt L-PoP (LP), Clearfil SE Bond (SE), Etch&Prime 3.0 (EP) y Prime&Bond NT (PB) + H(3)PO(4) (control). Hallaron la formación de una capa híbrida claramente visible con PB, LP y EP. No resultó evidente una zona de interdifusión con el SE. Hallaron regiones desadheridas en todos los sistemas evaluados, pero con distinguibles diferencias en el modo de fracaso. En general, no generaron interfaces completamente selladas entre el composite y la dentina primaria.

En reparaciones…   Los finlandeses A. Tezvergi, L. V. J. Lassila y P. K. Vallittu  se propusieron estudiar, para reparar  restauraciones de composite, los productos más recientes, que pueden ser usados como (1) impregnadores de “un paso” o como (2) compuestos de silano y monómeros, que se usan separados como impregnadores de “polipasos”. Como sustratos usaron un composite con relleno particulado (Z250),  envejecido, aplanado, y sometido aleatoriamente a (1) Compoconnect (CC) y a (2) Clearfil Repair (CR) o una resina intermedia adhesiva multipropósito (Scotchbond Multi-purpose - MP). Despés, agregaron al substracto resina nueva Z250, por incrementos de 2 mm y fotocurado. La mayor resistencia adhesiva la dio el Cleafil Repair, el impregnador de varios pasos.

 

¡En el Maxim!...   Leirskar J, et al. (Acta Odontol Scand. 2003 ag;61(4):247) tallaron 64 cavidades de Clase II  en 25 pacientes con preferencias estéticas, les tomaron impresiones y realizaron modelos de yeso piedra. En ellos efectuaron inlays/onlays con Tetric, Z100 y Maxxim, fotocuraron y transfirieron a horno lumínico para curado secundario. Los siguieron por 48 a 75 meses y comprobaron que al término promedio de 5 años rindieron bien esos materials y que son una Buena alternativa a las restauraciones directas.
 

Iluminado aluminato…   En el mercado europeo hizo su aparición un cemento nuevo, de aluminato de calcio, destinado a la restauración directa de dientes posteriores. Comercializado bajo el nombre de Doxa Certex (Upsala, Suecia), aún no llegado a todos los países americanos, será presentado por U. O. desde su origen químico algo más remoto. Es un material inorgánico, no metálico y sus componentes principales son CaO, Al2O3, SiO2 y agua.  van Dijken JW, Sunnegardh-Gronberg K. (Acta Odontol Scand. 2003 ag;61(4):235) lo evaluaron en un seguimiento clínico de dos años, en 57 participantes en quienes efectuaron dos restauraciones, una con Doxa y otra con Tetric. De 120 restauraciones, hallaron sensibilidad en 5, 2 Tetric y 3 Doza. Fue significativamente mayor la durabilidad del Tetric: 43% de Doxas resultaron fracasos, y 3,3% de Tetrics, por fractura parciales, fracturas cuspídeas y defectos proximales. No es un material aceptable.

  Inspierración...   (Este artículo es de interés práctico, superada la barrera química inicial.) En el Servicio de Química Molecular de Gif sur Yvette (por donde hace un par de siglos anduvo y vivió Pierre Fauchard), los Dres. Faucon P, Charpentier T, Bertrandie D, Nonat A, Virlet J, Petit JC. (Inorg Chem. 1998 Jul 27;37(15):3726) usaron por primera vez la espectroscopía (27 Al multi quantum -MQ- MAS NMR) para caracterizar los hidratos de aluminio de calcio, importantes en la química de los cementos de alúmina y Portland. Así mostraron que el [Ca(2)Al(OH)](6)(OH).3H(2)O posee dos sitios octaédricos alumínicos. Donde se sustituye en los hidratos de silicato de calcio (HSC) el silicio con aluminio (teatraédrico) se tiene el componente principal del cemento Portland, en los sitios con enlaces y sin ellos de las cadenas silicáticas.
Los Dres. Andersen MD, Jakobsen HJ, Skibsted J. (Inorg Chem. 2003 Apr 7;42(7):2280) investigaron la fase de HSC resultante de la hidratación del cemento de Portland blanco (Cpb) en agua y en solución 0,3M de NaAlO2. Observaron que la hase HSC obtenida posee una cadena de longitud media mayor de SiO4 tetrahédrico y una cantidad incrementada de al incorporado a la estructura de la cadena si se la compara con la fase HSC obtenida en agua sola. Se valieron de la misma espectroscopía de sus colegas franceses. Parecería que el Al remplaza los iones de Ca(2+) situados en las intercapas de la estructura HSC. (Para los adictos a la química, la lectura del trabajo original puede ser muy interesante.)
El fruto...   Los suecos Sunnegard-Gronberg K, Peutzfeldt A y van Dijken JW., unos años después (Eur J Oral Sci. 2002 Abr;110(2):175), cuando el cemento realizado a partir de estos estudios químicos, el DoxaDent, ya estaba en marcha como nuevo cemento restaurador cerámico para posteriores, quisieron compararlo con otros materiales odontocrómicos en cuanto a dos factores esenciales para esa finalidad: dureza y desgaste. El nuevo cemento se mostró tan duro como el cemento de fosfato de zinc y como el composie más duro. También se gastó más que los composites, igual que el fosfato de zinc y menos que los cementos de I.V. No había correlación entre la dureza y el desgaste. Duro y desgastable. Estos mismos autores, puestos a curiosear más ( Acta Odontol Scand. 2003 abr;61(2):87), compararon la resistencia a la flexión y el módulo de flexión de este nuevo restaurador que consiste básicamente de aluminato de calcio. Junto con el cemento de fosfato de zinc, el DoxaDent tienen la resistencia a la flexión más baja (13-22 Mpa), comparados con las resinas compuestas y las modificadas por poliácido (83-136 Mpa). El módulo más elevado correspondió al cemento nuevo (17-19 Gpa) y no se modificó con el tiempo. En resumen, fue significativamente inferior su resistencia y significativamente superior su módulo de flexión.
Más adhesiones

Rellenos apreciables...   El reconocido investigador de este campo de la adhesión E. L. Pashley y sus colaboradores (J Dent Res. 2001 Sep;80(9):1808) consideran que no está claro si los rellenos de ionómero vítreo (IV) incorporados a los materiales de restauración realmente reaccionan con ellos. Investigaron, entonces, la existencia de la fase IV en (1) un ionómero vítreo (IVC) convencional (Chem-Flex), (2) un IV modificado por resina (Fuji II LC), (3) un giómero Reactmer Paste), (4) un compómero (Dyract AP) y (5) un composite (TPH Spectrum), antes y después de la incorporación de agua. El (3) no experimentó cambio apreciable y nada, tras 84 días, el (5). El (2) generó capas finas de hidrogel (100 nm), que engrosaron almacenadas en agua, y muy finas el (4). Las más gruesas las dio el (1), el IVC. Concluyeron que la extensión variable de la fase IV está determinada por las diferencias en la composición resinosa de los restauradores.

 

Compo-niéndoselas...   El compómero Hytac, en clases I y II, tres 3 años de seguimiento clínico de 53 restauraciones en 14 pacientes mostró, según  Huth KC, et al (Am J Dent. 2003 ag;16(4):255), 3 restauraciones falladas, es decir, un 92,3% de éxitos.

 

   Que no sea dual...   R. R. Braga  (Am J Dent. 2003 ag;16(4):235) compararon la resistencia a la cizalla de la adhesión entre la porcelana y la dentina con los siguientes adhesivos: Prime&Bond NT, dual y fotocurado (P&B, D y F), Scorchbond Multi-Purpose Plus (SBM), One-Step (1S) y Single Bond (SB), con los cementos RelyX ARC (R) y Enforce (E). Los cementos nmostraron valores más elevados en el modo de autocurado que en el dual. El SBM fue el único adhesivo que dio resultados similares asociados a cementos de ambas clases. En los demás, la diferencia llegó al 33% hasta el 76%.

Al divino...   Cuando Kameyama A, et al (Bull Tokyo Dent Coll. 2002 ag;43(3):193) compararon el flúor liberado por 3 adhesivos que lo contienen y uno convencional. El que liberó más fue el Reactmer Bond (280,2+/-10,1 microg®amos/cm2), seguido por One-up Bond F y Trial KBF Bond (83,4 y 58,6), y el convencional, nada. Una pregunta, de puro metido, si hasta del efecto causado por los ionómeros se duda, ¿la fina capa de adhesivo bajo la restauración puede tener efecto liberador significativo?

 

¡Chito!...   Los cementos de fosfato de calcio (CFC) fueron comentadas ya en meses anteriores de U. O. junto con el efecto del chitosan incorporado. Con éste se obtiene una matriz elastomérica reabsorbible no rígida, conveniente en algunas aplicaciones.Takagi S, et al (Dent Mater. 2003 dic;19(8):797) mezclaron polvo de CFC (mezcla equimolar de fosfato tetracálcico y fosfato dicálcico anhidro) con una solución de chitosan en una razón polvo/líquido de 2-2,5. Esta combinación dio composites más estables en agua que el CFC convencional, sin desintegrarse por ser colocados en agua justo después del espatulado. En todos los casos endureción dentro de los 10 minutos. El chitosan no interfirió en la ya demostrada conversión de los componentes del CFC en hidroxiapatita. Las cualidades mecánicas fueron aceptables.


Con bifocales...   ¿se ve mejor? Porque con el microscopía confocal con escaneado láser (MCEL) ya se ve bien, como vieron Foxton RM, et al (Dent Mater. 2003 dic;19(8):779) para determinar cuál es la relación que hay entre un impregnador (primer) cerámico y el pH de una superficie cerámica en cuanto a la resistencia de adhesión de un cemento de curado dual a la cerámica. Consideraron significativo que el tratamiento ácido de una superficie cerámica para bajarle el pH no aumenta la resistencia de adhesión entre la resina de curado dual y la cerámica cuando se usa el impregnador (primer) cerámico Tokuso (Tokuyama). Sugieren que cuando no existe un monómero fosfato en el impregnador cerámico, la resistencia adhesiva depende la concentración de iones H (+) en la superficie cerámica. Los ácidos testeados fueron fosfórico al 40% y fluorhídrico al 20%, silanaron con el impregnador Tokuso y con el mismo sin monómero fosfato; como cemento adhesivo, Bistite II dual, fotocurado.

Si desea saber más del MCL asista a.........
El ballet de las células vivas

Imaginen...   observar células vivas en movimiento como si estuvieran en el cine, coquetamente pintadas con tinturas y marcadores fluorescentes -p.ej., Fluo4- para estudiar los procesos fisiológicos. Imaginen... ver organleas específicas y otros componentes celulares marcados genéticamente ejecutando el ballet de la vida ante sus ojos. Esto se logra con la microscopía confocal con escaneado láser (MCEL). Es una técnica de seccionamiento óptico, utilizada comúnmente para imágenes de fluorescencia.  Permite obtener una nitidez de imagen desconocida por las borroneadas convencionales, pues en ésta las señales se recogen de todo el espesor de la muestra y no por cortes como en la MCEL. Tampoco padece las limitaciones de tiempo en que se pueden observar los acontecimientos y aumenta el alcance y la duración de los experimentos realizados. Un haz láser de una sola longitud de onda escanea la muestra por medio de espejos oscilantes. y estimula los fluoróforos que emiten luz de otra longitud (mayor) de onda.  Las señales resultantes de la emisión fluorescente de la muestra teñida o marcada se separan por la luz por excitación de un espejo dicroico y después pasan por una abertura en punta de alfiler (que deja afuera la luz fuera de foco) hacia un tubo fotomultiplicador (TFM). La palabra “confocal” se refiere a que la luz en el agujero de alfiler es co-incidente con la luz emitida que llega al detector.El TFM, para la construcción de la imagen transmite las señales punto por punto a una computadora, que la recompone. Sus ventajas son: resolución espacial mucho mayor; generación de imágenes tridimensionales y posibilidad de lograr cortes ópticos a través de la muestra, que se digitalizan y almacenan para dar el efecto 3-D; en la misma muestra permite localizar señales múltiples en 3-D; las mediciones se pueden hacer en dos y tres dimensiones y en colores.

 

¡Adhiéranse!…   T. Jacobsen, en un extenso trabajo publicado en un suplemento del Swed Dent J del 2003, señaló varios puntos que merecen la lectura de sus 66 páginas. El aspecto morfológico de los sitios de adhesión generados in vitro es similar al de los establecidos en vivo, con lo cual puede dar la pauta de lo que ocurrirá en las pruebas clínicas.. Un impregnador (primer) con acetona depende más de la técnica de adhesión húmeda que uno en agua. Pero el agua puede influir en la adhesión al interferir en la polimerización de la resina. El tiempo de lavado podría tener más importancia que el tiempo de grabado. Los solventes usados en los agentes de adhesión influyen sobre la actuación y, quizá, sobre la sensibilidad de la técnica. Se puede prever una liberación de calcio si se utiliza un diagrama con una fase de solubilidad. Entre esa liberación y el grado de adhesión no pudo establecerse correlación alguna. La generación de brechas dependió más del operador que de la elección de los materiales, aunque un adhesivo simplificado todo en uno mostró una menor dependencia de la variante del operador comparado con sistemas adhesivos más complejos. En los estudios, se aplicó la microscopía confocal.

