diciembre 2012

 

CARIES

 

Posición de la academia de nutrición y dieta en cuanto al impacto del flúor sobre la salud…   Palmer CA y Gilbert JA (J Acad Nutr Diet 2012 sep; 112(9): 1443-53) dicen que la Academy of Nutrition and Dietetics apoya un fluor óptimo sistémico y tópico como medida de salud pública importante como promoción de la salud bucal y general toda la vida. El  flúor es un elemento importante en la mineralización de huesos y dientes. Su uso apropiado tópico y sistémico ha dado por resultado una notoria reducción de caries y de la discapacidad asociada. La  fluoración del agua corriente ha sido considerada una de las 10 más importantes medidas de salud pública. Hoy, más del 72% de la población de los EEUU servida por agua corriente se beneficia de la fluoración. Aunque el flúor desempeña un rol fundamental en la salud ósea, todavía se considera experimental el uso de altas  dosis para la prevención de la osteoporosis. Los dietólogos debieran monitorear y promover el uso de fluoruros en todas las edades, como rutina.

 

Impacto antropométrico, dental, en  satisfacción y en apetito generado por el tratamiento de las caries en escolares…   Alkarimi HA et al (BMC Public Health 2012 ag 29;12(1):706) evaluaron el Impacto antropométrico, dental, en  satisfacción y en apetito generado por el tratamiento de las caries severas en escolares, así como en peso y altura y autoestima. Efectuaron en la comunidad un estido aleatorizado, controlado en escolares de 6-7 años con caries no tratadas. Los participantes fueron divididos en controles (44) y experimentales (42 tratados). De 86 niños y seguidos hasta un promedio de 34.8 semanas. Fueron insignificantes las mejoras antropométricas . Pero, los tratados sintieron una significativa reducción de dolores (P = 0.006) y mayor satisfacción con sus dientes (P = 0.001). Los controles tenían un apetito significativamente menor (P = 0.01). Aunque el tratamiento no fue significativo en lo antropométrico, fue significativa la mejora dental y la satisfacción de los niños con sus dientes, sonrisa y  apetito.

 

CIRUGÍA

 

Colgajo anterolateral libre de muslo para la  reconstrucción de un defecto de mejilla perforante de lado a lado tras ablación por cáncer…   Rastogi S et al (Indian J Dent Res 2012 mar;23(2):275-8) dicen que el colgajo anterolateral libre de muslo para la  reconstrucción de un defecto de cabeza y cuello es sumamente versátil y confiable [siempre que no atraviese de lado a lado la cabeza]. La gran popularidad se la debe a esa versátil, a la posibilidad de abordaje por dos equipos y a la mínima morbilidad en el área donante. Pero, no ha merecido el mismo entusiasmo en la panoplia de los cirujanos maxilofaciales, por su relativa dificultad en la  disección, por las variaciones de la anatomía vascular, y por el supuesto incremento en el espesor de los tejidos anterolaterales del muslo. Estos obstáculos pueden ser superados con un incremento en la experiencia quirúrgica y la habilidad para  crear un colgajo suprafacial más delgado o para afinarlo después de haberlo obtenido.

Una técnica nueva y fácil de fijación maxilomandibular en fracturas mandibulares…   Singh V y Bhagol A (Craniomaxillofac Trauma Reconstr 2011 sep;4(3):175-8) presentan para la fijación maxilomandibular (FMM) un total de 20 pacientes con  varios tipos de fracturas mandibulares tratadas en  Rohtak, India con una nueva técnica que dio una recuperación sin problemas en los 20 casos, tras un perìodo de fijación de 2 a 4 semanas (media: 21 días). Con buen resultado. El tiempo medio para realizar la FMM fue de 12 minutos (10 a 15).

Figuras

 

An external file that holds a picture, illustration, etc.
Object name is cmtr04175-2.jpg Object name is cmtr04175-2.jpg

Primer paso de la técnica

 

 

 

An external file that holds a picture, illustration, etc.
Object name is cmtr04175-3.jpg Object name is cmtr04175-3.jpg

Segundo paso de la técnica

 

 

 

An external file that holds a picture, illustration, etc.
Object name is cmtr04175-4.jpg Object name is cmtr04175-4.jpg

Paso final de la técnica, con recuperación de la oclusión desplazada

 

 

 

CLÍNICAS

Displasia mandibular óseo-cementaria focal…   Cankaya AB et al (BMJ Case Rep 2012 sep 3;2012)

Las lesiones óseofibrosas son trastornos en el metabolismo óseo en los que el hueso normal es reemplazado por matriz conectiva que después, gradualmente, evoluciona tejido óseocementario. Lo típico es que la lesión sea asintomática y se detecte en una radiografía de rutina. Radiológicamente, esta lesión tiene 3 etapas de maduración: radiolúcida pura, radiolúcida mezclada con radiopaca y radiopaca. En las 3 puede ser mal diagnosticada. Este caso corresponde a una paciente de 69 a aquejada por una tumefacción indolora mandibular izquierda en zona de molar y premolar.

 

El aspecto radiográfico no es confiable como  indicador de patología de terceros molares retenidos...   Kaushal N. (Indian J Dent Res 2012 mar;23(2):298) señala que los dentistas suelen extraer los terceros molares retenidos si los ven asociados a R-x sugerentes de quistes o tumores o si causan lesiones o síntomas en el diente adyacente. Pero se vio que casos que en la clínica y la Rx aparecen asintomáticos pueden estar asociados a alguna afección. Presenta dos casos silenciosos, pero con quiste dentígero. Es decir que el aspecto radiográfico no es confiable como  indicador de patología de terceros molares retenidos.

 

ENDODONCIA

 

Manejo endodóntico de la reabsorción interna con perforación radicular

Dres. Rafael Octavio Vera Martínez, Dolores Adriana Quintero González, Carlos Alberto Luna Lara y Rogelio Oliver Parra (Revista Nacional odontológica de Mexico Año 3 Vol VI – 2011)

[Universo Odontológico respetará el uso que hacen los AA de la palabra reabsorción, con inclusión al final de un par de definiciones de la RAE.]

Resorción interna
La resorción interna (RI) es una rara condición en dientes permanentes que dificulta el tratamiento endodóntico.1,2 El proceso de resorción dental es una condición asociada a procesos fisiológicos y patológicos que involucra una compleja interacción entre células inflamatorias, células resortivas y células formativas asociadas a la matriz extracelular. La resorción dental involucra tejidos mineralizados como dentina, cemento, hueso y estructuras no mineralizadas que permiten un intercambio biológico cuyo desequilibrio desencadena hacia condiciones patológicas.3 La RI se produce por lesiones e irritaciones del ligamento periodontal y/o de la pulpa dental y puede surgir como secuela de un traumatismo dentario, luxación traumática, por movimientos ortodónticos, infecciones pulpares crónicas o de las estructuras periodontales.4 Altundasar y sus colaboradores5 la describen como resultado de una inflamación crónica e invasión bacteriana.

Fuss y su equipo mencionan que la etiología de la resorción radicular requiere de dos fases: lesión y estimulación. La lesión está relacionada con los tejidos menos mineralizados que cubren la superficie externa de la raíz. El tejido mineralizado denudado es colonizado por células multinucleadas que inician el proceso de resorción. Sin embargo, sin estimulación de las células odontoclásticas el proceso se detendrá espontáneamente.

Cohen y sus colegas7 refieren que, histológicamente, células multinúcleadas del tejido de granulación en la pulpa absorben la parte interna de la raíz. La pulpa debe estar vital para que se produzca la resorción. La RI es generalmente asintomática y se identifica en radiografías de rutina.8

El proceso de resorción es activo solamente si permanece pulpa vital, por lo que las pruebas de sensibilidad pueden ser positivas. No obstante, es usual que la pulpa coronal se encuentre necrótica mientras que la apical permanece vital; en este caso, la respuesta a la prueba de sensibilidad podría ser negativa.

Puede aparecer dolor si se produce perforación de la corona. La presencia de una mancha rosada en el diente se asocia a una resorción coronal. Generalmente, se observa una zona radiolúcida de densidad uniforme sobre la luz del conducto. 9 Se ha encontrado presencia de RI en ápices con patologías dentoalveolares. En un estudio donde se evaluó la presencia y extensión de estas lesiones, se encontró que el 74.7% de las muestras de 75 ápices tenían resorción interna.

Las lagunas de resorción que se encontraron eran similares a las Lagunas de Howship con estructura circular de diferentes tamaños que daban el aspecto de panal, rodeadas por dentina intacta.10 El tratamiento de la RI consiste en remover la pulpa dental, ya que las células clásticas son de origen pulpar. La endodoncia convencional es el tratamiento de elección; sin embargo, la limpieza y obturación del conducto se pueden ver ampliamente afectadas debido a la dificultad para acceder a las paredes del defecto.6,11

Algunos autores proponen la medicación en el conducto para inhibir células clásticas. Dentro de las opciones está utilizar hidróxido de calcio dos a tres veces por semana, durante cuatro semanas.12

El hidróxido de calcio Ca(OH)2 se emplea por ser antimicrobiano, por sus propiedades de curación y la interrupción del proceso de resorción.13 Otro material utilizado en la actualidad es el MTA; Schwartz y sus colaboradores14 refieren que es un material biocompatible con los tejidos y se utiliza en la endodoncia para procedimientos involucrados en la reparación del conducto.

