CIRUGÍA

                             mayo2010

Cirugía con warfarina...   Nematullah A, Alabousi A, Blanas N, Douketis JD, Sutherland SE (Tex Dent J 2009 dic;126(12):1183) evaluaron estudios de los efectos  sobre el sangrado de mantener la dosis habitual de warfarina comparando con la interrupción o modificación de esa terapia, en paciente de cirugía bucal. Sobre una base de 553 pacientes y hallaron que el mantenimiento de la terapia no estaba  asociado a un mayor riesgo de sangrado significativo

 

El nervio lingual ante la cirugía del tercer molar inferior...   Baqain ZH, Abukaraky A, Hassoneh Y y Sawair F (Med Princ Pract. 2010;19(1):28-32) consideraron oportuno estimar la frecuencia de afectación del nervio lingual tras una cirugía de tercer molar inferior e identificar los indicadores de riesgo. Partieron de un estudio prospectivo con una cohorte de 321 sujetos a quienes se les extrajeron 443 terceros mandibulares en el hospital de Amman, Jordania. Como variables de predicción establecieron las categorías específicas de paciente, anatomía  e intervención. Incluyeron la variable de presencia o ausencia de lesión del lingual. Hubo hipoestesia temporaria en 11 casos que se resolvieron dentro de los 6 meses. La prevalencia fue de 2,5%. Los factores de predicción de lesión del NL fueron la angulación horizontal y mesioangular del diente, el hueso removido, la sección del diente, las operaciones prolongadas, la retracción lingual y el sangrado en el alvéolo. Estos dos y las variables operatorias fueron los principales predictores de daño temporario del nervio lingual.

 

Estabilidad de las osteotomías sagitales. Tres técnicas...   Perrott DH, Lu YF, Pogrel MA y Kaban LB (Oral Surg Oral Med Oral Pathol. 1994 dic;78(6):696) plantean un tema que a los cirujanos (y a los pacientes) les interesa mucho, cual es la estabilidad de la cirugía de la sección bilateral sagital de la rama ascendente para el adelantamiento de la mandíbula . Incluyeron tres diferentes técnicas de fijación e inmovilización, en 33 pacientes, seguidos a largo plazo (promedio, 13 meses). De 3 grupos, uno tenía 6 semanas de fijación interna no rígida; otro, fijación interna rígida y función postoperatoria inmediata, y el número 3 con fijación maxilomandibular media de 14 días. Éste fue el que tuvo menor cantidad de recaída sagital y vertical. Las diferencias en recaída sagital  entre el 1 y el 3 fueron estadísticamente significativas. El grupo 2 mostró mayor recaída sagital que el grupo 3, pero sin la misma significación. Esto sugiere que el  uso de fijación rígida interna maxilomandibular por un período parece ser lo más estable.

VOLVER (a Índice)

                            abril 2010

El mentón dormido en panorámica…   Izumi Yoshioka, et al (J Am Dent Assoc 2009 nov, 140, (5), 550) señalan la posibilidad de malignidades en casos de parestesia o pérdida completa de la sensibilidad en el mentón, o síndrome del mentón parestésico (SMP), y la sensibilidad de la radiografía panorámica; como en los casos presentados, donde no hallaron señales de lesiones. Para afinar el diagnóstico, los AA recurrieron a la TC e identificaron metástasis de tumores malignos de otras áreas.

VOLVER (a Índice)

 

                                  marzo 2010

Reconstrucción de la mandíbula, hoy…   Bak M, Jacobson AS, Buchbinder D y Urken ML (Oral Oncol 2009 dic 24) señalan que la reconstrucción de la mandíbula ha evolucionado significativamente en los últimos 40 años. Inicialmente, se causaban desfiguraciones con muchas complicaciones, pero la  introducción de la transferencia de tejido libre de hueso bien vascularizado en los 70s constituyó una significativa mejora en los resultados. En recientes  años, la cosecha, inserción y anastomosis microvascular han sido refinadas al punto que la tasa de éxitos informados ha llegado al 99%.Se busca ahora optimizar los resultado funcionales y estéticos. La reconstrucción de los segmentos mandibulares ausentes después de la cirugía ablativa se cumple mejor usando con el injerto libre: hay que restablecer la oclusión y optimizar la movilidad, lo que es importante para la función postoperatoria.

 

Reconstrucción de la mandíbula, hoy…   Osteotomía anterior vertical para el estrechamiento mandibular…    Madjidi A y Taylor T.(J Craniofac Surg 2009 sep;20 Supl 2:1827) evaluaron la estabilidad a corto plazo del estrechamiento mandibular por combinación de osteotomía por división sagital bilateral y sinfisial vertical anterior, como forma de corregir las discrepancias transversales maxilomandibulares, clínicamente conocidas como mordidas cruzadas.: Entre diciembre 1996 y junio 2006, 40 pacientes fueron operados por este motivo, y 26 pacientes volvieron para la evaluación final. La estabilidad fue evaluada por comparación  en el postoperatorio inmediato y a los 6 a 12 meses. En 21 pacientes (81%) hubo una recaída de 4,7 grados .

VOLVER (a Índice)

                   febrero 2010

Reconstrucciones maxilares simuladas realizadas con colgajos osteomiocutáneos del antebrazo...    Yue He et al  (OSOMOP 2009, dic 108,(6), e6) encararon los serios defectos compuestos generados por una maxilectomía (maxilar, zigomático, órbita, mucosa palatina  y nasal. Más las importantes consecuencias funcionales y cosméticas, por todo lo cual procuraron una reconstrucción 3-D del defecto.

Se valieron de una técnica de simulación de modelo de resina 3-D para una planificación  preoperatoria para refinar la reconstrucción, acortar el tiempo quirúrgico y predecir el resultado. Diseñaron así las osteotomías y el colgajo libre osteomiocutáneo de peroné )de 22 cm, en 4 secciones) y colgajo  del antebrazo radial para el flujo sanguíneo. El resultado fue satisfactorio para la paciente, de 21 años.

VOLVER (a Índice)

 

            enero 2010

Coronectomía versus excision de los terceros….  Leung YY y Cheung LK (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2009 sep 25) se valieron de un estudio controlado aleatorio para comparar las complicaciones quirúrgicas y con el newrvio dentario inferior (NDI) IDN de la coronectomía y de la remoción total de la muela de juicio. Un total de 231 pacientes fuweron objeto de cirugía de 349 terceros molares inferiores (171 coronectomías, 178 controles); 16 coronectomíaz fallaron y se hizo la extracción total. Nueve pacientes del grupo de control se presentaron con inconvenientes del NDI, 1 en las coronectomías. La incidenciade dolor y de alveolo seco fue significativamente menor en las coronectomías y no hubo diferencias statistical en infección. La reoperación de una coronectomía se realizó por persistencia de  exposición radicular.En resumen son menores todas las complicaciones con las coronectomías, pero la tasa de infección es  similar a la de extracción.

 

 

Reconstrucción de defectos óseos de caninos inferiores  mediante transporte de hueso…   Elsalanty ME, Zakhary I, Akeel S, Benson B, Mulone T, Triplett GR y  Opperman LA (Ann Plast Surg 2009 sep 16) probaron un nuevo recurso para realizar la difícil tarea de reconstrucción de sectores de hueso defectivos, que está basado sobre el principio de osteogénesis por distracción con transporte de hueso. A 13 perros les crearon defectos de 3 cm en un lado de la mandíbula. En 8 controles, el defecto fue estabilizado con una placa de reconstruction sin más. Los otros 5 animales fueron reconstruidoscon una placa para reconstrucción por transporte óseo., que comprendía una placa de  reconstrucción con unidad de transporte incorporada endobucal. Las diversas evaluaciones efectuadas revelaron una significativa neoformación ósea en el defecto en el grupo de la distracción. El hueso era comparable al contralateral normal.

VOLVER (a Índice)

 

diciembre 2009 

bicación del bisel de la aguja para la anestesia regional…   Geoffrey Steinkruger et al (J Am Dent Assoc 2006 (12); 137;:1685) desarrollaron un estudio prospectivo, aleatorio, de una ceguera y transversal para comparar el grado de anestesia pulpar alcanzado con el uso de una regional convencional para el dentario inferior en 51 personas, con el bisel de la aguja calibre 27  orientado en sentido contrario al hueso o mirando hacia él. Una semana de una manera y la otra la siguiente. Usaron un probador pulpar en molares, premolares e incisivos cada 4 minutows durante 60 minutos. Consideraron exitosa la anestesia al obtener dos lecturas exitosas consecutivas que indicaran la anestesia (de 80, máximo del probador) en un lapso de 15 minutos por lo menos. Con el bisel de la aguja orientad en sentido inverso al hueso, obtuvieron anestesia en 24 al 90% de los pacientes. Cuando el bisel miraba hacia la rama ascwendente, tuvieron éxito en 14 ql 92% de los casos. Es decir, ninguna diferencia significativa.

 

Membranas y regeneración ósea postquirúrgica en exodoncia de terceros…   Zwahlen RA et al (Clin Oral Implants Res 2009 oct;20(10):1084) compararon el comportamiento y la seguridad del Sistema de Membrana Biodegradable Inion GTR(TM)  y la membrana bicapa de Geistlich, Bio-Gide (uno de origen animal, el otro sintético) en la  regeneración del hueso humano, en 15 pacientes, en un estudio de ceguera dividida, aleatorio, prospectivo y piloto. Usaron los 2 sistemas en un lado u otro y lo controlaron en 1, 2 y 6 semanas y en 3 y 6 meses para ver el estado general, la herida, fenómenos adversos y medicación. Antes de la biopsia, tomaron TC  inmediata y a los 3 meses. Había 5 pacientes fumadores, ninguno tomaba alcohol y en 3 se produjeron trastornos leves (infección de la herida, hematomas, tumefacción del área. Los especímenes de los sitios tratados con la membrana Inion rindieron de densidad ósea 17.0%, la membrana Bio-Gide rindió el 13.5%. En los  sitios tratados con la membrana Inion hallaron 9.5% de la densidad ósea previa y 7.5% de hueso neoformado, mientras los tratados con la membrana  Bio-Gide presentaron 3.8% de la densidad ósea previa y 9.8% de hueso neoformado. No encontraron diferencias estadísticamente significativas entre los 2 grupos con respecto de las dos variables. Tampoco fue significativa la diferencia en el reborde osteoide aunque fue mayor el observado con Bio-Gideque con Inion Altamente significativas fueron las  reducciones en área del defecto con ambas membranas con significativos incrementos en la densidad ósea en el hueso adyacente vestibular inmediato y en el defecto quirúrgico con ambas membranas. O así por lingual.  En conjunto, el resultado fue satisfactorio y la mayoría de los pacientes experimentaron una evolución sin problemas

VOLVER (a Índice)

 

                 noviembre 2009

Calidad de vida postquirúrgica: tercero inferior…   Pandurić DG et al (Coll Antropol 2009 jun;33(2):437) vieron 101 pacientes a quienes se habían extirpado 105 terceros molares inferiores, uno por visita, con colgajo mucoperióstico con osteotomía o sin ella. Mediante cuestionario anotaron la percepción del paciente en cuanto a recuperación del dolor, estilo de vida y función de la boca, a los 3 y 7 días. Concluyeron que la eliminación quirúrgica del tercer molar inferior causa un  severo deterioro de la calidad de vida durante los tres primeros días; se puede esperar la recuperación después de la primera semana.

 

Expansión maxilar rápida quirúrgica sin osteotomía pterigoidea: efectos a largo plazo…      Seeberger R, Kater W, Davids R, Thiele OC (J Craniomaxillofac Surg 2009 Ag 4) consideraron los efectos que con el tiempo puede tener sobre las vías aéreas nasales la expansión rápida maxilar con asistencia quirúrgica, sin osteotomía de las placas pterigoideas. Tomaron 13 pacientes (edad media 31, 23+/-6, 11) con un déficit maxilar transversal de por lo menos 5mm, los que fueron examinados mediante rinometría acústica 1 mes antes y en promedio  63 meses después de una distracción palatina  de 8.29+/-1,68 mm by. Observaron un movimiento en V de los segmentos, con una ganancia total nasal en volumen del 23.25%: un claro aumento del volumen. No hubo recaídas.

VOLVER (a Índice)

 

                   octubre 2009

Relleno de sulfato de calcio cristalizado…   Woo KM, Yu B, Jung HM, Lee YK (J Biomed Mater Res B Appl Biomater 2009 jun 8) compararon las propiedades mecánicas y de manipulación como materiales de relleno óseo de dos tipos de sulfatos de calcio (betaCS y alphaCS). Al mismo tiempo examinaron la influencia de dos modificadores, como la  hidroxipropilmetilcelulosa (HPMC) y la fibrina. Fue mayor la resistencia de alphaCS que la de betaCS en similares condiciones de inyectabilidad y fraguado. Aquel sulfato mostró una liberación de calcio superior a la del otro. Los modificadores tendieron a incrementar la liberación de  calcio. Preosteoblastos cultivados con alphaCS mostraron niveles mayores de actividad de fosfatasa alcalina (ALP) que los cultivados con betaCS. El agregado de modificadores a los SC incrementó la proliferación celular, la actividad de la ALP y la expresión de los genes. Las células produjeron fosfatasa ácida resistente a tartrato con ambos tipos de SC sin  diferencias significativas. Todo esto indica que el  alphaCS promueven la diferenciación osteoblástica por sobre la del betaCS, pero no la diferenciación osteoclástica. Conclusión: el alphaCS disponible en el comercio posee propiedades superiores a las del betaCS en términos de propiedades mecánicas y soporte para la diferenciación osteoblástica, lo cual sugiere que el  alphaCS puede ser una alternativa para el convectional betaCS. El agregado de HPMC y fibrina puede mejorar la factibilidad del alphaCS como material de relleno óseo.

   Reconstrucción de la mucosa vestibular tras la eliminación de fibrosis submucosa usando colgajos del antebrazo radial de un solo sitio donante….   Tsao CK, Wei FC, Chang YM, Cheng MH, Chwei-Chin Chuang D, Kao HK, Dayan JH (J Plast Reconstr Aesthet Surg2009 jul 4) La fibrosis submucosa bucal es una enfermedad  colágena que afecta severamente la apertura bucal. El uso de colgajos bilaterales del antebrazo para cubrir los defectos de la mucosa vestibular después de haber liberado el trismo resultó efectivo y confiable. Pero  requiere el sacrificio de dos arterias radiales, para evitar lo cual desarrollaron una técnica que permite recolectar dos colgajos independientes de un solo antebrazo. Diseñan dos colgajos sobre la misma arteria radial y el  concomitante pedículo venoso. Se marca el colgajo  distal de la manera estándar y el proximal se diseña en el tercio medio del antebrazo, sobre la base de dos ramas  septocutaneas de la arteria radial. Se elevan los dos de manera independiente. Entre junio 2004 y junio 2007,  recolectaron un total de 16 colgajos de 8 sitios donantes. Todos los colgajos sobrevivieron por completo y todos los sitios donantes fueron cerrados primariamente, excepto uno. La medida media de cada colgajo fue de  6,6x2,6cm, la longitud media del pedículo fue de 5,7cm, el tiempo medio de isquemia fue de 46 min y el tiempo quirúrgico medio de 8h 45min. A un promedio de 19,8 meses de seguimiento, la distancia interincisal promedio fue de 29,13 mm, un incremento de 20,88mm con respecto de la apertura preoperatoria.

Leímos en el… British Dental Journal (207, 29 11 julio 2009) |que el éxito de un reimplante dentario no se ve afectado por la duración de la ferulización.

VOLVER (a Índice)

 

                          septiembre 2009

Estrategias para la displasia fibrosa…   Kusano T et al (J Craniofac Surg 2009 mayo;20(3):768) señalan que , aun cuando la displasia fibrosa (DF) suele detener su crecimiento en la temprana adolescencia, en algunos casos, continúa desarrollándose después, sin que quede claro en qué condiciones ocurre esto. Si fuera predecible, proporcionaría una herramienta vital para determinar cuándo se debe efectuar un remodelado óseo. De los muchos informes hallados acerca de la cirugía, pocos incluyeron un seguimiento postoperatorio a largo plazo. Los AA siguieron 11 pacientes (6 v, 5 m) con DF hasta por lo menos 10 años. La edad media inicial fue de 17.9 años. Diagnosticaron 3 casos como síndrome de  Albright, 3 como monostótica y 5 como poliostótica. Hubo un rebrote después de la operación en 9 de los 11 pacientes. El crecimiento se había detenido en 5 pacientes con una edad promedio de 23 años, mientras que aún se observa en los restantes 4 incluidos 3 con síndrome de Albright. No hubo estadísticamente  significativas diferencias entre los huesos afectados y la edad de cesación del crecimiento, o la edad media o el sexo. Por consiguiente, creemos que es mejor realizar el remodelado óseo después de interrumpido el crecimiento, salvo síndrome de Albright.En pacientes con este síndrome y cuando el crecimiento sigue ininterrumpido en casos poliostóticos, son predecibles la recidiva y las consiguientes deformidades, de modo que recomendamos la resección total y la reconstrucción quirúrgica.

 

776 terceros…   R. J. Banks (British Dental Journal 13 June 2009: 206, 586 ) se preguntó se corresponde o no extraer un tecer molar inferior mesioangular y analizó 776 casos en 420 pacientes por ver la relación con caries distal del segundo molar, durante 5 meses. El progreso de estas caries puede derivar en endodoncias previsibles. Halló un 34% de terceros mesioangulares y caries de segundos enb el 42% de éstos. Esto aumentó al 54% al incluir los mesioangulares no erupcionados. No hubo una angulación especial a destacar en la generación de caries. Si no se extrae, se debe seguir la situación con exámenes clínicos y radiografías de aleta mordible.

 

VOLVER (a Índice)

                                   agosto 2009

Identificación de campos precancerosos bucales…   Bremmer JF et al (J Oral Pathol Med 2008 nov;37(10):599) señalan que los carcinomas espinocelulares se desarrollan a menudo en un campo precanceroso, definible como epitelio mucoso con alteraciones genéticas vinculadas a cáncer y que se presentan clínicamente como una lesión visible.

Los AA analizaron las alteraciones cromosómicas numéricas mediante amplificación dependiente de ligación múltiple (1), en busca de pérdida de la heterocigocidad por medio de PCR microsatelital (2), y por alteraciones del índice de ADN con análisis de imagen de ADN (3). Se hizo esto en 10 campos precanceroso no visibles clínicamente que dieron origen a una transformación maligna basada sobre una mutación TP53 idéntica en el epitelio tumoral y mucoso en el margen quirúrgico, y también en 10 especímenes de mucosa bucal normal. En ninguna de estas 10 muestras se hallaron alteraciones con los 3 análisis. Con 1 y 2 fueron eficaces para todos los campos precancerosos; con 3 la citometría identificó aneuploidía en 4  de los 10. Los tumores generados en estos campos eran aneuploides. En conclusión, los análisis 1 y 2 son apropiados para discernir campos precancerosos en personas de alto riesgo de cáncer bucal, aun en ausencia de mucosa clínicamente anormal. La medición del índice de ADN sería valiosa para determinar el tiempo de progresión.

 

Escalpelo de resonancia molecular cuántica …   Vescovi P et al (Br J Oral Maxillofac Surg 2008 jul;46(5):355) afirman que la resonancia molecular quántica aplica ondas de frecuencia útiles en muchos campos quirúrgicos. Permite el corte atraumático de los tejidos, con una suave coagulación. Mejor que el bisturí eléctrico. La resonancia produce la explosión de líquidos celulares y extracelulares, con temperaturas que son inferiores a los 45°C.  La coagulación se logra por desnaturalización del fibrinógeno a 63°C, y no a la convencional alta temperatura. Como beneficio se eliminan  cicatrices o queloides, y menor tumefacción y dolor. [En TEMA DEL MES de agosto daremos más detalles de este producto de “Vesalius”, empresa italiana

 

VOLVER (a Índice)

 

                     julio 2009

Leímos sobre hialografía por resonancia magnética …    Zhu MW, Yu CQ, Zheng LY, Zhang WJ y Chen MJ (Shanghai Kou Qiang Yi Xue 2009 feb;18(1):20 que tiene una elevada exactitud de diagnóstico de la sialolitiasis incluida la sialadenitis submandibular.

 

Leímos sobre cirugía y ortodoncia…   (Wu Y, Fang B, Shen GF Shanghai Kou Qiang Yi Xue  2009 feb;18(1):15) que el tratamiento combinado es un procedimiento muy eficaz para tratar la protrusión muy severa de los dientes anterosuperiores y del reborde óseo dentoalveolar bimaxilar con sonrisa de gran exhibición de encías. Permanece el grosor alveolar vestibular de esos dientes. Mejora muchísimo el perfil y con gran estabilidad. Lo realizaron en 28 adultos, mediante ortodoncia previa a una Le Fort I con rechazo del bloque maxilar a distal, al tiempo que los superiores anteriores y el hueso dentoalveolar era enderezado y retraído. Posquirúrgicamente, la ortodoncia se ocupó de los  detalles de oclusión.

VOLVER (a Índice)

 

              mayo 2009

Anquilosis de ATM bilateral y artroplastía interposicional…   Manfredini D, Bucci MB, Guarda-Nardini L (Minerva Stomatol 2009 feb;58(1-2):35) señalan la existencia de diversas técnicas quirúrgicas para tratar la anquilosis de la ATM postraumática y la consiguiente apertura bucal restringida e impedimento de la función. Un paciente  sufrió fractura condílea bilateral y se presentó con una apertura bucal limitada (22 mm) junto con anomalías de la oclusión. Los tratamientos conservadores no lo habían beneficiado. Se comenzó por una tomografía computada para planificar la cirugía. Ambas ATM mostraban severa anquilosis con un fragmento óseo localizado por medial al cóndilo. Se efectuó una artroplastia con interposición de un colgajo combinado  (temporal, fascia, periósteo). No hubo inconvenientes en el postoperatorio y se le indicó rehabilitación psiquiátrica  inmediata. A los 5 años la apertura bucal era de 46 mm.

 

Sangre en aerosol…   La operatoria dental realizada con instrumentos de alta velocidad produce grandes cantidades de salpicado y partículas contaminadas de la cavidad bucal, dicen Ishihama K et al (J Hosp Infect 2009 feb 5). Los AA investigaron  si e producía en el medio un aerosol contaminado por sangre durante el uso de turbinas y otros. Usaron un evacuador extrabucal con un paño estéril en la boca del dispositivo para recoger la muestra, desde 20, 60 y 100 cm de la cirugía. El test se efectuó con  verde leucomalaquita. A 20 y 100 cm del sitio, 76% and 57%, respectivamente, dieron positivos a sangre. Confirma la posibilidad de infección cruzada por pacientes  inmunocomprometidos.