 

Pegando barro...   La resistencia de la adhesión a la fractura (RAF) fue mayor y fue más delgada la capa de barro dentinario cuando Oliveira SS, et al (Dent Mater. 2003 dic;19(8):758) utilizaron fresas de carburo y materiales autoacondicionantes (AC), en vivo. En general, la RAF fue menor cuando no se usó AC y se empleó el grabado total (GT), con una restauración de composite. La SBS más parecida al uso de fresa de carburo se obtuvo cortando con papel abrasivo de grano 240 y 320. Sí hubo diferencia cuando se usó grano 600. Aun cuando la SBS se vio afectada por los diferentes métodos de tallado, dieron mejores con AC que con GT.

 

Llegando bien adentro...   Foxton RM, et al (Oper Dent. 2003 oct;28(5):543) evaluaron la resistencia adhesiva (TBS) de una resina compuesta de curado dual (DC Core), dentro de conductos, para lo cual establecieron 5 grupos, todos con las paredes tratadas con impregnador (primer) autoacondicionante dual (Clearfil Liner Bond 2V Primer): 1) resina adhesiva (Clearfil Liner Bond 2V Bond A) en 2 de los grupos y fotocurados por 20 segundos; 2) resina adhesiva de curado dual ((Clearfil Liner Bond 2V Bond A+B) aplicada en los 3 grupos restantes, en uno de los cuales fue fotocurada. Tras aplicar el composite DC Core, 3 fueron curados por 60 segundos desde coronario. Todas estas diferencias no dieron resultados significativamente distintos entre la TBS y la dureza Knoop entre coronario y apical. Pero, en ambos aspectos, la exposición a la luz de la resina adhesiva y de la compuesta dieron valores significativamente superiores a los logrados con curado químico solo. Cuando el composite y el adhesivo fueron curados químicamente, los fracasos fueron cohesivos dentro de la resina. En síntesis,  la fotopolimerización del adhesivo y del composite da major adhesión a las paredes de los conductos.


Contaminación…   Klocke A, et al  (Angle Orthod. 2003 ag;73(4):445) evaluaron los efectos de la contaminación sobre el cementado de brackets y  concluyeron que si se produce después de la aplicación del impregnador se genera un incremento en el riesgo de fracaso adhesivo ante estrés clínicamente relevante. Esto incluyó un primer hidrofílico, el Transbond MIP, de 3M.


Sellando el sellador...   R. J. Feigal y I. Quelhas (Am J Dent. 2003 ag;16(4):249) observaron que el adhesivo autocondicionante Prompt L-Pop es eficaz para adherir el sellador al esmalte y que el método simplificado reduce notoriamente el tiempo y la complejidad del tratamiento.

 

Compómeros…   La magnitud y la cinética de la generación de estrés por la contracción por polimerización pueden predecir el fracaso adhesivo de las restauraciones de este tipo. Chen HY, et al (Dent Mater. 2003 nov;19(7):597) determinaron esas propiedades para siete compómeros comerciales (Dyract, Dyract AP, F2000 Rasant, Hytac, Compoglass F, Luxat, Glasiosite), polimerizándolos con 40 seg de luz y comparándolos con dos composites híbridos. Concluyeron que un elevado estrés de contracción, el inicio temprano de la conformación de estrés y la contracción rápida conducen al fracaso adhesivo. El comportamiento de los compómeros en estos aspectos es en general similar al de los híbridos en seco. Dyract puede ser superior en el mantenimiento de la adhesión a las paredes cavitarias en virtud de su menor estrés por contracción.

 

  En auto, ¿sí o no?...   Repasaba E. Steven Duke la historia de la simplificación de la adhesión (Compendium, dic. 2002) hasta llegar a los sistemas autocondicionantes (Prompt L-Pop) y se cuestionaba la ventaja. Esto porque un trabajo de Brackett y otros (Op. Dent, 2002) mostró clínicamente hasta 30% de fracasos en la retención y pigmentación de márgenes en restauraciones de Clase V, igual que lo hicieron Yoshiyama y cols en el laboratorio. Los propios estudios de Duke confirmaron los mismos defectos y también en restauraciones cerámicas. Sin desechar el progreso y previendo los avances hechos durante 2003 (q.v.), Duke sugieren prudencia en la adopción de los autocondicionantes. Entre los adhesivos AC más recientes está el Relyx Unicem, del que los fabricantes (3M) afirman que no da sensibilidad postoperatoria y sirve para cerámica, metal y composite, no para carillas. El costo por aplicación para un diente es de u$d 4.00. Sin duda es caro y la técnica, aunque en un paso, no es simple.

 


¿En auto?…    Pashley DH., et al (J Dent. 2003 sep;31(7):469) se propusieron evaluar una posible diferencia de adhesión según que adhesivos autoacondicionantes (AC) o grabado total (GT) fueran aplicados a dentina cariada o normal. Utilizaron Prime & Bond NT, Scotchbond 1, Clearfil SE Bond o Prompt L-Pop y reconstruyeron con composite (Tetric Ceram). Concluyeron que los de GT rendían valores más altos de adhesión que los AC. Fueron significativamente inferiores con Prompt L-Pop. Todos los adhesivos dieron resistencias más elevadas sobre dentina normal que sobre afectada por caries, pero las diferencias fueron significativas para Prime & Bond NT Y Clearfil SE Bond.

 

Con adhesión previa…   Si se recubre una cavidad para incrustación de composite con un sistema adhesivo y una resina microrrellenada antes de tomar la impresión, se generarán menos brechas en la interfaz dentina restauración (Oper Dent. 2003 feb;28(1):28). Jayasooriya PR, Pereira PN, Nikaido T, Burrow MF, Tagami J. lo probaron en cavidades MOD con márgenes por debajo y por encima del límite amelocementario. Usaron cemento Panavia F de curado dual.

Ahorrando diente...   Los instrumentos rotatorios convencionales pueden remover más tejido dentario que el deseado por su dureza y por las altas rpm. Con pigmentos reveladores, con nuestro explorador y con la información visual no se tgiene precisión absoluta. Con nuevos instrumentos rotatorios es posible descubrir y extirpar solamente la dentina infectada pues remueven la capa más externa por tener su cabeza de un polímero poli-etil-cetona-cetona. Constan de 4 hojas romas y se usan a 500-800 rpm. Vienen en 3 tamaños, cuestan u$d 3,60 y son descartables. Se llaman Smart-Prep System (SSW). Esta información de CRANews de julio, tiene como base la teoría de Takao Fusayama (1993, Ishiyaku Ed.).

En el proceso de caries, dice, el ácido producido por las bacterias penetra la dentina y la reblandece más allá de la invasión microbiana. El ácido modifica las uniones cruzadas intramoleculares colágenas, pero esto puede ser revertido en esta dentina no penetrada por las bacterias. El avance de la lesión rompe esas cadenas cruzadas, los cristales de apatita de desmoronan y se colapsan las prolongaciones odontoblásticas, todo lo cual -que no puede ser revertido- se acompaña de invasión microbiana y pérdida de sensibilidad.

El uso de las fresas con cabeza de polímero, creadas por el Dr. Daniel Boston, de la Universidad Temple, permite sentir en los dedos la diferencia entre dentina blanda y dura y, a veces, eliminar la anestesia pues se trabaja en tejido insensible. Habría que ver si concuerda con los datos de la fórmula tintórea del propio Fusayama (Caries Detector, Kuraray, y Caries Finder, Danville). Además, prolonga el tiempo de trabajo, aunque no habiendo necesidad de anestesiar se acortaría. Si bien la apertura se hace por los métodos tradicionales. El contacto con dentina dura antes de terminar puede exigir el cambio de la fresa. Queda mucho por estudiar, para consolidar esta técnica promisoria y conservadora.

VOLVER (a Indice)

 

                                                          noviembre 2003 

El buen platillo...   Franco EB, et al (Am J Dent. 2003 Jun;16(3):211) realizaron cavidades convencionales, de 2,9 mm de diámetro y 1,5 mm, y cavidades en platillo en premolares. Las restauraron con: G1, Z100/Single Bond; G2, Freedom/Stae; G3, Vitremer. Primer, y G4, Durafill/Durafill Bond y estudieron la microfiltración que fue para cada grupo, respectivamente, convencional/platillo: G1, 0,66/0,46; G2, 0,92/0,69; G3, 1,81/1,86, y G4. 3,54/2,3/

 

El hombre vidrioso...   G. J. Mount, el maestro de los ionómeros vítreos, y sus colaboradores C.  Patel y O. F. Makinson (Aust Dent J. 2002 dic;47(4):339), de Australia, afirman que de acuerdo con la clasificación de McLean, Wilson y Nicholson hay en el mercado sólo cuatro ionómeros vítreos a los que corresponde la denominación de I. V. modificados por resina. Éstos experimentan la reacción de fraguado ácido/base, pero también contienen una cantidad limitada de un monómero que polimerizará como resultado de su irradiación. La cantidad de polímero está limitada a la medida en que no interfiera con la reacción citada y así permita la adhesión con intercambio de iones, típica de los I.V. Hay una tercera reacción destinada a asegurarse de que el monómero remanente, no modificado por la irradiación, aún polimerice. La resistencia de todos los materiales probados fue superior en los especímenes irradiados, comoparados con los no sometidos a la irradiación. La profundidad de curado dependió del color y del tiempo de irradiación. Los irradiados fueron sólo marginalmente más translúcidos que los dejados fraguar solos. En conclusión, se aconseja que las caviodades de más de 3mm de profundidad sean restauradas por incrementos para permitir una polimerización iniciada por irradiación plena.



Vidriosos 2...   El Fuji II LC, un cemento de ionómero vítreo reforzado con resina, mostró valores de fuerza adhesiva superiores a los de IV convencionales ( Ketac-fil;  Ketac Molar;  Fuji IX) y también superiores en su adhesión a dentina afectada por caries (Palma-Dibb RG, et al J Adhes Dent. 2003 primav;5(1):57)

 

 

Liberación F...   En procura de averiguar qué adhesivo liberador de flíor liberaba más cantidad de este elemento, se concluyó que era el Reactmer Bond (70 d: 280 microgramos/cm2), frente al One-up Bond (83,4) y el Trial KBF Bond (58,6). El control (Clearfil SE Bond) no liberó nada Kameyama A, et al  Bull Tokyo Dent Coll. 2002 ag;43(3):193).

 Fuerte como samurai...   Urapepon S y Ogura H. (Dent Mater J. 1999 Sep;18(3):278) se aplicaron a la obtención de un sistema estético adhesivo que contara con el apoyo de un metal a las propiedades del composite, un composite (compuesto) de metal y resina que utilizara polvo y líquido. El mismo Urapepon (Dent Mater J. 1999 Mar;18(1):1) con otros colaboradores de la Nippon Dental University, en la creación de estos composites metalorresinosos (CMR), decidieron usar partículas metálicas en vez de las inorgánicas como relleno y el 4-META como agente acoplante. Tras experimentar con duistintas concentraciones de 4-META y cuatr o diferentes partículas metálicas, concluyeron que el módulo de flexión aumentaba con el contenido metálico y no era influido por la concentración de 4-META. Ambos aumentaban la resistencia a la flexión. El mismo investigador y sus colaboradores (Dent Mater J. 1999 Jun;18(2):144) esgtudiaron el efecto que sobre las partículas de plata-estaño utilizadas podían tener los tratamientos ácido y térmico. Concluyeron que la resistencia a la flexión era influida significativamente por la superficie de las partículas de relleno, con un aumento importante cuando estando atomizadas fueron tratadas con ácido o con ácido y calor (hasta los 150C, más no). La resistencia del composite así tratado fue signioficativamente superior a los demás. No mostraron diferencias en el módulo de flexión. También encontraron que las características de oxidación en la superficie de las partículas de Ag-Sn (tratadas con ácido y calor) (Dent Mater J. 2003 Jun;22(2):137) influían sobre la adhesión. En esp ecial, el SnO fue el responsable por una buena adhesión entre la superficie y el agente acoplador 4-META. S.Urapepon (Dent Mater J. 2000 Jun;19(2):186) y sus colaboradores probaron los composites metalorresinosos, líquido-polvo, con partículas irregulares de Ag-Sn como relleno, 4-META como agente acoplante y UDMA + TEGDMA como resina matriz y encontraron que su condensabilidad, aunque inferior a la de la amalgama, era muy superior a la de los composites convencionales actuales y al metalorresinoso de partículas esféricas. Si el tamaño de éstas es inferior a 20 micrones y el relleno es de un 94% se obtiene una gran resistencia flexural (97,6mpa) Kakuta K, Urapepon S, Miyagawa Y, Ogura H, Yamanaka M, Suchatlampong C y Rittapai A. Dent Mater J. 2002 Jun;21(2):181) investigaron si podía ser mejor el empleo de Ag-In en las partículas y hallaron que no era así, que el módulo de flexión era inferior, aun cuando la resistencia fuera similar. Esto contribuyó con la idea de que se pue de modificar el módulo sin alterar la resistencia, mediante selección de los materiales del relleno. 

Si algún lector nos pueden comunicar el nombre de mercado de los composites metalorresinosos, si están, , se lo agradeceremos.

 

 

Condensados...   Los composites condensables pueden ser más fáciles de manipular para los profesionales que los convencionales; pero sus propiedades físicas no son superiores a los híbridos de partículas pequeñas; además tienen el inconveniente clínico del desgaste y aspereza superficial que se veían con las partículas grandes de otrora. Aunque superiores a los de microrrelleno no son más adecuados para uso en posteriores que las resinas híbridas convencionales. Cobb DS, et al  (J Am Dent Assoc. 2000 Nov;131(11):1610) probaron 3 condensables (Alert Condensable Composite, SureFil High Density Posterior Restorative  y Solitaire), frente al híbrido TPH Spectrum y al microrrelleno Heliomolar.