ÇaliŞkan y Türkün15 han reportado el manejo exitoso de casos con RI; sin embargo, en casos de RI con perforación radicular consiguieron la remineralización de tejido en uno de cuatro casos manejando trimestralmente la colocación de Ca(OH)2 intraconducto. El objetivo del artículo es presentar el manejo endodóntico de un caso de resorción interna con perforación radicular lateral en el tercio medio radicular.

Caso clínico

Paciente de 16 años de edad, referida del Departamento de Ortodoncia de la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Al examen clínico se observó tracto fistuloso en la región antero-superior derecha a nivel del diente 12, caries en cara vestibular y dolor a la percusión (Figura 1).


Figura 1. Fístula en el vestíbulo gingival localizada entre 11 y 12

Radiográficamente, se observó una extensa área radiolúcida que involucraba el tercio medio y apical en las caras mesial y distal del diente; por la severidad y extensión de la lesión en el tercio medio se sospechó de perforación causada por la resorción interna; además, se identificó pérdida de la continuidad de la cámara pulpar con un área radiolúcida extensa en el interior del conducto, por lo que se diagnosticó resorción interna (Figuras 2 y 3). Se estableció un pronóstico reservado; los padres de la paciente aceptaron el tratamiento endodóntico.


Figura 2. Radiografía diagnóstica del diente 12
que muestra una extensa zona radiolúcida

 


Figura 3. Radiografía panorámica que muestra la extensión radiolúcida
en el diente 12 y la pérdida de continuidad del conducto

Tratamiento
Realizado el acceso y determinada la longitud de trabajo, el conducto fue instrumentado a un calibre apical #60 irrigando abundantemente el conducto con NaOCl al 5.25% entre instrumentos; finalizada la preparación y secado el conducto, se colocó Ca(OH)2 en el interior del conducto radicular. La cita de control a los Revista Nacional de Odontología 21 días reveló cicatrización en la encía y la eliminación del tracto fistuloso. Durante 15 meses se realizó cambio de Ca(OH)2 cada 15 días y se monitoreó la lesión radiográficamente; se fue observando una reducción en la extensión de la lesión al paso del tiempo (Figura 4).


Figura 4.
Imágenes posoperatorias en diferentes fases del tratamiento
del conducto radicular del diente 12 a períodos de 6, 12 y 14 meses.
(Nótese la reducción del área radiolúcida al paso de los meses)

A los 15 meses de control radiográfico con Ca(OH)2 se observó la cicatrización de la lesión, permaneció el ensanchamiento del espacio del ligamento periodontal y, ante la notable mejoría del caso, se decidió la obturación del conducto. El tercio apical del conducto se obturó con el transportador de calor ajustable para la técnica de obturación vertical (variante de la técnica Schilder), (Figura 5).

 Figura 5. Radiografía con la prueba de la punta del transportador de calor ajustable para la técnica de obturación vertical, sobrepasando el área de resorción.


La zona correspondiente a la resorción interna se obturó con MTA (Figura 6). Finalizada la obturación, se indicó la rehabilitación del diente. A los 27 meses de control radiográfico se observaron los tejidos perirradiculares en buen estado (Figura 7).
 


Figura 6. Obturación del conducto radicular a 15 meses
 de seguimiento radiográfico.
(Tercio apical: gutapercha, tercio medio y cervical)

 


Figura 7. Control radiográfico a 27 meses, persiste un menor
 ensanchamiento del espacio del ligamento periodontal


Discusión
Se ha reportado que la resorción interna en dientes antero-superiores ocurre en el 61% en el tercio medio.15 La RI presentada en este caso tenía la particularidad de ser un área de resorción bastante extensa, que ocupaba prácticamente el 100% del tercio medio radicular y se comunicaba con el periodonto en la cara radicular distal. Esta condición propició un pronóstico reservado, dada la severidad del proceso de resorción. Situaciones como un traumatismo o cargas oclusales podían ocasionar la fractura radicular en el sitio de la resorción. Factores como la edad de la paciente, el diente afectado y la necesidad de tratamiento ortodóntico fueron situaciones consideradas en el abordaje y manejo del caso. El Ca(OH)2 ha sido utilizado trimestralmente en el manejo de casos de resorción interna con perforación radicular; ÇaliŞkan y Türkün15 observaron la remineralización en un caso de RI perforante manejada exitosamente. En nuestro caso, al menos una angulación radiográfica reveló la presencia de perforación radicular hacia distal. El Deeb y sus compañeros16 señalan que es necesario la repetición de colocación de Ca(OH)2 por un largo período para lograr el cierre de la perforación por formación de tejido duro. En el reporte del caso, las radiografías en diferentes angulaciones, a lo largo del seguimiento, revelaron un aparente engrosamiento radicular en el sitio en donde anteriormente existía la comunicación; es posible que dada la ubicación de la resorción interna y ante la inexistencia de bolsas periodontales, la terapia con Ca(OH)2 consiguiera el objetivo descrito por El Deeb.16

A pesar de las favorables condiciones que presentó el caso posterior al tratamiento endodóntico, la paciente aún no rehabilitaba el diente, y esta circunstancia no es deseable dada la posible contaminación coronal que se puede presentar con el transcurrir del tiempo. Concluimos que ante casos como el presentado, no debe descartarse una solución exitosa en donde es necesaria la colaboración y paciencia del paciente, ante la inminente postergación de la obturación del conducto con los materiales y métodos de probada efectividad. Concluimos que es posible manejar exitosamente RI con perforación radicular con Ca(OH)2, entre citas durante meses, a fin de conseguir la formación de una barrera de tejido duro en el sitio de la perforación

Claro que si hay diferencia y de hecho es muy marcada.

 

El termino "reabsorción" es aplicado a elementos ajenos al organismo, por ejemplo, los puntos de sutura son reabsorbibles, es decir que un agente externo es absorbido por el organismo (en si es destruido por los macrófagos), el oxido de zinc es reabsorvible, asi pues el termino reabsorción es empleado para referirse al proceso de desintegración de un elemento ajeno por el organismo

 

El termino resorcion: como tal si esta refiriéndose al proceso osteoclástico o ameloclastico, es decir al proceso de las células que activan un proceso de disolución de la matriz celular del tejido óseo o dental, y en consecuencia pues la desaparición de hueso o diente.

 

en cuanto a endodoncia.. por ejemplo el uso del termino reabsorción lo vas a encontrar en el caso del hidróxido de calcio sobre un techo pulpar de un órgano temporal. el hidróxido de calcio se reabsorbe.

 

y la resorción radicular en endodoncia la puedes encontrar como en el caso de un traumatismo en algún órgano dental que active a los odontoclastos para activar la resorción radicular.

 

DEFINICIONES

 

Resorber (del lat. resorbēre).

 

1. tr. Dicho de una persona o de una cosa: Recibir o recoger dentro de sí un líquido que ha salido de ella misma. Real Academia Española

 

reabsorber.

 

1. tr. Volver a absorber.

 

2. prnl. Med. Dicho de un exudado: Desaparecer, espontánea o terapéuticamente, del lugar en que se había producido. Real Academia Española

 

ESTÉTICA

 

Estética con composite en veneers para un adulto con amelogénesis imperfecta…   Brignall I et al (Dent Update 2011 nov;38(9):594-6, 598-600, 603)

Amelogenesis imperfecta (AI): es hereditaria, clasificable como de tipo hipoplástico, hipomagrado e hipocalcificado, con diferentes patrones hereditarios. Un adulto presentaba un Tipo IA de Witkop que fue resuelto con carillas directas, por capas, de composite. El trabajo fue mínimamente invasivo, relativamente simple y en buena relación costo-resultado.

 

Sonrisa en blanco…   Thosre D y Mulay S (J Conserv Dent 2009 oct;12(4):164-8)

El blanqueamiento de dientes no vitales es una opción de mínima invasión, mejor en jóvenes que una corona como se verá en los casos presentados con su técnica respectiva. Requiere el uso de sustancias químicas en la corona de  dientes tratados y decolorados. Se realiza enseguida o a los meses o años. Se suele preferir porque requiere menos tiempo de sillón, es seguro y más cómodo para el  paciente.

Indicaciones

Ennegrecimiento de origen pulpar

·         Dentinario

·         Ennegrecimientos no tratables extracoronariamente

Contraindicaciones

·         Ennegrecimiento superficial adamantino

·         Defectos de formación del esmalte

·         Severa pérdida dentinaria

·         Presencia de caries

·         Composites ennegrecidos

El método más usual es blanqueado en el consultorio; en particular, el de potencia, que imparte una tremenda  satisfacción al paciente. Es útil para la remoción de pigmentaciones en todo el arco o hasta en ciertos puntos del diente (como en ciertos tipos de fluorosis). El dentista tiene bajo un completo control el proceso total: en cualquier momento puede prolongar o interrumpir el tratamiento. Es un proceso rápido de resultados evidentes inmediatos. Para los pacientes puede significar una no tan  activa participación suya.