 

Quiste óseo traumático: 21 casos…   Cortell-Ballester I et al (Med Oral Patol Oral Cir Bucal 2009 feb 16) comentan [ver patología] que en la cirugía uno encuentra una cavidad vacía, sin tapizado epitelial. El churreteado cuidadoso favorece la regeneración progresiva, con buen pronóstico y casi despreciable recidiva. Sólo en este raro caso estarían justificadas otras formas terapéuticas.

 

VOLVER (a Índice)

 

                   abril 2009

Estado periodontal de incisivos superiores descubiertos mediante 2 distintas técnicas quirúgicas…   Chaushu S et al (J Oral Maxillofac Surg 2009 en;67(1):120) compararon la situación postoperatoria de la técnica de erupción abierta (EA, en 11 pacientes de 15 a 38 años) y la cerrada (EC, en 11, 14-22 a) con alineamiento ortodóncico de los incisivos centrales superiores retenidos. Fueron elegidos procurando la mayor semejanza en todos los aspectos. Fueron seguidos hasta 9 años los EA y 10 los EC. Las únicas diferencias estadísticamente significativas fueron de corona clínica más larga (media, 1,37 mm) y menor soporte óseo (7.5% menos en mesial) en los AE. Observaron oscurecimiento de la corona sólo en los hundidos por traumatismos.

 

Beneficio para el paciente de la fijación asistida por endoscopía de las fracturas del cuello del cóndilo…   Schmelzeisen R ey al (J Oral Maxillofac Surg 2009 en;67(1):147) para evitar la controversial reducción de fracturas condíleas, por los riesgos de daño del facial y por las cicatrices, se podría recurrir al abordaje transbucal endoscópico. Los AA compararon ambas técnicas en 74 pacientes con fracturas del cuello del cóndilo uni/bilaterales dislocadas (40 con endoscopía). Funcionalmente no hubo diferencias estadísticas. Toma más tiempo la endoscópica. Los pacientes consideraron que la cicatriz externa era estéticamente aceptable. Peor el abordaje externo dio mayor número de lesiones del facial.

 

Comparación de la eficiencia de la sola infiltración  vestibular frente a la inyección vestibular y palatina de rutina para la extracción de dientes permanentes superiores…   Fan S, Chen WL, Yang ZH, Huang ZQ (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2008 nov 6) realizaron en 71 chinos la extracción bilateral de dientes permanentes superiores; del lado experimental, con 1,7 mL de articaína/HCl 4% inyectada en el vestíbulo de ese diente. Y a los 5 minutos, la extracción. Del lado de control, lo mismo más una inyección palatina. Todos los pacientes describieron las extraciones como "aceptables" y ninguno pidió inyección palatina.

 

VOLVER (a Índice)

 

 

                            marzo 2009

Injertos preimplánticos…   Ferri J, Dujoncquoy JP, Carneiro JM, Raoul G (Head Face Med 2008 dic 16;4(1):31) estudiaron 181 pacientes (125 mujeres, 56 varones), de entre 16 y 76 a, en quienes se hicieron autoinjertos óseos con distintas técnicas: 21 patients con Lefort 1; 139 injertos de seno graft, con injerto vestibular superpuesto o no y 21 injertos superpuestos; todos destinados a la inserción de 685 implantes. Con Lefort 1, en 2 etapas, llegaron a 92# de éxitos; en una etapa, 81%. Los levantamientos de senos dieron 98% de éxito de los implantes. Los implantes dieron 97% de éxitos con los injertos adosados. Para la decisión de la técnica influyen factores personales.

 

Hueso autógeno más plaquetas…   Lee C et al (Int J Oral Maxillofac Surg. 2009 en 13) realizaron injertos óseos secundarios combinados con plasma enriquecido en plaquetas (PEP) en las hendiduras alveolares (35) de 30 pacientes, que compararon con otras 36 en igual número de pacientes. Los AA consideran que el PEP puede estimular el remodelado óseo en la fase temprana, pero parece ser una medida no suficiente contra la reabsorción ósea a largo plazo. De una revista colombiana de la especialidad recordamos una técnica sin plasma.

El procedimiento inicia con incisión intra-sulcular que se extiende hasta la zona del primer molar bilateralmente, para terminar en una incisión relajante, oblicua hacia atrás y arriba hasta el fondo del surco yugal posterior en ambos lados. En su porción medial, la incisión bordea la periferia de la fístula y se continúa verticalmente sobre la mucosa labial hasta cerca de la línea roja. Se disecan posteriormente los colgajos vestibulares mucoperiósticos, que se continúan con un colgajo de espesor parcial de la mucosa del labio; la disección se lleva hasta exponer la espina nasal anterior y la apertura piniforme, se identifica el defecto óseo; el mucoperiostio que cubre las vertientes del defecto es incidido en sentido antero posterior cerca de la base de la hendidura con el objeto de diseñar dos colgajos que al ser disecados pueden ser desplazados superomedialmente de tal manera que se confronten y una vez suturados, constituyen el piso de la fosa nasal en su aspecto anterior; la sutura de estos colgajos es el procedimiento más dispendioso de todo el proceso pero también es uno de los más importantes ya que si no quedará hermético este cierre, el procedimiento fracasa por la exposición del injerto al medio nasal. Se sutura con vycril 4/0. El resultado es una cavidad de 5 paredes: una superior, el piso nasal mucoperióstico recién construido; una posterior que es la formada también por el mucoperiostio que fue rotado a partir de las vertientes del defecto. Esta pared se continúa con el piso nasal reconstruido formando una parábola; una inferior formada por el mucoperióstio del paladar, que puede haber sido cerrado en el mismo acto quirúrgico y dos paredes laterales formadas por los extremos óseos, que al no lograr unirse formaron el defecto y que se encuentran desprovistas de periostio ya que éste fué rotado para construir el piso nasal y la pared posterior. La cavidad se encuentra abierta únicamente por el vestíbulo, por donde se rellenará el defecto con el injerto. Se realizan incisiones ántero-posteriores sobre el periostio de los colgajos vestibulares con el objeto de permitir su avance para lograr la cobertura y el cierre completos. Durante este proceso y al mismo tiempo, otro equipo quirúrgico toma chips de tejido óseo cancelar de la cresta ilíaca, el cual es colocado en solución salina normal mientras es utilizado. El injerto puede ser tomado también de hueso medular del mentón, siempre y cuando el tamaño del defecto sea pequeño ya que el volumen obtenido en este sitio es escaso. Se toman los chips de hueso y se van colocando dentro de la cavidad comenzando por el ángulo postero-inferior hasta llenar completamente y con presión moderada el defecto. Los chips, como sugieren algunos autores, se cortan de un tamaño aproximado de 5x5 x2 mm. Finamente se hace el avance de los colgajos vestibulares para cubrir completamente y sin tensión la zona injertada, saturándolos con prolene 5/0. Este procedimiento consigue además mejorar la profundidad del surco yugal en su porción anterior, debido al avance de los colgajos y a la disección de los mismos sobre el labio. (Dr. Daniel C. Mendoza H. Revista de odontología pediátrica)

VOLVER (a Índice)

 

                                        febrero 2009

Trasplante autógeno…   Reich PP ( J Oral Maxillofac Surg 2008 nov;66(11):2314) realizó en 32 pacientes (11-25 a) 44 transplantes de dientes autógenos, que estaban retenidos o eran terceros recién erupcionados, a los que ubicaron en los alvéolos de molares extraídos no restaurables, y también reubicación de terceros horizontales en posición vertical. Actuó guiado por 5 conceptosw básicos: 1) extracción atraumática, evitando dañar la vaina dentaria y los gérmenes radiculares; 2) remodelado apical óseo donde va el implante y, cuando indicado, levantamiento del seno maxilar mediante la técnica del osteótomo de Summers; 3) preparación de un alveolo de 4 paredes; 4) evitar  interferencias oclusales prematuras y 5) estabilización mediante sutura del tipo canasta. Sólo 2 pacientes perdieron el transplante por infección de la herida; los otros 42 transplantes siguen asintomáticos y en funciones tras una media de 19 meses, sin infección, anquilosis, pérdida del transplante o reabsorció radicular. Tampoco fue necesaria endodoncia en ninguno.

Anestesia ¿vestibular o además palatina?…   Fan S, Chen WL, Yang ZH, Huang ZQ (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2008 nov 6): se preguntaron [en chino, supongo] si el clorhidrato de articaína administrado en vestibular solamente proporcionaba una acción anestésica comparable a cuando se aplica además inyección palatina previa a una extracción. A 71 pacientes les extrajeron dientes permanentes superiores bilateralmente, aplicando del lado experimental 1.7 mL de 4% clorhidrato de articaína en bucal, para realizar la extracción a los 5 minutos. Del lado de control procedieron de modo similar con más una inyección palatina. La diferencia fue estadísticamente significativa (P < .05). Todos los pacientes describieron ambas extractcones como "aceptables" y ninguno pidió anestesia palatina para mayor comodidad.

 

Fractura condílea ¿cirugía abierta o cerrada?…   El Dr. Richard Oliver metaanaliza (Evidence-Based Dentistry 2008, 9, 84) un trabajo de Nussbaum ML, Laskin DM y Best AM Closed versus open reduction of mandibular condylar fractures in adults: a meta-analysis. J Oral Maxillofac Surg 2008; 66:1087) que revisaron la literatura en busca de artículos que incluyeran simultáneamente las técnicas cerrada y abierta  para el tratamiento de las fracturas condíleas y que presentaran algunas de las siguientes manifestaciones en sus resultados: apertura bucal máxima postoperatoria, grado de excursión lateral y protrusión, desviación de la mandíbula en la apertura, simetría facial y dolor articular o muscular, tras 6 meses de seguimiento mínimos. Sólo un trabajo incluyó, de los 13 evaluados, un control aleatorizado y se apreciaron diversos problemas de falta de información de los estudios: de aleatorización de los pacientes, de clasificación del tipo de fractura, de los distintos tipos de protocolos quirúrgicos e incongruencias en la elección de las variables y en cómo eran presentadas. En fin, que no fue posible realizar un metaanálisis confiable.

 

Odontotomía, ¿lesión del dentario?…  
 

Genú PR y Vasconcelos BC (Int J Oral Maxillofac Surg. 2008 sept 17) optaron por dejar las hermosas playas brasileñas para indagar clínicamente la frecuencia y tipo de lesiones del nervio dentario inferior (NDI) con el uso o no de la técnica de sección dentaria para la extracción del tercer molar. El estudio fue aleatorizado, no ciego, a boca dividida: 50 molares en 25 pacientes. Hallaron una frecuencia de lesión del NDI del 8% en ambos grupos y la sección no redujo el número de lesiones. Ni hubo presencia de signos radiográficos de relación directa entre diente y conducto dentario inferior y la proporción de lesiones. Tampoco hallaron asociaciones entre deformaciones de la punta de las agujas y las lesiones. Éstas consistieron en hipoestesias y parestesias, comúnmente. Todos los pacientes se recuperaron dentro de los 6 meses.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                       enero 2009             

Etodolac, nimesulid y naproxeno sódico…    Es frecuente el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) en cirugía bucal, dicen Koseoglu BG et al (Yonsei Med J 2008 oct 31;49(5):742), como los de nuestro título, y del estudio que efectuaron resulta que el uso por corto plazo de los AINE no fue  asociado a un efecto genotóxico significativo que pudiera ser descubierto por el sistema selectivo que ellos utilizaron en los linfocitos periféricos.

 

 

Plasma antólogo rico en plaquetas…   Martínez-Zapata MJ et al (Transfusion. 2008 oct 14) emprendieron una revisión sistemática de la literatura pertinente (20 trabajos seleccionados) del plasma antólogo rico en plaquetas teniendo en cuenta que es un producto sanguíneo en creciente uso.  Hallaron que el PRP mejora la recesión gingival, pero no el nivel de inserción en la periodontitis crónica. En la curación de úlceras crónicas los resultados no fueron concluyentes. No hay información adecuada sobre la seguridad de su empleo. Se requieren más y más completos estudios.

 

 

Corticotomía alveolar…  es el procedimiento mediante el cual se obtiene la plasticidad ósea para la expansión transversal del reborde maxilar; permite alcanzar progresivamente un diámetro intercortical transversal adecuado, de amplitud suficiente para colocar uno o varios implantes. Por ello, Lalo J, Chassignolle V, Beleh M y Djemil M (Rev Stomatol Chir Maxillofac 2008 oct 22) presentan una técnica de expansión preimplantaria. Se procede bajo anestesia de preferencia local para obtener vasoconstricción y facilitar la tarea. Se efectúan en la mucosa una incisión horizontal en la cresta y dos verticales vestibulares. Se expone un colgajo mucoperióstico. Se realizan dos osteotomías verticales, con 2 mm de separación, a cada lado del futuro implante y una en la cresta ósea. Con. Osteótomo, se procede a una fractura ósea guiada, según las líneas de osteotomía. Se obtiene así un flanco óseo alveolar con una bisagra superior. Si fuera posible insertar inmediatamente los implantes, preparando el lecho con osteótomos o trépanos. En torno del implante, en el espacio intercortical, se inserta un injerto óseo, en la zona cervical y en las de osteotomía. Se sutura la mucosa con aplicación de membrana colágena reabsorbible. Está indicado hacerlo en crestas de 1,5 a 3 mm y permite ganar 4 a 5 mm en un largo de hasta 40 mm.

 

Trasplante autógeno… J Oral Maxillofac Surg. 2008 Nov;66(11):2314-7. Links

Autogenous transplantation of maxillary and mandibular molars.Reich PP.

PURPOSE: Autogenous tooth transplantation has been used as a predictable surgical approach to correct malocclusion and replace edentulous areas. This article focuses on the surgical approach and technique for molar transplantation. PATIENTS AND METHODS: Thirty-two patients aged between 11 and 25 years underwent 44 autogenous molar transplantations. The procedure involved transplantation of impacted or newly erupted third molars into the extraction sockets of nonrestorable molars and surgical removal and replacement of horizontally impacted molars into their proper vertical alignment. Five basic procedural concepts were applied: 1) atraumatic extraction, avoiding disruption of the root sheath and root buds; 2) apical contouring of bone at the transplantation site and maxillary sinus lift via the Summers osteotome technique, when indicated, for maxillary molars; 3) preparation of a 4-wall bony socket; 4) avoidance of premature occlusal interferences; and 5) stabilization of the tooth with placement of a basket suture. RESULTS: All 32 patients successfully underwent the planned procedure. To date, 2 patients have had localized infection that resulted in loss of the transplant. The remaining 42 transplants remain asymptomatic and functioning, with a mean follow-up period of 19 months. No infection, ankylosis, loss of the transplant, or root resorption has been noted. In addition, endodontic therapy has not been necessary on any transplanted teeth. CONCLUSIONS: Autogenous tooth transplantation has been discussed and described in the literature previously, with a primary focus on cuspid and bicuspid transplantation. The molar transplant is infrequently discussed in today's literature, possibly because of the preponderance of titanium dental implants. Autogenous molar transplantation is a viable procedure with low morbidity and excellent functional and esthetic outcomes. This report shows the successful transplantation of 42 of 44 molars in 32 patients with a mean follow-up period of 19 months

VOLVER (a Índice)

 

                                          diciembre 2008

AINE y OISI…   Kalyvas DG y Tarenidou M (J Oral Sci  2008 sep;50(3):239) ven positivamente el uso de los antiinflamatorios no esteroideos antes de colocar implantes y que la osteointegración sí funciona sin verse afectada.

 

Biopsia de centinelas…  Keski-Säntti H et al (Eur Arch Otorhinolaryngol  2008 jul;265 Supl 1:S13) realizaron biopsias del ganglio linfático centinela (GLC) por considerarlo un método promisorio para marcar etapas clínicas respecto del cuello en 46 pacientes con carcinoma espinocelular bucal (CECB) a quienes se había efectuado disección selectiva (DSC) del cuello (6 bilaterales). Primero, técnica estándar (cortes de 1-2 mm + H&E, con resultado negativo falso; luego, los cortes fueron de 150 micromicrones + inmunoquímica. De los 47 lados de cuello examinados con por lo menos un GLC identificado, 9 tenían metástasis en 9 pacientes. Los GLC fueron negativos para células malignas en 4 de 9 cuellos laterales metastásicos. En uno, se captaron 2 GLC con el examen más minucioso. Es decir, en 3 laterales el GLC no contenía metástasis, aunque las hubiera fuera de los GLC: En los 3 casos con falso GLC, sólo un GLC había sido identificado. La sensibilidad del método más exhaustivo para detectar metástasis ocultas fue del 67% (6/9 laterales de cuello). No basta esto para reemplazar por completo la DSC con GLC en pacientes con CECB.

 

Eminoplastía…   Güven O (J Craniofac Surg 2008 sep;19(5):1275) aclara que no es la cirugía plástica de Su Eminencia, sino un método nuevo para encerrar el cóndilo en el tratamiento de la dislocación recidivante crónica de la articulación temporomandibular (DRATM). Consiste en una técnica de aumento de la eminencia articular mediante encastre, probada en12 pacientes, en 11 de los cuales era bilateral  Una osteotomía oblicua de la eminencia fue seguida por la inserción a presión de un injerto tomado del mentón y  modelado en forma de cuña El aumento de la eminencia fue  provisto por el encastre de hueso cortical sin usar ninguno de los materiales convencionales de fijación. En el postoperatorio desaparecieron todos los síntomas. A largo plazo se vio una apertura bucal satisfactoria y el aumento de la eminencia. Se acorta el tiempo de la cirugía con resultados aún satisfactorios.

 

Juicio a la lesión involuntaria del dentario…   Genú PR, y Vasconcelos BC (Int J Oral Maxillofac Surg 2008 sep 17. ) evaluaron en un estudio aleatorizado por boca dividida, no ciego, la frecuencia y tipo de lesión del nervio dentario inferior (DI) después de la cirugía del juicio, con sección del diente y sin ella.  Extirparon 50 terceros inferiores en 25 pacientes, de un lado con sección dentaria. Llegaron a un 8% de lesiones en ambos grupos y no hubo diferencia estadística significativa. Tampoco vieron una asociación con la deformación de la punta de la aguja anestésica. La hipoestesia y la parestesia corrientes se reponen dentro de los 6 meses.

VOLVER (a Índice)

 

 

                                        noviembre 2008

¿Gramos de gnomos o nomograma para escamosos?…   Gross ND et al (Head Neck 2008 ag 21) señalan que para decidir la aplicación de un tratamiento posterior a la cirugía de un carcino de células escamosas de la cavidad bucal (OCSCC) se requiere una precisa estratificación de los riesgos. Sobre la base de una cohorte de 590 pacientes con OCSCC elaboraron un nomograma para estimar la supervivencia libre de recidiva locorregional (LRFS). Para validarlo usaron otra serie de 417 pacientes de otro hospital y hallaron que, pese a las diferencias significativas entre las cohortes de ambos centros, el nomograma pudo predecir la LRFS con un índice de concordancia de 0,693 y, más análisis estadísticos, mostraron que el nomograma estaba bien calibrado.

 

Corticoesteroides y tercerización…    Markiewicz MR  et al (J Oral Maxillofac Surg 2008 Sep;66(9):1881) reducen la morbilidad postoperatoria tras la extracción de terceros  molares mediante la aplicación perioperatoria de corticosteroides (CS) contra el edema, trismo y dolor posteriores. El dolor en promedio no fue significativamente diferente entre la administración temprana y la tardía. El resultado positivo es de leve a moderado. Y leímos en el British Dental Journal (205, 193, 2008) que la extracción del tercer molar no está asociada al síndrome temporomandibular.

 

VOLVER (a Índice)

 

 

                                                             octubre 2008

Pericoronitis y patógenos periodontales enjuiciados… Moloney J y Stassen LF (J Ir Dent Assoc 2008 jul;54(3):134) no encontraron en su revisión de la literatura nada que justificara sobre la base de evidencias científicas la extracción profiláctica muelas de juicio (terceros molares, que les dicen) retenidos y asintomáticos. Los trabajos vistos afirman que la bacteriología de la pericoronitis es predominantemente anaeróbica, aunque sin especificar especies. No fueron hallados, en general, los microorganismos marcadores de la periodontitis. Hallaron elevados los marcadores de inflamación, respuestas inmunológicas incluidas, con la excepción de la prostaglandina E2, pero tanto en caso con síntomas como sin ellos, y sin entidad suficiente como para servir de marcadores predictivos.

Esponjas colágenas con alendronato…    Graziani F et al (J Craniofac Surg 2008 jul;19(4):1061) se propusieron ver si el alendronato puede ser usado sistémicamente para reducir la reabsorción ósea después de la extracción del tercer molar inferior, con esponja colágena o no, para complementar la tarea. Recordemos que el alendronato es de uso frecuente con esta intención en la osteoporosis, la enfermedad de Paget y también en la enfermedad périodontal. A 40 pacientes para exodoncia de tercero los dividieron en: gr 1, sin medicación; gr. 2, esponja colágena endoalveolar postextracción; gr. 3,  por 4 meses recibió alendronato desde el día de la cirugía, y gr. 4, que fue 2 + 3. En los grupos 3 y 4 se alcanzaron los mayores niveles en altura del hueso alveolar y una cicatrización más rápida intraalveolar.

 

Intubación traqueal submentoniana…   realizada como alternativa en 17 pacientes con traumatismos faciales, tumores del maxilar superior y deformaciones óseas congénitas y adquiridas (Anesteziol Reanimatol 2008 jun;(3):22) seríauna manera segura y simple de asegurarse las vías aéreas libres. Tomó entre 5 y 6 min, sin riesgos de extubación o daños al tubo endotraqueal, con ventilación e intercambio de gasews normales. La cicatriz submentoniana fue mínima, sin formación de cicatrices inadecuadas ni inflamación.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                                                                septiembre 2008                

Distracción adulta…   Según Bevilacqua RG et al (Plast Reconstr Surg 2008 may;121(5):1768), la oseogénesis por distracción es una técnica reciente que se usa con frecuencia para adelantamiento del maxilar superior para corregir deformaciones esqueletofaciales en los pacientes fisurados. La ortognatia convencional se queda corta en la consecución de resultados estables adecuados. La osteodistracción con osteotomía Le Fort I puede crear incompetencia velofaríngea. Estos autores proponen una nueva técnica de distracción solo de la porción anterior maxilar para mejorar la estética y la oclusión preservando las pautas de fonación existentes, mediante dispositivos intrabucales  esqueletalmente fijados, si no en adultos, sí en jóvenes de entre casi 16 a casi 27 (7). A todos estos les efectuaron osteotomías horizontales anteriores y verticales entre el segundo premolar y primer molar. Obtuvieron desplazamiento anteroposterior de entre 8 y 18 mm (promedio, 11,29 mm) y en el perfil facial aproximadamente 18,61 grados de corrección en la conversión a perfiles convexos. Los pacientes avanzaron a una estable clase I o moderada clase II y se cerraron las mordidas abiertas sin generar fonación hipernasal. Los dispositivos intraorales alcanzaron una mayor aceptación en este grupo etario. Las desventajas incluyen  complicada disposición ortodóncica y quirúgica así como el costo de un ocasional implante. No se observaron recaídas en un seguimiento de hasta 33 meses.