Tensionándose...   Kuroe T, Tachibana K, Tanino Y, Satoh N, Ohata N, Sano H, Inoue N, Caputo AA. (J Adhes Dent. 2003 primav;5(1):71) fabricaron modelos fotoelásticos de molares inferiores con tratamiento endodóncico para simular el tallado de una corona colada entera. La configuración de esos modelos incluyó tres paredes laterales, pero no espacio para perno. Hicieron reconstrucciones con composite de fotocurado dual, (a) por curado dual, (b) por curado químico, (c) curado dual por dos incrementos horizontales y (d) indirecto. Comprobaron que los diferentes procedimientos de reconstrucción generaban tensiones de contracci ón muy diferentes por su distribución e intensidad. Las mayores eran provocadas por el método de polimerización dual y eran bastante similares en el de curado químico, aunque significativamente inferior en los bordes. Las dos técnicas de curado dual de incrementos horizontales desarrollaron un grupo individual de bordes para cada capa. Comparadas con la polimerización global, ésta da la tensiones de contracción más severas en torno del margen oclusal, mientras que los bordes estaban más espaciados en los diedros. El método indirecto dio las menores tensiones sobre el área menor. Concluiríamos que el método dual da las mayores tensiones y que el indirecto da las menores.

Fluidos varios...  Attar N, Tam LE y McComb D.  (J Can Dent Assoc. 2003 sep;69(8):516) evaluaron las propiedades físicas de 7 composites fluidos (Aelite Flo, Filtek Flow, Heliomolar Flow, PermaFlo, Revolution Formula 2, Tetric Flow, Wave) y 2 compómeros fluidos (Compoglass Flow, Dyract Flow) Controles, un híbrido universal (Filtek Z250) y un compómero (Dyract AP). Obviamente, su fluidez fue mayor, mientras que las propiedades físicas fueron inferiores. El módulo de flexió n era 50% inferior y la resistencia casi igual. Tetric Flow fue el más radiopaco, más que el esmalte o el control. Los menos fueron Wave y Revolution. Por consiguiente, no debnieran ser utilizados donde haya gran carga oclusal.

Rebajados...   Es preciso asegurarse de que ;a superfice del esmalte se mantiene lisa después de haberla remodelado y pulido. Rossouw PE  y Tortorella A. (J Can Dent Assoc. 2003 Jun;69(6):384) recomiendan el agregado de grabadores de esmalte convencionales al procedimiento de pulido. Hay que evaluar muy bien la cantidad de esmalte que puede ser removido sin consecuencias adversas.

VOLVER (a Indice)

 

 

                                                                                                                           octubre 2003 

 

Restauraciones tóxicas....   Vajrabhaya LO, Pasasuk A y Harnirattisai C.  (Oper Dent. 2003 Ag;28(4):440) evaluaron la citotoxicidad de cuatro agentes adhesivos dentinarios de un solo componengte: 1. Syntac Single Component, 2. Prime & Bond 2.1, 3. Single Bond, y 4. One Up Bond F. Los resultados revelaron que 1, 2 y 3 daban una supervivencia celular del 60%, mientras que el 4 dio un 93%. El sistema de adhesión con grabado total es más citotóxico que el de autograbado.

Brechas...   Iida K, Inokoshi S y Kurosaki N.  (Oper Dent. 2003 ag;28(4):445) compararon la integridad interfases de restauraciones de Clase II con incrustaciones de cerámica frente a las de composite directo, incluyendo la influencia de composite fluido. No se observaron brechas con el esmalte en las incrustaciones. La incidencia de brechas o grietas fue grande en los composites directos en la interfase con el esmalte. No se vieron diferencias en la interfase resina-dentina en ambas restauraciones. El empleo de un composite fluido como forro adhesivo produjo una interfase con significativamente menos brechas en la interfase con la dentina en ambos tipos de restauraciones, pero no las redujo en la interfase con el esmalte para el composite.


 
Escleróticos...   La mayor cantidad de contenido mineral de la dentina esclerótica hace más difícil la adhesión, pero se torna similar a la dentina normal cuando se duplica el tiempo de grabado ácido. La capa híbrida se formó en todos los casos, más delgada en la dentina esclerótica, con penetraciones mínimas en los túbulos. Esto cambiaba a lo normal y corriente al duplicar el tiempo de grabado. En la dentina normal se obtenía una capa híbrida más gruesa cuando se grababa durante 30 segundos (Lopes GC, et al  Oper Dent. 2003 ag;28(4):429).



 
Restauraciones cariostáticas...   A nosotros nos venden materiales que liberan flúor con el argumento de que tienen propiedades cariostáticas, ¿pero las tienen? Los colegas turcos Attar N y Turgut MD.  (Oper Dent. 2003 ag;28(4):395) afirman que eso es incierto. Investigaron 4 composites fluidos (Heliomolar Flow, Tetric Flow, Wave, Perma Flo), un compómero fluido (Dyract flow), un ionómero vítreo convencional mezclado con dos proporciones diferentes polvo/líquido (ChemFlex Syringeable and ChemFlex Condensable), un composite condensable  (SureFil),  y un ionómero reforzado (Vitremer). Dieron la mayor liberación de flúor en el primer día. Tetric Flow liberó la menor cantidad No hubo diferencia significativa con Wave y con Heliomolar. Ariston liberó la mayor cantidad, seguido por ChemFlex Syringeable Vitremer y Chem Flex Condensable. La refluoración aumentó significativamente la liberación en todos los materiales. La mayor liberación fue la del Ariston pHc. A los 3 días de la refluoración, la liberación que había caído rápida,emte, se estabilizaba.

 


 
Para qué molestarse...  Zanata RL, et al  (Braz Dent J. 1997;8(2):73) verificaron que no es necesario grabar los ionómeros vítreos antes de superponerles un composite, pues la adhesión lograda es similar con grabado ácido y sin él.

 

         Es igual (I)...   El dedicado A. J. Gwinnett y col (Am J Dent. 1996 Jun;9(3):96) prepararon cavidades de Clase V y las restauraron con Scotchbond Multi-Purpose Adhesive y Z100 con técnica incremental; GC Fuji Lining LC y SMP y Z100; Fuji II fotocurado y SMP y Z100; Vitrebond y SMP y Z100; Vitremer y SMP y Z100; Fuji II LC; Vitremer. La microfiltración fue mínima o nula con todos.

 

 

         Grietas...   El sindrome del diente agrietado reconoce causas morfológicas, físicas y iatrogénicas. Genera síntomas variados y a veces difíciles de reconocer. Por este motivo se pierde la tercera parte de los dientes extraídos. Ante una situación de riesgo, se debe prevenir mediante refuerzo del diente con una incrustación que recubra las cúspides o mediante restauración cerámica adhesiva (Geurtsen W, Schwarze T, Gunay H. Quintessence Int. 2003 jun;34(6):409).
 

 

         Es igual (II)...   Turkun LS, Aktener BO y Ates M.  (Quintessence Int. 2003 Jun;34(6):418) realizaron 88 restauraciones de Clase I y II con Z-100 o Clearfil Ray-Posterior o Prisma TPH. A los 7 años pudieron revisar 70 de ellas. Habían fracasado 4 por caries secundaria. No se hallaron diferencias significativas entre los materiales por color, forma o caries. En los sentidos verificados no hubo diferencias clínicas entre los 3 materiales.

 

 

         No es igual (I)...   Muestras de composite fueron sometidas a polimerización con una lámpara halógena de cuarzo de tres pulsos retardados y comparada con una exposición continua. Aunque la microdureza superficial aumentaba con cada paso de la primera técnica, al final no alcanzaba la lograda con la convencional. Asimismo, estos investigadores irlandeses observaron reducción de la dureza de la superficie a medida que se aumentaba la distancia de la lámpara (Lynch C, et al  Quintessence Int. 2003 Jun;34(6):468).

 

         Es igual (III)...   Los cariocas Perez CR, Hirata R Jr y Sergio PP.  (Quintessence Int. 2003 Jun;34(6):473) se propusieron investigar la actividad antimicrobiana de materiales liberadores de flúor sobre cepas de estreptococos mutantes con un nuevo método in vitro. Probaron un ionómero vítreo (Ketac-Cem), un ionómero fotopolimerizado (Vitremer) y un compómero (Dyract). Vitremer dio la mayor actividad antimicrobiana, seguido por el IV convencional y el compómero. Todos presentaron actividad en todas las etapas del experimento

 

            No es igual (II)...   Un nuevo material restaurador, consistente esencialmente de aluminato de calcio, el Doxadent, fue comparado  en cuanto a resistencia flexural y módulo con otros materiales estéticos: cuatro composites híbridos, con composite con poliácido, un ionómero vítreo con resina, un IV convencional y un cemento de oxifosfato. Los materiales más fuertes fueron las resinas compuestas y la reforzada con poliácido. El módulo flexural más elevado fue del Doxadent. Su resistencia disminuyó a la semana o dos, no el módulo (Sunnegard-Gronberg K, Peutzfeldt A y van Dijken JW.  Acta Odontol Scand. 2003 abr;61(2):87).

VOLVER (a Indice)

 

                                                setiembre 2003

En combinación y a oscuras...   R. Hillam, M. Pasciuta, y D. Cobb (IADR, 2002) se propusieron comparar la resistencia a la cizalla de la adhesión al esmalte de tres adhesivos-imprimadores de  fotopolimerizados, dos duales y un adhesivo dual multicomponente, de grabado total todos, cuando utilizados con el composite dual de la misma línea en lugares inaccesibles para la luz. Usaron Single Bond (SB) y RelyX ARC (RX) [3M/ESPE], OptiBond Solo Plus (SOLO) y Nexus 2 (NX) [Kerr], One Step (OS) y DuoLink (DL) [Bisco],  IntegraBond (IB) y IntegraCem (IC) [Premier], Prime & Bond NT (PB) y Calibra (Cal) [Dentsply/Caulk]. Dos combinaciones de adhesivos duales y fotocurados con sus correspondientes composites dieron los mejores resultados: PB+Cal; SOLO+NX; SB+RX; OS+DL.

           

 

Despernados…   La reconstrucción de muñones mediante resina compuesta, en molares con tres paredes remanentes y sin espacio para perno, fue realizada según 4 procedimientos: (1) curado total dual, (2) curado total químico, (3) dos incrementos horizontales, curado dual, y (4) indirecto. Las tensiones mayores se generaron en (1), y el mínimo en (4). El (2) dio resultados similares al (1). Las tensiones en el margen oclusal se redujeron con los incrementos (Kuroe T,  et al  J Adhes Dent. 2003 primav;5(1):71)

 

 

IV mejor que TV...   Los cementos de ionómero vítreo testeados (Palma-Dibb RG,  et al J Adhes Dent. 2003 primav;5(1):57) tienen una fuerza de adhesión a la dentina cariada menor que los IV reforzados con resina.

 

Falta de claridad…   Típicamente, la mayoría de los cementos de resina incluyen colores con tres distintos grados de opacidad: Opaco, con alta opacidad con poder enmascarante reforzado; Medio, y Claro/Transparente, mínima para claridad máxima. T. Nguyen et al (IADR, 2002) quiso averiguar qué pasaba con tales característics en los siguientes cementos: Nexus2 (NEX, Kerr), Calibra (CAL, Dentsply), Choice (CHO, Bisco), RelyX-ARC (RLX, 3M), and Variolink II (VAR, Vivadent). En el tono claro, NEX mostró una opacidad significativamente inferior a los demás y RLX significativamente superior. En Medio, NEX era significativamente inferior a los demás cementos y CHO superior. En Opaco, NEX y VAR no eran significativamente diferentes entre sí, pero superiores a los demás cementos, alcanzando casi el 100%

 

El mejor asesino…   M.C. Peters et al (IADR, 2002), en conocimiento de que las concentraciones de flúor y el bajo pH otorgan propiedades a los ionómeros vítreos (IV), quisieron averiguar cuál era el efecto inhibitorio de cuatro marcas de IV: Fuji IX (F9, autocurado), Fuji II LC (F2, fotocurado), PhotacFil Quick (PF, FC) y uno experimental GI (EXPA en AC y EXPL en modo FC) evaluados contra el S. mutans y el S. sobrinus. La mayor inhibición de los IV la dio el EXPA, seguido por F9, EXPL, F2 y PF. Es decir, los de autocurado dieron mayor inhibición que los de FC

 

 

Bisquísima...   A. Strukowska, y cols (IADR, 2002), de Bisco, compararon sistemas adhesivos varios (One-Up Bond-OU, Prompt L-Pop-LP, Clearfil SE Bond-SE, Etch & Prime-EP) con un nuevo sistema adhesivo experimental autograbante de Bisco (ES). Como composite usaron el Bisfil All Purpose, de Bisco. El ES y el SE  mostraron excelentes resultados en dentina y esmalte, en tanto que el OU, LP y el EP dieron menor resistencia adhesiva. En todos los casos la adhesión fue algo menor en esmalte.