Sus indicaciones:

·         Manchas del desarrollo o adquiridas

·         Manchas de esmalte y dentina

·         Manchas amarillo parduzcas

·         Oscurecimiento por la edad

·         Para emparejar colores claros variados

·         Para moderados o leves pigmentos de tetraciclina

Sus contraindicaciones:

·         Pigmentación tetraciclínica

·         Hipoplasia con fosillas

·         Dientes con rajaduras profundas y superficiales y líneas de fractura

·         Dientes con grandes restauraciones anteriores

·         Patología periapical

·         Dientes con extrema sensibilidad al calor, al frío, al tacto y a los duces

·         Pacientes fumadores

·         Pacientes con unas poco realistas expectativas del resultado estético

·         Dientes con extrema pérdida de tejidos duros por atrición, abrasión y erosión

Efectos secundarios y problemas

Irritación gingival y de los tejidos blandos

Las fuertes concentraciones (al 35%) de peróxido de hidrógeno lesionan los tejidos blandos, ulceran la gíngiva y queman la piel. Se ven todas como lesiones blanca primero, para verse después rojas. Desaparecen en poco tiempo, Curan rápido y no causan daño permanente. El paciente debe ser informado, mostrándoselas y tranquilizándolo. Es obvia la necesidad de una barrera

Sensación de gusto alterada

Algunos pacientes experimentan un sabor metálico inmediato; normalmente desaparece en pocas horas

Sensibilidad dentaria

Si aparece, tranquilice al paciente, informándole que es común y que normalmente desaparece en poco tiempo

 

CASOS

Caso 1

Un hombre de 38 años presenta un 31 ennegrecido [Fig 1a] y tiene conciencia de su mal aspecto. También de que puede sufrir recaídas del aclaramienyo. Había recibido un golpe en la parte anteroinferior 15 años antes.

 

An external file that holds a picture, illustration, etc.
Object name is JCD-12-164-g001.jpg Object name is JCD-12-164-g001.jpg

Fig 1. (a) Preoperatoria (b) Postoperatoria

Técnica usada

1. Profilaxis bucal

2. Tratamiento en 31.

3. Sesión siguiente, remoción del exceso de gutapercha en la cavidad de acceso, y su limpieza

4. Medición de la altura de la corona clínica con una sonda periodontal, con verificación de que la gutapercha haya sido removida aproximadamente 2 mm por debajo de ese nivel

5. Colocación de una barrera de 2 mm de ionómero   sobre la gutapercha y su fotopolimerización

6. Gel de peróxido de hidrógeno al 35% en cámara, y sellado con IRM

7. Seguimiento, una semana

Se ve una completa metamorfosis [Fig 1b] en tres sesiones de blanqueo de dientes no vitales, Restauración post-obturación con composite

Caso 2

Mujer de 28 años con dientes cortos y desagradables [Fig 2a]; con historia de trauma de la región superior  anterior 4 años antes. Contorno gingival desparejo y ennegrecimiento del 11.

 

An external file that holds a picture, illustration, etc.
Object name is JCD-12-164-g002.jpg Object name is JCD-12-164-g002.jpg

Fig 2. (a) Preoperatoria (b) Postblanqueo (c) Postoperatoria de la  gingivectomía

1. Tratamiento radicular del 11.

2. Sesión siguiente, con lentulo, aplicación de barrera de ionómero fotocurado, a 2 mm más allá del límite  cemento-adamantino, en pendiente.

3. Gel de peróxido de hidrógeno al 35% en cámara, y sellado con IRM [Fig 2b].

4. Seguimiento, una semana

5. Renovación del blanqueador en cámara

6. Seguimiento, una semana. Fue suficiente.

7. Gingivectomía de central, lateral y canino de ambos lados. Con mango BP y hoja no. 12.

8. A las 4 semanas de cicatrización gingival, restauración con composite.

9. En la línea media se cerró el diastema [Fig 2c].

Case 3

Hombre de 25 años con una fluorosis generalizada [Fig 3a].

1.    Profilaxis bucal

2.    Blanqueamiento vital en el consultorio, en ambos arcos, previa colocación de barrera gingival, con peróxido de hidrógeno al 35% en gel, por vestibular  [Fig 3b].

3.     Fotocurado.

4.    Se dejó 30 min, y se aceleró con luz Según instrucciones del fabricante.

5.    Limpieza del blanqueador con una gasa; el paciente se enjuaga.

6.    Aplicación de flúor en gel .

7.    Carillas de composite en el arco superior [Fig 3c].

 

An external file that holds a picture, illustration, etc.
Object name is JCD-12-164-g003.jpg Object name is JCD-12-164-g003.jpg

Fig 3.(a) Preoperaorta (b) Postblanquo, (c) Carfillas de composite en superiores

 

Caso 4

Un joven de 23 años se presentó con dientes amarillos parduzcos [Fig 4a] en busca de una sonrisa blanca y brillante.

1.    Profilaxis;: eliminación de manchas superficiales

2.     Barrera gingival de 1st premolar de un lado al del otro lado, en ambos arcos.

3.     Barrera fotocurada.

4.     Peróxido de hidrógeno  al 35% ,líquido y polvo  mezclados en el momento y aplicados a las caras bucales con pincel ad hoc.

5.     Polimerización con arco de plasma ateniéndose muy estrictamente a las indicaciones de fábrica en todos los aspectos [Fig 4b].

6.    Tiempo: 10-15 min

7.     Aspiración del blanqueador con succión intensa y gasa.

8.    Lavado, secado y nueva aplicación por 10 min.

9.    Proceso repetido durante 45 min a 1 hora.

10.                       Remoción de la barrera para la mucosa y enjuague.

11.              Pulido con pasta de diamante hasta gran brillo  [Fig 4c].

12.                       Aplicación de gel de flúor.

An external file that holds a picture, illustration, etc.
Object name is JCD-12-164-g004.jpg Object name is JCD-12-164-g004.jpg

Fig. 4. (a) Preoperatoria, (b) Aplicación de blanqueador y activación Light, (c) PostoperatoriaFigure

 

 

GERODONTOLOGÍA

 

Veintidós años de implantes con sobredentaduras…   Alsabeeha NH (Gerodontology 2012 sep;29(3):239-42) Las sobredentaduras mandibulares sobre implantes constituyen una exitosa opción de tratamiento con un positivo impacto en la calidad de vida de los edéntulos adultos. Para su mayor duración, exigen esos implantes un continuado y riguroso  mantenimiento prostodóncico. Los AA presentan dos casos de implantes colocados con soporte de HA, tras 22 años de haber sido instaladas las sobredentaduras. Las prótesis inferiores requirieron más cuidados, por debilitamiento de la retención.

 

IMPLANTOLOGÍA

 

La corona implantada con margen estético adhesivo…    Wadhwani CP, Piñeyro A y Akimoto K (J Esthet Restor Dent 24:246-254, 2012) presentan una nueva técnica que incorpora un pilar con margen de porcelana comprimida capaz de adherir al margen de porcelana de una restauración coronaria sobre implante. Esto permite ubicar un margen supragingival, reduce el efecto potencial de periimplantitis inducida por el exceso de cemento, y provee un medio controlado para el proceso de adhesión. Otra ventaja es emparejar la estética de la  corona y del pilar, que en caso de recesión gingival, presentará un diente más largo sin e{ riesgo de exponer otro tipo de pilar.

 

MISCELÁNEAS

 

  Una joven denisovana de 50000 años y sus dos dientes

 

La denisovana cuyos dientes nos atraen podría tener 50000 años, pero hay paleontólogos que le dan hasta 80000, y llegan hasta los 125000 cuando entran a estudiar los hallazgos hechos en la cueva de Denisova. Poe los datos del genoma, habría tenido piel oscura, cabellos castaños y ojos pardos.

 

La cueva de Denisova

 

En la cueva de Denisova, ubicada en el NO de los Montes Altai, en Siberia, los investigadores identificaron evidencias de lo que consideran una nueva especie de homínidos, distintos de los Neandertales y de los hombres (y mujeres) modernos.

 

 

 

Entrada a la cueva Denisova en Siberia. (Max Planck Institute)

 

Los restos fueron ubicados en capas del Paleolítico superior inicial. Los fragmentos contenían AND como para secuenciar la historia genética, con importantes implicaciones parea la habitación humana de este planeta.

 

El eslabón dentario

 

Dos dientes de la denisovana

 

 

y un fragmento de dedo  del nivel 11 en Denisova Cave, datado entre hace ~29,200 y 48,650 años, investigados en lo molecular dese 2008. Con la dirección de Svante Pääbo, del Neanderthal Genome Project del Instituto Max Planck de Antropología Evolucionaria habían completado la secuencia de un Neandertal.