 

Condilotomía modificada o tratamiento conservador convencional… Para Bakke M et al (Clin Oral Investig 2008 jun 12)  a condilotomía modificada puede ser pertinente en casos de severamente doloroso cliqueo recíproco de la articulación temporomandibular (ATM) donde el tratamiento conservador convencional sería insuficiente. Compararon ambas terapias en un estudio piloto aleatorizado de 8 pacientes, 19-44 a, afectados. En todos existía desplazamiento del disco con reducción y artralgia. Según la RM, un paciente tenía desplazamiento del disco sin reducción y otro disco en posición normal. En el grupo quirúrgico, el cliqueo y el bloqueo habían desaparecido y el dolor en función estaba significativamente reducido y en 2 pacientes la   posición del disco se había normalizado. No así en los no quirúrgicos.

VOLVER (a Índice)

                                                              

                                             agosto 2008     

Sinusitis dentarias…   Mehra P y Jeong D (Curr Infect Dis Rep 2008 may;10(3):205) asientan que la etiología odontogénica responde por el 10-12% de los casos de sinusitis maxilar. La extensión directa de las infecciones dentarias al seno maxilar es posible debido a la estrecha relación de los dientes posteriores superiores con el seno maxilar. Si la infección periapical o la cirugía violan la integridad de la membrana schneideriana, la extensión puede llegar al seno y causar sinusitis, que es una infección polimicrobiana aeróbica-anaeróbica, con más anaerobios que aerobios. Ha de pensarse en esto en individuos con símtomas de sinusitis e historia de dolores  dentarios;  infecciones de la boca, periodontal o endodóntica, y cirugías y en las personas resistentes a la terapia convencional para la sinusitis.

 

El vuelo del águila…   W. W. Eagle, en 1937 (Elongated styloid process: report of two cases. Arch Otolaryngol 1937; 25: 584-587). con ojo clínico avizor, describió dos casos de elongación de la apófisis estiloides del hueso temporal, condición poco común y que da síntomas que incluyen dolor en garganta, disfagia, disfasia, otalgia, sensación de cuerpo extraño en la garganta y dolor facial vago, mal definido o agudo neurálgico irradiado al oído o a lo largo de la mandíbula.. El dolor se alivia por amputación de la porción agrandada de esa apófisis (ver figs). Se puede reconocer en las radiografías panorámicas (con una incidencia del 18.2%)  y hay casos en los que ocasiona un fuerte clic con los movimientos mandibulares, clic que ha de distinguirse de los originados en la ATM. Difiere en que se siente como originado en la región retromandibular y se puede oír también con la lengua en protrusión, lo que no ocurre con la ATM. La palpación profunda en la región tonsilar también puede generar dolor. La excisión se realiza por abordaje externo y es dable ver la apófisis agrandada y articulada con una cápsula tipo seudoartrosis; se reseca la parte central (ver figs). El raro caso de seudoartrosis puede ser atribuido a una fractura de la apófisis sin consolidación (Glogoff MR, Baum SM y Cheifetz I., más D.R.P. Godden, S. Adam y R.T.M. Woodwards)

 

4800149f2.jpg (64120 bytes)
Apófisis estiloides agrandada y seudoarticulada

 

4800149f3.jpg (74890 bytes)

 Fragmento resecado

      La distracción justa…   Bevilacqua RG et al (Plast Reconstr Surg 2008 may;121(5):1768): La distracción con osteogénesis es una técnica reciente usada con frecuencia para adelantamiento del  maxilar para corregir deformaciones esqueletofaciales en pacientes fisurados. Otros métodos no dan resultados estables. La  osteodistracción con osteotomía Le Fort I puede crear incompetencia velofaríngea. Los autores proponen una nueva  técnica con distracción solo del maxilar anterior para mejorar la estética y la oclusión sin perturbar las pautas existenes del habla, usando dispositivos intraorales fijos esqueletales. A 7 pacientes con fisura labial y palatina (15a, 11 m a 26 a, 5 m). Las  osteotomías incluyeron secciones maxilares horizontal anterior hasta el primer molar y verticales entre el segundo premolar y los primeros molares. Los pacientes fueron evaluaados pre y postoperatoriamente mediante video por nasoendoscopía con fibra óptica. El movimiento absoluto anteroposterior fue de 8 a 18,0 mm (promedio, 11,29 mm). En el perfil mostraron aproximadamente  18,61 grados de corrección en la conversión hacia perfiles convexos. Pasaron a una estable clase I o moderada clase II y se cerraron las mordidas abiertas sin generar habla hipernasal. Las desventajas incluyen un cuadro complicado ortodóntico y quirúgico, así comoel costo de un ocasional implante. No hubo recidivas en 33 meses.

VOLVER (a Índice)

 

                                            julio 2008

Los copolímeros son para siempre…   Tschon M et al (J Biomed Mater Res B Appl Biomater 2008 abr 3) escogieron copolímeros, no diamantes, para averiguar la permanencia de ellos o su sustitución sin inconvenientes por hueso, cuando colocados en alvéolos artificiales creados en minicerditos (no los grandes que andan sueltos). Usaron un poroso copolímero del ácido  poliláctico/poliglycólico (Fisiograft, Ghimas SpA), en forma de gel o de esponja. A los 15 días, se observó nuevo hueso inmaduro en todos los alvéolos. A los 30 días, el hueso neoformado no se diferenciaba del normal.

 

Los males de la guerra…   Auerbach SM et al (J Oral Maxillofac Surg 2008 abr;66(4):755) evaluaron los síntomas del trastorno de estrés agudo (TES) consecutivos al traumatismo maxilofacial y el grado de satisfacción en cuanto al aspecto y a la atención causados por la “guerra” contra sus males. Quedó claro la estrecha atención que debe poner el profesional en la conducta mutua con el paciente y en la identificación precoz que estas personas cuando pueden experimentar problemas sociales a largo plazo de resultas de la situación postquirúrgica y el consiguiente aspecto facial alterado. A 47 pacientes que habían sufrido lesiones traumáticas en rostro y maxilares y necesitaron atención de urgencia les pidieron que llenaran formularios previo y posterior a la primera visita postoperatoria, 10 a 12 días después del trauma. Los niveles de TES fueron elevados en el corto plazo consecutivo a la cirugía. Cuando los pacientes recurrieron a estrategias enfocadas en las emociones fueron más los síntomas de TES, pero más satisfacción con el aspecto facial. Las personas que padecieron traumatismos más graves se muestran menos satisfechas con su aspecto y los profesionales las notaron más controladoras en la relación interpersonal durante la primera visita postoperatoria.

 

No es lugar para plaquetas…   Plachokova AS et al (Clin Oral Implants Res 2008 abr 16) hallaron que el levantamiento del piso sinusal no es lugar para plasma enriquecido con plaquetas (PEP), pero sería útil en el tratamiento de los defectos periodontales. Revisaron MEDLINE y Cochrane en diferentes  combinaciones de tres términos de búsqueda: 'PEP', regeneración ósea', ‘odontología’ y sus sinónimos. Con el criterio de que fueran pruebas en seres humanos controladas, diseñadas para tratar defectos óseos maxilofaciales con aplicación de PEP (test) o sin PEP (control), con por lo menos cinco casos seguidos hasta más de 3 meses y el complemento clínico y radiográfico, histológico y/o histomorfométrico. Hallaron en la literatura 108 referencias, de las que eligieron 17 para su análisis, para finalmente, quedarse con 9 artículos. Intentaron comparar los  resultados de estudios que les permitieran llegara conclusiones, que fueron las enunciadas al comienzo. Las diferencias en efectos de los tratamientos periodontales en términos de nivel clínico de inserción fueron significativos (entre 0,8 y 3,2 mm).

 

Tópico de cáncer…   Kurita H et al(Oral Oncol 2008 mar 7) presentan la posibilidad de una tinción tópica en boca para dibujar los márgenes quirúrgicos profundos en la cirugía de cáncer bucal. A 15 pacientes se les eliminó el carcinoma bucal y luego se tomó una sección vertical del espécimen de la parte central del tumor. Se lo tiñó con carmín índigo al 0,4% y con rojo congo al 0,5%, para después evaluar los bordes quirúrgicos profundos con un microscopio digital (25-175 x) Los resultados fueron comparados con los histopatológicos convencionales con HE, o sea la norma dorada. La tinción, que permitió hacer visible el grado de invasión del carcinoma fue exacto en 12 de las personas. Es decir que la pintura al rojo intraoperatoria permitió una inspección visual y evaluación de la extensión del tumor, aunque sólo en esos 12 pacientes.

 

Todo es igual. Nada es mejor …   Leímos en el British Dental Journal (204, 383, 2008) un súper resumen (A blinded randomized controlled trial comparing lignocaine and placebo administration to the palate for removal of maxillary third molars) donde se informaba simplemente que un placebo tenían un efecto similar al de la lignocaína en el paladar para la extracción de terceros molares superiores.

VOLVER (a Índice)

 

                                         junio 2008

Contaminación imperceptible del cirujano…   Ishihama K et al  (J Oral Maxillofac Surg 2008  abr; 66(4): 704) tomaron 25 casos consecutivos de pacientes de cirugía de terceros molares retenidos. El cirujano tenía su túnica colocada y mascara visor y utilizó el procedimiento habitual. Después, contaron el número de manchas de sangre en la túnica y la máscara y detectaron 469 manchas invisibles, de 19 pacientes, mediante el test de leucomalaquita verde, capaz de detectar sangre aun en diluciones de 1:40000. Obtuvieron 1206 pruebas positivas, casi 3 veces más que las correspondientes a las manchas visibles del 89% de los casos. Esto apoya la recomendación de que para toda cirugía bucal donde se usen instrumentos rotatorios de alta velocidad se vistan túnica y visor.

 

Vestibuloplastia con fines protéticos…   Jaimes M et al (J Contemp Dent Pract 2008 mar 1;9(3):135) dicen que la hiperplasia fibrosa inflamatoria (HFI) es un proceso patológico benigno más frecuente en las mujeres, asociado principalmente a aparatos protéticos mal adaptados. Por lo general, piden que les sea extirpado y que se haga una prótesis nueva. Presentan el caso de una mujer de 55 años con esta situación en el maxilar superior. Pidió que se le quitara el tejido móvil que tenía debajo del aparato. Se realizó la excisión y se fijó la prótesis por 6 meses para guiar la cicatrización del tejido blando.

VOLVER (a Índice)

 

                                                               mayo 2008

O seda o ácido poliglicólico…   Sortino F, Lombardo C y Sciacca A (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod  2008 mar;105(3): 5) evasluaron la reacción inflamatoria ocasionada por dos suturas diferentes, seda negra (30) y ácido poliglicólico (25), a los 8 días de realizada la cirugía bucal, en boca de 55 pacientes, de 9-76 a. Todos debieron desinfectar la herida con clorhexidina 0,2%.  La reacción fue menor con el POLI; pero a los 8 dfías ambas suturas fueron consideradas aceptables y la CHX no mejoró nada.

 

Hemodinamia en terceros…   Alemany-Martínez A et al (J Oral Maxillofac Surg 2008 mar;66(3):453) realizaron un estudio prospectivo en 80 personas normotensas (40 y 40, v y m, edad media, 27) en quienes se debía realizar la extracción quirúrgica de los terceros molares. Bajo anestesia local (articaina 4% con adrenalina 1:100.000). controlaron: sistólica (SBP), diastólica (DBP), ritmo cardíaco (HR) y saturación de oxígeno (SaO(2)), ansiedad y grado de dolor experimentado. La ansiedad mayor fue experimentada por las mujeres; los pacientes más ansiosos tuvieron las valores menores de BP y mayores de HR, sin diferencias estadísticas significativas. Las variaciones de BP y HR durante la intervención estuvieron dentro de los límites normales. Los aumentos de SBP y DBP se dieron durante la ostectomía y/o sección dentaria. Los valores inferiores de HR fueron registrados antes de comenzar; los superiores, al incindir y levantar colgajo. No hubo cambios notables en los valores de O2, más bajos al comenzar.

VOLVER (a Índice)

 

                                            abril 2008

Ablaciones, peroné e implantes…   Matteo Chiapasco et al (Clinical Oral Implants Research 2007: 17 (2), 220), a lo largo de 8 años, atendieron 38 varones y 21 mujeres, de entre 13 y 69 años, con defectos óseos maxilares y mandibulares debidos a ablaciones por cirugías radicales o por osteorradionecrosis, a quienes efectuaron la reconstrucción con autoinjertos de peroné y colocación en total de 71 implantes en 16 de los 59 pacientes. Fracasaron 3, que debieron ser retirados, 9 experimentaron necrosis parcial y el resto sin problemas.. Puede decirse que respondieron como si se hubieran colocado los implantes en el hueso mandibular.

Lesiones premalignas…   Epstein JB et al (J Am Dent Assoc 2007 dic;138(12):1555) afirman que el diagnóstico precoz de las lesiones premalignas bucales (LP) y del carcinoma espinocelular (CE) permite que el tratamiento sea menos agresivo y con mejor pronóstico. Por lo tanto, enviaron un cuestionario a 176 diplomados del American Board of Oral Medicine. El abordaje clínico informado incluía examen visual, eliminación de posibles causas locales y seguimiento. Las pruebas auxiliares incluyeron azul de toluidina, biopsia por cepillado y citología exfoliativa. Si en dos semanas no mejoraban, se recomendaba una biopsia; más aún, si mostraban induración, enrojecimiento, superficie no homogénea o ulceración, más síntomas y localización. Recomendaban seguimiento dos veces al año ante lesiones rojas, lesiones con displasia confirmada histológicamente o ambas cosas. La mayoría recomendaba una biopsia durante el seguimiento cuando la lesión cambio de aspecto.

 

Angina de Ludwig por odontoma…    Bertolai R et al  (Minerva Stomatol 2007 dic;56(11-12):639) nos recuerdan la descripción de una angina de Ludwig: una celulitis expansiva grave que causa tumefacción y endurecimiento del piso de la boca, la lengua y la región submandibular, con la consiguiente posible obstrucción de las vías aéreas con rápido progreso hacia el cuello y mediastinitis con consecuencias fatales. Los AA presentan un caso de gran odontoma emergido y asociado a un tercer molar impactado profundamente en el borde inferior de la mandíbula. En el pasado, esta  angina solía ser fatal, pero una cirugía agresiva y una intensa terapia médica han reducido muchísimo la tasa de mortalidad.

 

VOLVER (a Índice)

 

                                                        marzo 2008

Engrosando encía vestibular…   Liu X, Xu YY, Lai HC, Zhang ZY (Shanghai Kou Qiang Yi Xue  2007 oct;16(5):484) compararon en 22 pacientes la eficacia de un injerto de tejido conectivo palatino (a 12) y de uno de matriz dérmica acelular (a 10) para mejorar el contorno vestibular de los implantes cuando falta un solo diente superior anterior, midiendo el grosor horizontal de la cresta alveolar antes y 2 semanas, y 3, 6 y 12 meses. Con ambos métodos fue significativo el engrosamiento y son igualmente correctos para corregir los defectos del tejido blando.

El mentoniano y sus ramas…   Hu KS y 5 colegas surcoreanos (Oral Maxillofac Surg 2007 nov;65(11):2288) investigaron la topografía del nervio mentoniano en 31 hemicaras coreanas, clasificadas las ramas del nervio como angular (A), labial media inferior (LMI), labial lateral inferior(LLI) y mentoniana (M). Estas 4 ramas, en el más común (35%) de los 5  tipos observados, del nervio mentoniano aparecían (A, LMI y M), con la rama LLI separada de la rama A. Por la forma del ansa anterior, clasificaron el nervio como de pauta en ansa, vertical y recta.(61.5%, 23.1%, y 15.4%, respectivamente. En el conducto dentario inferior, el nervio maxilar inferior  se divide en el mentonario y el dentario por completo. En 17 casos (81%), los haces nerviosos que constituían la rama A estaban localizados en la parte superior, mientras que los haces nerviosos  de las ramas labial inferior y mentoniana estaban en la porción media e inferior del conducto dentario, en la región del foramen. Estas observaciones pueden ayudar al cirujano a predecir la localización o extensión de la parestesia facial región de acuerdo con la localización y extensión del daño del nervio durante la cirugía de implantes o la genioplastía.

VOLVER (a Índice)

 

                                                       febrero 2008

Esponjas para extracciones….   Dijo Martin Fischer que la mayoría de las personas prefieren que les abran la panza por 500 dólares antes que dejarse sacar un diente por cinco y Serino G et al (Clin Oral Implants Res  2007 oct 18) no intentaron mejorar esa imagen, pero sí los acontecimientos consecutivos a una extracción, como el grado de mineralización ósea en los alvéolos a los 3 meses de la extracción y colocación de un material de injerto biorreabsorbible y el grado de reabsorción de éste. A 20 pacientes en terapia periodontal les extrajeron dientes monorradiculares irrecuperables con elevación de colgajo de espesor completo. Luego rellenaron los alvéolos con esponja de ácido poliacturico-poliglicólido (Fisiograft) o los dejaron cicatrizar por segunda (F y C). Suturaron sin esforzarse por lograr el cierre primario. Al reabrir a los 3 meses para colocar implantes tomaron 7 biopsias F y nueve C. Hallaron en las T  hueso trabecular nuevo, muy mineralizado y bien estructurado. También estaba bien estructurado el hueso de las C, pero con algo menos de mineralización. En ambos casos, estaba mineralizada la porción apical más que la coronaria. Deducen los AA que el Fisiograft resultaría apropiado para evitar la reducción del volumen de la zona y el colapso de los colgajos suprayacentes.

 

Trasplantes dentarios…   Heer J (Br Dent J  2007 oct 13;203(7):403) supone que los trasplantes dentarios fueron practicados ya por los egipcios y que la técnica varió poco desde que la dio a conocer M. L. Hale. Trasplante autógeno es la movilización de un diente de una ubicación a otra dentro de la boca de una misma persona. Puede ser utilizado para reubicar un diente que está en muy mala posición; como se hace a veces con los caninos superiores y tal como se hizo en el caso que presenta Heer, desde el paladar. Es muy frecuente la ubicación de un tercer molar inferior en el alveolo del primero.

 

Sucedió sumergiendo suturas…   da Silva Dalben G et al (Clin Oral Investig  2007 nov 10) muy astutamente, sumergieron suturas reabsorbibles (recuperadas después de una cirugía) en colutorio no alcohólico de clorhidrato de benzidamina y no se produjo ninguna alteración significativa y, entonces, dedujeron que podía ser utilizado como enjuague consecutivo a una cirugía bucal.

VOLVER (a Índice)

 

                                                           enero 2008

Warfarina sí…   O, por lo menos, S. Al-Mubarak, y también N. Al-Ali, y además M. Abou Rass, y asimismo A. Al-Sohail, y por si fuera poco A. Robert, y se suman K. Al-Zoman, junto con A. Al-Suwyed y el viejo conocido S. Ciancio (que es mejor no pronunciarlo a la italiana) (British Dental Journal 203, 10 agosto 2007) no ven ningún problema en efectuar extracciones dentarias en pacientes así anticoagulados, en tanto que se mantenga el nivel de INR (razón normalizada internacional) se mantenga <3,0 y se tomen medidas eficaces de hemostasia local. La decisión de suturar debe ser decidida caso  por caso, pues el trauma asociado a la manipulación de los tejidos blandos supera sus ventajas en estas cirugías menores. Las probabilidades de un problema tromboembólico pueden ser significativamente mayores que las de hemorragia postoperatoria cuando se interrumpe la medicación anticoagulante temporalmente. La presión mecánica puede ser muy importante y beneficiosa para evitar las hemorragias. La INR fue determinada inicialmente y al día 1, 3 y 7 en 214 pacientes. .Por su parte, solito él, W. Becker (British Dental Journal 203, 410, 13 octubre 2007) afirma lo mismo.

 

Tratamiento de anticoagulados…,   Aframian DJ, Lalla RV y Peterson DE (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2007 mar;103 Supl:S45) proponen recomendaciones para el manejo quirúrgico menor odontológico en paciente anticoagulados – warfarina, sobre todo, y también heparina y aspirina – para disminuir los eventos tromboembólicos. Surgieron de una extensa revisión de la literatura, a saber:

1. En pacientes dentro de la gama terapéutica de la Razón Internacional Normatizada (INR) inferior o igual a 3,5, no es necesario modificar ni interrumpir esa terapia con warfarina para extracciones dentarias  simples. Pero son importantes la experiencia y los conocimientos del clínico para tomar la decisión final.

2. En los pacientes bajo warfarina es beneficioso un régimen por 2 días postoperatorios de ácido tranexámico 4,8%

3. No es necesario interrumpir la aspirina (100 mg diarios o menos) para extracciones simples.

La morbilidad potencial de fenómenos tromboembólicos por interrumpir la terapia anticoagulante supera claramente el riesgo de sangrado prolongado.

 

Remoción endoscópica de una punta de gutapercha debajo de la mucosa del seno maxilar mediante un artroscopio ultrafino…   dice el título - un poco resumido - del trabajo de Yura S, Ohga N, Ooi K y Izumiyama Y (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod  2007 oct 15) y para qué decir más, salvo que el grosor es de 1,2 mm y obviamente que la técnica es mínimamente invasiva.

 

VOLVER (a Índice)

 

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

                                           noviembre 2007

Cirugía para la apnea del sueño…   Barrera JE, Powell NB, Riley RW. (Clin Plast Surg 2007 jul;34(3):565) recuerdan que la apnea obstructiva del sueño (AOS) es un problema de salud pública por sus secuelas neurocognitivas. Si la obstrucción persiste, tiene impacto sobre el sistema cardiovascular, con tendencia a la hipertención y a la cardiopatía.