 

 

 

¡Vaya experimentos!...   R. Hecht, M. Ludsteck, y G. Raia (IADR, 2002) compararon la resistencia adhesiva de materiales cementantes y restauradores fotopolimerizados (FP) y auto (AP) en relación con nuevos materiales experimentales autoadhesivos cementantes (ExC) y restauradores (ExR). Los cementantes fueron Dyract Cem Plus (DCP, Dentsply), Panavia F (PAN, Kuraray), Variolink II (VL, Ivoclar-Vivadent), Fuji Plus (FPL, GC) y el experimental (ExC, 3M ESPE). Los restauradores fueron Dyract AP (DAP, Dentsply), Herculite XRV (XRV, Kerr), Tetric Ceram (TC, Ivoclar-Vivadent), Fuji II LC (FLC, GC), y el experimental (ExF, 3M ESPE).

El resultado, interesantísimo, fue que los materiales experimentales, sin acondicionamiento ni sistema adhesivo previo, y al margen de la forma de curado rindieron resultados adhesivos similares y aun superiores a los comerciales existentes.

 

 

En reparaciones...   Los imprimadores tiólicos y los silanos para cerámica pueden ser recomendados para la reparación en boca de porcelana, dependiendo de la combinación de abrasión por aire e imprimador que se utilice. Los imprimadores metálicos pueden mejorar la fuerza de unión de resinas a metales nobles. Ésta es la conclusión del Dr. C. E. Chavez (IADR, 2002), tras proceder de la siguiente manera: Tratamiento de la superficie de metales nobles mediante abrasión aérea con alúmina o tratamiento triboquímico, más la aplicación de cinco diferentes acondicionadores químicos, por grupos (1, Espe-Sil, de ESPE; 2, Alloy Primer, de Morita; 3, Metaltite, de Tokuyama; 4, Metal Primer II, de GC, y 5, nada. Luego, adhesión de una combinación de resina/opacificador. Todos los grupos tratados mostraron más resistencia de adhesión, con primacía de resultados con el grupo Primer/Alúmina y con el grupo de Metal Primer/Alúmina.

 

 

Adhesiones...   T. Kupka, et al (IADR, 2002) comparó la resistencia adhesiva de una aleación experimental con base de cobalto (S1, IN-FM) tratada de diferentes maneras. Un grupo fue bruñido para lograr una superficie uniforme y pulida. El otro, no. Se usaron un agente de adhesión experimental OBM-3 y un composite OCM-5 (SUT) para todas las muestras. El grupo bruñido dio valores inferiores.

 

HAñadido…   M.E. Lucas et al (IADR, 2002) incorporaron hidroxiapatita a cemento de ionómero vítreo (Fuji IX GP) en una proporción del 8% y hallaron que aumenta su resistencia a la flexión inicialmente, sin modificaciones significativas a mayor distancia.

 

Todo está bien...   R.K. Wain et al (IADR, 2002) restauraron 579 dientes vitales posteriores ya (G) mediante grabado, imprimación y sellado, ya (F) con el forro tradicional de hidróxido de calcio, con amalgama (A) o composite (C) como material restaurador. Ninguna combinación de métodos mostró diferencias significativas con las otras, si bien hubo mayor tendencia a la sensibilidad postoperatoria con la amalgama.

 

 

Nuevos horizontes…   N.M. Jedynakiewicz, N. Martin, y J.M. Fletcher (IADR, 2002) restauraron cavidades de Clase I y II con (1) Dyract AP, tras haber aplicado un adhesivo que libera flúor, (2) Prime & Bond 2.1, a esmalte y dentina, sin grabado previo y con la técnica indicada. El buen resultado obtenido con el compómero respaldaría el uso del compómero (1) con el adhesivo (2). Esta misma combinación fue investigada por estos mismos autores de Gran Bretaña para comprobar su eficacia en cavidades cervicales no retentivas, cóncavas, con más del 50% de sus márgenes en dentina. Tampoco hicieron grabado previo. En terminación y contorno de la superficie, en color, en índice gingival, en caries secundaria y en integridad marginal resppondieron bien, alfa, en todo menos 1 beta color marginal y dos en integridad del margen. En conclusión, a los 3 años fue excelente su rendimiento clínico.

 

VOLVER (a Indice)

                                  agosto 2003

Pega y sella...   Un cemento de resina compuesta utilizado para pegar incrustaciones de porcelana, entre otras cualidades debe sellar bien los márgenes. Esto fue demostrado (Ferrari M, Dagostin A, Fabianelli A. Dent Mater. 2003 Jun;19(4):270) con respecto de un nuevo cemento de autocurado (Multilink, de Vivadent).

 

No hace falta el lavado...   Se comprobó que una solución acuosa de ácido N-acriloil aspártico (NAA) puede ser útil como imprimador de autograbado de la dentina para la adhesión. Torii Y, et al (Dent Mater. 2003 Jun;19(4):253) comprobaron asimismo su utilidad para el grabado del esmalte, comparándolo con el ácido fosfórico. Vieron que, además de la adhesión excelente lograda, se eliminaba el paso del lavado posterior con agua.

 

Toxicidad de composites...   En el mercado existen composites “condensables” y no condensables que han sido presentados como alternativas para la amalgama”. Estudiada la posible citotoxicidad (Franz A, et al Dent Mater. 2003 Jul;19(5):382), se concluyó que algunos de los composites más nuevos presentaban citotoxicidad de moderada a severa. Era mucho mayor cuando se efectuaba la polimerización por incrementos de 5 mm que cuando se lo hacía de a 2,5 mm

 

Lejos es peor...   A mayor distancia de la superficie de composites de fotopolimerización, ésta es más lenta y genera un polímero de menor densidad de cadenas cruzadas (Asmussen E, Peutzfeldt A. Eur J Oral Sci. 2003 Jun;111(3):277).

 


Autosatisfacción...   Ha sido presentado un satisfactorio adhesivo de autograbado (Prompt L-Pop) con la novedad de estar basado sobre un nuevo monómero ácido metacrilado fosfonado. Dice A. Boghosian que, habiéndolo probado en cavidades de Clase V (abfracciones y abrasiones) y comparado con otro convencional, los resultados eran equivalentes. La técnica para el Prompt consiste en aplicarlo 15 segundos a dentina y esmalte, secar con aire y fotopolimerizar por 10 segundos (IADR).

 

Novedoso y funciona...   N. Martin et al se propusieron evaluar la retención y el  comportamiento clínico de un nuevo compómero (Dyract AP) junto con un adhesivo a dentina y esmalte liberador de flúor (Prime & Bond 2.1), en restauraciones en cavidades cervicales no retentivas, cóncavas, y con más del 50% de sus márgenes en dentina. Usaron el ashesivo sin condicionamiento químico previo, pintándolo directamente sobre las superficies expuestas, secando para evaporar el solvente y fotopolimerizando. Luego, aplicación del compómero y fotocurado. No observaron hipersensibil idad ni problemas pulpares. Al cabo de tres años, el comportamiento fue de alto nivel en todos los aspectos examinados (IADR).

 

Para cementar pernos...   Trabajando en vitro, T. Kanno et al aplicaron dos cementos de curado dual (Panavia F, Kuraray; Bistite II, Tokuyama)  en conductos dentarios bovinos. Fotopolimerizaron por 60 s. Concluyeron que la adhesión de la región coronaria estaba considerablemente reducida, mientras que en la mitad apical era mayor su estabilidad (IADR).

 

Ley del menor esfuerzo...   R. Hecht et al estudiaron unos materiales experimentales para cementado (ExL, 3M ESPE) y para restauración (ExF, 3M ESPE)  que no requieren un acondicionamiento previo de la superficie ni un paso adhesivo preliminar y concluyeron que producen resultados similares en resistencia adhesiva o aun superiores a los materiales resinosos actualmente en el comercio.  Pueden ser más fáciles y rápidos de usar.

 

La plata se pega...   Cuando la estructura dentaria es insuficiente para retener la amalgama de plata, la adhesión puede ser el remedio. Habiendo hecho la prueba con PQ Amalgam, All-Bond 2, All-Bond 2 + Panavia y Amalgabond, C. A. Muñoz y cols concluyeron que el mejor de los productos era el primero y que es adecuado como alternativa por su alta resistencia a la tracción (IADR).

 

Con saliva y sangre...  ¡Oh, sorpresa! La contaminación con sangre y saliva reduce significativamente la resistencia adhesiva a la dentina de los sistemas adhesivos de componente único (Scotchbond1, 3M; PQ1, Ultradente), según F. Dewet y cols, si no se procedía a un buen lavado con agua  (IADR).

 

Conclusiones...  Habiendo realizado 122 restauraciones, K-H Friedl et al, mediante Pertac 2 (PE) con Prompt L-Pop (P) o EBS-Multi (E) como adhesivos, extrajeron algunas conclusiones. Se perdieron 11 restauraciones (8 PE-P y 3 PE-E) en 1 año. Ninguna de las restauraciones remanentes mostró caries. Ni mostró brechas al año. Los márgenes de unos 3/4 de ambas clases mostraban márgenes perfectos en esmalte. Sólo el 34% de PE-P y el 40% de PE-E en dentina.. Con el tiempo decaía perceptiblemente esa perfección. Las mayores diferencias no fueron entre sistemas, sino entre substratos dentarios (IADR).

 

 

Mejor con caries...    La restauración estética y conservadora de las lesiones de los tercios cervicales (caries, abfracciones, erosiones) va en aumento. Al estudiar las propiedades de dos materiales de resina compuesta (Aelite Fil y Aelite Flo), con un sistema adhesivo de un solo frasco (One-Step), M. Gagliani, M. Pedrocca y M. Belluz concluyeron  que se obtenían mejores resultados en las lesiones cariosas y que en ellas el índice de re tención era significativamente superior (IADR).

 

Nuevo, no mejor...   J. Tanner et al compararon los resultados clínicos logrados con el uso del Z100 y del más nuevo Z250 y concluyeron que ambos son buenos y similares usados en cavidades de Clase III y V (IADR).

 

 

Nuevos y buenos...   El uso de los sistemas adhesivos de una sola aplicación promete por lo menos ahorrarnos esfuerzos y tiempo... Pero son buenos, ¿eh? Parece que, según G. Dennehy et al, tras dos años de observación, no presentan diferencias clínicas significativas y, además de la simplicidad podrían reducir la sensibilidad postoperatoria. Compararon el autograbado Prompt l-Pop con Prime & Bond NT con incrementos de 2 mm y curado de 40 s c/u. Ambos materiales rindieron el 100% (IADR).

 

Giómeros...   Un nuevo material, clasificado como giómero, llamado Beautifil fue comparado en todas sus propiedades con Silux Plus; aquel con Shofu Fluorobond como adhesivo, éste con Scotchbond Multi-Purpose Plus. B.A. Matis et al los aplicaron en cavidades de Clase V y distintas etiologías, sin usar instrumentos rotatorios. Ambos productos responde a los requisitos establecidos. Beautifil respondió mejor en cinco aspectos, Silux Plus en dos e igualaron en uno (IAR).

 

Que sí, que sí, que no, que no...   Sí o no al uso de amalgama y composite respondieron los dentistas de la Gran Bretaña: 49% rara vez o nunca colocan restauraciones grandes de composite en los molares. La mayoría emplea la técnica de grabado total y una mitad nunca usa dique de goma  (J. T. Burke, S. McHugh, A. C. Hall, R. C. Randall, E. Widstrom y H. Forss British Dental Journal 2003; Vol 194, No. 11, p. 613).

 

Cambio chico en el banco...   Los bancos de dientes ahora tendrán cambio chico. El desarrollo de los sistemas CAD para dar forma a la porcelana. ahora serán aplicados al tallado de restauraciones ajustadas construidas con tejido dentario. Un estudio (Moscovich H, Creugers NH.Ned Tijdschr Tandheelkd 1999 en;106(1):10) procuró determinar si en verdad era posible realizar incrustaciones con material tomado de molares permanentes sanos. Los cortes obtenidos tras cementar la incrustación mostraron las mismas brechas vistas con porcelana.

 

VOLVER (a Indice)

 

                                                julio 2003

 

¿La saco, la dejo?...   Cuesta decidir si se saca toda la caries o se deja una parte. ¿Cuáles son las consecuencias de la remoción incompleta? ¿Cuál será la fuerza de los adhesivos a la dentina desmineralizada?  El tratamiento no invasor de las lesiones de caries dejando superficies intactas que de algún modo generen cierta remineralización constituye una alternativa viables frente a las restauraciones convencionales, sin perder capacidad de adhesión. No hay, sin embargo, tecnología actual que garantice la detención del proceso de caries si no se elimina la dentina infectada (Ho tz PR.   Schweiz Monatsschr Zahnmed 2003;113(3):262)

 

¡Oh, las mujeres! ¿O ah?...   Dientes posteriores en mujeres de 25 a 30 años atendidos por dentistas del sector público fueron objeto de remplazo de amalgamas (69%), con una edad media de 9 años, y restauraciones estéticas (8,5%), con edad media de 2,5 años, sobre casi 2000 restauraciones totales. Las razones fueron fracturas, desbordes y discrepancias marginales. Las mujeres remplazaron dos veces más amalgamas que los varones (Palotie U, Vehkalahti M. Acta Odontol Scand 2002 dic;60(6):325)

 

Un nuevo material...   Existe un nuevo material de restauración cerámico; es no metálico,es inorgánico y contiene aluminato de calcio, silicato y agua. Se llama DoxaDent (DD). Fue comparado con composite y con esmalte natural en cuanto a placa microbiana, líquido crevicular e inflamación gingival, en tests intraindividuales. El DD mostró ser comparable con el composite en cuanto a placa e inflamación, con la higiene habitual. Sin higiene, sacó alguna ventaja el esmalte dentario (K. Konradsson y J. W. van Dijken. Acta Odontol Scand 2002 Dec;60(6):370)

 

                     

El costo de la blancura...   Comparada la capacidad de adhesión del S. mutans a superficies dentarias cepilladas con distintas marcas de dentífricos (Meridol, Colgate) y pastas dentales blanqueadoras (Pearl Weiss, Rembrant, Email Diamant) , se halló que la bacteria se adhería más a las superficies precepilladas que a las no cepilladas. Los blanqueadoras aumentaban la afinidad bacteriana por la superficie adamantina. Colgate mostró la adhesión menor (Steinberg D, et al  Am J Dent 2003 feb;16(1):58).