En 2010, Pääbo et al confirmaron que estaban ante un homínido denisovano aparte del neandertal y del hombre actual. Y que se trata de un descendiente del pueblo que dejó África un millón atrás.

 

El molar

 

El análisis del ADN del molar (dic 2010) reveló la probabilidad de que el diente perteneciera a una joven adulta y claramente diferente del individuo de la falange, que pertenece a un niño.

Se trata de un molar, tercero o segundo, superior izquierdo, casi completo, con paredes vestibular y lingual prominentesque le dan un aspecto hinchado. El tamaño, de hecho, está más próximo al de un  australopitecus: de ningún modo a uno neandertaliano.

 

Genoma

 

En 2012, el equipo de Pääbo completó el  mapeo de la secuencia del  genoma completa. Los denisovanos parecen compartir ancestros con los ñeandertales, pero mientras que el ADN delNeanderthal está presente en todas las poblaciones fuera de África,  se encuentra el del denisovano solo en las poblaciones modernas0 insulares de Asia Suroriental y Oceanía. Los denisovanos compárte mayoría de aleles con los Han del  sur de China, con los Dai del norte y con los melanesios, y aborígenes de Australia y otros isleños del sudeste de  Asia.

 

Denisovanos

 

De su cultura sabemos qie no diferiría mucho de otros úeblos del mismo paleolítico de Siberia norte, con muchas herramientas con hojas grandes. Más objetos decorativos de hueso, colmillos de mamuts y avestruces fosilizados. También recuperaron de la cueva fragmentos de una pulsera de piedra (¿la de nuestra muchacha?), cloroiolito verde oscuro. Los restos denisovanos  incluyen una aguja de hueso, la primera conocida en Siberia (¿con las que se cosía el taparrabos?).

 

¿Por qué perdimos el pelo del cuerpo?

Por Martin Cagliani (remendado y cosido en casa)

 

El Homo sapiens es el único entre los primates que carece de vello corporal Esa especie tiene brazos cortos, piernas largas, pies raros y unos parches de vello en la cabeza, rostro, antebrazos, piernas, axilas y genitales no son nada si nos comparamos con un chimpancé.

Ellos tienen pelaje, nuestros parches parecen un  olvido de la evolución; un rastro que tenemos de nuestro antiguo pelaje.

Como también el que se puede ver durante la gestación de un ser humano. Entre el quinto y el octavo mes de embarazo, el feto está casi cubierto de vello fino, que se conoce como lanugo, pero luego lo pierde. Sólo se puede ver en los bebés prematuros, aunque también lo pierden enseguida.

 

Otra evidencia de que hubo una época en que nos cubría el pelo son las glándulas sebáceas que tenemos en todo el cuerpo, cuya función es la de lubricar el vello corporal. Los granos son una consecuencia de estas glándulas que no tienen qué lubricar, ya que siguen secretando el sebo lubricador que a veces tapa los poros y forma esas odiosas pústulas.

 

¿Por qué nosotros no?

 

No somos el único mamífero sin pelaje: nos acompañan especies que han evolucionado para adaptarse a un medio que en su momento era totalmente nuevo para los mamíferos. Por ejemplo, los mamíferos voladores, los murciélagos, han perdido el pelo en las alas por la aerodinámica, pero lo mantienen en el cuerpo. Entre los que viven en madrigueras hay algunos casos, como la rata topo lampiña, que no tiene nada de pelo, o el armadillo, que tiene muy poco. También están los mamíferos acuáticos, como las ballenas, delfines, manatíes, etcétera.

 

Pero todos los mamíferos terrestres tienen una densa capa de vello sobre la piel, a excepción de los más grandes, como elefantes y rinocerontes. La mayoría de los antropólogos creen que la razón deriva de una adaptación al nuevo medio, una selección asociada con la termorregulación.

 

Todos los mamíferos transpiran para perder calor, como una forma de regular la temperatura corporal. La mayoría de los animales que corren, como los perros salvajes, jadean para bajar la temperatura del cuerpo y transpiran por la boca. Nosotros tenemos miles y miles de glándulas sudoríparas por todo el cuerpo, que junto a la falta de pelo corporal nos permite regular mejor la temperatura.

 

El corredor pelado.- Si tuviésemos pelaje, nos recalentaríamos al correr, ya que el pelaje retardaría la evaporación del sudor. Así, la pérdida de vello corporal debe verse dentro de un conjunto de adaptaciones que tuvieron lugar durante el camino evolutivo que convirtió a nuestros ancestros y a nuestra especie en un maratonista experto.

 

Un maratonista experto

 

Unos 2 millones de años atrás, en  Africa, el Homo erectus fue el primero de los homínidos bípedos en caminar de una forma ya muy similar a la nuestra

 

Eso coincide con una serie de cambios climáticos que a lo largo de cientos de miles de años formaron las sabanas abiertas del este de Africa. Los homínidos se adaptaron a ese cambio de formas diferentes: una de ellas fue la del Homo erectus, que desarrolló una serie de características que lo predispondrían a ser un excelente cazador. No un cazador veloz y letal como el leopardo, sino uno que perseguía a sus presas durante horas hasta agotarlas de cansancio, y que muriesen por sobrecalentamiento.

 

Así, se desarrolló un mecanismo de refrigeración corporal que logra evitar el recalentamiento gracias a las glándulas sudoríparas distribuidas por todo el cuerpo. Pero claro, ese sudor debe evaporarse, y el pelo retarda el proceso, como podemos comprobar viendo debajo de nuestras axilas en un día de intenso calor. Así que si bien el pelaje puede ser una protección contra el sol, se perdió a favor de una adaptación para correr bajo el sol: se mantuvo el pelo de la cabeza como una protección contra la insolación.

 

La piel se protegió del sol con una pigmentación oscura que evitaba los efectos de la radiación ultravioleta. A su vez, apareció una adaptación contra el frío que se podía sufrir por la falta de pelaje, que fue un aumento de la grasa debajo de la piel. Esta ayuda a retener el calor, a la vez que no impide la evaporación del sudor en momentos de sobrecalentamiento.

Nuestra desnudez no es más que una de la gran cantidad de adaptaciones.

 

ORTODONCIA

 

Dolor por la ortodoncia

 

Dres. Juan Carlos Linares Ayala - Oscar Martínez Tapia

Revista Nacional de Mexico de Odontología Año 3 - Vol. V - 2011

  

La sensación del dolor reta cualquier descripción exacta. La simple idea del dolor evoca, en la mayoría del género humano, un sentimiento de precaución, resistencia y temor. El dolor se define como la sensación o sentimiento aflictivo por causas externas e internas. La palabra dolor se encuentra investida de todos los valores culturales de los antiguos griegos, romanos, franceses e ingleses. Su valoración colectiva y su uso iniciaron un largo proceso de depuración cuyo producto son ya palabras de nuestro vocabulario: castigo, tormento, valor, pena, aflicción, congoja o dolor. Por ejemplo, tandpine, vocablo danés que significa dolor de muelas, reúne en una sola palabra la razón por la cual lamayoría de la gente odia todo tratamiento estomatológico y asocia el nombre del dentista con recuerdos siempre desagradables.

 

El dolor, para muchos autores, es una experiencia sensitiva específica, transmitida por estructuras nerviosas, distintas de aquéllas que transmiten las sensaciones de contacto, presión, calor y frió. Mientras que otros sostienen que el patrón del impulso nervioso para el dolor es provocado por una excitación intensa de receptores no específicos, dado que no existen fibras ni terminaciones específicas. Ambas teorías parten de conceptos primitivos y desde un punto de vista histórico, se excluyen mutuamente.1-8

 

La movilización ortodóntica no sólo requiere la remodelación del hueso adyacente a los dientes, sino también una reorganización del propio ligamento periodontal (LPD). Las fibras se desinsertan de la superficie del hueso y el cemento, y se vuelven a insertar después. Radiográficamente, se puede observar que el espacio del LPD se ensancha durante la movilización ortodóntica de los dientes. La combinación de un espacio ligamentoso más amplio y un ligamento algo desorganizado implica que los pacientes presenten una mayor movilidad. Una respuesta previsible al tratamiento ortodóntico es un moderado aumento de la movilidad. No obstante, cuanto más intensas sean las fuerzas ortodónticas, mayores serán la reabsorción basal previsible y la movilidad. Una movilidad excesiva es indicio de que se están aplicando fuerzas demasiado intensas. Esta situación puede suceder porque el paciente aprieta o hace rechinar los dientes contra una pieza que se ha movido a una posición de oclusión traumática. Si un diente queda demasiado móvil durante el tratamiento ortodóntico, deben interrumpirse todas las fuerzas, hasta que su movimiento disminuya a niveles moderados. A diferencia de la reabsorción radicular, la movilidad excesiva suele corregirse por sí sola y sin dejar secuelas permanentes; si se aplica una presión intensa sobre un diente, se produce dolor de forma casi inmediata al quedar el LPD literalmente aplastado. No existe ninguna excusa para utilizar, en la movilización ortodóntica, fuerzas que provoquen un dolor inmediato de este tipo. Si se aplica una fuerza ortodóntica adecuada, el dolor que percibe el paciente es muy escaso o nulo, si bien el dolor suele aparecer al cabo de algunas horas.