El cirujano puede seguir una secuencia de procedimientos quirúrgicos, desde mejorar el pasaje aéreo de las fosas nasales hasta el adelantamiento quirúrgico del esqueleto máxilo-mandibular, con el objetivopor acumulación de incrementar volumétricamente la espacio aéreo retrofaríngeo. Para esto es esencial estar familiarizado con los principios ortognáticos convencionales. Conley RS y Legan HL. (Am J Orthod Dentofacial Orthop 2006 feb;129(2):283) señalan la necesidad de un equipo multidisciplinario, médico y odontológico. Puede incluir reducción del peso, modificación de conductas, aparatos bucales, cirugía de tejidos blandos y duros o combinaciones. Advierten que, cuando se emplea la cirugía ortognática, a menudo se considera sólo la dimensión anteroposterior y se omite la transversal. Por eso indican un tratamiento que incluya la previa expansión transversal por distracción en los casos severos de AOS, seguida por ortodoncia fija. Una vez alineada la dentadura, una segunda etapa, quirúrgica, apunta al adelantamiento bimaxilar. Sundaram S, Bridgman SA, Lim J, Lasserson TJ.(Cochrane Database Syst Rev 2005 oct 19;(4) advierten que es preciso seguir a los pacientes por un buen tiempo, para saber si la cirugía resultó curativa o si los signos y síntomas retornan con necesidad de nuevos tratamientos.

 

Mujeres, cigarillo y cirugía…   Heng CK et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2007 ag 29) confirmaron la contribución del cigarrillo a las complicaciones postoperatorias de la cirugía, incluido el alveolo seco (osteítis alveolar), en presas (ojo, no las de pollo) del Instituto Correccional de Danbury, hasta 219 extracciones. Además, comprobaron el mayor número de complicaciones por la exodoncia de teceros molares inferiores que por la de otros dientes.

VOLVER (a Índice)

 

                                        octubre 2007

 

Warfarina…   Malden NJ et al (Br J Oral Maxillofac Surg 2007 jul 31) sugieren que es fundamental para el tratamiento quirúrgico de pacientes que toman warfarina el monitoreo de la razón normalizada internacional (INR) antes y después de cada intervención. Observaron que era más común una elevación postoperatoria del INR que una caída y decidieron ver qué pasaba después de cirugía dentoalveolar menor. A 65 pacientes les midieron el INR antes y después de cirugías. En todos, hubo un aumento postoperatorio significativo, determinado por el incremento en particular de los casos de extracciones múltiples y quirúrgicas. No hubo diferencias por sexo, ni por ingestión de antibióticos. Resumen que hay una relación entre magnitud de la cirugía y el resultar afectada la anticoagulación.

 

No hay consenso…   No se ponen de acuerdo ortodoncistas y cirujanos sobre la influencia del tercer molar sobre el apiñamiento de los dientes anteroinferiores, dicen Lindauer SJ et al (Am J Orthod Dentofacial Orthop  2007 jul;132(1):43). En número de 393 y de 458, los encuestaron y resultó que fue menor la proporción de enderezadores que la de sajadores que creen que los terceros molares producen fuerzas en sentido anterior durante la erupción; en consecuencia, fue menor su número en cuanto a que los terceros son responsables por el apiñamiento y no son partidarios de la extracción profiláctica ni del superior ni del inferior. Los cirujanos dijeron que, generalmente o algunas veces (56,9%) recomendaban la extracción del tercero inferior como  preventiva de apiñamiento; las ortodoncistas contestaron que rara vez o nunca la indicaban. Tendían más a recomendar la extracción los cirujanos de graduación más alejada en el tiempo.

 

Construyendo hueso…   No suelen los pacientes escuchar con simpatía la recomendación de una cirugía en busca de médula ósea de la cresta ilíaca en busca de células progenitoras de hueso, para evitar lo cual Cicconetti A et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod  2007 jul 3) proponen fuentes más accesibles como el periostio (PM) de ambos maxilares y de la tuberosidad maxilar (TM). Obtuvieron muestras durante cirugías bucales de rutina y trabajaron con “boca dividida.” Tras los estudios pertinentes de clonogenicidad, fenotipos, marcadores osteogénicos y aptitudes y falta de perjuicios, concluyeron que ambas poblaciones celulares forman hueso en trasplantes ectópicos in vivo.

 

VOLVER (a Índice)

 

                                    septiembre 2007

Adherencia microbiana a la sutura…   Banche G, et al (J Oral Maxillofac Surg. 2007 ag;65(8):1503) utilizaron distintos materiales de sutura de cirugía dentoalveolar en 60 pacientes, a los que dividieron aleatoriamente en 5 grupos de 12; en cada uno utilizaron seda más un tipo diferente de sutura (ie, Supramid, Synthofil, Ethibond Excel, Ti-cron, Monocryl) en el mismo lugar para efectuar una comparación de la colonizacióon microbiana intraindividualmente. A los 8 días postoperatorios, removieron las  suturas y a los microorganismos adheridos los aislaron, contaron e identificaron. La seda reabsorbible y el Monocryl (monofilamento reabsorbible) mostraron la menor cantidad de bacterias adheridas. Esta colonización generalizada conduce a recomendar que las suturas sean retiradas lo más pronto posible para eliminar ese reservorio de patógenos. La indicación es válida para materiales no reabsorbibles. En los materiales no reabsorbibles hallaron por lo menos el doble de carga microbiana de anaerobios facultativos  que en los reabsorbibles.

 

Paracetamol y terceros…   Weil K et al (Cochrane Database Syst Rev 2007 jul 18;(3) investigaron en la bibliografía la dosis óptima para el postoperatorio de la cirugía del tercero inferior. Tomaron trabajos aleatorizados, de grupos paralelos, de placebos como control, de doble ceguera, dedicados al dolor agudo y su tratamiento. Estimaron la reduccióndel dolor de por lo menos un 50% con el paracetamol y el placebo. Asimismo, analizaron todos los fenómenos adversos experimentados. De un total de 2048 pacientes (1148 con paracetamol, y 892 con placebo) incluyeron  1968 (96%) el metaanálisis (1133 con paracetamol, y 835 con placebo). El paracetamol proveyó un beneficio estadísticamente  significativo comparado con el placebo para el alivio del dolor y de su intensidad a las 4 y a las 6 horas. Hallaron algún ocultamiento de los riesgos. Pero concluyeron los AA que el paracetamol en dosis de hasta 1000 mg era benficioso cuanto mayor era la dosis. Los efectos adversos no pasaron del 19% con paracetamol y16% en el placebo

 

VOLVER (a Índice)

 

                                                agosto 2007

Queloide: ¿sirve la inyección de esteroide?...   Peter Donkor (Journal of Oral and Maxillofacial Surgery 2007 (7),1292) hizo una revisión del tratamiento de pacientes con queloides nuevos o recidivantes de cabeza y cuello del Hospital Docente de Kumasi, Ghana. La técnica quirúgica involucró la excisión intralesional de la mayor parte del queloide, cierre primario del defecto en la operación. Al retirar la sutura, a los 10 a 14 días, 40 mg de triamcinolona fueron inyectados en la lesión residual. La  inyección fue repetida en 2 ocasiones más a intervalos mensuales y los pacientes fueron seguidos hasta por lo menos 2 años. En 18 no hubo muestras de recidiva, sólo con la complicación de una hipopigmentación en el área.

  La panorámica, ¿da la posición del tercer molar?...  

Yoichi Nakagawa et al (Journal of Oral and Maxillofacial Surgery 2007; 65 (7), 1303) se preguntaron si la radiografía panorámica puede predecir un contacto físico entre el tercer molar inferior y el conducto dentario inferior en la tomografía computada 3D-CT. Examinaron 73 terceros de 65 pacientes en busca de la línea blanca del conducto dentario y el contacto o no entre diente y conducto en panorámicas y 3D-CT. La ausencia de la línea resultó estar asociada a un mayor riesgoi de contacto entre diente y conducto en la 3D-CT, tomados en cuenta posición, edad y sexo.

¿No interrumpo el anticoagulante?...   Ferrieri GB, et al (J Oral Maxillofac Surg 2007;65(6):1149) evaluaron las complicaciones de la cirugía bucal en 255 pacientes con anticoagulantes (warfarina), según se retirara éstos o no, con un protocolo de manejo perioperatorio estandarizado integral. Incluye considerar el riesgo de tromboembolia y de hemorragia. Incluyeron los sujetos con valores de INR < o =5.5. En 5 casos quirúrgicos tuvieron una complicación, dada en los pacientes con riesgo de tromboembolia y de hemorragia moderado a elevado. Concluyeron que se pueden tener resultados seguros y exitosos con complicaciones mínimas cuando (1) se evalúa el considerar el riesgo de tromboembolia y de hemorragia, (2) se emplea una técnica atraumática, y (3) se dan instrucciones postoperatorias  cuidadosas.

 

VOLVER (a Índice)

 

                                     julio 2007 

Malformaciones linfáticas...   El tratamiento quirúrgico em la región bucal y cervicofacial de 117 niños fue considerado retrrospectivamente por Lei ZM et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2007 abr 10) para determinar factores para el pronóstico y tasas de complicaciones. Consideraron edad inicial, sexo, síntomas asociados, punto anatómico, extensión del mal, complicaciones operatorias, histología y recidivas. Los factores de peor pronóstico correspondieron a la involucración de varios puntos anatómicos, que podría asociarse a más complicaciones operatorias. La ubicación lingual fue la más frecuente (40.17%). Las lesiones bucales y faciales dieron el mayor número de fracasos y recurrencia (29.23%); cervicales (8.33%), y el máximo se dio en sitios múltiples (48.28). Si bien los pacientes operados antes de cumplir 1 año mostraron más recidivas (28.95%) que los mayores de esas edad (19.61%) y más con las lesiones microquísticas (28.33%) que con las macroquísticas (13.79%), no hallaron diferencias significativas entre ellos. Las lesiones que involucraban 3 o más sitios dieron mayores complicaciones operatorias (37.8%) que las de 1 o 2 sitios (15.58%).

 

Alcohol en inyecciones...   McLeod NM y Patton DW (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2007 abr 10) investigaron la eficacia de las inyecciones de alcohol periféricas para el tratamiento de la neuralgia del trigémino. Concluyeron que son particularmente útiles en los casos refractarios al tratamiento médico y en aquellos que no pueden o no quieren someterse al tratamiento neuroquirúrgico. Los AA auditaron pacientes que habían recibido las inyecciones entre 1994 y 1999 y hallaron que su efecto duró una media de 11 meses. Su eficacia no se vio afectada por la edad ni por las repeticiones, ni influyeron sobre otros tratamientos quirúrgicos.

Hueso entero o particulado...   Lee SH et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2007 abr 10) elevaron el piso de 12 senos maxilares, bilateralmente, en 6 perros (que voluntariamente y encantados se prestaron para la experiencia) y colocaron de un lado un bloque de hueso corticoesponjoso y hueso en partículas en el otro. Hallaron que el uso de los bloques, instalados simultáneamente con los implantes, era superior para la cicatrización y en torno de los implantes. Los animales sacrificados 6 meses después mostraron un contacto entre implante y hueso del 56.7% del lado del bloque y 32.1% del otro, con una altura de 12,3 mm para aquéllos y de 9,7 mm para éstos.

 

VOLVER (a Índice)

                                junio 2007

Biomateriales contra osteoporosis...   Zorica A et al (J Biomater Appl 2007 en;21(3):317), de Serbia y Montenegro, se propusieron recuperar el tejido óseo perdido por osteoporosis con compuestos de biomateriales, llevados a cabo en 30 mujeres postmenopáusicas, entre 46 y 62 años, con diagnóstico de osteoporosis y defectos en los huesos alveolares causados por extracción de dientes  paradontopáticos, enucleación de quistes y otras alteraciones periapicales, extracción de dientes retenidos  o  por trauma. Implantaron en ellos un compuesto de fosfato cálcico  bifásico /poli-DL-lacturo-co-glicólido (BCP/PLGA). As 6 semanas, la densidad ósea del lado experimental era inferior a la del lado de control; pero a las 24 semanas era significativamente superior. Se piensa que por sus características osteoconductoras, el BCP/PLGA será el material de elección para el reemplazo de tejido óseo en el futuro.

 

Benzocaína contra lidocaína y prilocaína...   Al-Melh Ma y Andersson L (OSOMOP 2007 feb 26) compararon el efecto anestésico del gel de benzocaína (control) al 20% contra el producido por crema (EMLA) y gel (Oraqix) de lidocaína 2,5%/ prilocaína 2,5% sobre la mucosa palatina previos a la infiltración. Perdió como loca la benzocaína ante las otras dos formas. Esto tras haber pinchado la mucosa palatina de cada lado cada 2 minutos por un período de 10

 

VOLVER (a Índice)

                              mayo 2007

Reubicando disco...   Politi M et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2007 en;103(1):27) compararon los resultados al año de la cirugía abierta para condilectomía y reubicación del menisco con el procedimiento artroscópico de lisis, lavaje y estiramiento capsular en pacientes con traba crónica de cierre de la ATM. Ambos procedimientos redujeron el dolor y mejoraron la función mandibular. Al año, el clic era similar y la crepitación aparecía en el grupo artroscópico. Ambos son métodos quirúrgicos eficaces, pues al año cumplían el criterio de una apertura interincisal de más de 35 mm, y de protrusión de 5 mm; pero la artroscopía debe ser la primera opción por su carácter poco invasor. Ésta redujo más la sensibilidad a la palpación.

Operando despíerto...    Es muy recomendable que se haga un diagnóstico intraoperatorio, durante los procedimientos quirúrgicos ortognáticos, para determinar una posición condílea desfavorable. Sería ventajosa una técnica sencilla que identificara con confianza intraoperatoriamente el cóndilo mal ubicado. Ubicar manualmente el cóndilo es fácil, pero exige el máximo cuidado y un cirujano experimentado. El tono muscular mantiene el contacto de los tejidos en la ATM. Cuando el paciente está anestesiado y curarizado, su posición condílea es posterior a la que tiene en vigilia, Anestesiado, el cóndilo puede caer estar más abajo, y que no se sienta estable hasta moverlo hacia atrás, más una compresión adecuada de los tejidos retromeniscales contra la pared posterior. Se pueden produicir recaídas de la oclusión como resultado de los camb ios en la posición condílea, inmediatamente después de retirar la fijación intermaxilar temporaria. El cirujano debe comprender el mecanismo de la caída aflojamiento condíleo y las pautas específicas de oclusión que puede producir. Se formó un grupo A de 76 pacientes disgnáticos destinadas a cirugía ortognática bimaxilar (Le Fort I y osteotomía seccional sagital bilateral, u Obwegesser), con 73 más como controles (B). El segmento mandibular proximal libre fue delicada y manualmente ubicado en la fosa glenoidea. Todas las mandíbulas fueron fijadas con tornillos bicorticales. En el grupo A, inmediatamente después de la fijación, se retiró la fijación intermaxilar y se controló la oclusión con buena presión digital contra el mentón, entonces los pacientes fueron despertados rápidamente (dejando la intubación) pasándolos a un estado de sedación consciente, y se les pidió que movieran la mandíbula para abrir y cerrar y lateralmente. Si lo observado resultaba adecuado, inmediatamente se reforzaba la anestesia y se terminaba la operación. A 8 pacientes del grupo A, a quienes no se observó la maloclusión con la manipulación de la mandíbula, les fue corregida durante el breve período de vigilia intercalado.A 7 pacientes en situación similar, la observación se produjo después de la intervención quirúrgica (12-24 h después). (Politi M et al J Oral Maxillofac Surg 2007 en;65(1):109 )

 

Ubicando incisión...   Park SH y Wang HL (J Periodontol 2007 en;78(1):47) señalaron que la exposición de la membrana en las RTG era considerada causa de pobres resultados clínicos. A su entender, podía tener influencia la ubicación de la incisión en la cresta para reducir la incidencia de membrana expuestas con reducción de la necrosis del colgajo. El ancho medio de encía queratinizada de los dientes adyacentes puede ser usado como guía para determinar la ubicación de la incisión inicial, lo cual podría no tener igual importancia en las incisiones palatinas.. La ubicación de la incisión fue mensurada como la  distancia de la incisión inicial al límite mucogingival.  

 

 

VOLVER (a Índice)

 

 

       

                                                abril 2007

Plasma enriquecido y hemorragias.... Giuffre G et al (Minerva Stomatol 2006 dic;55(11-12):599), desde la histórica Caserta, estudiaron en 208 pacientes, con riesgo hemorrágico por terapia anticoagulante, cuál sería la utilidad de un gel de plaquetas autólogas para evitar esa acción postoperatoria. Tras una comparación con pacientes tratados con plasma enriquecido y sutura, o esponjas hemostáticas y sutura, o esto mismo con agregado de ácido tranexámico, sin suspender el dicumarol, concluyeron que eran muy alentadores los resultados con el plasma enriquecido, sin suspender la cumarina. Con esto se evita el riesgo de tromboembolismos en caso de suspenderla.

 

Plaquetas o barreras... Papli R y Chen S J Periodontol 2007 en;78(1):185, desde la antípoda de Caserta usan también el plasma enriquecido con plaquetas (PEP) autólogo - por su promoción de la cicatrización de las heridas y regeneración de los tejidos para obtener regeneración periodontal guiada (RPG) comparando con una barrera membranosa reabsorbible, en 5 pacientes. No fumaban, ni estaban embarazadas ni lactando, ni tenían alergia a los materiales utilizados. Sus lesiones contralaterales eran muy similares, con bolsas de entre 4 y 6 mm, sin descargas purulentas. Durante el tratamiento previo habían aprendido a realizar correcta higiene dental. En la cirugía, de un lado se aplicó el PEP y del otro la membrana, tras la limpieza quirúrgica y aplicación de EDTA. A las 52 semanas, la reducción de bolsa era parecida, la recesión se había reducido con un aumento de la altura de inserción epitelial. Conclusión; los resultados fueron estadísticamente similares con ambos métodos.

 

Profilaxis antimicrobiana... Según Maestre Vera JR y Gomez-Lus Centelles ML (Med Oral Patol Oral Cir Bucal 2007 en 1;12(1)  la bacteriemia transitoria es un factor de riesgo conocido consecutivo a la  cirugía bucal y otros procedimientos invasores en pacientes con sus sistemas inmunitarios alterados y en aquellos con un punto susceptible a la infección (válvulas cardíacas protéticas, reemplazos recientes articulares, etc). Los aerobios más comunes son los Streptococcus viridans, aunque es dable encontrar otras bacterias, anaerobias hasta en un 64% de los cultivos en sangre. Parecería que los patógenos bucales comunes no quedan cubiertos por la amoxicilina o la  clindamicina de las profilaxis estándares, en parte porque esas bacterias producen beta-lactamasa, y considerando los resultados de las pruebas de sensibilidad efectuadas recientemente. Aparte de las infecciones clásicas locales o generales, los patógenos bucales también han sido hallados en ateromas de las arterias coronarias y carótidas. Esto y datos epidemiológicos coinciden en apuntar a dichas bacterias como factor contribuyente a las lesiones arterioescleróticas y accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares, sin precisar qué patógenos intervendrían. Por todo esto, creemos que la opción más apropiada con el fin citado es la asociación amoxicilina-ácido clavulánico por su espectro más amplio y su perfil farmacoquinético.

VOLVER (a Índice)

 

                              enero 2007

Absceso subperióstico de la orbita por terceros...   Son muy pocos los procedimientos quirúrgicos en boca con potencial de poner en riesgo la vida, como ocurre con el absceso subperióstico de la orbita que es una complicación muy rara de la extracción de un tercer molar superior, dicen Muñoz-Guerra MF et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2006 nov;102, # 5). Le ocurrió a un hombre de 57 años tras la extracción sin problemas del tercer molar superior izquierdo. En emergencias, se presentó con proptosis y disfunción muscular extraocular con ninguna reducción de la agudeza visual. Mediante ecografía, TC y RM se pudo diferenciar de otras formas de inflamación de la órbita. El drenaje quirúrgico confirmó el diagnóstico. La causa habría sido la extensión de la infección de las regiones pterigopalatina e infratemporal que progresó hacia la fisura orbitaria inferior.

Analgesia, anestesia, láser y diclofenac...   Reconociendo que el dolor postoperatorio es un fenómeno común tras la extracción quirúrgica de terceros molares inferiores retenidos (TMIR), Markovic AB y Todorovic L (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2006 nov;102, N° 5) evaluaron el efecto analgésico postoperatorio de anestésicos de corta y de larga duración, así como del empleo de láser de bajo poder y un AINE, el diclofenac. De 102 pacientes, se tomaron 12 con TMIR bilaterales y se les dio anestesia local con 0,5% de bupivacaína sola o con lidocaína 2% con 1:80.000 epinefrina. A otros 30 se les aplicó irradiación láser de baja potencia en el postoperatorio, más una sola dosis preoperatoria de 100 mg de diclofenac en otros 30 y sólo las recomendaciones habituales en los 30 restantes. Hallaron un efecto analgésico postoperatorio llamativamente superior en las extracciones de las primeras 12 efectuadas con bupivacaína. La irradiación láser redujo significativamente el dolor postoperatorio en los pacientes premedicados con diclofenac. En conclusión, se obtienen mejores resultados con el uso de anestesia prolongada e irradiación láser.

Reimplante intencional    A una mujer de 56 años, Herrera H et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2006 oct;102(4):85) le observaron  radiográficamente un primer molar izquierdo  mandibular con tratamiento endodóncico con sobreinstrumentación de la raíz distal e insatisfactoria obturación de la mesial. Las raíces estaban circundadas por una gran lesión periapical. Su abertura bucal era limitada y no quería cirugía apical. Por tanto, se realizó un reimplante intencional, según arte, controlado a los 15 días, 40 días, 6 meses, 12 meses, y una vez por año hasta 14 años, sin dolor y sin lesiones apicales

VOLVER (a Índice)

 

                                                                           diciembre 2006     

Ver TEMA DEL MES

VOLVER (a Índice)

 

                               noviembre 2006

Artrocentesis de la ATM...   Wiesend M. Kanehl S y Esser E (Mund Kiefer Gesichtschr 2006 ag 24) afirman que en casos de artropatía aguda de la ATM la artrocentesis constituye una terapia altamente eficaz, con logro de reducción altamente significativa del dolor a la palpación preauricular o intraarticular  y aumento significativo en la apertura de la boca. Realizaron la eliminación del líquido sinovial de la articulación en 142 pacientes de un promedio de unos 40 años. Todos presentaban restricción en la apertura de la boca, desviación al abrir la boca con chasquido o crepitación y dolor miálgico del temporal y del masetero. Los volvieron a ver al día siguiente y hasta 4 semanas después de la artrocentesis, que la realizaron bajo anestesia general, con doble punción, lavado continuo y abordaje inferolateral como recomienda Murakami. Lavaron el espacio temporomandibular superior con solución fisiológica estéril (250 ml, 200mmHg).