Blanco es más lindo...   ¿pero reblandece?  El uso de peróxido de carbamida al 10% como blanqueamiento y de un dentífrico desensibilizante aumentó la microdureza del esmalte hasta 14 días después de completado el tratamiento. Después de un tiempo del postoperatorio, la situaciónb se retrotraía a la dureza original (de Oliveira R, ET AL   Am J Dent 2003 Feb;16(1):42).

 

 

 

¿Es mejor con caries?...   La adhesión a dentina normal (N), dentina cariada (C) y dentina infectada (I) cuando se emplea un adhesivo autograbador (Clearfil Liner Bond 2V) produce capas híbridas menores de un micrón en la N, de 6-8 micrones en la C y llegaban a los 30-60 micrones en la I. En la I aparecían las bacterias cariógenas incluidas por el adhesivo entre fibrillas colágenas desorganizadas (Yoshiyama M y Pashley DH y otros Am J Dent 2003 feb;16(1):47).

 

Para un buen grabado...   En una cavidad de Clase II, margen cervical 1 mm por debajo del LCD y 2 mm de reducción oclusal, fueron probados 4 sistemas adhesivos: (1) Excite (EX) con Tetric Ceram (TC), control; (2 y 3) Prompt-L-Pop (PP, 15 y 30 segs) con TC; (4) Etch & Prime con Definite (EP). SEM reveló pauta de grabado mejor y más rugosa con ácido fosfórico (EX) que con los sistemas de autograbado. El EX mostró menos microfiltración en los márgenes oclusales y ninguna diferencia en los cervicales (Fabianelli A, Kugel G, Ferrari M. Am J Dent 2003 feb;16(1):37).

 

 

 

Un nuevo sandwich...   no es mejor que el composite tradicional en cavidades de Clase II. No es un beneficio especial usar una base de compómero debajo del composite que usar composite directo, según se comprobó al término de 36 meses de observación clínica (Lindberg A, van Dijken JW, Lindberg M. Am J Dent 2003 feb;16(1):33).

 

 

Sin ni una pequeña diferencia...   Con el afán de mejores resultados, la reconstrucción de premolares con amalgamas MOD y fractura de una cúspide ha sido realizada agregando un hombro a lo largo del perfil cervical de la preparación y se restauró con resina compuesta. No hubo diferencias significativas de resistencia con respecto de las cavidades sin ese hombro (Kuijs RH,  et al Am J Dent 2003 Feb;16(1):13).

 

 

VOLVER (a Indice)

 

                               junio 2003

 

Echando luz...   Distintos composites (Filtek Flow/Filtek Z250, 3M ESPE; Revolution f2/Herculite XRV, Kerr) fueron irradiados con luz durante los 40 minutos tradicionales y con el modo de iniciación suave de 40 segundos con incremento exponencial. Se observaron pocas diferencias. Con Filtek Z250 fue menor la filtración (Hofmann N, et al Oper Dent 2003 abr;28(2):160)

 De paso...   La nueva generación de sistemas de adhesión dentinaria está constituida por los de autograbado, que modifican e incorporan la capa de barro dentinario con bacterias a su mecanismo de adhesión. Algunos (One-Up Bond F, Prompt L-Pop) de paso inhiben el desarrollo de una cantidad de microorganismos (como el de un frasco Excite), mientras que otros (Clearfil SE Bond, Mac Bond e Imperva FL Bond) no inhiben ciertas bacterias. (Cehreli ZC, Stephan A, Sener B. Oper Dent 2003 abr;28(2)

Contra las invasiones...   Seis premolares tratados, con pernos de fibra adheridos y sin ellos, fueron evaluados en distintos aspectos. No hubo diferencias significativas con los dientes de control y los autores (Krejci I, et al Oper Dent 2003 abr;28(2):127) dedujeron que el mejor abordaje de los dientes con caries menores y de los desvitalizados con caries significativas es la restauración adhesiva mínimamente invasora.

Cómo hacer excesos...   Con matriz metálica y cuña de madera o con transparente y cuña translúcida, cavidades MOD y con el margen gingivoproximal a 1-1,5 mm del límite cementoadamantino, fueron restauradas con un composite híbrido (Tetric) y adhesivo Syntac Classic, o con un composite flúido (Tetric Flow) y el mismo adhesivo, o con un compómero (Dyract AP) y adhesivo ad hoc ((Prime & Bond NT). En conclusión, se pueden lograr más excesos con las matrices transparentes que con las metálicas. Más aún, no hubo diferencias significativas entre los materiales cuando se usaron las matrices metálicas (Mullejans R, et al Ope! r Dent 2003 abr;28(2):122)

¿Quién lava más blanco?...   Un tratamiento aclarador de 14 días en el hogar con peróxido de carbamida fue comparado con otro en el consultorio, de 60 minutos, con peróxido de hidrógeno al 35% (en 2 sesiones de tres veces 10 minutos cada una). El realizado en casa dio aclaramientos significativamente superiores y mayor sensibilidad gingival; ambos oscurecieron en 6 semanas; no hubo diferencias de sensibilidad dentaria ( Zekonis R,  et al Oper Dent 2003 abr;28(2):114)

VOLVER (a Indice)

 

                          mayo 2003

                 

 

¡Qué película!...   Los ionómeros liberan, además de flúor, variables proporciones de aluminio. Éste refuerza los efectos biológicos del flúor. Vitremer liberó más aluminio que Ketac-Fil, Fuji-Ortho LC, F-2000 y Z-100 y fue el más eficaz en la reducción de la acidogencidad generada por biopelículas de S. mutans. También redujo la formación de biopelícula y su composición (Hayacibara MF, J Dent Res 2003 abr;82(4):267)

 

 

Antiamalgamistas...   La amalgama dental es controvertida por su contenido de mercurio. Lobner D y Asrari M. (J Dent Res 2003 mar;82(3):243) probaron si la amalgama intoxicaba los cultivos neuronales y si esa toxicidad estaba causada por el mercurio. La toxicidad observada no fue bloqueada por un quelador mercúrico (DMPS), pero sí por un bloqueador de metales (CaEDTA). El primero fue un eficaz quelante del mercurio, pues bloqueó su toxicidad. El segundo bloqueó sólo la neurotoxicidad del zinc, no de mercurio, estaño, cobre y plata. Esto demuestra que la toxicidad sobre las células nerviosas cultivadas se debe a la liberación de zinc. Si bien es sabido que el zinc es neurotóxico, la ingestión de zinc no es preocupante porque los niveles de zinc en el organismo están altamente regulados. Y, digo yo, porque existe ama lgama sin zinc.

Barriendo barro...   Si bien está documentado el efecto cariostático de los ionómeros vítreos reforzados con resina (IVRR) sobre las potenciales caries radiculares secundarias, podría depender del modo de tratamiento de la superficie cavitaria. Tras investigar cuatro grupos de tratamientos (1-nada; 2-ácido poliacrílico (APA), 3-ácido fosfórico (AF) y 4-Scothbond Multi-Purpose), se observó una desmineralización significativamente menor con (3). Se concluyó que la remoción del barro dentinario con ácido fosfórico provee una resistencia reforzada significativa a la formación de caries radicular secundaria (AL-Helal AS, Armstrong SR, Xie XJ, Wefel JS. J Dent Res 2003 Feb;82(2):146)

en la red...  Estudios histomorfológicos y espectroscópicos sugieren que, en la adhesión húmeda, la interfase adhesivo-dentina es una red colágena porosa infirltraba principalmente por HEMA hidrolíticamente inestable. No está claro cuál es la eficacia con que los monómeros sellan las fibrillas colágenas dentinarias con dentina húmeda. Al efectuar la comparación con dentina demineralizada infiltrada con adhesivo (Single Bond) en condiciones óptimas, se comprobó la afirmación inicial (ut supra) (Wang Y, Spencer P. J Dent Res 2003 Feb;82(2)

A todas luces...   La fuente de luz utilizada y la técnica empleada para polimerizar un microhíbrido (Filtek Z250) y un composito “empaquetable” (SureFil) no influyeron sobre la microfiltración experimentada por la restauración microhíbrida y sí con el SureFil, donde hubo cierta ventaja para la técnica convencional (Cavalcante LM, et alOper Dent 2003 abr;28(2):200)

El uso de ionómero vítreo encapsulado y mezclado mecánico no genera todas las ventajas que se le atribuyen. Puede aumentar la resistencia a la fractura con respecto del mezclado manual, pero no genera diferencias significativas en las características de trabajo, si bien se extendió el tiempo de fraguado. No se redujo la porosidad (Fleming GJ, Zala DM. Oper Dent 2003 abr;28(2):168)

VOLVER (a Indice)

 

                                         abril 2003

Como de porcelana...   Hay un nuevo material restaurador cerámico, llamado Doxadent, que es inorgánico, no metálico y contiene aluminato de calcio, silicato y agua, que aplicado en restauraciones de Clase V fue similar al composite en cuanto a la formación de placa y generación de gingivitis, con la higiene bucal acostumbrada. Con una técnica descuidada mostró menor tendencia a la formación de placa y exudado crevicular (Konradsson K, van Dijken JW. Acta Odontol Scand 2002 dic;60(6):370).

 

Una luz sobre los blanqueamientos...   Hace demasiado tiempo que el público desea tener dientes más blancos y muy poco que los odontólogos se esmeran por brindárselos. Sólo en 1989 apareció el primer sistema de blanqueamiento nocturno. Las mejoras introducidas en los métodos de consultorio y del hogar popularizaron la idea y el reclamo a los odontólogos, para que redujeran las visitas y para lograr buenos resultados sin sensibilidades molestas. Hoy se puede lograr un blanqueamiento potenciado, en una hora de sillón, con el complemento de luz que refuerce el proceso. Se ha comprobado que la luz sola tiene un efecto blanqueador. Sumados peróxido al 15% y luz se logran reducciones de hasta 9 tonos en el muestr ario Vita (M. Tavares et al JADA 2003 feb;134[2]:167).

 

¡Ojo, feministas!...    La razón más común para remplazar restauraciones fue la presencia de caries secundarias, seguida por fracturas, desbordes y discrepancias marginales, en los dientes posteriores de adultos jóvenes fineses. Además de los datos del paciente, generales y bucales, se registraron los de aquellos profesionales que los atendieron. En total, fueron obturados 1873 dientes, con 1969 restauraciones, en los que hubo que rehacer un 40%. De las 140 nuevas restauraciones, correspondió un 6,9% a viejas amalgamas y un 8,5% a materiales estéticos. La duración media de las amalgamas fue de 8,9 años y de las estéticas 2,4 años. Se observó que la necesidad de re mplazo de amalgamas fue el doble cuando realizadas por mujeres (7,6% frente a 3,2%) (Palotie U, Vehkalahti M. Acta Odontol Scand 2002 dic;60(6):325).

 

 

Confiables... por un tiempo...   Wucher M, Grobler SR y Senekal PJ. (Am J Dent 2002 ag;15(4):274) compararon tres tipos de restauraciones, a saber: Dyract solo (1), Spectrum-TPH solo (2) y sandwich de Dyract con Spectrum-TPH (3). A los 36 meses ninguno produjo sensibilidad postoperatoria, cumplieron bien clínicamente y demostraron buena adhesión y sellado. Sólo una restauración con (3) debió ser remplazada a los 2,5 años, por caries radicular. El (1) dio mayor desgaste oclusal. El (2) y el (3) fueron mejores que el (1) en integridad marginal. En fin, consideraron que eran materiales confiables en los dientes (premolares) y las condiciones en que los usaron.

 

No la pegan...   A cavidades en premolares talladas para amalgamas, se las trató con  Cervitec; Gluma One Bond; Panavia 21; Copaliner Dentin Varnish  Sellador y controles. Ningún tratamiento evitó consecuentemente la microfiltración, que fue mayor en cervical que en oclusal. En general, la falla fue cohesiva y adhesiva en los grupos de prueba y en los controles (Morrow LA, Wilson NH, Setcos JC, Watts DC. Am J Dent 2002 ag;15(4):262).
&nb sp;        

La pegan a veces...   St Georges AJ, Wilder AD Jr, Perdigao J y Swift EJ Jr.(Am J Dent 2002 ag;15(4):244) evaluaron la microfiltracióm en los márgenes dentinarios de dos composites, con técnica total y con incremental, con “readhesión” y con polimerización vestibular y lingual. No observaron filtración en bordes adamantinos. En los márgenes de cemento, la filtración fue significativamente mayor con ambos materiales.