 

El dolor dura por lo general de dos a cuatro días y después desaparece hasta que se vuelve a reactivar el aparato ortodóntico, momento en el cual puede repetirse un ciclo similar, pero para la mayoría de los pacientes el dolor asociado con la activación inicial del aparato es el más intenso. Es frecuente observar que el dolor suele presentar notables variaciones individuales y así sucede en la ortodoncia. Algunos pacientes experimentan molestias escasas o nulas, incluso con fuerzas relativamente intensas, mientras que otros sienten molestias considerables con fuerzas bastante leves. El dolor guarda relación con la aparición de zonas isquémicas en el LPD que sufre necrosis aséptica (hialinización). El aumento de la sensibilidad a la presión indica inflamación apical y es probable que también contribuya al dolor la leve pulpitis que suele aparecer al poco tiempo de aplicar las fuerzas ortodónticas; parece existir alguna relación entre la magnitud de la fuerza aplicada y la cuantía del dolor: cuanto más intensa es la fuerza, mayor es el dolor, aunque los demás factores sean iguales. Esto coincide con la idea de las zonas isquémicas del LPD (probablemente zonas que sufren una necrosis aséptica o hialinización) como causa del dolor, ya que fuerzas de mayor intensidad provocarán mayores zonas de isquemia. Si el origen del dolor reside en la aparición de zonas de isquemia, los métodos para aliviar provisionalmente la presión y permitir el flujo sanguíneo por las zonas comprimidas deberán ser de alguna ayuda. De hecho, si se utilizan fuerzas de poca intensidad, el dolor que experimentan los pacientes se puede reducir haciéndoles mascar (una goma, una oblea de plástico colocada entre los dientes o cualquier otro objeto) durante las horas posteriores a la activación del aparato ortodóntico. Presumiblemente, esto desplaza temporalmente los dientes lo bastante como para permitir algún flujo sanguíneo por las zonas comprimidas, evitando así la acumulación de metabolitos que estimulen los receptores del dolor. Sin embargo, las fuerzas poco intensas son la clave para reducir el dolor como medida concomitante del tratamiento ortodóntico.9

 

La aplicación de fuerza para el movimiento dental causa una inflamación local que incrementa la permeabilidad vascular y estimula la infiltración celular, así, linfocitos, monocitos y macrófagos se infiltran en el tejido inflamado, donde las prostaglandinas (PG) son liberadas. Las PG promueven la resorción ósea, no sólo por el incremento en el número y el tamaño de los osteoclastos, sino también por la estimulación de los existentes. Este mecanismo de resorción puede estar relacionado con la presencia de mediadores inflamatorios como la prostaglandina E2 (PGE2) y lasinterleucinas (IL- 1 b), las cuales interactúan con las células óseas.

 

Sabemos que el primer reporte de dolor es al colocar los aditamentos ortodónticos como bandas o brackets, ya que estimulan a las glándulas secretoras y reorganizadoras celulares; y el organismo, en primera instancia por información del sistema nervioso central, lo capta como cuerpos extraños y existe más producción de secreción (saliva) e inflamación periodontal provocando el estímulo y respuesta al dolor; muchos ortodoncistas antes de tener una interconsulta con el dentista o periodoncista colocan hasta en la primera cita toda la aparatología creando un caos bucodental. Nuestro deber es controlar estas causas evitando el acúmulo de placa bacteriana y la inflamación periodontal, equilibrar la salud periodontal evitando las complicaciones que disparen el dolor, al educar y habituar al paciente a la higiene mediante técnicas de cepillado y, si es necesario, evitarlo con medicamentos, dependiendo del umbral de cada paciente. Algunos autores refieren que no existe movimiento dental a la aplicación de medicamentos, pero se ha demostrado que en cantidades y tiempos relativos no causa ese efecto.

 

Al iniciar los movimientos dentales debemos respetar el orden de las fuerzas, la intensidad y la reorganización de la zona en movimiento. Estudios ortodónticos elaborados por maestros en la materia, desde hace años, indican que existe un orden de tratamiento que permite consolidar la remodelación celular de la zona dando tiempo al organismo de recuperarse sin ser tan agresivo, histológicamente hablando, y sin olvidar tratar al paciente como un todo, tener conciencia de que cualquier estímulo desorganiza todos los sistemas, y dejar que se reorganice el organismo, así evitaríamos en gran parte al dolor, por lo tanto el orden, la ética, la sensatez, el conocimiento del operador y hasta la sutilidad son necesarias para iniciar a nuestros pacientes en un tratamiento ortodóntico.

 

Mayumi y Saito estudiaron la relación existente de los niveles de PGE2 en la respuesta de las células periodontales bajo la aplicación de una fuerza mecánica in vivo e in vitro, encontraron un incremento de PGE2 en fibroblastos del ligamento periodontal humano en respuesta a la aplicación de una fuerza mecánica, dicha respuesta fue bloqueada por la adición de indometacina. Las células del ligamento periodontal continúan sintetizando grandes cantidades de PG aún después de retirar el estímulo mecánico.11

 

Con base en los hallazgos in vitro, se desarrollaron enfoques experimentales in vivo. Entre estos destaca el de Yamasaki y colaboradores, que mediante sus trabajos en ratas y primates, con el uso de PG exógena y bloqueadores de la misma, demostraron que las PG participan en etapas tempranas de la transducción de señales como respuesta al estiramiento mecánico.

 

También demostraron que la aplicación local de PG aumentaba el movimiento dental ortodóntico en monos. En este experimento no se reportaron efectos adversos debido al uso de PG exógena. Otros investigadores como Lee, también estudiaron los efectos de la administración de PG para favorecer el movimiento dental ortodóntico, sus resultados son consistentes con los estudios anteriores, sólo que Lee obtuvo una mayor actividad osteoclástica cuando las PG eran administradas sistémicamente en comparación con la administración local.12-13

 

Un método alternativo para demostrar el rol de las PG en el remodelado óseo es el uso de inhibidores de ciclooxigenasa (antiinflamatorios no esteroideos: AINES). Hay algo que se relaciona con los efectos de las drogas antiinflamatorias en el rango del movimiento dental, éstas, comúnmente usadas para controlar las molestias asociadas con el movimiento dental ortodóntico, inhiben la actividad de la ciclooxigenasa y con ello la síntesis de las PG. Esto a su vez puede afectar el mecanismo fundamental del movimiento dental (inflamación), dando como resultado una inhibición del remodelado óseo. El uso de estos inhibidores de la ciclooxigenasa permitió la comprobación de la participación de las PG en el aumento de la actividad osteoclástica y la resorción ósea.

 

Chumbley y su equipo usaron un modelo experimental de conejos y reportaron solamente una disminución en el número de osteoclastos, pero no en el grado de movimiento cuando los conejos fueron tratados con indometacina.13

 

Los sistemas sensoriales están diseñados para responder al entorno. Los receptores sensoriales captan las características útiles del entorno y transfieren seguidamente la información al sistema nervioso central (SNC). La interacción de energía ambiental con un determinado receptor sensorial recibe el nombre de estímulo. El efecto del estímulo sobre el receptor sensorial puede inducir una respuesta. El proceso que hace que el receptor sensorial responda de modo útil al estímulo recibe el nombre de transducción sensorial.

 

Por lo general, la transducción sensorial da lugar a la aparición de un potencial de receptor en el terminal periférico de una neurona sensorial aferente primaria. Habitualmente, el potencial de receptor es un fenómeno despolarizante que resulta del flujo de corriente hacia el interior y que hace que el potencial de la membrana del receptor sensorial se acerque al umbral de disparo de un impulso nervioso, o incluso lo sobrepase. En los fotorreceptores, sin embargo, el cese del flujo de corriente hacia el interior produce una hiperpolarización del receptor.14

 

Las neuronas sensoriales codifican los estímulos. Durante el proceso de transducción sensorial, uno o más aspectos del estímulo deben ser codificados de una forma que pueda ser interpretada por el SNC. La información codificada es una abstracción basada en las respuestas de los receptores sensoriales al estímulo y en el procesamiento de la información dentro de la vía sensorial. Algunos de los aspectos del estímulo que son codificados son la modalidad, la localización espacial, el umbral, la intensidad, la frecuencia y la duración.