Férulas bucales y ATM…   Conti PC et al (J Am Dent Assoc 2006 ag;137(8):1108) vieron 57 personas con signos de desplazamiento del menisco de la ATM y dolor articular, a quienes ubicaron en 3 grupos distintos, según el tipo de férula utilizado: (1) balanceada bilateral, (2) guía canina y (3) fuera de oclusión. Los siguieron 6 meses con observación según una escala del dolor, de los movimientos mandibulares, de los sonidos articulares, y palpación de la ATM y de los músculos masticatorios. El tipo de guía utilizado no influyó sobre el dolor, si bien las férulas en oclusión fueron superiores a la sin oclusión. Pese a los resultados similares en cuanto a apertura, movimientos protrusivo y lateral izquierdo, dolor de la ATM y los músculos al palparlos, las personas que usaron las férulas oclusales estuvieron mejor, Con el tiempo, se redujo la frecuencia de los ruidos articulares, sin diferencias significativas entre los grupos. Los que usaron férula oclusal manifestaron estar más cómodos. En resumen, el tipo de guía lateral no influyó sobre la mejoría del paciente, todos mejoraron en general, pero quienes usaron la férula oclusal estaban mejor que los del tercer grupo.

De la rodilla a la ATM…   Tecco S et al (J Oral Rehabil 2006 ag;33(8):576) se propusieron evaluar los efectos de la lesión del ligamento cruzado anterior de la rodilla sobre el control postural y la actividad de los músculos de cuello, cabeza y tronco, con las conexiones existentes entre el sistema masticatorio y la postural corporal. Compararon la actividad electromiográfica de los músculos en la posición de descanso de la mandíbula y en el apretamiento voluntario máximo, así como efectuaron mediciones posturométricas y estabilométricas en 25 pacientes adultos con lesión de la rodilla izquierda, frente a un grupo de control sin esta patología. En reposo, observaron mayor actividad muscular del temporal, masetero, esternocleidomastoideo (ECM) y del trapecio inferior, con respecto de los controles. En oclusión fuerte, los pacientes mostraron menor actividad muscular de masetero y temporal anterior derechos y mayor actividad del trapecio inferior, siempre comparando con los controles. En las mediciones de estabilidad, todos los pacientes mostraron una reducción significativa de la longitud de la trayectoria del centro postural de presión durante la prueba con los ojos abiertos y rollos de algodón comparando con la prueba con ojos cerrados y posición mandibular de reposo. Además, los pacientes mostraron un desplazamiento significativo del centro postural de presión en dirección anterior y hacia la derecha, comparando con los controles. Es decir, la lesión del ligamento cruzado anterior parece estar asociada a un cambio en la actividad de los músculos de cabeza, cuello y tronco y con un cambio en la posición del centro postural de presión. Los rollos de algodón parecerían mejorar la estabilidad de la persona.

Fuerza oclusiva y ATM...   Kogawa EM et al (J Oral Rehabil 2006 ag;33(8):559) dividieron a 400 japonesas en 4 grupos: (1) desorden de la ATM miogénico, (2) DATM articular, (3) DATM mixto y (4) controles. Midieron la fuerza oclusiva máxima en el área del primer molar, de ambos lados, en dos sesiones, con un dinamómetro digital adaptado a la boca. Los valores oclusales máximos fueron significativamente más elevados en el grupo de control, sin diferencias significativas por lado. Los valores mayores los obtuvieron en la segunda sesión. Por cierto, hallaron una correlación negativa moderada entre la gravedad del DATM y la fuerza de mordida. Concluyeron que la presencia de dolor de los músculos masticatorios y/o inflamación de la ATM puede influir sobre la fuerza de mordida máxima. [VER BOTOX EN EL NÚMERO DE OCTUBRE.]

 

Regeneración o reparación…   Hoy se considera todavía que el trasplante de hueso autógeno es la “norma dorada” para muchas indicaciones en cirugía bucal y cráneo-máxilo.facial, dicen los Dres. Hans-Henning Horch  y Christoph Pautke (Mund Kiefer Gesichtschir 2006 jul;10(4):213). Pero consideran que es preciso reevaluar este criterio con la guía de investigaciones recientes, estudios clínicos a largo plazo, riesgos y seguridad del paciente, así como costos. En vista del desarrollo actual de los materiales de sustitución ósea modernos, que han dado resultados en parte superiores en indicaciones especiales, es preciso reconsiderar críticamente el uso rutinario del hueso autógeno. Los AA seguramente piensan en materiales como los que introducen en su otro trabajo sobre el tema: Synthetic, pure-phase beta-tricalcium phosphate ceramic granules (Cerasorb(R) for bone regeneration in the reconstructive surgery of the jaws, de  H-H Horch, R Sader, C Pautke, A Neff, H Deppe, A Kolk, en el   International J Oral Maxillofacial Surgery, del 8 de mayo de 2006, donde con sus colegas estudian los efectos a largo plazo del material de última generación fosfato beta-tricálcico cerámico (beta-TCP) en la reconstrucción alveolar. De 1997 a 2002, implantaron beta-TCP en 152 pacientes para rellenar áreas de quistes mandibulares (52), relleno de fisuras alveolares (38), defectos periodontales (24) y levantamiento de piso sinusal (16). En defectos de más de 2 cm de diámetro, combinaron el beta-TCP con hueso autólogo tomado del área retromolar, la tuberosidad maxilar o el mentón. La cicatrización tuvo inconvenientes en 9,2% de los casos, hubo pérdida parcial del sustituto óseo en 5,9% y pérdida total en 2%. La sustitución total del beta-TCP por hueso se dio en unos 12 meses, lo que señala las propiedades osteoconductivas.  Por la versatilidad, bajo índice de complicaciones y buenos resultados a largo plazo, el beta-TCP sintético, fase pura, se presenta como material adecuado pora el relleno de defectos óseos en la región alveolar.

Amitriptilina y dolor somatomorfo   Cuando un dolor es crónico y persistente en uno o varios puntos y se piensa que hay factores psicológicos en juego (estrés, conflictos sin resolver), se habla de dolor somatomorfo, y también de trastorno del dolor o trastorno dismórfico corporal. Aunque tengan otros problemas médicos, no llegan a ser responsables de este dolor intenso. El sufrimiento puede llegar a impedir a la persona una vida normal (laboral, social y recreativa) durante meses y no le es fácil encontrar apoyo, pues aún relativizan muchos profesionales la conexión entre mente y soma y creen que el dolor no es real. Aun los escépticos se encuentran con que también en las personas con causas físicas posibles resulta eficaz el tratamiento con antidepresivos, mientras que los antálgicos no suelen resultar y hasta generan problemas secundarios que complican el cuadro. La terapia en grupo, aplicaciones de frío o calor, masajes y técnicas de distracción pueden ser beneficiosos. Curiosamente, o no, son más difíciles de resolver los casos en que el paciente está recibiendo un beneficio por esta discapacidad. Para cuando el dolor somatomorfo se localiza en la región bucofacial, los Dres. Ikawa M, Yamada K y Ikeuchi S (J Orofac Pain 2006 verano;20(3):234) utilizan un antidepresivo tricíclico, la amitriptilina, que probaron como clorhidrato en 30 pacientes que se encuadraban en la descripción precedente. Este derivado del dibenzocicloheptadieno (Elavil) viene en tabletas de 10 mg, 25 mg, 50 mg, 75 mg, 100 mg y 150 mg y los AA usaron una dosis diaria que fue incrementada hasta  250 mg. De los 25 pacientes que completaron la experiencia, 22 quedaron libres de dolor y otros 3 no respondieron ni aun con la dosis máxima. Los beneficiados respondieron bien con entre 10 y 200 mg, 4 con menos de 50 y 3 necesitaron 150 mg. Observaron efectos secundarios desfavorables en 19 pacientes.

Andamios para madres…   El Spongostan puede ser un andamio adecuado para que en él las células madres  diferenciadas como osteoblastos puedan reconstruir el hueso alveolar residual en los pacientes con paladar fisurado. Paganelli C et al (Brescia, Italia) (J Oral Rehabil 2006 ag;33(8):625) comentan que lo que suele usarse es hueso autólogo de la cresta iliaca, lo cual requiere hospitalización prolongada, grandes gastos y no siempre buenos resultados (13% de fracasos). Repasan las alternativas (sintético, xenoinjerto y aloinjerto como matrices combinadas con plasma rico en plaquetas o proteínas morfogénicas óseas recombinadas para osteoinducción). Ninguna opción está demostrada y surgen las células madres, también utilizadas  para regenerar tejido cardíaco isquémico después de un ataque, para tratar la hipofosfatasia y la osteoporosis. Los AA cerraron con los osteoblastos derivados de las células madres para cerrar la fisura palatina residual asociados a un portador apropiado, ubicadas en el defecto óseo en un andamiaje de Spongostan, Éste tiene características excelentes, como disponibilidad comercial, bajo costo, buen manejo, ausencia de reacciones alérgicas u otros efectos secundarios, biocompatibilidad, inhibición, radiotransparencia, reabsorbilidad y osteoinducción.

VOLVER (a Índice) 

                          octubre 2006

Microendoscopio odontológico...   Desde la antigua ciudad de Ulm, Geibel MA (Eur J Med Res 2006 mar 27;11(3):123) informa que el nuevo microendoscopio Visio Scope flexible tiene usos múltiples en odontología: endodoncia, periodontología, implantología, cirugía periapical, prostodoncia, y tratamientos con láser. Las pruebas fueron efectuadas con tubo de diámetro externo de 1,0 mm y también de 0,34 mm. Para el A, resultó claramente superior a las ayudas ópticas convencionales, sobre todo el microscopio quirúrgico. El conducto de trabajo facilita la aplicación específica de soluciones medicadas e irrigantes. Permite el control visual de los defectos óseos y remoción de tejido de granulación y materia sólida, para preceder las medidas de regeneración. Permite documentar las fracturas radiculares y la invasión de las furcaciones.

 

Recuperación del  lingual...   Loescher A (Br Dent J 2006 may 27;200(10):565) propone modos de identificar los pacientes en riesgo de lesión permanente del nervio lingual en la etapa postraumática inmediata, extracción de terceros, lo cual permitiría la aplicación de terapia expeditiva. Evaluó 94 pacientes con lesiones del lingual mediante recursos objetivos mecanosensoriales y subjetivos, en un período de recuperación de hasta 12 meses. Los tests convencionales fueron con frecuencia incapaces de diagnosticar la presencia de la lesión debido a la variabilidad y no predijeron el resultado. Mediante la información subjetiva del paciente, pudo identificar con más probabilidades los pacientes con lesión del lingual permanente y no temporaria a las 4 a 8 semanas del insulto. El método propuesto es ideal para odontología general.

Sellado con fibrina...   Cuando los pacientes sufren trastornos de coagulación, como en la enfermedad de von Willebrandt, Filho Ade M et al (J Contemp Dent Pract 2006 jul 1;7(3):106) proponen el uso de un sellado de fibrina después de las extracciones, complementado con administración sistémica de fármacos antifibrinolíticos. Para la hemostasia no necesitaron recurrir a un reemplazo del factor coagulante plasmático,

 

Comunicaciones sinusales…   En el años 2003, los Dres.del Rey-Santamaria M et al (Med Oral Patol Oral Cir Bucal 2006 jul 1;11(4):334) siguieron 389 extracciones de terceros molares superiores consecutivas. Registraron edad, sexo, angulación del molar, técnica quirúrgica y, radiológicamente, la proximidad del seno maxilar. Sólo en el 5,1% de los casos se produjo comunicación bucosinusal, similar en todas las edades y géneros, con mayor riesgo cuanto más profunda la retención, la complejidad de la técnica y la realización de una ostectomía.

¿Es la yodopovidona un hemostíptico?...   La yopovidona, dicen desde Mangalore, India,  los Dres. Kumar BP et al (Int J Oral Maxillofac Surg 2006;35(8):765), es un agente antiséptico que se usa en piel para la preparación del campo quirúrgico y también en heridas abiertas. En cirugía bucal algunos lo usan para irrigar los alvéolos después de las extracciones. Por azar, los AA se encontraron con que esta maniobra conducía a eliminar el sangrado de la herida, sin recaídas. Entonces, seleccionaron 50 pacientes, formaron 2 grupos y en uno usaron la YP al 1% para irrigar los alvéolos y solución fisiológica en el otro. Dejaron de sangrar 19 pacientes del grupo experimental y 5 del control. La razón de la acción hemostíptica estaría en que el yodo tiene un potencial oxidante y la povidona es un agente granulante y espesante, que juntos tendrían un efecto quimiocauterizante que explicaría el hecho.

 

Hueso autógeno y pala piezoeléctrica...   Sivolella S et al (Arch Oral Biol 2006 jul 3) se propusieron determinar las características microbiológicas y el tamaño de las partículas recogidas con un dispositivo piezoeléctrico con trampa para hueso, y asimismo reducir la contaminación bacteriana posterior al tratamiento de lo recogido con rifamicina SV. Tomaron muestras de 10 pacientes a quienes se extrajeron los terceros molares superiores. Realizaron la ostectomía con el dispositivo piezoeléctrico y recogieron el material con un equipo aspirador con trampa para hueso. La mitad de lo recolectado tratado con el antibiótico mostró eficacia en la reducción de la contaminación bacteriana.

Información complementaria.- Cuando Tomaso Vercellotti y sus colegas utilizaron el dispositivo piezoeléctrico italiano para ostectomía y osteoplastia en cirugía periodontal, sus resultados fueron positivos y superiores a los logrados con fresas quirúrgicas y osteótomos (Int J Periodontics Restorative Dent. 2005 dic ;25:543). Para el aparato de la Mectron Medical Technologies, véase la figura y algunos detalles técnicos.

 

Oscilaciones tridimensionales controladas que permiten un corte micrométrico de máxima precisión quirúrgica y con sensibilidad y selectibilidad operatoria. Gran visibilidad por campo sin sangre y el efecto de cavitación. Posee un circuito de sintonía automático que elimina el desgaste de los insertos y asegura el trabajo en condiciones constantes. Tiene corte protector automático en caso de uso incorrecto de la pieza de mano y del inserto. Incluye equipo básico de insertos, para senos, llaves, dos piezas de mano y bandeja quirúrgica.

VOLVER (a Índice) 

 

                                     septiembre 2006

Dolor y psicología…   Vickers ER et al (Aust Dent J 2006 mar;51(1):69) dicen que el dolor puede ser definido como una experiencia sensorial y emocional. El dolor agudo posterior a una extracción es evaluado y tratado como sensorial, mientras que el dolor crónico es un problema biopsicosocial. Por ello, se propusieron evaluar estos factores. A 438 personas con dolor agudo postextracción a las 24 horas de la cirugía les presentaron un cuestionario biopsicosocial y los compararon con 273 personas con dolor bucofacial crónico. Identificaron tres grupos dentro de los que padecían dolor agudo: “no afectados”, “incapacitados” y “deprimidos, ansiosos e incapacitados”. Los efectos psicosociales mostraron un 24,8%  “dolor extremo/sufrimiento” y el 15,1% “tristes y deprimidos”. Las mujeres informaron una mayor intensidad del dolor y más trastorno, depresión e inadecuación de la medicación para alivio del dolor. La mayor intensidad del dolor estuvo asociada a malestar y depresión.

 

Coronoides donante…   Zhu SS et al (OSOMOP 2006 may;101(5):572) tomaron dos grupos de 9 cabras, chinas, cada uno, y los hicieron objeto de la remoción unilateral total del cóndilo y disco y les efectuaron autoinjerto de coronoides.  Se les hicieron tomografías computadas en distintos períodos y fueron sacrificadas a las 24 semanas. Compararon parámetros entre el lado operado y el que no lo fue, entre los cuales hallaron similitudes, como para decir en conclusión que bajos los estímulos mecánicos de la articulación temporomandibular, la apófisis coronoides injertada se pudo remodelar gradualmente como un neocóndilo con la forma y estructura funcionales. Parecería que la coronoides autógena podría servir para la reconstrucción del cóndilo mandibular.

 

Comunicaciones bucoantrales…    Thoma K et al (OSOMOP 2006 may;101(5):558) probaron la utilidad de un análogo radicular biorreabsorbible (RootReplica) para el cierre de comunicaciones bucoantrales generadas por extracciones. Lo hicieron en 20 pacientes consecutivos con comunicaciones superiores a los 2 mm, seguidos por 3 meses clínica y radiográficamente. A 6 fue necesario cubrirles el alveolo con deslizamiento de la mucosa, pues las raíces fragmentadas o defectos demasiado grandes no permitieron confeccionar la réplica o calzar bien el análogo. No hubo trastornos en la curación y sólo se observó epistaxis, tumefacción o dolor en los casos con colgajo. Conclusión: este método es una alternativa valiosa para el cierre de las comunicaciones bucoantrales, pero no puede ser aplicado a todos los pacientes por limitaciones técnicas.

Remodelado condíleo y prognatismo...   Katsumata A et al (OSOMOP 2006 abr;101(4):505) evaluaron el remodelado condíleo que se genera después de la osteotomía correctora del prognatismo (Técnica de Obwegesser, u osteotomía sagital divisoria de la rama ascendente, por vía bucal (OVD), en 39 pacientes, y corte vertical de la rama en 46, CVR). Usaron TC, radiografías simples e imágenes de resonancia magnética. Consideraron que la formación de una capa ósea neoformada en la parte posterior de la cabeza del cóndilo era un signo sugerente de remodelado, que fue observado predominantemente en períodos de más de 6 meses postoperatorios. La incidencia fue mayor en los pacientes con CVR.

VOLVER (a Índice)

 

                                                                 agosto 2006

 


 

 Halitosis, amigdalitis y láser... Halitosis por tonsilitis fétida crónica es lo más común, una vez excluidas las enfermedades periodontales y caries, sinusales, bucales, pulmonares y gastroenterológicas, según el creador del término y también del test de olfateo amigdalino, el Dr.Yehuda Finkelstein, quien con sus colaboradores, (Otolaryngol Head Neck Surg 2004 oct;131(4):372) trabajó sobre el tratamiento con láser de las criptas amigdalinas. Dice Finkelstein que las criptas amigdalinas son sitios ideales para las bacterias anaerobias causantes del mal olor (llamado en broma “síndrome del zorrino muerto”) originado en las vías aéreas superiores. Subraya doblemente que, contrariamente a lo que se cree, la halitosis no puede provenir de las vías gastrointestinales (salvo el raro problema del divertículo de Zenker, propio de ancianos y con varias dificultades evidentes). También en personas mayores se da la sequedad de la boca. Agrega que la diabetes y las renopatías y hepatopatías suelen ser diagnosticadas modernamente antes de que den aliento típico.

Las criptas son invaginaciones múltiples, estrechas, retorcidas y tubulares que penetran en las amígdalas y albergan material orgánico nutritivo y carecen del oxígeno que repoudian los gérmenes anaerobios. La situación se da con frecuencia en personas que desde la infancia sufrieron de amigdalitis recurrente y sólo usaron antibióticos, no cirugía.

Test olfativo amigdalino de Finkelstein.-  Con los guantes de goma puestos, el ORL masajea las amígdalas y procuran que expulsen la descarga maloliente, lo cual aprecia oliendo el guante. Si es posible, lo hará también el paciente y algún familiar. Puede completar con una nasofaringoscopía flexile, que incluya senos y lengua.

La lengua, ubicada entre las amígdalas, las comprime y provoca la descarga que se vuelca en su dorso y es sustancialmente lo que limpian los raspadores y cepillos.

Tras la cirugía no debe quedar ni un resto de las criptas, pues sería suficiente para dar aliento fétido. La criptolisis con láser de CO2, dice, es un método seguro, eficaz y bien tolerado.

Los AA trataron 53 pacientes así y después los pacientes y la familia evaluaron los resultados. Tuvieron éxito en un 52,8% de los casos en una sola sesión; necesitaron dos en un 34% y tres en un 9,4%. No observaron efectos adversos ni contraindicaciones.

El láser provoca fácilmente la vaporización del tejido tonsilar, que obviamente incluye las bacterias y deja un tejido cicatricial. Es barato, se hace con anestesia local y dura no más de 15 minutos.

Los Dres Eduardo Pedrazza Dutra y Marignês Theotonio dos Santos Dutra (Anais do 16º Conclave Internacional de Campinas, marzo-abril 2005) que una encuesta amplia en Brasil mostró que las derivaciones por halitosis van en un 32,5% al ORL; al gastroenterólogo, 40,5%, y al odontólogo, 45,5%. Agregan que entre las conductas terapéuticas más corrientes están las amigdalectomías (11%).

 

Halitosis y gingivitis ulceronecrosante aguda…   Si bien la GUM gingivitis ulceronecrosante aguda es fácilmente reconocible, incluido el aliento fétido que la identifica, Gousenbourger C y Brecx M emprendieron su estudio descripción hace más de 20 años (Rev Belge Med Dent 1982 nov;37(6):220) y señalaron su presencia en el adulto joven como necrosis marginal de la encía. Las papilas interdentarias mochadas, doloridas y sangrantes conllevan una fuerte halitosis. La supuesta infección fusoespiroquetal invade el  epitelio y el conectivo subyacente. Puede ser necesaria una gingivoplastia al término del tratamiento y exige una minuciosa higiene bucal posterior.

VOLVER (a Índice)

 

                                           julio 2006 

Degradación de membranas...   Una nueva membrana bioactiva para la regeneración tisular guiada (RTG), compuesta por poli-l-lacturo, poli-d,l-lacturo, trimetilencarbonato y poliglucólido, fue sumergida por los fineses Nieminen T et al (Int J Oral Maxillofac Surg 2006 mar 25)  en una solución de N-metil-2-pyrrolina (NMP) e implantada en la mandíbula de 10 ovejas. Su degradación quedó completada en 12 meses con respuestas histológicas leves y vieron que la NMP aceleraba la degradación.

 

Plano medio facial en los planes de cirugía cráneo-maxilofacial ...   De Momi E et al (Int J Oral Maxillofac Surg 2006 mar 14) nos recuerdan que la ubicación del plano medio facial es importante para evaluar deformidades y planear reconstrucciones. Para ello presentan un método nuevo para computar automáticamente ese plano sobre la base de un modelo de superficie obtenido por tomografía computada (TC). Aparean áreas superficiales homólogas seleccionadas por el usuario del lado derecho y del izquierdo usando un punto más cercano de optimización iterativo. El plano de simetría que mejor se aproxima a ese apareamiento es entonces computado. La definición manual del plano de simetría fue comparada con la definición resultante del nuevo método y se vio que éste es confiable y lleva a una exactitud mayor que el manual en manos de clínicos inexpertos. Sirve también para situaciones traumáticas difíciles, donde las referencias no son de fiar o faltan.