Prefiero el viscoso...   La fuerza del contacto proximal de las restauraciones realizadas con composites de mediana y de alta viscosidad no mostró in vitro diferencias significativas con respecto de la existente antes de la restauración. Con amalgama era muy superior y con composite de baja viscosidad muy inferior (Klein F,  et al  Am J Dent 2002 ag;15(4):232).
     

Incrementemos...   El padre de los ionómeros vítreos, Graham J. Mount , con sus colaboradores (Aust Dent J 2002 dic;47(4):339) opina que sólo tres materiales en el comercio se atienen al criterio de MacLean, Wilson y Nicholson para denominarlos ionómeros vítreos modificados por resina. Éstos experimentan una reacción de fraguado ácido/base y además contienen una cantidad limitada de monómero que polimeriza como resultado de la irradiación. La cantidad de polímero está limitada a una extensión  que no interfiera en el fraguado normal ácido/base y por lo tanto permitirá la adhesión por intercambio iónico con los tejidos dentarios que es típica de los IV. Hay una ter cera reacción de fraguado incorporada para asegurar que el monómero remanente aunque no sea afectado por la irradiación aun así polimerice.

Los tres tipos de reacciones de fraguado pueden tener efecto sonre la resistencia, la profundidad de polimerización y la translucidez de los tres materiales. En cavidades de más de 3 mm de profundidad, estos materiales deben ser colocados incrementalmente para permitir la irradiación total iniciadora de la polimerización. Esto porque la profundidad dependía del color y del tiempo, la translucidez era algo mayor en los irradiados y la resistencia muy superior.

El mismo Graham J. Mount (con Leirskar, Nordbo y Ngo Dent Mater 2003 mar;19(2):87) quiso averiguar que le ocurría a un ionómero vítreo autopolimerizante de alta fortaleza (Fuji IX GP)cuando se lo cubría con una capa de resina (Fuji Coat). El resultado importante es que el contacto con agua, por falta de esa protección, reduce notablemente la resistencia de cizalla del IV.

 

 

Con la boca seca...   Las restauraciones con ionómero vítreo liberan flúor y logran que se observen menos caries en los márgenes, en pacientes xerostómicos, sin el uso regular de un gel fluorado con fluoruro de sodio neutro (C. W. Haveman et al  JADA 2003 feb;134[2]:177).

 

 

Igual fluido que híbrido...   Las cavidades vestibulares de este estudio fueron restauradas con composite fluido (Wave) y las linguales con un híbrido(Glacier) y el mismo agente adhesivo (Paama2-P) para un grupo y otro adhesivo (Optibond Solo-O) para otro grupo de restauraciones similares. En todas se observó la misma microfiltración, en oclusal y en cervical. El uso de O mejoró el sellado con respecto de P (Chimello DT, et al Braz Dent J 2002;13(3):184).

 

 

¡Cortala!…   Empleando tres tratamientos superficiales y dos sistemas adhesivos para averiguar las respectivas resistencias a la cizalla entre amalgama vieja y fresca, se concluyó que la amalgama intacta mostraba una resistencia claramente superior a los grupos reparados. En éstos, el mejor resultado se obtuvo con superficies asperizadas con fresa de diamante o con micrograbador. A igual textura superficial, igual efecto de cualquier sistema adhesivo (Giannini M, Paulillo LA, Ambrosano GM Braz Dent J 2002;13(3):179).

 

Detectores…   Los pigmentos detectores de caries no aumentan la microfiltración de los materiales adhesivos (Piva E, et al Clin Oral Investig 2002 dic;6(4):244).

 

¡Qué buenos somos!…   Todos los años, pese a todos los esfuerzos preventivos, se colocan 290 millones de restauraciones en los EE. UU., dos tercios de las cuales son reposición de restauraciones fracasadas (Murray PE, et al Crit Rev Oral Biol Med 2002;13(6):509).

 

¿Ortofosfórico?…   Es posible lograr que la superficie del esmalte sea a la vez retentiva y además activa para que adhesivos anaeróbicos relativamente no reactivos puedan ser adheridos al esmalte. Esto se logra con sulfatos y cloruros de cobre en ácido ortofosfórico al 37%,  aunque sólo con cloruros se logra un patrón de grabado convencional en el esmalte (Ireland AJ, Ireland MJ, Sherriff M. Dent Mater 2003 mar;19(2):153).

 

 

 

¡Ojo al blanquear!…   Después de blanquear con peróxido de hidrógeno al 30% tres compómeros (Compoglass F[1], Elan [2] y F2000 [3]), se comprobó que 1 y 2 mostraban una ligera degradación superficial, mientras que 3 mostró numerosas grietas que no presentaban los otros. Por otra parte, 2 y 3 aumentaron mucho su coeficiente de expansión térmica (Jung CB, et al  Dent Mater J 2002 Dec;21(4):396).

 

 

Mejores muñones…   Si se trata la superficie dentinaria, antes de hacer una reconstrucción de muñón  indirecta, con hipoclorito de sodio (NaOCl) en gel y después se adhiere el núcleo de resina, la fuerza de adhesión se encuentra aumentada (Inoue S, et al Dent Mater J 2002 dic;21(4):343).

 

 

 

Hermosos grabados…   El estudio de la interfase esmalte-resina después de la aplicación de sistemas adhesivos autograbadores y sin enjuague (Clearfil Liner Bond 2, Clearfil SE Bond, Etch & Prime 3.0 y Resulcin AquaPrime) , basados en metacrilatos esterados con ácido fosfórico, frente a el grabado y adhesión tradicionales (Heliobond). Los nuevos agentes disuelven la parte periférica y central de los prismas adamantinos, mientras simultáneamente promueve la infiltración inter.- e intra-prismáticas del monómero. El agente tradicional actuó con una pauta similar, pero de mayor profundidad (6,9 micrones) de hibridización. La trabazón nanorretentiva entre los prismas adamantinos y la resi na podría explicar el potencial de los sistemas adhesivos autograbadores en la adhesión al esmalte pese a la pauta de grabado menos clara (Hannig M, Bock H, Bott B, Hoth-Hannig W.  Eur J Oral Sci 2002 dic;110(6):464).

 

 

Mejor con refuerzos…   La comparación de dos ionómeros vítreos, uno modificado con resina (IVR) y el otro clásico (IV) (Vitremer y Fuji II) manifestó que el IVR ofrece ventajas sobre el IV para restaurar cavidades de Clase II en molares primarios. IVR dio 94% de éxitos; IV dio 81% (Hubel S, Mejare I. Int J Paediatr Dent 2003 en;13(1):2).
 


¡Cómo se rompen!…   Es lamentablemente común la fractura de cúspides, con diferencias en cuanto al tipo de diente y el estado de su restauración; con tratamiento endodóncico hay mayor susceptibilidad a las fracturas subgingivales. Sobre unos 46.000 pacientes vistos, fueron más frecuentes las fracturas de molares que de premolares (79% y 21%), más cúspides vestibulares en los superiores (66% y 34%) y más linguales en los inferiores (75% y 25%). Casi el 77% de los casos habían sido restaurados en 3 o más superficies. En total, un 20,5% de fracturas (W. M.Fennis WM, et al Int J Prosthodont 2002 dic;15(6):559).

 

Lo que duran las adhesiones…   Takahashi A, et al (J Adhes Dent 2002 Summer;4(2):151) evaluaron la durabilidad de la fuerza adhesiva y el aspecto morfológico de las interfases de dos sistemas adhesivos (Unifil Bond/Unifil F y Fuji Bond LC/Clearfil AP-X) y encontraron que habían experimentado similar reducción al término de un año.

Filtraciones al margen…   El margen cavitario influye decisivamente en la microfiltración de las incrustaciones indirectas de composite, según que sea con bisel, chanfle o plano. También la afectan la posición de los dientes en la arcada. El hecho de ser vestibular o lingual el borde importó en cuanto en este caso, los tres tipos dieron igual resultado en ambos maxilares. En vetibular, en el maxilar superior, el peor resultado fue con el chanfle, mientras que en los inferiores lo produjo la unión plana (Peixoto RT, et al. J Adhes Dent 2002 ver;4(2):145).
 

Buenos contactos…   Si para lograr buenos contactos le han propuesto que elija uno de 4 métodos para la restauración de MOD en permanentes y está indeciso, siga leyendo. Las técnicas pueden ser: tradicional matriz y cuña (1), uso de un añadido a la punta de la luz (2), uso de un instrumento de mano, como Contact Pro (3) o colocación de un inserto de vidrio cerámico, como Beta Quartz (4). El-Badrawy WA, et al (J Can Dent Assoc 2003 mar;69(3):162) encontraron 25 contactos abiertos y 5 flojos con 1; 3 contactos abiertos , 11 flojos y 14 ideales con 2; 11 contactos flojos y 19 ideales con 3, y 3 flojos y 27 ideales con 4. Ninguno fue demasiado ajustado. Con amalgama, tuvieron 20 ideales y 5 demasiado ajustados. Ahora, elija con una base.

 

 

La microfiltración es lógica preocupación de quienes realizan restauraciones de Clase II con composite, sobre todo cuando el margencervical se ubica 1 mm por debajo del límite amelocementario. Restaurados 48 molares con 4 técnicas distintas, se concluyó que la asociación de Vitremer aplicado en la porción gingival de proximal más Tetric Ceram para el resto daba los mejores resultados frente a Dyract, Syntac Sprint y Chelon-fil (siempre en proximal). La diferencia fue significativa a favor de ese emparedado abierto (Loguercio AD, et al Adhes Dent 2002 ver;4(2):137).

VOLVER (a Indice)

 

                                   marzo 2003

Enanísimos...   Han aparecido resinas compuestas, o composites, cuya novedad es que poseen nanorrelleno compuesto por partículas de 5 a 100 nanómetros esferoidales. Las primeras experiencias indicarían que son útiles para restauraciones posteriores y anteriores, fáciles de esculpir sin que se deformen, con buena variedad de colores y opacos, elevado y fácil pulido. Marcas: Filtek Supreme, 3M Espe, y Simile, Pentron (CRA, en. 2003).

 

No por mucho madrugar...   El tratamiento temprano de las lesiones de caries cuestionables podría no dar por resultado la conservación de los tejidos dentarios, pues Hamilton et al no encontraron diferencias significativas con los tratados habitualmente (JADA 2002;133:1643).

 

 

enero 2003

Blanquitos    El blanqueamiento logrado por aplicaciones nocturnas con peróxido de carbamida al 10% puede mantenerse bien entre 108 y 144 meses (Van B. Haywood et al J Esthet&RestorDent 2002;14(5), 275)

Dos más que uno     Los adhesivos duales resultaron más eficaces para evitar microfiltraciones que los de un solo frasco, según Briso AL, et al (Am J Dent 2002 Jun;15(3):173).

Más sobre adhesivos    Es mejor aplicar una doble capa de adhesivo dentinario de grabado total (Single Bond Dental Adhesive System), para evitar la generación de brechas en la interfase composite-dentina, con Silux Plus o con Z-100 (Koike T, et al Am J Dent 2002 Jun;15(3):159).

Chi va piano…    Si se trata de cambiar o no la lámpara polimerizante de los composites para ganar tiempo, parecería que lo prudente es aquello de Pope de no ser los primeros en adoptar lo nuevo. Esto es, por lo menos, la deducción personal tras leer un trabajo (Uctasli S, Shortall AC, Burke FJ. Am J Dent 2002 Jun;15(3):153) sobre el sellado marginal de las restauraciones de Clase II con lámpara halógena de alta intensidad o con arco de plasma.

Dos más que uno     Los adhesivos duales resultaron más eficaces para evitar microfiltraciones que los de un solo frasco, según Briso AL, et al (Am J Dent 2002 Jun;15(3):173).

Más sobre adhesivos    Es mejor aplicar una doble capa de adhesivo dentinario de grabado total (Single Bond Dental Adhesive System), para evitar la generación de brechas en la interfase composite-dentina, con Silux Plus o con Z-100 (Koike T, et al Am J Dent 2002 Jun;15(3):159).

Chi va piano…    Si se trata de cambiar o no la lámpara polimerizante de los composites para ganar tiempo, parecería que lo prudente es aquello de Pope de no ser los primeros en adoptar lo nuevo. Esto es, por lo menos, la deducción personal tras leer un trabajo (Uctasli S, Shortall AC, Burke FJ. Am J Dent 2002 Jun;15(3):153) sobre el sellado marginal de las restauraciones de Clase II con lámpara halógena de alta intensidad o con arco de plasma.

Mojar o no mojar, ¿da igual? Para Moll K, Gartner T y Haller B. no habría mayores diferencias en cuanto a la resistencia. De los adhesivos y composites probados, el mejor resultado (mojando o no) lo obtuvieron con Prime & Bond 2.1/Spectrum TPH (Am J Dent 2002 Apr;15(2):85).

Soltando flúor     Trial KBF Bond, One-up Bond F, Reactmer Bond) y un adhesivo convencional (Clearfil SE Bond) fueron estudiados en cuanto a su posible liberación de flúor. El que generó una mayor liberación fue el Reactmer, una tercera parte el One-Up y la cuarta parte el Trial. Casi nada el Clearfil ( Kameyama A, et al Bull Tokyo Dent Coll 2002 Aug;43(3):193).

ART    Un estudio comparativo en 835 niños de 6-7 años, concluyó que el enfoque atraumático en el tratamiento restaurador (ART, no una obra teatral) con empleo de ionómero vítreo dio mejores resultados en las lesiones dentinarias primarias que el abordaje tradicional con amalgama, al cabo de 3 años ( Taifour D, et  al Caries Res 2002 Nov-Dec;36(6):437.