 

La intensidad del estímulo puede estar codificada por la frecuencia media de descarga de las neuronas sensoriales. La relación entre intensidad del estímulo y la respuesta puede representarse como una función estímulo-respuesta. Para muchas neuronas sensoriales, la función estímulo-respuesta se aproxima a una curva exponencial. La ecuación general para dicha curva es:

 

Respuesta = Estímulo x Constante

 

El exponente, n, puede ser inferior, igual o superior a 1. Funciones estímulo- respuesta con exponentes fraccionales se encuentran en muchos mecanorreceptores. Los termorreceptores tienen curvas de estímulorespuesta lineales. Los nociceptores presentan funciones estímulo-respuesta lineales o de aceleración positiva, es decir, con un exponente igual o superior a la unidad.

 

 

Otro modo de codificar la intensidad del estímulo se basa en la cantidad de receptores sensoriales activados. Un estímulo umbral para la percepción puede activar sólo una o pocas fibras aferentes primarias, mientras que un estímulo intenso puede excitar muchos receptores similares. Las neuronas centrales que reciben información de una clase determinada de receptor sensorial se verán tanto más intensamente activadas cuanto mayor sea el número de fibras aferentes primarias forzadas a descargar y, a su vez, la mayor actividad de las neuronas sensoriales centrales determina la percepción de un estímulo más intenso.

 

 

PATOLOGÍA

 

Malignización de 85 leucoplasias…   Gao Y et al (Zhonghua Kou Qiang Yi Xue Za Zhi. 2012 Jul;47(7):410-3) revisaron un total de 1832 casos de leucoplasia bucal y hallaron transformación maligna en 85 (4.6%). La vieron en 30 casos (2.1%) de 1404 con  hiperplasia epitelial simple; 50 casos (12.9%) de 428 displasia epitelial – especialmente en los de displasia moderada o severa. Los parámetros clínicos asociados a  mayor riesgo de transformation fueron ser mujer y vieron más displasia epitelial en leucoplasias no homogéneas que en homogéneas (P < 0.005). Es decir que la leucoplasia no displásica puede malignizarse; que una displasia epitelial presenta un riesgo mayor de transformación, y que las mujeres son más propensas a esta alteración.

 

Azul de toluidina…   Sridharan G y Shankar AA (J Oral Maxillofac Pathol 2012 may;16(2):251-5) El azul de toluidina es una materia colorante derivada del aminotoluol, que se emplea en histología para la tinción de núcleos. En suspensión presenta un color azul y cuando se expone a estructuras ricas en enlaces amínicos (heparina, colindroitín sulfatos, etc.) las moléculas de esta sustancia se ordenan tomando un color rojo, por efecto de su propiedad metacromática

Apropiada parta la tinción de tejidos ricos en AND y ARN, tiene aplicación cpmo tinción vital de tejidos vivos. Ha sido usada en vivo para identificar displasias y carcinoma de la boca. En los ocrtes de tejidos, destaca los componentes, tipo gránulos de mastocitos, mucinas y  cartpilago.

 

PERIODONCIA

 

Efecto de la tyartrectomía en el recuento de  eritrocitos, hemoglobina y hematocrito ….   Malhotra R et al (Case Rep Dent 2012;2012:521726)

Es una frecuente complicación de muchas afecciones crónicas inflamatorias la presentación de una anemia mediada por citoquinas, o anemia de enfermedades crónicas; de ahí que los AA evaluaran el efecto de la enfermedad crónica periodontal sobre los parámetros hemáticos pertinentes después del respado y alisado. A 40 varones sanos sistémicamente, no no fumadores de 25 a 50 años los categorizaron en 2 grupos: A  con gingivitis crónica generalizada, y B con periodontitis  crónica generalizada. A todos se les efectuó una completa profilaxis bucal. Y se los llamó a las 3 semanas y 3 meses. El recuento, la hemoglobina y el hematocrito dieron valores menores significativos en el grupo B, con aumento signiificativo a los 3 meses de observación. En otros valñores no hubo diferencias significativas entre ambos grupos. Se mostró cierta anemia en los afectados de periodontitis, que mejoró con la terapia periodontal.

 

Comparación de instrumentation manual, ultrasónica y rotatoria…   Marda P et al (Indian J Dent Res 2012 mar;23(2):164-70) señalan que es común pensar que la remoción de cemento eno debe ser excesiva al raspar y pulir la superficie radicular, innecesariamente para eliminar endotoxinas. El instrumento ideal ha de remover toda sustancia extraña sin causar iatrogenia. compararon el remanente de cálculos, de sustancia dentaria y rugosidad radicular después de usar curetas de Gracey, ultrasonido (Slimline® inserto FSI-SLI-10S), y DesmoClean® (fresa).

Materials and Methods: The efficiency of calculus removal, the amount of lost tooth substance, and root surface roughness resulting from the use of hand curette, ultrasonic instrument, and rotary bur on 36 extracted mandibular incisors were examined by SEM.

No hubo diferencias con significación estadística, pero el inserto Slimline™ resultó mejor según todos los índices y por tiempo.

 

El curetaje gingival, cuestionado.

 

Prof. Agustín Zerón  (Revista Nacional de Odontología de México Año 3 Vol. V 2011)

  

El siglo XX fue una época de grandes descubrimientos en la medicina, el siglo XXI es la era de las aplicaciones para los nuevos métodos de tratamiento. En la primera década de este siglo, la Odontología ha cambiado mucho más de lo que cambió en los últimos cincuenta años. Como estudiantes nos tocó iniciarnos con conceptos que hoy son historia. En la era del Parodontauro cuando se preconizaba la eliminación radical de las bolsas periodontales, los procedimientos con el colgajo de Newmann o las gingivectomías de Crane-Kaplan no dejaban margen a la preservación, la filosofía simplemente era: bolsa=cero.

 

 Durante la era Periodontozóica los procedimientos clínicos empezaron a ser comparativos y las técnicas sumaban las experiencias de cada clínico. No fue sino hasta que S.P. Ramfjord en 1966 inició una dinámica para los talleres mundiales de discusión y confrontó a la experiencia con la incipiente evidencia que cada procedimiento en ese momento tenía, que en esta era surgieron los primeros estudios longitudinales. Las Universidades de Michigan, Gotemburgo, Nebraska, Minnesota y Loma Linda representan significativas evidencias en sus resultados para iniciar un cambio en las filosofías de tratamiento periodontal.

 

En esa época también el mundo entero era testigo de cómo se entibiaba una guerra fría, de la caída de la cortina de hierro, el colapso de muros de piedra, hasta la eliminación de monumentos emblemáticos de una Plaza Roja. En la Periodoncia, paralelamente, se inicia a derrumbar viejos paradigmas y a conformar nuevos hitos. A esta era simplemente la denominamos la PERIOSTROIKA.

 

En la PERIOSTROIKA los cambios en la odontología son impulsados por la evidencia científica de la investigación longitudinal y los estudios de cohorte, que son finalmente el parteaguas para la nueva era en la que estamos inmersos. En esta nueva era de la Periodontología Contemporánea notamos que los preceptos clásicos del Siglo XIX, que eran enseñados por los profesores del Siglo XX, ya no son aplicables a los alumnos y futuros profesionistas del Siglo XXI. Periodoncia es la práctica clínica, Periodontología, es la ciencia que con la debida evidencia marca las pautas para las nuevas filosofías de tratamiento científico.

 

Entre los libros clásicos de texto de la Periodontología Clínica Contemporánea existen diez ediciones desde 1953, donde en cada edición no sólo van cambiando autores, sino que se van sumado nuevas definiciones, nuevas clasificaciones, nuevas nomenclaturas y mayores referencias.

 

Hace prácticamente una década, la Academia Americana de Periodontología emitió una interesante declaración sobre las limitaciones del curetaje gingival en la terapia periodontal,1 en concordancia a la reciente publicación de la 13ª edición del Glosario de Términos y Procedimientos en Periodoncia del 2011.2 Es importante poner al día la terminología actual que sirve de guía para la interpretación y presentación de reportes ante terceros, principalmente en los planes de tratamiento ante las compañías aseguradoras, que también será de utilidad para la actualización de las definiciones en los procedimientos clínicos, aranceles profesionales, actualización de los contenidos temáticos y nuevos programas académicos.

 

La palabra curetaje es un tecnicismo para referirse al raspado o limpieza de las paredes en una cavidad o superficie por medio de una cureta. La historia del curetaje gingival se remonta a los principios del Siglo XX, cuando Znamensky publicó el artículo clásico: “Piorrea alveolar - Su anatomía patológica y su tratamiento radical”. El tratamiento consistía en remover cálculos y un curetaje profundo de las bolsas periodontales usando cocaína como anestésico. Desde entonces centenares de curetas periodontales se han diseñado con diferentes tamaños, angulaciones y mangos.

 

En 1928 Rusell W. Bunting,4 un emblemático profesor de la Universidad de Michigan, preconizaba una terapia no invasiva con curetaje subgingival, para aplicar el acceso con colgajo sólo en casos severos de enfermedad periodontal. Posteriormente, bajo el liderazgo y visión científica de Sigurd P. Ramfjord, se iniciaron los famosos estudios longitudinales de Michigan donde tomaría finalmente la dirección el Profesor Raúl G. Caffesseb (brillante colega argentino).