 

Meloxicam, inhibidor de ciclooxigenasa-2 y dolor...   Aoki T et al (Int J Oral Maxillofac Surg 2006 mar 13) estudiaron el efecto de la premedicación con meloxicam (inhibidor de ciclooxigenasa-2, COX-2), 10 mg y el ampiroxicam, 27 mg, para reducir el dolor postoperatorio tras la extracción de terceros molares inferiores. Para el dolor postoperatorio que pudiera presentarse se permitió a los pacientes tomar loxoprofeno bucal, 60 mg por tableta. El resultado fue altamente positivo

VOLVER (a Índice)

 

 

                                                 junio 2006

Endoscopía quirúrgica…   El muy activo suizo Andreas Filippi et al (Schweiz Monatsschr Zahnmed 2006;116(1):12) usan endoscopía en la cirugía perirradicular, que les provee un impresionantes agrandamiento óptico, con mejores diagnósticos y más éxitos. A 114 dientes de 91 pacientes les hicieron apicectomía así. De 110 dientes controlados, tuvieron éxito en el  91.8% y fallaron un 7.3%. La mayor cantidad de fracasos se dio en los molares.

 

Fibrina rica en plaquetas (FRP en vez de PRP)...  

Dohan DM, Choukroun J et al (OSOMOP 2006) proponen una nueva generación de concentrados de plaquetas para lograr una preparación simplificada sin maniobras bioquímicas de la sangre. En un primer artículo (marzo) describen lñas técnicas de la fibrina y evalúan las propiedades bioquímicas de 3 generaciones de aditivos quirúrgicos: adhesivos fibrínicos, PRP y FRP. La arquitectura 3D de la fibrina depende profundamente de los procesos de polimerización clínica artificiales, tales como la adición de trombina bovina. La polimerización lenta durante la preparación de la FRP parece generar una red de fibrina muy similar a la natural, que conduce a una migración celular más eficiente y a la consiguiente cicatrización.

El campo potencial de aplicación de este biomaterial está  estructurado en torno de 4 hechos fundamentales de la  cicatrización: angiogénesis, inmunidad, captación de células madres circulantes y epitelización de las heridas. Todas las aplicaciones clínicas de la FRP acentúan la aceleración de la cicatrización de los tejidos por el desarrollo de una neovascularización eficaz, más rápido cierre de la herida con remodelado más pronto del tejido cicatricial y casi total ausencia de episodios infecciosos. Cabe imaginar aplicaciones en cirugía plástica y ósea.

 Por ello, en el sexto de la serie de artículos, evaluaron el potencial de la FRP en combinación con el aloinjerto de hueso desecado, o AIHD (Phoenix; TBF, France) como refuerzo de la regeneración ósea en el levantamiento del piso del seno maxilar. Efectuaron 9 de tales cirugías, 6 con AIHD + FRP y 3 sin FRP. Las evaluaciones histológicas revelaron que el hueso neoformado en el grupo de prueba a los 4 meses era similar al del grupo control a los 8 meses, con cantidades equivalentes en ambos. Conclusión: El levantamiento del seno con AIHD y FRP produce una reducción del tiempo de curación necesario para la colocación del implante; histológicamente, se puede reducir a 4 meses.

 

 Cresta ilíaca ambulatoria...   Freilich MM y Sandor GK (OSOMOP 2006 mar;101(3):291) se propusieron recolectar hueso autólogo en el consultorio privado, con seguridad, sin morbidilidad postoperatoria particular, con satisfacción del paciente, por medio de trépano recolector o cosecha de bloque corticoesponjoso. A 39 pacientes que necesitaban reconstrucción maxilofacial, de 16-73 años, un solo cirujano les recolectó hueso iliaco (2001-2004), 23 con trépano, 17 con cosecha abierta. Contestaron 30 que estaban dispuestos a repetir el procedimiento cuando fuera necesario.
 

 Neuropatía mentoniana y fractura patológica de la  mandíbula como síntomas iniciales de carcinoma de próstata metastático…   Polligkeit J et al (Mund Kiefer Gesichtschir 2006 mar;10(2):119) presentan el caso de un hombre de 71 años con neuropatía mentoniana unilateral y fractura patológica en quien pudieron diagnosticar carcinoma de próstata primario, confirmado histopatológicamente. Tenía hipoestesia cutánea del área y lesión osteolítica de la rama ascendente, más agrandamiento ganglionar linfático. Este signo debe ser considerado para diagnosticar metástasis. Las metástasis distantes de tumores sólidos constituyen el 1% de las neoplasias malignas. En un 30% de los pacientes con metástasis bucal, aún no tienen el diagnóstico primario.
   

 

VOLVER (a Índice)

 

                                             mayo 2006

Queratoquiste odontogénico conservador…  Treinta queratoquistes de origen dentario (QQD), de 28 pacientes, fueron tratados por  Maurette PE et al (J Oral Maxillofac Surg 2006 mar;64(3):379) mediante descompresión y cureteado, y consiguieron su reducción y disminución de recidivas. Observaron un 53,3% en el gonion y en rama ascendente, paraqueratinizados los dos tercios. En 13 casos había dientes retenidos asociados. La descompresión fue efectuada durante un tiempo promedio de 9 meses.
 

Central el granuloma gigantocelular...   Kruse-Losler B et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod.2006 mar;101(3):346) afirman que el granuloma gigantocelular central de los maxilares es variado y difícil de predecir, pero. Analizaron la información respectiva de 26 pacientes con GGC y procuraron correlacionar la histología con la clínica, pero los rasgos clínicos e histomorfométricos podrían ser indicadores confiables para la diferenciación entre agresivos y no agresivos.  En 16 pacientes los GGC eran asintomáticos; 10 lesiones, en pacientes más jóvenes,  presentaron crecimiento agresivo, dolor, tumefacción masiva, reabsorción radicular, perforación cortical, y/o recurrencia. Con tenían éstos mayor número de células gigantes, de superficie fraccionada y actividad mitótica. No mostraron diferencias inmunohistológicas. Tres de los pacientes de GGC agresivos dieron recidivas.

 

Hipersensibilidad manzanera… Se llama intolerancia alimentaria a la reacción hipersensible a un componente de la comida. Se parecen a los efectos colaterales de los fármacos causados por una gama de sustancias químicas que pueden estar presentes en los alimentos, natural o adicionadamente. Los síntomas son similares a los alérgicos, de los cuales puede ser inicialmente difícil distinguirlos. Ozcelik Oet al  (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod.2006 mar; 101(3): 317) presentan el caso de una mujer de 48 años, con síntomas de tipo alérgico pero sin las reacciones de diagnóstico y en boca presentada vesículas y úlceras, que demostraron ser debidas a intolerancia a la manzana, de lo cual no existen casos conocidos con síntomas exclusivamente en la boca.

 

La costurerita…   que dio el mal punto, leyó el trabajo de
Arcuri C et al (Minerva Stomatol. 2006 feb;55(1-2):17) y aprendió con esta gente de la Isola Tiberina cómo decidir entre 4 diferentes materiales de sutura (Ethibond Excel, Monocryl, seda y Vicryl) y supo que a los 90 días de la cirugía en nada diferían, aunque sí dentro de las primeras 3 semanas. (Se estudió la facilidad de manipulación operatoria, el estado de los nudos, la resistencia del hilo, la acumulación de placa y la respuesta de los tejidos  a los 21 y 90 días.)

VOLVER (a Índice)

                      abril 2006

Dolor “postapicectómico”…  BS Chong y TR Pitt Ford (OSOMOP 2005 dic;100(6):762) compararon los efectos posteriores a la apicectomía del relleno de la cavidad remanente con MTA o IRM y no hallaron diferencias significativas. El dolor postoperatorio es breve, con inicio más intenso inmediato (3-5 h tras la cirugía) y reducción paulatina (82% a las 24 h, 72% a las 48h). Para paliar el dolor bastaron los analgésicos de venta libre (ibuprofeno, acetaminofeno y aspirinas); un 37% no tomó nada.

 

 

Fracturas zigomáticas…   Wittwer G et al (OSOMOP 2005 dic;100(6):656) trataron 54 pacientes con fracturas cigomáticas desplazadas con 3 tipos de materiales biodegradables (MB) (75,5%) y el resto con placas y tornillos de titanio. Los MB no mostraron diferencias entre sí y no fueron factibles para el reborde infraorbitario y en la pared sinusal anterior. Permitieron estabilizar 3 de cada 4 con osteosíntesis de 1,5 a 1,7 mm. La inadecuación señalada condujo a su reemplazo por titanio en los casos necesarios.
 

 

1179 “anxioliticados”….   Manani G et al (Minerva Stomatol 2005 oct;54(10):551) pre-sedaron 1179 pacientes consecutivos con benzodiazepinas (clorodemetildiazepam por boca); la máxioma tranquilidad subjetiva la obtuvieron con diazapam endovenoso. Hallaron para la dosis una dependencia de la edad y la recuperación fue menos evidente con más años. En algún caso fue necesaria la administración de hipotensores sublinguales o el tratamiento de la hipotensión ortostática.

 

¿Racista?...   Cabral ED et al (Community Dent Oral Epidemiol 2005 dic;33(6):461) observaron en este estudio que los dentistas tenían una cierta inclinación mayor a la exodoncia cuando se trataba de pacientes negros frente a los blancos. Esto ocurrió en Brasil, donde las diferencias raciales no son para nada tan fuertes como en USA. El caso presentado era de un molar con caries apta para tratamiento endodóncico.

VOLVER (a Índice)

                            febrero/marzo 2006

Injertos membranosos…   Jardini MA et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2005 dic;100(6):666) observaron que bloques de hueso injertados experimentaban reabsorción temprana cuando no estaban cubiertos con una membrana de e-PTFE; con ésta, además, había neoformación (hablando en términos de ratas, claro, Wistar ellas).

  

Zigomáticas y sintéticas…   Wittwer G et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2005 dic;100(6):656) probaron en 54 pacientes  tres diferentes materiales de osteosíntesis biodegradables (1,5-1,7 mm) para fijar fracturas zigomáticas, y se reservaron el titanio para los fracasos, al que debieron recurrir en casi el 25% de los casos (por falta de estabilidad o por fragmentos muy pequeños). No hallaron diferencias estadísticamente significativas entre los 3. No son apropiados para el reborde infraorbitario ni en la pared anterior del seno, donde los tornillos biodegradables resultan demasiado voluminosos.

  VOLVER (a Índice)

 

                                      enero 2006

Labio Viejo…   Con los años, se producen cambios predecibles en los labios que ocultan los beneficios estéticos dentales obtenidos u obtenibles. Perenack J (J Oral Maxillofac Surg 2005 nov;63(11):1634) presentan técnicas recomendables para cirujanos maxilofaciales para corregir ese ocultamiento. Se debe discriminar si es un labio senil, o atrofiado, o que perdió su debida arquitectura, pera entonces aplicar las técnicas quirúrgicas destinadas a brindar un marco mejor a los dientes. Se puede realizar un aumento labial dirigido para corregir las fallas de volumen y arquitectura. La técnica de levantamiento subnasal es adecuada para alargamientos. Y todas conducen al rejuvenecimiento de la clientela, para lo cual es aconsejable acudir a la fuente y conocer los detalles quirúrgicos.

Pronóstico en carcinoma espinocelular…   Desde la Clínica Mayo, Kademani D et al (J Oral Maxillofac Surg 2005 nov;63(11):1599) nos cuentan cómo hicieron un estudio retrospectivo de 215 casos tratados en el Legacy Emanuel Hospital and Health Center (1993-2003) de carcinomas espinocelulares bucales, mediante resección quirúrgica primaria con radioterapia y quimioterapia coadyuvantes o sin ellas, para así identificar los factores que afegtan la supervivencia y el control locorregional. No incluyeron los casos no resecables, las metastasis distantes o los que no habían sido bien seguidos. Se había sometido a las terapias coadyuvantes a quienes tenían márgenes quirúrgicos positivos, histología con grado alto, comportamiento biológico agresivo o estado avanzado. Los factores considerados fueron: edad, género, raza, ubicación, estado de bordes, grado, etapa, terapias anticancerosas y otros. Concluyeron que los más importantes eran el grado y la etapa del tumor. Consideraron 119 hombres, 123 mujeres, con edad promedio de 66 años, tamaño promedio de tumor de 23,5 mm. Superaron los 5 años de supervivencia un 56%, sin rastros un 58%.

   

VOLVER (a Índice)

 

 

                                       noviembre 2005

Fijación bicortical...   El uso de la fijación con tornillo bicortical después de la retroposición de la mandíbula mediante corte sagital deslizante provee estabilidad suficiente, dicen Choi BH  et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2005 sep; 100 (3): 292), después de haberlo practicado en 86 pacientes, y agregan que entran en función en el postoperatorio inmediato.




Complicaciones intraoperatorias…   Reich W, Maurer P y Schubert J (Mund Kiefer Gesichtschir 2005 Sep 3) sostienen que la cirugía bucal puede ser efectuada en paciente con salud genral comprometida con tan pocas complicaciones intraoperatorias como en los pacientes sin problemas médicos. Pero algún caso con factores de riesgo específicos puede estar contraindicada, por lo menos como ambulatoria con anestesia local. A 1540 pacientes les realizaron 2055 cirugías menores con la premedicación apropiada. Hallaron patologías que influirían en las decisions quirúrgicas en 316 pacientes (20,5%), lo que afectó 676 intervenciones (32,9%). En 109, estaba alterada la hemostasia. Complicaciones pasajeras ocurrieron en 27 sesiones de anestesia local. En 87 casos hubo hechos adversos intraoperatorios, de los que un 15% fue hemorragia.  A esta sesuda alemana opinión, los polacos Cieslik-Bielewska A, Pelc R y Cieslik T (Kardiol Pol 2005 Aug;63(2):137) la complementan con un estudio de 40 pacientes anticoagulados (fámrmacos tipo cumarina y/o ácido salicílico) sometidos a cirugía bucal menor; sobre todo, extracciones, sin modificar el régimen.  Concluyeron que se pueden realizar sin inconvenientes. S´olo unos pocos tuvieron hemorragia menor, prontamente resuelta con hemostasia adicional.
 
 

Piroxicam-FDDR, azitromicina y terceros…   Graziani F et al (Pharmacol Res 2005 sep 1) administraron a 30 pacientes quirúrgicos para extracción de terceros molares inferiores retenidos piroxicam sublingual en Fórmula de Dosis de Disolución Rápida, 20 mg diarios, más 500 mg diarios de azitromicina, con posibilidad de acetaminofeno bucal, si necesario. Comprobaron que el piroxicam solo contrarresta eficazmente el dolor postoperatorio y las reacciones inflamatorias de los tejidos bucales. Combinado con azitromicina, ésta puede reducir algo la influencia del piroxicam sobre la inflamación, sin afectar su efecto beneficioso sobre el dolor postquirúrgico.

 

VOLVER (a Índice)

 

                        octubre 2005

Vascularidad y carcinoma...   El-Gazzar R, et al (Br J Oral Maxillofac Surg. 2005 ag 8) analizaron la vascularización del carcinoma espinocelular como modo de predecir metástasis en los ganglios linfáticos y la estudiaron juntio con el factor de crecimiento endotelial vascular (FCEV) en tres regiones: dentro y en torno del tumor, el borde de la resección y los ganglios regionales. No hallaron correlación entre la vascularidad y la tinción de FCEV, lo cual sugeriría que este factor no es el estimulador principal o único de la angiogénesis del cáncer bucal. Parecería que es mejor apuntar a prevenir la extensión linfática , antes que la vascular. No había diferencias tintoriales entre los ganglios involucrados y los que no lo estaban, en cuanto al FCEV.

Fresado y temperatura...   W. Allan, E.D. Williams y C.J. Kerawala (British Journal of Oral and Maxillofacial Surgery 2005 43; (4), ag 314) opinan que los trépanos para la osteosíntesis con tornillos autorroscantes no deben ser usados repetidamente porque generan demasiado calor (nuevo 7.5 °C; tras 600 agujeros, 13.4 °C; y más: 25.4 °C ), lo cual obstaculiza la regeneración ósea. Como el costo de los trépanos es bajo, para no comprometer los resultados, se los debiera descartar después de un solo uso.  

¡Primera vez en seres humanos!...   A.F. Ayoub, W. Richardson y J.C. Barbenel(British Journal of Oral and Maxillofacial Surgery 2005 43; (4) , ag, 324) realizaron, por primera vez en un hombre de 65 años, un alargamiento de 20 mm de la rama mandibular derecha mediante osteogéneses por distracción continua automática. Para ello, usaron un dispositivo en dos partes: una, implantada en el hueso; otra, externa, distante del sitio quirúrgico y montado sobre una bomba de infusión o impulsor de jeringa portátil movido por baterías.

 

Dolor postquirúrgico y estilo de vida...

McKenzie Snyder, et al (J Oral Maxillofac Surg2005, ag63,(8); 1130) investigaron cuánto interfiere en el estilo de vida y en la función bucal el postoperatorio de la extracción del tercer molar y la medicación antiálgica. Compararon los pacientes (445, con 63% mujeres y edad media, 20 años) que estimaban que su dolor avalaba la ingestión de medicación (opioides, antiinflamatorios no esteroideos o ambos) y los que no lo hacían. Observaron si esto interfería en su actividad cotidiana, su vida social, su recreación o su sueño y si modificaba la alimentación, la masticación o la apertura bucal. A los 7 días, 48% seguían tomando medicación y sólo 20% el día 11. Los más propensos a ingerir medicamentos eran los que más probablemente señalaban una interferencia en la recuperación de la forma de vida y de el funcionamiento de la boca.

VOLVER (a Índice)

                      septiembre  2005

 

Supernumerarios y erupciones demoradas...   Los escoceses Bryan RA, Cole BO y Welbury RR. (Eur J Paediatr Dent. 2005 jun;6(2):84) opinan que la mayoría de los dientes permanentes con erupción demorada después de la extracción de un supernumerario logran aparecer espontáneamente si existe o se crea espacio suficiente en el momento de la extracción. La demora puede estar asociada al ángulo del permanente retenido. Esta apreciación surgió de la extracción de 66 supernumerarios, con 89,4% de erupciones espontáneas, en un promedio de 9 meses.

Extracciones y guantes...  

Al parecer, el uso de guantes quirúrgicos estériles no ofrece ventajas sobre el empleo de guantes limpios sin esterilizar, según Adeyemo WL

,et al (J Oral Maxillofac Surg. 2005 jul;63(7):936), cuando se realizan extracciones no quirúrgicas. En Lagos, Nigeria, en un año y tras 301 extracciones, tuvieron 3 tipos de complicaciones (alveolo seco, alveolo con inflamación aguda y alveolo con infección aguda), en 32 pacientes, 19 del grupo con guantes estériles.

Antibióticos siempre, no...   En la revista de odontología basada sobre evidencias (2005; 6 [1]: 10), M. Hill sostuvo que el tratamiento postoperatorio profiláctico con antibióticos (amoxicilina-ácido clavulánico o clindamicina) en la remoción de terceros molares inferiores no contribuye a una mejor cicatrización de la herida, ni a un dolor menor ni a una mayor apertura bucal, y que no podía prevenir los casos de problemas inflamatorios después de la cirugía. Por lo tanto, no recomendó su uso rutinario.
Para esta opinión, tomó 528 extracciones con pacientes de unos 20 años promedio, sin diferencias significativas de infección ni de los otros parámetros. Al margen, observó que los casos de alveolos secos correspondieron en un 69% a casos de terceros erupcionados parcialmente.

 

Anticoagulantes, sí...  

Muy preocupante suele ser el manejo de los pacientes bajo régimen anticoagulante, por el potencial riesgo de hemorragias después de las intervenciones odontológicas, dice C. Madrid (Rev Med Suisse 2005 may 25;1(21):1418), con las recomendaciones que abarcan de anticoagulants bucales conjuntamente con la cirugía bucal y el retiro completo de los anticoagulantes hasta el mantenimiento inalterado de la terapia. Cada vez son más las evidencias de que no es necesaria la alteración de la anticoagulación en pacientes con INR (International Normalized Ratio) de 4 menos antes de las extracciones dentarias. Los antifibrinolíticos tópicos, como el ácido tranexámico, reprimen con éxito el sangrado alveolar. Ya es tiempo de que no se interrumpa más la terapia anticoagulantes para la cirugía bucal. Existe el riesgo teórico de hemorragia postoperatoria en pacientes con niveles terapéuticos de anticoagulación, pero es mínimo y está muy superado por el riesgo de tromboembolia.

 

Cirugía bucal fetal…   Hoy, con el ultrasonido de alta resolución, se logran diagnósticos bastante precoces y exactos de las malformaciones congénitas, dicen Papadopulos NA ,et al (Br J Plast Surg. 2005 jul;58(5):593 ), pero la cirugía fetal abierta arriesga un parto prematuro. Esto podría subsanarse con las técnicas modernas de cirugía fetoendoscópica, menos invasoras y riesgosas que la cirugía abierta. Se ha intentado experimentalmente la cirugía intrauterina de labio y paladar fisurados, por sus ventajas de curación sin cicatriz y de curación ósea sin callo, que a su vez generaría mejor desarrollo maxilar, o normal, y menor morbilidad materna y fetal. No obstante, por el momento no se vislumbra el tratamiento óptimo para esas u otras malformaciones craneofaciales.
 

 

Lo que yo me creo …   … no es quizá lo que piensa el otro, como de los cirujanos dentales lo demostraron Evans AW , et al (Br Dent J 2005 jun 25;198(12):76). En su mayoría, al juzgar su habilidad para eliminar un tercer molar inferior solo, se calificaron a sí mismos mejor que los asesores elegidos para esta experiencia. El manejo de la impresión, o tendencia a transmitir deliberadamente una impresión favorable, puede contribuir a esa impresión inexacta. La falta de visión interior, o auto engaño, no parece ser tan importante como factor coadyuvante. Para arribar a esta conclusión, las habilidades de 50 cirujanos británicos fueron evaluadas durante dos años por dos asesores y por los propios cirujanos. No se observó correlación estadística significativa con la falta de visión interior, pero sí con el manejo de la impresión.  