21   esen   operat

ART2    ART, o tratamiento restaurador atraumático, aplicado a lesiones cariosas profundas en molares primarios (niños de 3 a 7 años) puede tener un efecto sobre la dentina remanente desmineralizada. Después de excavar las lesiones y colocarles ionómero vítreo, a los 3 meses, se observó microscópicamente una drástica reducción de las bacterias, dentina intertubular más densa y fibras colágenas más compactas y más estrechamente unidas, y un incrfemento en la concentración de calcio sugerente de remineralización, sin flúor presente. En una sesión, se pueden crear condiciones más favorables para la curación (Massara ML, Alves JB, Brandao PR.Caries Res 2002 Nov-Dec;36(6):430).

Firmes vidrios    Los acondicionadores mejoraron significativamente la adhesión al esmalte para el ionómero vítreo convencional y el modificado con resina. La adhesión micromecánica podría desempeñar un papel en el mecanismo de adherir IV al esmalte. Esto se logró con ácido poliacrílico y con ácido fosfórico. Además, fue mejor el resultado con los activados por luz que en los químicos ( Glasspoole EA, Erickson RL, Davidson CL.Dent Mater 2002 Sep;18(6):454).

Para un futuro   La incorporación de un nuevo metacrilato trifuncional a un composite fotocurable (Tris[4-(2'-hydroxy-3'-methacryloyloxypropoxy)phenyl]methane = TTEMA) mostraron una contracción de polimerización muy baja, que sumada a la facilidad de síntesis y buena reactividad le dan un futuro promisorio (Dent Mater 2002 Mar;18(2):174).

Empaquetar o jeringar   Cavidades de Clase I (240), estandarizadas, en supuestos primeros molares inferiores, fueron restauradas con dos distintos composites, uno empaquetable y el otro jeringable (Surefil and Ecusit). El Ecusit jeringado produjo una cantidad significativamente menor de porosidades y una mejor adaptación .( Opdam NJ, Roeters JJ, Joosten M, Veeke O.Dent Mater 2002 Jan;18(1):58)

Por los diarios no     Mal momento es el que pasamos si un paciente se entera antes que nosotros, por los diarios, de una novedad en nuestra profesión. Por ello, aunque esté apenas en gestación es oportuno señalar que se trabaja en un nuevo composite con metales como relleno, que son plata-indio y también plata-estaño ( Kakuta K, et al Dent Mater J 2002 Jun;21(2):181).

¿Inocentes selladores?    ¿Cuál es el efecto citotóxico de los selladores endodóncicos? Entre el AH26, el Diaket, el Apexit y el nuevo AH Plus, que resultó de elevada toxicidad comparado con AH26 y Diaket. El menos tóxico fue el Apexit (Miletic I, et al Endod Dent Traumatol 2000 Dec;16(6):287).

Es igual    Por igual se producen filtraciones en restauraciones con composite en cavidades de Clase V en caninos primarios, ya con adhesivo de un solo frasco, ya con uno de pasos múltiples (El-Housseiny AA, Farsi N. Int J Paediatr Dent 2002 Jul;12(4):265).

 

                                   diciembre 2002

 

Un mero barniz    Pincelar las cavidades de Clase II con barniz para uñas o con cianoacrilato no genera diferencia de filtración en cavidades restauradas con composite hasta debajo del LCA. Pese a no observarse brechas con grandes aumentos, filtraron por igual (Guzman-Armstrong S, Mitchell R. J Dent  2002 feb;30(2-3):113).

 

 

Esclerótico es mejor    La dentina esclerótica tiene una clara ventaja sobre la normal, pues posee una estructura de derivación natural a la que se adapta mejor el imprimador para los composites. Es parte de las defensas naturales del organismo y debe ser preservada, no expuesta al grabado ácido que dañaría su estructura. (Nota para curiosos: El imprimador dentinario fue gliceril monometacrilato -Blemmer. NOF, Japón-, que contenía un metacrilato esterificado con un alcohol polivalente, lo que es similar al 2-HEMA.) Se observó una integridad marginal total en cualquier clase de dentina. En la dentina esclerótica, esto no se produce si se hace grabado con ácido fosfórico(Kusunoki M, et al J Dent  2002 feb;30(2-3):91 ).

  

Dos son más que uno    Los Pashley y sus colegas comprobaron que la diferencia entre aplicar una capa de adhesivo (Prompt L-Pop, 3M) de un frasco o dos es que así se obtiene mejor resultado, pues asegura que la dentina expuesta y los túbulos queden cubiertos con adhesivo bien polimerizado (J Dent  2002 Feb;30(2-3):83).

 

 

No agrandemos    El remplazo de las restauraciones con composite de cavidades de Clase V da por resultado un aumento de la preparación cavitaria en áreas distantes del sitio de la falla (Gordan VV. J Dent  2001 sep;29(7):485).

 

¡Que le quede grabado!    El grabado de la dentina vital tiene extrema importancia en la minimización de la microfiltración bacteriana cuando se usa resina compuesta. El grabado con ácido fosfórico(60 s) demostró ser más eficaz para evitar la microfiltración bacteriana que la falta de grabado o su realización con EDTA (30 s). Influiría sobre la formación de dentina terciaria (Murray PE, et al J Dent  2002 en;30(1):29).

 

 

                                                      noviembre 2002

 

Rapidito no es mejor   La rapidez más conveniente para la polimerización de los composites depende de su composición. Si es lenta, puede reducir la brecha entre fases. Las polirización aumenta con el nivel de HEMA y TEGDMA en el monómero (Asmussen E, Peutzfeldt A Acta Odontol Scand  2002 jun;60(3):146).

 

¿Quién da más?    Si le interesa el efecto generado por la liberación de flúor del material restaurador, E. Asmussen y A. Peutzfeld (Acta Odontol Scand  2002 mar;60(2):93) le cuentan que quien más libera es el ionómero vítreo, seguido por el compómero (que al año sigue aportando flúor ya como el ionómero) y, en último término, y significativamente, el composite adicionado.

 

         No todos iguales    No todos los pernos de resina reforzado con fibras tienen igual radiopacidad. Hay que cerciorarse, porque algunos son inaceptables (Finger WJ, Ahlstrand WM y Fritz U Am J Dent  2002 abr;15(2):81)

 

 

                                                             octubre 2002

¿Más blancos, más blandos?   Tres blanqueadores (Nite-White, Opalescence, 

Rembrandt) tuvieron distintos efectos sobre tres materiales restauradores, porcelana 

feldespática, resina compuesta microrrellenada y ionómero vítreo modificado. Todos 

redujeron la microdureza de la porcelana y aumentaron las del ionómero. Dos 

(R y O) la redujeron al composite y N-W se la aumentó. No hubo diferencias 

significativas en ningún caso (Turker S B, Biskin T. J Oral Rehabil  2002 Jul;29[7]:657).



Un equipo ganador     Si combinamos un preparador silánico con un agente 
adhesivo para la reparación entre capas de composite, el resultado mejor que sin 
el silano (p. ej., Porcelain Liner M)

(Hisamatsu N, et al J Oral Rehabil  2002 jul;29[7]:644) 

 



Inhibiciones

La utilización de adhesivos que liberen flúor combinados con un material 
restaurador que hágalo mismo produce inhibición de las caries secundarias, 
aunque no a distancia (Itota T, et al  J Oral Rehabil  2002 Jun;29[6]:523) .

Gruesas y delgadas  El espesor de resina fluida utilizada en restauraciones de composite de Clase II influye sobre la filtración marginal, cuando el margen está ubicado por sobre el límite cementoadamantino, en esmalte. Si la capa es gruesa, de de 2mm por incremento, la filtración es menor que con una delgada de 0,5 mm. Pero si el margen está en dentina, por debajo del LCA, no influyó la presencia de resina fluida ni su espesor (Malmstrom H, et al Oper Dent  2002 jul-ag;27[4]:373) .

 

Amalgamando premolares  Las amalgamas adheridas con ScotchBond en cavidades MOD en premolares aumentan su resistencia a la fractura, con respecto de las no adheridas y de las adheridas con Panavia (Dias de Souza GM, et al Oper Dent  2002 jul-ag;27[4]:349).

 

Adhesión y reacción    La respuesta pulpar a varios adhesivos (Single Bond, One Step, Perme Bond F y One-up Bond F) no difiere de la obtenida con hidróxido de calcio; pero con éste se obtuvo una mayor incidencia y con más rapidez en la formación de dentina reparadora. Hubo una clara correlación entre la infiltración celular inflamatoria y la presencia de bacterias. Con AQ Bond, Imperva Fluorobond y Prime & BondNT hubo mayor reacción inflamatoria y menor dentina de reparación que con Dycal (Medina VO 3rd, et al Oper Dent  2002 jul-ag;27[4]:330)

 

Poliácidos y resinas   El colega turco R. B. Ermis comparó cinco ionómeros víteros, cuatro reforzados con poliácido (F2000, Dyract AP, Compoglass F y Elan) y otro con resina (Vitremer) y concluyó que a los 2 años no había diferencias significativas entre las restauraciones realizadas (Quintessence Int  2002 jul-ag;33[7]:542)

 

 

                          agosto/setiembre 2002

 

Un asunto vidrioso    

Los nuevos ionómeros vítreos parecen penetrar adecuadamente y

 sellar las fisuras oclusales de los molares permanentes. 

Los estudios clínicos de las técnicas conservadoras a lo largo de 

3 años encontraron retención del sellado en el 70% de los casos, 

con caries de fisura en aproximadamente de 0-4%. Dos estudios 

informaron una reducción significativa de caries. En general, se

ttrabajó con población de bajo riesgo de caries 

(Yip HK, Smales RJ. Int Dent J  2002 abr;52[2]:67)

 

 

¡Están viejas!   

No todas las viejas restauraciones deben ser cambiadas por otras 

más jóvenes, pero hay que cambiarlas antes, cuando son realizadas 

por sistemas nacionales de salud (Gran Bretaña [y en Argentina, 

obras sociales, prepagas, clínicas, etc]). Las realizadas en las 

Fuerzas Armadas duraron más en este estudio del infalible Mjör 

(Burke FJ, Wilson NH, Cheung SW, Mjor IA. Aust Dent J 

2002 mar;47[1]:57)

 

 

 

¡Fuera!    

Para dejar afuera caries, sensibilidades y pulpitis un buen sellado 

debe reducir al mínimo las brechas de los márgenes de las 

restauraciones. Debe ser estudiado en vivo para confirmar las 

observaciones in vitro, que no bastan 

(Ferrari M, Garcia-Godoy F. Am J Dent  2002 abr;15[2]:117)

 

 

¿A, B o C?    

A la luz de un criterio conservador y de considerar las caries 

tratadas como una enfermedad, la elección de amalgama, 

composite o ionómero debe basarse sobre enfoques denominados

 “de base preservativa”. La “extensión por prevención” está 

desechada 

(Z. D. Baghdadi  Am J Dent  2002 feb;15[1]:54)

 

 

La era de las luces   

 La durabilidad de un cemento resinoso dual con adhesivo 

cerámico depende del primer multicomponente y de la 

cantidad de luz recibida por el cemento. La preparación con 

Tokuso Ceramic Primer (TCP), la resistencia miocrotensil de 

adhesión (RMA) aumentó con el tiempo  para el Bistite II, 

con luz. Sin luz, hubo una reducción progresiva con el tiempo 

en la RMA. Con TCP y Panavia F, la RMA aumentó y al 

tiempo no difirió entre con luz y sin ella.(Foxton RM, et al 

J Adhes Dent  2002 primav;4[1]:49)

 

El duro vidrio   

El ionómero vítreo (Fuji IX GP o Ketac-Molar) dio igual buen 

resultado, a los 12 meses, en un cavidad oclusal estándar como 

en el tratamiento restaurador atraumático. Ambos ionómeros 

tuvieron igual desgaste. (JADA 2002:133, jun 744)

Vidrios reforzados    

De la comparación exhaustiva efectuada por colegas brasileños

(Garcia Pereira LC, et al J Adhes Dent  2002 Spring;4(1):73), 

surge la confirmación de la sospechada mejor resistencia, más 

otras propiedades mecánicas, del ionómero vítreo con refuerzo 

de resina sobre el convencional.

No juzgues    

No juzgues, lector, el éxito clínico de un adhesivo solamente por los 

datos de resistencia al corte suministrados por fabricantes y autores, 

pues todos funcionan adecuadamente. Considera también la sensibilidad 

postoperatoria y las características de manipulación. 

(CRA Newsletter 2002:26, jun)

 



Los más mejores    
Los mejores materiales restauradores para prevenir microfiltraciones
 bacterianas y lesiones pulpares son los ionómeros vítreos reforzados, 
el OZE y los composites
 (Murray PE, et al Dent Mater  2002 sep;18[6]:470)

 

 

 

Pasos en los dientes    

Es cuestión de ver cuántos pasos adhesivos hay que dar en los dientes 

para lograr la deseada adhesión del composite sin microfiltraciones en 

la Clase V en dientes primarios. El-Housseiny AA y Farsi N. 

(Int J Paediatr Dent  2002 jul;12[4]:265) piensan que ningún sistema

 elimina por completo la filtración y se debe complementar la operatoria 

con medidas preventivas.