 

En apoyo a los principios de Rusell Bunting, Isador Hirschfeld y Arthur H. Merrit, entre otros, en 1948 Henry M. Goldman publicó las principales razones para realizar un curetaje,5 diferenciándolo entre las técnicas para el desbridamiento de los defectos intraóseos y los procedimientos destinados para la eliminación completa de la bolsa periodontal. Goldman afirmó que la cura puede ser lograda cuando se eliminan el epitelio de revestimiento enfermo y el corion gingival alterado buscando siempre un contorno gingival fisiológico.6

 

Más tarde, diversos investigadores presentaron los resultados del curetaje de los tejidos blandos con instrumentación ultrasónica, química y con láser, sin ningún resultado alentador.

 

El curetaje gingival como procedimiento quirúrgico “cerrado” fue diseñado para remover el tejido enfermo que recubre la pared blanda de la bolsa periodontal usando un instrumento universalmente conocido como cureta. Con una cureta se elimina principalmente el epitelio crevicular hiperplasiado y ulcerado, dejando sólo una capa de tejido conectivo en la pared blanda de la bolsa periodontal con la intención de acelerar el proceso reparativo, buscando una nueva inserción de fibras colágenas a la superficie radicular.

 

La cicatrización de las bolsas periodontales fue descrita en diversos estudios por Morris, Moskow, Sanderson y, entre los más importantes, los del grupo de la Universidad de Michigan, incluyendo los de Simao Kon y Arthur B. Novaes en sus estudios clásicos sobre la microvascularización en la cicatrización de las heridas periodontales.

 

Por lo general, un curetaje se hace en conjunción o subsecuente a la realización del raspado y alisado radicular (RAR), que es un procedimiento distinto realizado sobre la pared dura de la bolsa periodontal. El RAR se enfoca principalmente a eliminar completamente la placa, biofilm, cálculos y cemento dentario contaminado por toxinas microbianas para dejar una superficie radicular que biológicamente sea compatible con una cicatrización periodontal y concomitante a la eliminación de una bolsa periodontal.

 

En la realidad, el curetaje se hace inadvertidamente, simplemente por el tamaño de una cureta y la luz de una bolsa periodontal. Durante la realización de un RAR el curetaje se hace simultáneamente, por lo que no se observan beneficios con el sobretratamiento o al realizar los procedimientos por separado. Originalmente, el diseño del curetaje se hacía de manera gingival o subgingival, principalmente cuando se promovía buscar una nueva inserción de tejido conectivo a la superficie radicular al eliminar con una cureta el epitelio enfermo de la bolsa y la adherencia epitelial migrada apicalmente.7,8 Los resultados actuales demuestran que con el curetaje se obtiene unacicatrización con la formación de un epitelio de unión largo, similar a lo que se obtiene al realizar sólo un RAR.9

 

La ventaja teórica de realizar curetaje de la encía para lograr una nueva inserción de tejido conectivo no se ha demostrado.9 El curetaje gingival, aunque es de naturaleza quirúrgica, al ser un procedimiento cerrado no permite el adecuado acceso a la superficie radicular y la visibilidad requerida para lograr la eliminación completa de placa, biofilm y cálculos, es más adecuado cuando se planifica un acceso para el desbridamiento con colgajo.

 

Los estudios clínicos a corto y largo plazo han confirmado que con la realización de un curetaje gingival no se obtiene ningún beneficio adicional comparado al realizar sólo un RAR en términos de disminuir la inflamación, ganar inserción o en las mediciones para reducir la profundidad sondeable de una bolsa periodontal.10-13

El curetaje no tiene ninguna utilidad complementaria.12-14 Desde el World Workshop de la AAP en 1989 se concluyó que ni el curetaje gingival ni el ENAP (excisional new attachment procedure) son procedimientos suficientes o justificables para el tratamiento activo de una periodontitis crónica.

 

A la fecha, existen suficientes evidencias para demostrar que los resultados obtenidos con un curetaje gingival, aún hecho con algún tipo de láser,15-18 no tienen relevancia clínica, ya que los resultados no son mejores que cuando se realiza sólo un RAR, por lo que hablar actualmente del curetaje sólo representa un tema de interés histórico del siglo XX en la evolución de la filosofía del tratamiento periodontal del Siglo XXI.

 

El manejo de defectos óseos con ácido hialurónico, la terapia anabólica de la pérdida ósea con teriparatida, una hormona del DNA recombinante de 84 aminoácidos, o la terapia génica recombinante para expresar BMP2 por las células del proceso alveolar, son sólo métodos contemporáneos para tratar secuelas de las periodontitis que no fueron detectas oportunamente.19

 

Ante las nuevos horizontes de la terapia periodontal contemporánea con un enfoque dirigido a las causas, y por toda la evidencia de haber demostrado que el curetaje gingival no tiene beneficio terapéutico en el tratamiento de enfermedades crónicas como la periodontitis, la Asociación Dental Americana (ADA), tal como lo hizo con la profilaxis, también ha eliminado el procedimiento del curetaje de su Código de Terminología Dental ( CDT-4).20 De igual manera, la Academia Americana de Periodontología (AAP), en su directriz de terapia periodontal científica, ya no incluye al curetaje gingival como método de tratamiento, siendo actualmente el desbridamiento radicular manual o ultrasónico el procedimiento clínico más objetivo para eliminar de las bolsas periodontales el complejo biofilm microbiano junto a la modulación en los productos de la inflamación que impactan en la salud sistémica. La terapia adjunta al desbridamiento radicular debe ser razonada de acuerdo a las características de las enfermedades periodontales en cada paciente.

 

Y de igual manera, cuando se han comparado21 clínicamente los procedimientos de terapia periodontal entre los que son realizados por un odontólogo general o un especialista, se traduce en un mayor impacto en el costo-beneficio, un mejor control de la enfermedad y una mayor estabilidad de los niveles de inserción clínica cuando los tratamientos periodontales y citas de mantenimiento son realizados por un especialista certificado.

 

Conclusión

Estos hechos nos obligan nuevamente a difundir a la comunidad odontológica que el curetaje gingival, al igual que una profilaxis en pacientes enfermos, no reportarán ningún valor clínico sustentable a sus pacientes, y que lo verdaderamente importante es, desde el inicio, un diagnóstico oportuno, evaluación del perfil de riesgo para cada paciente y la terapia periodontal basada en el mantenimiento para preservar lo existente antes de tener que regenerar con proteínas morfogenéticas recombinantes (rhBMP2) lo irremediablemente perdido.22

 

 

PREVENCIÓN

 

Barniz de MI con RECALDENT

 

Habiendo leído la siguiente pésima y lamentable traducción de un folleto publicitario, agregamos a su término, el resumen de un artículo científico al respecto.

Barniz de MI con RECALDENT ™ (CPP-ACP) aumenta la resistencia del esmalte ácido y aumenta los niveles salivares de fluoruro. Este producto permanece en los dientes más largos que otros barnices de flúor y contiene niveles más altos de fluoruro y calcio liberado en la cavidad oral. La diferencia está en el Recaldent ™ (CPP-ACP), lo que hace Barniz MI una opción natural y única para sus pacientes. Fosfopéptidos de caseína (CPP) se produce naturalmente en la caseína de leche; fosfato de calcio amorfo (ACP), que se encuentra en la RECALDENT ™, es también la fuente de calcio y fosfato. En la cavidad oral, CPP se une a las superficies orales tales como los dientes, dentina, mucosa oral y la biopelícula. Los iones de calcio y el fósforo son los elementos básicos para tener dientes sanos y barniz MI proporciona calcio biodisponible y iones fosfato en la saliva.

Véase el trabajo The inhibitory effect of MI paste, fluoride and a combination of both on the progression of artificial caries-like lesions in enamel, de los Dres. Pulido MT, Wefel JS, Hernandez MM, Denehy GE, Guzman-Armstrong S, Chalmers JM y Qian F (Oper Dent 2008 sep-oct;33(5):550-5).

 

Los estudios epidemiológicos ayudan a generar programas preventivos

Dres. María Cecilia Rodríguez Soto, Javier Orozco Gaytán, Guillermo I. Gárate Villaseñor, José Casas Juárez
Revista Nacional Odontológica de México Año 3 Vol. IV 2011

 

Las patosis dentales son comunes y se adquieren por malos hábitos de higiene, de alimentación o en algunos casos pueden ser de etiología desconocida o multifactorial.

Los estudios epidemiológicos ayudan a generar programas preventivos, dirigidos a disminuir las enfermedades, a evitar complicaciones durante lostratamientos y a favorecer la promoción y protección de la saludLos exámenes radiográficos proporcionan al profesionista de la salud bucal importante información sobre alteraciones tan comunes como la caries, enfermedad periodontal, dientes retenidos o ausentes, lesiones dentoalveolares y otras que sólo con la ayuda de una radiografía se logran detectar.