 

VOLVER (a Índice)

              agosto 2005

Sialografía MR: optimización y evaluación de una secuencia ultrarrápida en técnica paralela de adquisición y diferentes condiciones funcionales de las glándulas salivales...   Habermann CR, y 9 cols. (Rofo. 2005 abr;177(4):543) desarrollaron una secuencia rápida para sialografía MR, de un solo disparo turbo-espín-eco (sd-TEE) con un tiempo de adquisición de 2,8 seg, con orientación sagital vertical y oblicua, en 27 voluntarios sanos. Con técnica de imagen paralela y no paralela. Observaron parótida y submandibular y las imagines fueron evaluadas por 4 radiólogos independientes. En todos los voluntarios, se pudieron ver todas las partes de los conductos excretorios. Ésta mejoró notoriamente después de la aplicación en boca de Sialogogum. La técnica paralela no mejoró la imagen, por el contrario. En conclusión, la técnica de sialografía sd-TEE-MR optimizada para ser rápida y eficiente, sin procesos complicados de elaboración posterior.


Medición de bolsas...   Horr T, et al (Am J Dent. 2005 feb;18(1):50) obtuvieron 50 radiografías estandarizadas de 50 defectos intraóseos y, durante la cirugía, midieron las distancias desde el límite cementoadamantino hasta la cresta alveolar y hasta el fondo del defecto óseo. Digitalizaron las radiografías y en ellas midieron las mismas distancias, antes y después de usar un filtro digital destinado a mejorar la imagen. Hubo alguna sobreestimación y alguna subestimación, quizá influida por diferencias en la angulación vertical.


 

Quejas de dolor…   Verhoeven JW, Cune MS y Meijer GJ. (Ned Tijdschr Tandheelkd. 2005 mar;112(3):99) aconsejan el empleo de tomografías compuatdas con programas de software del tipo de DentaScan para comprender los Dolores neurálgicos o patologías maxilares relacionados con implantes. Antes, claro, revela la cantidad y la calidad del hueso, así como la presencia de estructuras anatómicas importantes. Todo, combinado con radiografías periapicales, panorámicas y cefalometrías laterales.
   

Quejas de dolor del corazón...   Una mujer de 65 años, se presentó a la consulta porque sentía un gran dolor facial, que suponía trastorno de la ATM, especialmente en esfuerzos. Era desdentada total y las Rx no revelaron anomalías óseas. Finalmente, se la derivó para una evaluación cardiológico, pues el dolor se irradiaba hacia el pecho y tenía historia clínica de infarto miocárdico. Ante este tipo de dolor irradiado, el dentista puede contribuir al diagnóstico de una cardiopatía (A.C. de Oliveira Franco, J. T. de Siquiera y A. J. Mansur British Dental Journal (2005); 198, 679).

VOLVER (a Índice)

                julio 2005

Recirugía periapical...   

La recirugía de dientes ya tratados quirúrgicamente por lesiones periapicales es una alternativa válida frente a la extracción. Si bien la aparición de problemas posteriores es más frecuente que con el tratamiento perirradicular primario. Esto concluyeron Gagliani MM, Gorni FG y Strohmenger L. (Int Endod J. 2005 may;38(5):320) después de operar a 164 pacientes con 231 raíces afectadas y seguirlos por 5 años. La cirugía incluyó el uso de puntas retroapicales ultrasónicas para preparar la cavidad apical y de obturar con EBA reforzado. Obtuvieron 78% de éxitos a los 5 años en los retratados.

Sangre en RTG...   Okazaki K, et al (Clin Oral Implants Res. 2005 abr;16(2):236) efectuaron un surco en la médula ósea de la lámina cortical externa craneana de conejos, cubrieron con membrana no reabsorbible y la aseguraron con pernmitos de titanio. El espacio se llenó con sólo sangre autógena o, además, con partículas de hueso desproteinizado. El grupo experimental mostró un incremento significativo en el área basal a las 4 semanas y en la zona central y periférica a las 8 semanas. Consideraron que su estudio probó que los injertos de hueso desproteinizado mantienen hueso neoformado en áreas extensas por un período prolongado durante la regeneración ósea guiada.

Reabsorción, anquilosis y RTG...   Cury PR, et al presentaron un caso de reabsorción y anquilosis como secuela de regeneración tisular guiada en J Am Dent Assoc (2005 mar;136(3):337), situación no usual. A los 2 años de una RTG para tratar una bifurcación Clase II, observaron reabsorción radicular que llegaba a la cámara pulpar y con puntos de anquilosis. El defecto interradicular estaba ocupado por tejido conectivo y epitelio, con infiltración inflamatoria y fragmentos de la membrana.

Reconstruccion bucofaríngea...   Las operaciones de tumores situados en la posterior de la cavidad bucal es todo un desafío para la cirugía de cuello y cabeza. Tanto el abordaje como la reconstrucción posterior del defecto remanente exigen procedimientos especiales, de los que existe todo un arsenal según el tamaño y la complejidad. Se debiera emplear el método más simple que genere el mejor resultado funcional y que permita una oncoterapia posterior compleja. Oberna F, et al (OSOMOP 2005 may;99(5):550) usaron colgajos de transposición mucosa vestibular en 16 pacientes con defectos  de 12 a 27 cm de la porción posterior de la boca y mesofaringe. Fueron seguidos por 24 meses. Un paciente generó una fístula bucocutánea y otro tenía cierto trismo que requirió una reorientación cicatrizal por Z-plastia. Un paciente experimentó regurgitación nasal. Un paciente falleción en el período del estudio. El método quirúrgico en sí parece seguro para tapizar tejidos duros expuestos o reconstruir tejidos blandos.

 

VOLVER (a Índice)

                         abril 2005 

Las mujeres después…   Chaushu S, et al Eur (J Orthod. 2004 dic;26(6):591) se preguntaron lo que podría plantearse usted: ¿cómo perciben los pacientes el postoperatorio inmediato de la exposición quirúrgica de terceros molares superiores retenidos con una técnica de erupción abierta? A 30 pacientes (24 M y 6 H) les expusieron quirúrgicamente 39 molares. Hablaron por teléfono a los 7 días para evaluar su percepción de la recuperación en 4 áreas principales: dolor, función bucal, actividad general y otros síntomas. El 30% informó dolor severo el primer día (DPO1), que declinó al 6,7% el DPO&. El consumo de analgésicos declinó gradualmente (DPO1 = 80%, DPO7 = 20%) y la dificultad para masticar requirió 5 días para llegar a niveles mínimos; la comida habitual tomó 2,5 días; la concurrencia escolar, la rutina diaria, la deglución y el habla tomaron 2 días cada uno, todo lo demás tardó un día en alcanzar el nivel mínimo. La necesidad de remover hueso durante la exposición demoró la recuperación de la capacidad para comer. Las mujeres, en general, demoraron más para recuperarse.

 

Trombón…   En general, no es necesario interrumpir el uso de aspirina o clopidogrel (terapia antitrombótica) en el caso de una cirugía dental normal; pero se puede consultar al médico, y hay que seguir un protocolo apropiado para el tratamiento de la hemorragia postoperatoria, dicen Allard RH, et al (Ned Tijdschr Tandheelkd. 2004 dic;111(12):482).

 

Viejos desde los 40…   Parecerían necesarias nuevas consideraciones en el manejo de terceros molares asintomáticos en mala posición. La actitud ante estos dientes retenidos mal ubicados o con patología leve ha generado controversias. Ha habido argumentos a fao y en contra de la remoción, que giraron en torno de los costos y aspectos propios de la cirugía misma. Los progresos actuales en epidemiología plantean cuestiones renovadas. Hay un gran crecimiento de la población en envejecimiento (más de 40 años) que requieren la remoción de los terceros retenidos. En 5 años, la incidencia se duplicó al casi 18%. Este grupo cronológico es considerado de alto riesgo de cirugía de terceros. Un riesgo igual o mayor es el número rápidamente creciente de pacientes en la necesidad de remoción de terceros que están de moderada a severamente medicados. Un concepto preventivo con cirugía precoz de los molares comprometidos podría eliminar el riesgo de este grupo etario (Kaminishi RM, Kaminishi KS. J Calif Dent Assoc. 2004 oct;32(10):823).

VOLVER (a Índice)

 

                                          enero 2005

ATM y Obwegesser...    En 72 pacientes, fueron evaluados los trastornos pre y postoperatorios después del tratamiento quirúrgico-ortodóncico y dos años después de una osteotomía sagital divisoria bilateral. El prevalecimiento de chasquidos y jaquecas se redujo significativamente con esa terapia, mientras la de crepitación aumentaba. En general, la severidad de la disfunción se redujo muchísimo. Los pacientes que tenían resalte excesivo y habían usado férula oclusal fueron los más beneficiados por el tratamiento ortognático. Los pacientes con signos de origen miógeno anduvieron mejor que aquellos con componentes puramente artrógenos (Pahkala R y Heino J. Acta Odontol Scand. 2004 ag;62(4):238).

VOLVER (a Índice)

 

                                          diciembre  2004

 

¡¡¡¡Vaya caso!!!!! Se imaginó siquiera que le podía llegar un paciente con 28 (¡¡¡!!!) dientes retenidos. Pues eso le ocurrió a Yildirim D, Yilmaz H y Aydin U. (Dentomaxillofac Radiol. 2004 mar;33(2):133). Una mujer de 55 años concurrió a su clínica porque estaba incómoda con la prótesis. En la panorámica y en la oclusal se encontraron 13 retenidos superiores (12 permanentes y 1 primario) y 15 inferiores (11 y 4). Aunque síndromes y trastornos metabólicos podrían causar esta situación, aquí no los había, ni historia médica o familiar que orientara hacia la causa de la falta de fuerza eruptiva.

“Fact or FAD?”…   El Dispositivo Alveolar Flotante (FAD, en inglés, que lo dicen al revés, este mes) es un nuevo sistema de distracción alveolar, bidireccional, que permite aumentar una apófisis alveolar atrófica en varios planos, asegura una fácil ubicación intraoperatoria del vector de distracción planificado y provee corrección de la posición horizontal del segmento transportado durante y después de la distracción vertical. Está realizado íntegramente en acero inoxidable y tiene los siguientes componentes básicos: un miembro superior, un vástago para la distracción, placa inferior de base que soporta la  fuerza vertical de esa varilla, una bisagra articulada que conecta los miembros superior e inferior y un vástago de ajuste para bloquear la bisagra. El cirujano puede manejar las partes para cambiar el ángulo de la bisagra y con ello alterar la dimensión transversal del vector de distracción. En los casos que trataran esto les permitió colocar los implantes en el tiempo planificado. La complicación más común, el desplazamiento axial, se elimina con facilidad moviendo el hueso con el vástago flotante del FAD durante o después del período de distracción (Robiony M, et al J Oral Maxillofac Surg. 2004 sep; 62:123).

 

Más distracciones...   Porciones muy pequeñas de hueso maxilar posterior pueden ser objeto de osteogénesis por distracción (OD) que produce uncrementos significativos en la altura del hueso alveolar y con la misma técnica se puede mejorar el nivel óseo nasal y antral, con generación de hueso nuevo entre la mucosa sinusal y la cresta alveolar. Boyne PJ y Herford AS. (J Oral Maxillofac Surg. 2004 sep;62:123) llegaron a esta conclusión después de una investigación muy mona (en babuinos) con hasta 10 mm de regeneración del piso nasal y sinusal.

Cosechando hueso...   Auxiliándose con limas para hueso para cosechar hueso craneal de pacientes externos y con sedación endovenosa o anestesia general, Al-Sebaei MO, Papageorge MB y Woo T. (J Oral Maxillofac Surg. 2004 sep;62:120) volúmenes mayores para injerto que los obtenidos de sitios endobucales y tibia. Llegaron a los 14 cc sin complicaciones para los puntos donantes; todos casos con los siguientes procedimientos reconstructivos previos a implantes: unilateral de seno, grande; bilateral de seno, con regenración ósea guiada de todo el reborde alveolar; injerto interno en alveolo, injerto en asociación con osteogénesis por distracción, injerto subnasal, injerto en fisura alveolar, cierre de grandes defectos bucoantrales en combinación con injerto en seno e injertos en mandíbula muy atrófica.

 

Fracturas condíleas…   A 14 pacientes con fracturas de la apófisis condílea, Suzuki T, et al (J Oral Maxillofac Surg. 2004 ag;62(8):919) les colocaron un sistema de miniplacas y tornillos reabsorbibles de poli-l-láctido (PLL) y a los 3 años los citaron para control clínico y radiológico. Habían recuperado la apertura bucal a más de 35 mm y la oclusión se encontraba estable. No había asimetría facial. Dos pacientes quedaron con una sensibilidad al tacto en la zona. Aún se observaban los orificios de los tornillos, algo agrandados en 2 pacientes. Conclusión: El sistema de miniplacas de PLL provee la adecuada estabilidad para tratar las fracturas condíleas.

VOLVER (a Índice)

 

                                             noviembre 2004 

Un polvillo útil...   Block MS y Degen M. (J Oral Maxillofac Surg. 2004 sep; 62: 67) evaluaron in vivo la hipótesis de que hueso mineralizado humano particulado podía ser útil para aumentar una cresta alveolar mandibular muy fina, para colocar a los 4 meses implantes, lo que no se hubiera podido hacer sobre el reborde no modificado. Se introdujo 1 cc de ese hueso mediante tunelización, en 11 casos, y se colocaron 35 implantes, con fracaso de uno. Los rebordes injertados alcanzaron a poder recibir implantes de 3,25 mm de diámetro.

 

A los golpes…   En el Centro Médico Lincoln, de Nueva York, de nivel 1, Hung YC, Montazem A y Costello MA. (J Oral Maxillofac Surg. 2004 ag;62(8):938) revisaron las historias de 225 pacientes que habían padecido fracturas mandibulares y consignaron ubicación, cantidad de fragmentos, grado de desplazamiento y mecanismo de la lesión, sin otras lesiones craneofaciales concomitantes. Con distinción de quienes habían padecido pérdida total del conocimiento (PTC) con los que no. La incidencia de PTC fue del 17,6%, casi 1 de cada 5 pacientes. Los PTC positivos tenían menor cantidad de líneas de fractura, quizá porque era menor la disipación de la energía y se transmitía más fuerza a la caja craneana.  

VOLVER (a Índice)

                                                 octubre 2004

Cirugía preventiva…   El Schweizerische Monatsschrift für Zahnmedizin, en su número 4 de este año, trae un trabajo de Schmidlin PR, Jung RE, Schug J. Dedicado a la reabsorción ósea alveolar que suele seguir a la extracción dentaria. Como esto puede causar problemas quirúrgicos o estéticos en la labor protética, con necesidad de extensas intervenciones y costos elevados, mejor sería prevenir el defecto. La prevención de la reabsorción pasa por la inclusión de raíces naturales y análogas e implantes inmediatos en el alveolo, a veces en combinación con técnicas con injertos y/o membranas.

 

Cirugía loca…  Kunimatsu T, y unos cuantos tokiotas más afirmaron (J Oral Sci. 2004 Jun;46(2):71) que una cirugía bucal prolongada es un factor de riesgo para trastornos dentales postoperatorios, de lo cual antes no se había publicado nada. Estudiaron retrospectivamente los rasgos preoperatorios de 36 pacientes sometidos a cirugías bucales prolongadas (10 o más horas). Los categorizaron como predelirantes (PD) cuando manifestaban 1 o 2 síntomas y delirantes (D) cuando mostraban más de 2 síntomas, según la Clasificación Internacionales de Enfermedad modificada (10ª ed.)  Los que recuperaron un estado normal sin medicación fueron 13 D y 14 PD. Se produjeron hemorragias masivas durante la intervención en algunos pacientes PD y D. Las edades observadas fueron más elevadas en los D (62 a) que en los PD (56 a). La anestesia general usada en general fue la basada en propofol. El tiempo hasta el predelirio fue significativamente más breve en los D (30 H) que en los PD (55 h). En resumen, en general, los pacientes predispuestos a trastornos mentales postoperatorios tenían complicaciones preoperatorias moderadas, eran mayores de 50 a y habían recibido propofol y/o padecido hemorragia masiva durante la operación.

 

Así duele menos…   En la Universidad Nacional de Singapur, los Dres. K. S. Ong y J. M. Tan compararon en 64 pacientes la eficacia analgésica de una sola dosis preoperatoria intravenosa  de tramadol (50 mg) contra una de ketorolac (30 mg) para evitar el dolor postoperatorio en la cirugía del tercer molar. Las extracciones se hicieron con sedación intravenosa y anestesia local. El dolor postoperatorio en las primeras 12 h fue significativamente menor con ketorolac; además, tiempo mayor para recurrir a un analgésico posterior y mejor evaluación global. (Int J Oral Maxillofac Surg. 2004 Apr;33(3):274).

 

¿Y si no sangran?…   ¿Cómo se sentía al registrar que un paciente se encontraba bajo tratamiento anticoagulante? Blomgren J, Eriksson H y Sjoberg WA. (Lakartidningen. 2004 Jun 17;101(25):2168) concluyeron que es posible extraer dientes con éxito sin interrumpir ni reducir la dosis de anticoagulante (warfarina).

 

Cirugía para gordos…   La obesidad es una enfermedad que afecta a unos 5 millones de norteamericanos. Marciani RD, Raezer BF y Marciani HL se propusieron determinar las implicaciones clínicas y quirúrgicas en los procedimientos bucales y en la anestesia (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 Jul;98(1):10). Sobre 520 pacientes, con promedio de 34,55 años, de unos 175 cm de altura, de los que 55% de varones tenían sobrepeso y 25% de obesos; las mujeres los superaban en porcentaje de sobrepeso. Del total, 65% tenía sobrepeso, frante al 61% nacional. El tratamiento quirúrgico de un número sustancial de obesos merece mayor estudio.

 VOLVER (a Índice)

 

                                            septiembre2004

¡Cómo hinchan los terceros!...   Leímos (British Dental Journal (2004); 197, 42) que A. Alkan y sus colaboradores llegaron a la conclusión de que la hemostasia local después de la extirpación quirúrgica de terceros molares inferiores retenidos no es muy eficaz para evitar la tumefacción de la cara y estadísticamente sería lo mismo con comprensión o sin ella. Realizaron su observación clínica en 25 pacientes sanos en quienes debía hacerse la exodoncia de bilateral simétrica de los terceros. Fueron realizadas en dos intervenciones separadas, una con hemostasia local con celulosa regenerada, aplicada en el alveolo más condensación de gasa por 3 minutos.

Arti = ligno...   Leímos en el British Dental Journal (2004, 197, 45) que P. C. Oliveira1, et al compararon la articaína al 4% con adrenalina 1:100.000 y la lignocaína al 2% con la misma proporción de vasoconstrictor, con el fin de evaluar la rapidez del efecto sobre los tejidos blandos y pular y la experiencia de dolor en el postoperatorio después de la inyección palatina y vestibular. Concluyeron que eran similares en la experiencia dolorosa. Podrían haber surgido diferencias en cuanto a la anestesia pulpar con un grupo mayor de sujetos.

 

 VOLVER (a Indice)

                                                           agosto 2004

        Descompresión exitosa del nervio dentario inferior para la disestesia consecutiva a un tratamiento endodóncico: informe de 4 casos tratados mediante osteotomía sagital mandibula...   Scolozzi P, Lombardi T y Jaques B. no se quedaron cortos cuando pusieron este título a su trabajo del Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. (may 2004;97(5):625), que tampoco se queda corto cuando “abrevia” su nombre. En fin, el hecho es que la sobreobturación endodóncica puede causar una lesión del nervio dentario inferior (NDI) que dé origen a perturbaciones de la sensibilidad (dolor, disestesia, parestesia, hipoestesia o anestesia). Los responsables fundamentales son dos mecanismos: la neurotoxicidad y la compresión mecánica. Aunque se ha descrito la reabsorción espontánea de los materiales y remisión de los síntomas, es conveniente realizar la descompresión quirúrgica del NDI pues la persistencia agrava la lesión. Todos los pacientes (4) experimentaron un alivio inmediato consecutivo a la osteotomía sagital.


     VOLVER (a Indice)

                                                      julio 2004   

Elevados e impolutos…   Timmenga, N M et al (Clin Oral Implants Res , 2003 may,(3):322) afirman que aun cuando la elevación del piso del seno maxilar con injertos de hueso autógeno se ha convertido en un procedimiento aceptado, no ha sido objeto de estudios su efecto sobre la función del seno maxilar en seres humanos. Por tanto, tomaron 17 pacientes a los que se haría dicha elevación con hueso ilíaco y los sometieron a extensa anamnesis y observación clínica de sinusitis, a radiografía convencional (proyección de Watson) y a la inspección endoscópica unilateral del seno maxilar. Todo lo cual fue repetido a los 3 y 9 meses, sin que se observaran muestras de sinusitis; pese a que 6 tenían historia de impedimentos sinusales. En conclusión, los efectos de esta intervención quirúrgica no tienen ninguna significación clínica

 

 

Frígidos terceros…   Benediktsdottir IS, et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 abr;97(4):438) ¿indicarán hielo después de extraer un tercero o sólo asomar la cara al clima de su Islandia? Nos dicen que puede ser interesante identificar los indicadores de riesgo para un tiempo quirúrgico prolongado y complicaciones postoperatorias tras la remoción del tercero inferior, para lo cual estudiaron 388 molares removidos bajo anestesia local y abordaje vestibular. La visibilidad del dentario inferior fue el factor de riesgo mayor aislado. Más problemas tuvieron las mujeres y los ancianos. Las retenciones totales dieron mayor riesgo de infección postoperatoria.
 

VOLVER (a Indice)

                                         junio 2004

Para cirujanos dentistas (I)...   Según Tabaee A, et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 mar;97(3):376), es común la reactivación del virus del herpes simple con infección bucal tras trasplantes cardíacos y suele aparecer en el primer mes consecutivo a la intervención; sólo que la presentación puede ser atípica. Así les ocurrió con una mujer de 48 años trasplantada, que presentaba una gran masa lingual al año del trasplante. Sólo dio el diagnóstico cierto una biopsia excisional cuyo estudio histopatológico lo sindicó como una infección herpética simple, tipo 1. Curó con terapia antiviral.  I bis Hermes...   Raborn G.W., Chan K.S. y Grace M.(JADA enero 2004, vol. 135, no. 1,pp. 48) enviaron un mensajero alado para averiguar cómo los odontólogos estaban tratando el herpes labial, así como los farmacéuticos y los médicos de cabecera, en Canadá.  Lo más común era la medicación antiviral tópica (63%), el Aciclovir, indicado por los dentistas por práctico y menos costoso. La queja habitual (81%) era el dolor o el malestar, y la causa más mencionada (60%) el estrés emocional

Para cirujanos dentistas (II)...   Cross LJ, et al (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 mar;97(3):351) vieron 22 pacientes con estomatitis protética y en todos ellos aislaron Candida albicans solo (12) o conotras especies (10). Aunque el itraconazol (cápsulas de 100 mg diarios, por 15 días) resultó beneficioso para reducir la carga fúngica, puede haber persistencia de alguna cepa o recolonización posterior de la cavidad bucal por  una gama más amplia de hongos potencialmente menos sensibles. La recidiva en pacientes con un estándar elevado de higiene de la prótesis fue baja. Las otras especies recuperadas fueron C glabrata, C tropicalis, C guillermondii, C krusei, C parapsilosis, C kefyr y Saccharomyces cerevisiae.