 
 
Relajada    
¿Cómo se relaja mejor, después de la ducha, o bien sequita? La dentina, 
claro, después de sometida a estrés compresivo. Mojadita se relaja mejor. 
Mejor que si se la seca con aire
 (Trengrove HG, Carter GM, Hood JA  Dent Mater  1995 sep;11[5]:305)
Acotación de J. Jantarat et al: en odontología restauradora, se deben tomar 
en cuenta las propiedades dentinarias que dependen del tiempo 
(Dent Mater  2002 sep;18[6]:486) 
 
 
Todo a media luz    
La dosis (energía radiante) de luz aplicada a la polimerización de los 
composites fue estudiada en condiciones de reducción de la intensidad 
con mantenimiento del tiempo (30 seg). Se observó una reducción 
progresiva de la conversión del material seguida por una rápida caída. 
Como que a menor intensidad de luz hay que dar más tiempo 
(Halvorson RH, Erickson RL, Davidson CL. Dent Mater 
 2002 sep;18[6]:463) 
Si se combina una densidad de energía inicial baja con un intervalo 
y una finalización de alta intensidad de luz se obtiene una reducción 
de las tensiones de contracción de los composites 
(Lim BS, et al  Dent Mater  2002 Sep;18[6]:436)



 

                                                                        julio 2002  

 Quienes empaquetaron el composite (Surefil, Z100 y Spectrum TPH) en los cuadrantes posteriores (dicen Stockton LW, Williams PT, Attallah C. Oper Dent  2002 May-Jun;27(3):266) durante tiempos distintos consiguieron que a mayor condensación el desgaste clínico fuera mayor, y peor si se generaron porosidades.

  Si se accede endodóncicamente a molares cuando fueron reconstruidos con grandes amalgamas y nuevamente restaurados con el mismo material, se logra comprometer significativamente la resistencia a la fractura de la restauración original (Hachmeister KA, et al. Oper Dent  2002 May-Jun;27(3):254).

El uso de dos reveladores de caries (Seek y Snoop) no influyó negativamente sobre la resistencia de cizalla de tres sistemas de adhesión a la dentina (Prime & Bond NT, Prompt L-Pop y Clearfil SE Bond) (Kazemi RB, Meiers JC, Peppers K Oper Dent  2002 May-Jun;27(3):238).

Dicen Demirci M, Ersev H y Ucok M. (Oper Dent  2002 May-Jun;27(3):223) que el Dyract mostró un buen rendimiento clínico a los 3 años de colocado en cavidades de Clase III, con decoloración de los márgenes, sin necesidad de cambio.

El reemplazo de las restauraciones de Clase I en resina compuesta da por resultado la pérdida de tejidos dentarios. Cuanto mayor la profundidad de la preparación cavitaria original, mayor la pérdida de estructuras dentarias en el margen cavosuperficial, cualquiera que hubiera sido el diseño cavitario original (Gordan VV, Mondragon E, Shen C. Quintessence Int  2002 abr;33(4):273).

 Unos colegas brasileños (Lopes GC, Baratieri LN, de Andrada MA, Vieira LC. Quintessence Int  2002 mar;33(3):213) afirman que, así como la adhesión al esmalte está consagrada, a la dentina requiere aún estudios para confirmar la eficiencia clínica  a largo plazo de las últimas técnicas. Dos se destacan actualmente. Una, la del sistema de grabado total, parece ser efectiva en la clínica como en el laboratorio. La otra, de grabado y todo en un solo frasco, aún está en evolución y no se puede hablar por lo tanto de su éxito clínico, aunque sí en el laboratorio.

E. Asmussen y A. Peutzfeldt, de la Universidad de Copenhague, buscaron una nueva resina compuesta que liberara fluor adecuadamente y la compararon con ionómero y con compómero. En la carrera, quedó lejos detrás del IV que salió primero y del compómero que entró segundo, según leímos en el Acta Escandinava de enero.

E. C. Munksgaard  (Acta Odontol Scand  2002 Jan;60(#1):60) estudió el efecto de adhesivos dentinarios y podría sintetizarse prácticamente que, en términos generales, encontró mejor adhesión con dentina grabada húmeda que seca y también con la desproteinizada con hipoclorito de sodio.

Un investigador de Turku (finlandés, no turco) estudió la posibilidad de usar un refuerzo de fibra de vidrio tejida en el caso de la reparación del frente de una corona de PFM. Con un incisivo central superior como ejemplo, aplicó dos capas de fibras tejidas contra el frente y después contra ellas presionó el composite híbrido. Se logra un aumento considerable de la resistencia a la fractura. Para los detalles técnicos, ver: Vallittu PK (J Oral Rehabil  2002 May;29(5):423).

Hobson RS, Rugg-Gunn AJ y Booth TA.(Arch Oral Biol  2002 May;47(5):407) se propusieron ver qué clase de grabación se obtenía en vestibular de distintos dientes humanos permanentes, con ácido fosfórico al 37%. La cantidad y la calidad de las pautas de grabado allí donde se cementan las bandas ortodóncicas tendió, en general, a que no se produjera grabado de adelante hacia atrás y también hacia distal fue peor la calidad. El ideal lo mostraron los incisivos inferiores.

No existe un grabado mejor que otro para lograr una mejor adhesión, dicen R. S.-

¿Cómo le gusta encarar la reducción vestibular para una carilla? Quizá lo haga a mano alzada, quizá marque surcos horizontales o quizá verticales, o quizá marque hoyuelos con fresa redonda. Nadie sabe cuál es el método “ideal”. Para proceder científicamente, Cherukara GP, et al. (Br Dent J  2002 Apr 13;192(7):401) probaron estas técnicas en 84 dientes y escanearon los resultados. Ganaron los simpáticos hoyuelos realizados con fresas redondas pequeñas, de lado, en 45°, como las mejores guías de profundidad (0,4-0,6 mm) Hobson y J. F. McCabe (Br Dent J  2002 abr 27;192(8):463).

La invasión de los tejidos dentarios es una agresión que quisieron evitar Florio FM, et al. ASDC J Dent Child  2001 sep-dic;68[5-6]:326), para lo cual compararon métodos no invasivos para las caries oclusales incipientes. Tras probar con sellado de fisuras (ionómero reforzado con resina – Vitremer), con barniz fluorado (Duraphat) y con un control de cepillado y fluor, otorgaron las palmas triunfantes al sellador, aunque no se vieron diferencias estadísticamente significativas.

 

                                                     

                                                          marzo/mayo 2002

Habida cuenta del concepto que sostenía que la pulpa no se infectaba mientras no llegara a ella una exposición por caries, se estudió el efecto de tres adhesivos dentinarios de quinta generación (Single Bond, Prime & Bond NT y Excite) sobre diversos microorganismos frecuentes. Se comprobó que Prime tenía acción bactericida sobre todos las bacterias probadas, mientras que los otros tenían acciones variadas. Es indudable que influyen algunos de los componentes de esas fórmulas (Atac AS, Cehreli ZC, Sener B. J Endod  2001 Dec;27(12):730)

                                                                        Enero/febrero 2002

Habiendo realizado una encuesta entre 144 dentistas y 116 pacientes acerca de su actitud y sus preferencias en cuanto a amalgama y composite en el sector posterior, se vio que en algunos casos era iniciativa del profesional indicar la restauración estética y en otros era pedido del paciente. Las restauraciones directas fueron indicadas según los criterios publicados, con consentimiento informado firmado. Los pacientes, aun interesados en un resultado estético, confiaban en la opinión del dentista, pero pedían información sólida. (Dlugokinski M, Browning WD. J Am Coll Dent  2001;68(2):31)

 

Manhart J, Chen HY y Hickel R. J (Dent Mater  2001 May;17(3):253) estudiaron la 
contracción de los mismos materiales y concluyeron que no eran superiores a un composite
 híbrido convencional en reducir la contracción de polimerización y, por lo tanto, tampoco 
en aumentar la adhesión. Cuando apuntaron a otras propiedades (Dent Mater  2000 Jan;
16(1):339) encontraron que SureFil daba  menor ritmo de desgaste y buena resistencia a la
 fractura. Repitieron estas conclusiones en otra publicación (J Biomed Mater Res  2000;
53(4):353); es decir, que los composites no constituyen un grupo homogéneo en sus 
cualidades físicas
  

El método más exitoso para evitar microfiltraciones de los selladores es el que combina la abrasión con aire con el grabado ácido y de los selladores probados el que dio mejores resultados en ese sentido fue el UltraSeal XT. (Int J Paediatr Dent  2001 Nov;11(6):409 Hatibovic-Kofman S, Butler SA, Sadek H.)

 

Algunos adhesivos de quinta generación tendrían acción antibacteriana contra los 
principales microorganismos patógenos, de entre los cuales el de más amplio efecto
 fue Prime&BondNT (Atac AS, Cehreli ZC, Sener B. J Endod  2001 Dec;27(12):730).

  Diciembre 2001

 

RESTAURACIONES INTRACORONARIAS PLÁSTICAS 

RESTAURACIONES 4 x 4    Nuestro punto débil en las restauraciones se encuentra en la pared cervical de las cavidades de Clase II, donde los investigadores hallaron las microfiltraciones y nosotros encontramos las caries recidivantes. G.Wibowo y L. Stockton (Am J Dent  2001 Jun;14(3):177) evaluaron in vitro la capacidad de sellado de varias resinas restauradoras de Clase II donde la extensión gingival del margen proximal estaba hacia apical del límite amelocementario, en dentina. Del análisis de los resultados con el auxilio de software especial, concluyeron que los peores resultados fueron obtenidos con la combinación de resina fluida y resina condensable. Los mejores resultados fueron logrados con la combinación de ionómero vítreo y resina híbrida. En primarios, la comparación de Compoglas (compómero) con TPH-Spectrum en esta Clase (casi 100 con cada uno), mostró a los 3 años un éxito que rondaba el 80%, que se consideró clínicamente aceptable. (T. Attin et al. Am J Dent  2001 Jun;14(3):148) Por otra parte, V. J. Setien et al ( Am J Dent  2001 Jun;14(3):1570) quisieron verificar si la técnica de preparación cavitaria influía en la filtración en cavidades de Clase V. Probaron fresas de carburo, fresas de diamante, aire abrasivo, disolución y láser, solos y combinados. En ningún caso hubo filtración donde había esmalte que había sido grabado. No se produjo hibridación dentina-resina cuando se empleó el láser. La significación clínica que extrajeron fue que el método de preparación cavitaria no afecta la microfiltración en esmalte grabado y que cuando se usa láser es preciso grabar el esmalte, pero sería preferible no grabar la dentina para mejor sellado. Folwaczny y otros (Am J Dent  2001 Jun;14(3):153) quisieron saber si en 5 años había diferencia de comportamiento en la restauración de 46 cavidades de esta Clase V según el material, ya Fuji II LC, ya Dyract. Se perdieron 5 con Dyract y 4 con Fuji, no habiendo realizado preparación alguna, con la única diferencia en este resultado más bien pobre consistente en que la actuación clínica del Dyract fue superior. De lo que no habría dudas es de que los adhesivos de un frasco no sirven para autopolimerizantes.(E. J. Swift et al. Am J Dent  2001 Jun;14(3):137) 

COLORES FIJOS    Puestos a divertirse, los coreanos B. S. Lim y colaboradores, metieron ionómeros vítreos y resinas compuestas modificadas por poliácido en una variedad de líquidos y compararon la estabilidad del color. Los únicos que se mantuvieron fijos correspondieron a la resina de control luminoactivada (Z 100). 

Y SIN METERSE EN HONDURAS   Quedándose en las fosillas y fisuras, se pueden obtener los mejores resultados con los selladores y se aplica ultrasonido durante el grabado ácido, si se secan las fisuras con acetona y se deja un lapso de 20 s antes de la aplicación se logran éxitos superiores al 90%. (T. Attin et al. Am J Dent  2001 Jun;14(3):148) 

Vitremer y Ketac-Bond utilizados como selladores oclusales, al cabo de 24 meses, con 200 escolares, mostraron mayores niveles de retención para el primero y que los ionómeros vítreos son capaces de prevenir la formación de caries oclusales. (Pereira AC, Pardi V, Basting RT, Menighim MC, Pinelli C, Ambrosano GM, Garcia-Godoy F. ASDC J Dent Child  2001 May-Jun;68(3):168) 

La restauración de cavidades de Clase II en dientes primarios con resinas compuestas aplicadas mediante técnicas incrementales de aplicación y polimerización no dio mayores diferencias entre una y otra, pero sí generaron mayores contracciones de polimerización que la técnica de aplicación y polimerización total, a bulto. (Jedrychowski JR, Bleier RG, Caputo AA. ASDC J Dent Child  2001 May-Jun;68(3):161) 

Las puntas menores para la fotopolimerización no ofrecen ventajas sobre las corrientes para el curado del incremento inicial de composite en el fondo de la cavidad (Shortall AC, Harrington E. Eur J Prosthodont Restor Dent  2001 Mar;9(1):19). 

De la comparación del efecto de la aplicación de ácido fosfórico al 37% o 50% por 1 o 5 minutos con el uso de glutaraldehido-HEMA (Gluma Desensitizer), tras análisis pertinentes, se vio que el AF no altera significativamente las cadenas cruzadas colágenas y sí lo hace la GA, la que además afecta significativamente la cimposición del colágeno dentinario. (Ritter AV, Swift EJ Jr, Yamauchi M. Eur J Oral Sci  2001 Oct;109(5):348).  

 

   VOLVER