Durante el proceso de formación y desarrollo de los dientes y hasta los primeros años de vida del ser humano los órganos dentarios son muy susceptibles a la acción de agentes etiológicos, genéticos o ambientales que pueden determinar cambios en su correcto desarrollo. Ello puede traducirse en alteraciones de número, tamaño, forma, color y estructura de los dientes.1

Otro tipo de alteraciones son las patosis dentales de alta frecuencia en nuestra población, adquiridas por malos hábitos de higiene, de alimentación o algunas de etiología desconocida o multifactorial. Aquí se incluyen caries, enfermedad periodontal, lesiones dentoalveolares, alteraciones de la cámara pulpar y alteraciones de la estructura dentaria ocasionadas por desgaste fisiológico (atrición), por desgaste patológico (abrasión) y por lesiones de tipo químico como la erosión dental.2


Imagen 1. Enfermedad periodontal y lesiones dentoalveolares

 

Dichas alteraciones pueden ser observadas mediante estudios radiográficos:

Caries: patosis que actúa sobre los tejidos duros del diente desmineralizando el esmalte; radiográficamente, se observa como áreas radiolúcidas en corona o raíz.3

Enfermedad periodontal: destruye los tejidos de soporte de las piezas dentarias.3

Lesiones dentoalveolares: radiolúcidas y radiopacas, proceso de lisis en las trabéculas óseas para que las imágenes otorguen tonos radiolúcidos o radiopacos durante la observación radiográfica.3

Calcificaciones de la pulpa:
difusas como la esclerosis u osteoesclerosis pulpar y nodular cuando se trata de cálculos pulpares.4

Osteoesclerosis: se considera un hallazgo radiográfico incidental de poca importancia clínica.5

Hipercementosis: es la acumulación excesiva de cemento alrededor de la raíz dentaria.5 Así como las diferentes anomalías dentarias: dilaceración dentaria con curvatura o angulación exagerada.4 Retensión de dientes, la radiografía resulta una herramienta indispensable para su extracción.4


Imagen 2. Retensión dentaria del 23

Los dientes supernumerarios suelen observarse radiográficamente como dientes de aspecto morfológico normal, algunas veces rudimentarios o en forma de miniatura.4 Anodoncia adquirida o congénita es el término que se refiere a la ausencia total o parcial de dientes en los maxilares.

Macrodontismo y microdontismo: se refiere a dientes de aspecto más grande de lo normal, o bien, en forma de miniatura.4 Fractura coronaria o radicular: traumatismos frecuentes en donde la radiografía es una herramienta indispensable.5

Reabsorción radicular externa e interna: resorción patológica o fisiológica de la estructura dental.5

Abrasión o atrición: la primera es el desgaste patológico de dientes como resultado de un hábito y la segundaes el desgaste fisiológico allegado a la calidad de la dieta, tipo de dentición, musculatura mandibular y hábitos de masticación.4


Imagen 3. Anodoncia congénita en mandíbula

Resultados
Se realizó un estudio radiográfico completo a cincuenta pacientes que se presentaron en la Sección de Radiología. Luego de analizar los datos, se obtuvieron los siguientes resultados:

El total de órganos dentarios estudiados fue de 1219, en los cuales la patosis más frecuente fue la abrasión o atrición, detectada en 534 (43.8 %) dientes; le sigue la anodoncia adquirida, con 388 dientes (31.8 %).


 

La tercera patosis dentaria adquirida más importante fue la caries dental, detectada en 76 dientes, lo que equivale a un 6.2 %. Enseguida, las dilaceraciones dentarias, que son anomalías de forma de la raíz, se presentaron en 74 casos; la enfermedad periodontal afectó 49 dientes (4 %), de los cuales 25 (51 %) corresponden a enfermedad periodontal generalizada, 11 (22.4 %) a moderada y 13 (26.5 %) a ligera.

 

Y, por último, 16 dientes (1.3 %) fueron diagnosticados con fractura coronaria y 14 con reabsorción radicular externa (1.1 %), 5 dientes (0.4%) presentaron nódulos pulpares y a 4 (0.3 %) se les detectaron fracturas radiculares; se detectaron dos (0.2 %) con microdoncia y sólo se encontró un (0.1 %) diente supernumerario. Las patosis dentarias no encontradas fueron anodoncia congénita, esclerosis pulpar, hipercementosis, taurodontismo y reabsorción radicular interna.

El sesgo y la curtosis estandarizados pueden utilizarse para determinar si la muestra proviene de una distribución normal. Estos valores estadísticos fuera del rango de -2 a +2 indican desviaciones significativas de la normalidad. En este caso, el valor de sesgo estandarizado no se encuentra dentro del rango esperado para datos provenientes de una distribución normal. El valor de curtosis estandarizada no se encuentra dentro del rango esperado para datos provenientes de una distribución normal.

Recomendaciones.-  Es conveniente continuar realizando este tipo de estudios considerando una muestra más representativa, con la cual se pueden generalizar los resultados obtenidos, cuya finalidad sea satisfacer las necesidades de los pacientes que acuden a los servicios odontológicos, adecuando los planes de estudios a los servicios de la población y poder realizar comparaciones con estudios similares a nivel nacional o mundial

PRÓTESIS

 

La ley de Ante no está basada sobre evidencias, dice Ben Balevi, tras una revisión sistemática de la literatura. El pronóstico a largo plazo de las PPF (prótesis parciales fijas) con pilares de superficie radicular  severamente reducida en su soporte periodontal depende del mantenimiento de un periodoncio sano. La revisión se ve limitada por la cantidad y calidad de los artículos, pero no parece haber evidencia científica de la exigencia para PPF de que el “total del área  periodontal sea igualen los pilares o superior a la de los dientes por remplazar” (Ley de Ante). Durante más de 80 años, esto es lo que se enseñó en los textos de prótesis, pero si no hay evidencias que lo sustenten entonces pasaría a ser viable una PPF que tenga un soporte óseo cuestionable. Para la práctica, esto signmifica qwue PPF con soiporte periodontal disminuido, pero bien mantenido y sano, tendría niveles de subsistencia similares a las PPF diseñadas según la ley de Ante.

 

SALUD

 

Enfermedad periodontal y  HPV vinculados a cáncer…   (The Journal of the American Dental Association septiembre 1, 2012 vol. 143 no. 9 968)

En un estudio publicado en julio, en Archives of Otolaryngology—Head & Neck Surgery, investigadores de la State University de New York, Buffalo y del Roswell Park Cancer Institute, Buffalo, N.Y., dirigidos por el Dr. Mine Tezal, profesor de biologia bucal, estimaron qie la enfermedad periodontal está asociada  a mayores probabilidades de tumores cancerosos de cabeza y cuello en los positivos al papillomavirus humano (HPV).

Evaluaron cortes de tejidos que cotejaron con las fichas dentales de 124 pacientes con cáncer primario entre 1999 y 2007. Hallaron 50 pacientes con tumores HPVpositivos. Además, éstos tenían periodontitis más  severa que los pacientes con tumores HPVnegativos.

La conclusión fue que una historia de enfermedad  crónica inflamatoria en la cavidad bucal puede ser  asociada al status HPV de tumores en pacientes con cáncer de C y C.

Habría que ver si el tratamiento de las fuentes de inflamación reduce la adquisición y/o persistencia de la infección HPV y mejora el pronóstico de enfermedades relaconadas a HPV.

 

TERAPÉUTICA

 

Metaanálisis del uso de matriz de esmalte sola versus en combinación con injertos óseos para tratar  defectos periodontales intraóseos…   Wenyang Li et al (The Journal of the American Dental Association septiembre 1, 2012 vol. 143 no. 9 e46-e56)

 Los autores realizaron un metaanálisis para comparar el uso de matriz de esmalte (EMD) sola versus en combinación con injertos óseos para tratar  defectos periodontales intraóseos y sus resultados clínicos. Éstos eran medidos por la reducción de la profundidad de sondaje de bolsa (PPD), ganancia de inserción clínica (CAL), aumento de recesión gingival (REC) y relleno del defecto.

En los ensayos a corto plazo, la combinación dio mejores beneficios en relleno del defecto y en aumento de REC, mientras que no fue significativa la diferencia entre ambos grupos a la larga. Habría que confirmar si hay beneficios con la técnica combinada.

 

 Lipoma intravenoso en sarcoidosis pulmonar tratada con prednisona…   Santos L, Santos V, Pitol D y Dualibi D (An Sist Sanit Navar 2012 mayo-agosto;35(2):317-322)

La lipomatosis inducida por corticosteroides no es rara, pero un lipoma en las venas centrales ha sido escasamente descrito. En realidad, éste ser+ia el primer informr de un lipoma así coexistente uso prolongado de  corticosteroides. Afectó a un hombre de 47 años en tratamiento por sarcoidosis pulmonar con prednisona. La tomografía de tórax mostró una masa en las venas braquiocefálica y subclavia con características de lipoma, asintomático. El enfermo rehusó la cirugía. Los controles tomográficos mostraron una evolución lenta, sin obstrucciones o rasgos malignos. Se cambió la  prednisona por metotrexato.

 

 

 

                                    VOLVER