 Para cirujanos dentistas (III)...  

Tras trasplantar 50 terceros molares con raíces totalmente desarrolladas, con tratamiento endodóncico 3 o 4 semanas posterior, Mejare B, Wannfors K, Jansson L. (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 feb;97(2):231)  obtuvieron una supervivencia del 81,4% (4 perdidos por patosis periodontal marginal, 3 por reabsorción radicular). El estado periapical fue considerado normal en el 96% de los trasplantes. Conclusión: el autotrasplante de terceros maduros es una alternativa de tratamiento razonable frente a la prótesis convencional o el implante, en edentulismos mínimos y por menor costo.

 

Para cirujanos dentistas (IV)...   Zhong LP, et al. (Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2004 feb;97(2):147) realizaron la reconstrucción inmediata del maxilar superior (38 casos) con injertos de hueso sostenidos por injerto pediculado de la bola de Bichat o almohadilla grasa vestibular. Restauraron así el contorno facial y la función del seno maxilar en pacientes sometidos a resección parcial del maxilar superior, con buenos resultados libres de complicaciones como reabsorción ósea. infección y secuestros.

Para cirujanos dentistas (V)...   Iturriaga MT y Ruiz CC. (J Oral Maxillofac Surg. 2004 Mar;62(3):344) concluyeron que se obtienen buenos resultados con el uso de injertos autógenos óseos de la bóveda craneal e implantes colocados tras el levantamiento del seno maxilar con ellos. Se basan en que obtuvieron un 97,4% de éxitos de cicatrización y en que 233 implantes hubo un 100% de supervivencias.
En sólo 13 implantes hubo pérdida de cresta ósea entre 1,5 y 2,5 mm.

 

Para cirujanos dentistas (VI)...  
Park J, Keller EE, Reid KI. (J Oral Maxillofac Surg. 2004 mar;62(3):320) conclueron que la colocación quirúrgica de una prótesis fosa-cóndilo de metal Co-Cr-Mo (reemplazo parcial de la ATM) provee un alivio significativo focal del dolor preauricular y reduce la disfunción articular  secundaria a una arthritis degenerative avanzada. Lo investigaron en 79 mujeres y 5 hombres (108 ATM), que en promedio habían dejado transcurrir unos 12 años desde el inicio de los síntomas hasta la cirugía. Lograron una reducción de alrededor del 60%, en varios aspectos. Se perdieron 9 implantes.
 

Cirujanos dentistas (VII)…   Jeske A.H. y Suchko G.D. encararon la convicción de médicos y odontólogos de que la terapia anticoagulatoria de pacientes que reciben fármacos con la warfarina sódica debe ser interrumpida antes de un tratamiento dental para prevenir serias complicaciones hemorrágicas durante y después de las cirugías. Llegaron a las siguientes conclusiones e implicaciones clínicas:

La literatura científica no apoya la interrupción, que podría generar un riesgo médico innecesario. Se debe proceder a una cuidada evaluación del estado de coagulación y tomar cuidados especiales para el caso de un sangrado excesivo. El odontólogo debe actuar siempre en consulta con el médico del paciente.

 

Para cirujanos dentistas (VIII y IX)...   van Strijen PJ, et al. (J Oral Maxillofac Surg. 2004 mar;62(3):304) y Dujardin T, et al (J. Rev Belge Med Dent. 2002;57(2):137) se ocuparon del tema de la osteogénesis por distracción. Los AA bruselenses declaran que la osteogénesis por distracción ha sido usada por muchos cirujanos para compensar las disimetrías por malformaciones congénitas, enfermedades y traumatismos. La definen como el proceso de generación de hueso Nuevo en una brecha entre dos segmentos óseos en respuesta a la aplicación deuna fuerza tensional graduada sobre el espacio. Mencionan distintos tipos de distracción como alternativas a la osteotomía facial y los injertos óseos. Su ventaja residiría en poder obtener un alargamiento óseo junto con la expansión funcional de la matriz de los tejidos blandos – incluidos piel, músculos, nervios, cartílago, vasos y periostio. Los distractores son dispositivos externos o internos con pins o plaquitas fijadas en el hueso y conectadas a sistemas de tornillos para el alargamiento. Los AA holandeses investigaron el tema  en 50 pacientes con hipoplasia mandibular Clase Angle II,. A los que aplicaron distracción bilateral. Les resultó segura y predecible en los pacientes con ángulo normal a reducido del plano mandibular (<= 38°). No así en lo de ángulo elevado (> 38°) en quienes, tras controles cefalométricos a los 6 meses y al año hallaron 8 recaídas sobre 14 casos. Los de ángulo bajo dieron 3 recaídas sobre 35 casos.

 

Hermes (C. D. X)...   Raborn G.W., Chan K.S. y Grace M.(JADA enero 2004, vol. 135, no. 1,pp. 48) enviaron un mensajero alado para averiguar cómo los odontólogos estaban tratando el herpes labial, así como los farmacéuticos y los médicos de cabecera, en Canadá.  Lo más común era la medicación antiviral tópica (63%), el Aciclovir, indicado por los dentistas por práctico y menos costoso. La queja habitual (81%) era el dolor o el malestar, y la causa más mencionada (60%) el estrés emocional.

VOLVER (a Indice)

                                                            febrero 2004

Los segundos serán primeros…   Los segundos molares retenidos pueden generar problemas de estética, masticación y estabilidad del arco dentario. La solución que aparece en el JADA de noviembre del 2003, propuesta por McAboy C.P., Grumet J.T., Siegel E.B. y Iacopino A.M., es el enderezamiento quirúrgico, de lo cual muestran un caso en una adolescente. La joven tenía el molar inferior horizontal y parcialmente incluido. Seguida por 3 años no mostró complicaciones.

 

Cóndilos rateros…   La articulación temporomandibular está expuesta a enfermedades y traumatismos que pueden conducirla a su degeneración estructural. Los abordajes actuales para remplazar los cóndilos sufren de deficiencias como afecciones del sitio donante, inmunorechazo, desgaste y rotura del implante y transmisión de patógenos. Los investigadores de Chiago A. Alhadlaq y J. J. Mao (J Dent Res. 2003 Dic;82(12):951) se propusieron lograr por ingeniería genética un cóndilo tipo humano a partir de células madre mesenquimáticas de ratas encapsuladas en un polímero biocompatible (hidrogel de poli[etilenglicol] en dos capas estratificadas moldeadas sobre un cóndilo mandibular humano de cadáver. Lograron obtener los cóndilos deseados con capas estratificadas de histogénesis de fenotipos cartilaginosos y óseos. La técnica será refinada para su aplicación terapéutica. En el reciente número del 13 de diciembre de Nature, se planteó que el espaciamiento de las células madre puede determinar que se conviertan en grasa o en hueso. Los investigadores de la Universidad John Hopkins, liderados por Christopher Chen, observaron que si ubicaban las células en espacios amplios se generaba hueso y en los restringidos aparecía grasa. Donald Ingber, de Boston, afirmó que, además de la química, está involucrada la mecánica, y que se ha de cuidar la posición y orientación correctas, que hace años que se ubican células bajo tensión bajo la piel para generar material para un injerto.

 Sobreviviendo…   La survivina es un inhibidor de la apoptosis selectivamente sobremanifestado en la mayoría de los tumores. Lo Muzio L, et al (J Dent Res. 2003 Nov;82(11):923) investigaron por inmunohistoquímica el papel potencial de la survivina para predecir una transformación maligna en lesiones precancerosas de la cavidad bucal. La encontraron en 10/30 casos (33%) de lesiones precancerosas con progreso maligno y en 15/16 casos (94%) de lesiones precancerosas bucales evolucionadas hacia carcinomas espinocelulares plenos. Los tumores que progresaron desde esas lesiones precancerosas retuvieron una amplia positividad de survivina (100%), No hallaron una correlación entre la expresión de survivina y el grado de displasia. Conclusión: La expresión elevada de survivina citoplasmática/nuclear es un fenómeno temprano en la carcinogénesis bucal y puede proveer una herramienta útil para la identificación de lesiones cancerosas en gran riesgo de avanzar hacia carcinoma invasor.

VOLVER (a Indice)

 

                                                            noviembre 2003

 

¡Qué nervios!...   Entre 1977 y 1996, Takaaki Y, et al  (Bull Tokyo Dent Coll. 2003 may;44(2):29) realizaron en 20 pacientes trasplantes de nervios donantes para la reconstrucción de sus nervios dentarios inferiores. En 16 casos, utilizaron el nervio auricular mayor y el sural en los 4 restantes. Las longitudes medias de los nervios donantes fueron de 7,28 +/- 1,6 cm y 11,5+/-3,4 cm. respectivamente. En las hemi-mandibulectomías se usó el sural, y el auricular en la mayoría de las resecciones parciales.

 

Cemento óseo...   Al considerar el potencial de un cemento óseo bioactivo (Fujimura K, et al  Clin Oral Implants Res. 2003 Oct;14(5):659), se le encontraron propiedades de manipulación adecuada, resistencia adhesiva elevada y buena biocompatibilidad, siendo aplicable en la clínica como sustituto del trasplante óseo autógeno (tema ya tratado extensamente en Universo Odontológico). Su matriz consiste de Bis-GMA y TEGDMA y su relleno es vidrio silanado (CaO-SiO2-P2O5-MgO-CaF2). Aplicado bajo el periostio y también sobre él, se obser vó que la interfase cemento-hueso se llenaba con hueso nuevo, proveniente del hueso adyacente

Calma...   El Parecoxib sódico, un nuevo profármaco parenteral del valdecoxib inhibidor selectivo del COX-2, es tan eficaz y de acción más prolongada en dosis de 50 y de 100 mg intravenosas que una dosis estándar de ketorolac, 30 mg endovenosos. Se presenta como seguro y bien tolerado contra el dolor postoperatorio (Mehlisch DR, et al  J Oral Maxillofac Surg. 2003 Sep;61(9):1030).

VOLVER (a Indice)

 

                                                                                octubre 2003

 

Vecinos indeseables...   Los AA (Nakagawa K, et al  J Oral Maxillofac Surg. 2003 ag;61(8):898) procuraron indagar en la relación entre el nervio dentario inferior y el lugar de la osteotomía después de su ejecución bilateral por división sagital (OBDS) y correlacionar esta información con la hipoestesia postoperatoria prolongada. A 28 pacientes con prognatismo mandibular a los que hicieron la OBDS para retraer la mandíbula, les midieron (en tomografía computada - TC) la distancia entre la superficie ostectomizada de la rama ascendente y el conducto dentario inferior y le dieron un valor. Compararon la distancia obtenida y la presencia o grado de ausencia de hipoestesia trigémina mediante el registro de la demora del potencial somatosensorial trigémino evocado (PSTE). Cinco de los 56 lados (8,9%) mostraron demoras de más de un año tras la operación. Las mediciones entre el conducto y la superficie de sección mostraron una fuerte correlación con la recuperación del PSTE latente.

 

Con minuta...   Fueron estudiados 196 pacientes con 198 fracturas conminutas. El cuerpo mandibular fue la región más afectada. La mitad tuvo origen en altercados. Las más conminutas fueran las fracturas por armas de fuego. Los tratamientos consistieron en (a) reducción cerrada y fijación maxilomandibular, en 35 casos, (b) reducción abierta y fijación interna, en 146 fracturas, y (c) 17 casos con fijación por pernos externos. En los pacientes (b) se usó mayormente (114) una sola placa de reconstrucción ósea. En el mismo grupo, 98 fueron abordados por la vía endobucal y 52 por la vía externa. Hubo complicaciones en 26 fracturas (13%), 8 por maloclusión y 18 por infección, no consolidación, etc. A mayor fragmentación, mayor posibilidad de complicaciones. En los pacientes (c), los más graves, hubo 35,2% de complicaciones y en (a) 17,1% y en (b), 10,3%. Parecería preferible la reducción abierta y la fijación interna.

 

Estereolitografía...   Los AA de este trabajo (Gateno J, et al  J Oral Maxillofac Surg. 2003 Jul;61(7):814) afirman que las férulas quirúrgicas estereolitográficas, generadas por su propia técnica de CAD/CAM, tienen un elevado nivel de exactitud, similar a las convencionales de acrílico. Pronostican que, en un futuro, la cirugía tradicional basada sobre modelos dentarios de yeso será remplazada por una planificación quirúrgica asistida por computadora.

VOLVER (a Indice)

 

                                                    setiembre 2003

 

Transilvánica…   C. Giuliano et al (IADR, 2002) probaron si el factor de crecimientos de las plaquetas (FCP, o FDGP) incorporado a diversas matrices óseas podía cumplir su función en el sitio de un defecto óseo. Su objetivo era determinar qué material óseo inertable era el más apropiado para la adsorción del FCP y determinar las condiciones óptimas para la proliferación y diferenciación osteoblástica. Observaron que los gránulos coralínicos convertidos en hidroxiapatita funcionaban mejor in vitro con las células osteoblásticas humanas. Fue evidente el refuerzo de la proliferación de esas células solas o con los gránulos.

 

                                               julio 2003

 

Amor sin barreras...   El tratamiento de las dehiscencias en la vecindad de implantes maquinados, mediante dos barreras biorreabsorbibles, mostró resultados apenas superiores al tratamiento sin barreras. Los mejores resultados, son significativamente superiores, se obtuvieron con barreras no reabsorbibles (Kohal RJ, Hurzeler MB. Schweiz Monatsschr Zahnmed 2002; 112 (12):1222)

 

VOLVER (a Indice)

                               mayo 2003

 

Bastante rígidos...   Las placas y tornillos de polímeros reabsorbibles tienen adecuada resistencia y rigidez para ser aplicadas con éxito en la fijación rígida de las fracturas del ángulo de la mandíbula. Pueden remplazar a sus similares de titanio aunque no lleguen a sus niveles en las cualidades mencionadas. Y soportan bien las cargas generadas por la mordida (Cox T, Kohn MW, Impelluso T.  Oral Maxillofac Surg 2003 abr;61(4):481)

Otros autores (Yerit KC,  et al Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2002 sep;94(3):294) llegan a conclusiones similares con placas y tornillos biodegradables y autorreforzadas de poli-L-lacturo aplicadas en 22 pacientes fracturados.

 

No hay que babearse...   Por causa de carcinomas, enfermedades neurodegenerativas o accidentes cardiovasculares, trece pacientes ue padecían babeo fueron tratados con inyecciones de 50 a 65 U de toxina botulínica A en ambas glándulas salivales submandibulares y parotídeas. A las dos semanas, todos habían mejorado sensiblemente . A las 12 semanas habían recuperado los niveles anteriores de salivación. Los beneficios se prolongaron hasta 3 meses. Habría que estudiar los casos a más largo plazo (Ellies M, et al J Oral Maxillofac Surg 2003 pr;61(4):454)

¿Qué cara tienes?...   Se observó que los pacientes destinados a la remoción quirúrgica de terceros molares retenidos eran braquifaciales (84% de los hombres, 71% de las mujeres), proporción mucho mayor que la de normofaciales (8% de hombres, 19% de mujeres) y dolicofaciales (8% de hombres, 10% de mujeres). Se concluyó que el tipo facial caracterizado por una dimensión vertical acortada del tercio inferior y con un crecimiento mandibular contrario al sentido de las agujas del reloj es el más propenso a la retención de los terceros molares (Di Dio M, et al Minerva Stomatol 2002 Dec;51(11-12):473)

 

 

VOLVER (a Indice)

 

                                     abril 2003

¡¡¡Retrógrados!!!…   La obturación retrógrada de una superficie apical seccionada  y a la que se dio forma ligeramente cóncava dio mejores resultados con un composite adherido (Retroplast) que con un cemento de ionómero vítreo (Celon Silver) que cubrieron toda la superficie cortada. La mayoría de los casos fracasados con IV se debieron al despegamiento. La diferencia fue más que sustancial (Jensen SS, et al Clin Oral Investig 2002 dic;6(4):236).

 

Intencionalmente…   La técnica del Reimplante Intencional (RI) es un procedimiento clínico exitoso, en tanto se satisfagan las condiciones planteadas por Niemczyk: (1) evitar todo aplastamiento o raspado de la superficie radicular o del alveolo; (2) la superficie radicular debe ser continuamente hidratada con medios de cultivo de tejidos, tipo HBSS; (3) el diente debe ser ferulizado, cuando esté indicado; (4) implementación de una dieta blanda y excelente higiene. La RI está indicada no sólo como último recurso, sino en situaciones en que la cirugía apical sea difícil o inapropiada para ese paciente (Wolcott J, Rossman LE. Compend Contin Educ Dent 2003 en;24(1):68).

Yeso quirúrgico…   Se utilizó sulfato de calcio medicinal con éxito para lograr regeneración ósea en apicectomías con defectos óseos importantes, incluidos los de lado a lado. No dieron la misma eficacia los tratamientos de los defectos comunicados con la hendedura gingival (Murashima Y, et al  Int Endod J 2002 sep;35(9):768).


Triángulo de Bermudas…   La técnica de inyección anestésica en el dentario superior posterior (DSP), aplicada para anestesiar los tejidos blandos y duros del maxilar posterior, puede dar, como todas, algunas complicaciones, que incluyen hematomas por trauma vascular con la aguja. Tras 351 disecciones infratemporales en cadáveres, los autores (Harn SD, et al  Gen Dent 2002 dic;50(6):554).encontraron tres pautas de distribución de la rama externa de la arteria DSP y a todas era aplicable un Triángulo de Seguridad anatómica  por sobre el segundo molar, donde desaparecen los tejidos neurovasculares en el 99% de los casos. Las inyecciones en esa área parecen satisfacer las necesidades estéticas reduciendo la formación de los hematomas.

VOLVER (a Indice)

 

                                      marzo 2003

¡Qué bajón!....Es preciso que el interrogatorio preoperatorio incluya saber si el paciente está tomando medicación antidepresiva, pues corre riesgo de generar xerostomía e hipotensión ortostática, más diversos efectos adversos en interacción con los vasoconstrictores (JADA 2003;134:71)

¡Si sabremos de recesión...!   La recesión gingival es un tema que preocupa a los pacientes por la estética y por la sensibilidad e interesa al odontólogo que debe optar entre diversos tratamientos. Kassab y Cohen obtuvieron la mayor proporción de éxitos con el injerto de tejido conectivo y desplazamiento de colgajo; otros prefieren la regeneración tisular guiada (JADA 2002;133:1499).

Las tablas complican...   La pérdida ósea consecutiva a las extracciones puede complicar la colocación de implantes. El uso de hueso humano desmineralizado (HHD) tiene un potencial significativo en la conservación de ese hueso y en la reconstrucción cuando falta. El HHD es muy beneficioso cuando ya se había perdido la tabla labial y puede permitir la colocación de implantes sin más injertos (JADA 2002;133:1631).

                                  enero 2003

Warfarina    No es necesario suspender la warfarina cuando se realicen extracciones dentarias (Evans I, Sayers M, Gibbons A, Price G, Snooks H, Sugar A.Int J Paediatr Dent 2002 Nov;12(6):450).

 

                                                         diciembre 2002

 

Los fantasmas existen    Por lo menos, existen “dientes fantasmas” que siguen doliendo meses después de una extracción. Probando con distintos estímulos, se dijo en el 10° Congreso Mundial del Dolor, la diferencia con quienes no tenían fantasmas residió en la respuesta a la presión que se producía con un umbral mucho más bajo en los “espiritistas”. La causa casi evidente es que se producen modificaciones en los nervios circundantes (JADA, oct. 2002).

 

 

¡Pobre trigémino!    Pobrecito el nervio dentario inferior si se lo lleva por delante con una regional o con un implante. ¿Qué hace usted en caso de haber seccionado el dentario inferior? Prevenir es mejor, pero si ya está, dicen los Dres Richard Kraut y Omar Chahal (J.A.D.A. 2002 oct [4]:1351) la mejor manera de minimizar los daños es mediante la reparación microquirúrgica más inmediata posible, antes de que degenere la porción nerviosa distal.

 

                                                    setiembre 2002  

   Reimplante primario    

A diferencia de lo que suele afirmarse, S. Kinoshita et al (Endod Dent Traumatol  2000 ag;16[4]:175) afirman que los reimplantes de primarios son factibles siempre que los dientes sean apropiados, que no les hayan quitado el periodonto, que no se haya reimplantado inmediatamente, etc.                          

Arando con bueyes    Bio-Oss es mineral bovino desproteinizado utilizado en los procedimientos de incremento óseo. Para tornarlo más manejable, se le ha agregado Tisseel, que permite generar un material moldeable. Sin embargo, esto puede ser un obstáculo para un buen resultado final (Lindhe J.et al  J Clin Periodontol  2002 may;29[5]:377)

 

                          julio 2002

Indeseados     El empleo de tramadol (50 mg) antes de la cirugía bucal puede llegar a generar un 37% de efectos secundarios, como náuseas (Kumara R, Zacharias M. N Z Dent J  2002 Mar;98(431):9).

Membrana y antibiótico      La terapia antibiótica no aporta beneficios al tratamiento de regeneración tisular guiada con membrana reabsorbible  (Minabe M, et al Periodontal Clin Investig  2001;23(1):20)

Recolectando hueso      La eficacia de las trampas recolectoras de hueso para incremento en algunas zonas maxilares dependen del tamaño de los poros y no dan resultados consistentes en el aumento deseado (M. P. Young et al Clin Oral Implants Res  2002 Jun;13(3):298).

 

                                                                             mayo 2002

  DI-CO    El empleo de un colutorio con diclofenac al 0,074% DI-CO es seguro y eficaz
 en el tratamiento postquirúrgico bucal y periodontal, con reducción del
  dolor y de la inflamación. El sabor es aceptable (Weinstein RL. Minerva 
  Stomatol  2001 Sep-Oct;50(9-10):315).

 

 

VOLVER